Inmueble: Capilla Palacio de San Telmo Ubicación: Retablo Mayor. Primer cuerpo, hornacina central

19 

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

N1 Registro: E 36

1. IDENTIFICACIÓN: FICHA TÉCNICA.

1.1. TÍTULO U OBJETO. Virgen del Buen Aire 1.2. TIPOLOGÍA. Escultura

1.3. LOCALIZACIÓN.

1.3.1. Provincia: Sevilla

1.3.2. Municipio: Sevilla

1.3.3. Inmueble: Capilla Palacio de San Telmo

1.3.4. Ubicación: Retablo Mayor. Primer cuerpo, hornacina central

1.3.5. Propietario: Consejería de Economía y Hacienda

1.3.6. Demandante del estudio y/o intervención: Consejería de Economía y Hacienda. Dirección General de Patrimonio

1.4. IDENTIFICACIÓN ICONOGRÁFICA. Virgen sedente con niño. Advocación del Buen Aire.

1.5. IDENTIFICACIÓN FÍSICA.

1.5.1. Materiales y técnica: Madera tallada y policromada

1.5.2. Dimensiones: 1,07 x 88 (h x a)

1.5.3. Inscripciones, marcas, monogramas y firmas:

1.6. DATOS HISTÓRICOS-ARTÍSTICOS.

1.6.1. Autor/es: Juan de Oviedo y la Bandera y Pedro Duque Cornejo

1.6.2. Cronología: 1600-1724

(2)

1.6.4. Escuela: Sevillana

2. HISTORIA DEL BIEN CULTURAL:

2.1. ORIGEN HISTÓRICO.

La Universidad de Mareantes estaba constituida por los pilotos, capitanes y dueños de navíos de la carrera de Indias que existia en en la ciudad desde mediados del siglo XVI. Las reglas datan de 1561 y 1562 aunque su existencia está constatada desde 1555 fecha en que los mareantes tienen sede en Triana sin embargo no serán aprobadas hasta la Real Provisión dada por Felipe II en Galapagar el 22 de marzo de 1569 aprobando las ordenanzas de la Universidad de Mareantes” (Archivo General de Indias, Indiferente 1967, libro fols 120 v138)1

Dicha Universidad se asentaba en la antigua Cofradía Hermandad y Hospital que fue fundada por los Mareantes, bajo la advocación de Nuestra Señora del Buen Aire, San Pedro y San Andrés. En el capitulo XII de las citadas ordenanzas se puede leer:

Capitulo doce que habla de la fiesta de Nuestra Señora de la Mar. Otrosi ordenamos y establecemos que hagamos la fiesta principal del Santisimo Nnacimiento de Nuestra Señora del Buen Aire guía de los mareantes, en cada un año por el mes de septiembre, ocho dias después que fuese su festividad, el primer domingo en su octava y más se ha de hacer otra fiesta en la octava del Bienaventurado San Pedro y San Andrés, abogado de los mareantes.

Con que las fiestas que en ellas se dicen se hagan con visperas, solemnes misas y sermón y todos los cofrades sean obligados a venir a ella y no viniendo incurran cada uno en pena de media libra de cera blanca”

La hermandadad estaba ubicada en la iglesia que tenían en Triana a orillas del rio. Esta primera sede inaugura su casa en 1573 y constaba de casa e iglesia, allí permanecieron los mareantes hasta 1704 año en que se trasladaron a San Telmo. La descripción de este edificio se puede seguir en los siguientes articulos2.

1 Actas de la Universidad de mareantes de Sevilla

2 Navarro García, Luis: La casa de la Universidad de Mareantes de Sevilla (siglos XVI y XVII) pág 743-760 en La Casa de la Contratación y la navegación entre España y las Indias. Sevilla, Universidad de Sevilla, 2003; Ollero Lobato, F.: El Hospital de Mareantes de Triana: arquitectura y patronazgo artístico en Atrio nº 4, 1992 (pág 61-70); Medianero Hernández, José María, Un ejemplo de “capilla abierta” en

(3)

Nos interesa en esta parte lo relativo a la iglesia. Inicialmente en el altar único lo presidía la imagen del crucificado hasta que en 1596 se decidió que este Santo Cristo se colocase en un altar lateral y que en el altar Mayor se encargase un retablo presidido por la imagen de la Virgen del Buen Aire, junto con las imágenes

de San Pedro y San Andrés y en la peana el tabernáculo y el lugar para el Santo Óleo. La decisión de ejecutar el retablo hubo de ser aplazada algunos años por falta de fondos hasta que se volvió a retomar en 1600 año en que se hace efectivo.

El retablo según las descripciones estaba formado por tres calles y dos cuerpos3.

Fue encargado a Juan de Oviedo el 16 de mayo de 1600 con un coste de 550 ducados de oro. El contrato fue publicado por Celestino López Martínez,4 en 1932

y que a continuación transcribimos: (Oficio 14, Gaspar de los Reyes Libro I folio 419 vuelto. AHP)

“Sepan quantos esta carta vieren como yo juan de oviedo escultor vecino desta ciudad de sevilla en la collación de la magdalena otorgo y conozco que soy combenido y concertado con bos el capitan pedro deallo y xpoval cuello e fernando de çuleta en nombre y como diputado y mayordomo del ospital y cofradía de los navegantes de triana en tal manera que yo sea obligado como me obligo de hacer y dar fecho y acabado en toda perfeccion un retablo para la yglesia del dicho ospital de la traza y modelo y conforme a las condiciones questan fechas que son las siguiente

primeramente con condición queste retablo se a de hacer de buena madera de pino y borne seca y muy bien saçonada sin corrusion alguna para que en ninguna parte haga biso ni benga a menos la obra

yten con condicion que se a de hacer este retablo conforme a una traza de lapis colorado sin exceder de la dicha traza en cosa alguna la cual esta escripta con las figuras que se an de hacer en ella e firmada de nuestros nombres

yten se a de hacer encima del altar un banco en proporcion del cuerpo del retablo con un sagrario en medio muy bien hecho y con la obra que la traza enseña y en la puerta del dicho sagrario a de ir un niño de medio reliebe o un xpo de

la Universidad de Mareantes, pág 223-239 en Laboratorio de Arte nº 5

3 Palomero Páramo ha hecho una reconstrucción hipotética del mismo en el articulo ya citado de Navarro García

(4)

resurecion y en los pedestales de la coluna an de ir unos angeles que recivan las colunas muy bien fechos y a los lados del sagrario en el dicho banco an de yr san josephe y san juande medio reliebe

yten encima del dicho banco se an de poner las quatro colunas con su adornato de la caxa pincipal y las dos colaterales donde an de yr las figuras siguientes

es condicion que en la caxa principal se a de hacer una ymagen de nuestra señora del natural de todo rreliebe con un niño en braços y una nao en la mano sobre unas nubes y angeles que parezca questa en el ayre todo muy bien hecho y acavado en toda perfeccion y la dicha imagen a de yr gueca sacado el coraçon de la madera por que no hienda

yten en las caxas coraterales an de yr dos figuras de mas de medio rliebe que an de ser san pedro y san andres muy boien acabados

yten es condicion que encima de las colunas an de ir otros cuatro niños como se ben en la traça y en el cuadro questa entre cada dos niños a de yr a un lado san francisco y en el otro san juan

yten es condicion que en el segundo cuerpo se a de guardar la orden de la traza como en el primero ecepto que se a de quitar el escudo questa entre los dos frontispicios por que en la caxa segunda se a de poner la asuncion de nuestra señora con los angeles que la suben a el cielo todo lo masgrande que se pueda hacer sin desagracir la caxa ni la alquitatura esta ymagen y angeles an de ser todo reliebe

yten que en el postrer cuerpo en el quadro postrero a de yr un dios padre los brços abiertos como que reziven la birguen y los niños con que la obra remata y se a de hacer sin que falte alguno y en lugar de abajos que tienen los niños en la traza an de yr unos escudos con las armas que alli se pidieren todo lo qual a de yr muy bien hecho y acabado con toda perfecion guardando en etodo el arte ansi en la alquitatura y talla como en la escultura de manera que correspondan las partes al todo

4 Sancho Corbacho, Heliodoro, Arte sevillano de los siglos XVI y XVII, Vol VII, 1931,Sevilla

(5)

yten que toda la dicha obra se a de hacer e yo me obligo de la dar fecha y acabada en toda perfecion y a contento de vos los dichos diputados e mayordomo y de maestros que dello entiendan ... y se me a de dar e pagar quinientos y cincuenta ducados a quenta de los quales declaro aver recivido del dicho hernando de çuleta mayordomo tres mil reales en reales de contado y son en mi poder...

yten es condicion que si fuere menester añadir o alterar algunas cosas en la dicha traça se puedan alterar y dispner como sea en mejuria de la dicha obra... (fórmulas)

En 1681 y a petición de la Universidad de Mareantes se funda por Real Cedula de Carlos II el Real Colegio Seminario de San Telmo con la función de acoger a niños huerfanos y formarlos para pilotos de la Armada Real. La Universidad de Mareantes fue nombrada su administradora perpetua, el Consejo de Indias su protector y el presidente de la Casa de Contratación su conservador. Esta circunstancia hizo necesario buscar un nuevo espacio que acogiera a las dos instituciones y es por ello que a partír de 1682 se comienza a construir en el solar conocido con el nombre de San Telmo (situado extramuros de la ciudad entre la puerta Jerez y el río) la nueva sede. La construcción del nuevo edificio se comienza en 1682 utilizándose en un principio la primitiva capilla existente dedicada al patrón de los marineros. Y conforme avanzaba la construcción se fue usando algúna dependencia más para realizar los cultos. No será hasta 1704 cuando se trasladen las imágenes titulares a la capilla provisional mantenéndose en funcionamiento hasta 1723. Debido a diferentes vicisitudes económicas - que obligaron a un cambio de proyecto- no se reanudan las obras hasta 1721. El fallecimiento del Maestro Mayor Antonio Rodriguez y la llegada del nuevo arquitecto Leonardo de Figueroa impulsaron de nuevo las obras aunque con un cambio de criterio con respecto a la capilla, que se haría ahora mucho menos ambiciosa en tamaño, cambiandose al mismo tiempo de orientación del edificio. La traza de Figueroa se presenta a la Junta el 20 de febrero de 1721 decantándose por una planta de cajón sin capillas adicionales, con camarín y sacrístía. El estreno de la capilla es el 23 de enero de 1724 presidido por el Arzobispo D. Luis de Salcedo y Azcona. Hubo fiestas extraordinarias; ocho días duraron éstas: el veinticuatro hizo la fiesta el Cabildo catedralicio; el veinticinco, el convento de San Pablo; el veintiseis y veintisiete la Universidad de Mareantes; el veintiocho y veintinueve el propio Seminario, el treinta el convento franciscano

(6)

de San Diego y el treinta uno el Cabildo y el Regimiento de la ciudad. Se trajeron música de la Colegial del Salvador. Hubo luminarias, colgaduras, carteles aleluyas, estampas cohetes etc.5

En este momento no se habían realizado ninguno de los retablos que tardarían varios años en terminarse. Independientemente del curso de las obras la Junta de la Universidad de Mareantes iba encargando todo el programa iconográfico de la capilla que se materializaría en la realización de cinco retablos más el conjunto de lienzos y pinturas murales de la capilla sin faltar piezas de orfebrería para el ajuar litúrgico.

La construcción del retablo mayor se inicia en 1723 aunque no se conserva en los

libros de actas el acuerdo de ese momento. Para dicho proyecto se pensó que Domingo Martínez hiciera el diseño, aunque se había solicitado a varios artistas este mismo cometido. El encargo se hace el 20 de diciembre de ese mismo año y se le pagaron 375 reales por “ Por la planta y dizeño para el retablo que a de tener el altar Mayor de la dicha yglesia” (Libro 109, fol. 255 verso). Este diseño quedó recogido en una pintura donde planteaba dos soluciones una con estípites y otras con columnas salmónicas, al final se optó por el modelo de columnas salmónicas. El resultado es prácticamente igual aunque con algunas modificaciones. La principal diferencia estribaba en la hornacina de la Virgen del Buen Aire que en el diseño era cerrada y con una bóveda de cuarto de esfera y en la actualidad es mucho más profunda y con una puerta que deja pasar la luz natural. El 15 de octubre se le realiza el encargo a José Maestre por un precio de de 20.400 reales (libro 22 fols 410/14) para que ejecute el diseño de Domingo Martínez así como la realización de dos imágenes dedicadas a san Andrés y a san Pedro para las calles laterales además de realizar el resto de esculturas y relieves. El dorado de dicho retablo se realizará bajo la dirección de Domingo Martínez que tendrá a su cargo hasta quince oficiales6.

En 1849 el edificio de San Telmo es vendido a los Duques de Montpensier como lugar de residencia. Debido a este motivo se realizaron diferentes tasaciones de los objetos del interior y del exterior, encargándose a especialistas para la ejecución de los trabajos7.

5 Herrera García, A Estudio Histórico sobre el Real colegio Seminario de San Telmo, en Archivo Hispalense Tomo XXIX, nº 90, 1958, pág 55

6 Mercedes Jos, La capilla de san Telmo pág 39

(7)

La tasación del edificio la efectúa el arquitecto Balbino Marrón. La valoración de las pinturas recayó sobre Joaquín Domínguez Bécquer, la de las esculturas la realiza Gabriel de Astorga, las ropas de la iglesia Domingo Ávila y Don Manuel Flores artista platero de la ciudad de Sevilla aprecia las alhajas de San Telmo.

orfebrería palacio San Telmo

En el documento se detalla las piezas por altar empezando por el altar mayor con respecto a la virgen del Buen Aire se refiere:

“La Virgen del Mar, San Pedro y San Andres en el primer cuerpo...1900 reales de vellón”

Es muy significativo que en toda la relación de retablos y esculturas no se mencionen autores ni cronologías, a diferencia de la tasación de las pinturas donde

si se dan nombres, fechas y comentarios poco afortunados acerca de los pintores. Respecto a los elementos metálicos de la Virgen es decir coronas, barco y media luna son tasados con los objeto de plata por Manuel Flores.

2.2. CAMBIOS DE UBICACIÓN Y/O PROPIEDAD.

La Virgen Del Buen Aire como titular de la antigua Cofradía, Hermandad de los Mareantes tuvo su primer emplazamiento en la primitiva capilla de la Universidad en Triana.En 1704fue trasladada a su actual emplazamiento de San Telmo (AHU Libros San Telmo, 5)

La dilatada vida del Palacio de San Telmo ha tenido como consecuencia numerosos propietarios y cambios de usos. Creada como nueva sede para la Universidad de Mareantes y Colegio para Niños Huerfanos a continuación se desglosa los cambios de propietarios y de usos que ha tenido aunque principalmente los más representativos hayan sido la Universidad-Colegio, Palacio de los Duques de Montpensier, Arzobispado de Sevilla y Junta de Andalucia.

- Universidad de Mareantes (1704-1793) su origen se sitúa en torno a 1555. Las ordenanzas son del 22 de marzo de 1569 firmadas por Felipe II en Galapagar (éstas unía lo religioso - asistencial con lo estrictamente laboral).

La primera sede se localizaba en Triana y allí permanecieron desde 1573 hasta 1704 aunque no fue vendida hasta 1778. En 1682 se había comenzado a construirse el edificio de San Telmo produciéndose el traslado en 1704. El 23 de

(8)

abril de 1793 se suprime la Universidad de Mareantes.

- Colegio Seminario Niños Huérfanos (1681-1847) (Real Cedula de Carlos II del 17 de junio). En 1681 y a petición de la Universidad se funda el Real Colegio – Seminario de San Telmo con la función de acoger a niños huerfanos y formarlos para pilotos de la Armada Real. La Universidad de Mareantes fue nombrada su administradora perpetua, el Consejo de Indias su protector y el presidente de la Casa de Contrtación su conservador.

Se separa de la Universidad por Real Cedula de Carlos III del 6 de noviembre en 1786 y pasa a depender de Secretaría de Estado y Despacho Universal de la Marina. En 1841 se suprime el Colegio y se traslada a Málaga.

- El Colegio Naval Militar 1841 hasta el 7 de julio 1847 que se suprime las enseñanzas náuticas.

- Oficina Sociedad Ferrocarril meses julio-octubre de 1847.

- Colegio Real de Humanidades conocido como Universidad Literaria. Octubre de 1847-julio de 1849.

- Palacio de los Duques de Montpensier (1849-1898) 1893: Donación de parques al ayuntamiento de Sevilla - Arzobispado de Sevilla (1898-1989)

Donación del Palacio de San Telmo al Arzobispo de Sevilla en 1898:

Inauguración del Seminario Eclesiástico (1901-1902) En 1968: Declaración de Monumento Histórico Artístico.

- Junta de Andalucía. (1989 - actualidad) “Cesión Institucional”19 de septiembre de 1989. En 1992 se instala la Consejería de Presidencia de la Junta de Andalucía conviviendo con los seminaristas y la Escuela de Magisterio hasta 1997.

Tras la exposición de 1992 permaneció en en la capilla del Cristo de los Cálices, de la Catedral de Sevilla hasta que fue devuelta nuevamente a San Telmo en 1998.

2.3. RESTAURACIONES Y/O MODIFICACIONES EFECTUADAS.

La Virgen del Buen Aire ha sido objeto de diversas intervenciones a lo largo de su historia. A continuación citamos sólo aquellas que han sido documentadas:

(9)

Telmo, 5)

1724: Pago a Domingo Martínez por el dorado y estofado de la Virgen del Buen Aire (AHU Libros San Telmo 91- F y 170)

1725: Pago a Duque Cornejo por el arreglo de la Virgen del Buen Aire (AHU Libros San Telmo 175 y 190)

“Itt por la composición de la imagen de nra sra del Buen Ayre que se renobo el manto por las espaldas se pagó a D. Pedro Cornejo maestro de escultor ocho ps exs ...120”

1765: Pago al maestro pintor y dorador Antonio del Barco y Gordillo por el arreglo del camarín de la Virgen y el estofado (AHU Libros San Telmo 63)

En el inventario realizado por la Dirección General en 1991 a cargo de Elisa Pinilla consta una intervención (según ella documentada) en la época de los Montpensier realizado por el imaginero Gabriel de Astorga (el mismo que había realizado la

tasación)

En marzo de 1929 y con motivo de la clausura del congreso mariano se bajó del camarín, “encomendandose a manos expertas un retoque completo del estofado”.8

No se ha encontrado documentación en el archivo del Palacio Arzobispal que acredite esta información.

Una de las cuestiones que han producido más controversia sobre la Virgen del Buen Aire ha sido su transformación en bulto redondo a manos de Duque Cornejo, en este sentido la mayaroría de autores clásicos están de acuerdo en afirmar esta teoría.

La monografía de Mercedes Jos sobre la capilla de San Telmo es la única que introduce la hipótesis de que Juan de Oviedo la concibió como escultura exenta y que Duque Cornejo sólo intervino de forma parcial. El argumento principal se basa en el término que aparece en el contrato en la condición que se refiere a la imagen de la escultura: “de todo rreliebe con un niño en braços y una nao en la mano sobre unas nubes y angeles que parezca questa en el ayre” en

(10)

contrapaosición al término referido a las otras esculturas de San Pedro y San Andrés que son de “de mas de medio rreliebe”. Con respecto a la intervención de Duque Cornejo, Jos considera que son poco concluyentes en los términos que se redactan en los libros de gastos de la Universidad de Mareantes: “... por la composición d la imagen de Ntra Sra. Del Buen Aire, que se renovó el manto por la espaldas se pagaron al dicho Pedro Cornejo Maestro Escultor 120 reales de vellón” Considerando esta intervención como un arreglo de algo que ya existía.

A todo lo anterior le uniría que en el diseño de Domingo Martínez sobre el retablo Mayor (lienzo de 1723) la Virgen aparece como escultura exenta, pero es evidente que no deja de ser un diseño –cercano- del resultado final. Los datos sobre el proceso de ejecucción del retablo mayor de San Telmo tampoco son concluyentes ya que cuando se refieren a la Virgen es para colocarla en su sitio pero no aclaran detalles de su apariencia.

Hoy podemos afirmar y tras los análisis realizados en el IAPH que en la escultura se observa dos momentos constructivos claramente separados tanto en la forma de construir como en los materiales empleados. La parte frontal es más simple y grande y con respecto a la madera utilizada en la parte delantera es cedrela y la

posterior es pino.

En este sentido recordar que la madera original no coincide con la condición recogida en el contrato que debía de ser de pino de borne seca. En las radiografías se observa con claridad los dos momentos de ejecucción.

Con respecto a la policromía se encuentra un estofado único que por las características morfológicas coincide con las de Domingo Martínez de 1724. En las encarnaduras si quedan restos testimoniales de la policromía original pero en todo el conjunto prevalece la policromía del XVIII.

Respecto al ajuar de la Virgen del Buen Aire: las coronas, el galeón, la media luna han sido estudiadas en informes independientes9. No son las originales de 1600

fueron realizadas en el siglo XVIII de esta manera las coronas del niño y la virgen son de plata sobredorada de A. Mendez 1758, el galeón es de Juan de Garay realizado en 1721 y la media luna también del mismo autor restauradas por

9 “Memora Final de Intervención de Luna y Pulsera de la Virgen del Buen Aire siglo XVIII” mayo 2006. “Memoria final de intervención Corona de la Virgen y el niño. Siglo XVIII” mayo 2006 y Navio de la

(11)

Mendez en el mismo momento.

2.4. EXPOSICIONES.

En el siglo XX ha participado en una exposición y ha salido de forma extraordinaria en procesión.

El 19 de mayo de 1929 salió en procesión con motivo de la calusura del Congreso Mariano, donde iba sobre el paso de las Santas Justas y Rufina del Corpus. En el cortejo iban etre otros las imágenes de la Virgen de la Victoria, la Inmaculada “la Sevillana”, la Virgen de la Merced, la Virgen de Guadalupe.

Con ese motivo se editó un libro10. Se publicaron algunas fotos de la virgen

durante el recorrido. (Figura I.2.1)

Entre el 5 de mayo y el 30 de octubre formó parte de la exposición “Magna Hispalensis. El universo de una iglesia. Exposición organizada por la Comisaría de la Ciudad de Sevilla para 199211

2.5. ANÁLISIS ICONOGRÁFICO.

La iconografía de la Virgen del Buen Aire sigue el prototipo de virgen sedente con el niño Jesús de pie sobre el regazo. Se conoce con los nombres de “Mater Amabilis” o Virgen de la Ternura, esta iconografía surge a partír del siglo XV dentro de una corriente más naturalista y un sentimiento más amable. La actitud del niño Jesús frente a su madre es de acariciarle el pelo y existe una relación más cercana entre ambos.

La Virgen esta sentada sobre un trono de nubes y angeles en la mano derecha sostiene un galeon símbolo parlante de su advocación.

La advocación de Nuestra Señora del Buen Aire tiene su origen en Italia de donde pasó después a Sevilla. Concretamente existía en Cagliari (capital de la isla

Virgen del Buen Aire. Juan de Garay. Siglo XVIII”. Junio 2006 IAPH

4º Congreso Mariano Hispano Americano: Crónica Oficial del Congreso Mariano Hispano Americano de Sevilla y de los actos complementarios al mismo. Madrid Sáez Hermanos, 1930

5 Magna Hispalensis: el universo de una iglesia (catálogo de la exposición) Sevilla, Ayuntamiento de Sevilla

(12)

de Cerdeña) un santuario mercedario dedicado a la Vergine di Bonaria desde mediados del siglo XIV12

2.6. ANÁLISIS MORFOLÓGICO-ESTILÍSTICO. ESTUDIO COMPARATIVO CON OTRAS OBRAS DEL MISMO AUTOR Y/O ÉPOCA.

Juan de Oviedo y la Bandera (1565-1625) es uno de los artistas claves de finales del XVI y primer tercio del XVII. Su trayectoria profesional será bastante prolija en lo que se refiere a campos de actuacíón. Sus inicios serán como escultor entallador y retablista, pero su carrera se consolidará como arquitecto e ingeniro militar avalado por los cargos de Maestro Mayor de la ciudad de Sevilla desde 1603. Desde un punto de vista estético es un claro exponente de los lenguajes clásicos e italianizantes, sin olvidar tampoco a los maestro del XVI.

Juan de Oviedo alcanza el grado de maestro en el arte de “escultor entallador del romano” y arquitecto. Sus primeros trabajos están vinculados a la retablística ya sea en madera como es el ejemplo del retablo de la Universidad de Mareantes o en piedra como la portada de Santa María de Jesús y de Madre de Dios.

La Virgen del Buen Aire es una escultura dentro de la tradición más clásica con un marcado aire italianizante. Sus cuidadas proporciones de matrona se explican por el buen hacer de su autor. La Virgen esta sentada con el Niño sosteniendolo en el

brazo izquierdo el atuendo que lleva es el habitual en estas representaciones con túnica anudada en la cintura manto y velo. La cabeza ligeramente inclinada hacia abajo en aptitud de recogimiento. El cabello que asoma es castaño peinado con raya en medio y ligeramente ondulado. El rostro ovalado, frente despejada cejas finas ligeramente arqueadas, los ojos tallados pintados a pincel párpados entornados el iris de color castaño con la pupila dilatada. La boca pequeña pero carnosa parece esbozar una sonrisa.

Juan de Oviedo seguirá la tradición de su maestro Jerónimo Hernández (1540-1586) y se ven claras influencias de éste en la manera de entender la composición escultórica de Oviedo. Esto se aprecia si contemplamos obras como la Virgen del Rosario del convento sevillano de Madre de Dios de 1573 o Nuestra Señora de la

(13)

Paz de la iglesia de Santa Cruz en Sevilla policromada esta última e el siglo XVIII.

Pero sin duda es en Juan Bautista Vázquez el Viejo en el que podemos ver claras analogías en la interpretación de la maternidad mariana en composiciones como la Virgen de la Piña en la parroquia de Santa María de la Oliva de Lebrija de 1577-78 que aunque varía la posición pues ésta esta de pie si encontramos paralelismos en la cabeza de la virgen.

Juan de Oviedo también dejará su impronta en artistas tan completos como el ilustre Martínez Montañez (1568-1649), visualmente es inevitable ver la similitud en el tratamiento de las facciones del rostro de algunas de sus obras (más concretamente en la posición de los ojos) como por ejemplo en la Inmaculada 1629-1630 con la vírgenes de Oviedo.

Oviedo sintetiza en esta obra el ideal de belleza plena, ajena a cualquier muestra de aflicción o dolor su interés es mostrar la calma o serenidad para aquellos que partían y buscaban el consuelo de una vuelta segura.

La elección de la postura (sentada) es fundamental para ejercer ese sentido de cercanía, sosiego cualidades que presentan sin duda la imagen ya que en el contrato no se especifica nada al respecto, si estipula como condición “que parezca questa en el ayre” por ello opta como trono una nube que más tarde Duque Cornejo se encargará de tallar por completo, quizás sin demasiada sensibilidad, resulta, vista desde su parte posterior, algo desproporcionada pero es evidente que necesitaba procuradle una dimensión superior.

Este cambio estético era algo razonablemente habitual según las necesidades del momento.

Por parte de Duque Cornejo no era la primera vez que abordaba un trabajo de estas características. En Granada en la Iglesia de las Angustias la imagen titular del templo, sufre una transformación, en principio una Dolorosa de vestir, fue transformada, añadiéndose el Cristo y cambiando la postura de las manos entre 1714-1719. La policromía que conocemos hoy tampoco es la original como ya mencionamos anteriormente fue Domingo Martínez el responsable de su aspecto predominando los tonos azules para el manto y los rojos para la túnica. Los motivos son vegetales de un tamaño importante que se distribuyen por toda la tela adaptándose muy bien a los pliegues del ropaje y a la anatomía de su cuerpo. Al no conservarse nada de su policromía original no podemos saber cómo fue, lo

(14)

que si encontramos son algunas interpretaciones pictóricas de la Virgen como es el diseño que hizo Domingo Martínez para el retablo mayor en 1723 (Figura I. 2.2), o un exvoto de 1761 conservado en la iglesia (Figura I.2.3) En ambas representaciones sigue la misma iconografía túnica roja y manto azul liso.

2.7. CONCLUSIONES

La Virgen del Buen Aire es una escultura de bulto redondo en madera tallada y policromada fue encargada por la Universidad de Mareantes al escultor y arquitecto Juan de Oviedo y la Bandera en 1600 como titular del retablo para la citada institución. Tuvo un coste de 550 ducados y en origen era de alto relieve. Fue transformada por Duque Cornejo en 1725 para que fuese de bulto redondo y nuevamente policromada por Domingo Martínez, no conservando nada de la policromía original.

Los atributos de la Virgen, galeón y media luna son obra del insigne platero Juan de Garay de 1721 y las coronas de plata sobredorada de Méndez con contrastes también de Cárdenas de 1779 siendo el barco de plata una pieza de singular valor y ecepcional valor artístico.

Las transformaciones sufridas a lo largo de su historia no le han mermado en sus calidades estéticas. Es una obra fundamental en el panorama artístico andaluz y un referente para artístas posteriores.

La vinculación marítima desgraciadamente se ha ido perdiendo por los usos del edificio desde mediados del siglo XIX permaneciendo durante muchos años desconocida al gran público o conocida como la virgen del seminario.

Notas bibliográficas y documentales.

AAVV: Domingo Martínez en la estela de Murillo, Sevilla, Fundación el Monte, 2004

CARMONA MUELA, J. Iconografía de los santos, 2003. Istmo, Madrid

CARRASCO TERRIZA, M. J. Devoción mariana y archivos eclesiásticos en Actas del XVI Congreso de la Asociación de Archiveros de la Iglesia en España, Zaragoza,

(15)

11-15 de septiembre en revista Memoria Eccclesiae, Oviedo, 2002, pág. 295-352

FALCÓN MARQUEZ, T. El palacio de San Telmo, Barcelona, Géver, 1991

JIMÉNEZ JIMÉNEZ, Elisa, El Real Colegio Seminario de San Telmo de Sevilla (1681-1808) 2002, Sevilla, Universidad de Sevilla

JOS LÓPEZ, M. La Capilla de San Telmo, 1986, Diputación de Sevilla, Sevilla

HERNÁNDEZ DÍAZ, J. Pedro Duque Cornejo, 1983, Diputación de Sevilla, Sevilla

HERNÁNDEZ PARRALES, A., Santa María del Buen Aire. Ensayo histórico, Cádiz, 1943

HERRERA GARCÍA, F. J., El retablo sevillano en la primera mitad del siglo XVIII Diputación de Sevilla, Sevilla, 2001

HOWARD, Ryan Abney, Pedro Duque Cornejo 1678-1757 (II volumenes) Universidad de Michigan, 1975

LÓPEZ MARTÍNEZ, C. La Hermandad de Santa María de Buen Aire de la Universidad de Mareantes, Anuario de estudios americanos, 1944

LÓPEZ MARTÍNEZ, C: El escultor y arquitecto Juan de Oviedo y de la Bandera 1565-1625, 1943, Sevilla

SORO CAÑAS, S., Domingo Martínez, 1982, Diputación de Sevilla, Sevilla

MARTÍNEZ ALCALDE, J. Sevilla mariana, repertorio iconográfico, Ediciones

Guadalquivir , 1997

PALOMERO PÁRAMO: Juan Bautista Vázquez, el viejo, mercader de arte y de ropa con Indias: aportaciones biográficas y artistas en su IV Centenario. Archivo Ibero Americano Año, nº 48 nº 189-192, 1988 pág, 895-904

PALOMERO PÁRAMO: Juan Bautista Vázquez, el viejo, y el retablo de la Virgen de la Piña de Lebrija en Archivo Hispalense, tomo 69, nº 210 página 161/164

(16)

PÉREZ ESCOLANO, V. Juan de Oviedo y la Bandera, 1977, Diputación de Sevilla, 1977

REAU, L., Iconografía de la Biblia. Nuevo Testamento, 1996, Ediciones del Serbal, Barcelona. Tomo I, vol. 2

SERRANO Y ORTEGA, M., Noticia Histórica del seminario de Mareantes y Real Colegio de San Telmo, Sevilla, 1901

TORRES REVELLO, La virgen del Buen Aire, Buenos Aires, 1931

(17)

Procesión Extraordinaria Congreso Mariano 1929

(18)

Cuadro con el proyecto del retablo para la Virgen del Buen Aire 1723. Domingo Martínez

(19)

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :