LIVESTOCK SECTOR REPORT MEXICO

47 

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

LIVESTOCK SECTOR REPORT

MEXICO

CONDICIONES ESTRUCTURALES,

EVOLUCIÓN

(1990-2000)

Y

PERSPECTIVAS

(2010, 2020, 2030)

MARZO 2003

Livestock Information, Sector Analysis and Policy Branch (AGAL)

Food and Agriculture Organization of the United Nations

Las denominaciones empleadas y la presentación del material en esta publicación no implican la expresión de ninguna opinión por parte de la Organización para la Alimentación y Agricultura de las Naciones Unidas referente a la personalidad jurídica de cualquier país, territorio, ciudad o área bajo sus autoridades, ni a las delimitaciones de sus fronteras o límites.

Las opiniones expresadas son solamente las de los autores y no constituyen de ninguna manera una posición oficial de la Organización para la Alimentación y Agricultura de las Naciones Unidas.

(2)

CONTENIDO

CONTENIDO 37

1. INFORMACIÓN GENERAL 40

1.1 TERRITORIO,POBLACIÓN Y ECONOMÍA 40

1.2 AGROECOLOGÍA,AGRICULTURA Y GANADERÍA 41

1.3EL SECTOR PECUARIO 44

2. SECTOR PECUARIO: TENDENCIAS 1990-2000 48

2.1GANADERÍA DE CARNE 48

2.2GANADERÍA DE LECHE Y LÁCTEOS 52

2.3PORCICULTURA Y CARNE DE CERDO 55

2.4AVICULTURA Y CARNE DE POLLO 58

2.5HUEVOS 61

2.6CAPRINOS:CARNE Y LECHE 62

2.6CAPRINOS:CARNE Y LECHE 62

2.7OVINOS:CARNE Y LANA 64

2.8GRANOS Y OLEAGINOSAS PARA ALIMENTACIÓN ANIMAL 66 2.9.POLÍTICAS QUE HAN INFLUIDO EN EL DESEMPEÑO DEL SECTOR PECUARIO MEXICANO 68

3. SECTOR PECUARIO: PERSPECTIVAS 2000-2030 71

3.1CONTINUACIÓN DE LAS TENDENCIAS 71

3.2AUMENTOS EN PRODUCTIVIDAD E INVERSIÓN 76

3.3CAMBIOS EN EL CONSUMO PER CÁPITA DE CARNES 79

3.4AUMENTOS EN LA PRODUCCIÓN DE GRANOS 80

3.5AUMENTOS EN POBLACIÓN 81

3.6 SITUACIÓN DE CRISIS:AUMENTO DE POBLACIÓN SIN CAMBIOS DE PRODUCTIVIDAD 82

Indice de Cuadros

Cuadro MX 1.1: Territorio, Población y Situación Económica Comercial 40 Cuadro MX 1.2 Tierras Agropecuarias y Forestales 43

en Miles de Hectáreas (1994) 43

Cuadro MX 1.3. Área sembrada de los principales cultivos 44

(1000 de Ha) 1990 y 2000 44

Cuadro MX1.4: Población Pecuaria (1000 Cabezas) 44 Cuadro MX 1.5. Producción de carne y leche de origen bovino 45

por región agro ecológica. 45

Cuadro MX 1.6. Principales estados productores de carne (vacuna, porcina y 46 de pollo) y de leche y su participación porcentual (%). 46 Cuadro MX 1.7. Conformación porcentual (1990 vs. 2000) de la producción de carne en México. 46 Cuadro MX 1.8. Consumo per capita de los principales 47

productos pecuarios en México. 47

Cuadro MX. 2.1 Consumo nacional aparente de carne 50

de bovino en 1991 y 2000. 50

Cuadro MX 2.2. México, Caracterización de los sistemas 52

de producción de leche. 52

Cuadro MX2.4 . México, consumo aparente de carne de 57

cerdo en 1991 y 2000. 57

Cuadro MX2.5 México, consumo aparente de carne de pollo 60

en 1990 y 1998. 60

Cuadro MX 2.6. México, Estados productores de carne y leche de cabra. 62 Cuadro MX 2.17. México, Estados productores de 65

carne de ovino. 65

(3)

granos y pastas de oleaginosas en el año 2000. (en miles de TM). 67 Cuadro MX 2.7 Valor de las importaciones de productos 69 peruanos y granos 1990 y 2000 (Mill US $) 69 Cuadro MX 3.1 Implicaciones de los cambios relativos en el consumo 80

per cápita de carnes 80

Cuadro MX 3.2 Efecto de las mayor producción de granos en la Balanza Comercial 81 Cuadro MX 3.3 Posibles Efectos de los Cambios en Población 82 Cuadro MX 3.4 Situación de Crisis. Aumento de población 82 sin aumento en la productividad 82

Indice de figuras

Figura MX 2.1 Carne Bovina. Tendencias de Producción, 48

Comercio y Consumo Total (TM ) 48

Figura MX 2.2 Producción de Carne Bovino 49

(En miles de toneladas) 49

Figura MX 2.3. Precios de Ganado en pie en algunos países de 51 Centroamérica y México (US$ por kilo) 51 Figura MX 2.4 México, Distribución porcentual de la Producción de leche 53 Figura MX 2.5 Producción de Leche de Bovinos 54

(En millones de litros) 54

Figura MX 2.6 Lácteos y tendencias de Producción, Comercio 55

y Consumo Total (TM) 55

Figura MX2.7 Carne de Cerdo. Tendencias de Producción, 56

Comercio y Consumo Total (TM) 56

Figura MX 2.8 Producción de Carne de Porcino 57

(En miles de toneladas) 57

Figura MX 2.9 Carne de Pollo. Tendencias de Producción, 59

Comercio y Consumo Total (TM) 59

Figura MX 2.10 Producción de Carne de Pollo 59

(En miles de toneladas) 59

Figura MX 2.11 Huevos. Tendencias de Producción 61

y Consumo Total (TM) 61

Figura MX2.12 Producción de Huevo de plato 62

(En miles de toneladas) 62

Figura MX 2.13 Carne Caprina. Tendencias de Producción 63

y Consumo Total (TM) 63

Figura MX2.14 Producción de Carne de Caprino 64

(En miles de toneladas) 64

Figura MX2.15 Producción de Leche de Caprino 64

(En millones de litros) 64

Figura MX 2.16 Carne de ovino. Tendencias de Producción 65

y Consumo (TM) 65

Figura MX 2.17 Granos. Tendencias de Producción 67

y Consumo Total (TM) 67

Figura MX 2.18 Consumo ganadero de granos y pastas oleaginosas 68

(En millones de toneladas) 68

Figura MX 3.1 Carne Bovina. Producción y Balanza Comercial: 72 Proyecciones 2000-2030 (Miles TM) 72 Figura MX 3.2 Lácteos. Producción y Balanza Comercial: 72 Proyecciones 2000-2030 (Miles TM) 72 Figura MX 3.3 Carne de Cerdo. Producción y Balanza Comercial: 73 Proyecciones 2000-2030 (Miles TM) 73 Figura MX 3.4 Carne de Pollo. Producción y Balanza Comercial: 74 Proyecciones 2000-2030 (Miles TM) 74 Figura MX 3.5 Carne Caprinos. Producción y Balanza Comercial: 74 Proyecciones 2000-2030 (Miles TM) 74

(4)

Figura MX 3.6 Huevos. Producción y Balanza Comercial: 75 Proyecciones 2000-2030 (Miles TM) 75 Figura MX 3.7 Carne Ovinos. Producción y Balanza Comercial: 75 Proyecciones 2000-2030 (Miles TM) 75 Figura MX 3.8 Granos. Producción y Balanza Comercial: 76 Proyecciones 2000-2030 (Miles TM) 76 Figura MX 3.9 Carne Bovina. Efecto del Aumento de Productividad 77 e Inversiones en la Producción (Miles TM) 77 Figura MX 3.10 Carne Bovina. Efecto del Aumento de Productividad 77 e Inversiones en la Balanza Comercial (1000$) 77 Figura MX 3.11 Lácteos. Efecto del Aumento de Productividad 78 e Inversiones en la Producción (Miles TM) 78 Figura MX 3.12 Lácteos. Efecto del Aumento de Productividad 79 e Inversiones en la Balanza Comercial (1000$) 79

(5)

1. Información General

1.1 Territorio, Población y Economía

México es, luego de Brasil, la segunda nación más grande de ALC y el doceavo país con mayor extensión del mundo. Mide casi 2 millones de kilómetros cuadrados y tiene una población de 98 millones de personas, de la cual aproximadamente 26 por ciento vive en el área rural y otro 20 por ciento en el Distrito Federal. Su densidad poblacional promedio es de 50 habitantes por km2. Sin embargo, cuando se considera el alto nivel de densidad de población en el Valle de México y las grandes ciudades, este nivel disminuye sustancialmente en el todo el resto del país.

Cuadro MX 1.1: Territorio, Población y Situación Económica Comercial

VARIABLE Año Unidad 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999

Territorio y población

Población Total 1999 Mill 83,2 84,8 86,4 88,0 89,6 91,1 92,7 94,3 95,8 97,4 Densidad de Población 1999 Hab/ Km2 42,3 43,1 43,9 44,7 45,5 46,3 47,1 47,9 48,7 49,5 Población Rural 1999 % 27,55 27,35 27,15 26,95 26,75 26,58 26,38 26,18 26,01 25,80

Información Económica

PIB per cápita 1990-1999 US $ 3195,50 3268,40 3327,30 3325,30 3415,40 3138,40 3246,90 3417,30 3527,80 3601,20 PIB tasa de crecimiento anual 1990-1999 % 3,10 2,30 1,70 0,10 2,60 -7,80 3,30 5,00 3,10 2,00 PIB agrícola crecimiento anual 1990-1999 % 1,90 1,90 1,90 1,90 1,90 1,90 1,90 1,90 1,90 1,90 Inversión interna bruta % PIB 1999 % … … … 23,20

Información comercial

Balanza Pagos, Cta. Corriente 1990-1999 US $ -7.451 -14.888 -24.442 -23.400 -29.662 -1.576 -2.328 -7.448 -16.090 -14.153 Balanza Comercial 1990-1999 Mills. US $ -881 -7.279 -15.934 -13.481 -18.464 7.089 6.531 624 -7.914 -5.584 Exportaciones Totales 1990-1999 Mills. US $ 40.711 42.687 46.196 51.885 60.882 79.542 96.000 110.431 117.460 136.391 Importaciones Totales 1990-1999 Mills. US $ 41.592 49.966 62.130 65.366 79.346 72.453 89.469 109.808 125.373 141.975

Fuente: Unidad de Estadística y Análisis Cuantitativo, Banco Interamericano de Desarrollo

… Información no disponible

La economía Mexicana es muy diversa, con un importante sector industrial y de servicios y con un sector turístico bastante desarrollado. Esta diversidad económica y sus fuertes lazos comerciales con Estados Unidos, le permitió recuperarse de la crisis económica que se dio en Diciembre de 1994. Para aquel entonces la deuda externa y el déficit de balanza comercial ejercieron una gran presión que terminó con la devaluación del peso mexicano y la subsiguiente caída del ingreso per capita, aunque puede apreciarse la rápida recuperación del ingreso

per capita que se dio en los años subsiguientes, hasta el año 2000.

La firma del TLCAN en 1994, le ofreció al país una gran oportunidad de recuperación y así las exportaciones pasaron de 61 millones de US $ en 1994 a 136 en 1999; con un crecimiento similar en las importaciones. Debe observarse sin embargo que se ha profundizado el déficit de balanza comercial y se refiere con frecuencia que se ha agudizado la pobreza, especialmente en el área rural, en las

(6)

zonas donde no se producen rubros de exportación. Estos últimos son importantes generadores de empleo directo en la producción e indirecto en la provisión de insumos y servicios.

El PIB agropecuario corresponde al 5 por ciento del total y su participación relativa ha disminuido en los últimos treinta años, debido al crecimiento de los sectores industrial y de servicios. El PIB pecuario representa casi la mitad del PIB agropecuario. México produce anualmente 4.3 millones de TM de carnes, más de 9 mil millones de litros de leche y casi 2 millones de TM de huevos. Esta producción contribuye en forma significativa a generar valor agregado en la industria alimentaria de productos cárnicos y lácteos.

La producción pecuaria es importante, sin embargo no alcanza a cubrir la demanda nacional de proteínas de origen animal. Las importaciones de carnes y lácteos continúan en ascenso. Por ello, equilibrar la balanza comercial en el sector pecuario es un reto para los próximos años.

Se estima que México tendrá el mayor crecimiento económico y poblacional de Norteamérica en la próxima década. Este crecimiento, asociado a la apertura comercial, tendrán un gran impacto en el sector agropecuario mexicano, donde se requerirán elevados niveles de producción para cubrir la demanda local y las exportaciones. En el estudio del IFPRI se reconoce que la demanda de productos pecuarios en particular, requeriría de niveles de abastecimiento mucho mas significativos que los observados en la década pasada.

1.2 Agroecología, Agricultura y Ganadería

La agroecología de México es muy variada. Las zonas desérticas y semidesérticas del Norte y Noroeste (dos terceras partes de su territorio) son regiones clasificadas como áridas o semiáridas y en ellas se combinan sistemas pastoriles extensivos (principalmente ganadería de carne bovina y caprina) con una próspera agricultura de riego. En ella son notables la producción de hortalizas para exportación, frutas y granos, en los estados de Sinaloa, Sonora y Michoacán. En el norte, en los Estados de Chihuahua y Coahuila domina la ganadería extensiva para la producción de carne, y en la zona fronteriza han prosperado los centros de engorde, aprovechando la importación de granos desde los EUA.

En la parte Central del país, en la región Lagunera, destacan las áreas de producción intensiva de forrajes bajo riego, para la lechería intensiva desarrollada en dicha región. La producción de forrajes es altamente dependiente del uso de abonos orgánicos y químicos y de agua de subsuelo. Esta situación está creando limitaciones en cuanto el agotamiento de los acuíferos.

Las zonas montañosas del Centro del país, que corresponden a la zona templada, tienden a tener explotaciones más pequeñas y sistemas mixtos (combinación de agricultura y ganadería) con predominancia de la actividad lechera y cultivos anuales. En las regiones del trópico (seco y húmedo) del Centro Este y Sureste, se combinan la ganadería de doble propósito, con cultivos tropicales muy variados, tanto para consumo local (autoconsumo y comercial) como para la exportación.

(7)

El 79 por ciento del territorio mexicano se destina a actividades agropecuarias y forestales; de un total de 155 millones de hectáreas, el 51 por ciento (80 x 106 ha) están cubiertas por praderas naturales y pastos permanentes; el 31 por ciento son áreas de bosques (49 x 106 ha) y el remanente (18 %) se dedica a muy diversos cultivos, primordialmente de tipo temporal (Cuadro MX 1.2).

Cuadro MX 1.2: Tierras Agropecuarias y Forestales en Miles de Hectáreas (1994)

1994

Tierras Cult. Permanentes 2.050 Tierras Cult Temporales 24.950 Prad. y Pastos Permanentes 79.500 Territ.Forestal y Montes Ab 48.700 Tierras Agrop y Forestales 155.200 Superficie Total 195.820

La diversidad agroecológica permite una gran variedad de cultivos. El Cuadro MX 1.3 muestra la superficie cubierta por los principales cultivos en 1990 y en el 2000, observándose en ese lapso un incremento de casi 4 millones de hectáreas cultivadas. Solamente el café y el trigo, muestran una disminución en el área sembrada. México es el quinto productor de café a nivel mundial. El trigo se produce primordialmente en zonas irrigadas del noroeste (Sonora) pero se dan importantes importaciones para complementar la producción nacional.

Los cultivos anuales (maíz, frijol, cártamo, sorgo y trigo) ocupan la mayor parte del área sembrada. El maíz amarillo y el sorgo se importan además en cantidades crecientes para satisfacer las necesidades de alimentación animal. La dieta humana de tortillas y frijoles ha requerido importantes programas estatales para apoyar la producción de maíz blanco y frijoles.

Las importaciones de soya son altas, con el doble objetivo de producir aceite y de usar la torta para alimentación animal. El aceite de soya domina el mercado (40% de participación); aunque también se producen en el país aceites de algodón, cártamo y ajonjolí, y se importan además aceite de palma y coco.

Las cosechas de mayor rentabilidad son las de hortalizas ( jitomate, chiles, pepinos, berenjena y otras) y frutas (mango, aguacate, mandarinas, manzanas) tanto para la exportación como para el mercado nacional. Algunos cultivos industriales han tenido gran desarrollo en los últimos años, especialmente uva para la producción de vinos, olivos para aceite y agave para tequila.

(8)

Cuadro MX 1.3: Área sembrada de los principales cultivos (1000 de Ha) 1990 y 2000 México Principales Cultivos 1990 2000 Café Verde 587,24 756,76 Frijoles 2.094,02 2.234,94 Frutas (excluye melones) 757,95 1.093,87

Hortalizas 2.268,08 2.468,08 Maíz 7.338,87 8.661,38 Sorgo 1.817,74 2.170,01 Trigo 932,76 749,35 Total 26.339,77 30.193,06 1.3 El Sector Pecuario

El sector pecuario Mexicano es muy diverso y extendido en todo el territorio. Como se aprecia en el Cuadro MX1.4, los inventarios de ganado bovino, caprino, ovino y cerdos evidencian una ligera tendencia negativa en cuanto a número, mientras que es notoria la expansión de la cría de pollos de engorde y de gallinas ponedoras. Esta expansión esta asociada a la producción en escala comercial bajo sistemas intensivos. Estos últimos se observan también en el caso de las lecherías y los centros de engorde de ganado.

Esta tendencia general a la disminución de las especies referidas, habría tenido un efecto directo en la seguridad alimentaria y la descapitalización de la población rural pobre acostumbrada a la crianza en pequeña escala. Entre la población rural, la tenencia de distintas especies menores, cabras y ovejas en unas regiones, cerdos y gallinas en otras, ha sido tradicionalmente fuente de leche, carne y huevos para la alimentación familiar y para generar ingresos complementarios a los salarios.

Cuadro MX1.4: Población Pecuaria (1000 Cabezas)

1990 2000 TCA Ganado Vacuno 32.054 30.293 -0,40 Ovinos 5.846 5.900 0,04 Caprinos 10.439 9.600 -1,61 Cerdos 15.203 13.690 -1,38 Gallinas y pollos 234.000 476.000 7,28

Fuente: Estadísticas de la FAO

(9)

Las actividades avícola (huevo comercial y pollos de engorde) y porcina, son más independientes de las condiciones agro climáticas que los cultivos y los sistemas de producción con rumiantes, que se basan parcial (lechería especializada o engorde intensivo) o totalmente (cría y engorde extensivo de ganado de carne, caprinos y ovinos) en la producción forrajera. La expansión de la producción avícola y porcina se explica por la ubicación de grandes empresas integradas y/o por la cercanía a los mercados de mayor importancia. A modo de ejemplo, el 54 por ciento de la producción de pollo de engorde se concentra en 6 de los 32 estados en los que se divide el país y el 48 por ciento de la producción porcina se concentra en tan solo 3 estados (Guanajuato, Jalisco y Sonora).

Las tierras dedicadas al pastoreo son compartidas por 30 millones de bovinos, casi 10 millones de caprinos y 6 millones de ovejas, que además utilizan los esquilmos (rastrojos o residuos de cosecha) de cultivos anuales. La producción forrajera nacional proviene en un 46 por ciento de praderas y cultivos forrajeros, un 30 por ciento de agostaderos y el restante 24 por ciento son esquilmos agrícolas.

En las secciones sobre las distintos subsectores se hará referencia a los sistemas de producción en cada caso. Resulta de utilidad sin embargo, señalar que la cría de ganado está distribuida regionalmente, según se trate de la dedicación a la producción de carne o de leche.

En el Cuadro MX 1.5 se destaca la distribución de la producción de leche y carne de origen bovino por cada una de las tres macro regiones agro ecológicas de México (árida, templada y tropical). Tres estados de la región árida (Durango, Coahuila y Chihuahua) y dos de la región templada (Jalisco y Guanajuato) concentran el 50 por ciento de la producción de leche con base en sistemas especializados de lechería (riego y alimentos concentrados con ganado Holstein). La producción de carne está más distribuida, pero la intensidad en el uso de la tierra es muy variable, primordialmente por razones climáticas.

Cuadro MX 1.5: Producción de carne y leche de origen bovino por región agro ecológica

Leche Bovina, % (1998) Carne bovina, % (1997) Árida y Semiárida 37 33 Templada 47 32

Trópico (húmedo y seco) 16 35

Fuente: SAGAR, varias Publicaciones.

La producción de rumiantes menores (cabras y ovejas) es de menor importancia relativa que el sector industrial cárnico (cerdos y aves de corral) o el ganadero de carne vacuna. Sin embargo, desde el punto de vista de la población rural pobre, este sector tiene suma importancia, tal como fue referido con anterioridad. En conjunto la producción anual de carne de cabras y ovejas (alrededor de 70 mil TM/año) no llega al 10 por ciento de cualquiera de las otras

(10)

carnes antes mencionadas. Su mayor concentración se da en zonas áridas y semiáridas, aunque existe alguna actividad de producción con ovinos de pelo en las regiones tropicales secas.

En el Cuadro MX 1.6 se identifican los principales Estados productores de rubros pecuarios de México agrupados por zona agro ecológica (se exceptúan los datos sobre caprinos y ovinos por ser de una importancia relativa mucho menor).

Cuadro MX 1.6: Principales estados productores de carne (vacuna, porcina y de pollo) y de leche y su participación porcentual (%).

Vacuna (1997) Pollo (1998) Cerdos (1998) Leche (1998) Z. TEMPLADA Jalisco Guanajuato Querétaro Puebla 15 11 7 11 8 19 11 15 7 Z. ÁRIDA Sonora Durango Coahuila Chihuahua 6 4 6 18 10 10 8 Z. TROPICAL Veracruz Yucatán 14 10 5 5 8 Fuente: SAGAR

La producción intensiva de carne de pollos y cerdos, utilizando alimentos balanceados, se concentra en la zona templada, cercana a los principales centros de población (alta concentración de consumidores). La actividad porcina en Sonora tiene el mercado de los EUA en su frontera y menores problemas ambientales por su posición geográfica y clima.

La producción intensiva lechera se concentra en zonas de clima templado y árido, asociada a tecnologías que requieren inversión y altos costos de operación (riego, cultivos forrajeros intensivos, confinamiento y uso de alimentos balanceados).

La evolución de la producción de las diferentes carnes (Cuadro MX 1.7) muestra un importante crecimiento en el pollo a expensas del bovino y, en menor escala, de la carne de cerdo.

Cuadro MX 1.7: Conformación porcentual (1990 vs. 2000) de la producción de carne en México.

Especies 1990 2000 Pollo 27.7 41.9 Bovinos 41.2 32.3 Cerdos 28.0 23.6 Cabras y ovejas 3.1 2.2 Fuente: SAGAR

(11)

A pesar de la abundancia de tierras de pastoreo y de sistemas intensivos de producción pecuaria, México es importador neto de leche, de carne (vacuna, de pollo y ovina) y huevos. Los niveles de consumo per capita, que se resumen en el Cuadro MX 1.8, son moderados, si se comparan con los de países desarrollados, pero están bastante más elevados que los de muchos países en vías de desarrollo.

Cuadro MX 1.8: Consumo per capita de los principales productos pecuarios en México.

PRODUCTO AÑO CONSUMO

per capita

Leche,

Carne vacuna Carne de pollo Carne de cerdos Carne de capr + ovinos Huevos 1998 1999 1999 1999 1999 1999 100.2 lt. 16.4 Kg. 20.0 Kg. 13.1 kg 1.1 Kg 17.0 kg Fuente: SAGAR

(12)

2. Sector Pecuario: Tendencias 1990-2000

En este segundo capítulo del documento se analizan las principales tendencias en cada uno de los subsectores del sector pecuario mexicano. En cada caso se hace referencia a la productividad, producción, comercio internacional y consumo. En el Anexo A se presentan en detalle todos lo datos utilizados para el análisis de tendencias, por producto.

2.1 Ganadería de Carne

La ganadería de carne en México se desarrolla bajo muy variados contextos agro climáticos, tecnológicos, de sistemas de manejo y por finalidad de explotación. Como se refirió en la sección anterior, la producción de carne bovina se reparte de forma equitativa entre las regiones árida, templada y tropical, reconociéndose importantes variaciones en los sistemas de producción en cada caso.

Figura MX 2.1: Carne Bovina. Tendencias de Producción, Comercio y Consumo Total (TM )

0 200.000 400.000 600.000 800.000 1.000.000 1.200.000 1.400.000 1.600.000 1.800.000 2.000.000 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000

Producción Consumo Total

Fuente: SIDE

La cría se da en sistemas extensivos bajo pastoreo, en fincas de tamaños muy variados (grandes en zonas áridas, pequeñas en zonas templadas y de tamaños muy diversos en el trópico). Los sistemas de producción incluyen el doble propósito con animales cruzados, y fincas especializadas con ganado Cebú (trópico) o con diversas razas puras Bos taurus (británicas o continentales) y sus cruces.

La producción de terneros tiene como destino su engorde en territorio mexicano, o su exportación como becerros a los EUA. Durante la década de los 90 se exportaron anualmente entre 1.2 y 0.6 millones de terneros. En los últimos años han aumentado los centros de engorde en los estados fronterizos, aprovechando

(13)

las importaciones de maíz amarillo desde EUA. El engorde del ganado también se da en sistemas de pastoreo sobre forrajes de piso y residuos de cosecha (zonas templada y tropical) con o sin suplementación adicional.

La población bovina es de aproximadamente 30 millones de cabezas y ha mostrado, durante la década de los 90, una ligera tendencia negativa. Ello ha ocurrido debido a una tasa promedio de extracción con tendencia a aumentar (19% en 1990 y 22% en el 2000) no asociada con mejoras en el comportamiento reproductivo del hato. Han existido además durante la década, problemas climáticos (sequías) que han forzado descensos en los inventarios en algunos estados.

Debido a un ligero aumento en productividad, medida en el tamaño de los canales; que pasa de 200 Kg. en 1990 a 215 Kg. por animal en el año 2000; se aprecia una tendencia positiva en la producción de carne bovina. Ello se explica por el aumento de sistemas intensivos de engorde en corral y suplementos en pastoreo.

Figura MX 2.2: Producción de Carne Bovino (En miles de toneladas)

0 200 400 600 800 1.000 1.200 1.400 1.600 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000

Fuente: SIAP, SAGARPA

La industria de la matanza de bovinos se agrupa en México en tres categorías:

a) Los rastros Tipo Inspección Federal (TIF) son los que tienen mejores condiciones sanitarias, con cadena de frío, prácticas humanitarias de sacrificio y (en algunos de ellos) aprobación para exportar a diversos mercados. En ellos se sacrifica alrededor del 20 por ciento del ganado. En 1997 operaban 39 plantas TIF (29 acreditadas para exportación) a un 44 por ciento de su capacidad instalada.

b) Los rastros municipales sacrifican alrededor del 50 por ciento del ganado. Sus condiciones de operación son muy variables e inferiores a las de los

(14)

mataderos TIF. No se tiene un registro del número de rastros municipales, pero se estima que es de alrededor de doscientos en todo el territorio nacional.

c) La matanza in situ (fuera de instalaciones adecuadas, sin inspección ni condiciones mínimas) se estima que representa el 30 por ciento del total nacional.

La calidad de la carne puesta a disposición del consumidor ha mejorado debido al aumento del porcentaje de ganado acabado en centros de engorde y al aumento en el uso de mataderos TIF. Adicionalmente, el incremento en el comercio con los EUA ha “importado” los conceptos de calidad de carne del sistema norteamericano (edad y grasa intramuscular). También se han desarrollado importantes consorcios integrados de cría, engorde, matanza y comercialización de carnes, como por ejemplo el Grupo VIZ en Sinaloa y el Grupo La Laguna en Coahuila.

Para poder satisfacer la demanda interna, resultante del aumento del consumo

per capita y el crecimiento de la población, el volumen de importación de carne, especialmente desde los EUA, se ha incrementado en forma muy significativa. Estas importaciones pasaron de 146 mil toneladas en 1991 a 363 mil toneladas en el año 2000. Solamente se aprecia una caída temporal muy significativa de las importaciones en 1995 y 1996, debido a la crisis económica de esos años.

La disponibilidad per capita de carne bovina en México ha variado poco durante la última década. Pasó de 15.72 Kg. en 1991 a 18.17 Kg. en el 2000, con diversos altibajos durante el período antes citado. En el Cuadro MX 2.1 se ilustran, para efectos comparativos los años 1991 y 2000.

Cuadro MX. 2.1: Consumo nacional aparente de carne de bovino en 1991 y 2000.

1991 2000

Producción nacional (TM) Importaciones (TM) Exportación (TM)

Población (miles de habitantes)

1188687 146751 2703 84800 1414949 363837 8808 97400 Disponibilidad Neta (TM)

Disp. per capita (Kg./persona/año)

1332735 15.72

1769978 18.17

Durante la década de los 90 el comercio de carne bovina en México ha tenido profundos cambios. El más significativo ha sido el aumento del comercio de animales, carne y granos con Estados Unidos, a raíz de la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA por sus siglas en inglés) en 1994. Debido a que México comercia sin aranceles con dos potencias mundiales en la producción de carne bovina (los EUA y Canadá), se han suscitado los siguientes cambios:

• Aumento de la exportación de terneros en pie a los EUA para su engorde en corral, con oscilaciones anuales dependiendo de los precios relativos del ganado y los granos.

(15)

• Disminución de las exportaciones de carne.

• Aumentos en las importaciones de carne, principalmente deshuesada.

• Aumento en las importaciones de ganado para matanza.

Sobre estos cambios han tenido influencia los acuerdos suscritos en el TLCAN; la devaluación del peso mexicano y las condiciones de clima que influyeron sobre la tasa de extracción.

Además del TLCAN, México firmó en 1995 y 1998 tratados de libre comercio con Costa Rica y Nicaragua, países que han sido tradicionalmente exportadores de carne bovina. En ambos casos se fijaron aranceles para la importación de carne, que han venido disminuyendo anualmente, sin embargo aún no se ha dado exportaciones de carne desde Centroamérica a México. En forma interesante, se reporta mas bien el aumento (registrado y no registrado) de ganado en pie desde todos los países de Centroamérica hacia México.

El tema del comercio de ganado en pié en Centroamérica y entre estos países y México, es de constante preocupación y fricción , tanto por sus resultados sobre los precios relativos, como por los problemas sanitarios que pueden resultar del insuficiente control. En la Figura MX 2.3 se pueden apreciar estas diferencias de precios para el ganado en pie, siendo evidente el mayor precio en México y por lo tanto la motivación para enviar ganado en pie a dicha plaza.

Figura MX 2.3: Precios de Ganado en pie en algunos países de Centroamérica y México (US$ por kilo)

1,64 1,29 1,24 1,11 1,05 0,96 0,00 0,20 0,40 0,60 0,80 1,00 1,20 1,40 1,60 1,80

MX SALV C.R. PAN NICA REP.DOM.

Fuente: CORECA

En contraste con esta situación, los países de Centroamérica que han firmado tratados de libre comercio con México aún no logran exportar carne a dicho país. El tema requiere un mayor esfuerzo de las partes, de modo que el valor agregado se genere en los países exportadores.

(16)

2.2 Ganadería de Leche y Lácteos

La producción de leche en México, se da en cuatro sistemas de producción bien diferenciados (Cuadro MX 2.2). Estos sistemas se encuentran relacionados a la agroecología y condiciones socioeconómicas de las distintas regiones.

• El doble propósito es el sistema predominante (mayor cantidad de vientres) pero contribuye solamente con el 20 por ciento de la producción.

• El sistema especializado familiar, caracterizado por un nivel razonable de tecnología, usan ganado lechero, el número de vas en ordeño es reducido y la operación se realiza con mano de obra familiar, y el cual incluye el 8 por ciento de las unidades de producción y el nueve por ciento de la producción.

• El sistema especializado, el cual se sustenta en ganado lechero, de mediana productividad y que con el 15 por ciento de las vacas aporta el 21 por ciento de la producción.

• Los sistemas especializados de gran escala, los cuales tienen niveles tecnológicos más mecanizados (ordeño, alimentación y enfriamiento de leche), sistemas de manejo computarizado, con mayor cantidad de vacas en ordeño y mayor producción por vaca; y con el 17 por ciento de los animales aportan 50 por ciento de la producción.

Cuadro MX 2.2: México, Caracterización de los sistemas de producción de leche. Especializado gran escala Especializado mediana escala Especializado Familiar Doble Propósito N de vientres 692 mil (17%) + de 300 / finca 592 mil (15%) 200 / finca 317 mil ( 8%) 2-10 / finca 2 370 mil (60%) 30-40 / finca % Producción 50 21 9 20 Tecnología Holstein 20-27 lt/día Estabulado Ordeño Mecanizado Holstein/ P. S. 18-20 lt/día Semi estabulado Ord.S. sem mecanizado Lecheras 6-12 lt/día Semi estabulado Ordeño Manual Cruces 3-9 lt/día Pastoreo. Ordeño Manual Zonas Árida Durango Coahuila Chihuahua Templada Jalisco Guanajuato Árida Sonora B. California Chihuahua Templada 6 Estados Tropical Sinaloa Colima Árida Sonora Templada Jalisco México Michoacán Hidalgo Tropical Chiapas Veracruz Tabasco Templada Jalisco Guerrero Guanajuato Fuente: SAGAR

(17)

En 1998 el 20 por ciento de la producción de leche de México fue consumida sin pasteurizar; el resto se procesó por la industria en diversos productos lácteos. Alrededor del 14 por ciento de la leche consumida en México es importada (primordialmente como leche en polvo). Tres cuartas partes de esa leche se destina a programas sociales y el remanente (25%) cubre el déficit de la industria.

Figura MX 2.4: México, Distribución porcentual de la Producción de leche

--- TOTAL DE LECHE DISPONIBLE (1998) 100 % 86 % 14 % PRODUCCIÓN IMPORTACIÓN NACIONAL 17% 69% 10% 4%

LECHE CRUDA INDUSTRIA PROGRAMAS INDUSTRIA

SOCIALES

---

Debido a un ligero aumento en el número de vacas de ordeño y el aumento de la productividad, la producción nacional se ha incrementado en forma considerable a una tasa de 2.7 por ciento por año. Sin embargo, esta no ha sido suficiente para satisfacer la demanda interna, por lo que las importaciones continúan siendo importantes, pero con volúmenes muy variables entre años. En 1990 alcanzaron casi los 3 mil millones de litros (equivalentes); en el 91 (año de menor importación) se reportan solamente 600 millones y en 1998 cerca de 1 300 millones de litros. Los principales productos importados son las leche en polvo (descremada y entera).

La disponibilidad per capita de leche bovina en México ha variado entre 95 y 119 litros/año durante la última década. En el Cuadro MX2.3 se ilustran, para efectos comparativos, los datos de consumo en los años 1991 y 2000.

Cuadro MX. 2.3: Consumo nacional aparente de leche de bovino, 1991 y 2000.

1991 2000

Producción nacional (1000TM) Importaciones (1000TM) Exportación (1000TM)

Población (miles de habitantes)

6925 1142 7 84800 9474 2268 143 97400 Disponibilidad Neta (1000TM Disp. p.c (Kg./persona/año) 8060 95.00 11599 119.1 Fuente FAO

(18)

En las Figuras MX2.5 y MX2.6 se presentan los datos de las tendencias de la producción. Existe alguna discrepancia en los datos de la SAGAR y de la FAO, sin embargo la tasa de aumento de la producción es similar independientemente de la fuente de datos. En la figura MX2.6 se puede apreciar que los requerimientos de importaciones han permanecido razonablemente constantes en los últimos años.

Es oportuno anotar también que mientras México ha mantenido sus importaciones de insumos lácteos, ha incrementado sus exportaciones de productos lácteos finales. Las exportaciones de helados (no incluidos en la partida arancelaria de lácteos) a Centroamérica han crecido en forma muy considerable.

Figura MX 2.5: Producción de Leche de Bovinos (En millones de litros)

0 1.000 2.000 3.000 4.000 5.000 6.000 7.000 8.000 9.000 10.000 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000

F uente: SIAP, SAGARPA

Las importaciones, especialmente de insumos lácteos, se han mantenido en 550 millones de US$, y ha sido notorio el aumento de las exportaciones de productos lácteos finales. Estos pasan de 2.12 millones de US$ en 1991 a 60.45 millones de US$ en el año 2000. Esto incluye las exportaciones de helados.

Estos logros en las exportaciones se deben en gran medida al desarrollo de la industria láctea, en alianza y co-inversión con empresas transnacionales como Nestlé y Parmalat. Los recientes acuerdos comerciales firmados por México (TCLAN, Costa Rica, Nicaragua) han tenido en la leche uno de los productos de más difícil negociación. Canadá excluyó de las negociaciones el comercio de productos lácteos. Con los demás países, México negoció desgravaciones arancelarias paulatinas, asociadas a cuotas para las diferentes partidas.

(19)

Figura MX 2.6: Lácteos y tendencias de Producción, Comercio y Consumo Total (TM) 0 2.000.000 4.000.000 6.000.000 8.000.000 10.000.000 12.000.000 14.000.000 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 Producción Consumo Total

Fuente: SIDE con información de FAO

2.3 Porcicultura y Carne de Cerdo

La producción de cerdos en México representa un sector importante en el conglomerado pecuario, con un segmento comercial bastante desarrollado. Tal como se refirió en el Capitulo 1, la carne de cerdo es la tercera en cuanto a consumo (ver Cuadro MX1.4, en el capítulo previo) y se mantiene además un activo comercio con otros países (exportaciones e importaciones de animales, carne y productos elaborados).

Las granjas de mayor tecnología (porcicultores tecnificados integrados) aportan el 57 por ciento de la carne; los semi-tecnificados contribuyen con un 15 por ciento y las explotaciones de traspatio el restante 28 por ciento de la producción. Se ha observado, al igual que en el resto del mundo, una tendencia a aumentar el tamaño de las granjas (economías de escala) y a una integración con plantas de fabricación de alimentos, alianzas con empresas de material genético e incluso asociación con mataderos. En 1996 cuatro empresas concentraron el 35 por ciento de la producción.

El volumen de producción de carne de cerdo llegó a ser en el año 2000 equivalente al 74 por ciento de la carne bovina. Este aumento se ha dado por mejoras en la productividad, debido a que la población de cerdos decreció en casi 2 millones de cabezas entre 1990 y el año 2000.

(20)

Figura MX2.7: Carne de Cerdo. Tendencias de Producción, Comercio y Consumo Total (TM)

0 200.000 400.000 600.000 800.000 1.000.000 1.200.000 1.400.000 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 Producción Consumo Total

Fuente: SIDE con información de FAO

Las importaciones de carne de cerdo han oscilado en la última década entre el 16 y 23 por ciento del consumo nacional. A esto debe sumarse la importación de embutidos (de 2 a 3 mil TM por año) y de grasas (grasa, manteca y tocino por hasta 60 mil TM por año) para la elaboración de embutidos. La compra de pie de cría en el exterior también ha variado entre 5 mil (1995) y 34 mil (1992) cabezas por año; y las importaciones de cerdos para engorde y/o matanza han sido también bastante significativas (hasta 310 mil cabezas en 1991).

Las exportaciones de carne de cerdo son más marginales que las importaciones (en el mejor año de la década alcanzaron el 10 % de las importaciones) y se componen principalmente de cortes. Japón ha sido el principal destino, aunque se han iniciado envíos a los EUA desde el Estado de Sonora, el cual se ha declarado libre de Peste Porcina Clásica. México realiza esfuerzos de combate de otra enfermedad problemática como barrera al comercio, como lo es Aujeszky. Para ambos males, algunos estados del norte y del sur del país ya han sido declarados libres.

(21)

Figura MX 2.8: Producción de Carne de Porcino (En miles de toneladas)

0 200 400 600 800 1.000 1.200 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000

Fuente: SIAP, SAGARPA

La disponibilidad per capita de carne porcina en México ha sido muy estable durante la última década. Ha oscilado entre 10.4 (1991) y 11.8 Kg./persona (2000). En el Cuadro MX2.4 se presentan los datos comparativos para 1991 y 2000.

Cuadro MX2.4: México, consumo aparente de carne de cerdo en 1991 y 2000.

1991 2000

Producción nacional (TM) Importaciones (TM) Exportación (TM)

Población (miles de habitantes)

811899 70145 1197 84800 1034906 184240 74609 97400 Disponibilidad Neta (TM)

Disp. Per càp(Kg./per/año)

880847 10.40

1144537 11.80

Fuente: FAO

Durante la década de los 90 y asociado a la integración vertical de numerosas empresas porcinas, se ha dado una importante modernización de la industria procesadora (mataderos, salas de deshuese y plantas de embutidos). En 1991 se sacrificaron 1.3 millones de cerdos en mataderos Tipo Inspección Federal (TIF), mientras que en 1998 la cifra pasó los 4 millones. Ello correspondió a un aumento del 11 al 35 por ciento del total de cerdos sacrificados.

Alrededor del 15 por ciento de la carne de cerdo se destina a la elaboración de carnes frías y embutidos. El consumo de estas carnes elaboradas ha crecido de forma importante, pero la participación del cerdo como componente en los embutidos ha disminuido; a expensas de otras materias primas de menor precio, como lo son las pastas de carne de aves de corral y las grasas vegetales. La

(22)

participación de la carne de cerdo en las industrias de embutidos ha bajado de un 75 por ciento en 1990 a un 25 por ciento en 1998.

México negoció, como parte del TLCAN, un esquema arancelario y de cuotas con los EUA y Canadá, que incluye una amplia gama de productos. Ello va desde los cerdos en pie, hasta los diversos cortes. En general los reproductores no tienen aranceles, los cerdos para engorde y sacrificio entre un 8 y 20 por ciento al igual que la carne en canal y los cortes. Las grasas fuera de cuota tienen un arancel de hasta un 141 por ciento. De acuerdo a lo establecido en el Tratado estos aranceles disminuirán hacia el futuro.

2.4 Avicultura y Carne de pollo

La producción de pollos de engorde ha prosperado en México, en forma similar a lo ocurrido a nivel mundial, con alta tecnología, economías de escala e integración vertical. El negocio se ha beneficiado además de los precios de los granos. El volumen de importación de maíz para hacer posible la producción avícola, más que se duplicó entre 1990 y el año 2000.

El sistema de producción predominante es el Tecnificado en el que se observan altas densidades de pollo por unidad de superficie, líneas genéticas importadas, uso de alimentos balanceados de elevado poder nutricional y una integración con los proveedores de insumos y servicios, así como con la industria. Este sistema Tecnificado aporta el 80 por ciento de la producción nacional de carne de pollo, siendo el restante producido bajo sistemas semi tecnificados y por producción de traspatio. Tal como se describió en el Cuadro MX 1.6. la producción de pollos está concentrada (47% del total) en 6 Estados (Jalisco, Querétaro, Puebla, Guanajuato, Durango y Veracruz)

La producción de pollo de engorde es el sector pecuario de mayor crecimiento durante la década de los 90. Pasó de 750 mil TM en 1990 a 1.8 millones de TM en el 2000, aunque, como se puede apreciar en los datos de la SAGAR y de FAO existe una ligera discrepancia. A pesar de ese crecimiento en la producción; pero debido al acelerado aumento en el consumo per capita, las importaciones han crecido de 104.200 TM en 1991 a 355.662 TM en el año 2000, revelando una tasa de aumento anual del 12 por ciento. En esta forma México es el país con el volumen de importaciones de pollo más elevado en todo ALC y además estas importaciones representan un porcentaje elevado del abastecimiento. En 1991 éste representaba el 11 por ciento del total y en el año 2000 pasaron al 16 por ciento del total consumido.

(23)

Figura MX 2.9: Carne de Pollo. Tendencias de Producción, Comercio y Consumo Total (TM)

0 500.000 1.000.000 1.500.000 2.000.000 2.500.000 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000

Sector Aves-Carne Producción Sector Aves-Carne Consumo Total

Fuente: SIDE con información de FAO

La modernización de la avicultura para producción de carne en México también ha ocurrido a nivel de plantas de sacrificio. De 1990 a 1998 el número de aves sacrificadas en mataderos Tipo Inspección Federal (TIF) se cuadruplicó, pasando de 52 millones a 209 millones de aves. Ello es el resultado de mejoras en los mataderos existentes y de instalación de nuevos rastros TIF. Sin embargo, se reporta que para 1998 solamente el 24 por ciento de las aves sacrificadas se procesaron en rastros tipo TIF.

Figura MX 2.10: Producción de Carne de Pollo (En miles de toneladas)

0 200 400 600 800 1.000 1.200 1.400 1.600 1.800 2.000 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000

(24)

Las importaciones de pollo corresponden a muy variados productos; y resulta de interés una explicación sobre estas categorías:

A) Aves progenitoras para producir los pollitos para engorde, las cuales son indispensables para los sistemas de producción tecnificados, ya que se requieren animales genéticamente homogéneos y que respondan al manejo que se les impone. En el caso mexicano el origen de estas aves son los EUA y Canadá. Las cifras de importación han oscilado entre 500 y 700 mil aves / año.

B) Pollitos para engorde y huevo fértil, lo cual no es deseable pero a veces necesario, sobretodo como arma para control de algunas enfermedades que se transmiten de las aves progenitoras a los pollos de engorde. La producción proveniente de pollitos importados es menor al 1 por ciento del total.

C) Carne de aves en canal o en trozos, que en el caso de México se restringe a la zona fronteriza con los EUA. El producto más común son las carnes en trozos (oscuras) que tienen precios bajos en el mercado de los EUA. Estas compras han llegado a 100 mil TM en algunos años.

D) Pasta de carne de pollo para consumo industrial (carne mecánicamente deshuesada), que se incorpora a los embutidos y que se ha convertido en un sustituto barato de la carne de cerdo y res en fórmulas de carne procesadas. Las importaciones de esta carne dependen básicamente de los precios relativos de las materias primas para embutidos; por ello existen oscilaciones importantes entre años en estas compras. En 1990 se importaron 26 mil TM y en el 98 se alcanzaron las 96 mil TM.

Las exportaciones mexicanas de productos de pollo son muy bajas y se destinan al sudeste asiático. El valor más alto de estos envíos se registró en 1990 con 5 800 TM. Un factor limitante a las exportaciones son las condiciones sanitarias. El país desarrolla actualmente campañas de control y erradicación de algunas enfermedades aviares que operan como barreras no arancelarias al comercio. Entre ellas destacan el New Castle, Salmonelosis e Influenza Aviar.

Tal como se mencionó anteriormente, la disponibilidad per capita de carne de pollo en México ha crecido de forma notable durante la última década pasó de 11.21 Kg. por persona por año en 1991 a casi 22.71 Kg. en el 2000. En el Cuadro MX2.5 se comparan los años 1991 y 2000 donde se observa que se duplica el consumo en solo 9 años.

Cuadro MX2.5: México, consumo aparente de carne de pollo en 1990 y 1998.

1991 2000

Producción nacional (TM) Importaciones (TM) Exportación (TM)

Población (miles de habitantes)

857947 104199 11858 84800 1860805 355662 4691 97400 Disponibilidad Neta (TM) Disp p.c.(Kg./persona/año) 950288 11.21 2211776 22.71 Fuente: FAO

(25)

Al igual que en el resto de la economía, el negocio del pollo no ha sido ajeno a los procesos de apertura comercial. El esquema arancelario negociado para carne de pollo en el TLCAN definió una desarancelización porcentual durante los primeros 6 años (4% por año entre 1993 y 1999) para luego acelerarse. En el 2003 debe llegarse a 0 arancel dentro del TLCAN. Por otro lado la industria se ha beneficiado considerablemente de los bajos aranceles a la importación de maíz y soya, lo cual ha contribuido mantener bajos los costos de producción.

2.5 Huevos

Los huevos son la fuente de proteína más barata disponible en México. La producción de huevos de gallina ha seguido un patrón de modernización similar a la producción de pollos; sin embargo el crecimiento de la producción no ha sido tan elevado (6% para huevos vs. 9% para pollo). La evolución de los volúmenes anuales durante los 90 ha mostrado un patrón caracterizado por un crecimiento del 1990 al 1993 (de 1 a 1.2 millones de TM), un estancamiento en 1.2 millones de TM entre el 1993 y 1996, y un crecimiento acelerado entre el 1997 y el 2000 hasta llegar a 1.8 millones de TM.

La población de aves para producción de huevo en 1999 fue de 144 millones. Del total producido en el año 2000, solamente dos estados (Jalisco y Puebla) concentran el 58 por ciento del total nacional y si se agrega la producción de Sonora y Nuevo León, se llega (entre los cuatro estados) al 70 por ciento del total. Esta concentración obedece a la lógica de la integración, tanto horizontal como vertical, a la transnacionalización de los negocios pecuarios y al logro de economías de escala y valor agregado.

Las importaciones de huevo fresco han tenido también un crecimiento muy significativo durante el período 1990-2000, pasando de entre mil y tres mil TM a inicios de la década, hasta cerrar el año 2000 con casi 10 mil TM. La exportación de huevos industrializados (pasteurizados o deshidratados) ha sido muy moderada; el nivel más alto reportado fue de 4417 TM (en 1993). Sin embargo, el total importado no es significativo con relación a la producción nacional y mucho menos las exportaciones.

Figura MX 2.11: Huevos. Tendencias de Producción y Consumo Total (TM) 0 200.000 400.000 600.000 800.000 1.000.000 1.200.000 1.400.000 1.600.000 1.800.000 2.000.000 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 Sector Huevos Producción Sector Huevos Consumo Total

(26)

La disponibilidad per capita de huevos pasó de 12.5 Kg. en 1990 a 17 Kg. por habitante en 1999. El precio del huevo en México es relativamente bajo, por lo que se presenta un fuerte consumo en la población rural y en los estratos urbanos de más bajos recursos.

Este sector también ha sido un gran demandante de granos (maíz y soya) utilizados en la fabricación de concentrados y como se verá más adelante es el sector que más ha dependido de las importaciones de estos insumos.

Figura MX2.12: Producción de Huevo de plato

(En miles de toneladas)

0 200 400 600 800 1.000 1.200 1.400 1.600 1.800 2.000 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000

Fuente: SIAP, SA GARPA

2.6 Caprinos: Carne y Leche

La producción caprina se da en pequeños hatos, especialmente en las zonas semiáridas del Centro y Centro Norte del país. En el Cuadro MX 2.6 se enumeran los principales Estados productores de carne y leche de cabra. La producción de carne está muy relacionada con los inventarios, pues incluye la venta de cabritos de destete y los animales de desecho. La producción lechera se concentra primordialmente en tres Estados (70 por ciento del total).

Cuadro MX 2.6: México, Estados productores de carne y leche de cabra.

ESTADO Cabras, cab./103

1999 Carne, TM 2000 Leche, lt x 106 2000 Puebla Oaxaca

San Luis Potosí

Guerrero Zacatecas Coahuila Guanajuato Durango 1404.7 1085.7 958.4 712.9 554.9 492.9 496.7 291.5 3392 4115 3451 3505 2185 4051 1820 1499 1.2 3.3 3.5 4.4 42.8 23.7 24.3 Total 9058.4 38760 131.2

(27)

En negritas Región Árida; En itálica Región Tropical; En normal Región Templada

Tanto la producción de carne como la de leche de cabra son marginales, si se comparan con las de otras especies pecuarias. La leche de cabra representa apenas el 1 por ciento de la de vaca, y la carne de cabra no llega al 3 por ciento de la bovina o la de pollo. Sin embargo, la producción caprina es de suma importancia entre los pequeños productores en los estados áridos y semiáridos, como se ha señalado en el Cuadro MX2.6

Las sequías han constituido uno de los factores de mayor impacto negativo en la producción. Esto ha contribuido a la baja productividad y tendencia general negativa de disminución del tamaño del hato. Como resultado de ello, como se aprecia en la Figuras MX2.13 /datos de FAO) y MX2.14 (datos de SAGAR), hay una ligera tendencia negativa en la producción.

Las importaciones de cabras en pie han variado durante la década de los 90 entre 14 mil y 116 mil cabezas por año. La mayoría ha tenido como destino el sacrificio. Las importaciones de carne y leche de cabra son de niveles también muy bajos.

Los niveles tecnológicos son entre medios y bajos, destacándose limitaciones con la alta tasa de abortos (15 - 18%); alta tasa de mortalidad de las crías (25– 28%) y bajos índices de fertilidad (65–70%). A ello se suman los elevados márgenes de comercialización entre el productor y los restaurantes.

Figura MX 2.13: Carne Caprina. Tendencias de Producción y Consumo Total (TM) 0 5.000 10.000 15.000 20.000 25.000 30.000 35.000 40.000 45.000 50.000 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 Producción Consumo Total

El consumo de cabrito al pastor y en birria ha sido una de las tradiciones culinarias más establecidas en México. Los datos de inventario de animales, productividad y volumen de carne revelan que este sector no ha crecido. El consumo per capita promedio durante los 90 no ha llegado a medio Kg. por habitante por año. En la práctica el consumo se ha hecho más selectivo entre la

(28)

población de mayores ingresos y el precio del cabrito y la birria son bastante más elevados que hace diez años, en términos reales.

Figura MX2.14: Producción de Carne de Caprino (En miles de toneladas)

0 5 10 15 20 25 30 35 40 45 50 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000

Fuente: SIAP, SA GARPA

Figura MX2.15: Producción de Leche de Caprino (En millones de litros)

0 20 40 60 80 100 120 140 160 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000

(29)

2.7 Ovinos: Carne y Lana

La producción de ovinos en México es, al igual que de los caprinos, marginal si se compara con las otras especies pecuarias de importancia. En el Cuadro MX 2.17. se enumeran los principales estados productores de carne de ovino. Los índices tecnológicos son parecidos a los de los caprinos.

Cuadro MX 2.7: México, Estados productores de carne de ovino.

ESTADO Ovejas, cab./103 1999

Carne, TM 2000

México Hidalgo

San Luis Potosí

Oaxaca Puebla Veracruz Zacatecas 998.4 762.2 677.8 515.8 401.3 352.3 319.8 5409 4626 2142 1582 2546 3134 1909 Total 5948.8 33390

En negritas Región Árida; En itálica Región Tropical; En normal Región Templada

Figura MX 2.16: Carne de ovino. Tendencias de Producción y Consumo (TM) 0 10.000 20.000 30.000 40.000 50.000 60.000 70.000 80.000 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 Producción Consumo Total

El crecimiento en la población ovina durante la década de los 90 ha sido nulo (Figura MX 2.16). La tasa de saca anual promedio de 33 por ciento y un ligero aumento de productividad, han permitido un aumento del volumen producido de carne. En contraste con el caso de la carne de cabrito, las importaciones de carne de ovino sí son importantes, ya que superan la producción nacional (en el año 2000 se produjeron 33 mil TM en el país y se importaron 44 mil TM). Las

(30)

importaciones, especialmente de Nueva Zelanda, han aumentado a una tasa anual del 7.3 por ciento.

La disponibilidad per capita de carne de ovino duplica la de caprinos (0.75 vs. 0.4 en 1999), pero es muy marginal si se compara con las carnes de cerdo, bovino o pollo.

2.8 Granos y oleaginosas para alimentación animal

Los granos considerados como parte del conglomerado pecuario son el maíz amarillo y la soya (y su derivado, la torta de soya) usados en la producción de concentrados. Estos productos se logran en todo el territorio nacional, pero los rendimientos más elevados se alcanzan en las zonas bajo riego.

En el tratamiento de este tema se tropieza con la dificultad del manejo estadístico del maíz amarillo, usado para alimentación animal y el maíz blanco, utilizado para la alimentación humana. Al respecto vale recordar que las tortillas y otros productos del maíz constituyen la base de alimentación de la población Mexicana, especialmente entre la población de menores recursos.

La producción de maíz amarillo ha aumentado a una tasa del 2 por ciento anual, mientras que la soya ha disminuido en una forma vertiginosa a una tasa de 21 por ciento anual. No es factible separar, con las estadísticas disponibles, el porcentaje de la producción de maíz que se dedica a la alimentación humana (tortillas y tamales) y a la elaboración de concentrados. Debe destacarse sin embargo, que el maíz preferido en la industria animal es el amarillo, mientras que el grueso del producido en México es maíz blanco, que se destina a la alimentación humana.

Las importaciones de maíz y soya se han incrementado en forma significativa a tasas del 15 y 14 por ciento anual respectivamente; mientras que la torta de soya ha tenido altibajos, pero una tasa promedio anual de 4 por ciento. La factura total de importaciones de estos insumos pasó de 790 millones de US$ en 1991 a 1684 millones en el año 2000.

Es interesante mencionar que la fabricación de alimentos balanceados comerciales para pollos de engorde, ponedoras y cerdos en las propias granjas ha tenido un estancamiento en los últimos años. Ello ha ocurrido debido a la integración que han sufrido estos sectores, donde el productor de pollos y cerdos no elabora el alimento concentrado, sino que lo recibe de la Empresa Madre (usualmente a granel) y “maquila” el pollo o el cerdo, usando tecnologías de producción también definidas por la integración.

La demanda por los granos para alimentación animal ha crecido de 9.7 millones de TM en 1990 a casi 16 millones en el 2000. Una tendencia similar se observa en la demanda de pastas oleaginosas para alimentación animal, que pasó de 2.1 millones en 1990 a 3.5 en el 2000.

La demanda de ambos rubros para el año 2000, estratificada por producto pecuario, se resume en el Cuadro MX2.8. En México los porcinos son los más

(31)

importantes consumidores de granos, seguidos por las aves (pollo de engorde y ponedoras) y las vacas de leche.

En cuanto a las pastas de oleaginosas, la participación de los rumiantes es menor debido al alto costo: a que existen fuentes sustitutas de proteínas más baratas (incluyendo fuentes de nitrógeno no proteico) y a que los requerimientos proteicos son más bajos. Las aves requieren mayores niveles de proteína en su dieta que los cerdos, además de que estos últimos toleran otras fuentes proteicas (harinas de carne) en niveles más elevados que las aves. Por ello la utilización de los granos por parte de las distintas especies cambia para las tortas. En este último caso las aves dominan el uso.

Cuadro MX2.8: México. Estimación de la demanda ganadera por granos y pastas de oleaginosas en el año 2000. (en miles de TM).

Granos Pastas de oleaginosas Porcinos Aves de carne Bovinos de leche Aves de postura Bovinos de carne Pavos 4089.4 3734.4 3292.9 3044.8 1629.2 58.5 777.0 1232.4 395.1 943.9 179.2 19.3 Total 15849.3 3546.9

En las Figuras MX2.17 y MX2.18 se aprecia con claridad la creciente dependencia de importaciones de granos par alimentación animal. Lo anterior no solo representa una creciente exigencia de divisas, sino una dificultad real en el manejo de las políticas de precios para granos, especialmente para el maíz. La posibilidad de la importación a un precio menor que el que se ofrece a los productores nacionales, lleva a una permanente fricción entre los sectores de la industria de concentrados y el productor de granos.

Figura MX 2.17: Granos. Tendencias de Producción y Consumo Total (TM) 0 5.000.000 10.000.000 15.000.000 20.000.000 25.000.000 30.000.000 35.000.000 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 Producción Consumo Total

(32)

Figura MX 2.18: Consumo ganadero de granos y pastas oleaginosas (En millones de toneladas)

0,0 2,0 4,0 6,0 8,0 10,0 12,0 14,0 16,0 18,0 20,0 199 0 1991 1992 19 93 199 4 1995 19 96 19 97 1998 1999 20 00

Granos Pastas oleaginosas

Fuente: Coornidan ación General de Ganadería, SAG ARPA

2.9. Políticas que han Influido en el Desempeño del Sector Pecuario Mexicano

Durante la presente Década, México realizó un conjunto de reformas de política, como parte de su programa de ajuste económico, y como es señalado por varios autores, en preparación para su mejor desempeño en el nuevo marco que crearía el acuerdo de libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Estas reformas se dieron en cuatro grandes campos: comercial, financiero, social y la reforma institucional. En el caso de la agricultura se dieron cambios de política en estos cuatro ámbitos, y ellas son brevemente referidas a continuación.

En el ámbito comercial, México hizo cambios importantes en su marco regulatorio al suscribir el GATT en 1993 y en forma preparatoria para sus negociaciones en el TLCAN. Sin embargo, los grandes cambios se dieron en el marco de los compromisos adquiridos en este tratado. En el caso del sector pecuario los cambios en el entorno se asocian a aranceles reducidos para los granos y los lácteos, lo cual favoreció su importación (ver cuadro MX2.9)

(33)

Cuadro MX2.9: Valor de las importaciones de productos pecuarios y granos 1990 y 2000 (Mill US $)

Importaciones Exportaciones Producto 1990 2000 1990 2000 Carne bovina 340,56 633,84 9,14 23,48 Despojos de bovinos 58,35 50,93 - 1,64 Lácteos 301,59 544,58 2,12 60,45 Carne de cerdo 125,94 191,45 5,01 201,82 Carne de Ave 105,83 240,49 11,86 4,69 Carne de Ovino 17,32 38,30 - - Maíz Amarillo 178,96 734,75 2,86 11,17 Soya 348,51 943,73 - - Harina y torta de soya 2,70 5,37 - -

TOTAL 1479,76 3383,44 30,99 303,25

Fuente: FAO

En el caso de los lácteos el proceso de desgravación a partir de 1993 se dio a una tasa de reducción del diez por ciento anual hasta el año 2003. Los resultados netos se aprecian en el Cuadro MX2.9. Las cifras revelan que las importaciones de granos y productos pecuarios en total se han mas que duplicado en diez años, siendo mucho mas significativo el caso del maíz amarillo y la soya.

En el campo financiero, las reformas se orientaron hacia lograr mayor participación de la banca privada. Las medidas favorecieron en general la transnacionalización de los negocios financieros, la venta de bancos públicos y la compra de bancos privados por parte de los bancos transnacionales. El proceso fue difícilmente sostenible, y en Diciembre de 1994 ocurrió el colapso del sistema, en el llamado Diciembre Negro. La devaluación del peso fue la medida mas enérgica, pero en el marco del proceso de desarrollo, la recuperación parcial del sistema financiero, tuvo un alto costo de endeudamiento externo. Este tendrá consecuencias de largo plazo en cuanto a la dedicación de recursos para amortizar la deuda adquirida.

En el marco de la reforma financiera, los créditos comerciales para la agricultura se han dado a tasas de mercado, sin embargo se ha montado un conjunto de esquemas públicos que han tratado de amortiguar la situación de los pequeños productores. A partir de 1991 se instrumentó el programa ASERCA, que utilizó programas de apoyo directo como PROCAMPO, FINCA y otros. A través de ellos se han provisto importantes subsidios a los precios de los granos básicos y

(34)

se han financiado los servicios de asistencia técnica y de seguros para el agro. No ha habido programas diseccionados en particular al sector ganadero, excepto por el programa del FIRA que entre los años 1994 y 2000 ha canalizado en promedio anual 200 millones de pesos (unos 20 millones de US Dólares) para el desarrollo lechero.

Los programas de apoyo social también han llegado al medio rural, en particular a las zonas rurales mas deprimidas y con limitadas posibilidades para la creación de empleo. En general esta es la orientación de los programas de apoyo al agro y a la micro empresa rural de las Secretarías de Agricultura y la de Gobernación. De hecho, a partir de 1996, la Secretaria de Agricultura pasa denominarse de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural (SAGAR)

Las principales iniciativas de fomento con efectos sustantivos en el sector pecuario, han surgido del propio sector privado y de los respectivos gremios sectoriales. Esto es notorio en el caso de la avicultura y del sector lechero en el que es evidente el esfuerzo de empresas como LALA. En la ganadería de carne destacan grupos como VIZ, en Sinaloa y La Laguna, en Torreón.

En el caso del sector campesino la organización gremial en ganadería es atomizada y poco efectiva. Esto se evidencia por ejemplo en el sector de cría de cabras. La ausencia de un esfuerzo mas significativo en este terreno, es responsable en parte, de la disminución del crecimiento de este sector.

(35)

3. Sector Pecuario: Perspectivas 2010-2020-2030

Tal como fue expuesto en la sección introductoria al estudio del sector pecuario en las distintas regiones, se ha acordado realizar un análisis de las perspectivas de los subsectores pecuarios, hacia los años 2010, 2020 y 2030. En esta capítulo se hace un análisis de distintos escenarios con el propósito de evaluar las implicaciones en cuanto a abastecimiento y requerimientos de importaciones, especialmente.

Los escenarios analizados incluyen la continuación de las tendencias en cuanto a productividad en la ganadería de carne y leche; cambios pequeños en dicha productividad e inversiones para aumentar el número de animales en producción; cambios en el consumo per cápita de carnes; aumento en la producción de maíz para disminuir los requerimientos de divisas; aumentos y disminución de población. También se ha considerado una situación extrema de aumento de la tasa de crecimiento de la población, sin que se den aumentos en la producción, para así apreciar una situación extrema en cuanto a los requerimientos de divisas.

A continuación se presentan los resultados de estos escenarios, en forma resumida. Los datos detallados de todas las simulaciones se presentan en el Anexo B. En la introducción al informe global, se explica en detalle los supuestos y los parámetros utilizados en cada simulación.

3.1 Continuación de las Tendencias

Uno de los factores críticos observados en la ganadería es la baja productividad en carne bovina y en leche. En el caso de la carne bovina, esta baja productividad surge especialmente del limitado manejo reproductivo y la baja calidad de la alimentación. Ello redunda en bajas tasas de parición, avanzada edad para el empadre y reducido aumento de peso de los terneros; y se refleja en última instancia en la baja saca promedio anual y el bajo peso de los canales. En el caso de la lechería, a los factores anteriores se suma la baja calidad genética, que implica una baja producción de leche por vaca. Desde luego que se reconoce que en México hay segmento del sector lechero en el que se evidencia una alta productividad.

Si continuasen las tendencias en productividad en la ganadería de carne, la situación general de abastecimiento de carne bovina en México se haría crítica; teniendo el país que recurrir a crecientes importaciones. Esta situación podría superarse parcialmente si el país continua las importaciones de ganado en pie desde Centroamérica, sin embargo eso es poco probable, si los países de esa región adoptan medidas mas estrictas para el control fronterizo y desarrollan programas de engorde de ganado.

(36)

Figura MX 3.1: Carne Bovina. Producción y Balanza Comercial: Proyecciones 2000-2030 (Miles TM) (2.000) (1.500) (1.000) (500) -500 1.000 1.500 2.000 2.500 3.000 2000 2010 2020 2030

Producciòn Balanza Comercial

Fuente: SIDE

En el caso de la leche, si se mantienen las tendencias en aumento de productividad, se podría esperar una tendencia a la disminución de las importaciones. Estas son muy buenas noticias para el país por cuanto, como se pudo apreciar en el Capítulo 2, las importaciones de lácteos representan un renglón importante en la cartera de importaciones de alimentos.

Figura MX 3.2: Lácteos. Producción y Balanza Comercial: Proyecciones 2000-2030 (Miles TM) -5.000 0 5.000 10.000 15.000 20.000 25.000 30.000 2000 2010 2020 2030

Producciòn Balanza Comercial

(37)

En el caso de la carne de cerdo, la producción también aumentaría en forma significativa y no se percibe un aumento en las importaciones netas. Un aspecto que no se capta en el modelo (que reporta el balance comercial neto) es que como parte de la estrategia comercial del sector, se están importando cortes industriales y se exporta, especialmente a Japón, los cortes de mayor valor. Si se mantiene la apertura comercial de Japón, este es un negocio de gran potencial.

Figura MX 3.3: Carne de Cerdo. Producción y Balanza Comercial: Proyecciones 2000-2030 (Miles TM) -500 0 500 1.000 1.500 2.000 2.500 2000 2010 2020 2030

Producciòn Balanza Comercial

Fuente: SIDE

Por su parte la producción de pollos continuaría a una tasa elevada, en respuesta a la creciente demanda y aumentaría las importaciones. Desde luego que la competitividad de México tendría que medirse en relación a la de otros países con los que tiene tratados comerciales y en particular los EUA. La producción de pollos y huevos requeriría cuantiosas importaciones de maíz y soya.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :