• No se han encontrado resultados

Itinerario del viaje. Gran Bretaña, 8 Días A tu aire en coche Ruta por Inglaterra y Norte de Gales

N/A
N/A
Protected

Academic year: 2022

Share "Itinerario del viaje. Gran Bretaña, 8 Días A tu aire en coche Ruta por Inglaterra y Norte de Gales"

Copied!
7
0
0

Texto completo

(1)

Gran Bretaña: Ruta por Inglaterra y Norte de Gales

Gran Bretaña, 8 Días · A tu aire en coche

Ruta por Inglaterra y Norte de Gales

Tienes ante ti una ocasión única para conocer el suroeste de Inglaterra y el norte de Gales en tan sólo ocho días. Para eso, hemos seleccionado los destinos más relevantes e interesantes de las dos naciones. ¿Cuántas veces has oído hablar de Cambridge? Esta es tu oportunidad para visitar una de las universidades más prestigiosas del mundo y para sentirte un universitario más en la ciudad. Tanto, que seguro que te entran ganas de matricularte en alguna facultad. Si no, no te preocupes, porque se abre ante ti un gran abanico de posibilidades. Desde visitar los castillos de Lincoln, Skipton, Conwy o caminar por Stratford Upon Avon, la cuna de William Shakespeare. Si algo caracteriza esta Ruta son los contrastes. Un día visitas el primer puente hecho con hierro en todo el mundo en Ironbridge, otro te embarcas en el primer barco de vapor hecho de hierro que cruzó el Atlántico o tienes la oportunidad de ver una copia de la Carta Magna en Lincoln. Un día estás a las puertas de la casa más pequeña del Reino Unido en Conwy y el siguiente eres testigo de la red de tirolinas de última

generación más larga del Hemisferio Norte. Las encontrarás en el Parque Nacional de Snowdonia, uno de los parques nacionales más

espectaculares del país. Espectacular también es la región de Devon. Te dejará sin palabras la Costa Jurásica, al igual que la Riviera inglesa. Es todo un descubrimiento, sobre todo cuando tengas delante de tus ojos playas de azul turquesa y fondos marinos esperando a los buceadores más intrépidos. ¿Pero no era aquí donde llovía siempre? La respuesta es no. Es la región que menos precipitaciones acumula en el Reino Unido, así que ¡la meteorología ya no es una excusa! Llegados a este punto, pocas dudas tendrás de que esta es tu Ruta. Por si acaso, decirte que si eres un amante del turismo gastronómico, estás también de enhorabuena porque no hay mejor chocolate que el de York. De hecho, aquí se encuentra la fábrica de Kit Kat y la oportunidad de fabricar tu propio chocolate. Además, la materia prima de la comida galesa es de primera y las raciones más que

generosas.

Fechas de salida_ Salidas desde Julio 2022 hasta Junio 2023

Desde_ Madrid, Zaragoza, Valencia, Bilbao, Santander, Alicante, Granada, Murcia, Sevilla, Asturias, Málaga, Ibiza, Santiago de Compostela,

Barcelona, A Coruña, Mallorca, Menorca, Lanzarote, Gran Canaria, Tenerife

NATURALEZA CULTURALES

Itinerario del viaje

(2)

DÍA 1 · CIUDAD DE ORIGEN - LONDRES - CAMBRIDGE

Salida del vuelo desde la ciudad de origen hasta Londres y recogida del coche de alquiler. Hoy verás multitud de lugares especiales, así que afina tus sentidos y ponte al volante. Para empezar, debes decidir si hacer algo de turismo por Londres o si partir directamente hacia Cambridge. ¡Tú eliges! Si optas por visitar la capital, nuestra

recomendación es que te centres en la zona de Westminster. Puedes ver el Big Ben, Palacio, la Catedral y el puente de Westminster, pasear por el Támesis y llegar hasta el Palacio de Buckingham. Muy cerca se encuentra también Downing Street, la residencia del Primer Ministro, y el parque de St James. Si tu elección es dirigirte directamente hasta Cambridge, tienes por delante dos horas de camino. Si es la primera vez que conduces por Reino Unido te aconsejamos que al principio te lo tomes con calma. Seguramente te parecerá complicado, pero no te preocupes porque te acostumbrarás muy rápido. Cambridge es junto a Oxford una de las ciudades universitarias con más prestigio de todo el mundo. Su tradición y su éxito se basan en el trabajo duro y se ha forjado con el paso de las décadas. Los estudiantes se reparten en los diferentes Colleges que se encuentran diseminados por toda la ciudad.

Puedes ver el que quieras, pero el más conocido es el King’s College. Es gratis si lo visitas aprovechando la misa de las 17:30h, que te dará la oportunidad de ver el interior y también de escuchar uno de los mejores coros del mundo.

Te dejará sin palabras. Al igual que el Reloj Corpus. Lo inauguró Stephen Hawkins en 2008 y es fascinante. Observa su péndulo durante 5 minutos exactos y descubrirás lo particular que es. No te olvides de su saltamontes. ¡Es monstruoso! Una vez que hayas descubierto el secreto del reloj es hora de que conozcas la calle King’s Parade y te deleites con las vistas que te ofrece la torres de la Great’s Mary. Si eres un amante del arte, Cambridge tiene un museo que te sorprenderá: el museo Fitzwilliam. Es gratuito y alberga algunas obras egipcias, griegas y romanas de gran relevancia. Otra opción es pasear por alguno de sus parques o acercarte al río Cam. Si te animas, puedes

navegar por sus canales e incluso sentirte gondolero por un día. Es una gran experiencia. Por último, y como novedad, se organiza una búsqueda del tesoro con pruebas y retos por toda la ciudad. Es una fórmula muy innovadora de conocer la ciudad. Alojamiento en Cambridge.

DÍA 2 · CAMBRIDGE - LINCOLN - YORK

Si después de visitar Cambridge no te han entrado ganas de quedarte a estudiar un ‘Bachelor’ es hora de visitar Lincoln. Una de sus principales atracciones es su Catedral. Tardó 4 siglos en construirse y es espectacular tanto por fuera como por dentro. La fachada es increíble y nos quedamos sin adjetivos para describir los vitrales. Es de estilo gótico y es la tercera más larga de toda Inglaterra. La torre más alta alcanza los 83 metros de altura y en el momento de su construcción puso a Lincoln en lo más alto del Reino Unido y muy probablemente de todo el mundo. También te recomendamos que visites Lincoln Castle. Si eres fan de la serie Dowton Abbey te sonará porque es un plató muy habitual. La belleza del castillo ya justifica su visita, pero es aún más atractivo si le sumamos el tesoro que alberga:

una de las 4 copias originales que se hicieron de la Carta Magna. Limitaba el poder de la monarquía en el siglo XIII y es la única -junto a la Salisbury- que se puede ver en todo el mundo, así que vale mucho la pena. El castillo está amurallado completamente y recorrer sus murallas te dará una visión de 360º no sólo del edificio, sino de

prácticamente toda la ciudad. Si tienes curiosidad por visitar sus mazmorras o las salas de torturas, no te preocupes, que también podrás verlas. En cuanto a la ciudad de Lincoln, una de las visitas imprescindibles es la The Strait, una calle peatonal llena de tiendas tradicionales y de cupcakes. ¡No os vayáis sin probar uno! Después de un dulce, puedes dar un paseo por el Lincoln Brayford Waterfront al lado de mar y cruzar el High Bridge, el puente más antiguo de todo el Reino Unido. Se construyó en el 1160 a.C. Más de 20 siglos más tarde, en 1750, se detuvo el tiempo en el Museum of Lincolnshire Life. Aquí podrás vivir en el Lincoln del siglo XVIII sin precisar de una máquina del tiempo. La última parada del día es York. Y nada mejor que empezar por su museo del chocolate. Es un paseo por su historia, sus secretos y sus curiosidades y también la oportunidad de hacer tu propio chocolate. Y aquí en York saben mucho de chocolate; tanto que la fábrica de Kit Kat se encuentra en la ciudad. Después de saciar el sentido del gusto, es hora de activar la vista y el oído. ¿Y dónde mejor? En la Catedral de York. Si coincides con alguna misa estás de suerte porque su acústica es apasionante y oirás la música con un sonido envolvente natural. Ya que estás aquí y si tu estado de forma te lo permite, acepta el reto de subir los 275 escalones de su torre central y disfruta de las mejores vistas de la ciudad. Al bajar, te espera una recompensa de leyenda. Cuentan que si besas a tu pareja bajo la Great West Windows vuestro amor perdurará siempre. Y ya sabes: ¡la sabiduría popular no miente! Si aún te sobra tiempo antes de cenar, puedes pasear por los jardines del Museo de Yorkshire. Alojamiento en York.

(3)

DÍA 3 · YORK - SKIPTON - RIPLEY - HARROGATE - CHESTER

Dejarás York para adentrarte en Skipton, la puerta más al sur del Parque Nacional de Yorkshire Dales. Si ayer te gustó el castillo de Lincoln y quieres comparar con el de Skipton, desciende hacia las mazmorras de su castillo y visita las torres de vigilancia. Si ya tuviste suficiente, adéntrate en su bosque. Dicen que es mágico y, a juzgar por su apariencia, lo único que le falta son elfos paseando entre los árboles. Muy cerca se encuentra la Holy Trinity Church. Si no te impresiona por fuera, entra y verás. A continuación, si te perdiste la experiencia en Oxford, es hora de navegar por el canal de Skipton. Se parece más a los canales holandeses que a Venecia, pero la experiencia es igual de

enriquecedora. Si tienes ganas de comprar, acércate al mercado. Verás que tiene un marcado aire medieval. Se debe a que es el propietario del castillo quien concede los derechos para que se celebre 4 días a la semana. Ofrece prácticamente de todo, desde productos tradicionales hasta los más modernos, aunque su mayor negocio sigue siendo el ganado. A 45 minutos de distancia se encuentra Harrogate. Es sobrecogedor el memorial a las víctimas de las dos Guerras Mundiales, así que nada mejor para recuperar el ánimo que visitar los jardines de Valley Gardens. Los ha diseñado el diseñador de jardines Paul Hervey-Brookes y en ellos podrás deleitarte con las piruetas de los skaters, los conciertos que se celebran o con el hecho de tomarte un té. Cualquier época del año es buena, pero te

recomendamos especialmente que veas Harrogate nevado. Es impresionante. También impresiona su cementerio.

Está siempre concurrido y es un lugar ideal para los amantes de la fotografía. La ciudad de Harrogate no se entiende sin la afición por la hípica. En el caso de que coincidas con alguna competición de salto, acércate a verla porque es muy curiosa y el ambiente es muy agradable. Si vas bien de tiempo, haz un esfuerzo por acercarte a Hackfall Woods.

Es uno de los paisajes más bonitos que verás en todo el trayecto y probablemente en toda tu vida. Hay cascadas, senderos, árboles centenarios, un río, un lago e incluso templos. Se organizan diferentes rutas. Elige la que más se ajuste a tus horarios. Pero no te olvides de Chester y de que tienes una larga distancia que recorrer. Necesitarás 2 horas y media para llegar al paraíso de las compras. Y es que Chester cuenta con los mejores outlets de la zona. Su zoo también es especial. Posiblemente es el mejor de todo el Reino Unido y alberga multitud de especies exóticas que son difíciles de ver en cualquier zoológico. El día se va acabando y te animamos a que lo hagas de la mejor manera posible, haciendo un microcrucero por el río Dee viendo cómo se esconde el sol. Si no eres mucho de

cruceros, no te preocupes, porque puedes poner el broche a la jornada visitando el anfiteatro romano más antiguo del Reino Unido o la Catedral. Alojamiento en Chester.

DÍA 4 · CHESTER - GALES DEL NORTE (CONWY - CAERNARFON - SNOWDONIA) - CHESTER

Estás en el ecuador de la ruta y es hora de adentrarse en la zona norte de Gales. A una hora de Chester está Conwy. El castillo de Conwy es una de sus principales atracciones. Tiene una entrada peatonal a la izquierda, pero si tenéis el castillo a vuestra espalda, te recomendamos que entres mejor por el puente. Te sentirás un auténtico caballero y te faltará pedir un caballo para gritar en Gales que te abran las puertas. Los muros pueden llegar a tener hasta 4 metros de ancho y las vistas desde alguna de sus 8 torres te ayudarán a entender por qué se construyó justo en este enclave.

Aun estando integrado en Conwy permite divisar todo el estuario del río y las decenas de barcos que se encuentran fondeados. En su época, ningún barco enemigo podía acercarse sin ser visto. Si te animas a pasear por la ciudad, no te olvides de visitar la casa más pequeña del Reino Unido. Es algo muy turístico, pero no deja de sorprender cómo alguien de 1’90 de estatura pudo vivir en una ‘casa’ de 3 metros de ancho por 1,80 de altura. El castillo de Conwy es recomendable, pero también lo es y mucho el de la siguiente parada, el de Caernarfon. Está integrado en la ciudad, junto a la desembocadura del río. Está situado a la perfección para vigilar la llegada de barcos enemigos y es uno de los símbolos del dominio británico del mar. Se encuentra entre la isla de Anglesey y el Parque Nacional de

Snowdonia: ¡Eduardo I no tenía nada de mal gusto! Como curiosidad, en 1969 albergó la investidura de Carlos de Inglaterra y Príncipe de Gales. La última parada del día es el Parque Nacional de Snowdonia. Está plagado de fauna y naturaleza salvaje. Los amantes de la montaña están de enhorabuena. ¡Bienvenido a la Capital del Turismo de Aventura! En este paraíso está la red de tirolinas de última generación más larga del Hemisferio Norte mundial.

También tienes la posibilidad de saltar en camas elásticas construidas en las profundidades de una cueva, hacer senderismo, rafting, barranquismo… y hasta ¡surf! Es hora de volver a Chester y cenar. Tienes por delante 1 hora y 45 minutos de coche: ánimo y piensa en la cena que te mereces. Alojamiento en Chester.

(4)

DÍA 5 · CHESTER - IRONBRIDGE - STRATFORD UPON AVON - COTSWOLDS (BOURTON-ON-THE-WATER - STOW-ON- THE-WOLD) - BRISTOL

Con tristeza te despedirás de Chester, pero recuperarás la sonrisa en cuanto llegues a Ironbridge. El paisaje te asombrará incluso antes de llegar. La ciudad se encuentra en un valle precioso por el que desfila el río Severn. Este río lo cruza un puente que, como no podía ser de otra forma en este lugar, es de hierro. De hecho, da nombre a la ciudad y es el primero que se construyó de este material en todo el mundo. Fue en 1779 y su creador, Abraham Darby III. Te proponemos un reto: a ver si consigues hacer una foto en la que puente y reflejo en el agua formen un círculo perfecto. Nosotros lo hemos conseguido, así que.. ¡Suerte! En cuanto tengas la instantánea, fíjate en que a cada lado del puente hay unas escaleras que te llevarán a un sendero que bordea el cauce por las dos orillas. Es muy relajante y te ayudará a estirar las piernas antes de dirigirte hacia Stratford Upon Avon. Si te interesa la historia de la industria del hierro, antes de irte puedes visitar el museo que se encuentra a 20 minutos. Es muy interesante. Aunque si estás ansioso de conocer la ciudad que vió nacer a William Shakespeare, coge el coche porque Stratford Upon Avon te espera. Hay una ruta que te conducirá hacia todos aquellos lugares que fueron significativos en la vida del escritor británico más universal: la granja de Mary Arden, la cabaña de Anne Hathaway -su mujer- o la casa de Nash o el Hall’s Croft. Así, hasta visitar la iglesia de la Santísima Trinidad, donde descansan los restos de Shakespeare y su esposa.

Si tienes tiempo, los jardines de Bancroft son una maravilla, sobre todo cuando los cerezos están en flor. Llegado a este punto estás preparado para adentrarte en Cotswolds. Esta zona está declarada “Área de Excepcional Belleza Natural”. Lo entenderás al ver sus cuidados pueblecitos como Bourton-on-the-Water y Stow-on-the-Wold, todos ellos con edificios originales hechos de piedra caliza color miel que te trasladarán a un cuento en plena campiña inglesa.

¡No mires el reloj y disfruta del paisaje! La primera parada está en Bourton-on-the-Water. Te enamorará y, tranquilo, no serás el primero que quiere comprarse una casa y quedarse a vivir aquí. Todo está muy cuidado: los setos cortados al detalle, las fachadas inmaculadas y los jardines perfectos. Es todo un espectáculo para el visitante. Si eres amante de la cerveza, tienes una fábrica que te está llamando. En el caso de ser un aventurero, pregunta por el laberinto de la libélula y anímate a resolver las pruebas y llegar al final. A tan solo 10 minutos, está tu siguiente destino: Stow-on-the- Wold. Es famoso por su lana, sus antigüedades y su artesanía. La mejor época para visitarlo es cuando se celebra la feria del caballo, pero siempre es sinónimo de una oferta gastronómica sin igual en la zona. Para acabar la jornada, nada mejor que desplazarse hasta Bristol. Es una ciudad universitaria llena de comercio, historia y cultura. Vestida en todos sus rincones por obras de grafiteros y artistas callejeros como Bansky. De hecho, pasear por el centro es descubrir grandes obras de arte en cada esquina. Vete de compras por Park Street, observa las ardillas en el Brandon Hill Park, desde donde obtendrás una de las mejores vistas del río y el mar, y embárcate en el crucero en el “SS Great Britain”, el primer barco de vapor hecho de hierro que cruzó el Atlántico. Antes de dormir, sumérgete en su vida nocturna en el puerto. Alojamiento en Bristol.

DÍA 6 · BRISTOL - DEVON - EXETER

Antes de marcharte de Bristol, debes hacer una última e imprescindible parada: cruzar el puente colgante de Clifton, ubicado entre altos peñascos que se alzan sobre el río Avon. Si quieres más información sobre su construcción, puedes entrar en el museo que hay al otro lado. Es gratis. Lo que no tiene precio es la región de Devon. Olvídate de todo lo que se dice del clima británico y descubre un universo de grandes playas, espacios para deportes de aventura y un lugar preparado para el turismo familiar. No está ni mucho menos masificada, pero hay ejemplos, como el de Torquay, que mejor no enseñar a nadie y quedárselo para uno mismo. Se la conoce como la “Riviera inglesa”. Cuenta con más de 20 playas y con santuarios para los buceadores. La Costa Jurásica es otro lugar que no deberías pasar por alto. Es impresionante. Imagínate calas resguardadas por acantilados y pequeñas montañas en las que disfrutar del mar sin apenas compañía. Para que te hagas una idea de la singularidad de Devon, aquí te encontrarás pueblos con moneda autóctona en curso legal y que llevan una vida totalmente sostenible. Si lo prefieres, adéntrate en el Parque Nacional de Dartmoor y no te olvides de hacerle una foto al Haytor. Con un poco de suerte consigues hacerla sin nadie en la cima. La capital de Devon es Exeter, tu siguiente parada. Su Catedral se merece una visita en

condiciones, pero no dejes de hacer lo propio con los restos romanos que se encuentran en la ciudad. Es un choque de culturas continuo, porque la arquitectura tradicional se mezcla aquí con la moderna en una buena armonía. Son llamativas también las ciudades de Ivybridge o Plymouth, con su archifamoso faro. Alojamiento en Exeter.

(5)

Londres Cambridge Lincoln DÍA 7 · EXETER - STONEHENGE - SALISBURY - CHICHESTER - BRIGHTON - LONDRES

La Ruta está llegando a su fin y hoy tienes por delante 3 paradas pero con 2 horas de coche entre cada una. Por eso, organízate bien el tiempo para llegar a la meta. La primera parada es Salisbury, “la Ciudad del Countryside”. Con más de 750 años de antigüedad, como imaginarás, no ha perdido un ápice de su encanto. Su principal atractivo es su Catedral gótica desde la que emerge una torre de más de 130 metros de altura. No sólo es famosa por ser la inspiración de Ken Follet para escribir el best seller “Los pilares de la tierra”, sino porque también alberga la Carta Magna. Con suerte, podrás deleitarte con la música celestial de su coro, que actúa todos los días de forma gratuita.

Otro gran reclamo de la ciudad es su colorido y concurrido mercado centenario que funciona todos los martes y sábados desde hace 800 años. A 2 horas en coche está Brighton, una de las ciudades costeras con más personalidad del país. Sus fachadas de colores la dotan de una personalidad alternativa, como el barrio de North Lane, repleto de tiendas alternativas y bares con mucho ambiente. También encontrarás mucha gente en Jubilee Street, una de las calles donde se localizan los mejores restaurantes de la ciudad. Es una zona ideal para comer, pero si prefieres un ambiente más playero, no dudes en coger el coche y acercarte hasta la playa para comer una ración de fish & chips en cualquier terraza. Ya que estás en la playa, no puedes perderte el Palace Pier. Si entras, podrás disfrutar de un parque de atracciones muy singular, casi de película. Si declinas la invitación, tienes una panorámica del muelle desde la playa. Eso sí, ni se te ocurra meter un dedo en el agua porque suele estar muy fría. Helado te quedarás si visitas el Acuario, uno de los más importantes del país, o si te dejas deleitar por el arte de los músicos que tocan en directo en East Street. El viaje se acaba y es hora de poner rumbo a Londres. Te aconsejamos que te acerques hasta Candem Town. Podrás pasear por el barrio y por el mercado, un sitio ideal para cenar comida de cualquier lugar del mundo a precios muy asequibles. Alojamiento en Londres.

DÍA 8 · LONDRES - CIUDAD DE ORIGEN

Presentación en el aeropuerto con suficiente tiempo de antelación para devolver el coche de alquiler y vuelo de regreso a la ciudad de origen. Llegada. Fin del viaje y de nuestros servicios.

Tu viaje incluye

Tu viaje incluye

Vuelo de ida y vuelta.

Estancia en el hotel seleccionado en Cambridge.

Régimen seleccionado en Cambridge.

Estancia en el hotel seleccionado en York.

Régimen seleccionado en York.

Estancia en el hotel seleccionado en Chester.

Régimen seleccionado en Chester.

Estancia en el hotel seleccionado en Bristol.

Régimen seleccionado en Bristol.

Estancia en el hotel seleccionado en Exeter.

Régimen seleccionado en Exeter.

Estancia en el hotel seleccionado en Londres.

Régimen seleccionado en Londres.

Coche de alquiler.

Seguro de viaje.

Destinos visitados

Tu viaje no incluye

Posible pago de peajes.

(6)

York Skipton Ripley

Harrogate Chester Conwy

Caernarfon Ironbridge Stratford Upon Avon

Bourton On The Water Stow On The Wold

Bristol Exeter

Salisbury Brighton

(7)

- Recuerda que en Reino Unido se circula por la izquierda.

- Las habitaciones triples en Europa son generalmente habitaciones con dos camas individuales o una doble, en las que se instala una cama plegable para acoger a la tercera persona, con las consiguientes molestias que ello supone, por ello, desaconsejamos su uso en la medida de lo posible.

- Las excursiones y visitas sugeridas para cada día son orientativas, pudiendo el viajero diseñar el viaje a su medida, de acuerdo a sus gustos y necesidades.

- La tarjeta de crédito está considerada una garantía, por lo que, a veces, su uso es imprescindible para poder registrarse en los hoteles.

- Normalmente los hoteles disponen de cuna para los bebés. De lo contrario, tendrán que compartir cama con un adulto.

- Para la recogida del coche de alquiler se requerirá una tarjeta de crédito (no de débito) a nombre del titular de la reserva, quien además deberá ser el conductor principal del vehículo.

- Este itinerario ha sido elaborado en colaboración con la Oficina Nacional de Turismo Británico (Visit Britain).

- Debes informar a la recogida del vehículo que vas a cruzar la frontera. A veces es necesaria una autorización para circular por determinados países o zonas/estados (como es el caso de EEUU y Canadá). Según las condiciones recogidas en el contrato de alquiler y la compañía contratada, puede llevar un suplemento a pagar en la oficina de destino.

Notas importantes

Referencias

Documento similar

Tras establecer un programa de trabajo (en el que se fijaban pre- visiones para las reuniones que se pretendían celebrar los posteriores 10 de julio —actual papel de los

Por PEDRO A. EUROPEIZACIÓN DEL DERECHO PRIVADO. Re- laciones entre el Derecho privado y el ordenamiento comunitario. Ca- racterización del Derecho privado comunitario. A) Mecanismos

En cuarto lugar, se establecen unos medios para la actuación de re- fuerzo de la Cohesión (conducción y coordinación de las políticas eco- nómicas nacionales, políticas y acciones

En el capítulo de desventajas o posibles inconvenientes que ofrece la forma del Organismo autónomo figura la rigidez de su régimen jurídico, absorbentemente de Derecho público por

Como asunto menor, puede recomendarse que los órganos de participación social autonómicos se utilicen como un excelente cam- po de experiencias para innovar en materia de cauces

[r]

De su pasado glorioso como centro cultural de Occidente quedan joyas universales como la Mezquita de Córdoba, la fastuosa ciudad palatina de Madinat al-Zahra (Medina Azahara) o

El contar con el financiamiento institucional a través de las cátedras ha significado para los grupos de profesores, el poder centrarse en estudios sobre áreas de interés