Las lesiones deportivas atendidas en el área de urgencias

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

Original

Correspondencia: Beatriz Álvarez Cueto C/ Fuertes Acevedo, nº 45, 3º G 33006 Oviedo. Asturias

Fecha de recepción: 16-3-2004 Fecha de aceptación: 5-10-2005

RESUMEN

O

bjetivo: Conocer la prevalencia de las lesiones deportivas en urgencias, determinar la lesión más frecuente, qué deportes generan lesiones y cómo se distribuyen éstas según sexo, edad, mecanismo lesional y abordaje terapéutico desde urgencias. Métodos: Estudio prospectivo, de febrero a julio de 2003, dirigido a la población general atendida en urgencias con lesiones deportivas. Va-riables estudiadas: edad, sexo, mes de atención, deporte practicado, zona del cuerpo lesionada, mecanismo lesional, estudios complemen-tarios, diagnóstico, tratamiento y destino del paciente. Los resultados son expresados como media y desviación estándar, número y frecuen-cia, comparación de variables con χ2considerando significativo p<0,05. Los datos fueron analizados con el programa SPSS 11.0.

Resultados: 134 urgencias por lesiones deportivas, con mayor frecuen-cia en febrero (22,81%), marzo (25,3%), abril (11,27%); 68% varones; edad media 20 años σ= 10,44, 51% menores de 18 años. Los depor-tes más frecuendepor-tes fueron fútbol (37,3%) y esquí (16,4%); 94% consul-taron por una lesión; 45,5% miembros inferiores y 36,6% superiores. El mecanismo lesional más frecuente fue traumatismo directo (41%). El diagnóstico más frecuente fue esguince (45,5%). El 41,8% fueron lesiones leves. La prueba más solicitada fue radiografía (94,7%) y el tratamiento más utilizado inmovilización con analgesia/antiinflamato-rios. El 91% fueron dados de alta y el 40,3% precisó seguimiento en consulta.

Conclusiones: El deportista tipo atendido es varón, de 20 años, que practica fútbol, lesionado en miembros inferiores con esguince de tobi-llo de pronóstico leve, por torsión externa y traumatismo directo al que se le prescribe inmovilización y tratamiento médico desde urgencias. El servicio de urgencias es eficaz y resolutivo en el diagnóstico y trata-miento de lesiones deportivas. Los deportes generan lesiones atendi-das en los servicios de urgencias, por lo que debemos estar familiari-zados con ellas.

ABSTRACT

Sports lesions attended at the emergency area

A

im: To assess the prevalence of sports lesions in the emergency setting and to establish which are the most frequent ones, which sports cause lesions and how are they distributed according to gender, age, lesional mechanism and emergency therapeutic approach. Methods: Prospective study carried out from February to July 2003 on the general population seen at emergency outpatient clinics because of sports lesions. Variables considered: age, gender, month in which seen, sport in-volved, affected body region, lesional mechanism, complementary studies performed, diagnosis, management and final fate of the patient. The results are expressed as means and standard deviations with number and fre-quency, and variable comparison with the χ2test (p<0.05 was considered significant). The SPSS 11.0 software package was used for the analyses. Results: A total of 134 emergency cases due to sports lesions were seen; such lesions were more frequent in February (22.81%), March (25.3%) and April (11.27%). Sixty-eight per cent of the patients were males, and the mean age was 20 ± 0.44 years; 51% of the patients were aged less than 18 years. The most frequently involved sports were soccer (37.3%) and skiing (16.4%); 94% consulted because of a lesion, affecting the lo-wer limbs in 45.5% of the cases and the upper limbs in 36.6%. The most frequent lesional mechanism was direct trauma (41%); the diagnosis most often established was that of sprain (45.5%), and most lesions (41.8%) were mild. The most often requested complementary test was radio-graphy (94.7%). The therapy most often used was immobilisation with analgesics/antiinflammatories. Ninety-one per cent of the patients were discharged, and 40.3% required follow-up in the outpatient clinic. Conclusions: The typical sports lesion patient is a male, 20 years old, practising soccer and with a lesion in the lower limbs which is most of-ten an ankle sprain, and he typically received immobilisation and drug prescription at the emergency outpatient clinic. The emergency service is effective and resolutive in the diagnosis and management of sports lesions. Sports do cause lesions that are seen at the emergency servi-ces, so that all emergency physicians should be familiar with them.

Las lesiones deportivas atendidas en el área de urgencias

F. Viribay Lorite, B. Álvarez Cueto*, N. Pérez Villanueva

SERVICIO DEURGENCIAS. HOSPITALÁLVAREZ-BUYLLA. MIERES(ASTURIAS).

Palabras clave: Lesiones deportivas. Urgencias deportivas. Lesiones traumáticas deportivas. Tratamiento lesiones

(2)

INTRODUCCIÓN Y OBJETIVOS

Actualmente estamos asistiendo a un aumento de la prác-tica deportiva tanto a nivel aficionado como profesional. No-sotros, como médicos de Urgencias, nos vemos obligados a dar asistencia a todas las patologías que de ella se deriven, desde las más leves hasta las más graves, que pueden compro-meter la vida del deportista1.

Definiremos la lesión deportiva2,3,4como: lesiones

produ-cidas en la práctica deportiva con propósito de diversión o con fines profesionales. Pueden ser producidas tanto por acci-dente como por abuso, y no difieren necesariamente de las re-sultantes de la actividad no deportiva.

Existen lesiones por traumatismos: esqueléticas, ligamen-tosas, articulares, luxaciones, distensiones musculares y nosas; síndromes por abuso: inflamaciones musculares, tendi-nosas, articulares, periostio y bolsas y miscelánea: heridas abiertas, ampollas, quemaduras por fricción, calambres mus-culares y dolor punzante3.

El motivo del estudio es saber qué cantidad de lesiones atendidas en nuestro servicio son debidas a la práctica depor-tiva, cuál es el manejo de estas lesiones y qué repercusión tie-nen en nuestro trabajo diario.

MÉTODOS

Diseño del estudio

Este estudio prospectivo se programa en enero de 2003, poniéndose en marcha desde el 1 de febrero la recogida de la información hasta el 31 de julio de 2003, dirigido a población general atendida por el Servicio de Urgencias del Hospital Álvarez-Buylla, Mieres. Es un hospital de primer nivel asis-tencial, que atiende a un Área de 78.805 habitantes y en el que su Servicio de Urgencias atendió durante el año 2002 27.310 urgencias, con una media de 75 urgencias/día.

La fuente de la información es una hoja de recogida de datos, rellenada exhaustivamente en el momento de la aten-ción al paciente y una revisión posterior de la historia clínica. Se recogieron variables demográficas como la edad y el sexo. La edad según D.N.I., dividiendo esta variable en tres grupos: menores de 18, de 18 a 50 y mayores de 50 años. Otras variables recogidas fueron el mes en el que fueron aten-didos; el deporte que estaban practicando, incluyendo en la ca-tegoría de miscelánea, aquellos en los que sólo se registró un caso (el número de lesiones que presentaban se dividió en dos categorías: los que presentaban una sola lesión y aquellos que presentaban más de una lesión); la zona corporal donde se

pro-dujo la lesión, agrupándola posteriormente por los siguientes segmentos corporales: cabeza y cara, raquis, pelvis y cadera, miembros superiores, miembros inferiores, tórax y abdomen; el mecanismo de la lesión: traumatismo directo, sobrecarga muscular, torsión interna y externa, rotación externa e interna forzada, hiperflexión e hiperextensión; las pruebas comple-mentarias solicitadas para el diagnóstico, entendiendo como ta-les las siguientes: radiología simple (Rx), ecografía (ECO), to-mografía axial computarizada (TAC) y otras, incluyendo esta última categoría pruebas de laboratorio como hemograma, coa-gulación, bioquímica y orina; el diagnóstico final de la lesión: herida o afectación dermoepidérmica, contusión, esguince, ro-tura fibrilar, sobrecarga músculo-articular, fracro-tura, luxación, contusión visceral, rotura visceral y traumatismo craneoencefá-lico (TCE); el tratamiento aplicado en Urgencias, agrupando éste en las siguientes categorías: 1. Farmacológico: cuando se prescribieron distintos fármacos analgésicos y/o antiinflamato-rios o precisaron fluidoterapia, 2. Ortopédico: vendajes com-presivos, funcionales, férulas de inmovilización, flejes o yesos completos, 3. Farmacológico más inmovilización: cuando in-cluyó medidas terapéuticas de los dos categorías anteriormente reflejadas, 4. Quirúrgico: cuando el paciente precisó interven-ción quirúrgica para tratamiento de su lesión y 5. Otros: que incluye curas, suturas y tratamientos tópicos o locales. En fun-ción del diagnóstico y el pronóstico de las lesiones, éstas se clasificaron como leves, moderadas, graves y muy graves o de riesgo vital; por último se recogió el destino final del paciente, entendiendo por éste si fue alta por el Servicio de Urgencias, alta por este Servicio pero con revisión posterior para ver evo-lución y ajustar tratamiento por Traumatología, ingreso en Traumatología o ingreso en otro servicio.

Análisis estadístico

Los resultados de las variables continuas se expresan como media y desviación estándar cuando siguen una distribución nor-mal, como puede ser la edad, y las variables cualitativas o categó-ricas como número y porcentaje. La comparación de las variables se realizó mediante la prueba de χ2para las variables cualitativas y

la prueba de la varianza para pruebas cuantitativas si seguían una distribución normal. Se consideró significativo un valor de p<0,05. Los datos se analizaron con el programa estadístico SPSS versión 11.0.

RESULTADOS

(3)

fueron traumatológicas, constituyendo un 6,3% de las urgen-cias totales. De todas ellas fueron debidas a lesiones deporti-vas 134, 14,74% de las urgencias traumatológicas.

La distribución de las lesiones deportivas según los meses de seguimiento fue la siguiente: febrero 34 casos, marzo 42 casos, abril 15 casos, mayo 18 casos, junio 14 casos y julio 5 casos, que suponen el 22,81%, 25,30%, 11,27%, 8,05%, 10% y 3,35% de las urgencias traumatológicas, agrupadas por me-ses, respectivamente.

En la distribución por sexos nos encontramos con una mayoría de varones, 91 casos, que suponen el 68%.

La edad media fue de 20 años con σ=10,44 y la mediana de 15 años, oscilando las edades entre la mínima de 7 años y la máxima de 70 años. Agrupando la información en grupos de edad, el intervalo con mayor número de lesiones deporti-vas es el de menores de 18 años con 69 (51%) casos, 62 (46%) en edades comprendidas entre 18 y 50 años y tan sólo 3 (2%) en mayores de 50 años.

En la distribución por deportes existe gran variabilidad de deportes practicados, que agrupamos según su frecuencia en: 50 (37,3%) de fútbol, 22 (16,4%) de esquí, 13 (9,7%) de snow-board, 12 (9%) de baloncesto, 10 (7,5%) de voleibol, 7 (5,2%) de artes marciales y deportes de lucha, 3 (2,2%) de balonmano, 3 (2,2%) de gimnasia rítmica, 2 (1,5%) de fitnes, 2 (1,5%) de patinaje, 2 (1,5%) de bicicleta, 8 (6%) de

misce-lánea, incluyendo en este grupo aquellos deportes en los que sólo tuvieron un caso, como fueron la escalada, el surf, depor-tes tradicionales, senderismo y monopatín, entre otros.

La mayoría de los pacientes que acudieron a urgencias consultaron por una lesión (126,94%) y sólo 8 (6%) por va-rias.

La distribución de las lesiones atendiendo a las zonas del cuerpo lesionadas fue la siguiente: miembros inferiores 61 (45,5%), miembros superiores 49 (36,6%), cabeza y cara 10 (7,5%), raquis 4 (3%), tórax 4 (3%), pelvis y cadera 3 (2,2%) y abdomen 4 (2,2%), siendo la suma del tórax y abdomen 7 (5,2%).

La localización de la lesión aparece reflejada en la tabla 1. El mecanismo lesional más frecuente es el traumatismo directo en el transcurso de la actividad con 55 casos (41%), seguido de la torsión externa con 24 (17,9%), la hiperexten-sión con 17 (12,7%), la sobrecarga articular y la rotación ex-terna, ambas con 9 (6,7%), la torsión interna y la hiperflexión con 7 (5,2%) ambas y la rotación interna con 6 (4,5%).

En el diagnóstico final la lesión más frecuente es el es-guince con 61 casos (45,5%), seguido de la fractura cerrada con 31 (23,1%), contusión 16 (11,9%), sobrecarga articular 9 (6,7%), rotura fibrilar 6 (4,5%), traumatismo craneoencefálico 5 (3,7%), heridas 3 (2,2%) y luxación, contusión visceral y rotura visceral con 1 caso en cada una (0,7%) (figura 1).

TABLA 1. Localización de la lesión según la zona corporal

Localización de la lesión Número Frecuencia relativa

Miembros inferiores:

Rodilla 20 14,9%

Tobillo 33 24,6%

Pierna 2 1,5%

Pié 7 5,2%

Miembros superiores:

Clavícula 3 2,2%

Hombro 2 1,5%

Brazo 2 1,5%

Codo 4 3%

Antebrazo 1 0,7%

Muñeca 17 12,7%

Mano y dedos 20 14,9%

Columna vertebral:

Cervical 1 0,7%

Dorsal 1 0,7%

Lumbar 2 1,5%

Sacrococcígea 1 0,7%

Abdomen:

Con afectación visceral 2 1,5%

(4)

Los diagnósticos realizados en función de la localización se detallan en la tabla 2.

En función del diagnóstico las localizaciones de las lesio-nes aparecen relacionadas en la tabla 3.

En la utilización de los recursos, la radiografía simple es la prueba más solicitada con 126 (94,7%), la ecografía con 1 (0,8%), la tomografía axial computerizada con 2 (1,5%) y se han utilizado más de una prueba diagnóstica en los siguien-tes casos: 3 (2,3%) se utilizó ecografía con radiografía sim-ple y pruebas de laboratorio, en 1 caso (0,8%) el TAC, ra-diografía simple y pruebas de laboratorio, como pueden ser hemograma, coagulación, bioquímica sanguínea o análisis de orina.

Dependiendo de la gravedad del diagnóstico final, las le-siones se clasificaron en varios grupos: leves 56 (41,8%), mo-deradas 49 (36,6)%, graves 27 (20,1%) y muy graves con riesgo vital 2 (1,5%).

En cuanto al manejo de la lesión deportiva en este estu-dio, 68 (50,7%) fueron altas por Urgencias, 54 (40,3%) fueron altas por Urgencias pero con seguimiento en la consulta exter-na de traumatología y 12 (8,9%) precisaron de ingreso hospi-talario; ingresaron a cargo de Traumatología 9 (6,7%) y 3 (2,2%) en otros servicios como fueron Cirugía, Urología y Otorrinolaringología.

Se analizaron más detalladamente algunas características de aquellos deportes en los se obtuvieron mayor número de casos, en concreto el fútbol, el esquí alpino y el snow-board (tabla 4).

Se encontraron diferencias significativas, al comparar me-diante la utilización de la prueba χ2, entre el sexo y el deporte

practicado, entre diagnóstico y mecanismo lesional, entre gra-vedad de la lesión y destino final del paciente, entre gragra-vedad de la lesión y tratamiento prescrito, entre la localización de la lesión y el diagnóstico final de la misma (p<0,000). También entre los grupos de edad y deporte practicado (p<0,001). Den-tro del fútbol se encontraron diferencias significativas

(p<0,000) entre la localización de la lesión y diagnóstico final de la misma y entre la localización y el mecanismo lesional. En el esquí sólo se encontraron diferencias significativas para p<0,005 entre localización y diagnóstico final de lesión.

DISCUSIÓN

En nuestro trabajo observamos que se atendieron un total de 134 casos de lesiones derivadas de la práctica deportiva, que suponen el 0,94% del total de la urgencias, y un 14,74% de las urgencias traumatológicas registradas durante el perio-do de tiempo que dura este estudio.

Es importante resaltar la gran heterogenicidad en cuanto a su distribución por meses, siendo más frecuentes en los meses de invierno (febrero y marzo) frente a los meses de junio y julio. Vemos claramente un aumento de la lesión deportiva en los meses de invierno frente al periodo estival, que coincide con el vacacional, lo que nos induce a pensar que esta dife-rencia puede verse influenciada por alguna de las siguientes razones: Durante los meses de invierno, que coinciden con el periodo escolar y laboral, la práctica del deporte es no sólo más frecuente sino también más rutinaria, ya que forma parte tanto de las actividades programadas en los planes de estudio oficiales y extraescolares como de los periodos de ocio o des-canso de las personas integradas en el mundo laboral, o bien que durante el invierno tenemos en nuestro servicio una so-brecarga de lesiones deportivas procedente de la práctica de deportes de invierno, como el snow-board y el esquí, que su-ponen un 25% del total de las lesiones deportivas asistidas y en un periodo de tiempo muy concreto por nuestra proximi-dad geográfica a dos estaciones de invierno.

En la distribución por sexos vemos claramente que el ma-yor número de deportistas lesionados corresponde al sexo masculino representando éstos un 68% del total, frente a un 32% de mujeres. Esto podría deberse a que la práctica depor-tiva es mayoritariamente masculina5o bien a que los hombres

se lesionan con más frecuencia, no pudiendo concluir nada al respecto por falta de información.

Respecto a la distribución por edades vemos que la mayo-ría de las lesiones deportivas corresponde a los grupos de edad menores de 18 años y los comprendidos entre los 18 y 50 años, con un 51% y 46% respectivamente.

A la vista de los resultados obtenidos, el fútbol destaca co-mo el deporte más practicado, con un 37%, y que genera el ma-yor número de lesiones; estos resultados son similares a los ob-tenidos por estudios semejantes6. Los miembros inferiores es el

segmento corporal más afectado al igual que en otros estudios revisados7-10. Son también las lesiones articulares las más

fre-0%

(5)

cuentes destacando sobre todas el esguince11, afectando de forma

más frecuente a la articulación del tobillo9,12, hecho que se

dife-rencia de otros estudios similares en los que es la rodilla1,6.

Es importante destacar que el segundo puesto en cuanto a la frecuencia de deportistas lesionados lo ocupan los deportes de invierno (el esquí alpino y el snow-board) con un 26%. Hecho lógico por otra parte ya que se trata de deportes ma-yoritariamente practicados por la población. Estas lesiones se concentran en un periodo muy corto de tiempo, apenas dos meses y medio, siendo en estos deportes el esguince de

rodi-lla la lesión más frecuente. Se podría destacar que el 100% de las lesiones consideradas como muy graves o de riesgo vi-tal fueron debidas a caídas accidenvi-tales en la práctica del snow-board, que se saldaron con los diagnósticos de rotura esplénica y contusión renal con hematoma perirrenal, sin po-der concluir nada estadísticamente.

Al igual que otros estudios revisados1,6, hemos encontrado

un número similar de lesiones graves en deportes como el ba-lonmano, voleibol, baloncesto y lucha, hecho al que ha podi-do contribuir el que se trate de deportes intensos, con contacto

TABLA 2. Diagnósticos en relación con la localización

Diagnóstico por localización Número Frecuencia relativa

Cabeza y cara: Traumatismo craneoencefálico 5 50%

Herida 2 20%

Contusión 2 20%

Fractura cerrada 1 10%

Miembros superiores: Clavícula Fractura cerrada 2 66,7%

Luxación 1 33,3%

Hombro Fractura cerrada 1 50%

Sobrecarga 1 50%

Brazo Fractura cerrada 2 100%

Codo Fractura cerrada 3 75%

Contusión 1 25%

Antebrazo Fractura cerrada 1 100%

Muñeca Esguince 10 58,8%

Fractura 7 41,2%

Mano y dedos Esguince 9 45%

Fractura 7 35%

Contusión 3 15%

Herida 1 5%

Miembros inferiores: Pelvis y cadera Sobrecarga músculoarticular 1 100%

Rodilla Esguince 14 70%

Soibrecarga músculoarticular 5 25%

Rotura fibrilar 1 5%

Pierna Rotura fibrilar 2 100%

Tobillo Esguince 27 81,8%

Fractura cerrada 4 12,1%

Rotura fibrilar 2 6,1%

Pié Esguince 5 71,4%

Fractura cerrada 4 12,1%

Rotura fibrilar 1 14,3%

Columna vertebral: Cervical Esguince 1 100%

Dorsal Sobrecarga músculoarticular 1 100%

Lumbar Contusión 1 50%

Sobrecarga músculoarticular 1 50%

Sacrococcígea Contusión 1 100%

Abdomen: Con afectación visceral Rotura esplénica 1 50%

Contusión renal 1 50%

Sin afectación visceral Hematoma de pared 1 100%

Tórax. Sin afectación visceral Fractura costal 2 50%

(6)

y que son mayoritariamente practicados por la población ge-neral.

El mecanismo etipatogénico más frecuente fue el golpe directo en el transcurso de la actividad deportiva, hecho tam-bién constatado en otros estudios13donde se concluye que la

mayoría de las lesiones deportivas atendidas en medicina del deporte eran postraumáticas. Sin embargo, nosotros recoge-mos mucha menos patología derivada de síndromes de sobre-carga muscular o de microtraumatismos de repetición14,15, ya

que estas lesiones en muchos casos se deben a una disciplina diaria de entrenamiento, en personas que practican deporte de forma rutinaria, mientras que nuestro estudio va dirigido a po-blación general atendida en urgencias, por lo que suelen ser

pacientes cuya actividad deportiva es ocasional, no competiti-va y dirigida al ocio, y su lesión un hecho traumático fortuito. Revisando la localización de las lesiones, destacan los miembros inferiores6como el segmento corporal más

frecuen-temente sometido a lesiones deportivas con un 46,5%, segui-do de los miembros superiores (36,6%). Dentro de los miem-bros inferiores es el tobillo la articulación más afectada (24,6%), seguida de la rodilla (14,9%).

Es importante reseñar aquí que la prueba diagnóstica más frecuentemente empleada en el diagnóstico de las lesiones de-portivas atendidas es la radiografía, utilizada en el 94,7% de los casos, hecho que no es de extrañar ya que la patología de-portiva atendida era prácticamente traumática.

TABLA 3. Localización de las lesiones en función del diagnóstico

Localización de la lesión dependiendo del diagnóstico Número Frecuencia relativa

Herida: Cara 2 66,7%

Dedos de la mano 1 33,3%

Contusión: Cabeza y cara 2 12,5%

Columna lumbar 1 6,3%

Pié 5 31,3%

Mano y dedos 3 18,8%

Tórax sin afectación visceral 2 12,5%

Abdomen sin afectación visceral 1 6,3%

Codo 1 6,3%

Esguince: Tobillo 27 44,3%

Rodilla 14 23%

Muñeca 10 16,4%

Columna cervical 1 1,6%

Rotura fibrilar: Pierna 2 33,3%

Tobillo 2 33,3%

Rodilla 1 16,7%

Pie 1 16,7%

Sobrecarga músculoarticular Rodilla 5 55%

Columna dorsal 1 11,1%

Columna lumbar 1 11,1%

Pelvis y cadera 1 11,1%

Fractura cerrada: Muñeca 7 22,6%

Mano y dedos 7 22,6%

Tobillo 4 12,9%

Codo 3 9,7%

Costillas 2 6,5%

Clavícula 2 6,5%

Brazo 2 6,5%

Hombro 1 3,2%

Antebrazo 1 3,2%

Huesos propios de nariz 1 3,2%

Pie 1 3,2%

Contusión visceral Renal 1 100%

Rotura visceral: Esplénica 1 100%

(7)

En cuanto al manejo de las lesiones deportivas, que inclu-ye tanto la actitud terapéutica como el destino final del pa-ciente, este estudio nos indica que el servicio de urgencias, por una parte, aplica los tratamientos indicados para cada tipo de lesión dependiendo de la gravedad de la misma y, por otra, facilita un seguimiento posterior de los pacientes por especia-listas cuando está indicado. Es importante reseñar su alta ca-pacidad resolutiva al valorar y tratar las lesiones, ya que la mayoría de los pacientes son altas por parte del Servicio de Urgencias, el 91%, aunque el 40,3% precisen un seguimiento posterior en consulta.

Podemos concluir que el perfil del deportista lesionado atendido en nuestro servicio de urgencias es un varón con una media de edad de 20 años, que se lesiona en el transcurso de

la práctica del fútbol, la localización de la lesión más frecuen-te es el tobillo, el mecanismo de lesión es la torsión exfrecuen-terna y el traumatismo directo. La lesión deportiva más frecuente afecta a las articulaciones de los miembros inferiores, siendo el esguince de tobillo de gravedad leve la patología más fre-cuente. El tratamiento prescrito es reposo más antiinflamato-rios y analgésicos, siendo dado el alta del servicio de urgen-cias, aunque a veces precisen seguimiento por consulta externa de Traumatología.

La práctica del deporte genera lesiones que son atendidas en los servicios de urgencias, abarcando desde las más leves y frecuentes hasta las más graves, por lo que debemos estar fa-miliarizados con su diagnóstico y manejo desde el punto de vista terapéutico.

TABLA 4. Distribución de las variables localización, mecanismo causal y diagnósticos en los deportes que causan mayor número de lesiones

Variable estudiada Fútbol Esquí Snow-board

N % N % N %

Distribución corporal Cabeza y cara 5 10% 1 4,5% Miembros superiores 8 16%

Miembros inferiores 35 70%

Tórax 2 9,1%

Abdomen con afectación visceral 2 15,4%

Abdomen sin afectación visceral 1 7,7%

Pelvis y cadera 2 4% 1 4,5%

Sacrococcígea 1 4,5%

Columna lumbar 1 7,7%

Clavícula 3 23,1%

Hombro 1 4,5%

Brazo 1 4,5% 1 7,7%

Antebrazo 1 4,5%

Muñeca 4 18,2% 2 15,4%

Mano y dedos 1 4,5% 3 23,1%

Rodilla 9 40,9%

Mecanismo causal Traumatismo directo 18 36% 10 76,9%

Torsión externa 17 34%

Rotación externa 4 8% 5 22,7%

Rotación interna 2 4% 3 13,6%

Torsión interna 2 4%

Hiperextensión 3 6% 3 13,6% 3 23,1%

Hiperflexión 1 2% 2 9,1%

Sobrecarga muscular 3 6% 1 4,5%

Diagnóstico Esguince 25 50% 10 45,5% 1 7,7%

Contusión 7 14% 2 9,1% 2 15,4%

Fractura cerrada 7 14% 8 36,4% 7 53,8%

Rotura fibrilar 5 10%

Traumatismo craneoencefálico 4 8%

Sobrecarga 2 4% 1 4,5%

Contusión visceral 1 7,7%

Rotura visceral 1 7,7%

(8)

BIBLIOGRAFÍA

1- Martín P, Mora B, Ruiz D, Crespo P, Del Pino B, Suárez A. Estudio

des-criptivo de patologías en deportistas con tratamiento de rehabilitación a ni-vel ambulatorio. Arch Med Deporte 2001;18:521-2.

2- Peterson L, Renström P. Lesiones deportivas: Prevención y tratamiento.

Ed. Jims 1988;3:13-63.

3- Olivé F, Borrell Pedrós J y cols. Manual de lesiones deportivas. Ed.

Sport/Asepeyo 2001;1-189.

4- Navés J. Medicina del deporte y accidentes deportivos. Editorial Salvat.

Barcelona.

5- Ceballos O, Serrano E, Sánchez E, Legaz A. Actividad física en

escola-res adolescentes en la ciudad de Zaragoza. Arch Med Deporte 2001;18:485-6.

6- Conti Sánchez JL. Estudio de las lesiones del deporte escolar atendidas

en la O. Hospital Nuestra Señora de Regla de León. Arch Med Deporte 1999;16:547-8.

7- Moreno Pascual C, González Celador R, Curto Gamallo JM, Jiménez

Díaz F. Epidemiología de las lesiones en el fútbol aficionado. Arch Med Deporte 2001;18:531-2.

8- Ekstrand J, Guillquist J. The frecuency of muscle tightness and injuries

in soccer players. Am J Sports Med 1982;10:75-7.

9- Sullivan JA, Gross RH. Evaluation of injuries in adolescents. Am J

Sports Med 1978;6:358-60.

10- Albert M. Descriptive three year data study of outdoor professional

soc-cer injuries. Athletic Training 1983;18:218-20.

11- Séller CS, Noyes FR, Buncher CR. The medical aspects of soccer

in-jury epidemiology. Am J Sports Med 1987;15:230-1.

12- Schmidt-Oltsen S, Jorgensen U, Kaalund S, Sorensen J. Injuries among

young soccer players. Am J Sports Med 1991;19:237-9.

13- Egocheaga J, Mones L, Maestro A, Del Valle M, Menéndez B. Estudio

etiopatogénico de la lesión en el deporte. Análisis de 426 casos. Arch Med Deporte 1999;16:546-7.

14- Orava S, Puramen J. Exertion injuries in adolescent athletes. Br J

Sports Med 1978;1:4-5.

15- Gómez-Castresana Bachiller F. Epidemiología de las lesiones del

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...