Flores del bien Orquídeas: ornatos florales

Texto completo

(1)

Flores del bien Orquídeas:

ornatos florales

Aunque muchos no lo sepan, el Perú es un país rico en orquídeas. Esta flor crece a lo largo de todo el territorio peruano y no es solo la favorita para las fiestas de promoción, sino que también se ha convertido en objeto de colección. Las orquídeas causan admiración por su belleza, gran colorido y las extrañas formas que ostenta, que a lo largo de los siglos han deslumbrado a artistas, escritores y aficionados en general.

Aunque actualmente el valor de la orquídea es tremendamente ornamental, esta flor ya era famosa en las civilizaciones greca y china. Se creía que la orquídea poseía propiedades curativas e, incluso, afrodisiacas. Hoy esta flor ha evolucionado tremendamente y ha logrado adaptarse a varios tipos de suelo. Pablo Bermúdez, investigador peruano y autor del libro Orquídeas, especies del Perú, explica que “estas flores forman una de las familias de plantas con flores más amplias del reino vegetal y de las más evolucionadas. Han colonizado prácticamente todos los hábitats del mundo, excepto los desiertos más extremos y los polos”.

Especies peruanas

En pleno verano todos se preocupan por la diversión, el sol y el mejor bronceado; sin embargo, pocos son conscientes de que en algunas lomas que rodean las playas de Asia crecen orquídeas raras, muy pequeñas e interesantes.

Y es que esto no debe resultar extraño considerando que en nuestro país se conocen 2 900 especies. Por el momento, el Perú ocupa el cuarto lugar a nivel mundial en cuanto a variedad de orquídeas. Sin embargo, aún no se ha terminado de explorar todo el territorio y se estima que para cuando finalice la investigación, el Perú podrá llegar a ocupar el primer o segundo lugar.

(2)

E l p r o b l e m a q u e e x i s t e e n n u e s t r o p a í s e s q u e l o s investigadores viven en una lucha constante y en una carrera contra el tiempo para evitar que agricultores, los colonos, las civilizaciones y el cambio climático terminen por extinguirlas para siempre.

La especie más común en el Perú es la Epidendrum y en el país hay más de 400 exponentes. Para verlas en su hábitat natural uno puede viajar a lo largo del territorio por la ceja de selva y, en el borde de la carretera, lo van acompañar miles de flores multicolores. Todo el camino estará escoltado por coloridas orquídeas. Existen también bellísimas especies de altura que crecen al pie de las cumbres nevadas del Callejón de Huaylas y orquídeas de desierto en los departamentos de Tumbes y Piura.

A pesar de haber tantas orquídeas en el mundo, hay algunas que son difíciles de encontrar. Las especies menos comunes son las albas, semi albas, cerúleas y flavas. Son flores que debido a una mutación genética adquieren tonos raros que si se combinan con formas perfectas las hace muy codiciadas e incluso se convierten en las más caras.

De Colección

La orquídea es una flor admirada por todos. Sus llamativos colores, las extrañas formas que pueden adoptar y el ser la más evolucionada en el mundo vegetal ha llevado a muchas personas a cultivarlas y dedicarles tiempo, cariño y dinero a esta flor. Si uno quisiera cultivar orquídeas en su casa, es necesario saber cómo cuidarlas y mantenerlas.

Lo más recomendable según el investigador Bermúdez es comenzar por plantas híbridas, es decir, cruces artificiales entre especies. “Para Lima los más fáciles son los cruces de Phalaenopsis y de Cattleya, ya que ya vienen con el medio de cultivo apropiado y los trucos para cultivarlas son simples”. Lo que se debe hacer es regarlas cuando el medio de la flor esté a punto de secarse , nunca dejar que les caiga sol

(3)

directamente, alimentarlas con fertilizante 20-20-20, que tiene la misma cantidad de nitrógeno, fósforo y potasio, . Además, es importante también enjuagar bien la maceta una vez al mes para así poder evitar la acumulación de sales.

Las orquídeas no solo dan color al paisaje del país sino que han llevado al Perú a ocupar los primeros lugares por variedad de especies en el mundo. Es una de las flores más fuertes dentro de su reino, pero no puede sobrevivir si no colaboremos con ellas. Es necesario respetar su hábitat y no permitir que esta flor desaparezca.

Tradición científica para

nombrar especies

Durante siglos, la comunidad científica consagró el derecho de dar nombre a una especie desconocida a quien la descubre, aunque muchas veces, el “descubridor o descriptor” no resulta ser el mismo que el “colector”. Este, también llamado descubridor de campo, es quien la encuentra en la naturaleza y la recoge siguiendo una metodología científica estandarizada llamada “colecta”. Posteriormente la envía a un centro especializado en clasificación taxonómica, donde se estudian sus características y se establece, entre otras cosas, si se trata de una nueva especie.

El “descriptor” es el científico que realiza ese estudio en laboratorio, a quien corresponde exclusivamente el derecho de nombrarla, de acuerdo a su mejor parecer, según la práctica consuetudinaria de la ciencia. En varios casos, los “descriptores” dedicaron la nueva especia al “colector”, agradeciendo y reconociendo así su aporte. Tal es el caso de la Puya vasquezii, en homenaje de don Roberto Vásquez, investigador boliviano, “colector” y también “descriptor” de

(4)

más de 200 nuevas especies vegetales, principalmente orquídeas.

También se nombran de acuerdo al lugar del descubrimiento, como la Pitcairnia amboroensis , descubierta en el Area P r o t e g i d a A m b o r ó , u o t r o s c r i t e r i o s , c o m o n o m b r e s tradicionales o relacionados con la forma de la nueva especie. Aunque no hay reglas, muchos científicos bautizaron especies descubiertas con el nombre de benefactores, patrocinadores o colaboradores de la ciencia. Tal es el caso del célebre pionero de la botánica boliviana, Martín Cárdenas que en 1969 dio el nombre de Amaryllis escobaruriae, conocida como “jarajorechi” en Santa Cruz, a una especie que, por su valor ornamental, es actualmente muy utilizada en jardinería. El nombre proviene del General Armando Escobar Uria, alcalde paceño que proveyó los vehículos para la expedición científica a los Yungas, en la que Cárdenas colectó y descubrió la especie.

Internacionalmente, es muy conocida el caso de la Victoria

regia, en homenaje a la reina Victoria de Inglaterra, por su

apoyo a la botánica y por haber abierto al pueblo los jardines de la realeza. Esta planta, cuya hoja semeja un disco flotante en los ríos amazónicos y que puede llegar a tener un metro de diámetro, fue encontrada por primera vez en

Santa Ana de Yacuma, por Tadeo Haenke a finales del siglo XVIII y estudiada por el botánico ingles Rolf Lindley.

ESPECIES BOLIVIANAS, APADRINADAS POR BIOPAT, DESCUBIERTAS O ESTUDIADAS POR CIENTIFICOS DE FAN

Orquídea Maxillaria margretae

Orquídea Catasetum interhomesianum Orquídea Kefersteinia richardhegerlii Orquídea Oncidium lykaiosii

Orquídea Maxillaria mungoschraderii Orquídea Stenia nataliana

Orquídea Masdevallia luziaemariae Orquídea Masdevallia frilehmannii

Bromelia (pariente de la familia de la piña) Tillandsia

dorisdaltoniae

(5)

La diversidad es la fuerza de

la orquídea

Archivo / LÍDERES

Bolivia Ramón y Miguel Angamarca trabajan en los viveros de Gualaceo de la empresa Ecuagenera.

La diversidad de especies nativas, el crecimiento de la demanda local y los altos precios en el mercado externo hacen atractiva la producción de orquídeas en Ecuador.

Pero entre los inconvenientes está el alto costo de los fletes, reducidas frecuencias aéreas, largo retorno de la inversión y carencias en la especialización, para desarrollar nuevas variedades comerciales.

No obstante, según los productores consultados por LÍDERES, el sector ha crecido en los últimos cinco años. Existen al menos 60 productores independientes de orquídeas, con viveros principalmente en las provincias de Guayas, Pichincha, Azuay, Esmeraldas y Sucumbíos.

Los datos del Banco Central del Ecuador (BCE), muestran que se exportaron USD 160 000, de las partidas arancelarias Orquídeas y sus esquejes enraizados, en el 2009. Los destinos fueron Alemania (31%), Singapur (29%), Estados Unidos (25%), Japón (4%) y otros países (11%).

La firma Ecuagenera comenzó a exportar, con la obtención previa de permisos internacionales como el de la Convención Internacional del Tráfico de Especies Silvestres (Cites), desde 1993.

Para Marcelo Bejarano, gerente de Ecuagenera en Guayaquil, las orquídeas, en general, son plantas epífitas, que se adhieren a las ramas o troncos de árboles para que les sirvan como sostén.

El productor comenta que la mayoría de las orquídeas se alimentan de cortezas de pino, musgo, pedazos de coco y diversos sustratos. “La planta llega a su estado maduro en al menos tres años. Esto depende de su variedad y género”.

(6)

Bejarano afirma que para el mercado nacional se reproducen ‘in vitro’ especies compatibles manipuladas genéticamente. “El objetivo es obtener una mayor belleza y alargar la vida de la flor. Esta puede durar desde dos días hasta dos meses”.

Víctor Gómez, productor de Pichincha, también comercializa las plantas desde hace dos años. En sus viveros en Esmeraldas, Guayaquil y Lago Agrio, tienen cerca de 7 000 plantas y 800 especies.

Gómez asegura que entre las principales dificultades para que el segmento crezca está que existen pocos productores con conocimiento científico, técnico y práctico sobre las orquídeas.

Para Esteban Sáenz, de Magic Flowers de Guayaquil, los altos costos de los fletes restan competitividad. Según información del Ministerio de Comercio Exterior, Industrialización Pesca y Competitividad (Micip) el flete local está entre 40% y 60% más alto en relación con Colombia.

Sin embargo, dice Gómez, la actividad puede ser rentable y también es un medio de preservar variedades. Dependiendo de la especie y género, los costos por planta varían entre USD 5 y USD 500.

Orquídea dedicada a Gorbachov

Algunos medios de comunicación internacionales se adelantaron a anunciar que una orquídea boliviana, descubierta recientemente, fue nombrada en honor a Gorbachov, Maxillaria

gorbatschowii, antes que se completara el procedimiento

prescrito por la tradición científica.

Los científicos consideran “bautizada” una nueva especie sólo cuando su descripción taxonómica y morfológica se difunde en una publicación especializada. En este caso, se completa el nombramiento con la publicación del trabajo “Nuevas especies de orquídeas de Bolivia (3)”, de los autores Roberto Vásquez Ch. y Calaway Dodson, en el presente número de la Revista de la Sociedad Boliviana de Botánica.

(7)

La orquídea boliviana dedicada a Gorbachov, Maxillaria

gorbatschowii, fue descubierta por Roberto Vásquez y Carlyle

Luer, en el trayecto entre Cochabamba

y Villa Tunari. Otros colectores, como P. & C. Ibisch y T. Kroemer, también la

encontraron en el Parque Nacional Carrasco; mientras que A. Acebey lo hizo en el Parque Nacional Cotapata .

El nombramiento de la Maxillaria gorbatschowii, reconoce la contribución de Gorbachov a la paz en el mundo y a la conservación de la biodiversidad, pero también el apoyo a la ciencia, esta vez bajo el programa “Padrinazgos para la Biodiversidad” o “BIOPAT” por sus siglas en inglés.

Orquídeas del Caribe

Las islas del Caribe, que comprenden las Grandes Antillas o Antillas Mayores y Antillas Menores poseen elementos naturales que las distinguen. Entre ellos las orquídeas, con aproximadamente 645 especies comprendidas en 110 géneros. Muchas especies son endémicas, o sea exclusivas de la región del Caribe, y este endemismo también está en la categoría de género. Géneros endémicos de la región son Basiphyllaea, Broughtonia, Dendrophylax, Dilomilis, Domingoa, Psychilis, Quisqueya y Tolumnia.

Las formas de vida son diversas, la mayoría son epífitas, o sea que viven sobre los árboles, compartiendo sus nichos con otros grupos de plantas epífitas como los conocidos ³Curujeyes² o Bromelias. También existen especies terrestres y un caso intermedio serían las litofíticas, o sea las que viven sobre rocas.

La diversidad y el endemismo de las orquídeas en las islas del Caribe se debe en gran medida a la variedad de habitats que van desde manglares, tierras bajas y zonas costeras con vegetación xerófitica, pinares, charrascales y montañas con pluvisilvas. También influye la condición de isla que conlleva a un aislamiento geográfico en la historia evolutiva de la

(8)

región.

Muchas de las especies de orquídeas del Caribe están amenazadas, siendo las causas principales la colecta indiscriminada en poblaciones naturales y la pérdida del habitat por la deforestación y/o la alteración que tiene lugar en los ecosistemas.

La República de Cuba pertenece al grupo de las Antillas Mayores. Está constituida por la Isla de Cuba, Isla de la Juventud y alrededor de 4 000 cayos e islotes siendo la mayor de las islas del Caribe. La superficie total abarca 110 922 km2 y la mayor altura del país sobre el nivel del mar es el Pico Real del Turquino con 1 974 m.

El relieve es predominantemente llano con cuatro sistemas montañosos: la Cordillera de Guaniguanico con la Sierra del Rosario, Sierra de los Órganos y Alturas Pizarrosas en el occidente del país; el macizo montañoso Guamuhaya o Sierra del Escambray en la región central y en la región oriental aparecen los dos grupos montañosos más importantes que acogen a las mayores alturas: la Sierra Maestra en la parte sur y el Macizo montañoso Nipe- Sagua Baracoa en la parte norte.

Para Cuba en la actualidad se reportan más de 320 especies de orquídeas, cifra ésta que comparada con otras islas de la región del Caribe ocupa el segundo lugar en diversidad de orquídeas, superada solamente por La Española (Santo Domingo y Haití). De la cifra total el 32% son endémicas de nuestro archipiélago.

En cada paisaje cubano están presentes las orquídeas con profusión de flores , formas y colores, muchas de ellas con exquisita fragancia, que aunque deleitan los sentidos del hombre, realmente son mecanismos para la atracción de los agentes encargados de la polinización y de esta forma ³aseguran² su reproducción.

Un caso interesante es la Encyclia phoenicia,, orquídea epífita, conocida en Cuba como la orquídea de chocolate por su fragancia. Esta fragancia la utiliza como mecanismo de atracción de una abeja, que al tratar de obtener néctar de la flor traslada los polinios o parte masculina a la parte femenina de la flor, y de esta forma es que se produce la polinización y por tanto el inicio del proceso reproductivo. Otras Encyclias son también muy atractivas. Por ejemplo, la Encyclia plicata posee flores comparativamente grandes dentro

(9)

del género. Contrastan sus pétalos verdosos con el labelo color rosa y blanco.

Abundantes también son las especies del género Epidendrum, orquídeas también epífitas entre las que se destacan por su abundancia el Epidendrum nocturnum, con flores blancas y por ser una orquídea endémica de la región oriental el Epidendrum wrightii con un bello racimo de flores color naranja intenso. Endémica también es Dinema cubincola con diminutas flores.

Broughtonia es un uno de los pocos géneros endémicos de las Antillas que cuenta con seis especies, tres de las cuales son exclusivas de Cuba. Las más llamativas de las especies son Broughtonia lindenii y Broughtonia ortgiesiana.

De pequeñas flores, en ocasiones microscópicas, son las especies de Pleurothallidinae, que agrupa interesantes géneros entre los que se destacan Pleurothallis, Stelis y Lepanthes. En Cuba son numerosas las especies con un alto endemismo y en la mayoría de los casos las poblaciones ocupan una pequeña área y cuentan con pocos individuos, por lo que son plantas potencialmente amenazadas si los lugares donde habitan son alterados.

Entre las orquídeas terrestres podemos mencionar las especies de Bletia; la más abundante es Bletia purpurea y con colores muy llamativos están Bletia antillana (endémica de Cuba) y Bletia patula.

Otro género de orquídeas terrestres es Habenaria, con características florales distintivas. Las especies de este género tienen un labelo con un largo espolón que se ve como una proyección del labelo y que indica la posibilidad que estas flores sean polinizadas por mariposas las cuales introducen su espiritrompa en el espolón en busca de néctar. Una curiosidad de los trópicos son las orquídeas áfilas, o sea sin hojas. En los lugares donde habitan sólo se pueden detectar cuando están en floración pues la planta como tal es sólo un conjunto de raíces adheridas a las ramas y troncos de los árboles, los que se confunden con las raíces de otras plantas epífitas.

Conocer acerca de las orquídeas del Caribe y de Cuba, tanto para los residentes en esta última, como para todo el que la visita, resulta importante para estimar uno de sus tantos valores naturales y porque también se hace necesario conocer de su conservación.

(10)

La conservación de la diversidad biológica es un punto focal en los estudios que se realizan de la Flora de Cuba en general y que están orgánicamente estructurados a nivel nacional, t e n i e n d o c o m o c e n t r o r e c t o r e l C e n t r o N a c i o n a l d e Biodiversidad del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Actualmente el 6,6% de la superficie total del archipiélago cubano está comprendido dentro del Sistema Nacional de Areas Protegidas como áreas protegidas de significación nacional, bajo nueve denominaciones y cuentan con planes de manejo. En este sistema están comprendidas las áreas identificadas como de mayor diversidad de orquídeas.

SENDEROS

Para quienes visiten Cuba interesados por sus orquídeas existen senderos interpretativos en áreas naturales para la observación de estas plantas, ubicados en la red de Áreas Protegidas y Parques Nacionales. Son ellos:

Pinar del Río:

… De la Tierra al Mar, Península de Guanahacabibes. … Maravillas de Viñales, Viñales

… Mogote Cocosolo al Valle Palmarito … San Vicente- Valle Ancón

Sancti Spiritus

… Banao-La Sabina, Banao Cienfuegos

… El Nicho

… El Salto del Caburní Holguín

… Las Guanas, Rafael Freire.

… Descenso al Salto del Río Guayabo, Mayarí … La Sabina, Mayarí

Guantánamo

… El Balcón de Iberia, Baracoa

… Ascenso al Yunque de Baracoa, Baracoa Granma

… El Guafe, Cabo Cruz.

… Escalada al Pico Turquino, Sierra Maestra Santiago de Cuba

… El Saltón, III Frente

PRINCIPALES CENTROS CON COLECCIONES DE ORQU;IDEAS Orquideario de Soroa

(11)

Ubicado en Candelaria en la provincia de Pinar del Río se encuentra el Orquideario de Soroa a 220m de altitud, con una colección de orquídeas cubanas y exóticas.

Jardín Macradenia

Ubicado en Palmira, provincia de Cienfuegos, es el segundo en cultivo de especies cubanas. Se distingue por su colección de Lepanthes.

Jardín Botánico Nacional

Ubicado en la provincia de Ciudad de la Habana, posee alrededor de 60 especies cubanas en cultivo y otras exóticas. Jardín de Helechos

Ubicado en las estribaciones de la Sierra Maestra en la carretera del Caney, en la provincia de Santiago de Cuba, aunque es un jardín especializado en el cultivo de helechos cuenta con una colección de aproximadamente 40 orquídeas cubanas, fundamentalmente de la región oriental del país.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects : Características florales