CONSEJOS DE ALIMENTACIÓN Y VIDA SALUDABLE DE LOS 6 A LOS 12 MESES

Descargar (0)

Texto completo

(1)

CONSEJOS DE ALIMENTACIÓN Y VIDA SALUDABLE DE LOS 6 A LOS 12 MESES

La alimentación complementaria (administración de cualquier alimento distinto a la leche) se

introducirá de forma individualizada (un alimento cada vez), lenta (con intervalos para cada nuevo alimento entre 8-10 días) y de forma gradual, sin forzar al niño/a. El cambio de un sabor a otro requiere repetidas ofertas.

Leche: Continuar el amamantamiento junto con las comidas complementarias adecuadas,

hasta los dos años de edad y/o hasta que la madre y su hijo/a quieran.

Si toma lactancia artificial, a los 6 meses se pasará a la Leche adaptada de Continuación (tipo 2). Debe asegurarse una ingesta mínima de 500 ml/día (sin tampoco sobrepasar los 750- 800 ml/día).

El momento de la comida debe ser agradable y tranquilo.

Calendario recomendado de introducción de alimentos

(No se aconseja introducir ningún alimento que esté fuera de estas recomendaciones sin el consejo previo de su pediatra).

6º MES

Papilla de CEREALES (preparada con leche materna o leche adaptada).

Las primeras tomas se pueden iniciar con 1-2 cucharaditas de por cada 100 ml, comprobando tolerancia, para ir poco a poco aumentando la cantidad hasta 4 cuch por cada 100 ml.

El tipo de cereales puede ser sin gluten los primeros días pero se aconseja ir introduciendo los cereales con GLUTEN (en pequeñas cantidades) a lo largo del 6º mes de vida (por ejemplo: la mitad de cucharadas sin gluten, la otra mitad con gluten).

Zumo/Papilla de FRUTAS naturales.

Papilla de frutas frescas (manzana, pera, plátano, naranja), preferiblemente maduras (y de una en una al principio), a la que se añade un poco de zumo de naranja.

Es preferible el consumo de fruta entera al de zumos (que siempre serán naturales). No añadir azúcar ni miel.

Puré de VERDURAS/HORTALIZAS con CARNE (pollo)

a) Verduras – La introducción se hace inicialmente con el caldo vegetal y 1 ó 2 verduras:

judías verdes, puerro, zanahoria, apio, cebolla calabaza, calabacín.

NO están indicadas durante el primer año las siguientes verduras: espárragos, remolacha, espinacas, acelgas, ajo, col, coliflor, nabo.

b) Carne – La primera carne magra será el pollo, 30-40 gr. sin piel ni grasa.

La introducción se hace en forma de puré de forma que la carne constituya la mitad de la ración de puré que tome el niño.

La cantidad de carne magra se podrá incrementar paulatinamente sin sobrepasar los 70- 80 gramos/día al final del segundo año de vida.

Si el niño precisase una ración mayor se hará siempre a expensas de aumentar la

(2)

7º MES

• Puré de Carne (parte magra) y verduras –

Pollo o pavo (5-6 días/semana) ó cordero o ternera (1-2 días/semana).

• Papilla de frutas – Fruta variada del tiempo (excepto frutas rojas como fresa o moras y frutas tropicales como chirimoya o papaya).

• Papilla de cereales con GLUTEN (de 5 o 7 cereales o multicereales SIN miel).

Se puede dar ya una papilla con 5 -7 cuch./100 ml.

Posible introducción de galletas tipo “María” (no deben llevar huevo) en papilla de frutas.

8º MES

• Puré de carne y verduras –

Ave (5 o 6 días/sem) u otras carnes magras (1 o 2 días/s).

Se puede añadir pasta (fideos) sin huevo.

• Si no hay un buen aporte lácteo: Posible yogur de leche adaptada.

El resto de derivados lácteos se introducirán a partir de los 12 meses de vida.

A partir del 8-9º mes de vida pueden introducirse alimentos no triturados para potenciar la masticación y a partir del 9º-10º mes de vida puede introducirse la cena con un puré de verduras más suave que el de la comida.

9º MES

• Puré de verduras con carne – Ave (3 o 4 días/sem) u otra carne magra (1 día/sem) ó pescado blanco (2-3 veces/sem): hervido 60-70 gr. sin piel ni espinas (se podrá incrementar sin sobrepasar los 90-100 gr./día al final del segundo año de vida). Puede ser congelado

10º MES

• Huevo – Yema de huevo cocida añadida al puré del mediodía.

Se empieza con una cuarta parte y se va aumentando progresivamente hasta darla entera; máximo 2-3 yemas/semana.

11º MES

• Legumbres (lentejas, garbanzos, judías) – Se ofrecerán de forma gradual y muy

progresiva 1 ó 2 veces/semana preferiblemente sin piel y junto a arroz y verduras.

(3)

12º MES

A la edad de 12 MESES el lactante puede empezar a sentarse a la mesa con el resto de la familia e iniciarse en el aprendizaje para comer solo (cubiertos, vaso).

Para aprender tiene que experimentar y mancharse; si no lo permitimos, perderá el interés.

La tolerancia y el respeto a la autonomía del niño cuando se incorpora a la mesa facilitan el aprendizaje de hábitos correctos:

1. El niño no debe ser forzado a comer, ni premiado con alimentos:

El adulto es el responsable de la provisión variada y equilibrada de alimentos y el niño, de comer la cantidad adecuada a su apetito y necesidades.

2. No ofrecer alimentos alternativos.

3. No alargar el tiempo de las comidas.

4. Establecer un horario regular, evitando alimentos entre horas.

5. Iniciar la rutina de hacer 5 comidas al día ( desayuno al levantarse, otra toma a media mañana, comida, merienda y cena)

Es importante evitar conflictos durante las comidas, ya que el acto de comer debe ser

agradable, ofreciendo al niño la oportunidad de observar y participar en la conversación

del adulto y contribuyendo al desarrollo conceptual, sensorial y del lenguaje.

(4)

ACTIVIDAD FÍSICA

“Duermo boca arriba, juego boca abajo”

El objetivo de la actividad física será fomentar mediante el juego, un adecuado desarrollo del lactante, que fortalecerá la musculatura necesaria para poder desplazarse, a través del gateo y posteriormente de la marcha, así como lograr la manipulación de objetos con total autonomía, adquiriendo una imagen corporal global.

A esta edad hay que tener especial cuidado con el bebé, por lo que habilitaremos áreas seguras que le permitan jugar y explorar. Serán áreas grandes, novedosas y no restrictivas, para que el niño se pueda mover con total libertad y pueda coger todo lo que esté a su alcance.

Debemos jugar con él, de esta manera se fortalecerá el vínculo madre-padre-hijo, además nuestra proximidad le transmitirá seguridad en su actividad exploradora. No es aconsejable poner al niño en silletas de bebes u otros lugares restrictivos durante periodos prolongados de tiempo, pues se incita la inactividad.

Actividades recomendables para los niños hasta los 12 meses de edad:

• Poner al bebé en una manta en el suelo con algunos juguetes.

• Proporcionarles juguetes de colores brillantes, fáciles de agarrar, que puedan ser estrujados o que tengan texturas diferentes para alentarlo a que los alcance y los agarre.

• Tumbar al bebé boca abajo y alentarle a que eleve la cabeza y patee.

• Cuando el bebé está aprendiendo a girar, poner un juguete que le guste fuera de su alcance para hacer que lo siga intentando.

• Cambiarle de posición, jugar con él en el aire, hacer que sienta las distintas posturas: boca abajo, boca arriba, cabeza para abajo, etc. Esto estimulará su equilibrio y coordinación.

• Ayudarle a mover sus manos para que aprenda los movimientos.

• Llevar al bebé a nuevos ambientes, sentarlo y dejar que explore, asegurándonos de que el

área es “a prueba de bebés”.

(5)

Actividades a realizar de 6 a 9 meses

Actividades de 9 a 12 meses

Figure

Actualización...

Referencias