ORDEN Y PATRÓN DE LA RESURRECCIÓN 1 Corintios 15:20-49

Texto completo

(1)

ORDEN Y PATRÓN DE LA RESURRECCIÓN

1 Corintios 15:20-49

Ya hemos analizado el hecho de la resurrección de acuerdo al planteamiento que hace el apóstol Pablo en el inicio del capítulo 15, donde declara a los corintios que el hecho de la muerte, sepultura y resurrección de Cristo a favor de nuestros pecados viene a ser la espina dorsal del evangelio de salvación.

Ahora el apóstol Pablo continúa el desarrollo de esta doctrina, luego de establecer la realidad de la resurrección de Cristo frente a aquellos “hermanos”

que dentro de la iglesia estaban negando este gran acontecimiento.

El apóstol Pablo continúa trayéndonos el orden en que la resurrección ha de efectuarse y el patrón que regirá a la transformación que sufrirán todos aquellos que han de participar en ella, en cuanto a la naturaleza del cuerpo con el cual resucitaremos.

Por último el apóstol Pablo declara la forma en que seremos transformados en gloria para alcanzar con esto la glorificación celestial.

Es maravilloso ver como el apóstol Pablo inicia esta sección, luego de establecer la veracidad de la resurrección de Cristo, cuando dice: “Más ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho”.

Es aquí donde se ratifica el hecho de la resurrección corporal de Jesucristo y donde se nos declara que fuera de su resurrección no puede haber forma como el hombre pueda ser transformado en gloria.

Él es el primero de todos los que después de Él verán y serán participantes de este maravilloso acontecimiento.

Veamos esta parte del capítulo bajo el siguiente bosquejo: I. EL DESFILE DE LA RESURRECCIÓN

II. ARGUMENTO Y PATRÓN DE LA RESURRECCIÓN III. LA PERFECCIÓN DE LA RESURRECCIÓN

(2)

I. EL DESFILE DE LA RESURRECCIÓN

(1 Co. 15:20-28)

A.

CRISTO HA RESUCITADO

1. Este hecho declara el inicio del desfile de la resurrección de los que han muerto en Cristo, y Cristo es el que conduce el desfile, puesto que de acuerdo al orden de la resurrección, él es el primero que ha resucitado en gloria.

2. La palabra griega que se usa en el (v. 23) por “orden” es

“Tagma=tagma”, un término militar que se refiere a las tropas ordenadas en orden de rango, con el propósito de ser exhibidas en un desfile que ha de mostrar la fuerza y la gloria de las fuerzas armadas.

3. Por cuanto Cristo resucitó y fue las primicias de la resurrección y de la transformación de un cuerpo de muerte a un cuerpo glorificado, él conduce el desfile.

B.

CRISTO - LAS PRIMICIAS

1. El apóstol Pablo se refiere aquí a la tercera de las siete fiestas judías mencionadas en Levítico 23, la cual se llamaba la fiesta de las primicias de los primeros frutos donde se ofrecía a Dios lo primero de las cosechas.

2. El primer día de la fiesta los delegados seleccionados marcaban la porción en el campo de los primeros manojos (gavillas) que contenían los primeros granos de la cosecha y los cuales eran llevados al templo, esto se hacía el tercer día presentándoselas a Jehová como muestra del voto hecho a él.

3. En esta comparación, como lo trae el apóstol Pablo a colación, el orden de las cosas era importante. “Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida.

Luego el fin, cuando entregue el reino al Dios y Padre, cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y potencia” (1 Co. 15:23, 24).

(3)

4. Los (vv. 25, 26) abundan diciendo: “Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies.

Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte”.

C.

CRISTO Y LOS QUE LE SIGUEN

1. Es hermoso recordar aquí las palabras de Jesús recogidas en

Juan 10:27, 28 con respecto a su declaración de que él es el buen pastor, cuando dice: “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano”.

O cuando dice en Juan 6:40: “Y esta es la voluntad del que me ha enviado: que todo aquél que ve al hijo, y cree en Él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero”.

2. En estas porciones se profetiza el cumplimiento del destino de aquellos que han seguido su voz, los cuales también le seguirán en la resurrección de los muertos.

4. Notemos 1 Corintios 15:23: “Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida. Luego el fin”. Este será el momento en que se completará la resurrección total de todos los creyentes que han creído en sus promesas.

 En el día del arrebatamiento o resurrección de los creyentes profetizada en 1 Tesalonicenses 4:13-18 y 1 Corintios 15:51-58.

 La Resurrección de los testigos (Ap. 11:7-12).

 El completivo de la primera clase de resurrección descrita en Apocalipsis 20:4-6. [1]

II. ARGUMENTO Y PATRÓN DE LA RESURRECCIÓN

(1 Co. 15:29-38)

A.

EL ARGUMENTO DE LA RESURRECCIÓN

1El Dr. Carballosa dice en su comentario de Apocalipsis pág. 409: El vocablo usado para calificar la resurrección de Ap. 20:5 es prótei, que puede significar primera en tiempo o primera en clase o categoría. Es el mismo término usado por Pablo en 1 Timoteo 1:15 donde se autodenomina el primero de los pecadores. Por supuesto no afirma ser el primero de los pecadores en tiempo, pero sí el cabecilla o el peor de los pecadores.

(4)

1. La resurrección es la victoria de Cristo y el argumento que fortalece la fe de los creyentes, y como se estableció en los versículos anteriores, sin este hecho nuestra fe es vana.

2. Al parecer, muchos de los que negaban la resurrección también tenían como práctica bautizarse por los muertos, como una manera de identificación con aquellos que habían partido y esperaban la resurrección.

3. El apóstol Pablo, ratifica que su fe sí tiene argumentos sólido, puesto que si no fuera la resurrección de Cristo veraz, no tendría él razón de porque vivir padeciendo como lo hacía. El apóstol Pablo recomienda velar por nuestra conducta y santidad (vv. 32, 33).

B.

LA TRANSFORMACIÓN DEL CUERPO DENTRO DEL PATRÓN

DE LA RESURRECCIÓN

1. Frente a la problemática e ignorancia de los hermanos de Corinto con respecto a los planes de la resurrección, notamos como el apóstol Pablo mismo se hace algunas preguntas para desarrollar la temática.

2. El apóstol Pablo toma la ilustración del grano de trigo para entendamos el hecho de la transformación del cuerpo corruptible a un cuerpo incorruptible. Con esta ilustración el apóstol Pablo deja por entendido que solo por el poder de Dios, este cuerpo puede ser transformado y cambiado.

3. El cuerpo viejo, igual que un grano de trigo, no tiene poder para cambiarse a sí mismo sólo Dios puede hacer crecer el trigo así como puede levantar a los muertos. Él estableció que como el grano de trigo tiene que morir para ser cambiado en una nueva planta, de igual manera que el hombre para ser cambiado tiene que pasar por la muerte y la sepultura, para poder ser transformado.

4. Recordamos las palabras del Señor en (Juan 12:24): “De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto”.

La muerte no reprime al grano, sino que lo libera para ser transformado.

(5)

C.

EL PATRÓN ESTABLECIDO

1. Dios ha creado a todas las criaturas como él quiso y dio a cada una de ellas su propia naturaleza y gloria, como dará a cada uno un cuerpo glorificado.

2. Este patrón lo vemos repetirse en la naturaleza por siglos y Dios no ha de variarlo hasta que Cristo y los que son de Cristo hayan de ser resucitados como él lo ha establecido siendo las primicias de la resurrección.

3. Este patrón manifiesta cualidades o características de ambos

estados, las cuales el apóstol Pablo desarrolla a continuación.

III. LA PERFECCIÓN DE LA RESURRECCIÓN

(1 Co. 15:39-49)

A.

ATRIBUTOS DEL VIEJO CUERPO PECAMINOSO

1. Sembrado en corrupción. (Un cuerpo que perece y se corrompe - 15:42).

2. Sembrado en deshonra. (Un cuerpo que se confundirá y volverá a ser uno con el polvo de la tierra, aunque su posición fuera gloriosa en la tierra - 15:43). Es por eso que el hombre quiere que sus entierros sean majestuosos, para aminorar la deshonra de la sepultura.

3. Sembrado en debilidad. (Un cuerpo que está sujeto a enfermedades y toda clase de temores - 15:43).

4. Sembrado cuerpo animal. (Un cuerpo limitado por las leyes de la naturaleza - 15:44).

B.

ATRIBUTOS DEL NUEVO CUERPO SIN PECADO

1. Resucitado en incorrupción. (Un cuerpo que no perece) (15:42 y Jn. 11:25-27).

2. Resucitado en gloria. (Un cuerpo glorificado para un mundo perfecto - 15:43).

(6)

3. Resucitado en poder. (Un cuerpo no sujeto a enfermedades ni temores - 15:43).

4. Resucitado en un cuerpo espiritual. (Un cuerpo no limitado por las leyes de la naturaleza y del pecado que nos asedia - 15:44).

C.

LA SUPERIORIDAD Y PERFECCIÓN DEL ESTADO RESUCITADO

1. En el (v. 45) se nos indica la superioridad del estado resucitado, el cual se hace evidente cuando se hace aquí una relación entre Adán y Cristo: “Así también está escrito: fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante”.

2. Queda establecido que por la naturaleza pecaminosa de

Adán, morimos, pero por la naturaleza divina de Cristo viviremos eternamente glorificados.

3. Pero para participar de la gloria de Cristo y de su naturaleza, tenemos que pasar por lo terrenal.

CONCLUSIÓN Y APLICACIÓN:

 Mis amados, cuando leemos estas bendiciones y conocemos que de la

misma manera que heredamos las características terrenales del primer Adán, estamos seguros que heredaremos las características gloriosas del postrer Adán, esto es Cristo.

 Nuestro corazón se llena de emoción y nos lleva a:

o Glorificar a Dios.

o Honrarle y darle gracias. o Ser sus testigos fieles.

o Proclamar su grandeza y su infinito poder para salvar y transformar al

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :