DISTRIBUCIÓN DE PRODUCTOS BÁSICOS

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

219

13

DISTRIBUCIÓN DE PRODUCTOS

BÁSICOS

(2)

ÍNDICE

Párrafo

Resumen 1

Cuándo Empezar la Distribución 2 Elección de un Sistema de Distribución de

Productos Básicos 3-5 Componentes de los Sistemas de Distribución 6-18

Consideraciones Generales Participación de los Refugiados Consideraciones Logísticas Consideraciones de Gestión

La Función de las Mujeres Refugiadas 19-24

La Política del ACNUR

Ámbitos de Participación de la Mujer

Supervisión 25

Referencias Cuadros

Cuadro 1: Sistema de Distribución de Productos Básicos

(3)

221

Situación

Las situaciones de emergencia se caracterizan por la necesidad urgente de distribuir productos de primera necesidad como alimentos, materiales para la construcción de alojamientos, cocinas y combustible. La distribución equitativa de los productos básicos es a menudo problemática y algunas personas o grupos de refugiados pueden aprovechar la confusión de la emergencia para hacerse con el control injusto de los productos que están siendo distribuidos.

Objetivos

Ofrecer artículos de primera necesidad a las familias refugiadas de forma equitativa, conforme a las raciones especificadas y a los criterios y prioridades establecidos.

Principios de Respuesta

El diseño del sistema de distribución parte de una buena comprensión de la estructura social de los refugiados;

Los refugiados deberían estar constantemente informados sobre el diseño del sistema de distribución, el horario de las distribuciones y la cantidad de artículos que van a ser distribuidos;

Todos los grupos de refugiados deberían participar activamente en el diseño y operaciones del sistema de distribución. En particular es importante hacer participar a las mujeres;

La familia, en cuanto que unidad social primaria, tiene un papel clave que desempañar en la satisfacción de las necesidades básicas de cada individuo, por lo que la unidad familiar debe ser el objetivo de la distribución de productos;

Los ciclos de distribución de productos deben ser periódicos y previstos. Las irregularidades en el ciclo de distribución incrementan la tendencia de los refugiados a abusar del sistema.

Medidas concretas

Utilizar las estructuras de los servicios comunitarios (o crear nuevas estructuras si es preciso) para consultar a los refugiados sobre el diseño y las operaciones del sistema de distribución de productos básicos;

Elegir y ejecutar un sistema de distribución de productos;

Establecer un sistema para informar periódicamente al conjunto de los refugiados sobre las operaciones de distribución;

Es conveniente dejar que sean los propios refugiados quienes controlen la justicia del sistema de distribución.

(4)

Introducción

La distribución traslada el control de un producto a los beneficiarios deseados. La distribución debe ser equitable y los artículos deben repartirse conforme a las raciones especificadas y a los criterios y prioridades establecidos;

Es preciso supervisar la distribución para garantizar que se hace de manera justa y que llega hasta los grupos más vulnerables;

A pesar de que el sistema de distribución sea ingenioso, es poco probable que funcione equitativamente sin el apoyo de los refugiados;

Los sistemas de distribución del ACNUR deberán proporcionar ayuda material a las familias y a sus miembros.

1. Los principios de este capítulo hacen referencia a la distribución de artículos alimenticios y no alimenticios, aunque la mayor parte de los productos distribuidos son alimentos. En este capítulo se proporcionan unos breves consejos sobre este tema. El Manual “Distribución de Productos Básicos : Guía Práctica para el Personal sobre el Terreno” es lectura obligada para quienes pretendan crear y hacer funcionar un sistema de distribución de productos básicos (véase las referencias al final de este capítulo).

Cuándo Empezar la Distribución

2. En el momento de planificar la distribución de productos suele haber un cierto grado de incertidumbre. Lo ideal es que la distribución se empiece una vez efectuada la evaluación completa de las necesidades y cuando se conoce con exactitud el tamaño de la población beneficiaria. Sin embargo, la realidad de casi todos los programas de emergencia es que las distribuciones empiezan antes de lograr esa situación ideal. No debería empezarse la distribución antes de disponer de una estructura mínima de apoyo y de un plan que permita conocer cómo mejorar las distribuciones posteriores.

Elección de un Sistema de Distribución de Productos Básicos

3. Hay dos cuestiones básicas:

i. El grado de responsabilidad que debe darse a los refugiados; y,

ii. Los recursos disponibles para crear y hacer funcionar el sistema (incluido el tiempo, espacio, personal experimentado, así como los recursos financieros (véase el Cuadro 1).

4. Existen tres categorías generales de sistemas de distribución (véase el Cuadro 1). No hay que olvidar que el cabeza de familia puede ser tanto un hombre como una mujer.

Los sistemas de distribución pueden clasificarse dependiendo de quién recibe los productos.

(5)

223 que no sea posible cumplimentar o expedir cartillas de racionamiento. De todos modos, la distribución de productos también puede hacerse eficazmente sin cartillas de racionamiento.

Cuadro 1 – Sistemas de Distribución de Productos Básicos A través de los

Dirigentes del Grupo A través de los Gruposde Cabezas de Familia A través de Cada Cabeza deFamilia Descripción del Sistema

El representante de un gran número de beneficiarios recibe gran parte de los productos y luego los reparte entre el grupo.

Todos los artículos de los grupos familiares se entregan a un representante del grupo. El grupo suele estar

compuesto por 20 cabezas de familia. Luego los

representantes lo redistribuyen inmediatamente a cada

cabeza de familia.

Los productos se entregan directamente a cada cabeza de familia.

Situaciones en las que se han utilizado estos sistemas

Primeros días de una emergencia.

Afluencia masiva de refugiados.

Sin registro formal. Grandes poblaciones.

Cuando la población es comparativamente estable y/o tiene cartillas de

racionamiento.

Cuando los beneficiarios viven en campamentos.

Cuando la población es comparativamente homogénea.

Cuando la población es comparativamente estable y/o tiene cartillas de

racionamiento.

Cuando los beneficiarios viven en campamentos,

asentamientos o están integrados en la población local.

>>>>>Se incrementa la cantidad de recursos necesarios>>>>> <<<<< Se incrementa el grado de autorregulación de los refugiados<<<<<

Componentes de los Sistemas de Distribución

Consideraciones Generales

6. El sistema ideal de distribución debe ser seguro y fácilmente accesible para los beneficiarios deseados.

Seguro: La distribución deberá organizarse de forma que el sistema sea seguro para todos los beneficiarios. Hay que prestar especial atención a las mujeres y a las personas vulnerables;

Accesible: Los puntos de distribución deberán estar situados cerca de los alojamientos y colocados de forma que no se restrinja el acceso a ningún grupo. El calendario de las distribuciones debe adecuarse a todos los beneficiarios.

7. Los propios refugiados pueden encargarse de llevar a cabo una supervisión más eficaz y un control del sistema de distribución. Para ello deben estar informados del tipo

(6)

y cantidad de productos de consumo que van a ser distribuidos y el método y calendario de entrega.

Hay que poner en marcha un sistema por el que los refugiados sean informados en todo momento de los cambios de cantidad, tipo o método de las distribuciones.

8. En las primeras etapas de una nueva operación, especialmente en emergencias de gran magnitud, puede que no sea posible ejercer un control efectivo sobre la distribución. Sin embargo, desde el principio, cada nueva acción deberá contribuir a establecer progresivamente el control por parte del ACNUR. Por ejemplo, la entrega de láminas de plástico, tiendas de campaña y demás materiales de construcción son muy importantes porque reducen la movilidad de la población. Una vez repartidos, la población puede acomodarse y la distribución de productos y otros servicios resulta más fácil de organizar.

Participación de los Refugiados

9. Es necesario que los refugiados estén bien informados (tanto las mujeres como los hombres). Deben saber qué van a recibir, cuánto, cuándo y cómo. Esta información debe llegarles directamente, y no a través de sus dirigentes.

Los refugiados deberán poder ver el proceso de distribución por sí mismos, ya que ellos son los que mejor pueden hacer el seguimiento y control del proceso.

Es preciso garantizar la participación de los refugiados a todos los niveles del proceso de distribución. Sin embargo, hay que prestar atención a los peligros del liderazgo no representativo (véase el Capítulo 7 sobre coordinación y organización de los emplazamientos).

10. Las irregularidades en el ciclo de distribución menoscaban la confianza de los beneficiarios y aumentan sus deseos de abusar del sistema.

Consideraciones Logísticas

11. En los campamentos, el sistema de distribución debe permitir a los beneficiarios recoger las raciones en un punto cercano a sus viviendas (no más de 5 km) y en intervalos mensuales periódicos. Las poblaciones de refugiados dispersas no deberían viajar más de 5 ó 10 km hasta los centros de distribución.

12. En el caso de una distribución de alimentos, suele ser preferible distribuir raciones secas a granel sin cocinar. Es preciso evitar la distribución masiva de alimentos cocinados en las raciones generales (véase el Capítulo 15 sobre alimentos y nutrición).

Consideraciones de Gestión

13. En la distribución de productos de socorro participan numerosas organizaciones e individuos, por ejemplo, al gobierno, el PMA y las ONG. Hay que establecer unas estructuras de coordinación como reuniones periódicas entre todas las partes interesadas. La frecuencia de estas reuniones dependerá de la situación. Al principio de

(7)

225 mes.

14. Es importante comprender las funciones y responsabilidades de los participantes principales implicados en las distintas fases de la distribución de bienes. En el caso de una distribución de alimentos, las modalidades de distribución y la presentación de informes necesarios están establecidos en el acuerdo tripartito entre el ACNUR, el PMA y el colaborador en la ejecución. El papel respectivo del ACNUR y del PMA en relación con la ayuda de alimentos figuran en su Memorándum de Entendimiento (Apéndice 3). Para más información sobre la distribución de alimentos y la función del PMA, véase el Capítulo 15 sobre alimentos y nutrición.

15. La familia, como unidad social básica, es el destinatario de la distribución. Ésta comprende los artículos alimenticios y no alimenticios. El reparto de la asistencia a las familias y a través de ellas resulta efectivo como la base del sistema de distribución y además sostiene la unidad familiar. Sin embargo, esto no significa, que haya que entregar la ración a cada familia directamente. En algunos casos, la distribución puede ser más eficaz si se realiza a través de grupos de familias o de otras estructuras comunitarias.

16. No se debe pagar en especie a los trabajadores que se encargan de la distribución. Esto dificulta el seguimiento y, en tiempos de escasez, las personas vulnerables pueden verse privadas de productos para poder pagar al personal.

17. En los campamentos, hay que tratar de que por lo menos haya un centro de distribución por cada 20.000 refugiados.

18. Debe calcularse un mínimo de dos trabajadores de distribución por cada 1.000 beneficiarios.

La Función de las Mujeres Refugiadas

La Política del ACNUR

19. La política del ACNUR es garantizar la máxima participación de las mujeres refugiadas en todos los aspectos de la distribución. Para determinar la naturaleza de dicha participación, habrá que consultar a las mujeres y hombres refugiados y evaluar cuidadosamente todas las necesidades y responsabilidades de las mujeres refugiadas y sus familias. Olvidarse de este punto puede tener implicaciones negativas que van más allá del propio sistema de distribución.

20. En la mayoría de las comunidades de refugiados, el objetivo de una distribución equitativa se logrará mejor si existe un equilibrio entre la participación de hombres y mujeres. Sin embargo, por lo general son las mujeres, y en especial mujeres solas cabeza de familia, quienes están mal representadas o excluidas.

Ámbitos de Participación de la Mujer

(8)

En la toma de decisiones y control;

En la propia distribución (mujeres que supervisen y/o entreguen los productos); y

En la recogida de los productos (cuando se distribuyen a las mujeres y no a los hombres).

22. Las mujeres tienen que participar directamente en la toma de decisiones y en el control, así como en la planificación del sistema, y en la determinación de su propia participación en la ejecución. Éstas deben formar parte de los comités de distribución de productos y alimentos.

23. Las mujeres deben elegir a las representantes que se encargan de la distribución. El grado y la naturaleza de esta participación dependerá de los factores concretos de cada caso.

24. Si las mujeres consideran que la forma más fácil de conseguir su parte de manera justa y controlar su empleo posterior es recogiendo ellas mismas, o al menos estando presentes en la distribución de los productos alimenticios y no alimenticios para sus hogares, (tanto si son o no cabezas de familia), hay que garantizar su derecho a hacerlo.

Supervisión

25. La supervisión del sistema de distribución es una de las responsabilidades importantes de la gestión del ACNUR. En el Capítulo 8 sobre medidas de ejecución se exponen los principios generales de una gestión de control. El de la distribución incluye la supervisión de la distribución exacta de productos y verificaciones rutinarias los días de distribución en los campamentos. Para más detalles sobre el control de los sistemas de distribución, véase el Capítulo 15 sobre alimentos y nutrición y “Distribución de Productos Básicos: Guía Práctica para El Personal sobre el Terreno”.

Referencias

Distribución de Productos Básicos: Guía Práctica para el Personal sobre el Terreno,

ACNUR, Ginebra 1997.

Memorándum de Entendimiento sobre las Propuestas de Trabajo Conjuntas para las Operaciones de Distribución de Alimentos para Personas Refugiadas, Retornadas y

Desplazadas, ACNUR, Ginebra 1997.

Modelo de Acuerdo Tripartito: ACNUR, PMA y el Colaborador ejecutivo, PMA/ACNUR,

marzo 1998.

Videos de Formación del ACNUR: Bajo Ojos Vigilantes, ACNUR 1995 – Resolviendo, ACNUR 1993.

Figure

Actualización...

Related subjects :