ENSEÑANZAS ELEMENTALES CURSO 1º

16  Download (0)

Full text

(1)

P R O G R A M A C I Ó N D I D Á C T I C A

Conservatorio Profesional de Música de Las Palmas

OBOE

ENSEÑANZAS

ELEMENTALES

CURSO 1º

CURSO ACADÉMICO 2019-2020

(2)

1.- Introducción

1.1. Marco normativo. 1.2 Preámbulo.

2.- distribución de los objetivos, contenidos y criterios de evaluación. 2.1. Distribución de los objetivos.

2.2. Distribución de los contenidos. 2.3. Evaluación.

2.3.1. Criterios de evaluación

2.3.2. Procedimientos e instrumentos de evaluación. 2.3.3. Criterios de calificación y ponderación.

2.3.4. Mínimos exigibles para la superación del curso. 2.3.5. Ampliación de matrícula.

2.3.6. Criterios para la obtención de las matrículas de honor y premios especiales

3.- Decisiones de carácter general sobre la metodologíadidáctica que se va a aplicar. 3.1. Principios metodológicos.

3.2. Recursos y materiales didácticos.

4.- Actividades académicas, artísticas, científicas y culturales a realizar desde el propio departamento, o en coordinación con otros

5.- Repertorio.

(3)

3

1.1.-Marco normativo

ley orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de educación ley orgánica 1/1990 de 3 de octubre de ordenación general del sistema educativo

Ley 6/2014, de 25 de julio, canaria de educación no universitaria.

Orden de 16 de marzo de 2018, por la que se establece la ordenación y el currículo de las enseñanzas elementales de música en el ámbito de la comunidad autónoma de canarias.

1.2.-Preámbulo

Esta programación de las enseñanzas elementales viene a regular la fase más importante en la formación del futuro oboista. Las motivaciones para acercarse a nuestras enseñanzas son diferentes para cada uno de los alumnos y aunque el acceso se hace mediante una prueba que intenta determinar las aptitudes que ellos presentan, no se tiene en cuenta la adaptación física al oboe al menos para este primer curso.

El alumno en los dos primeros cursos acudirá dos días a la clase de instrumento por espacio de una hora cada uno de ellos y el caso de los cursos 3º y 4º una hora semanal para la clase individual además de una hora semanal de clase colectiva. Este tiempo será aprovechado en tanto y en cuanto el alumno haya desarrollado un amplio y eficaz estudio en casa, siguiendo las instrucciones del profesor.

El desarrollo de esta programación mantendrá un carácter abierto y flexible, característica ésta que debe acompañar cualquier proyecto que aspire a perfeccionarse. Serán la práctica y la aplicación diaria las que marquen su futura evolución, sobre todo en lo que se refiere a su necesaria adaptación a las peculiaridades individuales de los diferentes alumnos.

El profesor de la especialidad instrumental cumplirá durante todo el periodo su función como tutor de los alumnos a su cargo y por tanto se responsabilizará del seguimiento de la trayectoria del alumnado en las diferentes asignaturas que componen el currículo y de trasladar a las familias tanto los resultados como cualquier otro aspecto relevante.

Esta programación fue elaborada por josé luis pascual y noelia ojeda y ha sido aprobada por acuerdo departamental el 24-10-2019.

(4)

2.- Distribución de los objetivos, contenidos y criterios de evaluación Objetivos generales de las enseñanzas elementales.

Las enseñanzas elementales de música tendrán como objetivo contribuir a desarrollar en el alumnado las siguientes competencias o capacidades que les permitan:

a) apreciar la importancia de la música como lenguaje artístico y medio de expresión cultural.

B) adquirir y desarrollar una sensibilidad artística que contribuya a una adecuada interpretación musical, al disfrute de la música y al enriquecimiento de las propias posibilidades de comunicación y de realización personal.

c) adquirir una formación técnica instrumental adecuada que permita la comprensión y la interpretación correctas de un repertorio básico, así como la posibilidad de acceder a niveles más avanzados de las enseñanzas musicales.

D) conocer y comprender los elementos básicos del lenguaje musical, sus características y funciones, aplicándolos adecuadamente a la práctica vocal e instrumental.

E) interpretar música en grupo habituándose a escuchar otras voces o instrumentos y a adaptarse equilibradamente al conjunto.

f) actuar en público con autocontrol, dominio de la memoria y capacidad comunicativa. g) ser conscientes de la importancia del trabajo individual y adquirir las técnicas de estudio que permitan la autonomía en el trabajo y la valoración del mismo.

h) valorar el silencio como elemento indispensable para el desarrollo de la concentración, la audición interna y el pensamiento musical.

I) desarrollar la audición interna como base de la afinación y de la interpretación musical. j) conocer y valorar el patrimonio musical de la comunidad autónoma de canarias, comprendiendo su uso social y contribuyendo a su conservación y divulgación.

Objetivos específicos enseñanzas elementales de viento madera

la enseñanza de instrumentos de viento madera en las enseñanzas elementales de música tendrán como objetivo contribuir a desarrollar en el alumnado las competencias o capacidades siguientes:

(5)

5 correcta colocación del instrumento y la coordinación entre ambas manos.

2. Controlar el aire mediante la respiración diafragmática y los músculos que forman la embocadura de manera que posibilite una correcta emisión, afinación, articulación y flexibilidad del sonido.

3. Saber utilizar con precisión los reflejos necesarios para corregir, de forma automática, la afinación de las notas y la calidad del sonido.

4. Conocer las características y posibilidades sonoras del instrumento y saber utilizarlas, dentro de las exigencias del nivel, tanto en la interpretación individual como de conjunto. 5. Demostrar una sensibilidad auditiva que permita el control permanente de la afinación y el perfeccionamiento continuo de la calidad sonora.

6. Emitir un sonido estable, en toda la extensión del instrumento, empezando a utilizar el vibrato y los diferentes matices para dar color y expresión a la interpretación musical. 7. Conocer el montaje y fabricación de las lengüetas y cómo rebajarlas para su correcto funcionamiento (instrumentos de lengüeta doble).

8. Relacionar los conocimientos adquiridos de lectura y escritura musicales en la resolución de las dificultades técnicas propias de los objetivos y contenidos del nivel. 9. Interpretar en público un repertorio básico integrado por obras de diferentes épocas y estilos, con un grado de dificultad acorde con este nivel.

10. Aprender a improvisar en el instrumento de una manera libre e intuitiva, tomando como base los elementos musicales adquiridos en cada momento de su aprendizaje. 11. Fomentar la audición musical

2.1. DISTRIBUCIÓN DE LOS OBJETIVOS.

Para el 1er curso de las enseñanzas elementales los objetivos son los siguientes: a) Obtener hábitos de estudio eficaces tanto en el aula como fuera de ella

b) Conocer las partes del instrumento en su función y nomenclatura, así como las rutinas para su conservación y limpieza

c) Obtener una posición adecuada del cuerpo y de las manos sobre el instrumento que permita actuar con precisión sobre las llaves

d) Obtener una embocadura correcta

e) Conocer y practicar la respiración diafragmática con y sin instrumento.

f) Obtener una columna de aire que permita una emisión controlada con un sonido estable, afinado y de calidad.

g) Conocer y practicar sostenidos y bemoles en las escalas de sol mayor y fa mayor h) Dominar los elementos presentes en la partitura y de acuerdo con los

conocimientos del Lenguaje Musical: Medida, Tonalidad, matiz, articulación y elementos para la modificación del tempo.

i) Improvisar brevemente melodías y ritmos sencillos, de manera individual y colectiva.

j) Actuar en público con seguridad y disfrutar de la audición de obras del repertorio.

2.2. DISTRIBUCIÓN DE LOS CONTENIDOS.

-Desarrollo del hábito postural correcto como requisito indispensable del futuro músico manteniendo una separación del instrumento respecto del cuerpo de entorno a

(6)

45º desde la embocadura y la colocación correcta de las manos con especial cuidado de la mano derecha como soporte del instrumento así como a la posición y separación adecuada de las piernas tanto de pie como sentado.

-Desarrollo de la sensibilidad auditiva como premisa indispensable para la obtención de una buena calidad de sonido, mediante la audición y la ejemplificación del profesor. -Práctica, con y sin instrumento, de la relajación y respiración para el desarrollo de la capacidad pulmonar profundizando en el conocimiento y dominio de la respiración diafragmática.

-Fortalecimiento de los músculos faciales aumentando progresivamente su flexibilidad y resistencia.

-Ejercicios de respiración sin y con instrumento (notas tenidas controlando la afinación y, calidad del sonido y dosificación del aire).

-Iniciación a la práctica de escalas de DoM, FaM y SolM controlando la emisión del aire en diferentes articulaciones (Ligado, Picado, etc.)

-Emisión del sonido en relación con las dinámicas Fuerte, piano y medio fuerte en los registros grave y medio.

-Desarrollo de la flexibilidad en los saltos y articulaciones sencillas.

-Práctica de conjunto con dúos y tríos sencillos para desarrollar la afinación, el ajuste y la precisión rítmica.

- Entrenamiento permanente y progresivo de la memoria usando el material de aula y la propia iniciativa del alumno.

- Adquisición de hábitos de estudio y comportamiento correctos y eficaces tanto en el aula como fuera de ella.

-Lectura a vista de obras o fragmentos sencillos y relacionados con sus conocimientos del lenguaje musical.

-Iniciación a la práctica de la improvisación tanto rítmica como melódica.

-Iniciación a la comprensión de las estructuras musicales sencillas (AA, AB, ABA) para llegar, a través de ello, a una interpretación consciente y no meramente intuitiva. -Selección progresiva en cuanto al grado de dificultad de ejercicios, estudios y obras del repertorio que se consideren útiles para el desarrollo conjunto de la capacidad musical y técnica del alumnado.

2.3. EVALUACIÓN.

La evaluación de las enseñanzas elementales de música tiene como finalidad valorar el nivel de desarrollo de las capacidades de expresión artística y musical para orientar y garantizar la adecuada cualificación del alumnado.

La evaluación del aprendizaje del estudiante se realizará de forma continua, teniendo un carácter formativo al permitir la incorporación de acciones y medidas de mejora en

(7)

7 cualquier momento del proceso educativo. Asimismo, la evaluación será integradora, aunque diferenciada según las distintas asignaturas del currículo.

Los criterios de evaluación son los referentes para la evaluación del aprendizaje del alumnado, dado que estos conectan todos los elementos que componen el currículo: objetivos, competencias o capacidades, contenidos y metodología.

La evaluación será realizada por el equipo docente, coordinados por el profesor de la especialidad que ejerce la función de tutoría, actuando de manera integrada a lo largo del proceso de evaluación y en la adopción de las decisiones resultantes de dicho proceso. Los resultados de esta evaluación se concretarán en las calificaciones y en las orientaciones pertinentes que se trasladarán trimestralmente al alumnado y, en su caso, al padre, madre o responsable legal.

Resultados de la evaluación. Las calificaciones de las distintas asignaturas que componen el currículo de las enseñanzas elementales de música se expresarán utilizando la escala numérica de 0 a 10 sin decimales. Se considerarán positivas las calificaciones iguales o superiores a 5 y negativas las inferiores a 5.

Finalizado el proceso de evaluación, tanto trimestral como final, el profesorado que ejerza la función de tutor informará al alumnado y a sus padres, madres o representantes legales de los resultados de la evaluación.

2.3.1. CRITERIOS DE EVALUACIÓN

1. Interpretar obras de acuerdo con los criterios del estilo correspondiente y con una adecuada posición corporal.

Este criterio pretende comprobar la capacidad para utilizar el tempo, la articulación y la dinámica como elementos básicos de la interpretación, adoptando una posición adecuada del cuerpo con respecto al instrumento.

2. Desarrollar la sensibilidad auditiva como premisa indispensable para la obtención de una buena calidad de sonido.

Con este criterio se pretende valorar la sensibilidad auditiva desarrollada por el estudiante, para detectar, con una actitud crítica hacia el sonido producido, una afinación correcta del instrumento, en su caso, y una interpretación de calidad.

3. Memorizar e interpretar obras musicales empleando la medida, afinación, articulación fraseo adecuados a su contenido y estilo correspondientes.

A través de este criterio de evaluación se pretende comprobar, a través de la memoria, la correcta aplicación de los conocimientos teórico-prácticos del lenguaje musical.

4. Mostrar en los ejercicios, estudios y obras la capacidad de aprendizaje progresivo individual y colectivo.

Con este criterio se pretende verificar que el alumnado es capaz de aplicar en su material de trabajo las indicaciones del profesorado y, a través de ellas, desarrollar una autonomía progresiva de trabajo que le permita valorar correctamente su rendimiento y aportación en el trabajo común.

5. Improvisar en el instrumento a partir de los conocimientos adquiridos en cada fase de aprendizaje.

(8)

Este criterio pretende evaluar la capacidad de respuesta creativa que pueda aportar el alumnado, tanto individualmente como en formación grupal, utilizando diversas herramientas musicales.

6. Leer textos musicales a primera vista con naturalidad, fluidez, comprensión e implicación expresiva.

Este criterio de evaluación pretende constatar la capacidad para desenvolverse con cierto grado de autonomía, y expresividad siendo fiel la lectura de un texto, de acuerdo con los contenidos propios del nivel.

7. Describir con posterioridad a una audición los rasgos característicos de las obras escuchadas.

Mediante este criterio se pretende evaluar la capacidad para percibir y relacionar, con los conocimientos adquiridos, los aspectos esenciales de obras que el alumnado pueda entender según su nivel de desarrollo cognitivo y psicoafectivo.

8. Interpretar en público, como solista, obras representativas de su nivel, con seguridad y control de la situación.

Este criterio de evaluación trata de comprobar, la capacidad de autocontrol y el dominio de la obra estudiada que le permitan actuar con naturalidad ante el público.

9. Actuar como miembro de un grupo y manifestar la capacidad de tocar al mismo tiempo que escucha y se adapta al resto de los miembros.

Este criterio de evaluación presta atención a la capacidad para adaptar la afinación, la precisión rítmica, dinámica, etc., a la de sus compañeros en un trabajo común.

2.3.2. PROCEDIMIENTOS E INSTRUMENTOS DE EVALUACIÓN.

- Evaluación inicial. El profesor mediante la audición de ejercicios y obras lo utilizará como instrumento de diagnóstico de nivel.

- Observación diaria y sistemática del trabajo del alumno en el aula y fuera de ella reflejando el resultado en el libro de seguimiento tutorial.

- Sesiones de evaluación conjunta con los profesores con responsabilidad en otras materias que cursen los alumnos. El grupo de profesores se reunirá regularmente para de manera colegiada tomar decisiones respecto a la evaluación y promoción del alumno.

- Auto-evaluación y co-evaluaciòn del alumno. El alumno valorará su proceso de aprendizaje respecto a los objetivos y contenidos de la programación poniéndolos en común con las observaciones del profesor.

(9)

9 de la especialidad en formato concierto y de forma pública. El alumno participará en aquellas audiciones programadas por el profesor tutor quién de esta manera obtendrá información del proceso de aprendizaje del alumno.

2.3.3. CRITERIOS DE CALIFICACIÓN Y PONDERACIÓN.

La calificación tanto trimestral como final que estará entre el 0 y el 10, se obtendrán de aplicar a los criterios de Evaluación la siguiente ponderación:

Técnica de la sonoridad. Criterios 1, 2, 3, y 4 25% Técnica de la digitación.Criterios 1, 3, 4 y 6

25% Técnica de la interpretación.Criterios 8 y 9 20% Valoración del trabajo en casa y actitud.Criterios 4,7 y 8 30%

2.3.4. MÍNIMOS EXIGIBLES PARA LA SUPERACIÓN DEL CURSO.

1. Obtener el acuerdo de los profesores con responsabilidad en las diferentes materias que curse el alumno en las sesiones de evaluación finales, relacionando el nivel alcanzado en las diferentes materias. El alumno no promocionará el curso con dos asignaturas con evaluación negativa.

2. Superar, una vez aplicadas las diferentes ponderaciones del curso, el tercer trimestre con la calificación 5 o superior La Calificación final será la misma que la obtenida en este tercer trimestre.

3. Superar el 60% de la bibliografía tanto en métodos como en ejercicios y obras. 4. Demostrar interés en continuar los estudios de O.

5. Demostrar actitud positiva y de responsabilidad para abordar el necesario esfuerzo que supone la continuidad en el estudio durante los periodos vacacionales.

6. Contar con la suficiente evolución física, madurez y adaptación emocional para abordar los objetivos y contenidos del curso siguiente.

2.3.5. MATRÍCULA EN MÁS DE UN CURSO

1. El procedimiento para la concesión de matrícula en más de un curso se podrá iniciar tanto a instancias del alumnado interesado, a través de sus tutores legales,

(10)

como a propuesta del profesorado que ejerza la función de tutoría, en cuyo caso deberá contar con la conformidad del estudiante y la de sus tutores legales, debiendo tramitarse mediante la correspondiente solicitud.

2. La solicitud de matrícula en más de un curso se dirigirá a la dirección del centro, y la fecha límite será anterior a la finalización del primer trimestre del curso académico.

3. Los requisitos académicos generales que deberá cumplir en su totalidad el alumnado que solicite la matrícula en más de un curso serán los que a continuación se determinan: a) Calificación positiva en todas las asignaturas matriculadas en el curso anterior. b) Nota media mínima de 8 puntos, calculada mediante la media aritmética de las calificaciones finales obtenidas en el curso anterior. c) Calificación mínima de 9 puntos en la asignatura de Instrumento en el curso anterior.

4. Una vez presentada la solicitud de ampliación de matrícula, será requisito previo para su posible concesión, el informe favorable del equipo educativo compuesto por los docentes que intervienen en la enseñanza del solicitante. Tras el estudio y valoración de la solicitud, la jefatura de estudios verificará el cumplimiento de los requisitos académicos establecidos en el apartado anterior, velando así por la correcta aplicación del procedimiento. A continuación, el equipo educativo, coordinado por la jefatura de estudios, elaborará un informe donde se analizarán y evaluarán las capacidades y aptitudes del solicitante para afrontar con éxito las asignaturas correspondientes al curso al que pretende ampliar. Este informe deberá constatar que el alumnado solicitante tiene los conocimientos necesarios y la capacidad de aprendizaje que le permitirá superar dichas asignaturas. En dicho informe, el equipo educativo deberá acordar, de forma unánime, la propuesta de matrícula en más de un curso o, por el contrario, proponer su desestimación. Un informe favorable implicará la superación de las asignaturas del curso inferior con la calificación de “Apto”. Estas calificaciones se consignarán en la evaluación final.

5. En los documentos de evaluación figurarán todas las asignaturas de los dos cursos en el año académico para el que se realiza la matrícula en más de un curso. La ampliación de matrícula se recogerá en los documentos de evaluación del estudiante mediante diligencia.

(11)

11 6. En todo caso, el alumnado al que se le aplique esta excepcionalidad deberá formalizar la matrícula en el curso superior en los plazos que se establezcan a tal efecto.

7. El profesorado tendrá que establecer las medidas oportunas que garanticen que el estudiante pueda cursar con aprovechamiento las asignaturas del curso al que ha promocionado.

2.3.6. CRITERIOS PARA LA OBTENCIÓN DE LAS MATRÍCULAS DE HONOR

La mención de «Matrícula de Honor» podrá ser otorgada al alumnado que haya demostrado un rendimiento académico excelente y cuya nota media del expediente sea 9 o superior. Su número no podrá exceder del cinco por ciento de los estudiantes matriculados en cuarto curso. Cuando el número de matrículas de honor propuesto supere los límites citados, los equipos educativos del alumnado que reúna los requisitos, junto con la jefatura de estudios, otorgarán la citada mención atendiendo a la mejor nota media del expediente y, en caso de empate, se dirimirá según la mejor nota media de la asignatura de Instrumento a lo largo de las enseñanzas elementales.

3- DECISIONES DE CARÁCTER GENERAL SOBRE LA METODOLOGÍA DIDÁCTICA QUE SE VA A APLICAR.

3.1. PRINCIPIOS METODOLÓGICOS.

El alumno del primer curso de las Enseñanzas Elementales debe comenzar sus estudios oficiales a partir del año en que cumple los 8 años, edad que se considera idónea para abordar la necesaria adaptación física del alumno al oboe, anticipando los cambios que sufrirá ineludiblemente en su desarrollo físico durante este periodo.

El alumno que accede a los estudios de oboe en el 1er curso de enseñanzas elementales viene de ser seleccionado mediante unas pruebas aptitudinales en las que no está incluida la adaptación física al clarinete, por lo tanto se impone una evaluación inicial que nos informe sobre cuál es el grado dicha adaptación así como información sobre su motivación, gustos musicales, conocimientos previos y datos de interés personal.

(12)

Esta información se actualizará permanentemente

Este periodo formativo musical coincide, de manera general, con la enseñanza obligatoria por lo que el profesorado de oboe procurará dentro de su acción tutorial, facilitar la coordinación que grave lo menos posible al alumno a la hora de compatibilizar las dos enseñanzas.

Si bien es importante que los padres procuren a su hijo la más amplia formación posible en múltiples y variadas disciplinas, la elección del estudio del clarinete y el tiempo de estudio individual que esta materia exige, la coloca en primer lugar frente a otras enseñanzas no obligatorias en estos ciclos formativos. La organización misma de la enseñanza de la especialidad de Oboe con una atención en los cursos 1º y 2º de 2 horas semanales para dos alumnos, y en 3º y 4º de 1 hora individual semanal y otra colectiva, saca a relucir la importancia de que el alumno lleve a cabo un metódico trabajo diario en casa, siguiendo las indicaciones del profesor tanto en la forma de estudiar como en los contenidos que se abordarán en la siguiente clase. El alumno siempre saldrá del aula con material por preparar para la próxima clase incluyendo ejercicios, de mecanismo, embocadura, adiestramiento de la memoria, etc., algunos solo con el instrumento y otros de lectura sobre partituras y métodos.

La programación para este curso, a pesar de su nivel de concreción, ha de constituirse como una programación abierta y flexible para atender la individualidad, desarrollando las posibilidades y supliendo las carencias.

Reseñar aquí la importancia que tiene para poder cumplir con los objetivos por esta metodología, la necesidad de que el alumno cuente con un instrumento en perfectas condiciones y que por las explicaciones del profesorado y el trabajo en clase individual y colectiva conozca y se responsabilice de su mantenimiento y conservación.

La meta más importante y a la vez más necesaria que se ha de conseguir en las Enseñanzas Elementales es la de dotar al alumno de criterios interpretativos que lo aproximen al arte por medio del estudio de la música, de manera que tanto la imprescindible técnica como la secuenciación de los contenidos, que aparecen en el programa y la guía y asesoramiento del profesor se encaminan al desarrollo de la personalidad del alumno, sus emociones y sensibilidad, apoyándose en su receptividad y creatividad.

La evaluación de los alumnos es un proceso continuo, personalizado, y tiene como objeto la valoración de los aprendizajes del alumno relacionados con los objetivos que se pretenden conseguir. Además se utilizarán instrumentos de evaluación que integrarán al alumno en dicho proceso, provocando su reflexión y la necesaria ejecución en público, individual o en grupo. Especial relevancia toma el cuaderno de aula confeccionado por el profesor y que recogerá lo acontecido en cada clase.

(13)

13 Evidentemente y como se ha dicho antes, la interpretación contará siempre con un porcentaje alto en las ponderaciones pues se establece como el fin de nuestra función, y de igual forma la actitud y estudio del alumno ocupará un apartado importante en las mismas, tanto en el apartado individual como colectivo.

El Currículo de las Enseñanzas Elementales de la especialidad de clarinete plantea que en cada curso interactúen en la educación musical del alumno un conjunto de profesores o equipo docente que comparten la responsabilidad y que tomará decisiones que influirán en el desarrollo y promoción del alumno. La relación de este equipo debe de ser fluida y se concretará en las sesiones de evaluación.

El profesor actuará pedagógicamente desde la innovación, con la imaginación como recurso y esforzándose para conseguir que los objetivos puedan ser cubiertos.

De esta manera se mantendrá la atención individualizada del alumno a pesar de la asistencia del grupo en su totalidad y el profesor establecerá los criterios para el uso del tiempo de acuerdo con las capacidades con las que cuente cada alumno y en cada momento, realizando durante el tiempo lectivo, además de las actividades iniciales destinadas a las unidades que se comienzan tras el obligado estudio en casa, actividades de refuerzo para los alumnos en los que se detectan dificultades y actividades de ampliación para aquellos cuya capacidad le permite avanzar más rápido. Será también el profesor quien determinará el tiempo dedicado a la clase colectiva en la que se expondrán temas generales del instrumento, se prepararán partituras de grupo y se propiciará situaciones que permitan que el alumno se beneficie de la observación y enseñanza reciproca del otro alumno con el que comparte horario lectivo.

De acuerdo a la Orden publicada por publicada por el Gobierno de Canarias, La iniciación a la práctica instrumental en las primeras edades en grupos reducidos se ha demostrado como una vía eficiente para estimular el aprendizaje entre iguales. Las posibilidades que brinda la interacción educativa profesor-alumno y del alumnado entre sí multiplica las opciones metodológicas y genera nuevos escenarios de aprendizaje. Atendiendo a esta consideración y siguiendo este fin, se apuesta por un modelo de iniciación a la práctica instrumental en ratios reducidos de dos alumnos por profesor.

Por otro lado, hay que destacar la necesaria adquisición, por parte del alumnado, de la valoración de la importancia que la memoria tiene en su formación. Conviene señalar que al margen de esa básica memoria subconsciente constituida por la inmensa y complejísima red de acciones reflejas, de automatismos -sin los cuales la ejecución instrumental sería impensable-, la memorización es un excelente auxiliar en el estudio, por cuanto, entre otras ventajas, puede suponer un considerable ahorro de tiempo que permita centrar toda la atención en la correcta solución de los problemas técnicos y en una realización musical y expresivamente válida. Por último, la memoria juega un papel de primordial importancia en la comprensión unitaria y global de una obra, ya que al desarrollarse ésta en el tiempo, sólo la memoria auditiva debidamente entrenada permite reconstruir la coherencia y la unidad de su devenir. Por todo ello los ejercicios dirigidos al desarrollo de la memoria serán trabajados de manera cotidiana y adquirirán

(14)

progresivamente mayor complejidad hasta permitir que el alumno pueda tocar de memoria en público una o más obras adecuadas a su nivel.

La principal estrategia metodológica dentro de la enseñanza funcional que se pretende es sin duda la demostrativa o expositiva, con el ejemplo instrumental. Es quizá la herramienta más eficaz que posee el profesor, pues a través de éste se ahorran discursos más o menos inútiles en el intento de explicar cómo quiere que se realice una técnica o un pasaje determinado. La actitud que manifieste el profesor al respecto será determinante, pues se convertirá en el modelo y, por tanto, fácilmente imitable para los alumnos. Asimismo debe recoger información global del pasaje que se va a trabajar, la medida, la articulación, la afinación, la actitud relativa a una buena colocación del sonido e instrumento, etc. en definitiva debe ser sugerente. A través del ejemplo los alumnos adquieren una buena parte del dominio instrumental. A lo largo de todos los momentos del desarrollo de la materia, conviene no olvidar que la vía de acceso al aprendizaje se realiza siempre desde la práctica relacionándola con los conocimientos del lenguaje musical. Dentro de este modelo conductivo se utilizarán una actitud respetuosa tanto con el alumno como con su entorno y ejemplarizante también en los comportamientos tales como puntualidad, rigor, preparación de las clases, uso adecuado del lenguaje, etc.,

Sin embargo en segundo lugar pero no menos importante y haciendo uso del Modelo constructivista se implementarán estrategias Inductivas y deductivas que propicien que el alumno aprenda a aprender mediante un proceso de interacción con los demás alumnos del aula. Así se fomentará la reflexión haciendo hincapié en la auto-evaluación y co-auto-evaluación nombradas en anteriores párrafos e incitando a desarrollar valores necesarios para la sociabilización tales como la colaboración, la solidaridad, higiene, respeto y esfuerzo. El profesor será especialmente vigilante para que la sana competitividad que en el ámbito de la enseñanza instrumental ha demostrado una gran eficacia, no derive hacia niveles perjudiciales que rompan la empatía con los demás. Se actuará haciendo que los aciertos sean compartidos por todos ellos y de igual manera reflexionen sobre los problemas que puedan aparecer en la individualidad.

En resumen esta metodología ha de servir para obtener mejoras así como para diagnosticar disfunciones en la respiración, relajación, emisión, mecanismo, interpretación, memoria, improvisación y trabajo en grupo.

Atención a la Diversidad. En los conservatorios suele verse reducida la diversidad del alumnado al haber una prueba aptitudinal para su ingreso. Aun así, puede haber casos de alumnos que muestren un ritmo diferente de aprendizaje y que necesiten una respuesta por parte del centro que puede contemplar la posibilidad de adaptaciones curriculares a alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo, siempre con el objetivo de mejorar su rendimiento, indicando que será el Departamento de Educación quien establezca los procedimientos oportunos. Por todo ello resulta vital una buena evaluación inicial. Solo de esa manera se podrá actuar conforme a las necesidades del alumno en cuestión. Hay dos tipos de alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo: - Alumnado muy dotado para la música. El equipo

(15)

15 educativo de profesores con responsabilidad sobre el alumno asumirá todas aquellas acciones que permitan su desarrollo, en especial con su atención individualizada con actividades de refuerzo y ampliación, En este caso se contempla la posibilidad de ampliación de matrícula, pudiendo cursar simultáneamente dos cursos, aunque con carácter excepcional y previa orientación del equipo educativo. Para ello el alumno tendrá que cumplir una serie de requisitos académicos, con respecto a los estudios llevados a cabo en el conservatorio, Aunque no se tiene como requisito ningún resultado de las enseñanzas generales, se valorará junto a los padres o tutores del alumno sus resultados en ellas. También es factible que el alumno de comienzo al estudio de una segunda especialidad a la que accedería, de igual forma que a la principal, mediante prueba de acceso. - Alumnado con dificultades de aprendizaje. Además de las consecuencias que se derivan del proceso de Evaluación, existe la posibilidad de aumentar su permanencia un curso más en estas enseñanzas, siempre que sea en beneficio suyo. Actualmente en los conservatorios podemos encontrar alumnado con diferentes trastornos de tipo intelectual que pueden influir en un aprendizaje más lento, los más comunes: TDA (Trastorno de Déficit de Atención), TDAH (Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad), y Asperger. En todos estos casos la comunicación con la familia es vital, así como la colaboración de esta en todo el proceso de enseñanza-aprendizaje. Hay que señalar que la asignatura individual de instrumento permite una adaptación mayor que las colectivas. Por eso resulta imprescindible implementar metodologías variadas y activas que atiendan a los diferentes perfiles de aprendizaje del alumno y a sus distintas inteligencias de una manera inclusiva. Por eso se darán actividades de refuerzo y ampliación, para atender a los diferentes ritmos de aprendizaje, para que aquellos que tengan capacidad puedan ampliar contenidos y profundizar en los aprendizajes esperados y aquellos que están teniendo problemas puedan lograr alcanzar los objetivos. La asunción de estas medidas es de suma importancia, no solamente para conseguir los objetivos marcados para el curso, sino también para evitar cualquier discriminación que pudiera darse, sobre todo en lo referido a las limitaciones en cuanto al ritmo de asimilación y aprendizaje. Con todo ello también se pretende establecer actitudes de respeto y tolerancia entre el alumnado

3.2. RECURSOS Y MATERIALES DIDÁCTICOS.

En los recursos didácticos encuadraremos todos aquellos materiales que deben encauzar la consecución de los objetivos marcados y que serán utilizados durante el curso, tanto en las clases individuales como en las de grupo comenzando lógicamente con instrumento en perfecto estado. Clasificaremos estos materiales por su tipología.

Materiales Impresos

Métodos, partituras, libros, cuaderno de acción tutorial Materiales audiovisuales

(16)

Mini-cadena hi-fi. T.I.C. Materiales de Aula

Mesas, atriles, sillas, pizarra pautada, ropero, tablón de anuncios, piano, Metrónomo, afinador, instrumentos de la familia del clarinete

4.- ACTIVIDADES ACADÉMICAS, ARTÍSTICAS, CIENTÍFICAS Y

CULTURALES A REALIZAR DESDE EL PROPIO DEPARTAMENTO, O EN COORDINACIÓN CON OTROS.

Cuando el profesor tutor lo considere adecuado el alumno participará en las audiciones organizadas ya por el aula o por el Departamento de Viento Madera, dentro o fuera del centro y como participante u oyente.

El alumnado participará de manera activa en las actividades organizadas por el Conservatorio:

Inauguración del Curso Celebración de Santa Cecilia Celebración de Navidad

Semana de Actividades Intensivas del Conservatorio Fin de Curso

5.- REPERTORIO.

-- MÉTODO APRENDE TOCANDO EL OBOE PETER WASTALL

Unidades 1-2-3-4-5-6-7 y 8

-- ABRACADABRA A&C BLACK

--ESCUCHAR, LEER, TOCAR 1er volumen HASKE

--ESCALA DE DO MAYOR -- ESCALA DE SOL MAYOR --ESCALA DE FA MAYOR

Figure

Updating...

References