Mi amigo el Espíritu Santo Discernimiento en el Espíritu

Texto completo

(1)

Mi amigo el Espíritu Santo

“Discernimiento en el Espíritu”

Isaías 11: 1 “Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago

retoñará de sus raíces.

2

Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová;

espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder,

espíritu de conocimiento y de temor de Jehová

.

3

Y le hará entender

diligente en el temor de Jehová. No juzgará según la vista de sus ojos,

ni argüirá por lo que oigan sus oídos”

En las tres últimas conferencias hemos analizado los espíritus de Dios que han sido derramados sobre la iglesia. Espíritu de Jehová, espíritu de sabiduría y de inteligencia; espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová.

Esta plenitud del Espíritu de Dios en tu vida ha sido derramada para darte dirección, transformación y sabiduría del cielo. El resultado esperado de la operación de la plenitud del Espíritu en la vida del creyente es que no juzgue según la vista de sus ojos, ni que arguya por lo que escuchen sus oídos.

Dios espera que la luz de Su Espíritu sea la única luz que alumbre tu alma. Que tus emociones, sentimientos, pensamientos y voluntad sean manejados por Su gloria en todo momento.

No obstante, uno de los problemas más importantes que podemos apreciar hoy día en una gran mayoría de los creyentes es la falta de discernimiento espiritual en la toma de sus decisiones, siguen juzgando por lo que ven sus ojos y tomando decisiones a partir de lo que ven y escuchan sus oídos.

¿Qué pasa con los cristianos de nuestros tiempos?

DESARROLLO

1. Muchísima información al alcance.

Vivimos en tiempos en que la información abunda por todas partes. Editar y publicar un libro es ya relativamente barato así que gran diversidad de libros están al alcance de la gente con pensamientos y experiencias personales que intentan ofrecer algo de sabiduría.

Pero mucho más abundantemente, la propuesta de información que hay a través de internet. Dentro de la red se encuentra información valiosa, excelente; hay otra buena, hay mala y hay otras más francamente nocivas. Quizá estás pensando en cuestiones sexuales o de violencia explicita; y sí tienes razón, todo ello es nocivo; pero yo me estoy refiriendo a contenidos llamémosle cristianos.

De este tipo de contenidos hay excelentes en la red, hay buenos, hay malos y hay muchos nocivos. Pero los cristianos navegan de una página a otra, de una conferencia a otra buscando alimentarse.

(2)

Todos los contenidos hablan de Dios y citan la biblia; pero la gran mayoría de ellos no lo hacen bajo la dirección del Espíritu sino basados en sus doctrinas y pensamientos humanos.

Existe un grave problema en los cristianos de hoy: Quieren todo rejurgitado. Si no sabes qué es esto te explico. Las aves para alimentar a sus pequeños hijos, toman el alimento, lo mastican, lo salivan y entonces lo sacan de su boca para ponerlo en la boca de sus hijitos y así les alimentan. Muchos cristianos no quieren comer, no quieren tomarse el tiempo de leer su biblia y buscar la guía del Espíritu para tener revelación de ella, una revelación que les abra los ojos espirituales para tomar las decisiones correctas. No, no lo hacen; en su lugar, buscan en internet algunas conferencias que hablen sobre algún tema, o sobre algún verso de la biblia. Escuchan de aquí y de allá; basados en el simple argumento de que son conferencistas populares.

Otros más acuden al canal cristiano Enlace que se transmite a través de la televisión de paga y escuchan tantas conferencias como pueden. Solo que en dicho canal, al igual que en internet, hay de todo. Quienes fluyen en la revelación del Espíritu hasta quienes matan la fe de los oyentes. Enlace busca tener buenos contenidos, pero especialmente busca tener un rating que lo mantenga en operación. Así que buscan a los predicadores populares de cada nación para intentar garantizar un rating en cada país o región a donde llega su señal.

Hay algunos conferencistas que andan en el mover del Espíritu y buscan la manifestación de la Presencia de Dios en sus vidas y congregaciones; pero hay otros muchos que tienen un espíritu diferente al de Dios, otros peor aún que matan la fe los creyentes limitándoles a creer únicamente en su salvación; otros más que enseñan una y otra vez las reglas de la ley para sean observadas por sus seguidores, ministrando culpa a quienes no lo hacen. En fin, como pueden ver, el abanico es multicolor. Ello es malo; pero lo terrible es ver a tantos creyentes, incluyendo a muchos de nuestros congregantes alimentándose de estas enseñanzas rejurgitadas. ¿Y el discernimiento espiritual? ¿Cómo es que no tienen la capacidad espiritual de poder aceptar lo bueno y desechar lo malo?

Isaías 7:14 “

Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que

la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y

llamará su nombre

Emanuel.

15

Comerá mantequilla y miel, hasta que sepa desechar lo

malo y escoger lo bueno

Escucha bien. Esta profecía claramente habla de Jesús, pero quisiera que notaras que Jesús requirió de un tiempo de entrenamiento para saber desechar lo malo y escoger lo bueno. Jesús, el Hijo de Dios, requirió aprender a discernir lo malo de lo bueno, y lo bueno de lo mejor. Si Jesús tuvo que pasar por ese proceso, creo que tu y yo, que también somos hijos de Dios nacidos del Espíritu, mucho más.

Comerá mantequilla y miel es una acción propia. Permítanme contarles una historia en la Palabra de Dios: 1 Samuel 14: 27 “

Pero Jonatán no había oído

cuando su padre había juramentado al pueblo,

y alargó la punta de

una vara que traía en su mano, y la mojó en un panal de miel, y llevó

su mano a la boca; y fueron aclarados sus ojos

.

28

Entonces habló uno

del pueblo, diciendo: Tu padre ha hecho jurar solemnemente al

pueblo, diciendo:

Maldito sea el hombre que tome hoy alimento

.

Y el

(3)

Ved ahora cómo han sido aclarados mis ojos, por haber gustado un

poco de esta miel.

30

¿Cuánto más si el pueblo hubiera comido

libremente hoy del botín tomado de sus enemigos? ¿No se habría

hecho ahora mayor estrago entre los filisteos?”

Sucedió que el rey Saúl había hecho jurar a todo su ejército de que no probarían alimento hasta que hubieran derrotado a sus enemigos, pero su hijo Jonatán no había escuchado dicho juramento, así que comió de la miel que había sobre el campo en aquel sitio y sus ojos fueron aclarados.

“Mi padre ha turbado al país”, dijo Jonatán. ¿Cuántos líderes cristianos religiosos prohíben a su gente comer del Espíritu? Los tienen desfalleciendo, al borde de la muerte espiritual pero no les permiten comer ni beber de Él. Los tienen grandemente turbados, no pueden ver con claridad. Pero cuando pruebas del Espíritu entonces tus ojos espirituales reciben claridad.

Y yo entonces pregunto: ¿Y a ustedes quien les ha prohibido comer del Espíritu para que sus ojos espirituales se abran? Tienen toda la libertad y el impulso para que coman y fluyan en el Espíritu, para que oren en el Espíritu, para que adoren en el Espíritu, pero muchos no lo hacen; prefieren alimentarse de lo rejurgitado en internet, en la televisión o en libros.

¿Tienes una biblia? Excelente, habrá que leerla pero sobre todo meditarla en el Espíritu. 1 Corintios 2: 10 “

Pero Dios nos las reveló a nosotros por el

Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.

11

Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el

espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las

cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.

12

Y nosotros no hemos recibido

el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que

sepamos lo que Dios nos ha concedido,

13

lo cual también hablamos, no

con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que

enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual

.

14

Pero

el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de

Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se

han de discernir espiritualmente

.

15

En cambio el espiritual juzga todas

las cosas; pero él no es juzgado de nadie.

16

Porque ¿quién conoció la

mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente

de Cristo”

Sí, la Palabra de Dios no puede ser interpretada privadamente, sino que debe ser discernida espiritualmente; se requiere de un juicio espiritual, donde el Espíritu de Dios es quien revela lo que Él mismo inspiró.

2 Pedro 1: 20 “Tenemos también

la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos

como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día

esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones;

20

entendiendo primero esto,

que ninguna profecía de la Escritura es

de interpretación privada,

21

porque nunca la profecía fue traída por

voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron

siendo inspirados por el Espíritu Santo

(4)

Yo quiero preguntarte: ¿Por qué hay tantas diferentes enseñanzas sobre las mismas escrituras? La respuesta es simple: Porque hay mucha gente que no enseña a partir de la revelación del Espíritu, sino de su propia mente lógica, llena de conocimientos previos enseñados por otros seres humanos. Muchos puntos de vista hay de las mismas porciones bíblicas, cada corriente religiosa tiene la propia. Y la pregunta obligada es: ¿Y cuál de todas ellas es la que el Espíritu mostró?

Pues esa pregunta se quedará sin respuesta si tú tampoco andas en el Espíritu. Si todo lo que tienes es el alimento rejurgitado de alguien más pues nunca podrás conocer lo que el Espíritu ha mostrado.

2. ¿Y dónde está la verdad?

Y entonces ¿dónde está la verdad de la Palabra de Dios si cada quien tiene una interpretación diferente de la misma?

Juan 14: 15 “Si me amáis, guardad mis mandamientos.

16

Y yo

rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros

para siempre:

17

el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede

recibir, porque no le ve, ni le conoce

; pero vosotros le conocéis,

porque mora con vosotros, y estará en vosotros”

Escucha bien lo que dijo Jesús: El Espíritu Santo es el Espíritu de VERDAD. Obviamente la verdad no la podrás encontrar en el mundo porque el mundo no conoce al Espíritu de Dios, pero tú lo conoces y vive en ti. Entonces ¿por qué no recurres a Él?

¡Claro que hay una revelación del Espíritu y muchas otras interpretaciones personales!, lo importante que es que tu tengas la revelación del Espíritu y tengas las capacidad de poder desechar lo incorrecto.

¿Dónde está la verdad? En el Espíritu de Dios.

Permítanme hablarles de otra historia: Juan 8: 12 “

Otra vez Jesús les

habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará

en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

13

Entonces los fariseos le

dijeron:

Tú das testimonio acerca de ti mismo; tu testimonio no es

verdadero

.

14

Respondió Jesús y les dijo: Aunque yo doy testimonio

acerca de mí mismo,

mi testimonio es verdadero

,

porque sé de dónde

he venido y a dónde voy

; pero vosotros no sabéis de dónde vengo, ni a

dónde voy.

15

Vosotros juzgáis según la carne

; yo no juzgo a nadie.

16

Y

si yo juzgo, mi juicio es verdadero; porque no soy yo solo, sino yo y el

que me envió, el Padre.

17

Y en vuestra ley está escrito que el

testimonio de dos hombres es verdadero

.

18

Yo soy el que doy

testimonio de mí mismo, y el Padre que me envió da testimonio de mí”

Jesús predicaba la verdad: Yo soy la luz de este mundo, y quien me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Pero rápido llegó la oposición diciendo que aquella predicación era una mentira. ¿Les parece conocido el ambiente?

(5)

¿Cuáles eran las razones de los religiosos fariseos para decir que los dichos de Jesús eran mentira? Que no se ajustaban a su ley. “Tu das testimonio de ti mismo, por lo cual, lo que dices, es mentira”

Jesús les dijo: Es cierto, yo doy testimonio de mi mismo, pero lo que digo es verdad, aunque no cumpla con su ley. Les dijo: Ustedes juzgan según la carne: ¿Cuál carne? Pues su ley que tenían para distinguir la verdad de la mentira: Tener dos testigos.

Notemos por favor que Jesús les dijo: “Y en vuestra ley está escrito”, por lo cual queda claro que Jesús no aceptaba la ley como suya, ni de parte de Dios tampoco. No dijo: En la ley de Dios dice, ni tampoco en: “Nuestra ley dice”. Sino dijo: “En vuestra ley dice” Esa ley es de ustedes, dijo Jesús, no es mía; yo no me ajusto a dichas leyes.

Yo quiero preguntarte: ¿Cuáles son tus leyes que te has hecho para reconocer la verdad de la mentira?

¿Qué quien lo dijo sea popular?

¿Qué quien lo escribió tenga muchos likes? ¿Qué mi líder me haya dicho que eso es bueno? ¿Qué me lo haya recomendado alguien de confianza? ¿Qué vaya de acuerdo a lo que mis padres me enseñaron? ¿Qué aparezca en la tv cristiana?

Ninguno de esos argumentos proviene del Espíritu, son argumentos carnales solamente. Lo que el Espíritu dice puede no ser popular, puede no tener muchos likes, puede que tu líder diga que así no es, que no tenga la recomendación de alguien de tu confianza, que así no te lo enseñaran tus padres y que no salga ni en tv ni radio cristiana; pero sin lugar a dudas eso será verdad.

Es tiempo de que ejercites tus sentidos espirituales para que puedas ser nutrido de las grosuras de la Palabra de Dios. Hebreos 5: 13 “

Y todo aquel que

participa de la leche es

inexperto en la palabra de justicia, porque es

niño;

14

pero el

alimento sólido es para los que han alcanzado madurez,

para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el

discernimiento del bien y del mal

Necesitas ejercitar tu espíritu, leer tu biblia y tomar del Espíritu Su revelación. Necesitas ejercitar tu espíritu para distinguir el Espíritu de amor de quien no lo tiene, el Espíritu de paz de quien lo simula, el Espíritu de adoración del que solo canta; el Espíritu de Dios de quien da grandes conferencias solamente.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...