SALA DE LO CIVIL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA: san salvador a las once horas del once de junio de dos mil ocho.

Texto completo

(1)

222-C-2005.

SALA DE LO CIVIL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA: san salvador a las once horas del once de junio de dos mil ocho.

Vistos en casación de la sentencia pronunciada por la Cámara de la Cuarta Sección del Centro, a las ocho horas y veinte minutos del trece de septiembre de dos mil cinco, en el recurso de apelación que se interpuso de la sentencia definitiva dictada por el Juez de lo Civil de la Ciudad de Santa Tecla, en el Juicio Civil Ordinario Declarativo de Obligación, promovido por el Dr. Armando Arias Rivera, en contra de la señora Ethel Maria de los Ángeles Ávila de Guirola, conocida por Ethel María de los Angeles Avila Canessa, Ethel Maria de los Angeles Avila Canessa de Guirola y María de los Angeles Avila Canessa de Guirola

Han intervenido en el proceso como apoderados judiciales del demandante Dr. Francisco Armando Arias Rivera, en Primera Instancia el Dr. Francisco Armando Arias, el Lic. Juan Carlos Herrera Pineda, y el 1)r. Carlos Alfredo Ramos Contreras, los dos ultimos, en Segunda Instancia y en el recurso de casación.

La demandada señora Ethel Maria de los Angeles Avila de Guirola, conocida por Ethel Maria de los Angeles Ávila Canessa, Ethel Maria de los Ángeles Avila Canessa de Guirola y María de los Angeles Ávila Canessa de Guirola fue representada judicialmente en

Primera y Segunda Instancia por los abogados Santiago Antonio Orellana Amador, y José Damián Guirola Kurz, el que también la representa en este recurso de Casación.

VISTOS LOS AUTOS Y CONSIDERANDO:

El fallo de Primera Instancia en lo principal dice: Por Tanto`"""'POR TANTO: Fundado en los Arts. 1308, 1309, 1344, 1351, 1353, 1365, 1416, 1575, 1576, 1577C., 127, 254 y sigtes., 291 371, 417, 421, 422, 427, 432, 439 y 521 y siguientes, todos Pr. C., a nombre de la República de El Salvador, FALLO: a) Decláranse procedentes las excepciones de la no finalización de las diligencias sucesorales comprometidas y el cobro en exceso por diligencias no realizadas, opuestas y alegadas por el abogado SANTIAGO ANTONIO ORELLANA AMADOR; b) Declárase sin lugar la excepción opuesta y alegada por el Licenciado SANTIAGO ANTONIO ORELLANA AMADOR, referida al cobro de sumas ya abonadas no reconocidas por la parte actora; c) Declárase legítimo el instrumento denominado "quedan", consistente en un recibo por $20,000.00, suscrito por Francisco Armando Arias Rivera, en el que se expresa recibir de la señora María de los Angeles Avila de Guirola la cantidad referida, con la cláusula "Recibo original queda pendiente de pago", presentado por el Licenciado JUAN CARLOS HERRERA PINEDA, y redargüido de falso por el abogado JOSE DAMIAN GUIROLA KURZ; d) Declárase que la señora ETHEL MARIA DE LOS ANGELES AVILA DE GUIROLA, conocida por ETHEL MARIA DE LOS ANGELES AVILA CANESSA, ETHEL MARIA DE LOS ANGELES AVILA CANESSA DE GUIROLA y por MARIA DE LOS ANGELES AVILA CANESSA DE GUIROLA, tiene la obligación de pagarle al doctor FRANCISCO ARMANDO ARIAS

(2)

RIVERA, la cantidad de VEINTISEIS MIL DOSCIENTOS CINCUENTA Y SIETE DOLARES CON CATORCE CENTAVOS DE DÓLAR DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA, en concepto de honorarios profesionales, y, e) Condénase a la señora ETHEL MARIA DE LOS ANGELES AVILA DE GUIROLA, conocida por ETHEL MARIA DE LOS ANGELES AVILA CANESSA, ETHEL MARIA DE LOS ANGELES AVILA CANESSA DE GUIROLA y por MARIA DE LOS ANGELES AVILA

CANESSA DE GUIROLA, a pagar al doctor FRANCISCO ARMANDO ARIAS RIVERA, la cantidad de VEINTISEIS MIL DOSCIENTOS CINCUENTA Y SIETE DOLARES CANTORCE CENTAVOS DE DÓLAR DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA, más los intereses legales a partir del día siguiente a la fecha en que cause estado esta sentencia, hasta su pago. No hay costas, NOTIFIQUESE.-""""""

El Lic. Jose Damian Guirola Kurz, interpuso recurso de apelación de esta sentencia I) El fallo de Segunda Instancia expresa:

POR TANTO: Vistos los considerando anteriores, disposiciones legales citadas, Arts. 1089 y 1091 Pr., a nombre de la República de El Salvador, FALLAMOS: 1- Confírmanse los literales a), b) y c) de la sentencia apelada, por las razones expuestas en esta sentencia; 2-Reformase el literal d) de la sentencia apelada, así: Declárase que la señora ETHEL MARIA DE LOS ANGELES AVILA DE GUIROLA, conocida por ETHEL MARIA DE LOS ANGELES AVILA CANESSA, ETHEL MARIA DE LOS ANGELES AVILA CANESSA DE GUIROLA y por MARIA DE LOS ANGELES AVILA CANESSA DE GUIROLA, tiene la obligación de pagarle al Doctor FRANCISCO ARMANDO ARIAS RIVERA la cantidad de VEINTE MIL DOLARES DE LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTE AMERICA, en concepto de honorarios profesionales; 3-Refórmase el literal e) así: Condénase a la señora ETHEL MARIA DE LOS ANGELES AVILA DE GUIROLA, conocida por ETHEL MARIA DE LOS ANGELES AVILA CANESSA, ETHEL MARIA DE LOS ANGELES AVILA CANESSA DE GUIROLA y por MARIA DE LOS

ANGELES AVILA CANESSA DE GUIROLA, a pagar al Doctor FRANCISCO ARMANDO ARIAS RIVERA, la cantidad de VEINTE MIL DOLARES DE LOS

ESTADOS UNIDOS DE AMERICA, más los intereses legales a partir del día siguiente en que cause estado esta sentencia, hasta su pago; 4- No hay costas en Primera y Segunda Instancia; 5- Vuelvan los autos al Tribunal de origen con certificación de esta sentencia. NOTIFIQUESE. Enmendados: demandada-con pendiente de pago-hasta-procesales-MONICO-aclararGRIGHT-concepto-cancelado- valen.Más ennmendados: profesionales- Vale. Entrelínea: no Vale."""""""

EL SEÑOR MAGISTRADO ALONSO CASTILLO ROBLES razonó su voto de la siguiente manera: El suscrito Segundo Magistrado de este Tribunal no ha firmado la sentencia proveída a las ocho horas veinte minutos del día trece del mes de septiembre del presente año, por considerarla contradictoria y no apegada a derecho.

III) No conforme con los conceptos de la anterior sentencia, el impetrante interpuso recurso de casación fundándolo en 7 motivos, admitiéndose por esta Sala, únicamente por 3 de ellos, los que en el escrito de interposición se clasifican como segundo, tercero y

(3)

infracción de ley, sub-motivos: a) Violación de Ley, Art.1356 C.C., b) Error de Hecho en la Apreciación de la Prueba, Art.1431 C.C. y c) Contener el Fallo Disposiciones

Contradictorias, Arts.1348, 1350, 1354 y 1416 C.C. Sub-motivos contenidos respectivamente en los numerales 1°,8° y 5° del Art.3 de la Ley de Casación

IV).-Examinado el recurso por el primer motivo se hacen las consideraciones siguientes: La Violación de Ley se da cuando el tribunal sentenciador desconoce el texto de la norma legal o la deja de aplicar al caso regido por ella, independientemente de toda cuestión de hecho.

La Sala considera: En el presente juicio civil ordinario declarativo de obligación se pretende, según la demanda, que se declare en sentencia definitiva la obligación de la señora María de los Ángeles Ávila Canessa de Guirola a pagar doscientos cuarenta y tres mil setecientos cincuenta Colones (243,750.00) equivalente a veintisiete mil ochocientos cincuenta y siete Dólares con catorce centavos,(27,857.14) al Dr. Francisco Armando Arias Rivera, por los servicios profesionales, detallados en el documento de convenio de

prestación de servicios profesionales y honorarios, que corre agregado en autos, a folios 8 y 9 del proceso, en el que se configura un contrato bilateral, oneroso, conmutativo, principal, en el cual el cumplimento de las obligaciones que genera son condicionales.

A través del proceso se ha sostenido por el actor, que "se ha cumplido con todos y cada uno de los servicios profesionales", y por la parte demandada se opuso la excepción de " falta de cumplimiento y finalización por parte de el Dr. Arias Rivera de sus obligaciones profesionales , que se concretan en la no terminación de las diligencias, especialmente los tramites de la Republica del Ecuador" (Excepción de incumplimiento contractual) La Cámara sentenciadora en la parte motiva de su fallo sostuvo: "tener por comprobada en todas sus .artes la excepción de la no finalización de las diligencias sucesorales

comprometidas, alegada por la parte demandada, en cuanto a los bienes ubicados tanto dentro como fuera de El Salvador.-" y en lo dispositivo:- "FALLÓ: 1- Confirmó los literales a), b) y e) de la sentencia apelada, 2- Reformó el literal d) de la sentencia apelada, así: Declaró que la señora ETHEL MARIA DE LOS ANGELES AVILA DE GUIROLA, conocida por ETHEL MARIA DE LOS ANGELES AVILA CANESSA, ETHEL MARTA DE LOS ANGELES AVILA CANESSA DE GUIROLA y por MARIA DE LOS

ANGELES AVILA CANESSA DE GUIROLA, tiene la obligación de pagarle al Doctor FRANCISCO ARMANDO ARIAS RIVERA la cantidad de VEINTE MIL DOLARES DE LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTE AMERICA, en concepto de honorarios

profesionales"

V).- El recurrente en el escrito de interposición manifestó: 2. SEGUNDO

MOTIVO.---2.1. CAUSA GENÉRICA: Infracción de Ley, Artículo 2 literal a) L.C. 2.2.---precepto infringido. Artículo 1356 C.C.----2.3. MOTIVO ESPECÍFICO: Violación de Ley, artículo 3 numeral 1° L.C.----2.4. CONCEPTO EN QUE HA SIDO INFRINGIDO EL ARTÍCULO 1356 del Código Civil. ---Esta disposición establece que "NO PUEDE EXIGIRSE EL CUMPLIMIENTO DE LA OBLIGACIÓN CONDICIONAL, SINO VERIFICADA LA CONDICIÓN TOTALMENTE". A fs. 10v., de su sentencia, ese Tribunal expresamente manifestó que: "Tiene por comprobada en todas sus partes excepción de la no finalización de las diligencias sucesorales, comprometidas,

(4)

alegada por la parte demandada, en cuanto a los bienes ubicados tanto dentro como fuera de El Salvador". Tal como lo reconoce el mismo actor en la demanda, entre las partes hubo un contrato de prestación de servicios profesionales, por medio del cual el mencionado

abogado demandante se comprometió a prestar ciertos servicios jurídicos y la demandada a pagarlos, en la forma establecida en el mismo contrato: Un anticipo de cien mil colones, un pago del 25% del remanente al momento de obtener la declaratoria de herederos definitivos y el resto al obtener a favor de cada uno de los herederos, la adjudicación de la respectiva hijuela y tener acceso legal y material sobre dichos bienes. Pero la misma demanda se fundamenta según dijo el abogado del actor y se cita a fs. 1v., de la sentencia en que "tal como lo comprobé en la etapa probatoria, se ha cumplido con todos y cada uno de los servicios profesionales anteriormente descritos". El mismo actor y su abogado,

reconocen que se trata de un contrato sujeto a condición suspensiva, y que su derecho le nace, porque SUPUESTAMENTE ha cumplido totalmente con los servicios profesionales que se pactaron, o sea que el cumplimiento de la condición le da derecho a demandar la totalidad de lo pactado. Con ese Tribunal reconoce que la condición NO SE HA CUMPLIDO TOTALMENTE y aun así condena a nuestra mandante a pagar parte del saldo que conforme el contrato sólo debe pagarse al estar cumplida la condición a que el mismo abogado sujetó el pago de sus servicios, y que además puso como requisito o causa de su demanda, esa Honorable Cámara violó el artículo 1356 ya citado al no aplicarlo, pues si lo hubiera hecho, hubiera concluido que conforme la misma, al no cumplirse totalmente la obligación contraría por el doctor Francisco Armando Arias Rivera, éste no tiene derecho a cobrar los supuestos honorarios pendientes de pago, por haber las partes contratado una obligación condicional. En consecuencia, ha lugar a casar la sentencia y absolver a nuestra mandante y que se haga condenación en costas de ambas instancias y de este recurso.--- Considera esta Sala que en la carta oferta de servicios profesionales aceptados por la demandada, se configura un contrato bilateral reciproco o sinalagmático, oneroso, conmutativo, principal en el cual, el cumplimento de las obligaciones de pagar los honorarios, estuvo condicionada a tres eventos los cuales son: a) "un anticipo de cien mil colones que se entregaran 1° al conferirse a ustedes la representación y administración interina de la sucesión" b) "un veinticinco por ciento sobre el remanente, 2° al obtener la declaratoria de herederos definitivos a favor de ustedes" y c) y el RESTO 3° al obtener la adjudicación a favor de cada heredero, de su respectiva hijuela y tener acceso legal y material a dichos bienes"

El demandante manifestó en la demanda que: "Tal y como comprobare en la etapa probatoria, se ha cumplido con todos y cada uno de los servicios profesionales anteriormente descritos"

La demandada interpuso la excepción de incumplimiento contractual alegando "La no finalización de las diligencias sucesorales comprometidas".

Doctrinalmente, la excepción de incumplimiento contractual exige la concurrencia de los siguientes requisitos: a) que las prestaciones debidas por ambas partes guarden entre si una mutua dependencia o reciprocidad; b) que una de ellas reclame a la otra el cumplimiento de la que le corresponde; c) que la parte reclamante haya cumplido la que le incumbe; d) que el interpelado no venga obligado a cumplir anticipadamente;

(5)

VI).- La Sala considera: Que la obligación de pago, de la señora María de los Ángeles Ávila de Guirola, que surge de la siguiente cláusula contractual: " Nuestros honorarios profesionales por dichos servicios serán de 750 000.00 colones, los cuales se pagaran de la siguiente manera: un anticipo de cien mil colones se entregaran al conferirse a ustedes la representación y administración interina de la sucesión; un veinticinco por ciento sobre el remanente, al obtener la declaratoria de herederos definitivos a favor de ustedes, y el resto al obtener la adjudicación favor de cada heredero, de su respectiva hijuela y tener acceso legal y material a dicho bienes" ES UNA OBLIGACIÓN CONDICIONAL. Que nace, del cumplimiento previo de la obligación del Dr. Arias Rivera; condición contractual que se concreta en: "que los herederos tengan su respectiva hijuela y acceso legal y material a los bienes."

Es requisito para la exigibilidad del pago de la obligación de la señora Maria de los Ángeles Ávila Canessa de Guirola, que el Dr. Francisco Armando Arias Rivera, cumpliera

previamente con las obligaciones a que se comprometió en la oferta de servicios, de lo contrario se justifica la excepción.

Está probado en autos que tal condición no se ha efectuado, y asi declarado en la sentencia de Primera y segunda instancia, por lo que no es dable, ordenarle el cumplimiento de obligación a la señora Ávila de Guirola, según lo preceptuado en el Art. 1356 C.C. Al condenarse en la sentencia de la Cámara al pago de 20,000.00 dólares, por una

obligación que no es exigible por no haberse cumplido la condición estipulada tácitamente en el contrato, se ha violado la disposición legal contenida en el Art.1356 C.C. por lo que la sentencia recurrida, deviene casable, y así deberá declararse.

VII).- Sobre el segundo motivo, por el que se admitió el recurso consistente en: CAUSA GENÉRICA: Infracción de Ley. Artículo 2 literal a) L.C. PRECEPTO INFRINGIDO. Artículo 1431 del Código Civil. MOTIVO ESPECIFICO: Error de Hecho en la

apreciación de las pruebas, Artículo 3 No. 8 de la Ley de Casación.

El error de hecho se configura cuando se modifican las afirmaciones de hechos, modificando el relato de los mismos, y la sentencia es un juicio falso por esa causa, se relaciona con el conocimiento e interpretación de los hechos, de las condiciones que se exigen para la aplicación de una norma jurídica; el error como concepto o juicio falso es objetivo, es un resultado real, que ocasiona un vicio en la resolución Judicial.

Los argumentos de la Cámara sentenciadora, en lo referente a la apreciación de los hechos, acreditados como prueba del no pago, de un recibo original de 20,000.00 dólares, se expusieron de la siguiente manera:

Ratifica lo anterior, y no obstante que en la absolución de posiciones la señora ETHEL MARIA DE LOS ÁNGELES ÁVILA CANESSA DE GUIROLA, específicamente en la pregunta número VIGÉSIMA SEGUNDA, expresa que sí ha pagado la cantidad de VEINTE MIL DÓLARES, a que se refiere el recibo suscrito por el Doctor FRANCISCO ARMANDO ARIAS RIVERA de fecha treinta de agosto de dos mil dos; existen elementos dentro del proceso que demuestran lo contrario, así encontramos un escrito presentado en el

(6)

Bufette Arias por el esposo de la demandada Licenciado GUIROLA KURZ, el cual se encuentra agregado a fs. 156-160 –presentado por la parte actora- en el que específicamente a fs. 159 líneas de la seis a la diez, se manifiesta por el mencionado profesional – quien es además de abogado y esposo, consejero de la demandada- """...- Por lo tanto, que también esta claro que cualquier otro trato de honorarios, pactado para defender los intereses de María de los Ángeles, él lo canceló con su actitud. Ahora bien, los honorarios que ya se pagaron, cubre el trabajo que ya hicieron; pero el trabajo que no quisieron hacer para proteger los intereses de mi señora, sin lugar a dudas que no se pagarán. 'Carta fechada el día dos de septiembre de dos mil dos –de la cual se colige que no efectuarían el pago de los demás honorarios que se debían- y que concuerda con la fecha en que le fue entregado el recibo para pago por veinte mil dólares a la demandada, dado que éste le fue entregado en su casa de habitación el día treinta de agosto de dos mil dos, y dicha correspondencia se encontraba calzada con fecha dos de septiembre de dos mil dos, es decir dos días después de recibir el documentos aludido la parte reo.

El recurrente manifestó: En la sentencia se ha cometido error de hecho en la apreciación de la prueba resultante de documentos privados reconocidos, pues el actor presentó carta de fecha 2 de Septiembre de 2002 que le fue remitida por mí en cuya página dos se dice expresamente: "Por tanto, también esta claro que cualquier trato de honorarios pactado para defender los intereses de María de los Angeles, él lo canceló con su actitud. Ahora bien, los honorarios que ya se pagaron, cubre el trabajo que ya hicieron, pero el trabajo que no quisieron hacer para proteger los intereses de mi señora, "sin lugar a dudas que no se pagará". Ese párrafo, siguiendo el contexto del documento a que se refiere y en el que está incorporado, quiere decir que por tener intereses contrarios a la ahora demandada y no haber cumplido con sus obligaciones como abogado, el doctor Francisco Armando Arias con su actitud había cancelado cualquier trato de honorarios pactados para defender los intereses de la demandada. Además, que los

honorarios que a esa fecha se habían pagado cubrían el trabajo que a la misma fecha habían realizado; pero que, LO QUE NO QUISIERON HACER, NO SE LES PAGARÍA. Sin embargo, ese Tribunal quiso entender que la carta indicada que lo que no se pagaría eran LOS HONORARIOS QUE SE DEBÍAN, lo que no dice la carta, ya que, lo que claramente dice, es que lo que no se pagaría, es lo que "no quisieron hacer para proteger los

intereses". Si la carta está relacionada con el contrato de honorarios, entonces lo que se quiso decir, es que la continuación de los trámites pactados, es lo que no se quiso hacer por el bufete; si no se refiere al contrato, entonces nada tiene que hacer respecto de la

obligación que se pretende. Como la lectura que el Tribunal hace, es contraria a lo que el documento dice, el cual se considera formando parte de las negociaciones entre actor y demandada, se cometió error de hecho en la apreciación de la prueba nacida de documentos privados reconocidos, con infracción a lo que establece el Art. 1431 C. que establece que conocida claramente la intención de los contratantes debe estarse a ella, y en el caso ocurrente, el tribunal no vio lo que dice el contrato, viendo lo que no dice, por ello procede casar la sentencia y dictar la que corresponde.""""""

El recibo de pago de honorarios, la copia del mismo con la razón "Recibo original

pendiente de pago" y la carta enviada por el Lic. Damián Guirola, al Dr. Arias Rivera, son pruebas presentadas en el incidente abierto a consecuencia de una de las excepciones alegada por la demandada, ("El cobro de sumas ya abonadas no reconocidas por la parte

(7)

actora") que intentó probar por medio del recibo original, cuyo valor de medio de prueba de pago, fue invalidado por copia del mismo con la razón aludida, razón que fue redargüida de falsedad, falsedad que no se estableció judicialmente, por lo que se declaro a la excepción sin lugar.

Sobre este punto el voto razonado del señor Magistrado Alonso Castillo Robles expresa: "En segundo lugar, la Sentencia de la Cámara no ha sido dictada conforme a derecho, por la razón siguiente: la Cámara da por sentado de que el recibo en mención no es prueba de pago, sino más bien es un "quedan"; rechaza la Cámara la declaratoria o confesión de la Demandada cuando en el pliego de posiciones afirma que sí pagó el importe del Recibo ($20.000); tenemos entonces un documento agregado al proceso, el famoso Recibo, que la misma Cámara lo califica de legítimo; tenemos también una declaración jurada de pago. Así las cosas, la Cámara no tiene dudas al respecto: rechaza la confesión aludida y no acepta el recibo (legítimo) como prueba de pago. Sobre este particular, el suscrito

Magistrado Segundo, prefiere afirmar que estos hechos presentan duda en su apreciación y en la aplicación del derecho (Art. 1301 Pr. C.).

La Sala considera: que la Cámara sentenciadora incurrió en error de hecho al apreciar que las palabras del Lic. Guirola Kurz plasmadas en la carta enviada Al Dr. Arias Rivera, constituyen prueba que no se pagaron los 20,000.00 dólares, razonamiento contradictorio con las otras pruebas pertinentes aportadas en el proceso, por no haberse valorado

conjuntamente; siendo esta carta un medio de prueba incompleto e imperfecto, y construyó a partir de este indicio, un razonamiento puramente presuncional, con el que tomo la decisión de acordar derechos no pedidos ni discutidos en el proceso, ya que no estaba en litigio la exigibilidad de la obligación de pago del llamado quedan, con el que únicamente se desestimó la excepción interpuesta.

La Sala es concordante en la apreciación probatoria que de los medios aportados en el proceso, sobre este punto, efectúa el señor Magistrado Castillo Robles, tiene duda en la apreciación de los hechos controvertidos, en la excepción de "cobro de sumas ya abonadas no reconocidas por la parte actora" y ante la duda es procedente según la disposición del Art. 1301 Pr.C. resolver a favor del demandado, por lo que se casara la sentencia por error de hecho en la apreciación de la prueba.

IIX).-Ha sido además interpuesto el recurso por CAUSA GENÉRICA: Infracción de ley.- PRECEPTO INFRINGIDO. Artículos 1348, 1350, 1354 y 1416 del Código Civil. MOTIVO ESPECIFICO: Por contener el fallo disposiciones contradictorias, Art. 3 N° 5 L.C.

El impetrante ha manifestado: "La Honorable Cámara de la Cuarta Sección del Centro, en su sentencia definitiva, ratifica el literal a) de la Sentencia Definitiva del Juzgado de lo Civil de Santa Tecla que literalmente dice: a) Declárase procedentes las excepciones de la no finalización de las diligencias sucesorales comprometidas y el cobro en exceso por diligencias no realizadas, opuestas y alegadas por el abogado SANTIAGO ANTONIO ORELLANA AMADOR; "y en el literal e) de su propia Sentencia, condena a la

demandada a pagos por diligencias no realizadas:"e) así: Condénase a la señora ETHEL MARÍA DE LOS ANGELES AVILA DE GUIROLA, conocida por ETHEL MARÍA DE

(8)

LOS ANGELES AVILA CANESSA, ETHEL MARÍA DE LOS ANGELES AVILA CANESSA DE GUIROLA y por MARÍA DE LOS ANGELES AVILA CANESSA DE GUIROLA, a pagar al Doctor FRANCISCO ARMANDO ARIAS RIVERA, la cantidad de VEINTE MIL DOLARES DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA, más los intereses legales a partir del día siguiente en que cause estado esta sentencia, hasta su pago".

Que el fallo sea contradictorio, significa que evidencie afirmaciones que se oponen, una a otra, y recíprocamente se destruyan. Hay contradicción pues, al advertirse dos

proposiciones, de las cuales una afirma lo que la otra niega y no pueden ser al mismo tiempo verdaderas, ni al mismo tiempo falsas.

En el presente caso al examinar la parte resolutiva de la sentencia (FALLO) dictada por la Cámara sentenciadora, efectivamente se encontraron las disposiciones señaladas por el impetrante, como contradictorias entre si, una de ellas declarando fundadas las excepciones, mediante las cuales la demandada procura extinguir la totalidad de la acción intentada en su contra, y la otra disposición, condenándola a pagar parte de lo demandado.

Esta sala considera: que una vez establecida la verdad de la excepción de contrato no cumplido, no es procedente condenar al demandado a pagar ni la totalidad, ni una parte de la obligación demandada, tal como el Tribunal de Segunda Instancia lo efectuó,

conteniendo el fallo, disposiciones contradictorias que se excluyen mutuamente, dando lugar a casar la sentencia.

La Sala considera: Que en la forma que se planteó la demanda, es requisito indispensable para condenar a la demandada al pago del resto de honorarios, que el demandante

previamente cumpliera con todas las obligaciones a que se comprometió en la carta oferta de servicios, la que contiene obligaciones reciprocas y que está estrechamente relacionada con las disposiciones testamentarias, condición que el demandante no probó, sino por el contrario se declaró tanto en la Primera como en la Segunda Instancia que ha lugar ,a las

excepción de "no finalización de diligencias sucesorales" y "cobro en exceso por diligencias no realizadas" excepciones que esta Sala también considera probadas en el proceso, originadas por el incumplimiento de las obligaciones contractuales del Dr. Arias Rivera, que lo imposibilitan para exigir el cumplimiento forzoso de la obligación, ya que la excepción de contrato no cumplido significa: que no se puede demandar el cumplimiento de la prestación de una de las partes, si la otra parte contendiente no ha cumplido con su obligación.

POR TANTO: En base a las razones expuestas, disposiciones legales citadas, y Arts 1N°1, 2 Lit.a), 3 Num.1 y 8, 10, 18, cíe la Ley de Casación 1356, 1348, 1350, 1354, 1416 y 1431 C.C. A nombre de la Republica esta Sala FALLA: a) Ha lugar a casar la sentencia

definitiva de que se ha hecho mérito, por los motivos: 1) Violación de Ley; 2) Error de hecho en la apreciación de la prueba; y, 3) Contener el fallo disposiciones contradictorias. b) Declárase procedentes las excepciones de: no finalización de diligencias sucesorales y cobro en exceso por diligencias no realizadas c) Absuélvese a la señora ETHEL MARÍA DE LOS ANGELES AVILA DE GUIROLA, conocida por ETHEL MARÍA DE LOS ÁNGELES AVILA CANESSA, ETHEL MARÍA DE LOS ANGELES AVILA CANESSA DE GUIROLA y por MARÍA DE LOS ÁNGELES ÁVILA CANESSA DE GUIROLA, de

(9)

la demanda incoada en su contra. d) Condénase al demandante Dr. Francisco Armando Arias Rivera, al pago de las costas de ambas Instancias y de este recurso.

Vuelvan los autos al tribunal de origen con certificación de esta sentencia, para los efectos de ley.

M. F. VALDIV.---PERLA J.---M. E. VELASCO.---PRONUNCIADO POR LOS SEÑORES MAGISTRADOS QUE LO SUSCRIBEN.---RUBRICADAS.---ILEGIBLE.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :