Atención Comunitaria para las Personas con Discapacidad

Texto completo

(1)
(2)

Atención •

Comunitaria •

para las •

Personas con •

Discapacidad •

CUADERNO C

FOLLETO C3

(3)

Programa Nacional de Atención en Salud para las Personas con Discapacidad – PASDIS RIF: G-20000010-4

Fundación Empresas Polar RIF J-00110574-3 2008

Primera Edición Caracas, Venezuela Coordinación Editorial

Higinia Herrera - Fundación Empresas Polar Nixon Contreras - PASDIS

María Eugenia Nahr - PASDIS Producción Editorial

Gisela Goyo - Fundación Empresas Polar Diseño Gráfico y Diagramación Rafael Guerra

José Villamizar Corrección de Textos Mariella Rosso Impresión

Litografía ImagenColor, S.A. Tiraje

5.000 ejemplares Hecho el Depósito de Ley ISBN: 978-980-379-201-5 Depósito legal: If25920083003101 Reservados todos los derechos http://pasdis.mpps.gob.ve/pasdis/ www.fundacionempresaspolar.org

(4)

CUADERNO C

Problemas

del funcionamiento

relacionados

con la movilidad

Este cuaderno está dirigido a las personas que tienen dificultad para moverse, bien sea porque están en cama o se les dificultan los traslados de la cama a la silla, o porque pueden moverse en cama y sentarse pero no pueden caminar, o caminan pero con dificultad. También encontrarás información referente a los problemas que se presentan por no moverse como son las úlceras en la piel, las deformidades en las articulaciones y el dolor.

La dificultad para moverse puede limitar a la persona para realizar actividades de rutina diaria como comer, asearse, vestirse, alimentarse, ir de compras, limpiar y ordenar la casa, trabajar, y participar en actividades recreativas que organiza la familia y la comunidad, por ello es importante capacitarla y que logre desempeñar estas actividades. En este cuaderno encontrarás 9 folletos que te permitirán capacitar a la persona con dificultad para moverse de acuerdo a la dificultad que presenta para realizar alguna de estas actividades.

Es importante conocer aspectos relacionados con la postura adecuada para realizar actividades, no sólo para la persona con discapacidad, sino para todas las personas, ya que con esto evitamos lesionarnos y tener algún tipo de discapacidad en la movilidad. A continuación te ofrecemos una serie de recomendaciones para ti, como supervisor(a) y/o capacitador(a). Es bueno que trasmitas estas recomendaciones a todas las personas que conozcas.

¿Qué es una postura correcta?

(5)

alineadas y sin tensión. A la hora de ayudar a realizar ejercicios a una persona con reducción de la movilidad debes cuidar tu postura para evitar que te lesiones, debes seguir los siguientes consejos:

Levantar y trasladar peso:

Si levantas un objeto, dobla las rodillas y no la espalda. Apoya firmemente los pies en el suelo, toma el objeto y mantenlo cerca del cuerpo.

Cuando es mucho peso, pide ayuda, además de seguir el consejo anterior. La forma correcta de empujar es con un pie adelante y otro atrás.

Según las recomendaciones identifica en las ilustraciones, cuáles son las posturas correctas y/o incorrectas

(6)

Cómo proteger nuestras articulaciones

La necesidad de utilizar la fuerza está relacionada con el hecho de tener que mover objetos y herramientas, o de tener que mantener el cuerpo en una postura determinada; esta exigencia está presente en muchas tareas domésticas tales como: mover muebles, cargar ollas, hacer las compras, barrer, pasar coleto, tender ropa, limpiar ventanas, recoger basura, atender un bebé, etc. Todas estas tareas son potencialmente peligrosas tanto para la columna como para los miembros superiores.

A continuación se presentan unas recomendaciones generales, para que puedas realizar las actividades antes señaladas reduciendo los riesgos de lesionarte. Organicemos las actividades de forma que:

• No permanezcas sentado, de pie, fregando, etc. durante largos períodos de tiempo, procurando alternar las tareas que requieran posiciones estáticas de pie, sentado o en movimiento.

• Organiza las tarea en varios días (ej. lunes lavar, martes asear baños, miércoles planchar, etc.).

• Intercala períodos de pequeños descansos entre tareas, para estirarte y relajarte. Los siguientes ejercicios pueden implementarse para el momento del descanso. Repite cinco veces cada uno y luego vuelve a la actividad. Repite cada hora mientras te mantienes haciendo la actividad que sea prolongada.

(7)

• Evita que aparezca el cansancio, descansando antes de cansarte. Tómate de 5 a 10 minutos de reposo en la mitad de cada actividad, o antes si empiezas a sentir molestias o fatiga.

• Evita en lo posible realizar actividades que no puedan interrumpirse en caso de aparecer cansancio o dolor (ejemplo: conferencias largas, dar clases mucho tiempo de pie, planchar, hacer las actividades del hogar por partes, etc.) • Duerme suficiente, de 8 a 10 horas. Haz siesta al mediodía.

• No estés en una misma posición mucho tiempo, ya que esto produce daño en las articulaciones. Cámbiala cada 20 minutos aproximadamente.

• No hagas actividades fuertes o que produzcan esfuerzo en ti, ya que esto ocasiona dolor en las articulaciones. Usa equipos especiales y métodos para ahorrar energía. Por ejemplo usa ruedas para mover cosas.

• Cuando te duelan las manos o estén hinchadas no realices actividades con ellas, colócalas en reposo y en alto (sobre almohada) descansando las manos sobre un frasco redondo, un palito enrollado o sobre medio coco. De vez en cuando mueve tu mano abriéndola y cerrándola nuevamente, y tocándote cada uno de los dedos con el pulgar. Acude a un(a) médico(a) cuando estos consejos no resuelvan el problema o las condiciones.

• Modifica el ambiente si es necesario, como por ejemplo el mobiliario

(especialmente mesas y sillas) recordando que lo blando es perjudicial (sofá, sillón, cama). Adecúa la altura de los objetos, la iluminación, etc. Para más información consulta la guía de accesibilidad.

CÓMO EVITAR CAÍDAS

Las caídas son potenciales fuentes de discapacidad. Existen varios factores asociados al riesgo de caídas, algunos de estos son:

1. Factores socioambientales: Mala iluminación, suelos mojados, escaleras y salidas de ascensores mal ajustados, escalerillas en trenes y autobuses.

(8)

2. Alteraciones de la marcha: Son personas que tienen la movilidad reducida, que usan aditamentos o no, que además deben salvar los obstáculos antes mencionados.

Las consecuencias de estas caídas suelen ser fracturas en 3 puntos claves: fractura de cadera, fractura de muñeca y síndrome post caída que consiste en miedo a caer de nuevo, y que muchas veces trae problemas de alteración de la marcha. La prevención de las caídas se puede lograr intentando corregir las posibles deficiencias de la marcha habitual de la persona haciéndole ejemplos de marcha frente al espejo, fortalecimiento muscular de los miembros inferiores, etc. Para más detalles consulta el folleto de movilidad.

A nivel general consiste en seguir una serie de recomendaciones:

• Mantén una temperatura constante en el dormitorio, ya que el frío prolongado puede producir somnolencia y caídas. Igualmente es conveniente mantener una buena iluminación en la habitación.

• Mantén alfombras fijas al suelo, así como cuidado con los cordones eléctricos o telefónicos que pueda haber por la casa. No trates los suelos con ceras o productos deslizantes. Además coloca barras en el baño junto al inodoro y en el lavamanos, y usa materiales antideslizantes en bañera y suelos.

• Utiliza barandillas si existen escaleras y señaliza el primer y último escalón. Además es conveniente tener interruptores de la luz a ambos lados.

• Coloca todos los utensilios que necesitas al alcance de la mano o muy accesibles.

• Utiliza calzado de tacón bajo con base ancha y suela blanda.

• No te sientes de golpe, hazlo despacio sobre una silla no muy baja y recta. • Cálzate sentado(a) con calzador largo.

• Levántate de la cama lentamente. • Suspende o limita las bebidas alcohólicas.

(9)

Este cuaderno consta de nueve folletos:

Folleto C1 Cómo entender la discapacidad y qué hacer para ayudar a la persona.

Folleto C2 Da instrucciones para evitar deformaciones en brazos y piernas.

Folleto C3 Explica como prevenir las lesiones de piel (úlceras o llagas) que puede presentar una persona con dificultad para moverse.

Folleto C4 Está dirigido a capacitar a la persona para que pueda darse vuelta y sentarse.

Folleto C5 Capacita a la persona para pararse estando sentada.

Folleto C6 Cómo capacitar a la persona para desplazarse sola o con aditamentos.

Folleto C7 Entrena a la persona con discapacidad para cuidar de sí misma.

Folleto C8 Cómo capacitar a la persona con dolores en la espalda o en las articulaciones para hacer las tareas diarias.

Folleto C9 Ejercicios para piernas y brazos débiles, rígidos o adoloridos.

Una vez terminada la capacitación de acuerdo a cada folleto, deberás preguntarte, si la persona va a la escuela, si participa en las actividades de la familia, si trabaja.

Si la respuesta es “NO”, en el caso de que la persona vaya a la escuela deberás solicitar a tu supervisor(a) el cuaderno H que trata de la

ESCOLARIDAD y la GUÍA DEL DOCENTE. En el caso de que la persona no participe en las actividades de la familia, debes solicitar a tu supervisor(a) el cuaderno I que trata de la PARTICIPACIÓN FAMILIAR Y SOCIAL, y por último en el caso de que la persona no trabaje debes solicitar a tu supervisor(a) la guía de INTEGRACIÓN LABORAL.

Es importante, que recuerdes que la persona con discapacidad necesita, al igual que cualquier persona, horas de esparcimiento y recreación, por lo que debes procurar dedicar tiempo a este aspecto en tus visitas.

(10)

FOLLETO C3

Cómo prevenir úlceras

provocadas por la

presión sobre la piel

¿Para qué sirve este folleto?

Las instrucciones de este folleto te ayudarán a capacitar a una persona con dificultad para moverse y que no tiene sensaciones, para prevenir ulceraciones o llagas causadas por la presión de la piel.

Algunas personas con dificultad para moverse no tienen sensaciones en algunas partes de su cuerpo. La mayoría de las personas con dificultad para moverse y sin sensaciones, tienen este problema en la parte inferior del tronco y en ambas piernas. Algunas personas también pueden no tener movimiento ni sensaciones en la parte superior del tronco, antebrazos y manos.

Una persona sin sensaciones en algunas partes de su cuerpo no sentirá la presión sobre éstas. Debido a que la persona no siente la presión, no moverá el cuerpo para aliviarlo. Si esto sucede por algún tiempo, la persona puede presentar úlceras por presión llamadas comúnmente llagas.

A continuación se dan algunas de las razones por las cuales la persona puede tener dificultad para moverse y no tener sensaciones.

- Nació con dificultad para moverse y sin sensaciones en algunas partes del cuerpo.

- Sufrió una lesión por la cual perdió al movimiento y la sensación en algunas partes de su cuerpo.

- Tiene una enfermedad que le provocó la pérdida del movimiento y de sensaciones en algunas partes de su cuerpo.

(11)

CÓMO AYUDAR A LA PERSONA

PARA PREVENIR ULCERACIONES O LLAGAS

CAUSADAS POR LA PRESIÓN SOBRE LA PIEL

¿Qué es una úlcera por presión?

Son lesiones de la piel que se presentan como consecuencia de una falta de irrigación sanguínea y de la irritación de la piel donde existe una prominencia ósea. Esta úlcera aparece en los puntos donde existe la presión por un largo tiempo de la eminencia ósea contra la cama, silla de ruedas, férulas u otro objeto rígido.

Las úlceras de la piel causadas por la presión, pueden encontrarse en cualquier parte del cuerpo, piernas o brazos. Sin embargo, algunas partes del cuerpo soportan más presión que otras y, por lo tanto, la piel de estas partes se puede dañar más fácilmente. De la misma manera las ulceraciones o llagas se producirán más fácilmente en estas partes. Usualmente las partes del cuerpo que soportan más presión son los talones, el borde externo de los tobillos, las nalgas, la cadera, la parte inferior de la espalda y los hombros.

Una úlcera por presión se desarrollará por etapas o estadios:

Estadio I: La úlcera no está formada, la piel únicamente está enrojecida. Estadio II: La piel está enrojecida e inflamada (con ampollas).

Estadio III: La ampolla se ha abierto, se inicia la presencia de úlcera. Estadio IV: La úlcera se hace profunda y se extiende desde la piel hasta el músculo.

Estadio V: El músculo queda destruido, presenta infección. Estadio VI: Se observa el hueso y presenta infección.

Para prevenir las ulceraciones o llagas provocadas por la presión sobre la piel hay que educar al paciente y familiares para que cumplan las siguientes recomendaciones:

1. Examinar la piel cada vez que cambie de posición.

2. Cambios de posición cada dos horas alivian los puntos de presión. 3. La persona debe bañarse diariamente.

4. Debe mantener humectada la piel en las zonas de presión.

5. Evitar sábanas arrugadas en la cama, éstas deben permanecer muy bien estiradas para evitar que con los pliegues aparezcan los puntos de presión. 6. No usar ropas de costura gruesa con elásticas apretadas.

(12)

8. Si ya están presentes las úlceras límpialas con agua, jabón, solución fisiológica, cremas y apósitos, y elimine la presión sobre esas zonas.

9. Controlar las infecciones con antibióticos.

10. Tener una alimentación balanceada, 3 veces al día rica en proteínas.

1. Examina la piel

Enséñale a la persona a examinarse la piel todos los días para averiguar si algunas partes se han oscurecido o enrojecido.

Aquellas partes de la piel que soportan mucha presión, se enrojecen u oscurecen más que el resto de la piel.

• La persona debe examinar la piel de todo su cuerpo. Debe usar un espejo para observar la piel de la parte inferior de la espalda y las nalgas.

Quizás la persona no pueda usar un espejo para examinarse la piel. En este caso tú deberás hacerlo diariamente para ver si la piel ha cambiado de color. • Si alguna región de la piel se ha enrojecido u

oscurecido, la persona deberá acostarse o sentarse de manera que la piel de dicha área no soporte más presión.

Por ejemplo, si alguna parte de la piel de las nalgas se ha enrojecido, la persona debe acostarse boca abajo o de costado.

• No deberá sentarse o acostarse de espaldas.

• Algunas veces el enrojecimiento desaparecerá en unas pocas horas, pero otras veces tardará varios días en desaparecer. Hasta que esto suceda la persona no debe poner presión sobre la zona enrojecida u oscurecida.

• Si la persona no examina su piel todos los días, no podrá comprobar si ésta ha cambiado de color. Quizás continúe sentándose o acostándose sobre una parte del cuerpo que se ha enrojecido u oscurecido. Esto causará que la piel se abra y la persona tenga entonces una ulceración o llaga causada por la presión sobre la piel. • Si esto sucede la persona no debe sentarse o acostarse en una posición en la cual la ulceración soporte presión.

• Una ulceración o llaga provocada por la presión sobre la piel podrá desaparecer luego de varias semanas, pero algunas veces no desaparecerá por varios meses. La

(13)

persona no debe dejar que la región de la piel donde se encuentra la ulceración soporte presión hasta que la ulceración haya cerrado.

Si la persona que capacitas tiene una ulceración pídele a la promotora o al promotor de salud, a la enfermera o al enfermero que vaya a la casa de la persona a examinar la ulceración. Pídeles que te enseñen a curar las ulceraciones.

2. Cambia a menudo la posición del cuerpo

• Enséñale a la persona a cambiar la posición de su cuerpo para prevenir que algunas partes de su piel soporten demasiada presión provocada por la cama, la silla o el suelo.

• En cada posición la persona debe proteger su piel usando un almohadón o colchón grueso. Haz un almohadón para que la persona se siente sobre él y un colchón grueso para que la persona se acueste. Puedes hacerlos con paja, algodón o lana.

• Explícale a la persona por qué es importante que cambie la posición de su cuerpo cada 2 horas durante el día. • Debe acostarse sobre su espalda.

• Luego la persona debe acostarse sobre uno de sus lados.

• A continuación la persona debe acostarse boca abajo. • Por último la persona debe acostarse sobre su otro lado.

• Si la persona se ulcera o llaga fácilmente, deberá cambiar de posición una o dos veces durante la noche.

• También es importante que se siente y se pare a menudo si es posible. No debe permanecer acostada; explícale por qué. Ayúdala a sentarse y a pararse, así como también a cambiar de posición mientras está acostada.

(14)

• Al principio ayúdala a cambiar de una posición a otra. Luego anímala para que haga todo lo que pueda sin ayuda.

• Tu supervisor(a) local tiene otros cuadernos en los cuales se explican cómo enseñarle a la persona a cambiar de posición. Pídelos si los necesitas.

• Algunas personas con dificultad

para moverse siempre necesitarán ayuda para cambiar de posición. Si éste es el caso de la persona que capacitas, asegúrate que ésta obtiene la ayuda que necesita para cambiar de posición.

• Enséñale a la persona a mover su cuerpo mientras se encuentra en una posición determinada. Estos pequeños movimientos del cuerpo deberá realizarlos varias veces pues le ayudarán a aliviar la presión sobre su piel.

CÓMO DEBE ACOSTARSE DE ESPALDAS

• Cuando una persona se acuesta de espaldas, el área que recibe más presión es la parte inferior de la espalda y los talones. La persona debe acostarse sobre almohadas o sobre un colchón para proteger la piel de estas partes.

• Haz dos pequeños aros de tela suave para poner debajo de los talones de la persona. Los agujeros de los aros prevendrán la presión sobre los talones. Ata los aros a los pies de la persona con trozos de tela para mantenerlos en su lugar.

• Si la persona, al estar acostada sobre su espalda, no se protege la piel, habrá un cambio de color de la misma. La piel que cubre la parte inferior de la espalda y los talones se puede oscurecer o enrojecer. Esto demostrará que ha habido demasiada presión sobre la piel y puede producirse una ulceración o llaga.

• Si la piel cambia de color, la persona debe acostarse boca abajo y de costado para protegerla y evitar que el daño empeore. Asegúrate que la persona se acuesta en estas posiciones hasta que las zonas enrojecidas u oscurecidas hayan desaparecido.

(15)

MOVIMIENTOS QUE LA PERSONA DEBE HACER

MIENTRAS ESTÁ ACOSTADA DE ESPALDAS

• Mientras está acostada de espaldas, la persona puede primero girar la cabeza y los brazos hacia un lado.

• Luego, deberá girar la cabeza y los brazos al otro lado. • La persona debe tratar de apoyarse

en los brazos y levantar ligeramente el cuerpo. • Mientras está acostada de espaldas,

debe también intentar cambiar la posición de los brazos y las piernas.

CÓMO DEBE ACOSTARSE DE LADO

• Cuando una persona está acostada de lado, la región que soporta más presión es el lado de la cadera y los tobillos.

• Para proteger la piel de los lados de la cadera y los tobillos, la persona deberá acostarse sobre los almohadones o sobre un colchón. Coloca una almohada

entre las piernas a nivel de las rodillas; con esto se evitarán úlceras de presión por el roce entre las rodillas.

• Pon los aros de tela que hiciste anteriormente en los costados de sus tobillos. Los agujeros de los aros prevendrán la presión sobre los huesos de los tobillos. Átalos con tiras de tela alrededor de sus tobillos para mantenerlos en su lugar.

• Si la persona no protege su piel mientras está acostada de lado, cambiará el color de la misma. La piel de los costados de su

cadera y de sus tobillos se oscurecerá o enrojecerá. Esto demostrará que ha habido demasiada presión sobre la piel, y puede producirse una ulceración.

• Si la piel cambia de color, la persona debe sentarse o acostarse sobre la espalda, sobre el estómago o sobre el otro costado para evitar que el daño empeore. Asegúrate de que la persona se acueste en estas posiciones hasta que las zonas oscuras o enrojecidas hayan desaparecido.

(16)

MOVIMIENTOS QUE LA PERSONA DEBE HACER

MIENTRAS ESTÁ ACOSTADA

• Mientras está acostada de lado la persona puede girar levemente hacia adelante.

Luego la persona debe girar levemente hacia atrás.

• Pon almohadas detrás de la persona. De esta manera podrá girar contra los almohadones.

• La persona también debe tratar de cambiar la posición de sus brazos y piernas mientras está acostada de lado. Si es

posible, enséñale a estirar y doblar los brazos, y las piernas.

CÓMO DEBE ACOSTARSE BOCA ABAJO

• Cuando la persona está acostada boca abajo la parte de su cuerpo que soporta más presión son las rodillas.

• Para proteger la piel de las rodillas deberá acostarse sobre almohadones o sobre un colchón.

• Pon un pequeño aro de tela en sus rodillas para que éstas no soporten tanta presión cuando la persona está acostada boca abajo.

• Si mientras está acostada boca abajo, la persona no se protege la piel, observarás un cambio en el color de la misma. La piel que cubre las rodillas se enrojecerá o se oscurecerá. Esto demuestra que la piel soporta demasiada presión y puede producirse una ulceración o llaga.

• Si la piel cambia de color, la persona deberá sentarse o acostarse de espaldas o de costado para evitar que el daño empeore. Asegúrate de que la persona se acueste en estas posiciones hasta que las zonas enrojecidas u oscuras desaparezcan.

(17)

MOVIMIENTOS QUE LA PERSONA DEBE HACER

MIENTRAS ESTÁ ACOSTADA BOCA ABAJO

• Mientras está acostada boca abajo la persona debe tratar de apoyarse en los brazos y levantar ligeramente el cuerpo.

Luego deberá acostarse nuevamente.

• También debe intentar girar ligeramente hacia un lado y luego hacia el otro.

• Cuando la persona se sienta, la parte del cuerpo que soporta más presión son las nalgas.

• Para proteger la piel de las nalgas la persona debe sentarse sobre el almohadón.

• Si la piel de las nalgas se oscurece o se enrojece luego de estar sentada por poco tiempo, la persona deberá

sentarse sobre un almohadón relleno de aire.

• El tubo de una llanta pequeña puede utilizarse como almohadón. Llena el tubo de aire. Pon una tela sobre el mismo para que la persona no se siente sobre la goma. Esta puede calentarse y dañar su piel.

• Si la persona no se protege la piel mientras está sentada observarás un cambio en el color de la misma. Algunas partes de la piel que cubre las nalgas se

oscurecerá o enrojecerá. Esto demostrará que la piel soporta demasiada presión y se producirá una ulceración o llaga.

• Si la piel cambia de color, la persona deberá acostarse boca abajo o de costado para evitar que la piel sufra más daño. Asegúrate que la persona se acuesta en estas posiciones hasta que las zonas oscurecidas o enrojecidas desaparezcan.

(18)

MOVIMIENTOS QUE LA PERSONA DEBE HACER MIENTRAS

ESTÁ SENTADA

• Mientras está sentada la persona debe inclinarse hacia un lado y luego hacia el otro.

• La persona también debe moverse hacia adelante y hacia atrás.

• La persona debe tratar de apoyarse en los brazos para levantar las nalgas de la silla.

• Mientras está sentada debe cambiar la posición de los brazos y las piernas.

Recuerda que el objetivo de toda capacitación es lograr la integración e inclusión de la persona con discapacidad, entendiendo esto como un derecho, por eso es importante que cuando estés capacitando a la persona con discapacidad, ya estés pensando en: ¿cómo va a participar en las actividades educativas, laborales o recreativas?; ¿es la comunidad accesible a la persona?; ¿los espacios permiten el paso y traslado de personas en sillas de ruedas, coche, bastones?; ¿existen señales auditivas o visuales que orienten a las personas?; ¿tiene la persona las ayudas técnicas indicadas para la equiparación de oportunidades?

Para lograr esto debes contar con el Comité de Atención en Salud para las Personas con Discapacidad de tu comunidad.

(19)

RESULTADOS

SÍ NO

1. La persona que capacitas, ¿tiene dificultad para sentir

en algunas partes de su tronco, piernas o brazos? ____ ____ 2. Si es así, ¿la has capacitado para que cuide su piel y

prevenga ulceraciones o llagas en la misma? ____ ____ 3. Si es así, ¿qué está haciendo para prevenir ulceraciones

provocadas por la presión?

¿Cambia a menudo la posición de su cuerpo? ____ ____ ¿Protege su piel mientras está acostada de espaldas? ____ ____ ¿Protege su piel mientras está acostada de lado? ____ ____ ¿Protege su piel mientras está acostada boca abajo? ____ ____ ¿Protege su piel mientras está sentada? ____ ____ ¿Revisa su piel todos los días para ver si hay algunas partes

de su cuerpo que soportan demasiada presión? ____ ____ Si es así, ¿mantiene estas áreas libres de presión hasta

que el enrojecimiento desaparece? ____ ____ Si tu respuesta a la pregunta Nº 1 es “NO”, tú y la persona no necesitan este folleto.

Si tu respuesta a las preguntas Nº 1 y 2 han sido “SÍ”, pero algunas de tus respuestas a la pregunta Nº 3 son “NO”, vuelve a leer este folleto.

Luego capacita a la persona para que pueda hacer todas las actividades necesarias para proteger su piel.

Si todas las respuestas a las preguntas Nº 1, 2, y 3 son “SÍ”, tú y la persona han trabajado bien. Continúa haciendo otras actividades.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :