Problemas fitosanitarios de secadera y mosca de los botones florares en el cultivo de la granadilla :

Texto completo

(1)Consejo Departamental de Ciencia y Tecnología CODECYT. PROBLEMAS FITOSANITARIOS DE SECADERA Y MOSCA DE LOS BOTONES FLORALES EN EL CULTIVO DE LA GRANADILLA Edgar Herney Varón Devia Óscar Santos Amaya Ángela Yicela Vera Jordano Salamanca. Espinal, Tolima, Colombia.

(2) Varón Devia, Edgar Herney; Santos Amaya, Óscar; Vera, Ángela Yicela; Salamanca, Jordano. / Problemas fitosanitarios de secadera y mosca de los botones florales en el cultivo de la granadilla. Colombia. Corpoica. 2009. 52 p. Palabras clave: GRANADILLA; MOSCA NEGRA; SECADERA. Consejo Departamental de Ciencia y Tecnología CODECYT. La Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, contribuye al bienestar de la población colombiana, mediante la generación y transferencias de tecnologías, para hacer más eficiente y rentable la producción agropecuaria con criterios de competitividad, equidad, sostenibilidad y desarrollo científico y tecnológico.. © Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, CORPOICA. ISBN: CUI: CA: Primera edición: Tiraje:. 978-958-740-017-5 1111 PRO1391 Octubre de 2009 300 ejemplares. Linea de atención al cliente: 018000121515 atencionalcliente@corpoica.org.co www.corpoica.org.co Producción editorial: Diagramación, impresión y encuadernación Tel: 4227356 - Bogotá, D.C. www.produmedios.org Diseño: Diego Villate Impreso en Colombia Printed in Colombia.

(3) 2009 Granadilla. CONTENIDO. Presentación . 5. Introducción . 7. 1. Marco teórico. 8. 1.1. Generalidades sobre el cultivo de la granadilla 1.2. Generalidades sobre la mosca de los botones florales de la granadilla 1.3. Generalidades sobre secadera 1.4. Generalidades sobre extractos vegetales. 8 8 9 9. 2. Experimentos con la mosca negra de la granadilla (Dasiops inedulis). 11. 2.1. Obtención de adultos de la mosca negra de la granadilla para identificación 2.1.1. Metodología 2.1.2. Resultados. 11 11 13. 2.2. Experimentos con extractos para el manejo de mosca de los botones florales 2.2.1. Elaboración de los extractos vegetales 2.2.2. Evaluación de extractos en casa de malla 2.2.3.Resultados. 13 13 14 16. 2.3. Evaluación de extractos en condiciones de campo 2.3.1. Resultados. 17 19. 3. Incidencia de moscas negras en las fincas involucradas en el estudio. 20. 3.1. Resultados 3.1.1. Observaciones generales 3.1.2. Número de larvas por botón 3.1.3. Infestación con respecto al tamaño del botón floral 3.1.4. Descripciones de las lesiones causadas por Dasiops inedulis y D. yepezi. 3.1.5. Daño en botón floral por Dasiops inedulis 3.1.6. Daño en flor por D. inedulis 3.1.7. Daño en fruto por Dasiops yepezi. 21 21 22 22. 4. Biología de la mosca negra del botón floral D. inedulis. 26. 4.1. Ciclo de vida 4.2. Características morfológicas de la especie. 26 26. 23 23 24 24. 3.

(4) 2009 Granadilla. 5. Experimentos con secadera Fusarium sp.. 28. 5.1. Aislamiento e identificación de especies de Fusarium sp. asociadas al cultivo de la granadilla en cuatro municipios del Huila 5.1.1. Muestreo. 28 28. 5.2. Muestreo, aislamiento e identificación del agente causal de la secadera en la granadilla 5.2.1. Prueba de patogenicidad 5.2.2. Resultados. 29 29 32. 5.3. Preparación de extractos vegetales 5.3.1. Obtención del material biológico para evaluar su actividad fúngica sobre Fusarium sp.. 33. 5.4. Evaluación de la actividad fungicida de los extractos vegetales acuosos sobre Fusarium sp. 5.4.1. Resultados. 35 36. 5.5. Prueba en casa de malla para evaluación de extractos vegetales 5.5.1. Inoculación del patógeno 5.5.2.Resultados. 37 38 38. 6. Transferencia de tecnología. 40. 6.1. Capacitación en el manejo de secadera 6.1.1. Síntomas de la secadera en semilleros y almácigos 6.1.2. Síntomas de secadera en campo. 40 40 40. 6.2. Talleres participativos en el manejo integrado de plagas 6.3. Curso de buenas prácticas agrícolas en granadilla 6.3.1. Buenas prácticas agrícolas 6.3.2. Requisitos generales y recomendaciones para la aplicación de las BPA 6.3.3. Norma técnica colombiana, especificaciones para la granadilla 6.3.4. Propagación 6.3.5. Podas en granadilla 6.3.6. Poda de formación 6.3.7. Poda de producción y mantenimiento 6.3.8. Poda de renovación. 42 42 43 43 43 44 46 46 46 46. Conclusiones . 47. Recomendaciones. 48. Bibliografía . 49. 4. 33.

(5) 2009 Granadilla. Presentación Gracias al apoyo de la gobernación del Huila, el Consejo de Ciencia y Tecnología del Huila –Codecyt-, Colciencias y Corpoica, presentamos a la comunidad cien­­­tífica, técnica y productiva los resultados de la investigación “Problemas fitosanitarios de secadera y mosca de los botones florales en el cultivo de la grana­dilla”, limitantes importantes en la producción del cultivo de la granadilla (Passiflora ligularis Juss.). El departamento del Huila es hoy el mayor productor de granadilla con un crecimiento relativamente alto en un muy corto tiempo. Este crecimiento, sin embargo, ha traído problemas de plagas y enfermedades que impactan directamente la producción, los ingresos de los productores y finalmente la calidad del producto que hasta hoy goza de un buen prestigio en los mercados de la fruta. Las malas prácticas realizadas en el cultivo y el desequilibrio ecológico en las áreas de producción no han permitido un manejo y control racional tanto para la secadera como para la mosca de los botones. Las medidas de control implementadas no han sido efectivas y sólo han acarreado altos costos de producción y detrimento en la producción. Partiendo de la necesidad de encontrar nuevas alternativas amigables con el ambiente, para el manejo y control de los problemas fitosanitarios en el cultivo de la granadilla en el departamento del Huila, para beneficio de los productores presentamos los productos de la investigación basados en el uso de extractos vegetales y prácticas agronómicas que disminuyen los impactos acaecidos por la presencia de plagas y enfermedades en este cultivo. Sin embargo, estos primeros avances alcanzados gracias a la investigación realizada, no son por sí mismos la solución radical a los problemas fitosanitarios presentados. Se requiere hacer un esfuerzo para darlos a conocer a los productores, mediante procesos de transferencia de tecnología, y concientizar a los agricultores de que las medidas se deben tomar regionalmente, pues no son efectivas si no las toman todos los productores en una zona de producción.. 5.

(6) 2009 Granadilla. Los problemas aún no están resueltos en su totalidad; se requiere, por lo tanto, continuar con la gestión de nuevos proyectos de investigación que permitan en el mediano y largo plazo superar los impactos de los problemas fitosanitarios y actuar de manera efectiva en el ambiente para disminuir los riesgos económicos. La aplicación de buenas prácticas agronómicas en los cultivos permitirá en un futuro cercano alcanzar la calidad requerida por los mercados y evitar las pérdidas continuas por el desconocimiento de éstas. Lorenzo Peláez Suárez, Director Corpoica C.I. Nataima. 6.

(7) 2009 Granadilla. Introducción En los últimos siete años el crecimiento del área sembrada de granadilla en el departamento del Huila ha sido mayor al 700%, pasando de 450 ha en el 2002 a 3422 en el 2008, y se espera un incremento de 243 nuevas hectáreas en el 2009, con un rendimiento promedio en el 2008 de 10430 kg/ha. Los principales productores de granadilla en el Huila son los municipios de Palestina (860 ha), La Argentina (673 ha), Garzón (316 ha), Gigante (306 ha) y Pitalito (188 ha) (Secretaría de Agricultura y Minería del Huila, 2009). Cada zona de producción tiene sus particularidades en cuanto al manejo del cultivo (García et al., 2007). La granadilla dispone de alta demanda en el mercado. Sin embargo, existe en la región del Huila, así como en otras regiones de Colombia, una problemática por el uso excesivo de plaguicidas para controlar plagas y enfermedades, debido a problemas de carácter fitosanitario en el cultivo. También se da el caso del uso de productos químicos que no tienen ninguna acción sobre lo que el agricultor quiere controlar (por ejemplo, aplicación de fungicidas para problemas entomológicos o viceversa y aplicación de bactericidas contra hongos patógenos, etc.). Los productores utilizan además productos altamente tóxicos para controlar tanto malezas como plagas y enfermedades en sus cultivos. Se necesita generar nuevos paquetes tecnológicos para el manejo fitosanitario de pasifloras en el Huila si se quieren mantener o conquistar mercados externos, que permitan ampliar las perspectivas de producción para este departamento, mejorar la productividad y disminuir el impacto ambiental de la producción de estos cultivos. Edgar Herney Varón Devia Investigador Ph.D. Asistente Corpoica C.I. Nataima. 7.

(8) 2009 Granadilla. 1 Marco teórico 1.1. Generalidades sobre la mosca negra de la granadilla. La granadilla (Passiflora ligularis Juss.) es una planta originaria de América tropical, que se cultiva desde el norte de Argentina hasta México (Leal, 1990). Esta planta pertenece a la familia Passifloraceae (Gutiérrez, 1984) y ha sido cultivada por el hombre para el consumo de su fruto, principalmente, aunque se reconoce que de ella se pueden preparar jugos, refrescos, mermeladas, néctares, jarabes, jaleas, esponjados, cócteles y helados (Rivera et al., 2002). La granadilla está compuesta por el exocarpio o corteza dura (28,2%), el mesocarpio o corteza blanca y esponjosa (17,5%), el endocarpio o pulpa comestible (44,7%) y las semillas (9,6%) (Villamizar, 1992). 1.2. Generalidades sobre la mosca de los botones florales de la granadilla Las plagas constituyen una de las limitantes más importantes de la producción en los cultivos de granadilla de la zona sur del departamento del Huila. Entre ellas se tienen las moscas de los botones florales Dasiops spp. Dasiops es un género cosmopolita con 115 especies descritas y muchas más no descritas (McAlpine 1962, 1964). Korytkowski y Ojeda (1971) enumeraron más de 50 especies descritas encontradas en América del Sur y en Estados Unidos. Más adelante los autores dieron a conocer una clave para 17 especies conocidas en el Perú, pero no hay disponible una clave completa para todas las especies del neotrópico. Las especies de Dasiops difieren de otros Lonchaeidae en poseer una seta posestigmatal (McAlpine, 1987) y la gran mayoría de las que se han identificado se hospedan en las especies de la familia Passifloraceae. En Colombia se han realizado diferentes estudios para identificar las especies del género Dasiops que afectan los cultivos de las pasifloras. El primer registro de Dasiops como plaga fue en maracuyá, reportado por Tróchez y Cobo (1973). En 1983 se mencionó que D. inedulis ataca botones florales de badea (Passiflora quadrangularis) (ICA, 1983) y en 1984 se reportó como plaga en. 8.

(9) 2009 Granadilla. maracuyá (Passiflora edulis f. flavicarpa) (Chacón y Rojas, 1984). En granadilla (Passiflora ligularis Juss.) Bernal y colaboradores (1986) han reportado que D. inedulis ha afectado los cultivos de Urrao (Antioquia). D. saltans en pitaya (Selenicereus magulanthus Shum) fue reportado por López y Ramírez (1998) y D. curubae en curuba (Pasiflora mollissima (Kunth) L.H. Bailey) fue citado por Umaña (2005). La larva de la mosca se alimenta del contenido de los sacos polínicos del botón floral, y termina consumiendo las anteras y el ovario. Cuando la larva completa su desarrollo, abandona el botón floral y empupa en el suelo. El adulto es una mosca de color azul metálico brillante, con los tarsos de color amarillo (Rivera et al., 2002). El manejo se realiza básicamente hacia los adultos mediante monitoreo con trampas para estimar la población y si ésta es alta se recomienda utilizar insecticidas-cebo, una mezcla de 50 cm3 de proteína hidrolizada de maíz, más 2 cm3 de Malathión por litro de agua, aplicándolo en franjas en el cultivo (Bacca, 1987). 1.3. Generalidades sobre secadera La secadera de la granadilla es la enfermedad más importante del cultivo en Colombia (Bernal, 1999), y además está presente en otras partes del mundo (Gardner, 1989). Esta enfermedad fue la causante de la pérdida de las principales áreas sembradas en el departamento de Antioquia y el eje cafetero (Tamayo y Varón, 1996; Tamayo, 1999). La enfermedad es reportada como causada por el hongo patógeno Nectria haematococca Berk, perteneciente a la clase Ascomycetes, cuyo estado anamorfo es Fusarium solani (Mart) Sacc, perteneciente a la clase Deuteromycetes (Londoño et al., 1989). Es un habitante natural del suelo y su desarrollo se ve favorecido por la alta humedad presente en la zona adyacente a la base del tallo, por tierras mal drenadas (suelos arcillosos) y por la presencia de heridas en la base del tallo o las raíces. La invasión se realiza en el xilema, por crecimiento del micelio y formación de microconidias que son llevadas con la savia en la translocación normal, presentando bloqueo y taponamiento de vasos y formación de enzimas y toxinas (Rivera et al., 2002). En general, las medidas de control que se han implementado en los últimos años para el manejo de la secadera han sido de tipo preventivo, buscando evitar o retardar el avance de la enfermedad. Sin embargo, a pesar de tales esfuerzos el problema patológico no se ha podido controlar en su totalidad. Por sus características epidemiológicas y su alta patogenicidad actual, la secadera de la granadilla es considerada una enfermedad irreversible y letal, especialmente durante el primer año de producción (Tamayo, 1999). 1.4. Generalidades sobre extractos vegetales Algunas plantas están referenciadas como insecticidas y podrían ser valiosas en un programa de manejo integrado de la mosca de las flores (Adedire y Ajayi, 2003; Hebling et al., 2000). Las plantas producen sustancias de bajo peso molecular conocidas como metabolitos secundarios (Celis et al., 2008). Estos son normalmente no esencial-. 9.

(10) 2009 Granadilla. es para el proceso metabólico básico de la planta; Entre ellos se encuentran terpenos, lignanos, alcaloides, esteroides y ácidos grasos (Dixon, 2001). Los insecticidas naturales a partir de extractos vegetales actúan como biocontroladores, debido a la presencia de metabolitos secundarios. A partir de la necesidad de encontrar una nueva alternativa natural para el control de insectos plagas, se han reportado muchos estudios exitosos utilizando diferentes estructuras de las plantas que se sabe ejercen un efecto insecticida contra algunas plagas (Mendoza-Villarreal et al., 2008; Bobadilla et al., 2005).. 10.

(11) 2009 Granadilla. 2 2 Experimentos con la mosca negra de la granadilla (Dasiops inedulis) 2.1. Obtención de adultos de la mosca negra de la granadilla para identificación Un punto básico de cualquier manejo integrado de un insecto es su identificación correcta. En el caso de las moscas que atacan los cultivos, aunque en todos los casos el daño es el mismo (larvas dentro del fruto, botón floral o flor), cada mosca muestra características diferentes de comportamiento e invasión (Matheus, 2005). La identificación correcta de la plaga permite diseñar estrategias adecuadas de control (Aluja, 1993). Para lograr la obtención de adultos de la mosca que causa los daños en el cultivo de granadilla que permitiera su identificación posterior, se estableció una cría en pequeña escala de donde se obtuvieron los especímenes que fueron llevados a entomólogos expertos para la identificación. A continuación se describe la metodología que se utilizó para esto. 2.1.1. Metodología Se seleccionaron 30 fincas en 4 municipios del sur del departamento del Huila (13 en Palestina, 7 en Gigante, 6 en Pitalito y 4 en Isnos). Se visitaron cada 15 días para recolectar botones florales y frutos infestados, los cuales fueron recogidos directamente de la planta y transportados al laboratorio en bolsas de tul con las aberturas amarradas, previamente identificadas. El material colectado fue llevado a la casa de malla, localizada en el SENA sede Yamboró, situado en Pitalito (Huila) (Ubicado a una altura de 1450 msnm con una temperatura promedio de 21,66 °C, precipitación promedio anual de 2500 mm/año y humedad relativa promedio de 63,33 %), donde se dispuso en 60 tarrinas transparentes con medidas de 12,5 cm de alto por 32 cm de diámetro en la base menor (dos por cada una de las 30 fincas de las que se obtuvo el material, una para los botones florales y la otra para los frutos); con ello se buscó tener claramente identificadas las moscas que emergieran de botones florales y las que lo hicieran de frutos. Las tarrinas fueron previamente etiquetadas con el código de la finca de la que provenía el material.. 11.

(12) 2009 Granadilla. Las tarrinas descritas anterior­ mente con­tenían una malla de anjeo de 5 mm de diámetro en la parte de arriba, donde se dispuso el material infestado. En la base se dispuso arena estéril humedecida con agua destilada para la empupación y emergencia de los adultos y en la parte externa tul para evitar la fuga de los adultos obtenidos. De esta manera se logró que cuando la larva emergiera del botón porque había culmiFigura 1. Disposición de tarrinas en casa de malla nado exitosamente este estadío, cayera a la arena para empezar su período de pupa, y así una vez terminado este estadío se pudiera obtener el adulto de la especie que ha causado el daño en los botones florales. El material fue mantenido a una temperatura y humedad relativa promedio de 21,66 °C y 63,33% respectivamente. Después de la emergencia, los adultos obtenidos (moscas y parasitoides) provenientes de cada colecta fueron almacenados en viales etiquetados llenos de 9 partes de alcohol al 70% más 1 parte de glicerina al 10% y otros en alfileres entomológicos (figura 2); esto con el fin de conservarlos en el mejor estado posible. Los especímenes colectados fueron enviados al entomólogo especialista Javier Martínez Álava del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) seccional Cundinamarca para su identificación. Por otro lado, para la obtención de los adultos de D. inedulis para las pruebas con los extractos vegetales se colectaron masivamente botones florales con daño por D. inedulis; estos se trasladaron a la casa de malla para obtener los adultos necesarios en el montaje de la prueba. Para ello se siguió la metodología descrita por Uchôa y Zucchi (1999) con una modificación. Esta consistió en utilizar una caja con marcos de madera encerrada por tul. En la parte media se colocó una malla con aberturas de 5 mm donde se depositaron los botones florales. En la parte de abajo se colocó una lámina de arena cernida estéril (cá-. Figura 2. Fijación de los especímenes enviados para la identificación. 12.

(13) 2009 Granadilla a. b Figura 3. Detalle de una casa de cría. a. botones colectados colocados en la parte superior. b. Sustrato donde caen las larvas e inician el proceso de empupación. mara pupal) humedecida con agua destilada con el fin de que estuviera listo el medio de empupación para la larva, una vez ésta se descolgara del botón (figura 3). Para la ventilación de la caja se adaptó una malla en la parte superior. Los botones infestados recolectados se obtuvieron de las fincas involucradas en el proyecto y se dispusieron en camada única en nueve cajas de cría. Los adultos provenientes de la cría fueron los utilizados para las pruebas con extractos vegetales (figura 4). 2.1.2. Resultados De los adultos que emergieron de botones florales se encontró una sola especie que fue identificada por el entomólogo especialista Javier Martínez Álava del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) seccional Cundinamarca como Dasiops inedulis Steyskal. Los adultos que emergieron de los frutos, se identificaron como Dasiops Yepezi Norrbom & McAlpine (figuras 5a y 5b). También se encontraron cinco especies de parasitoides identificadas por el doctor Paul Hanson de la Escuela de Biología de la Universidad de Costa Rica como Aspilota sp. (Hymenoptera: Braconidae), Pentapria sp. (Hymenoptera: Diapriidae), Basalys sp. (Hymenoptera: Diapriidae), Pachycrepoideus vindemmiae Rondani (Hymenoptera: Pteromalidae) e individuos de la subfamilia Eucoilinae (Hymenoptera: Figitidae) (figura 6). 2.2. Experimentos con extractos pa­ra el manejo de mosca de los botones florales 2.2.1. Elaboración de los extractos ve­getales Los extractos vegetales se elaboraron por el método de macerado y posterior extracción por bomba de vacío. Parte de ellos se elaboraron en Corpoica C.I. Nataima y otros se elaboraron en la Universidad del Tolima. Los extractos fueron evaluados en presentación de hidrolatos (base agua). Su preparación se estandarizó en el laboratorio de cada institución. Se Figura 4. Adultos emergidos de una casa de cría; en la parte del fondo se observan posados en la malla.. 13.

(14) 2009 Granadilla. a. b. Figura 5. a. Dasiops inedulis Steyskal. b. Dasiops yepezi Norrbom & McAlpine. utilizó material vegetal fresco (hojas y/o semillas), al cual se le realizó una desinfección que consistió en un lavado superficial con agua destilada, un baño con hipoclorito de sodio al 0,26% por 2 minutos y luego 4 lavados con agua destilada estéril. A continuación se secó el material vegetal en estufa a 40 °C, durante 48 horas para el caso de follaje y 168 horas para el caso de semilla. El siguiente paso consistió en moler el material vegetal para sacar 50 g y a éste adicionarle 250 ml de agua destilada estéril; esta mezcla se dejó fermentar durante dos días y posteriormente se concentró en baño termostatado a 60 °C por un período de 8 horas. Finalmente, los extractos fueron filtrados en papel Whatman No. 1 y filtros Millipore de 0.2 µ en bomba de vacío. Una vez obtenido los extractos, éstos se almacenaron en frascos color ámbar de 250 cm3 en condiciones de refrigeración, para posteriormente ser utilizados en las pruebas sobre adultos de la mosca. A continuación en el gráfico 1 se muestra el proceso estandarizado de preparación de extractos vegetales por maceración. 2.2.2. Evaluación de extractos en casa de malla El objetivo de esta prueba fue evaluar extractos vegetales para el control de adultos de la mosca del botón floral (D. inedulis) en casa de malla, con el fin de determinar los más sobresalientes, los cuales fueron evaluados en campo para proponerlos como posibles componentes en el manejo alternativo de la mosca del botón floral en el cultivo de granadilla.. Gráfico 1. Proceso de preparación de extractos vegetales por maceración. 14. Se evaluó el efecto insecticida de nueve extractos vegetales acuosos sobre adultos de D. inedulis. Estos extractos fueron: Canavalia (Canavalia ensiformis), neem (Azadirachta indica), paico (Chenopodium sp.), hombre grande (Quassia amara), jabillo (Hura crepitans), girasol (Helianthus annus), higuerilla (Ricinus communis), hele­cho (Pteridium aquilinum), anón (Annona muricata). A continuación en el gráfico 2 se ilustra el proceso que se realizó para la prueba de extractos vegetales..

(15) 2009 Granadilla Basalys sp http://bugguide.net/node/ view/15955/bgimage. Aspylota sp. http://ponent.atspace.org/fauna/ins/ fam/braconidae/alysiini_aly.htm. Eucoilinae sp. http://ponent.atspace.org/fauna/ins/ fam/braconidae/alysiini_aly.htm. Pentapria sp. http://www.tolweb.org/ Diapriidae. Pachycrepoideus vindemiae http://www. parasitoides. univrennes1.fr/ modeles.htm. Figura 6. Parasitoides emergidos de la cría de D. inedulis. Se evaluaron dos dosis de cada extracto (al 5% y 25%) de la solución madre estandarizada. Además, se estableció un tratamiento de control comercial y un control absoluto. El control comercial fue malathión, el cual es un producto normalmente utilizado para el control de las moscas de la fruta y el control absoluto utilizado fue proteína de maíz hidrolizada al 4%. La preparación de las dosis de los extractos fue la siguiente: Preparación de las dosis del 5%. Se mezcló 95 cm3 de agua con 5 cm3 de extracto vegetal de la solución madre estandarizada. Preparación de las dosis del 25%. Se mezcló 75 cm3 de agua con 25 cm3 de extracto vegetal de la solución madre estandarizada. Tratamientos T1 = 1 cm3 de extracto al 5% (+) 4 cm3 de PMH (+) 95 cm3 de agua. T2 = 1 cm3 de extracto al 25% (+) 4 cm3 de PMH (+) 95 cm3 de agua. T3 = 1 cm3 del producto comercial (Malatión) (+) 4 cm3 de PMH (+) 95 cm3 de agua. T4 = 4 cm3 de PMH (+) 96 cm3 de agua. Donde: PMH es proteína de maíz hidrolizada. Se tomaron los datos de mortalidad correspondientes cada dos horas según la metodología establecida.. 15.

(16) 2009 Granadilla. Gráfico 2. Descripción de la prueba de extractos vegetales. Cada unidad experimental consistió en un cubo de madera con cuatro superficies cubiertas por tul y dos con acetato transparente, para facilitar la observación de los especímenes. La superficie de adelante contaba con un orificio cubierto por una manga para introducir y sacar los insectos evaluados. Las medidas del cubo fueron de 20 cm de altura, 20 cm de largo y 20 cm de ancho. Para la evaluación de los extractos se utilizó el método de alimentación tratada, para ello se humedeció un rollito de algodón odontológico con la solución del extracto a evaluar y se colgó en el interior del cubo, además de este se colgó otro algodón humedecido con agua destilada (figura 7). Por cada unidad experimental se introdujeron 10 adultos (5 hembras y 5 machos), de una misma cohorte, cada tratamiento se replicó 4 veces para un total de 16 unidades experimentales por experimento (figura 8). La variable evaluada fue la mortalidad de adultos tomada cada dos horas a partir de las 8 de la mañana hasta que la mortalidad del tratamiento comercial (T3) alcanzara el 100%. El experimento se realizó en la casa de malla construida por el proyecto en el Sena sede Yamboró; con una altitud de 1450 msnm, temperatura promedio de 21,66 °C, precipitación promedio de 2500 mm/año y humedad relativa promedio de 63,33% (figura 9).. 2.2.3. Resultados El extracto vegetal que provocó la mortalidad más cercana al testigo comercial fue el extracto de jabillo al 5% (72,5% mortalidad absoluta, 23,61% mortalidad ajustada); de igual manera el extracto de higuerilla al 25% tuvo una clara mayor mortalidad absoluta que el testigo utilizado (55,0% mortalidad absoluta, 22,98% mortalidad ajusta-. 16.

(17) 2009 Granadilla Figura 7. Adultos de Dasiops inedulis posados sobre el algodón impregnado con el extracto vegetal.. Figura 8. Detalle del diseño complemente al azar, cuatro tratamientos con cuatro replicas, utilizado para probar los extractos vegetales en casa de malla. da). Sin embargo, se encontró una alta mortalidad en todos los experimentos, lo cual ha sido reportado en otros trabajos de investigación sobre los adultos de esta mosca en confinación (Ambrecht et al., 1986), lo que imposibilitó encontrar diferencias estadísticas significativas con el testigo absoluto (tabla 1). Posteriormente, los dos extractos que causaron mayor mortalidad se probaron en condiciones de campo. 2.3. Evaluación de extractos en condiciones de campo Este experimento se realizó en campo, utilizando los dos extractos vegetales más sobresalientes en la prueba en la casa de malla, jabillo al 5% e higuerilla al 25%. Se realizó un diseño de bloques completos al azar, con cuatro tratamientos y cuatro réplicas. Los tratamientos evaluados fueron jabillo al 5% e higuerilla al 25%, aplicados con proteína de maíz hidrolizada al 4%. Además, un tratamiento comercial que fue Malathión más proteína de maíz hidrolizada al 4%, y el control absoluto utilizado fue proteína de maíz hidrolizada al 4% más agua destilada. Cada unidad experimental consistió en un cubo con marcos de madera en las esquinas, con las seis superficies envueltas con tul. Cada lado del cubo tuvo 1m de longitud. En el interior de las jaulas se dispuso de una rama de la planta con todas sus estructuras reproductivas (botones florales, flores y en lo posible con frutos) (figura 10).. Figura 9. Invernadero construido para llevar a cabo pruebas con extractos vegetales para secadera y mosca de los botones florales. 17.

(18) 2009 Granadilla. Tabla 1. Resultados de mortalidad (%) de adultos de mosca de los botones florales por el efecto de 9 extractos vegetales, un tratamiento testigo comercial y un tratamiento testigo absoluto.. Extracto. Concentración. Testigo Testigo *Mortalidad ajustada Testigo comercial absoluto comercial 5% 25%. 5%. 25%. Paico (Chenopodium sp.). 65,0% A. 60,0% A. 100,0% A. 50,0% A. 25,12%. 44,16%. 75,00%. Neem (Azadirachta indica). 65,0% A. 52,5% A. 100,0% A. 45,0% A. 12,50%. 31,67%. 100,0%. Canavalia (Canavalia ensiformis). 57,5% B. 60,0 ± 14,72 B. 100,0% A. 55,0% B. -21,79%. 12,32%. 100,0%. Helecho (Pteridium aquilinum). 45,0% B. 52,5% B. 100,0% A. 32,5% B. 17,86%. 27,23%. 100,0%. Jabillo (Hura crepitans). 72,5% AB. 45,0% AB. 100,0% A. 37,5% B. 23,61%. 11,11%. 100,0%. Anón (Annona muricata). 55,0% AB. 52,5% B. 100,0% A. 47,5% B. 13,33%. 11,25%. 100,0%. Girasol (Helianthus annus). 52,5% B. 60,0% B. 100,0% A. 60,0% AB. -50,00%. -22,92%. 100,0%. Higuerilla (Ricinus communis). 52,5% AB. 55,0% AB. 100,0% A. 35,0% B. 30,16%. 22,98%. 75,00%. Hombre grande (Quassia amara). 55,0% A. 67,5% A. 100,0% A. 52,5% A. 11,79%. 39,76%. 100,0%. * Fórmula de Henderson y Milton (Bleiholder, 1996): % mortalidad = 100 x [1 - (Ta x Cb) / (Tb x Ca)]. Donde: Tb: adultos vivos en el recuento previo al tratamiento en jaula tratada. Ta: adultos vivos después del tratamiento en la jaula tratada. Cb: adultos vivos en el recuento previo en el testigo sin tratar. Ca: adultos vivos después de los tratamientos en el testigo sin tratar. **Letras diferentes indican diferencias significativas al 5%.. Para la evaluación de los extractos en campo, se utilizó el método de superficie tratada, mediante la aplicación de cebo en aspersión a las paredes del cubo. Por cada unidad experimental se introdujeron 20 adultos (10 hembras y 10 machos) de una misma cohorte. Cada tratamiento se replicó 4 veces, para un total de 16 unidades experimentales. La variable evaluada fue la mortalidad de adultos tomada cada dos horas a partir de las 8 de la mañana, hasta la mortalidad del 100% del tratamiento comercial. El ensayo se adelantó en una de las fincas de los agricultores participantes en el proyecto. La finca estaba ubicada en el corregimiento de Bruselas, municipio de Pitalito (Huila), a una altura sobre el nivel del mar de 1720 m y con la siguiente ubicación geográfica (N 01º 44’ 38,0’’ y W 076º 13’ 26,1’’).. 18.

(19) 2009 Granadilla Figura 10. Diseño de bloques completos al azar, cuatro tratamientos con cuatro réplicas, utilizado para probar los extractos vegetales en campo. 2.3.1.. Resultados. El extracto vegetal que causó una mortalidad más cercana al testigo comercial fue el extracto de higuerilla al 25% (40,00% mortalidad absoluta y 30,76% mortalidad ajustada). Se resalta la efectividad del testigo comercial Malathión (100,00 %) (tabla 2). La elaboración de nueve extractos vegetales y las pruebas establecidas en la casa de malla y en campo permitieron establecer que el extracto de higuerilla tuvo actividad insecticida contra los adultos de la mosca del botón floral de la granadilla; sin embargo, no alcanzó una efectividad insecticida comparable a la del testigo comercial, ya que este provocó 100% de mortalidad, siempre presentando mayor actividad insecticida que los extractos vegetales. Tabla 2. Resultados de la comparación de medias para la mortalidad (%) de adultos de mosca de los botones florales por el efecto de nueve extractos vegetales, un tratamiento testigo comercial y un tratamiento testigo absoluto.. Mortalidad promedio absoluta (%). Letras de significancia. *Mortalidad ajustada. Jabillo 5% (Hura crepitans). 31,25 ± 10,68. BC. 20,96 ± 10,08. Higuerilla 25% (Ricinus communis). 40,00 ± 12,74. B. 30,76 ± 13,93. Testigo comercial. 100 ± 0,00. A. 100,00 ± 0,00. Testigo absoluto. 13,75 ± 3,14. C. -. Tratamiento. * Fórmula de Henderson y Milton (Bleiholder, 1996). % Mortalidad = 100 * [1-(Ta*Cb)/ (Tb*Ca)]. Donde: Tb: adultos vivos en el recuento previo al tratamiento en jaula tratada. Ta: adultos vivos después del tratamiento en la jaula tratada. Cb: adultos vivos en el recuento previo en el testigo sin tratar. Ca: adultos vivos después de los tratamientos en el testigo sin tratar.. 19.

(20) 2009 Granadilla. 3 Incidencia de moscas negras en las fincas involucradas en el estudio Con el fin de medir la incidencia de las moscas negras en los cultivos, se estipuló realizar cuatro monitoreos quincenales en cada una de las treinta fincas involucradas en el proyecto. La manera como se realizaron estos monitoreos fue la siguiente: cada una de las treinta fincas involucradas en el proyecto se visitó cada 15 días durante dos meses para recoger el material vegetal. Los botones florales fueron recogidos directamente de la planta, recorriendo el lote en zigzag y tomando como mínimo 50 de ellos al azar. Todos estos botones fueron transportados al laboratorio en bolsas de tul con las aberturas amarradas previamente identificadas En el laboratorio se disectaron los botones florales bajo el estereoscopio, donde se anotó el tamaño del botón (mm), el daño y el número de larvas por botón. Esto con el fin de obtener porcentajes de infestación, relación entre el tamaño de botones y daño, y el número promedio de larvas por botón. Se tomaron las siguientes variables. Promedio de larvas por botón afectado: total de botones afectados/total de larvas encontradas. Incidencia de infestación en las fincas: (total de botones afectados/total de botones evaluados) x 100. Rango: se tomó como referencia el botón con la menor y mayor cantidad de larvas. Con el fin de detectar la presencia del insecto y establecer su densidad poblacional, se monitoreó la población con trampas, para ello se instalaron dos trampas tipo McPhail por hectárea de cultivo, las cuales se ubicaron en la parte media de las calles del lote. Estas trampas se cebaron con proteína hidrolizada de maíz (PHM) (figura 11). En el gráfico 3 se resume la manera como se realizaron estos monitoreos.. 20.

(21) 2009 Granadilla 2009 Granadilla a.. b.. Figura 11. a. Instalación de una trampa McPhail para monitoreo de adultos de mosca de los botones florales. b. Apariencia de la trampa Mcphail ya instalada.. La mezcla se realizó de la siguiente manera: 170 cm3 de agua más 30 cm3 de (PHM), para tener una solución al 15%; a cada trampa se le asignó un código con dos letras que indicaban el municipio y un número de tres dígitos que indicaba el número de finca y de trampa dentro del cultivo. Las lecturas de las trampas (conteo, clasificación de insectos y cambio de cebos) se hicieron cada 15 días durante dos meses, para un total de cuatro monitoreos. El análisis de las muestras se hizo en el laboratorio de control biológico del SENA sede Yamboró. Este análisis de las trampas consistió en hacer una discriminación de las moscas de importancia para el estudio que son las que han emergido de los botones florales dispuestos en la cría. Para ello se hicieron observaciones macroscópicas y con base en ellas se agruparon en morfoespecies, donde todas las que eran idénticas a las emergidas de los botones de la cría se almacenaron en frascos de vidrio previamente identificados, con la procedencia de la trampa (municipio y número dentro del lote). La solución utilizada para la preservación de los especímenes fue una solución con nueve partes de alcohol al 70% y una parte de glicerina al 10%. 3.1. Resultados 3.1.1. Observaciones generales En los muestreos que se realizaron en las treinta fincas, se encontró mayor número de adultos capturados por trampa en los municipios de Isnos y Pitalito, y la mayor incidencia de daño en botones se encontró en el municipio de Pitalito. Se colectaron 7662 bo­tones florales de todos los tamaños, y de ellos resultaron 794 infestados por Dasiops inedulis. El municipio que presentó mayor incidencia de la plaga fue Pitalito (24,60%), seguido de Gigante (13,76%), Palestina (5,57%), y por último Isnos (3,87%) (tabla 3).. Gráfico 3. Descripción de la metodología utilizada para el monitoreo de población de mosca. 21.

(22) 2009 Granadilla. Tabla 3. Número de adultos por trampa, incidencia de daño y número de larvas por botón en 30 fincas de productores de granadilla de los municipios de Gigante, Isnos, Pitalito y Palestina.. Municipio. Incidencia. Larvas/botón. Adultos/trampa. Pitalito. 24,60%. 2,24. 17,83. Palestina. 5,57%. 1,82. 3,67. Gigante. 13,76%. 2,14. 6,70. Isnos. 3,87%. 1,56. 42,38. De acuerdo con los resultados obte­nidos de las correlaciones entre el número de adultos obtenidos en las trampas y el porcentaje de daño en botones y el número de larvas por botón, se encontró que las únicas variables correlacionadas significativamente fueron el porcentaje de daño en botones con el número de larvas por botón (tabla 4). Tabla 4. Datos de correlación tomados entre las variables número de adultos por trampa, incidencia de daño en botones y número de larvas por botón. Número de adultos/ trampa. Incidencia de daño. Número de larvas/ botón. Número de adultos/trampa. 1,00. 0,17. 0,01. Incidencia de daño. 0,17. 1,00. 0,43*. Número de larvas/botón. 0,01. 0,43*. 1,00. * Relación significativa.. Analizando los resultados desde el punto de vista de la producción, se debe considerar que las cifras son altas, pues en muchos cultivos la incidencia sobrepasó un 20%, esto significa que el cultivo potencialmente puede perder este porcentaje de botones florales, y a esto hay que agregar la gran cantidad de botones que caen por otras causas como la precipitación y falta de polinización o nutrientes. 3.1.2. Número de larvas por botón El número promedio total de larvas/botón fue de 2,29 larvas para 794 botones con larvas. El número mínimo de larvas por botón fue 1 y el máximo, 18. A medida que se encontró mayor número de larvas por botón, estos fueron de mayor tamaño. Por ello es muy probable que el número de larvas encontradas en cada botón esté íntimamente relacionado con la cantidad de alimento que necesita una larva para desarrollarse, y precisamente estos valores máximos se dieron en botones grandes, que pueden albergar más especímenes. Sin embargo, en botones de 50 mm no se encontraron larvas, hecho debido tal vez a que las larvas salen del botón a empupar. 3.1.3. Infestación con respecto al tamaño del botón floral Al evaluar los botones provenientes de las plantas en diversos cultivos se notó que la mayoría de los botones infestados eran de tamaño medio y que los tamaños pequeños y grandes no presentaron tanta incidencia del insecto. Se hizo una discriminación de la longitud de los botones florales, tomando intervalos de 5 mm. 22.

(23) 2009 Granadilla. de amplitud. Estos intervalos fueron 5-10, 11-15, 16-20, 21-25, 26-30, 31-35, 3640, 41-45 y 46-50 mm. Los intervalos con mayor número de larvas fueron 21-25; 26-30; 31-35 y 36-40 mm; en estos se encontró el 76,57% de las larvas (608 botones de los 794 totales). Se observó claramente que la longitud de los botones infestados estuvo en general dentro de un rango entre 20 y 40 mm. A partir de estos resultados se sugiere a los cultivadores de granadilla que en sus muestreos de monitoreo y control de infestación de mosca incluyan preferiblemente botones entre 2 y 4 centímetros de longitud (20 a 40 mm) ya que la población larval se concentra en botones de este tamaño. Hay que anotar que sí se encuentran larvas en botones mayores o menores, pero con menos frecuencia. 3.1.4. Descripciones de las lesiones causadas por Dasiops inedulis y Dasiops yepezi En las visitas realizadas a las fincas se consiguió describir algunas de las lesiones características causadas por la larva, que es el único estado de desarrollo de la especie que causa daño tanto en la flor como en el botón floral y en el fruto. En el gráfico 4 se representa la manera como el insecto se comporta durante su infestación en los cultivos. 3.1.5. Daño en botón floral por Dasiops inedulis Según lo observado en campo y por testimonio de los agricultores, la mosca realiza la oviposición en las primeras horas de la mañana (6-10 a.m.). La hembra después de pararse sobre varios botones florales escoge uno, se posa sobre él, arquea su cuerpo y con su pronunciado ovipositor, que en algunas especies mide hasta 2 mm (aproximadamente la mitad de su cuerpo), atraviesa los sépalos y deposita los huevos dentro o sobre las anteras (figura 12). Cuando la hembra está realizando la oviposición dura sujeta al botón varios minutos sin irse de él hasta completar la oviposición. Después de emerger, la larva empieza a consumir las anteras, luego pasa a consumir el ovario, dejando el botón completamente deshecho e inservible (figura 13). Una vez la larva termina con éxito su ciclo, sale del botón abriendo un orificio por la base de éste por donde cae al suelo donde realiza su estado pupal y emerge como adulto. Se observó la sintomatología que presenta el botón floral cuando está afectado por la larva de la mosca: el botón se torna de un color amarillo porque cesa su desarrollo y fácilmente cae al suelo debido al previo deterioro que ha sufrido (figura 14).. Gráfico 4. Comportamiento de Dasiops inedulis infestando un cultivo. 23.

(24) 2009 Granadilla. 3.1.6. Daño en flor por D. inedulis En la flor, el insecto realiza la oviposición directamente en la parte media del ovario y al igual que en el botón floral, la hembra dura posada sobre la flor varios minutos mientras realiza la oviposición (figura 15). Una vez la mosca abandona la flor, en el sitio del ovario donde ha dejado la postura se observa un pinchazo, lesión que es característica de una previa oviposición. El daño en flores es muy diferente que en botones florales según lo registrado por Ambrecht y colaboradores (1986), en un trabajo similar que realizó en maracuyá amarillo (Passiflora edulis f. flavicarpa) en el Valle del Cauca. Estos autores indicaron que las larvas se localizan en el extremo basal de la flor y se alimentan de las glándulas que producen néctar, sin interferir aparentemente con la parte apical y media de la flor, ya que en este sitio las larvas conservan la humedad, tan vital para ellas mientras la flor está abierta. También, indican que aunque muchas flores caen después de abiertas hay otras que logran dar fruto aunque hayan albergado al insecto.. Figura 12. Adulto de mosca D. inedulis posado encima de un botón floral. 3.1.7. Daño en fruto por Dasiops yepezi Cuando el fruto está afectado presenta tres síntomas característicos, el primero es una coloración morada que le da a la fruta una apariencia de madurez prematura, el segundo es que el fruto se arruga pero se mantiene en la planta y por último, donde el adulto ha dejado el huevo se observa un punto hundido semejante a un ombligo (figura 16). Dentro del fruto, se observaron un promedio de tres larvas por fruto; estas larvas una vez emergidas, comenzaron a alimentarse por medio de un par de ganchos bucales, devorando rápidamente los tejidos fibrosos que envuelven la semilla (endocarpio) (figura 17), perdiéndose la humedad natural, ocasionando con ello que esta capa se torne de un color café claro a marrón y que posteriormente presente síntomas avanzados de deterioro (el color café de las lesiones contrasta con los tejidos sanos).. Figura 13. Daño ocasionado por larvas de D. inedulis recién emergidas en las anteras y botón floral de granadilla. 24.

(25) 2009 Granadilla Figura 15. Hembra de Dasiops inedulis ovipositando en flor de granadilla. Figura 14. Apariencia de un botón de granadilla afectado por Dasiops inedulis. Figura 16. Síntoma característico de un fruto afectado por Dasiops yepezi. Figura 17. Larva de Dasiops yepezi penetrando en el endocarpio del fruto de granadilla. 25.

(26) 2009 Granadilla. 4 Biología de la mosca negra del botón floral D. inedulis 4.1. Ciclo de vida A continuación se describen los datos de los estados de desarrollo que se lograron establecer en la cría ubicada en la casa de malla. El estado de pupa tuvo una duración promedio de 16,60 + 0,19 días en 41 observaciones; y el adulto de 1,87 + 0,08 días en 41 observaciones. Con el fin de ilustrar las fases de desarrollo de este tipo de moscas negras de los frutos y tener mayor claridad sobre el ciclo de vida, se muestra en el gráfico 5 el del estudio realizado en el Valle del Cauca para Dasiops inedulis en maracuyá amarillo (Passiflora edulis f. flavicarpa) por Ambrecht y colaboradores (1986). El ciclo de vida de Dasiops inedulis Steyskal obtenido en ese estudio fue en promedio de 22,8 días. Por otra parte, la proporción de sexos que se observó en el presente estudio fue de 1:1 en 23 observaciones; esto quiere decir que por cada macho que emergió también emergió una hembra. Adulto en realizar oviposición 1.5 días. Huevo en eclosionar 2.3 días. Pupa a adulto 12.8 días Larva de iltimo instar a pupa 0.5 días. Con relación a la morfología de la mosca, se observaron la larva, la pupa y el adulto. La larva midió en promedio 6,81 mm de longitud, en veinte observaciones realizadas con un rango Larva de de 6,3 a 7,3 mm; era vermiforme, es decir, anprimera cha en la parte caudal y delgada hacia la caultimo instar beza. El color varió de blanco a amarillento. 6 días Tenía partes bucales de coloración negra, éstos son un par de ganchos bucales que se articulan con la región cefálica (figura 18) y un par de espiráculos en la parte posterior (figura 19).. Gráfico 5. Ciclo de vida de Dasiops inedulis Steyskal en condiciones de laboratorio (Ambrecht et al., 1986). 26. 4.2. Características morfológicas de la especie. La pupa es una cápsula de forma cilíndrica que externamente presenta once segmentos: tres torácicos y ocho abdominales, de color café.

(27) 2009 Granadilla. a marrón, que se van oscureciendo conforme se acerca la emergencia del adulto (figuras 20, 21). El promedio de longitud de la pupa fue de 4,4 mm, oscilando en un rango de 3,9 a 4,9 mm, en veinte observaciones.. Figura 18. Ganchos bucales de Dasiops inedulis. El adulto macho midió en promedio 4,43 mm de longitud, con os­ci­laciones entre 4,0 y 5,0 mm en veinte observaciones. El adulto hem­bra midió en promedio 4,63 mm de longitud (de la cabeza a la punta del abdomen), oscilando en un rango de 4,0 y 5,2 mm en veinte observaciones. El ovipositor de las especies que emergieron durante el estudio tuvo una longitud variable, en algunas de ellas era largo, midiendo alrededor de 2 mm, prácticamente la mitad del tamaño del cuerpo, y en otras el tamaño del ovipositor fue menor, alrededor de 1 mm.. Figura 19. Espiráculos de Dasiops inedulis. En forma general el cuerpo de la mosca es azul brillante, los ojos rojizos y las patas negras con los segmentos de los tarsos amarillos y midió alrededor de 6 mm de la cabeza hasta el extremo de las alas, por lo que son más pequeños que la mosca común (figura 22).. Figura 20. Pupa de mosca de los botones florales. a. b. Figura 21. a. adulto de Dasiops sp., emergiendo de la pupa y b. adulto recién emergido. a. b. Figura 22. Vista pleural de adultos de la mosca negra de la granadilla (D. inedulis) a. macho. b. hembra, nótese el ovipositor de la hembra (aumento 10 X). 27.

(28) 2009 Granadilla. 5 Experimentos con secadera Fusarium sp. 5.1. Aislamiento e identificación de especies de Fusarium sp. asociadas al cultivo de la granadilla en cuatro municipios del Huila Estas pruebas se realizaron con el fin de determinar cuál de las cepas encontradas en campo es la más virulenta, una vez determinado esto, se procedió a enviarla a un laboratorio del CIAT para hacerle un análisis molecular y así se estableció la identificación completa del hongo. Esta cepa a su vez fue usada para las pruebas con los extractos vegetales. 5.1.1. Muestreo Durante los meses de diciembre del 2007 a febrero del 2008 se muestrearon 15 fincas en producción del cultivo de granadilla, localizados en cuatro municipios del Huila: Pitalito, Palestina, Isnos y Gigante. El muestreo consistió en obtener cuatro plántulas por finca con síntomas iniciales de secadera en cada finca, presentes en secciones de tallo y cuello de raíz (figuras 23, 24, 25). Una vez obtenidas las muestras, se colocaron en bolsas de papel rotuladas, las cuales se guardaron en bolsas plásticas y se almacenaron dentro de neveras de poliestireno expandido. En los gráficos 6, 7 y 8 se ilustra el proceso que se adelantó para obtener las cepas, la identificación de los aislamientos y algunos puntos clave de las características morfológicas, respectivamente.. Figura 23. Recolección de muestras en plantaciones de granadilla. 28.

(29) 2009 Granadilla T3. 20 cm. T2. 20cm secciones de tallo usadas. T1. 20 cm Fuente: Gicela Vera.. Figura 24. Secciones de tallo utilizadas para el aislamiento del patógeno. 5.2. Muestreo, aislamiento e iden­tificación del agente causal de la secadera en la granadilla Todas las muestras recolectadas presentaron un marchitamiento y un achaparramiento de las plantas. En la muestras recolectadas, la enfermedad se localizó principalmente en la base del tallo, afectando la corteza, el xilema y la raíz, provocando de esta manera una invasión y obstrucción en los haces vasculares, haciendo que las hojas tuvieran un aspecto flácido (figura 26). 5.2.1. Prueba de patogenicidad Con el propósito de comprobar si los aislados fúngicos obtenidos de las plantas de granadilla, eran los agentes causales de la enfermedad de la secadera en este cultivo, se realizaron pruebas de patogenicidad durante dos meses en invernadero y 8 días en laboratorio, en las. Figura 25. Cuello de raíz afectado por secadera. Gráfico 6. Metodología para la obtención de cepas. 29.

(30) 2009 Granadilla. cuales se inocularon 4 aislados fúngicos seleccionados de los cuatro municipios, en plántulas de granadilla de 60 días de edad.. Gráfico 7. Metodología para la identificación de los aislamientos.. Para esta prueba se utilizaron 288 plántulas de gra­na­­dilla de 60 días de edad. Para la obtención de las plántulas se realizaron procedimientos de esterilización del suelo en autoclave de 10 litros a 15 libras de presión por un período de tiempo de 45 minutos dos veces al día durante dos días seguidos, desinfección con agua destilada estéril, con un lavado posterior de la semilla con hipoclorito de sodio al 1% por cinco minutos, y por ultimo enjuague de la semilla con agua destilada estéril e imbibición de la semilla por un período de tiempo de 24 horas y siembra en sustrato estéril. Este consistió en una mezcla en proporción (2:1) (2 partes de suelo por 1 de cascarilla), en macetas plásticas de 10 cm de diámetro (Gráfico 9).. Para el desarrollo de las pruebas en casa de malla se dispuso de un diseño de bloques completos al azar, con nueve tratamientos, cuatro réplicas y seis plántulas como unidad experimental. Los tratamientos empleados fueron: T1: Pitalito (105 conidias/ml) T2: Isnos (105 conidias/ml) T3: Palestina (105 (conidias/ml) T4. Gigante (105 conidias/ml) T5: Pitalito 106 (conidias/ml) T6: Isnos 106 (conidias/ml) T7: Palestina 106 (conidias/ml) T8: Gigante 106 (conidias/ml) T9: Testigo Las cepas que se inocularon fueron: Fg 03 = Pitalito Fg 37 = Isnos Fg 42 = Palestina Fg 72 = Gigante Gráfico 8. Puntos clave para la caracterización morfológica. 30.

(31) 2009 Granadilla Figura 26. Síntomas asociados a la enfermedad de la secadera. Se inocularon 24 plantas por tratamiento, agregando 10 ml de la suspensión del patógeno ajustado a la concentración de 1 x 105 conidias por mililitro y 1 x 106 conidias por mililitro, mediante la inoculación de 1 ml en la parte superior por encima de cuello de raíz de la plántulas, utilizando una jeringa de insulina y 9 ml se aplicaron al suelo, cerca del sistema radicular de la planta. El testigo consistió en la adición de agua destilada estéril (figura 27). Las plantas se mantuvieron en invernadero y se proporcionó riego, manteniendo así el suelo con buena humedad. El monitoreo de los síntomas de secadera en las plántulas se registró cada 8 días durante un período de 60 días. Con el fin de observar la evolución de los síntomas de la enfermedad en invernadero, se determinó evaluar la incidencia y la severidad de la enfermedad sobre las plántulas de granadilla. Esterilización de suelo. Desinfección de semilla. Imbibición, germinación y siembra de la semilla. Gráfico 9. Esterilización del sustrato y desinfección de la semilla. 31.

(32) 2009 Granadilla Figura 27. Inoculación del patógeno. La incidencia de la enfermedad se expresó en porcentaje (%), utilizando la fórmula empleada por Ogawa (1986).. Incidencia (I):. Nº de individuos afectados Total de individuos. x 100. Para determinar la severidad de la enfermedad sobre la planta se utilizó la siguiente escala de nivel de marchitamiento con los respectivos porcentajes de hojas o brotes con síntomas. Clase 0 1 2 3 4 5 6. Intensidad de la enfermedad No presenta síntomas (0%) Marchitez leve (1%-15%) Marchitez moderada (16%-25%) Marchitez severa (26%-35%) Marchitez muy severa (36%-45%) Marchitez severa y achaparramiento de la planta (> 50%) Muerte de la planta. Dado que la mayoría de las plantas no presentó los síntomas típicos de la enfermedad a los 60 días después de inoculadas, se procedió a confinarlas en cámara húmeda, para acelerar el proceso de esporulación del hongo. 5.2.2. Resultados De las 288 plantas inoculadas en invernadero con los cuatro aislamientos de Fusarium sp., sólo una plántula manifestó los síntomas externos de la enfermedad después de 2 meses de inoculadas; los síntomas fueron clorosis en las hojas y marchitez foliar, lo cual la llevó a la muerte. Las demás plántulas no presentaron síntomas característicos de la enfermedad. La plántula enferma correspondió al tratamiento T3 Palestina 105 (figura 28). Se procedió entonces a llevar a las plántulas a cámara húmeda y trascurrido el tiempo de 8 días en estas condiciones se evidenció la infección en la to-. 32.

(33) 2009 Granadilla Figura 28. Características morfológicas del aislamiento Fg. 42 de Palestina. talidad de los tratamientos y se estableció que la cepa más patogénica fue la del tratamiento T3, la cual correspondió al aislado fúngico Fg 42, originario de Palestina a una concentración de 105 conidias/mililitro, ya que esta mostró una severidad de 68,75% y una incidencia del 100,00%, frente al testigo (agua) que tuvo una incidencia de 0,00% y una severidad de 0,00%. Esta cepa, junto con otras encontradas, se enviaron al CIAT para su respectiva identificación molecular, con el resultado que indica que la especie de hongo correspondiente es Fusarium oxysporum complejo de especies. 5.3. Preparación de extractos vegetales 5.3.1. Obtención del material biológico para evaluar su actividad fúngica sobre Fusarium sp. Se colectaron plantas de 12 especies vegetales en las plazas de mercado y supermercados de cadena de Ibagué y en los alrededores del municipio. La metodología empleada para la elaboración de los extractos fue por medio de dos técnicas de extracción: maceración y decocción (tabla 5). En la secuencia de imágenes de los gráficos 10 y 11 se ilustran los procesos de estos métodos. Los tratamientos evaluados fueron los siguientes: testigo absoluto y los extractos de: clavo, canela, fique, higuerilla, marigol, ajo, cebolla, pimienta, mostaza, árbol de paraíso, barbasco y manzanillo. Todos se probaron en las concentraciones de 5%, 10% y 20%.. 33.

(34) 2009 Granadilla. Tabla 5. Especies y partes de plantas utilizadas para la elaboración de los extractos vegetales. Especie Syzygium aromaticum Cinnamomum zeylanicum Furcraea sp. Ricinus communis. Nombre común. Parte de la planta utilizada. Clavo. Semilla. Canela. Corteza. Fique. Hoja. Higuerilla. Semilla. Tagetes patula. Marigol. Flor. Alium sativum. Ajo. Bulbo. Allium cepa. Cebolla. Bulbo. Piper nigrum. Pimienta. Semilla. Mostaza. Semilla. Melia azedarach. Árbol del paraíso. Semilla. Phyllanthus sp.. Barbasco. Toda la planta. Hippomane mancinella. Manzanillo. Hoja. Brassica junce. Material vegetal seleccionado (semilla, flor, bulbos, hoja, granos, corteza). Desinfección con solución de hipoclorito de sodio al 0,26% por 2 minutos y luego 4 lavadas con agua destilada estéril. Secado y molido y pesaje 50 g fermentación durante 48 horas concentración a T 60°C Estufa a 40°C. Filtrado por gravedad . Gráfico 10. Descripción del proceso de maceración. 34. Filtrado bomba de vacío.

(35) 2009 Granadilla. Material vegetal seleccionado (semilla, flor, bulbos, hoja, granos, corteza). Desinfección, picado y pesado de 150 g de material Cocción durante 20’. Concentrar. Filtrado por gravedad Filtrado bomba de vacío. Gráfico 11. Descripción del proceso decocción. 5.4. Evaluación de la actividad fungicida de los extractos vegetales a­cuo­sos sobre Fusarium sp. La actividad fungicida de los extractos vegetales se evalúo con base en la capacidad de inhibición del crecimiento micelial y germinación de conidias de Fusarium sp., para cada especie vegetal. Se evaluaron tres concentraciones de extracto: 5%, 10% y 20%, para cada especie vegetal en los dos métodos de preparación: maceración y decocción. La evaluación in vitro se realizó con la cepa Fg 42 del hongo Fusarium sp., obtenido de la prueba de patogenicidad, la cual se mantuvo en agar papa dextrosa (APD) a pH = 5,7, con alternancia de luz y oscuridad (16 y 8 horas respectivamente) y a temperatura de 26 a 28 °C en cajas petri, durante un período de 8 días. El gráfico 12 muestra este proceso. Los extractos acuosos se agregaron al medio (PDA) des­pués de esterilizar en auto­clave en las concentraciones de 5%, 10% y 15% (v/v) y se dispensaron 10 ml en cada capsula petri; posteriormente se inocularon discos de micelio de 5 mm de diámetro de cultivo del patógeno en estudio, los cuales se sembraron en las cápsulas que contenían el medio, junto con el extracto solidificado. Pos­teriormente se incubaron a una temperatura de 27 ºC. Las evaluaciones se realizaron al segundo, quinto y séptimo día, posteriores a la inoculación. 35.

(36) 2009 Granadilla. mi­diéndose el diámetro de la zona de inhibición del crecimiento del patógeno, el cual se determinó mediante la siguiente fórmula: Se midió actividad fungicida con base en:. Gráfico 12. Descripción de la evaluación in vitro. % inhibición = 100 – X Donde X = % de crecimiento del tratamiento Se determinó el porcentaje de inhibición de los extractos vegetales mediante pruebas de germinación, en agar agua con la metodología de envenenamiento del medio en profundidad. Esta consistió en agregar el medio, junto con el extracto, a las concentraciones de 5%, 10% y 15% (v/v), se esperó que se solidificara y se adicionó el patógeno, el cual tenía un crecimiento de 15 días; éste se utilizó a una concentración de 105 conidias/ml, medida en cámara de Neubauer. Las conidias fueron sembradas a un volumen de 20 ul y se tomó como variable la germinación a las 8, 12, y 16 horas después de la inoculación.. 5.4.1. Resultados De los 24 extractos acuosos evaluados in vitro, los tratamientos de clavo al 10% y al 20% por decocción y ajo al 10% por maceración, tuvieron los mayores porcentajes de inhibición de crecimiento micelial contra Fusarium sp. Este mismo efecto se vio reflejado al evaluar la germinación de esporas, ya que este tratamiento y el ajo inhibieron la germinación de las esporas: para el caso del clavo en 75,33% a una concentración de 10% y en 77,56% al 20%. Para el caso del ajo por maceración al 10% la inhibición de germinación conidial fue de 73,89% (tabla 6) (figura 29). En contraste, los extractos acuosos de higue-. Figura 29. Crecimiento micelial del extracto de clavo en las concentraciones de 10% y 20% con el método de decocción. 36.

(37) Germinación conidial de Fusarium oxysporium Tratamientos. concentración %. Maceración % conidias germinadas. % de inhibición conidial. Decocción % conidias germinadas. % de inhibición conidial. Extracto de clavo. 10%. 82,33. 17,67. 24,67. 75,33. 20%. 64,56. 35,44. 22,44. 77,56. Extracto de ajo. 10%. 26,11. 73,89. 95,11. 4,89. 5%. 100. -. 100. -. 10%. 100. -. 100. -. 20%. 100. -. 100. -. Testigo. Crecimiento micelial de Fusarium oxysporium Tratamientos Extracto de clavo Extracto de ajo Testigo. Concentración %. Maceración Crecimiento (cm). Decocción Crecimiento (cm). 10%. 2,60. 0,50. 20%. 0,60. 0,50. 10%. 4,90. 7,10. 5%. 6,03. 7,10. 10%. 5,93. 7,03. 20%. 6,10. 7,20. rilla, cebolla, pimienta y barbasco me­diante decocción y maceración en sus concentraciones de 5%, 10% y 20% estimularon el crecimiento y el desarrollo del micelio del patógeno. 5.5. Prueba en casa de malla para evaluación de extractos vegetales Los extractos seleccionados para las pruebas de casa de mallas fueron los de ajo y clavo. Para el desarrollo de estas pruebas se dispuso un diseño de bloques completos al azar, con cuatro réplicas por tratamiento, como unidad experimental se utilizaron 6 plántulas y en total se tuvieron 12 tratamientos. A continuación en el gráfico 13, se muestran los pasos que se realizaron para llevar a cabo esta prueba. Los tratamientos empleados para la prueba fueron:. Gráfico 13. Procesos realizados para la evaluación en casa de malla. 37. 2009 Granadilla. Tabla 6. Resultados de las pruebas in vitro de germinación conidial y porcentaje de inhibición micelial de Fusarium sp., para los tratamientos y métodos de elaboración más sobresalientes..

(38) 2009 Granadilla. T1: extracto de clavo y posteriormente inoculación de Fusarium T2. Fusarium y posteriormente inoculación extracto de clavo T3: extracto de clavo + Fusarium a la vez T4: extracto de ajo y posteriormente inoculación Fusarium T5: Fusarium y posteriormente inoculación extracto de ajo T6: extracto de ajo + Fusarium a la vez T7: Trichoderma harzianum y posteriormente inoculación Fusarium T8: Fusarium y posteriormente inoculación Trichoderma harzianum T9: Trichoderma harzianum + Fusarium a la vez T10: Mancozeb + Fusarium T11: Fusarium + fungicida químico (Mancozeb) T12: Mancozeb + Fusarium a la vez T13: Testigo: agua estéril La cepa que se utilizó para esta prueba fue la cepa Fg 42 originaria de Palestina (Huila). Los tratamientos empleados fueron 2 extractos vegetales: el de clavo al 10% y el de ajo al 10%, un tratamiento químico (Mancozeb) y un tratamiento biológico comercial (Trichoderma), ya sea aplicados a la vez o el extracto usado posteriormente. Esta prueba se hizo con el propósito de comprobar si los extractos vegetales seleccionados controlan de manera preventiva o curativa el patógeno causante de la secadera en la granadilla: Fusarium oxysporum. Para ello se inocularon aislados fúngicos del patógeno seleccionado, en 312 plántulas de granadilla de 60 días de edad, con los tratamientos anteriormente descritos. 5.5.1. Inoculación del patógeno Obtenidas las concentraciones de Fusarium, se llevaron al invernadero para ser inoculadas en las plántulas de granadilla. El proceso de inoculación se realizó de la siguiente manera: Volumen del patógeno: 20 ml Volumen del extracto: 10 ml Volumen del biológico: Trichoderma: 10 ml Volumen del químico: 10 ml Se realizaron tratamientos de manera “curativa” aplicando primero el hongo al sustrato estéril, se dejó actuar por espacio de 48 horas y luego se aplicó el extracto, el Trichoderma o el fungicida químico. Así mismo, se realizó un tratamiento preventivo donde se aplicó primero el extracto, luego el Trichoderma o el fungicida químico, y se esperó 48 horas y luego se inoculó el patógeno y se realizó una aplicación simultánea donde el extracto, el Trichoderma o el fungicida químico se aplicó a la vez que el patógeno. Adicionalmente se inoculó el testigo de igual manera, pero para este caso el inóculo fue agua destilada estéril. Posteriormente las macetas se dejaron a temperatura ambiente en el invernadero, y se realizaron observaciones una vez por semana con el fin de observar el desarrollo de los síntomas. 5.5.2. Resultados En esta prueba todos los tratamientos evaluados manifestaron los síntomas asociados a la enfermedad de la secadera en la granadilla dentro de un período de 53 días, incluso el testigo se vio afectado por la enfermedad, situación. 38.

(39) 2009 Granadilla. ocasionada muy posiblemente por la alta agresividad de la cepa utilizada. Los extractos evaluados fueron poco efectivos para el control de la enfermedad, sobresaliendo el extracto de ajo aplicado de manera simultánea con el hongo, el tratamiento biológico Trichoderma harzianum aplicado de igual forma y el fungicida químico Mancozeb aplicado de manera curativa a los 20 días. A los 30 días, el tratamiento más sobresaliente fue el Trichoderma harzianum aplicado en forma preventiva (tabla 7). No existieron diferencias significativas entre la aplicaciones de manera preventiva y curativa, siendo un poco más eficaces las curativas. Tabla 7. Resultados de la comparación de medias para el porcentaje de incidencia del patógeno Fusarium sp., en plántulas de granadilla tratadas con dos extractos vegetales, un tratamiento biológico y un tratamiento químico en diferentes modalidades.. Tratamientos T1: extracto de clavo + Fusarium T2: Fusarium + extracto de clavo T3: extracto de clavo + Fusarium a la vez T4: extracto de ajo + Fusarium T5: Fusarium+ extracto de ajo T6: extracto de ajo + Fusarium a la vez T7: Trichoderma harzianum + Fusarium T8: Fusarium+ Trichoderma harzianum T9: Trichoderma harzianum + Fusarium a la vez T10: Mancozeb + Fusarium T11: Fusarium + Mancozeb T12 : Mancozeb + Fusarium a la vez T13: testigo. % incidencia Primera lectura (8 días). Lectura intermedia (20 días). Lectura intermedia (30 días). Lectura final (53 días). 16.65 a. 87.25 ab. 95.75 a. 100 a. 16.65 a. 74.75 abcd. 100 a. 100 a. 12.25 a. 66 abcd. 95.75 a. 100 a. 12 a. 70 abcd. 100 a. 100 a. 4a. 78 abc. 100 a. 100 a. 4a. 45 cd. 95.75 a. 100 a. 4a. 83 ab. 85 b. 100 a. 24.5 a. 83 ab. 100 a. 100 a. 4a. 58 abcd. 100 a. 100 a. 33 a. 95a. 100 a. 100 a. 4a. 58 bcd. 100 a. 100 a. 8a. 87 abcd. 100 a. 100 a. 4a. 49 d. 100 a. 100 a. * Letras diferentes indican diferencias significativas al 5%.. 39.

(40) 2009 Granadilla. 6 Transferencia de tecnología Se realizaron seis capacitaciones y dos reuniones con los agricultores. La primera reunión fue la socialización del proyecto donde éste se dio a conocer y se seleccionaron a los agricultores que participarían en el mismo (Pitalito-Huila). La segunda reunión fue la entrega de resultados. 6.1. Capacitación en el manejo de secadera Esta capacitación trató el tema del manejo de la enfermedad conocida como secadera, causada por el hongo Fusarium sp.; fue dirigida por el doctor Pablo Julián Tamayo, especialista en este tema. A continuación se describen los conceptos más importantes reportados en dicha capacitación. 6.1.1. Síntomas de la secadera en semilleros y almácigos La muerte de las plántulas por secadera es más frecuente en almácigos que en semilleros y pasa desapercibida porque los primeros síntomas tardan hasta 45 días en manifestarse en las plantas, lo que ocasiona que se lleven plantas aparentemente sanas al campo de cultivo (Tamayo, 1999). En el gráfico 14 se muestra la manera como se manifiesta la enfermedad en la plántula (figura 30). 6.1.2. Síntomas de secadera en campo Una planta infectada por el hongo en condiciones de campo no siempre manifiesta los síntomas progresivos de amarillamiento, flacidez o marchitez foliar que caracteriza la enfermedad. Cuando la infección ocurre en la parte central de la raíz o del tallo, la infección avanza sin que se observe ningún daño en la parte externa o corteza del leño. En estos casos la planta manifiesta una marchitez o muerte súbita en pocos días, ya que el hongo sube por el xilema y coloniza rápidamente los haces vasculares hasta causar la muerte del tallo principal (Tamayo, 1999). En el gráfico 15 se muestra la manera como se manifiesta la enfermedad en la plántula. A continuación se registran algunas de las consideraciones más importantes durante el taller sobre secadera:. 40.

(41) Para evitar la diseminación de la secadera en condiciones de cultivo es de vital importancia erradicar las plantas enfermas y es necesario realizar un seguimiento y detección oportuna de la enfermedad en semilleros y almácigos de granadilla, para evitar llevar plantas enfermas al campo.. Gráfico 14. Síntomas de secadera en semilleros y almácigos. Cuando una planta muere, los residuos de los tallos afectados sirven de foco de la enfermedad, por ello se recomienda que de los residuos se corten trozos de 20 cm para someterlos a una solarización seca durante treinta días o se deben sumergir en una solución de Mancozeb durante tres días para disminuir el riesgo de infección para las plantas sanas.. Se afirmó que la secadera no se transmite en la semilla y que el formaldehído y el Mancozeb son productos eficaces para controlar el hongo y pueden utilizarse como desinfectantes de herra­mientas de trabajo a ser usados en campos libres de la enfermedad. Se recomienda la solarización con humedad del suelo durante treinta días o la aplicación de Dazomet o Mancozeb para el tratamiento del suelo que se va a usar en semilleros y almácigos de granadilla. Se pueden utilizar plantas de fríjol caupí para detectar la presencia del hongo antes de sembrar en suelos afectados por el patógeno que causa la enfermedad, ya que ellas muestran rápidamente los síntomas de la secadera (15 días), y con ello se hace posible detectar la presencia del hongo antes de sembrar.. Figura 30. Desarrollo de los síntomas de secadera en plántula. 41. 2009 Granadilla. El hongo que causa la secadera es un organismo muy cambiante, por ello puede disminuir o aumentar su agresividad, lo cual hace más difícil el control..

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...