• No se han encontrado resultados

Desarrollo de un instrumento de evaluación en las prácticas clínicas en odontología en adaptación al EEES en la universidad Rey Juan Carlos (URJC)

N/A
N/A
Protected

Academic year: 2020

Share "Desarrollo de un instrumento de evaluación en las prácticas clínicas en odontología en adaptación al EEES en la universidad Rey Juan Carlos (URJC)"

Copied!
9
0
0

Texto completo

(1)

DESARROLLO DE UN INSTRUMENTO DE EVALUACIÓN

EN LAS PRÁCTICAS CLÍNICAS EN ODONTOLOGÍA EN

ADAPTACIÓN AL EEES EN LA UNIVERSIDAD REY JUAN

CARLOS (URJC)

Gutiérrez Acero, Daniel 1; Calderón Congosto, Cristina2; Vasallo Torres, Francisco Javier3; González Sanz, Ángel Miguel4

1, 2, 3, 4: Departamento de Estomatología.

Facultad de Ciencias de la Salud / Universidad Rey Juan Carlos Edificio Departamental II. Despacho 2.026

Av. Atenas s/n. Alcorcón 28922

daniel.gutierrez@urjc.es, cristina.calderon@urjc.es, javier.vasallo@urjc.es, angel.gonzalez@urjc.es

Resumen. La adecuación de los estudios de Odontología al EEES presenta unas

características específicas, por este mismo motivo, destacamos la importancia de mejorar las técnicas e instrumentos de evaluación del proceso enseñanza-aprendizaje del estudiante. Se ha desarrollado un instrumento de evaluación de las prácticas clínicas de la asignatura de Clínica Odontológica Integrada de Adultos de los estudios de Odontología de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). Consiste en una ficha de seguimiento de las actividades prácticas y clínicas que realiza el estudiante sobre pacientes, recoge la información en distintos apartados que son los que se evalúan por parte del docente. Dicha información es valorada en el transcurso de la práctica siguiendo la escala previamente determinada, conocida previamente tanto por docentes como por discentes. El acceso al instrumento evaluatorio es libre por parte de los alumnos para que puedan seguir su propia evolución en la adquisición de sus competencias. Para conocer la adecuada aplicabilidad y reproductibilidad de la ficha de seguimiento se realizó una encuesta de valoración del instrumento evaluatorio a los alumnos. El nuevo instrumento evaluatorio creado se determina como un buen instrumento adaptado a las necesidades del EEES por permitir la heteroevaluación, es decir, la evaluación del equipo de profesores y de agentes externos a alumnos en particular y a los alumnos como grupo; por permitir también la coevaluación, en el sentido de permitir la evaluación del estudiante por parte del profesor y del propio estudiante; y por permitir la autoevaluación, al proporcionar al alumno la posibilidad de reconocer sus avances, logros y dificultades, analizar su situación individual y grupal en dicho proceso educativo, y desarrollar una actitud crítica y reflexiva sobre su proceso educativo

.

Palabras clave: evaluación; instrumento; competencias; prácticas clínicas, autoevaluación.

1. INTRODUCCIÓN

(2)

Para el desarrollo de un aprendizaje autónomo, como un objetivo fundamental del EEES, es deseable que el estudiante pueda reflexionar sobre su comportamiento y evolución dentro del proceso de su aprendizaje. Algunos autores determinan que ésta situación sólo se produce cuando el estudiante se corresponsabiliza de su mismo progreso mediante su autoevaluación. La autoevaluación es aquel proceso que permite al alumno reconocer sus avances, logros y dificultades, analiza su situación individual y grupal en dicho proceso educativo, y desarrolla una actitud crítica y reflexiva sobre su proceso educativo. Es por tanto, una labor del docente facilitar al alumno dicha autoevaluación.

En la ejecución de una buena práctica evaluatoria se deben establecer unos determinantes que aseguren una calidad de la misma. Así, se deben establecer unos criterios claros, que deben ser conocidos por todos los implicados en la práctica evaluatoria, docentes y discentes. Se debe recoger la información suficiente y relevante de acuerdo con los objetivos establecidos en el proceso enseñanza-aprendizaje mediante los objetivos curriculares y competencias de la guía docente. Posteriormente se debe interpretar de una forma valorativa la información recogida, para posteriormente emitir un juicio sobre esa información obtenida y por último tomar las decisiones adecuadas a cada alumno respecto a sus calificaciones. Cada momento del proceso de aprendizaje necesita de una técnica evaluatoria específica, de acuerdo con las funciones y finalidades que persigue, en sintonía con unos instrumentos evaluatorios necesarios para recoger toda la información relevante. Algunos autores recomiendan establecer o construir los instrumentos evaluatorios necesarios para cada proceso evaluatorio.

Como dice Castillo Arredondo (2005), un instrumento evaluatorio debe reunir una serie de requisitos importantes encaminados a garantizar la calidad de la información hacia la que se quiere recoger. Es importante que un instrumento evaluatorio sea múltiple y variado, que la información recogida sea fiel reflejo de lo que se pretende recoger, que se utilicen diversas formas de expresión (oral, escrita…), reproductible en las situaciones académicas habituales, debe permitir la transferencia de los aprendizajes, y debe permitir poder ser utilizado en diversas modalidades de evaluación, como la heteroevaluación, la autoevaluación y la coevaluación.

Los estudios de Odontología se caracterizan por una gran carga práctica a lo largo de todo el período de aprendizaje del estudiante. Esa carga práctica va aumentando conforme se va avanzado en los estudios, llegando a ser la carga teórica la mínima y necesaria en el último curso de los estudios. Dicha carga práctica llega a su máximo exponente cuando se realizan prácticas clínicas sobre pacientes reales, guiadas por el grupo de profesores.

La adecuación de los estudios de Odontología al EEES presenta unas características específicas, entre las que podemos destacar un cambio en la forma de dar las clases tanto teóricas como prácticas, y un mejor aprovechamiento y concienciación por parte del estudiante que debe ser él, el protagonista de su aprendizaje tomando una posición más activa en el mismo. Por este mismo motivo, valoramos la importancia de mejorar las técnicas e instrumentos de evaluación del aprendizaje del estudiante. De ésta manera optimizaremos los recursos que tanto docentes como discentes deben poner en práctica para alcanzar un proceso de enseñanza-aprendizaje en competencias satisfactorio.

(3)

cuidados y tratamientos. Supone un desafío para el equipo de docentes que tanto estudiante como paciente mantengan un equilibrio en sus respectivas atenciones y necesidades, que se deben complementar.

Actualmente en los estudios de Odontología en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) la adaptación al EEES es gradual y se sitúa en el segundo curso del Grado. Aún así, y desde el equipo de profesores de la asignatura de quinto curso Clínica Odontológica Integrada de Adultos nos planteamos comenzar con esa adaptación, ya que no podemos dejar a la improvisación al desarrollarse nuestras prácticas sobre pacientes reales, con patologías y tratamientos reales. Ya que tanto por ética, como por profesionalidad la atención a los pacientes no se puede descuidar.

Se ha desarrollado un instrumento de evaluación de las prácticas clínicas de la asignatura de Clínica Odontológica Integrada de Adultos. El instrumento de evaluación consiste en una ficha de seguimiento de las actividades prácticas y clínicas que realiza el estudiante sobre los pacientes que acuden la Clínica Universitaria Odontológica de la URJC. Se recoge la información en distintos apartados que son los que se evalúan por parte del equipo docente. En la figura 1 se recoge la cara principal y en la figura 2 la cara posterior de la ficha. La ficha se codifica en colores en función del turno o día de prácticas.

El estudiante es evaluado diariamente de las competencias establecidas con una nota sobre 10 puntos, consiguiéndose así una evaluación continuada a lo largo del curso. Los puntos calificados diariamente se distribuyen en distintos apartados que reúnen los aspectos más relevantes de la docencia clínica. En el cuadro 3 se recogen los aspectos a evaluar y el baremo de los puntos.

Figura 1 (Cara principal del instrumento de Figura 2 (Cara posterior del instrumento de

evaluación) evaluación)

(4)

Resaltamos la importancia de algunos apartados, como pueden ser el de asistencia y puntualidad, actitud y trato interpersonal, y orden y limpieza al facilitar el correcto desarrollo diario de las prácticas clínicas.

Aspectos a evaluar Baremos

Asistencia y Puntualidad

• 1: Puntualidad, a las 10:00 en clínica con el material y el paciente listo para comenzar la práctica.

• 0,5: No puntualidad. Presencia a las 10:00 en clínica con el material preparado, sin el paciente listo para comenzar la práctica.

• 0: No puntualidad. Pasadas las 10:00, no presencia en clínica o no presentar el material, o no estar el paciente listo para comenzar la práctica.

Actitud y Trato interpersonal

• 1: Actitud positiva del alumno frente a los profesores, compañeros, pacientes o personal auxiliar y motivación por el propio aprendizaje.

• 0,5: Actitud pasiva del alumno en prácticas sin motivación para el propio aprendizaje, o actitud negativa frente a profesores, compañeros, pacientes o personal auxiliar.

• 0: Actitud pasiva del alumno en prácticas y actitud negativa frente a profesores, compañeros, pacientes o personal auxiliar

Orden y limpieza. Material

• 1: Espacio de trabajo (incluido laboratorio de apoyo) e historia clínica del paciente ordenada y limpia, y conocimiento teórico del material a usar en la clase práctica y manejo de los mismos.

• 0,5: Espacio de trabajo (incluido laboratorio de apoyo) e historia clínica del paciente ordenada y limpia o conocimiento teórico del material a usar en la clase práctica y manejo de los mismos.

• 0: Espacio de trabajo (incluido laboratorio de apoyo) e historia clínica del paciente desordenada y/o sucia y/o no conocimiento teórico de los materiales a usar en la clase práctica.

Conocimientos Teóricos

3: El estudiante responde sobresalientemente a las cuestiones teóricas planteadas en el tratamiento 2: El estudiante contesta notablemente a las cuestiones

teóricas planteadas en el tratamiento 1: El estudiante responde suficientemente a las cuestiones teóricas planteadas en el tratamiento 0: El estudiante responde deficientemente a las cuestiones teóricas planteadas en el tratamiento

Habilidades Prácticas

4: El estudiante realiza sobresalientemente el tratamiento en el paciente.

(5)

La asistencia y puntualidad se consideran básicas e imprescindibles dentro de la atención a pacientes. La ausencia a más de dos clases prácticas a la asignatura supondrá la no calificación de la parte práctica de la asignatura. La “no puntualidad” durante cuatro clases prácticas equivaldrá a la ausencia a una de las mismas, de tal modo que de forma acumulativa, más de ocho clases prácticas con falta de puntualidad supondrán la no calificación de la parte práctica de la asignatura.

Dentro de la atención a los pacientes, se insiste a los estudiantes en la importancia que tiene un correcto trato y una buena actitud. Como profesionales debemos empatizar con nuestro paciente ya que las patologías que presenta le pueden ocasionar sufrimiento y es labor nuestra realizar un tratamiento integral de las mismas. En éste apartado no sólo se evalúan el trato a los pacientes, sino el trato con a su compañero de prácticas con quien hace equipo de trabajo, resto de compañeros y con sus profesores.

Al ser ésta una profesión biosanitaria es fundamental que se sigan escrupulosamente los protocolos de desinfección y limpieza de manejo de material fungible y de instrumental. Se deben evitar las contaminaciones cruzadas e insistir en la prevención de riesgos laborales.

El siguiente apartado que se evalúa son los conocimientos teóricos que tiene el estudiante sobre el tratamiento a realizar en el paciente y las distintas cuestiones que le puede plantear el profesor al respecto. Se realiza así una evaluación continua de los estudiantes. Para facilitar la evaluación de los estudiantes y que sea lo más abierta y plural posible, se intenta desde el grupo de profesores, que no sean los mismos profesores los que siempre evalúen a los mismos alumnos, así se van turnando cada día de prácticas y por tipo de tratamiento.

En el apartado de las habilidades prácticas se evalúan la destreza y habilidad del estudiante en la práctica del tratamiento según la dificultad de la misma y el trabajo realizado. La Odontología tiene un componente práctico y manual inherente a su trabajo diario y es muy importante valorarlo.

Durante las prácticas clínicas, el profesorado se esfuerza por conocer los rasgos e intereses y de cada uno de sus estudiantes y darles un trato individualizado. Se plantean preguntas importantes según el tratamiento clínico que estén realizando para que ejerciten la búsqueda de respuestas, utilizando la metodología del análisis y los conceptos de la propia materia (y de otras afines).

Con el fin de aumentar la motivación de cada alumno se elogia en privado antes o después de la clase a aquellos alumnos que lo han hecho bien. Evitamos que sus preguntas y exigencias pongan a nuestros alumnos en posiciones embarazosas o comprometidas, y tras la finalización de cada una de las prácticas se intenta hacer comentarios específicos acerca de lo que se hizo bien, que es necesario mejorar, y como se puede conseguir esa mejora. Así nuestros alumnos aprenden los hechos razonando con ellos, construyendo conocimiento y aplicándolo en problemas.

(6)

2. METODOLOGÍA

Para evaluar la repercusión del instrumento de evaluación, se preguntó a los alumnos sobre la utilidad e influencia del instrumento ya que se ha diseñado para complementar su aprendizaje. Consideramos que es importante la evaluación del propio instrumento por aquellos que van a ser sus usuarios para proporcionar las mejoras necesarias, en caso de necesitarlas.

La encuesta realizada a los alumnos consta de 9 preguntas que versaban sobre los distintos aspectos de la evaluación de la asignatura, insistiendo en el instrumento de evaluación. El procesado de los datos se realizó mediante el programa informático SPSS versión 19.0. Se realizó un análisis estadístico descriptivo de los mismos.

La población estudiada fue de los alumnos matriculados en la asignatura de Clínica Odontológica Integrada de Adultos en el curso 2010-2011 de la Licenciatura en Odontología de la URJC. El número de la muestra fue de 62. De ellos, el 77,4% son mujeres y el 22,6% hombres. La edad media fue de 24 años. Excepto una alumna que repetía curso, el resto era la primera vez que cursaba la asignatura.

3. RESULTADOS

La valoración general que hacen los alumnos del método evaluatorio de la asignatura es muy bueno para el 7,9%, bueno para el 74,6%, regular para el 11,1% y malo el 6,3%. En general los alumnos valoran positivamente la manera en que el equipo docente evalúa su aprendizaje. Cuando se les pregunta por la evaluación de las prácticas clínicas, un 17,5% las valora como muy buena, un 74,6% como buena y un 7,9% como regular. Éstos resultados contrastan con los obtenidos de la valoración general, al ser mejores ya que algunos no parecen estar de acuerdo con la evaluación de la parte teórica que se realiza mediante una prueba evaluatoria oral.

Cuando se les pregunta por el conocimiento del instrumento evaluatorio que sirve para evaluar sus prácticas clínicas, un 81% dice conocerlo, un 12,7% (8 alumnos) no lo conoce y un 6,3% no sabe-no contesta. Estos resultados resaltan el alto grado de conocimiento del instrumento de evaluación por parte de los estudiantes. Ésta pregunta está muy relacionada con la siguiente, en la que se les interroga sobre el conocimiento de los distintos apartados del instrumento de evaluación. Así, un 85,75% dicen conocerlos, un 11,1% no los conocen y un 3,2% no sabe-no contesta. Cuando se les pregunta si consideran por la falta de algún apartado y si así lo creen que lo sugiera, todos los alumnos consideraron que no faltaba ninguno.

En la siguiente cuestión sobre la que se les ha interrogado, versa sobre si han pedido tener acceso a su instrumento de evaluación. Los resultados que se han obtenido son que un 57,1% si lo han pedido, un 41,3% no y un 1,6% no sabe-no contesta. Cuando se les pregunta por si, si hubiesen accedido al instrumento de evaluación durante el curso les habría servido para mejorar su aprendizaje, un 44,4% dice que sí, un 27% dice que no y un 28,6% no sabe-no contesta. Estos datos nos hacen valorar la posibilidad de incentivar en próximos cursos el acceso, conocimiento y manejo de los alumnos respecto al instrumento de evaluación.

(7)

moderado número de nuestros estudiantes que no han realizado ninguna autoevaluación. Éste será un aspecto importante a mejorar ya que es fundamental estimular la autoevaluación para el aprendizaje de los estudiantes. Ésta pregunta la podemos unir a la siguiente, en la que se les interroga sobre si creen que el instrumento de evaluación estimula la autoevaluación. El 81% dicen que sí, un 6,3% dicen que no y un 12,7% no sabe-no contesta.

Gráfica 1 (Resultados de la encuesta de valoración de los alumnos del instrumento de evaluación)

Todo el equipo docente valoró muy positivamente el instrumento docente. Destacando su utilidad, aplicabilidad y reproductibilidad.

4. DISCUSIÓN

La evaluación continuada es fundamental dentro del planteamiento que implica el EEES. Por ello es importante realizar experiencias innovadoras que mejoren el proceso enseñanza-aprendizaje. El instrumento de evaluación que hemos desarrollado se ha traducido como un buen elemento desde el punto de vista de los estudiantes y de los profesores. Cumple los objetivos para los que se diseñó al adaptarse a las necesidades que plantea el EEES. La valoración general que hacen los estudiantes del instrumento de evaluación es buena. Se debe fomentar más el acceso de los estudiantes al instrumento evaluatorio para que puedan mejorar en el conocimiento de su evolución durante el curso, y así potenciar los beneficios de la evaluación en el proceso enseñanza-aprendizaje.

El instrumento evaluatorio permite la heteroevaluación al facilitar la evaluación del equipo de profesores y de agentes externos a alumnos en particular y a los alumnos como grupo. Mediante el instrumento de evaluación se pueden recoger y analizar los datos de los distintos apartados, necesarios para la valoración de la evolución de los estudiantes, individual y grupal, tanto por los docentes como en el caso de agentes externo, como agencias de evaluación de la calidad de la enseñanza universitaria.

(8)

comportamientos no satisfactorios. El instrumento de evaluación permite al profesor valorar la actuación de los estudiantes en el grupo y poder reorientar el proceso enseñanza-aprendizaje, en caso de necesitarse.

También es de destacar que el instrumento de evaluación destaca por facilitar la autoevaluación. Permite al estudiante conocer la evolución de su aprendizaje al proporcionar al alumno la posibilidad de reconocer sus avances, logros y dificultades, analizar su situación individual y grupal en dicho proceso educativo, y desarrollar una actitud crítica y reflexiva sobre su proceso educativo. Los alumnos destacan su utilidad en éste aspecto. Parece importante destacar la importancia que puede tener realizar actividades que incrementen el acceso al instrumento evaluatorio para fomentar la autoevaluación.

El instrumento evaluatorio permite que los distintos apartados evaluados puedan adaptarse en función de las competencias específicas y trasversales de cada asignatura y por extensión de toda la titulación de grado en Odontología. Se destaca la posible utilidad en la valoración de la calidad de los estudios universitarios, al poder recabar datos cuantificables que reflejen la evolución del proceso enseñanza-aprendizaje de los estudiantes.

5. CONCLUSIONES

• El instrumento evaluatorio diseñado es un buen mecanismo adaptado a la evaluación de las prácticas clínicas.

• El instrumento evaluatorio destaca por su versatilidad y adaptabilidad a las necesidades evaluatorias de la asignatura.

• Docentes como discentes valoran positivamente el uso del instrumento evaluatorio.

• El instrumento evaluatorio puede ser adaptado en función de las necesidades de otras asignaturas.

• Se necesitan más estudios que mejoren la evaluación del proceso enseñanza-aprendizaje de los estudiantes

6. BIBLIOGRAFIA

Carey JA, et al. Communications skills in dental education: a systematic research review. Eur J Dent Educ. 2010 May;14(2):69-78.

Castillo Arredondo, S; Cabrerizo Diago. Formación del profesorado en educación superior.

Desarrollo curricular y evaluación. Vol. II. (2005) Ed. McGraw-Hill. 503 pp. ISBN:

84-481-4629-8.

Haden NK, et al. Curriculum change in dental education, 2003-09.J Dent Educ. 2010 May; 74 (5):539-57.

http://www.aneca.es/media/150344/libroblanco_odontologia_def.pdf

http://www.cs.urjc.es/alumnos/programas%20y%20guias/fichas/Odontologia/4425-integrada%20adultos.pdf

Redwood C, Winning T, Lekkas D, Townsend G. Improving clinical assessment: evaluating

students' ability to identify and apply clinical criteria. Eur J Dent Educ. 2010

(9)

Referencias

Documento similar

Así, antes de adoptar una medida de salvaguardia, la Comisión tenía una reunión con los representantes del Estado cuyas productos iban a ser sometidos a la medida y ofrecía

En estos últimos años, he tenido el privilegio, durante varias prolongadas visitas al extranjero, de hacer investigaciones sobre el teatro, y muchas veces he tenido la ocasión

que hasta que llegue el tiempo en que su regia planta ; | pise el hispano suelo... que hasta que el

Para ello, trabajaremos con una colección de cartas redactadas desde allí, impresa en Évora en 1598 y otros documentos jesuitas: el Sumario de las cosas de Japón (1583),

Sanz (Universidad Carlos III-IUNE): "El papel de las fuentes de datos en los ranking nacionales de universidades".. Reuniones científicas 75 Los días 12 y 13 de noviembre

(Banco de España) Mancebo, Pascual (U. de Alicante) Marco, Mariluz (U. de València) Marhuenda, Francisco (U. de Alicante) Marhuenda, Joaquín (U. de Alicante) Marquerie,

Ciaurriz quien, durante su primer arlo de estancia en Loyola 40 , catalogó sus fondos siguiendo la división previa a la que nos hemos referido; y si esta labor fue de

En primer lugar, como ya se ha señalado, debe precisarse que ambas categorías acce- den a sus puestos de trabajo a través de cauces más flexibles que el personal permanente, pero