PARTE III PARTICIPACIÓN JUVENIL EN LAS ESFERAS SOCIALES Y ESPACIOS DE SOCIABILIDAD III PARTE EN LAS ESFERAS SOCIALES Y ESPACIOS DE SOCIABILIDAD

Texto completo

(1)

116

PARTICIPACIÓN JUVENIL

PARTICIPACIÓN JUVENIL

EN LAS ESFERAS SOCIALES Y

ESPACIOS DE SOCIABILIDAD

(2)
(3)

118

6

Juventud y Medio

Ambiente

1

1. INTRODUCCIÓN

Los temas relacionados con la situación del medio ambiente han ido adquiriendo importancia a nivel global y local en forma progresiva. La agenda internacional y nacional de los países así lo demuestran. En este sentido, nuestro país no es una excepción. Chile se ha hecho partícipe de tratados, convenios y protocolos de carácter multilateral,2 así como también, asiste de manera

regular a las reuniones periódicas que abordan esta problemá-tica.3 En este contexto, el tema medioambiental está presente

en algunos acuerdos que el país ha pactado en el marco de los tratados de libre comercio, en los cuales Chile ha adquirido acuerdos de cooperación ambiental y ha asumido el compromiso de implementar programas de desarrollo sustentable.4

Por otra parte, es importante destacar que en el ámbito insti-tucional, el 12 de enero de 2010, se promulgó la Ley Nº 20.417 que crea el Ministerio, el Servicio de Evaluación Ambiental y la Superintendencia del Medio Ambiente.5

Este hecho no sólo representa un avance en cuanto al orden y la mejora de los estándares de cuidado del entorno, sino que además, atiende a los compromisos internacionales suscritos por nuestro país y las regulaciones existentes en esta materia a nivel mundial. Ciertamente, la nueva institucionalidad medioambiental chilena responde a una de las condicionantes para la entrada de Chile a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) (URIARTE, 2009).

1. Autores:

- Fernando Krauss, Ingeniero Civil en Geografía, Magíster en Ciencias Políticas. - Carolina Alt, Socióloga, en curso Magíster en Gestión y Políticas Públicas,

Investigadora Departamento de Estudios y Evaluación, INJUV.

2. Entre estos destacan: la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (1992), plasmada en el Protocolo de Kyoto (1997); el Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono (1985) que genera el Protocolo de Montreal (1987); el Convenio de Estocolmo sobre contaminantes orgánicos persistentes, COPs (2004); la Convención de Basilea que regula el movimiento transfronterizo de desechos peligro-so (1989); el Convenio peligro-sobre la conservación de Especies Migratorias de la Fauna Salvaje (1982); el Convenio de Rótterdam (1998); el Convención sobre conservación de focas antárticas (1972); el Convención sobre co-mercio internacional de especies amenazadas de fauna y fl ora silvestre, CITES (1973), el Convenio internacional para la regulación de la caza de la ballena (1946); el Convención de RAMSAR sobre zonas húmedas de impor-tancia internacional (1971); y, el Convención de las Naciones Unidas sobre derecho del mar (1982), entre otros.

3. En efecto, nuestro país conformó el grupo de países que se congregaron en la Cumbre sobre Medio Ambiente Humano en Estocolmo, 1972; al igual

que en la Cumbre de Medio Ambiente y Desarrollo en Río de Janeiro (1992) y la Cumbre de Desarrollo Sostenible en Johannesburgo (2002). Además, asiste periódicamente en los Foros de Ministros de Medio Ambiente que se elaboran anualmente entre los países de Latinoamérica y el Caribe. 4. Ejemplo de esto son los tratados de libre comercio fi rmados con Australia

y Estados Unidos, donde se estipulan algunos compromisos referentes al ámbito medio ambiental. Ver en http://www.conama.cl/portal/1301/pro-pertyvalue-15543.html

5. Esta entidad nace con 5 pilares fundamentales: el Ministerio del Medio Ambiente que defi nirá las políticas y la regulación; la Superintendencia de Medio Ambiente como organismo central fi scalizador; un Servicio de Evaluación Ambiental a cargo de la gestión de las autorizaciones am-bientales; el Tribunal Ambiental que podrá revisar los actos de los orga-nismos mencionados; y el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, como organismo de deliberación de la política pública.

(4)

119

Asimismo, en los últimos años, la temática medioambiental ha sido incorporada progresivamente en el currículo escolar, en la profesionalización de carreras especializadas, y en la prolife-ración de organizaciones e iniciativas por la defensa del medio ambiente.

Lo anterior, es importante por el hecho que el medio ambiente es un ámbito temático vinculado a la interrelación de un conjunto de dimensiones como la salud pública, la producción industrial, el ordenamiento del territorio, entre otras que preexisten en el sentido común y con distintas valoraciones por parte de la po-blación. En ese contexto, la Sexta Encuesta Nacional de Juventud (2009) busca aproximarse a la valoración de la juventud hacia el ámbito medioambiental. Esto es relevante en la medida que permite establecer un parámetro con las decisiones tomadas a nivel de Estado y en cuanto a la penetración que tienen en otros ámbitos de la vida de las personas.

A continuación se expone la percepción del segmento juvenil respecto de la problemática medioambiental. En este sentido interesa conocer la relevancia que la población juvenil chilena le atribuye a dicho aspecto en el contexto de los asuntos considera-dos de preocupación nacional. También se aborda la percepción juvenil en relación a las entidades o sujetos que deberían asumir la responsabilidad del cuidado medioambiental. Por último, se describe el interés que muestra la juventud a participar en dife-rentes actividades vinculadas a este ámbito.

2. RELEVANCIA DEL MEDIO AMBIENTE PARA

LA JUVENTUD

Para la juventud chilena, el tema medioambiental no representa una prioridad dentro de los problemas a ser resueltos en el país. Esta preponderancia des-ciende aún más entre la población juvenil de mayor edad y entre la juventud de niveles socioeconómicos más bajos.

Un primer aspecto que interesa conocer es la importancia que le otorga la juventud chilena al tema ambiental en comparación con otros temas de preocupación nacional. Para ello se preguntó por los tres temas más relevantes que ellas y ellos creen que deberían ser resueltos en el país.

En el Gráfi co Nº 58 se observa que el problema ambiental ocu-pa los últimos lugares respecto a otros asuntos planteados. En efecto, de los nueve temas señalados, la problemática medio

ambiental ocupa la séptima posición con una representación del 20,1%. Los problemas más relevantes a resolver para el segmento juvenil son en orden de importancia: mejorar las condiciones de salud de la gente; disminuir el desempleo; y reducir la pobreza, correspondiente a una preocupación respectiva del 54,7%, 53% y 51,9% de la población juvenil.

Estos resultados son coherentes con lo que muestra la encues-ta del Centro de Estudios Públicos (CEP), en donde se formula una pregunta similar, en este caso a la población de 18 años y más.6 Dicha, consulta sobre los tres problemas a los que debiera

dedicar el mayor esfuerzo en solucionar el gobierno. En esta medición el resultado arrojó que el problema medio ambiental ocupa el lugar 13 de 15 opciones de respuesta (Centro de Estudios Públicos, 2009).7 En esta medición, los resultados arrojan que

6. Si bien esta pregunta no es idéntica a la realizada en la Sexta Encuesta Nacional de Juventud, ella permite establecer algunas comparaciones en-tre el segmento juvenil y la población adulta.

7. Estos resultados corresponden a la encuesta estable que aplica trimes-tralmente el Centro de Estudios Públicos. En este caso, se hace referencia a la medición hecha entre los meses de mayo y junio del año 2009. A pesar de que las preguntas no son idénticas, nos dan un cierto parámetro para comparar el segmento juvenil con la población adulta.

PRIORIDAD DE PROBLEMAS A SER RESUELTOS EN EL PAÍS.

Total Muestra - Respuesta Múltiple - Total Menciones (Porcentajes)

Mejorar las condiciones de salud de la gente

Trabajar por la paz Hacer valer los derechos humanos Reducir la pobreza

Mejorar el medio ambiente

54.7% 53.0% 51.9% 34.5% 34.5% 26.5% 20.1% 12.5% 7.8% Disminuir el desempleo

Eliminar la explotación infantil Mejorar la distribución de la riqueza

Aumentar las tasas de alfabetización

GRÁFICO Nº 58

(5)

120

MEDIO AMBIENTE COMO UNO DE LOS TEMAS PRIORITARIO SEGÚN SEXO, TRAMO ETARIO, NIVEL SOCIOECONÓMICO, LOCALIDAD Y NIVEL EDUCATIVO

Total Muestra - Respuesta Múltiple (Porcentajes)

GRÁFICO Nº 59

Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV, 2009)

Si se comparan las respuestas según edad y nivel socioeconómico, la valoración del tema ambiental disminuye a medida que aumenta la edad y desciende en los tramos socioeconómicos más bajos. El 24,8% de la juventud de 15 a 19 años considera que el tema medio ambiental es prioritario, proporción que baja al 19% en el tramo de 20 a 24 años y al 15,8% en el grupo de mayor edad. En cuanto al nivel socioeconómico, el 31,8% de las personas jóvenes pertenecientes al segmento ABC1 posiciona al medio ambiente como un tema prioritario, porcentaje que baja progresivamente llegando a un 13,8% en el segmento E.

Por su parte, es en el segmento juvenil de mayor nivel educativo donde el tema medio ambiental adquiere mayor relevancia. Las mujeres y hombres jóvenes de nivel universitario superan en 6,3 puntos porcentuales a quienes poseen un nivel secundario o inferior (Ver Gráfi co Nº 59).

biental es un asunto que debiera ser resuelto por la ciudadanía y, en menor medida, por el gobierno.

Ante la consulta sobre las personas o entidades que deberían ocuparse del medio ambiente, la población juvenil menciona a la “ciudadanía” en primer lugar, a la cual le asigna un 39,3% de las respuestas. A aquella le siguen el gobierno central (20,9%), y los municipios (10,4%). En tercera opción, aparece “la propia responsabilidad de las personas”, con un 10,7%. Si sumamos el porcentaje de hombres y mujeres jóvenes que piensa que el tema medio ambiental es un asunto del que debiera ocuparse la ciudadanía y el de quienes plantean que es una responsabilidad propia, se constata que cerca de la mitad de la población joven (50%) cree que este tema es un asunto de autoconciencia (Ver Gráfi co Nº 60).

Destaca el bajo porcentaje de responsabilidad que se le asigna a: organismos internacionales, organismos no gubernamentales, empresas, escuelas y universidades. Ciertamente, menos del 10% del segmento juvenil cree que estas entidades debieran ocuparse del medio ambiente.

Los organismos internacionales y los organismos no gubernamen-tales (ONG,s) juegan un papel no menor en el cuidado del medio

20.1 18.5 17.6 19.0 20.6 31.8 18.5 19.1 24.8 21.6 15.8 16.7 24.8 13.8 22.2 19.6 Total Mujer D 20-2 4 Urbano ABC1 Sec.e Inf. C3 Univ. Sup. Hombre 15-19 25-29 Rural E C2 Téc. Sup.

(6)

121

ambiente. Estas instancias cumplen una función relevante en este sentido, en la medida en que ejercen presión e incentivan a los diferentes países a asumir un compromiso con el ecosistema. Por otro lado, las empresas representan una fuente importante de contaminación y así lo han asumido. En la actualidad, las em-presas han tenido que incorporar en la gestión de sus procesos el cuidado del medio ambiente, lo cual se enmarca generalmente en el modelo de responsabilidad social. Aunque muchos sectores pueden cuestionar la validez de la responsabilidad social en la gestión del cuidado medioambiental -directa o indirectamente- las empresas han tenido que contraer una mayor responsabilidad, ya sea por un compromiso real con el entorno o por la simple imagen y prestigio de la institución.8 En este punto, es importante subrayar

la función que pueden desempeñar las instituciones educativas

8. Actualmente, las grandes empresas realizan la publicación de reportes de sustentabilidad periódicos con el objetivo de transparentar sus proce-sos y compromiproce-sos laborales, administrativos y medio ambientales. En este sentido, en 1997 se creó el Global Reporting Initiative, institución que surge por un compromiso pactado por la Coalición de Economías Respon-sables del Medio Ambiente (CERES) y el Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas (PNUMA), y elabora una guía para la construcción de reportes de sustentabilidad. Esta guía tiene la función de generar re-portes de calidad, de modo, que logren la relevancia que hoy tienen los reportes fi nancieros. Ver http://www.globalreporting.org

y las universidades. En lo que concierne a la educación escolar, es fundamental el papel que puede cumplir en la incorporación, en la formación educacional y en el currículo, de contenidos que apunten a generar conciencia respecto de la relevancia del cuidado del medio ambiente, así como también, que propicien el desarrollo de prácticas tendientes a una relación más armó-nica con el entorno. En lo que se refi ere a las universidades, la función apunta a la formación de profesionales en este campo y un mayor desarrollo investigativo en el ámbito medioambiental. En cuanto a la distribución por sexo, no existen diferencias signifi cativas entre hombres y mujeres jóvenes salvo que estas últimas asignan una mayor responsabilidad a la ciudadanía que los hombres, en cambio, comparativamente, ellos creen en una mayor proporción que la responsabilidad es del gobierno. Las personas jóvenes pertenecientes al segmento socioeconómico ABC1 que se adjudica la responsabilidad con el cuidado del medio ambiente (16,4%) es casi el doble de la proporción de mujeres y hombres jóvenes -del nivel socioeconómico E-, que asume esta responsabilidad (8,5%). Esta misma tendencia se observa entre quienes creen que el gobierno debe preocuparse del medio ambiente: la juventud de nivel socioeconómico ABC1 le asigna mayor responsabilidad (26,8%) que las y los jóvenes de menores recursos (14,8%). En sentido contrario, el rol de los municipios en el cuidado ambiental es más valorado entre la población juvenil de menor nivel socioeconómico, pues el 14,2% del segmento E vincula a esta entidad al cuidado del entorno, mientras que esto desciende al 6,1% en el segmento ABC1 (Ver Gráfi co Nº 61).

4. PARTICIPACIÓN JUVENIL EN

ORGANIZACIONES DEDICADAS A LA

PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE

El 59,2% de la juventud está interesada en participar en alguna organización de protección al medio ambiente, mientras un 30,7% declara que no tiene interés en par-ticipar en ninguno de estos tipos de organizaciones.

Al preguntar por el interés en participar en alguna actividad vinculada al cuidado del medio ambiente, el 23,4% de la pobla-ción joven señala estar dispuesta a participar en el desarrollo de proyectos ambientales con un grupo de amigos/as, el 22,2% muestra interés en participar en campañas masivas en defensa del medio ambiente y el 13,6% manifi esta su disposición a apoyar a ONGs ambientalistas (Ver Gráfi co Nº 62).

Al sumar las tres opciones se observa que el 59,2% de la juventud chilena indica estar dispuesta a participar en alguna actividad vinculada al cuidado ambiental, porcentaje similar al interés que

La ciudadanía 39.3 Yo 10.7 Las empresas 4.0 Los organismos internacionales 2.9 Todos 2.1 Las escuelas/ universidades 0.9 Los partidos políticos 0.5

Otro 0.2 20.9 El gobierno 3.7 La juventud 10.4 Las municipalidades 2.4 Las ONG`s

QUIÉN DEBERÍA OCUPARSE DEL MEDIO AMBIENTE Total Muestra (Porcentajes)

GRÁFICO Nº 60

(7)

122

Total Muestra (Porcentajes)

Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV, 2009)

39,3 36,3 42,4 40,0 39,0 38,9 39,4 33,6 38,6 39,7 43,3 38,4 45,3 40,1 39,9 36,8 20,9 22,9 18,9 19,4 22,0 21,5 23,9 26,8 21,2 17,9 14,9 22,0 13,4 18,6 21,8 27,0 10,7 11,3 10,2 8,3 12,7 11,6 11,0 16,4 10,2 10,2 8,5 10,8 10,1 9,2 14,0 10,4 9,2 11,7 11,5 9,5 10,1 9,2 6,1 10,0 12,0 14,2 10,2 12,2 12,0 8,6 6,9 13,2

La ciudadanía El gobierno Yo Las municipalidades

muestran en participar en alguna organización en defensa de alguna causa (54,9%)9. Por el contrario, el 30,7% del segmento juvenil no está interesado en participar de alguna de estas actividades. Respecto a la distribución por sexo, no existen diferencias entre hombres y mujeres en el interés en participar de alguna actividad en protección al medio ambiente. En cuanto a las diferencias por edad, al igual que el interés que demuestra la juventud por participar en otro tipo de organizaciones, éste decae ligeramente en el tramo de 25-29 años.

Donde sí se aprecian diferencias importantes es en la distri-bución por nivel socioeconómico. En este sentido, es notoria la declinación en el interés por participar, a medida que disminuye el nivel socioeconómico y el nivel educativo de las y los jóvenes.

9. Pregunta número 52.2: ¿Participarías de organizaciones o grupos que de-fi endan alguna causa social? (voluntariado, medio ambiente, derechos humanos, derechos de la mujeres, etc.) En el capítulo de Procesos de in-tegración al Sistema Democrático de la Sexta Encuesta Nacional de la Juventud.

Considerando la proporción de quienes manifi estan que no tienen interés en participar en alguna organización vinculada al cuidado al medio ambiente, el segmento E muestra el mayor porcentaje (34,6%), lo que desciende hasta el 21,1% en el segmento ABC1. Lo mismo sucede al observar a la población juvenil según su nivel de estudios, vale decir, la juventud de mayor nivel educativo muestra un mayor interés de participación; el 32,9% de la juventud de nivel secundario o inferior señala que no tiene interés en participar en alguna de estas organizaciones, proporción que desciende al 24,9% entre la juventud con nivel universitario.

Si se examinan las alternativas de participación por separado, resulta interesante subrayar que tanto la participación en campañas masivas como el apoyo a ONG´s ambientalistas aumenta a mayor nivel socioeconómico, mientras que el desarrollo de proyectos ambientales muestra una distribución más pareja.

Hombre Mu jer D E Total 15-19 20-2 4 25-29 ABC1 C2 C3 Urbano Rural

(8)

123

5. COMENTARIOS FINALES

De acuerdo a lo expuesto anteriormente, tanto para el segmento juvenil como para la población en general, el medio ambiente adquiere una relevancia secundaria en comparación a otros asun-tos que deben ser resuelasun-tos en el país. Sin embargo, habría que evaluar si es válido priorizar algunos problemas por sobre otros. En este sentido, el desarrollo sustentable es un modelo que se aplica o no, es decir, implica adquirir una postura al respecto. El desarrollo sustentable es un concepto que, además de contem-plar la protección, el cuidado y el mantenimiento de los entornos naturales, como una variable relevante para la sustentabilidad y viabilidad de un modelo de desarrollo; considera además el crecimiento económico, así como también el desarrollo social. Es decir, el concepto hace referencia a tres dimensiones: crecimiento económico, equidad y calidad del medio ambiente10.

10. El desarrollo sustentable se defi ne como el proceso de mejoramiento sostenido y equitativo de la calidad de vida de las personas, fundado en medidas apropiadas de conservación y protección del medio ambiente, de manera de no comprometer las expectativas de generaciones futuras. http://www.sofofa.cl/ambiente/documentos/ejemplo.pdf

Según los datos analizados, es posible postular que la juventud chilena asocia el cuidado medioambiental a un asunto de res-ponsabilidad gubernamental y a un elemento de autoconciencia de la ciudadanía. Sin embargo, entidades como los organismos internacionales, las ONGs, las empresas, las escuelas y las uni-versidades, quedan relevadas en un segundo plano en este rol. Por último, aunque la población juvenil chilena muestra un alto interés en participar en actividades asociadas a la defensa y protección de medio ambiente, la participación efectiva en di-chas acciones es baja11, lo cual representa un nicho para que la

población juvenil participe en este tipo de acciones y se involucre en los temas medio ambientales de la agenda nacional.

11. Según esta misma encuesta el 5,4% de la juventud ha participado durante los últimos 12 meses en una organización que defi ende una causa o ideal (ecológica, derechos humanos, derechos de la mujer, derechos de las minorías sexuales, etc.)

Total 15-19 20-2 4

25-29 ABC1

C2 C3

Urbano Rural

Sec.e Inf. Téc. sup. Univ. sup. Hombre Mu

jer D E

Ninguna

Desarrollar proyectos ambientales con un grupo de amigos/as Participar en campañas masivas (consumo de agua, de electricidad) Apoyar ONG`s ambientalistas

INTERÉS EN PARTICIPAR EN ACTIVIDADES RELACIONADAS CON LA MEJORA O DEFENSA DEL MEDIO AMBIENTE SEGÚN SEXO, TRAMO ETARIO, NIVEL SOCIOECONÓMICO, LOCALIDAD Y NIVEL EDUCATIVO

Total Muestra (Porcentajes)

Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud, (INJUV 2009)

GRÁFICO Nº 62 30,7 31,2 30,3 29,5 29,0 34,2 21,9 29,1 30,2 33,7 34,6 30,3 33,7 32,9 30,1 24,9 23,4 23,5 23,3 25,6 24,5 19,6 28,1 24,1 23,0 21,3 25,0 22,5 29,3 23,2 21,1 25,2 22,2 22,2 22,3 23,3 22,1 21,1 21,1 25,0 24,8 19,6 15,7 22,8 18,0 21,2 23,2 24,6 13,6 13,6 13,7 11,2 14,7 15,4 22,8 13,4 11,7 13,7 11,6 14,1 10,1 11,5 16,9 18,0

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :