Preferencias declaradas de reponedores de retail por jornadas nocturnas de trabajo

158 

(1)PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATOLICA DE CHILE ESCUELA DE INGENIERIA. PREFERENCIAS DECLARADAS DE REPONEDORES DE RETAIL POR JORNADAS NOCTURNAS DE TRABAJO. FELIPE HERRERA BARROS. Tesis para optar al grado de Magister en Ciencias de la Ingeniería. Profesor Supervisor: JUAN CARLOS MUÑOZ ABOGABIR. Santiago de Chile, Noviembre, 2009  2009, Felipe Herrera Barros.

(2) PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATOLICA DE CHILE ESCUELA DE INGENIERIA. PREFERENCIAS DECLARADAS DE REPONEDORES DE RETAIL POR JORNADAS NOCTURNAS DE TRABAJO. FELIPE HERRERA BARROS. Tesis presentada a la Comisión integrada por los profesores: JUAN CARLOS MUÑOZ ABOGABIR LUIS IGNACIO RIZZI CAMPANELLA MARCELA ADRIANA MUNIZAGA MUÑOZ LUIS FERNANDO ALARCÓN CARDENAS. Para completar las exigencias del grado de Magister en Ciencias de la Ingeniería Santiago de Chile, Noviembre, 2009.

(3) A mis Padres por estar siempre presentes y a Macarena Ebensperger por. su. compañía.. ii. incondicional. apoyo. y.

(4) AGRADECIMIENTOS En primer lugar, quiero agradecer a mi profesor guía Juan Carlos Muñoz por su constante apoyo, orientación y completa disposición a lo largo de esta investigación así como en variados aspectos a lo largo de la carrera. Al profesor Luis Ignacio Rizzi por su fundamental participación y orientación en los aspectos metodológicos que se efectuaron, así como a Juan de Dios Ortúzar quien dio valiosas recomendaciones en una primera etapa. A John Rose por su generosa facilitación de su software Ngene para la realización del diseño experimental. A Sodimac S.A., en especial a Patricio Suárez, Ricardo Martínez y Ariel Quiroz quienes apoyaron el proyecto, invirtieron su tiempo y dieron las facilidades para llevar a cabo la investigación. A todos los reponedores de los quince locales Homecenter Sodimac de la Región Metropolitana por su excelente disposición para participar del estudio y las valiosas respuestas entregadas. A todos los miembros del Departamento de Ingeniería de Transporte y Logística UC, profesores, administrativos y alumnos de postgrado con quienes compartí gratos momentos y fueron una gran compañía. Mención especial para el Capítulo Estudiantil SOCHITRANUC 2009 del cual fue un gusto y un honor haber formado parte. Finalmente agradezco a la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (CONICYT) por financiar esta tesis por medio de su programa de Capital Humano Avanzado a través de la Beca para Estudios de Magíster en Chile año Académico 2009.. iii.

(5) INDICE GENERAL Página Dedicatoria ................................................................................................................... ii Agradecimientos ......................................................................................................... iii Resumen ...................................................................................................................... ix Abstract ........................................................................................................................ x 1 Introducción ............................................................................................................ 1 2 Antecedentes Generales.......................................................................................... 4 2.1 Antecedentes del Problema ........................................................................ 4 2.1.1 Estudios de Preferencias de Trabajadores ....................................... 4 2.1.2 Recomendaciones y Experiencias Internacionales. ......................... 5 2.1.3 Impacto en Chile .............................................................................. 9 2.1.4 Situación Actual de la Práctica ...................................................... 10 2.1.5 Observaciones ................................................................................ 11 2.2 Metodología de Investigación .................................................................. 12 2.2.1 Estimación de Modelos.................................................................. 12 2.2.2 Recolección de Información .......................................................... 18 2.3 Caso de Estudio ........................................................................................ 20 3 Diseño del Experimento ....................................................................................... 23 3.1 Entrevistas Preliminares ........................................................................... 23 3.2 Grupos Focales ......................................................................................... 25 3.3 Variables Preliminares del Experimento .................................................. 26 3.3.1 Esquemas Horarios ........................................................................ 27 3.3.2 Incremento de Sueldo .................................................................... 31 3.3.3 Calidad de Colación ....................................................................... 31 3.3.4 Signos Esperados ........................................................................... 31 3.4 Primera Encuesta Piloto ........................................................................... 32 3.4.1 Modelación y Valores Supuestos a Priori ..................................... 32. iv.

(6) 3.4.2 Diseño ............................................................................................ 34 3.4.3 Resultados ...................................................................................... 35 3.5 Segunda Encuesta Piloto .......................................................................... 37 3.5.1 Esquemas Horario .......................................................................... 37 3.5.2 Incremento de Sueldo .................................................................... 39 3.5.3 Modelación y Valores a Priori ...................................................... 40 3.5.4 Diseño ............................................................................................ 41 3.5.5 Resultados ...................................................................................... 42 3.6 Proceso de Mejoramiento Continuo ......................................................... 44 3.7 Implementación de las Encuestas............................................................. 46 3.8 Encuesta Definitiva .................................................................................. 47 3.8.1 Modelación y Valores Supuestos a Priori ..................................... 48 3.9 Aplicación de la Encuesta ........................................................................ 49 4 Análisis de Resultados.......................................................................................... 51 4.1 Análisis de la Base de Datos .................................................................... 51 4.2 Estimación de Modelos de Elección Discreta .......................................... 60 4.2.1 Modelos Logit Simple.................................................................... 61 4.2.2 Modelos Logit Mixto ..................................................................... 69 4.2.3 Impacto de Individuos Lexicográficos .......................................... 75 4.3 Valoración del Trabajo Nocturno............................................................. 76 4.3.1 Valores Subjetivos a Partir de Modelos Logit Simple................... 77 4.3.2 Valores Subjetivos a Partir de Modelos Logit Mixto .................... 81 4.4 Discusión Sobre Esquemas de Turnos ..................................................... 84 4.5 Caracterización de Perfiles de Reponedores ............................................ 86 5 Conclusiones ........................................................................................................ 89 Referencias ................................................................................................................. 94 Anexos ....................................................................................................................... 97 Anexo A.. Entrevistas Preliminares ................................................................ 98. Anexo B.. Informe Focus groups .................................................................. 105. v.

(7) Anexo C.. Presentación Gráfica de Encuesta Final ...................................... 129. Anexo D.. Esquemas horarios definitivos ..................................................... 138. Anexo E.. Valores a priori y Diseño de Encuestas ...................................... 142. vi.

(8) INDICE DE TABLAS Página Tabla 2.1: Dotación de Reponedores por Local en Región Metropolitana. ..................... 20 Tabla 3.1: Signos Esperados de Atributos Seleccionados para el Modelo ...................... 32 Tabla 3.2: Valores a Priori de Atributos. Primera Encuesta Piloto ................................. 33 Tabla 3.3: Diseño Primera Encuesta Piloto...................................................................... 34 Tabla 3.4: Resultados Estimaciones. Primera Encuesta Piloto ........................................ 36 Tabla 3.5: Valores a Priori de Atributos. Segunda Encuesta Piloto ................................ 41 Tabla 3.6: Diseño Segunda Encuesta Piloto .................................................................... 42 Tabla 3.7: Resultados Estimaciones Segunda Encuesta Piloto ........................................ 44 Tabla 3.8: Dotaciones y Cantidad de Encuestados por Local. ......................................... 50 Tabla 4.1: Principales Estadígrafos de Variables Socioeconómicas. ............................... 51 Tabla 4.2: Estimación de Modelos Base (Diseño) ........................................................... 61 Tabla 4.3: Estimación Modelo con Variaciones Sistemáticas. Reponedores Diurnos .... 64 Tabla 4.4: Estimación Modelo con Variaciones Sistemáticas. Reponedores Nocturnos . 67 Tabla 4.5: Estimación Modelo Base con Parámetros Aleatorios. .................................... 70 Tabla 4.6: Estimación Modelo con Variaciones Sistemáticas y Parámetros Aleatorios. Reponedores Diurnos. ...................................................................................................... 71 Tabla 4.7: Estimación Modelo con Variaciones Sistemáticas y Parámetros Aleatorios. Reponedores Nocturnos. .................................................................................................. 74 Tabla 4.8: Valores de 2 Eliminando Individuos Lexicográficos y Jefes ........................ 76 Tabla 4.9: Valores Subjetivos e Intervalo de Confianza. Modelo Base. Reponedores Diurnos. ............................................................................................................................ 77 Tabla 4.10: Valores Subjetivos e Intervalo de Confianza. Modelo Base. Reponedores Nocturnos. ........................................................................................................................ 78 Tabla 4.11: Impacto de Perfiles en Valores Subjetivos. Reponedores Diurnos............... 80 Tabla 4.12: Impacto de Perfiles en Valores Subjetivos. Reponedores Nocturnos. .......... 81 Tabla 4.13: Percentiles de Valoración para Reponedores Diurnos .................................. 83 Tabla 4.14: Percentiles de Valoración para Reponedores Nocturnos .............................. 83 vii.

(9) INDICE DE FIGURAS Página Figura 2.1: Mapa de Locales Homecenter Sodimac, Región Metropolitana ................... 22 Figura 3.1: Esquema Horario NocturnoFijo..................................................................... 27 Figura 3.2: Esquema Horario DiurnoFijo ........................................................................ 28 Figura 3.3: Esquema de Horario SemiNocturno. Modalidad TardeNoche ...................... 29 Figura 3.4: Esquema de Horario SemiNocturno. Modalidad NocheMañana. ................. 29 Figura 3.5: Esquema de Horario MásHrsMásDíasLibres. ............................................... 30 Figura 3.6: Esquema de Horario MásMás40.................................................................... 38 Figura 3.7: Esquema de Horario SemiMás40. Modalidad NocheMañana....................... 39 Figura 3.8: Error Estándar como Función del Tamaño Muestral..................................... 45 Figura 3.9: Nueva gráfica del Esquema Horario ahora llamado MásLibres10hrs. .......... 48 Figura 3.10: Proporción de Regímenes de Reposición .................................................... 50 Figura 4.1: Histograma Sueldo Líquido. .......................................................................... 52 Figura 4.2: Histograma Edad Reponedores. .................................................................... 52 Figura 4.3: Proporción Estado Civil................................................................................. 53 Figura 4.4: Histograma Cantidad de Hijos ....................................................................... 53 Figura 4.5: Histograma Edad de Hijos ............................................................................. 53 Figura 4.6: Proporción de Reponedores Con Hijos y Si Viven con Él. ........................... 54 Figura 4.7: Histograma Antigüedad en la Empresa ......................................................... 55 Figura 4.8: Histograma Antigüedad en el Cargo ............................................................. 55 Figura 4.9: Proyección en la Empresa.............................................................................. 56 Figura 4.10: Turno Preferido............................................................................................ 57 Figura 4.11: Cargo al que Desearía Moverse. .................................................................. 57 Figura 4.12: Histogramas tiempos de traslado. ................................................................ 58 Figura 4.13: Modo de Transporte Utilizado por Trasladarse al Trabajo. ........................ 59 Figura 4.14: Preferencia por modalidad de esquema SemiNocturno. .............................. 59 Figura 4.15: Proporción de Comportamientos Lexicográficos. ....................................... 60 viii.

(10) RESUMEN En la industria del retail, la utilización de jornadas nocturnas de trabajo para labores de reposición logra un nivel de productividad considerablemente mayor al que se obtiene si se opera de día. Dado esto surge el interés de conocer cual es la percepción de los reponedores en relación al trabajo nocturno, en particular: (i) indagar distintas alternativas de esquemas horarios, (ii) obtener un valor subjetivo del trabajo nocturno e (iii) identificar perfiles de reponedores con preferencias comunes en torno al tema. Para resolver estas inquietudes se llevó a cabo un experimento de preferencias declaradas en el que se presentaban distintas estructuras de trabajo, incrementos de sueldo y calidad de colación. Para el diseño del experimento se empleó la metodología de diseños eficientes y un proceso de mejoramiento continuo en el cual se va ajustando la encuesta a medida que se recolectan más observaciones. Con los datos obtenidos se estimaron modelos logit multinomial y logit mixto que permitieron obtener valoraciones de los esquemas horarios propuestos. Se encuentra que existe una oportunidad en los esquemas que proponen trabajar sólo parte de la noche. A nivel global, un trabajador diurno traspasado a jornada nocturna sufre un costo subjetivo cercano a $66.000. Cabe mencionar que se encontraron fuertes diferencias entre las preferencias de reponedores que actualmente se desempeñan en jornada diurna y los de régimen nocturno; existe una esperable suerte de selección natural o autojustificación respecto de la modalidad en que se desempeñan. Se detectó una gran heterogeneidad en las preferencias con algunos perfiles más marcados en torno a la organización familiar de cada trabajador, su antigüedad y proyección en la empresa. Se vislumbra una gran oportunidad de aumentar el nivel de satisfacción de los empleados sin mermar los requerimientos de la empresa. Palabras Claves: reposición, retail, esquemas horarios, turnos, preferencias declaradas, diseño eficiente, logit. ix.

(11) ABSTRACT Night work for replacement labors is increasingly common in the retail industry since significantly higher productivity levels are achieved in the absence of customers. In this scenario, it is interesting to understand the workers perceptions about day and night work shifts. In particular, it is of high interest to: (i) investigate different alternatives of shift structures, (ii) get a subjective value for night work shifts and (iii) find worker profiles that present common preferences. To solve these concerns, a stated choice experiment which had different shift structures, earning increments and meal quality was conducted. For the experiment’s construction, an efficient design methodology was used in addition to a continuous improvement process, which adjusts the survey once more data becomes available. With the data base collected, multinomial and mixed logit models were estimated, yielding subjective values for the shift structures proposed. It was found that shift structures on which only part of the night is worked were quite appealing to workers. On a global view, a worker moved from a dayshift to a nightshift structure suffers an estimated subjective cost of $66.000 Chilean pesos. It is important to mention that big differences between preferences from workers currently at day and night worker shifts were found; a kind of natural selection or self justification over the shift structure that they work exists. There is a large heterogeneity on preferences; however, some profiles were identified regarding the family organization of each employee, his seniority and projection in the company. A huge opportunity for increasing the satisfaction level of the employees was detected, without affecting the company’s needs. Keywords: replacement, shift structures, stated preferences, efficient designs, logit models x.

(12) 1. INTRODUCCIÓN. Es común en varios sectores industriales la utilización de turnos nocturnos como parte de su sistema de producción habitual. Esto se explica, en algunos casos, por el alto costo de recursos fijos, que incentivan su máxima utilización; en otros casos, por el alto costo de detener el proceso productivo, o finalmente porque en jornadas nocturnas, dada las características de la industria, se obtiene un aumento considerable de productividad. Este último caso ocurre en la industria del retail, específicamente en las labores de reposición, donde el trabajar de noche conlleva un elevado incremento de eficiencia. La ausencia de clientes permite utilizar maquinaria, desplazarse con mayor facilidad, utilizar el espacio de los pasillos; facilitando las labores de reposición sin ser interrumpidos por consultas; por otro lado, en horas de atención al público se ofrece a los clientes un mejor nivel de servicio pues se evitan las molestias y el riesgo de accidentes asociados a la reposición de productos. Por otro lado, es sabido que el trabajar en jornada nocturna genera una serie de impactos negativos para los trabajadores que hace que en general no sea, a igualdad de condiciones, un trabajo deseado. Sin embargo, también se sabe que las personas motivadas por su trabajo lo realizan de mejor manera, se declaran más felices y logran una mayor productividad; por esto, se vuelve interesante el explorar formas de lograr una mayor comodidad y satisfacción de los empleados con su trabajo, en particular los de jornada nocturna. Para esto, parece necesario comprender qué características de las jornadas laborales nocturnas afectan positiva y negativamente a los trabajadores que realizan esta labor, y en qué magnitud estos impactos se ven influidos por las características personales de cada trabajador. Existen muy pocos antecedentes que permitan orientar la respuesta a estas inquietudes. La implementación de esquemas que involucren horarios nocturnos de trabajo, considerando los factores descritos en el párrafo anterior, es un tema escasamente 1.

(13) tratado en la literatura. Y en Chile, la industria aborda este problema de manera poco formal. Por medio de la presente investigación se pretende estudiar y comprender las preferencias de reponedores de una empresa de retail en relación al trabajo en horarios nocturnos a través de un caso de estudio. Específicamente se busca: a) Analizar las preferencias por distintos esquemas horarios, de modo de contar con horarios atractivos para reponedores y adecuados a los requerimientos de la empresa. b) Obtener un valor subjetivo del trabajo nocturno, es decir, en cuánto valora el reponedor que su jornada laboral (parcial o totalmente) se deba realizar de noche. c) Identificar perfiles de reponedores que presenten un patrón de preferencias común. Esto permitiría ofrecer trabajos específicos a quienes más se acomoden a ellos. Como caso de estudio se trabajó con la empresa de venta de artículos de hogar y construcción Homecenter Sodimac, específicamente con los reponedores de los 15 locales ubicados en la ciudad de Santiago de Chile. En primera instancia, se desarrolló un estudio cualitativo, por medio de entrevistas personales y grupos focales. A partir de los resultados de este estudio, se construyó un experimento de preferencias declaradas por medio de técnicas de diseños eficientes. Con los datos de esta encuesta, se estimaron modelos de elección discreta que permiten predecir la probabilidad con que un individuo escoge un turno específico de entre un conjunto de alternativas. Este modelo arroja distintas valoraciones y permite evaluar variaciones sistemáticas (y no sistemáticas) en los gustos, i.e. perfiles de repondeores. Los sucesivos capítulos se organizan de la siguiente manera: en el Capítulo 2 se entregan los antecedentes generales de la investigación, tanto del problema en particular, como de la metodología a emplear. En el Capítulo 3, se detalla el proceso de diseño del experimento de preferencias declaradas, con todas las etapas efectuadas para su confección y la toma de datos. En el Capítulo 4, se presentan y analizan los resultados obtenidos, incluyendo una caracterización de la base de datos, los principales modelos 2.

(14) de elección estimados, las valoraciones obtenidas, las preferencias por los distintos esquemas de trabajo y los perfiles de reponedores detectados. Finalmente, en el capítulo 5, se exhiben las principales conclusiones obtenidas.. 3.

(15) 2. ANTECEDENTES GENERALES. 2.1 2.1.1. Antecedentes del Problema Estudios de Preferencias de Trabajadores. En estudios predecesores sobre preferencias de trabajadores, Miranda (2005) y Miranda et al. (2008), se presenta una investigación acerca de la implementación de un sistema de horarios flexibles para conductores de buses urbanos y se desarrolla una metodología para identificar qué características socioeconómicas de los conductores y qué características de los turnos afectan la forma en que el conductor acoge el turno de trabajo. Chávez (2005) replica la metodología de Miranda (2005) para una empresa de retail encontrando similares conclusiones. Ambos trabajos muestran que “existe preferencia por la heterogeneidad de turnos”, es decir, hay ciertos individuos dispuestos a trabajar en horarios no convencionales. Chávez (2005) detecta que una mayoría de los trabajadores del retail prefiere estructurar horarios flexibles en que el número de horas trabajadas varía durante los días de la semana por sobre una jornada estable para cada día. Esto es opuesto a lo detectado por Miranda (2005) en que se observa que una mayoría de los conductores de transporte público se inclina por una jornada laboral idéntica a lo largo de la semana. Sin embargo esta diferencia es consistente con la flexibilidad que la legislación laboral ofrece a ambas industrias, pues se exige bastante más rigidez a los turnos de conductores que a los trabajadores de retail. Esto podría ser indicativo de que en su búsqueda laboral los trabajadores se orientan hacia aquella industria que se ajusta más a sus preferencias personales. Ambos estudios detectan patrones socioeconómicos comunes entre las preferencias de los trabajadores; esto implica, que se podría lograr una aproximación a distintos segmentos de empleados, ofreciéndoles alternativas diferenciadas que se adapten a sus intereses, consiguiendo con aquello un mayor nivel de satisfacción. Sin embargo, ambos. 4.

(16) estudios también detectan “heterogeneidad en las preferencias”, es decir, detectan dispersión. en. las. preferencias. declaradas. por. individuos. de. características. socioeconómicas similares. Esto último es importante para ratificar la oportunidad para la industria de ofrecer distintos tipos de turnos a distintos individuos y que éstos sean bien acogidos por cada uno. Esta oportunidad se debe a que en sectores que enfrentan requerimientos laborales con marcadas estacionalidades horarias y diarias, la empresa puede lograr un considerable mejor ajuste de las horas de trabajo ofrecidas a las tareas que debe realizar, lo que presenta oportunidades de ahorro significativas en fuerza laboral (Muñoz, 2002). Montalva (2006) utiliza los resultados de Miranda (2005) y muestra que es posible asignar los turnos de trabajo a conductores de transporte público cuidando que cada trabajador mejore su nivel de satisfacción individual en comparación a un turno estándar y aún así obtener ahorros significativos para la empresa. Esto incluso se alcanza cuando se obliga a compensar a los trabajadores que trabajan un mismo tipo de turno a una idéntica renta. Montalva (2006) explora mecanismos participativos y no participativos de asignación de turnos y en todos los casos confirma los beneficios potenciales existentes para trabajadores y empresa. 2.1.2. Recomendaciones y Experiencias Internacionales.. En la literatura, se encuentra una serie de artículos sobre los efectos, principalmente individuales, del trabajo bajo sistema de turnos, a entender, sistemas en que distintas personas trabajan en distintos horarios (típicamente incluyendo jornadas nocturnas), pudiendo existir rotación entre éstos. En general estos trabajos abordan estos impactos desde una mirada médica y psicosocial. Knauth y Horenberg (2003), alertados por los problemas sociales y de salud que generan los sistemas de turnos, hacen una recopilación de medidas preventivas y compensatorias para estos trabajadores. Estas últimas abarcan temáticas tales como el adecuado diseño de turnos, la participación de 5.

(17) los trabajadores en el proceso de implementar turnos, las condiciones de trabajo, la mantención del estado de alerta, la educación a los encargados, el cuidado de la salud, los traslados desde y hacia los hogares, las condiciones para dormir en casa, los comportamientos saludables y el apoyo de la familia. Desde un punto de vista fisiológico, psicológico y social, Knauth (1996) hace una lista de recomendaciones enfocándose específicamente en el diseño de los turnos, sugiriendo lo siguiente: a) Reducir el trabajo nocturno tanto como sea posible. De no ser factible, optar por un sistema de rotación rápida, la cual sería la que menos afectaría biológicamente y permitiría recuperar las alteraciones del sueño. El trabajo nocturno permanente no parece ser recomendable para la mayoría de los trabajadores, ciertamente permite una mayor adaptación física, pero atenta contra el trabajador aislándolo de la sociedad. b) Jornadas de trabajo extensas (9 a 12 hrs) sólo deberían ser consideradas cuando la carga y la naturaleza del trabajo sean apropiadas, y cuando el sistema de turnos esté diseñado para minimizar la acumulación de fatiga. c) Un comienzo de la jornada demasiado temprano en el día, i.e. de madrugada, debe ser evitado. Un sistema de horarios flexibles, en que cada trabajador determina su horario de entrada, sería lo más apropiado ya que se adapta a las condiciones y preferencias de cada persona (congestión en los traslados, hábitos de vida familiar, etc.). d) Fijar los días laborales consecutivos entre cinco y siete; y contemplar algunos fines de semana libres con al menos dos días de descanso consecutivos. e) Es preferible la rotación “hacia adelante”; es decir, cuando corresponda un cambio de turno de un día a otro, realizarlo en el sentido del reloj: pasar de un turno de mañana, a uno de tarde y de éste a uno de noche; en contraste con el orden inverso. Otro aspecto que se ha demostrado relevante en la satisfacción de trabajar un determinado turno, es la opción de elegir el turno por parte del empleado en contraste a. 6.

(18) que éste le sea asignado. Kostiuk (1990) encuentra fuertes diferencias en el premio equivalente en salario que deberían recibir los trabajadores bajo régimen de turnos en relación a este aspecto. Janssen y Nachreiner (2004) observan algo similar al estudiar los efectos en la salud y en lo psicosocial de tener horas flexibles de trabajo, encontrando que los efectos negativos se atenúan cuando el empleado opta por su horario. Esto es consistente con el trabajo de Montalva (2006) en que simula la elección secuencial de turnos por parte de trabajadores ordenados por distintos criterios. Para ello, utiliza la función de utilidad modelada por Miranda (2005) y determina que el nivel de satisfacción promedio es superior al caso en que los turnos son simplemente asignados a los trabajadores. La principal razón se debe a la magnitud de la varianza del término aleatorio calibrado por Miranda (2005) para la función de utilidad. Evidentemente el asignador central de turnos realiza una peor asignación, pues él no observa este término aleatorio, sólo la utilidad observada; dejando fuera factores relevantes para los trabajadores. Kirby (1992) estudia el impacto de cambiar las leyes laborales que afectan a los trabajadores de la industria del retail, permitiendo trabajar en días sábados, domingos y en horarios no convencionales (tardes). Encuentra que el 15 por ciento de su muestra declara no estar preparada para trabajar en días sábados, cifra que asciende a un 51 por ciento en el caso de los domingos (más otro 21 por ciento que declara que raramente estaría dispuesto). En cuanto a trabajar en las tardes, el 25 por ciento afirma no estar preparado. En una pregunta inversa, si el trabajo actual implicara trabajar los días domingos, sólo un 28 por ciento se mantendría en él contento, en comparación con un 44 por ciento para el caso de trabajar en horas no convencionales y un 65 por ciento si implicara trabajar sábados. En relación a las diferencias entre individuos, Knauth (2001), recopilando el trabajo de diversos autores, expone que existen personas tipo alondra y tipo búho, las cuales. 7.

(19) biológicamente serían más ventajosas para turnos de mañana y de noche respectivamente. Además, las dificultades vinculadas a sistemas de turnos aumentarían con la edad, siendo el punto crítico entre los 40 y 50 años. En cuanto al género, las diferencias de preferencias obedecerían a labores (por ejemplo: educación de los niños, domésticas), más que a factores biológicos (Fagan, 2001). Además, Knauth (2001) reafirma que la libre elección del turno sería un aspecto clave en los efectos que éste genere. En otro aspecto, Knauth (2001) captura una visión distinta de algunos autores en torno al trabajo nocturno fijo, es decir, esquemas de horario nocturno que no consideran rotación. Plantean que permite una mayor adaptabilidad, con un consecuente incremento en el rendimiento (Wilkinson, 1992), e incluso se propone una “subcultura nocturna” en la que el individuo desarrolla su rutina totalmente de noche, incluso en sus días de descanso (Folkard, 1990). Esta visión es ampliamente cuestionada dado que provocaría una acumulación del déficit de sueño y un aislamiento social que resultaría inaceptable para la mayoría de las personas. Una mirada general del problema, desde sus distintas dimensiones, es la que desarrolla Coleman (1995) quién plantea que un esquema horario adecuado es aquel que combina las necesidades de la empresa y los deseos de lo trabajadores con un sistema saludable y seguro. Explicita que no se debe buscar el óptimo de cada dimensión por separado y que éste es uno de los principales errores que se comenten y dan como resultado un sistema ineficiente; además asegura que un diseño inteligente, que considere los distintos aspectos, puede generar grandes utilidades para la industria tanto por el ahorro de costos y/o por el aumento en productividad. Los trabajadores prefieren los sistemas que ha desarrollado por sobre el esquema diurno tradicional, reduciendo significativamente la rotación y al ausentismo, con un consecuente aumento de la moral de los trabajadores.. 8.

(20) Sin embargo, especifica también que la aceptación de los nuevos esquemas no es instantánea y se produce tras haberlos experimentado por un tiempo. 2.1.3. Impacto en Chile. Desde un punto de vista económico, González et al. (2000) analizan el impacto sobre empleo y producto que tendría una mayor utilización de turnos nocturnos, pensando principalmente en industrias productivas. Encuentran amplios beneficios para todos los escenarios, aunque indican que sería necesario el levantamiento de algunas restricciones laborales para su aplicabilidad. Respecto a esto último, el marco legal, expuesto en el Código Laboral chileno (Subsecretaria del Trabajo, 2002), que atañe a un eventual sistema de turnos en Chile para la industria del retail, especifica que: a) El contrato del trabajador debe estipular la duración y distribución de la jornada de trabajo, salvo que en la empresa existiere el sistema de trabajo por turnos, caso en el cual se regirá según lo dispuesto en el reglamento interno. (art. 10) b) La jornada laboral ordinaria no excederá de 45 horas semanales. (art.22) c) El máximo semanal establecido deberá distribuirse en no más de seis y no menos de cinco días. La jornada ordinaria no podrá exceder de diez horas por día. (art. 28) d) Se podrán pactar un máximo de dos horas extraordinarias por día. (art. 31) e) La jornada de trabajo se dividirá en dos partes dejando un mínimo de media hora para la colación, período que no se considerará trabajado para computar la duración de la jornada. (art. 34) f) Los establecimientos de comercio y servicio que atiendan directamente al público podrán distribuir su jornada considerando días domingos y festivos, pero deberán dar un día de descanso a la semana en compensación por el día domingo y festivos trabajado, considerando que al menos dos de los días de descanso del mes deberán. 9.

(21) otorgarse en día domingo. Lo anterior no rige para trabajadores cuya jornada semanal no sea superior a veinte horas semanales o se contraten exclusivamente para trabajar los días sábados, domingos y festivos. (art. 38) g) Con todo, el Director del Trabajo podrá autorizar en casos calificados y mediante resolución fundada, el establecimiento de sistemas excepcionales de distribución de jornadas de trabajo y descansos cuando lo dispuesto en este artículo no pudiere aplicarse, atendidas las especiales características de la prestación de servicios. (art. 38) h) Los menores de edad tienen prohibido todo trabajo nocturno (art. 18) i) Durante el período de embarazo la trabajadora que esté ocupada habitualmente en trabajos que se ejecuten en horario nocturno, considerados por la autoridad como perjudiciales para su salud, deberá ser trasladada, sin reducción de sus remuneraciones, a otro trabajo que no sea perjudicial para su estado.(art. 202) 2.1.4. Situación Actual de la Práctica. Como se comentó, es una práctica habitual en la industria del retail la utilización de turnos nocturnos para las labores de reposición. Esta práctica depende de distintos factores que finalmente guardan relación con la capacidad, o incapacidad, de poder reponer de día y su impacto en el nivel de servicio en tienda a los clientes. Es decir, a menudo dado un cierto número de clientes, espacio disponible, nivel de ventas y tipo mercadería; se hace inviable la reposición diurna, gatillándose la necesidad de nocturna. Según información recolectada, en la realidad chilena, serían los supermercados y tiendas de hogar y construcción las que utilizarían servicios nocturnos y no así las tiendas por departamentos. Dentro de este universo, existen distintas realidades en torno al uso de trabajos nocturnos para labores de reposición, las cuales varían entre empresas e incluso entre locales de una misma empresa.. 10.

(22) Tomando aquellas situaciones de empresas de retail en que se emplean servicios nocturnos, se encuentra que se utiliza un esquema fijo; es decir, el trabajador nocturno siempre trabaja de noche hasta el término de su contrato, sin existir rotación alguna a horarios de trabajo diurno. El manejo de los días libres varía bastante entre empresas; en una en particular tienen la política de dar siempre libre el día sábado y domingo, a pesar de que las mayores ventas se generan en estos días. Lo anterior se explica principalmente por acuerdos sindicales. En otra empresa del rubro supermercados, la malla de turnos depende del local en específico, debido a que hay locales de fuerte venta durante los días hábiles de la semana y otros que destacan por sus ventas de fin de semana. Esto se traduce en que la reposición sea de lunes a viernes o de lunes a domingo rotando los días libres. Un tercer caso es una empresa que tiene reposición nocturna sólo los viernes, sábados y domingos (días de mayor venta) por medio de personal part-time. Cabe mencionar que este último caso no cumpliría la normativa laboral debido al no cumplimiento del derecho de dos domingos libres al mes, normativa que rige para la industria del retail. (Para trabajadores contratados por más de 20 horas y cuya jornada considere días de semana, en este caso el viernes (art. 38)). Se debe constatar que existen otras empresas del mismo rubro, tamaño y volumen de ventas equivalente, que no utilizan reposición nocturna y tienen un funcionamiento, a ojos externos, normal. Los factores que determinan cuándo una empresa o local requiere reposición nocturna escapan de los alcances del presente trabajo y se dejan planteados para investigaciones futuras. 2.1.5. Observaciones. Dado lo expuesto en las secciones anteriores, se plantea la inquietud de estudiar cuál es la mejor forma de realizar la reposición en empresas de retail en Chile utilizando 11.

(23) esquemas horarios que involucren trabajo nocturno, en particular desde la óptica de los trabajadores. Se pretende buscar la mejor manera de que éstos últimos se adapten a su trabajo y lo realicen con la mayor satisfacción posible, generando un beneficio social importante. Resulta interesante contrastar si las recomendaciones que existen en la literatura en torno al tema se condicen con las preferencias que declaran los trabajadores. También interesa evaluar y cuantificar cuán perjudicial perciben los empleados los trabajos nocturnos bajo distintas condiciones y que grupos socioeconómicos son más susceptibles a los distintos atributos. Resulta atractivo verificar si estos últimos guardan relación con los encontrados en las investigaciones de horarios flexibles de trabajo. Además, interesa analizar si es necesario una reforma laboral en torno al tema o se pueden efectuar mejoras dentro del marco legislativo actual.. 2.2. Metodología de Investigación. La metodología de investigación a utilizar sigue a Miranda (2005) y Chávez (2005). Sin embargo, en este trabajo se incorporarán los nuevos avances desarrollados en torno a la especificación de modelos y diseños experimentales eficientes, tales como los desarrollados por Bliemer y Rose (2006). 2.2.1. Estimación de Modelos. Para conceptualizar esta investigación se emplearán modelos de elección discreta; éstos estiman la probabilidad de que un determinado individuo, dadas ciertas características personales y atributos de los bienes, escoja una alternativa por sobre otra. Esta modelación es ampliamente utilizada en la estimación de demandas que no pueden considerarse continuas y para obtener valoraciones de atributos, en especial, para la estimación de disposiciones al pago por atributos que no transados en el mercado.. 12.

(24) El fundamento de esta modelación se basa, por la teoría de la utilidad aleatoria (McFadden, 1974), en que los individuos cuentan con información perfecta y buscan maximizar su bienestar endógenamente, es decir, por medio de los atributos de los bienes y no los bienes en sí mismos. Por su parte el modelador, como observador del sistema, tiene información limitada y sólo puede explicar parte de este comportamiento. Dado esto, se tiene que el individuo q , para un conjunto de alternativas disponibles A(q) , tiene una función de utilidad (función de bienestar) U iq , por la alternativa i  A(q) . Esta función de utilidad se compone de una parte determinística Viq , conocida. por el modelador, y una parte aleatoria  iq , que representa todos aquellos elementos que escapan del alcance del modelador. (1.1). U iq  Viq   iq. Comúnmente la componente determinística se expresa en términos lineales de los parámetros: Viq   ik X ikq. (1.2). k. En que  ik es el parámetro a estimar asociado al atributo k-ésimo. Y X ikq representa el valor observado de dicho atributo para el individuo q .. Se tiene entonces, asumiendo racionalidad, que un individuo q escogerá la alternativa i si se cumple que: U iq  U jq. (1.3).  j  i, j  A(q ).  Viq   iq  V jq   jq.  j  i, j  A(q ). (1.4).  Viq  V jq   jq   iq.  j  i, j  A(q ). (1.5). 13.

(25) Como el valor de  jq   iq  es desconocido por el modelador, se estima la probabilidad de que el individuo escoja la alternativa en cuestión: Piq  Pr  jq   iq  Viq  V jq ,  j  i, j  A(q) . (1.6). En donde, dependiendo de la distribución que se asuma para las componentes aleatorias  iq , se obtienen distintos modelos (ver Ortúzar y Willumsen, 2001).. En particular, el más común y simple es el modelo Logit Simple (multinomial logit MNL), que asume una distribución independiente e idénticamente distribuida Gumbel, con media cero y varianza  2 . Bajo estas condiciones la probabilidad de que un individuo q elija la alternativa Ai queda expresada por: Piq . e.  Viq. e. (1.7).  V jq. A j  Aq. Donde  .   6. es el parámetro de escala, inestimable por separado de los  ik (Ortúzar y. Willumsen, 2001), lo cual no representa un problema para los intereses de la presente investigación, dado que se obtendrán proporciones y disposiciones al pago por medio de la razón de parámetros, la cual no se ve afectada por el escalamiento de  . El inconveniente de este método es que no permite correlación entre alternativas, individuos, presencia de heterocedasticidad, o variaciones aleatorias en los gustos; imponiendo muchos supuestos que limitan su campo de aplicabilidad. Una alternativa más general es el modelo Logit Mixto (mixed logit ML), que supera los inconvenientes del MNL antes mencionados (ver Train, 2003). Si bien existen numerosas estructuras de formulación, la más útil para efectos de la presente 14.

(26) investigación es el Modelo de Parámetros Aleatorios (random parameters RP) en que, como dice su nombre, los parámetros  ik son variables aleatorias que dependen del individuo,  ikq . De esta forma, varían en la población, permitiendo captar variaciones en los gustos no consideradas por la parte determinística del modelo (variaciones no sistemáticas). Un aspecto particularmente interesante es la posibilidad de incluir correlación entre las respuestas de un mismo individuo (efecto panel), de modo de considerar que no son elecciones independientes. La estructura funcional de este modelo sería: U iq   ik X ikq    ikq X ikq   iq k. (1.8). k. Donde  ik es la media poblacional del parámetro  ikq y  ikq es la desviación a nivel individual en torno a dicho parámetro. Para la estimación de los modelos, en el caso del MNL usualmente se usa máxima verosimilitud y para los ML máxima verosimilitud simulada o métodos Bayesianos (ver Train 2003). Para la presente investigación se utilizarán las implementaciones del software Biogeme (Bierlaire, 2003) en la estimación de ambos modelos. Los estimadores obtenidos por medio de máxima verosimilitud distribuyen asintóticamente Normal ik , S 2  , en que S 2 representa la matriz de varianzas y esta dada por:    2l ( )   S   E  2      . 1. 2. (1.9). En que l ( ) corresponde al logaritmo de la función de verosimilitud del modelo. Esta matriz también es conocida como la inversa de la matriz de información de Fisher y a. 15.

(27) partir de ella se puede obtener los valores necesarios para la aplicación de diversos test y en particular será de utilidad para el proceso de diseño experimental como se verá más adelante. Un indicador del nivel de ajuste de los modelos de elección discreta es el índice 2, el cual si bien tiene un buen comportamiento en los límites (cero implica que no hay ajuste y uno que hay ajuste perfecto) no tiene una interpretación intuitiva para los valores intermedios, pero es útil para la comparación de modelos. Se calcula por medio de la expresión (1.10) en que l (0 ) es la verosimilitud del modelo equiprobable (sin ninguna información)..  2  1. l ( ) l (0 ). (1.10). Un aspecto de interés en la presente investigación es la determinación de la disposición al pago (willingness to pay WTP) por un determinado atributo; en el presente caso, para estimar en cuánto valoran los reponedores un determinado esquema horario o alguna característica de su trabajo. Se calcula como la tasa marginal de sustitución entre el atributo de interés X ik y el del costo o precio X iC . WTP ( X ik )  . dVi dX ik dVi dX iC. (1.11). Si se tiene un modelo MNL lineal, la expresión queda reducida a la razón entre los respectivos estimadores de los parámetros:. WTP( X ik )  . ˆik ˆiC. (1.12). Donde el intervalo de confianza asociado puede ser expresado en función de los respectivos test-t como (Armstrong et al., 2001):. 16.

(28)  ˆik tC  tC tk   t2 WTP ( X ik )     2 2 ˆ  iC tk  tC  t 2 2 2 2 2  ˆik tC   ˆ t  tk tC    tk  t  tC  t     ˆ tk  tC2  t2   iC  2. (1.13). Donde tk y t C son los test-t de las estimaciones del parámetro asociado al atributo de interés y al de costo respectivamente, t el valor crítico de la distribución t de Student para el nivel de confianza  y  el coeficiente de correlación entre los parámetros involucrados. Para el caso de los modelos ML, se tiene que no sólo los estimadores sino que también los parámetros en sí mismos son variables aleatorias. Esto implica que se tiene una estimación de la media y de la desviación estándar de cada parámetro, además de las desviaciones propias de cada estimación, complejizando la determinación de un intervalo de confianza. Sillano y Ortúzar (2005) abordan este asunto proponiendo y comparando distintos métodos para obtener los intervalos: utilizan razones simples, simulación, asumen distribuciones log-normales y que el parámetro asociado al costo sea fijo. Torres (2009) aplica los distintos métodos propuestos y reporta un mejor comportamiento utilizando simulación. Una aproximación alternativa es hacer una estimación a partir de parámetros individuales (en lugar de asumir una media y una desviación poblacional) por medio de una aproximación Bayesiana (Train, 2003; Sillano y Ortúzar, 2005). Esta modalidad se dejó fuera de los alcances de la presente investigación.. 17.

(29) 2.2.2. Recolección de Información. Para poder conocer las preferencias de los trabajadores por distintos esquemas horarios o sistemas de turnos, se empleará la técnica de preferencias declaradas (PD) (Bliemer y Rose, 2006). Dentro de las principales características de interés del experimento de PD, está el que permite incorporar variables y opciones inexistentes en la actualidad, así como atributos que no presentan suficiente variación como para ser estimados. Además, como cada entrevistado debe contestar múltiples situaciones hipotéticas, se generan varias respuestas por individuo, lo que permite generar modelos de buena calidad estadística a un menor costo que con observaciones individuales de situaciones reales. La mayor desventaja, en contraparte, es que pueden existir diferencias entre lo que las personas declaran como su eventual comportamiento y lo que efectivamente realizan de ocurrir la situación hipotética. Esto último pone especial cuidado en un diseño prolijo de la encuesta, de modo que sea adecuada, realista y de evitar sesgos de cualquier tipo. (Ortúzar, 2000) Para el diseño del experimento PD, Bliemer y Rose (2006) recomiendan tres pasos fundamentales: especificación del modelo, generación del diseño experimental y finalmente la construcción del cuestionario. Para el primer paso se deben generar las hipótesis del problema en relación a alternativas y atributos; de utilidad pueden ser la recolección de información, grupos focales y entrevistas. Para el diseño experimental existen múltiples posibilidades debiendo definir la cantidad de niveles y rango de variación de los atributos, el tipo de diseño, el método de identificación de preferencias y la cantidad de elecciones a requerir de cada individuo. En cuanto al tipo de diseño, Bliemer y Rose (2006) sugieren la utilización de los “diseños eficientes” que buscan que los modelos estimados tengan bajos errores estándar en sus parámetros. La técnica se basa en minimizar una medida de eficiencia de la matriz asintótica de varianzas de los parámetros, S2 (ecuación (1.9)). La medida más 18.

(30) común es el llamado D-error, que corresponde a la raíz k-ésima del determinante de la matriz S2, en que k es el número de parámetros. El problema, es que el cálculo de S2 requiere tener información a priori que permita fijar parámetros preliminares para los atributos y determinar una expresión para la función de utilidad. Si no se tiene información precisa sobre los parámetros, se puede usar un enfoque Bayesiano en que se asume una distribución de probabilidades asociada a cada parámetro con lo cual se da mayor flexibilidad a su valor a priori. Para la confección de este tipo de diseños se empleará el software Ngene (Rose et al., 2009). En relación al método de identificación de preferencias, Ortúzar y Garrido (1994) generan modelos utilizando datos provenientes de los tres tipos de encuestas más habituales, a saber: jerarquización, elección y escalamiento. Evalúan la calidad de los estimadores derivados en relación al costo de obtener los datos y los modelos. Concluyen que ningún método es descartable, pero el de jerarquización es el de peor desempeño, mientras que el de elección presenta importantes ventajas dado que es fácil, rápido y una tarea natural para los encuestados; la técnica de escalamiento permite incorporar más información, pero es más difícil de recoger y analizar. Para la presente investigación se empleará elección. Caussade et al. (2005) estudian la complejidad y carga cognitiva que representan los experimentos de PD por medio del número de alternativas disponibles, número de atributos que definen cada alternativa, el número de niveles para esos atributos, el rango de variación de dichos niveles y el numero de elecciones presentadas a cada persona. Encuentran que la cantidad de atributos es un factor relevante, no así la cantidad de niveles que estos tuvieran; resulta preferible un rango de variación amplio. El número de alternativas presentó un óptimo en cuatro opciones y la cantidad de elecciones entre nueve y diez (siendo pequeñas las otras dimensiones del diseño). En resumen, los dos elementos más críticos serían la cantidad de atributos y el número de alternativas.. 19.

(31) Finalmente para la construcción del cuestionario, éste se puede hacer en papel, utilizando algún dispositivo computarizado o mediante internet. Ortúzar y Garrido (1994) recomiendan fuertemente la utilización de un medio computarizado.. 2.3. Caso de Estudio. Como caso de estudio, se trabajará con los reponedores de Homecenter Sodimac, empresa perteneciente al grupo S.A.C.I. Falabella, dedicada a la venta de artículos de hogar y construcción principalmente. Esta empresa cuenta con locales a lo largo de todo Chile, además de inversiones en Perú, Argentina y Colombia; con una venta total de USD 3.500 millones. (SACI Falabella, 2008) En particular, serán de interés los reponedores de los quince locales ubicados en la Región Metropolitana de Chile, los que totalizan una dotación de 201 reponedores para el período de investigación. El detalle de éstos y su ubicación geográfica se entrega en la Tabla 2.1 y Figura 2.1 respectivamente. Tabla 2.1: Dotación de Reponedores por Local en Región Metropolitana. Local. Tipo de Reposición*. Dotación. Homecenter Cerrillos Homecenter Huechuraba Homecenter La Reina Homecenter Las Condes Homecenter Maipú Homecenter Nueva La Florida Homecenter Ñuble Homecenter Ñuñoa La Reina Homecenter Parque Arauco Homecenter Plaza Vespucio Homecenter Puente Alto. Nocturna Nocturna Diurna Nocturna Nocturna Nocturna Nocturna Diurna Nocturna Diurna Diurna. 14 18 10 15 19 14 10 9 22 7 22. 20.

(32) Local. Tipo de Reposición*. Dotación. Homecenter San Miguel Homecenter Estación Central Homecenter El Bosque Homecenter San Bernardo. Nocturna Diurna Diurna Diurna. 13 10 8 10. Total. 201. *Existen algunos locales con reposición mixta, los que presentan una baja dotación de reponedores diurnos. Por simplicidad y optimización de recursos sólo se consideró el principal modo de reposición de cada local.. 21.

(33) Los locales se encuentran distribuidos en prácticamente toda la ciudad, lo que permite suponer una muestra de buen comportamiento.. Figura 2.1: Mapa de Locales Homecenter Sodimac, Región Metropolitana Fuente: ©2009 Google – Datos de mapa ©2009 DMapas/ El Mercurio, Europa Technologies. Direcciones entregadas por Sodimac S.A.. 22.

(34) 3. DISEÑO DEL EXPERIMENTO. 3.1. Entrevistas Preliminares. Como primera aproximación a las variables de interés y con el fin de entender las dinámicas, procedimientos y estructuras de los reponedores, se realizó una serie de visitas a los locales en que se entrevistó a personal del área de operaciones, recursos humanos, encargados de reposición y reponedores tanto de régimen diurno como nocturno. Los principales elementos de interés obtenidos en dichas visitas se presentan a continuación; el detalle de éstas se entrega en el Anexo A. . Dependiendo del local, se emplea reposición diurna, nocturna o mixta.. . La mayor venta de los locales está concentrada en días sábados y domingos.. . Las labores nocturnas de la empresa sólo contemplan reposición.. . No existe rotación alguna de horarios, i.e. un reponedor nocturno siempre trabaja de noche.. . La única diferencia entre reponedores diurnos y nocturnos es el salario que reciben.. . Existe dificultad en reclutar personal dispuesto a trabajar de noche.. . Hay antecedentes de conflictos en algunos locales por haber pasado de un sistema diurno a uno nocturno de reposición.. . Trabajadores nocturnos declaran no lograr dormir más allá de seis horas al día.. . El contar con un día libre aislado en la semana no es deseado por los reponedores nocturnos, no cumple función de descanso.. . El tener días libres variables por individuo atenta contra la constancia del equipo de trabajo.. 23.

(35) . Reclamos por la calidad de la colación que se entrega en la jornada nocturna.. . La manera de organizarse, así como el ambiente familiar y social en que se desenvuelve el trabajador, tienen gran impacto en su adaptabilidad al trabajo nocturno.. . Alta sensación de pertenencia al equipo de trabajo.. . Prácticamente no existe dotación femenina en reposición, y aún menos si es nocturna.. . Los reponedores diurnos comentan cierta incomodidad en la jornada diurna dada la presencia de clientes, quienes los demandan como vendedores disminuyendo su tiempo útil de reposición.. . Ante una eventual propuesta de rotación de horarios de trabajo, los reponedores; tanto diurnos como nocturnos; manifiestan incomodidad, independiente de la frecuencia de la rotación.. . No existen incentivos directos asociados al trabajo de reposición en general, sólo uno genérico a todo el local según meta de venta.. . Se manifiesta una gran relevancia por contar con días sábados y domingos siempre libres.. . Algunos trabajadores se declaran desgastados por el trabajo nocturno, pero reconocen que ya se han adaptado.. A partir de la información recolectada en las entrevistas preliminares, las recomendaciones de la literatura y la legislación laboral chilena se trabajó en la construcción de distintas propuestas de esquemas de horarios en torno a configuración de días libres, rotación de los horarios de trabajo y horarios no convencionales.. 24.

(36) 3.2. Grupos Focales. Se llevaron a cabo dos grupos focales con el fin de corroborar las impresiones obtenidas, testear las primeras propuestas de esquemas horarios y orientar los rangos y niveles de variación de las variables de interés. Participaron reponedores diurnos y nocturnos y se les preguntó por: apreciaciones generales de sus esquemas de turno actual, aspectos favorables y desfavorables; una descripción de su turno ideal para trabajar de noche; una descripción del perfil de un trabajador nocturno; comentarios e impresiones de las propuestas pre-elaboradas; y se indagó en torno al incremental de sueldo que debiese conllevar un esquema de horario nocturno en relación a uno diurno. El informe completo de los grupos focales se entrega en el Anexo B. Las propuestas pre-elaboradas presentadas a los reponedores se dividieron en dos grupos: primero, propuestas que variaban la configuración de días libres y días trabajados, y en segundo lugar propuestas que, manteniendo el esquema de días libres, alteraban los horarios de trabajo, incluyendo rotación diurna/nocturna u horarios no convencionales de trabajo. En relación al primer grupo se vio una alta preferencia por sábado y domingo siempre libres; un rechazo a más de cinco noches de trabajo seguidas; una menor valoración de días libres en la semana respecto a los de fin de semana, en especial si los primeros son aislados; y una escasa relevancia a los fines de semana extendidos (esto ocurre cuando se asigna un día libre inmediatamente antes o después de los días libres regulares de fin de semana). En relación al segundo grupo de propuestas, hubo un rechazo generalizado a cualquier tipo de variabilidad de horarios entre los distintos días del mes. La única alternativa que tuvo cierto grado de aceptación fue un esquema de horarios semi-nocturnos en que se trabaja sólo parte de la noche (ya sea al comienzo de la noche o al final), siendo fijo este horario para todo el mes. Dadas estas apreciaciones quedaron descartados del estudio esquemas de rotación semanal, habitual en muchas industrias productivas; esquemas de rotación corta (3 días), 25.

(37) similares a los que utiliza el personal de asistencia médica (por ejemplo enfermeras) y alineados con las recomendaciones de la literatura. Así como también quedaron descartados esquemas de descansos extendidos como los esquemas propios de la industria minera, de diez días consecutivos de trabajo y cuatro de descanso, o algunos más simples en que sólo se traslada un día libre de una semana a otra con el fin de extender el fin de semana. Una conclusión relevante de los grupos focales es el hecho de que el principal beneficio del horario nocturno, por sobre el diurno, es el incremental en sueldo. En cuanto a las desventajas, los reponedores declaran percibir cansancio y agotamiento, el cual es incremental a medida que avanza la semana; tienen problemas para dormir manifestando un promedio de 4 ó 5 hrs diarias y declaran presentar problemas familiares y de pareja dado el escaso del tiempo de convivencia. Existen en este punto excepciones que van de la mano con haber logrado una adaptación de la dinámica familiar a la jornada del reponedor nocturno. Se define un perfil. adecuado de reponedor nocturno. preferentemente hombre, joven (no menor a 20 años), de buena salud, sin hijos viviendo con él y con necesidades económicas.. 3.3. Variables Preliminares del Experimento. Tras las conclusiones entregadas por los grupos focales, se procedió a la selección de las variables, rango de variación y niveles de éstas. Se resolvió presentar cuatro esquemas de horarios, cuatro niveles de incremento de sueldo y dos niveles referentes a la calidad de la colación entregada durante la jornada laboral.. 26.

(38) 3.3.1. Esquemas Horarios. a) NocturnoFijo: Se trabaja de lunes a viernes (día de entrada a trabajar), nueve horas diarias (más una hora de colación). Se respeta el sábado y domingo siempre libre y el horario tipo es de 21:00 a 7:00 hrs o de 21:30 a 7:30 hrs. (Figura 3.1) Este es el horario con el que contaba la mayoría de los locales al momento de la investigación. Algunos estaban en transición de un esquema en que cíclicamente (cada cinco semanas por ejemplo) les correspondía trabajar en día sábado y en compensación se les daba un día libre aislado en la semana. NocturnoFijo Semana 1 2 3 4. Lunes. Martes. Miércoles. Jueves. Viernes. Sábado. Domingo. N N N N. N N N N. N N N N. N N N N. N N N N. L L L L. L L L L. …. 9 Hrs diarias. N: Jornada de Trabajo Nocturna (de 21:00 a 7:00 hrs); L: Día Libre. Esquema actual con el que operan los reponedores nocturnos.. Figura 3.1: Esquema Horario NocturnoFijo. b) DiurnoFijo: Equivalente al esquema NoctunoFijo pero en jornada diurna, el horario habitual es de las 8:00 a las 18:00 hrs con algunas variaciones de 15 ó 30 minutos. (Figura 3.2). 27.

(39) DiurnoFijo Semana 1 2 3 4. Lunes. Martes. Miércoles. Jueves. Viernes. Sábado. Domingo. D D D D. D D D D. D D D D. D D D D. D D D D. L L L L. L L L L. …. 9 Hrs diarias. D: Jornada de Trabajo Diurna (de 8:00 a 18:00 hrs); L: Día Libre. Esquema actual con el que operan los reponedores diurnos.. Figura 3.2: Esquema Horario DiurnoFijo c) SemiNocturno: Esquema en que se plantea trabajar sólo parte de la noche y de ese modo que la persona tenga una vida más similar a la del resto de la sociedad. Se proponen dos modalidades posibles para este esquema en que a cada reponedor se le solicita que elija, previamente a la encuesta, la que más le acomoda. Una alternativa es un horario Tarde-Noche en que se trabaja de 17:30 a 3:30 hrs. (Figura 3.3) y otra opción, es un horario Noche-Mañana en que se trabajaría de 5:30 a 15:30 hrs. (Figura 3.4). Igual que los esquemas anteriores se trabaja de lunes a viernes, nueve horas diarias. La implementación de este sistema implicaría proveer un servicio de transporte “puerta a puerta” para los reponedores en los horarios de cierre y apertura de las respectivas alternativas. Además, existiría la necesidad de cerrar el local por algunas horas, lo cual en principio no sería una limitante.. 28.

(40) SemiNocturno_Noche Semana 1 2 3 4. Lunes. Martes. Miércoles. Jueves. Viernes. Sábado. Domingo. 17:30 3:30 17:30 3:30 17:30 3:30. 17:30 3:30 17:30 3:30 17:30 3:30. 17:30 3:30 17:30 3:30 17:30 3:30. 17:30 3:30 17:30 3:30 17:30 3:30. 17:30 3:30 17:30 3:30 17:30 3:30. 17:30 3:30. 17:30 3:30. 17:30 3:30. 17:30 3:30. 17:30 3:30. L L L L. L L L L. …. 9 Hrs diarias. Jornada de trabajo en el horario especificado, de 17:30 a 3:30 hrs; L: Día Libre. Esquema nuevo en que se propone trabajar sólo parte de la noche, en esta modalidad Tarde-Noche. Se ofrece, por parte de la empresa, un servicio de transporte “puerta a puerta” para el horario de salida, 3:30 hrs.. Figura 3.3: Esquema de Horario SemiNocturno. Modalidad TardeNoche SemiNocturno_Mañana Semana 1 2 3 5. Lunes. Martes. Miércoles. Jueves. Viernes. Sábado. Domingo. 5:30 15:30 5:30 15:30 5:30 15:30. 5:30 15:30 5:30 15:30 5:30 15:30. 5:30 15:30 5:30 15:30 5:30 15:30. 5:30 15:30 5:30 15:30 5:30 15:30. 5:30 15:30 5:30 15:30 5:30 15:30. 5:30 15:30. 5:30 15:30. 5:30 15:30. 5:30 15:30. 5:30 15:30. L L L L. L L L L. …. 9 Hrs diarias. Jornada de trabajo en el horario especificado, de 5:30 a 15:30 hrs; L: Día Libre. Esquema nuevo en que se propone trabajar sólo parte de la noche, en esta modalidad Noche-Mañana. Se ofrece, por parte de la empresa, un servicio de transporte “puerta a puerta” para el horario de entrada, 5:30 hrs.. Figura 3.4: Esquema de Horario SemiNocturno. Modalidad NocheMañana. 29.

(41) d) MásHrsMásDíasLibres: En este esquema se trabaja una hora más diaria, manteniendo un promedio de cuarenta y cinco horas de trabajo semanal. Sin embargo, en algunas semanas se trabaja un poco más y en otras un poco menos, pero siempre se trabaja ciento ochenta horas en cuatro semanas consecutivas (Figura 3.5). Se respeta el domingo siempre libre y en compensación por la hora adicional se tienen dos días libres más al mes, quedando un esquema en que se trabaja de lunes a sábado la primera semana; miércoles a sábado la segunda; lunes, martes, viernes y sábado la tercera y lunes a jueves la cuarta; repitiéndose el ciclo. Se destaca en este esquema el que existen dos fines de semana extendidos al mes, los días libres en la semana no son aislados y que, para utilidad de la empresa, se tiene reponedores en días sábados, lo cual es muy beneficioso dada la alta venta que se presenta en días domingos. MásHrsMásDíasLibres Semana 1 2 3 4. Lunes. Martes. Miércoles. Jueves. Viernes. Sábado. Domingo. N L N N. N L N N. N N L N. N N L N. N N N L. N N N L. L L L L. …. 10 Hrs diarias. N: Jornada de Trabajo Nocturna de 10 horas (de 21:00 a 8:00 hrs); L: Día Libre. Esquema nuevo en que se trabaja una hora más al día y en compensación se tienen más días libres al mes, se mantienen 45 horas de trabajo semanal, pero en promedio mensual (primera semana 60 y las tres restantes 40). En contraste con el esquema NocturnoFijo (Figura 3.1), se tienen dos fines de semana extendidos de tres días, se trabaja los días sábados y hay días libres en la semana, los cuales no son nunca aislados.. Figura 3.5: Esquema de Horario MásHrsMásDíasLibres.. 30.

(42) 3.3.2. Incremento de Sueldo. En relación al incremento de sueldo, se tiene como aprendizaje del grupo focal que, a los reponedores les es más fácil evaluar el beneficio de un monto fijo, en lugar de un porcentaje, adicional a su sueldo actual. Además, se consideró el antecedente de que anteriormente en la empresa no existía el rol de reponedor nocturno y se daba un bono mensual de $80.000 pesos a quien trabajara de noche; en ese entonces “todos querían trabajar de noche” (el sueldo típico de un reponedor diurno está entre los $180.000 y $200.000 pesos). Dado lo anterior se definió preliminarmente cuatro niveles de variación fijados en $0, $25.000, $50.000 y $75.000 pesos. 3.3.3. Calidad de Colación. a) Regular: Se entiende por calidad de colación Regular aquélla que no está fresca, es decir ha sido preparada con anterioridad y es recalentada. Es la que en la actualidad reciben los reponedores nocturnos y que manifiestan como un aspecto negativo de su trabajo. b) Buena: Una colación de calidad Buena es aquella que ha sido preparada en el momento, similar a la situación actual de los trabajadores diurnos. 3.3.4. Signos Esperados. Como hipótesis preliminar, se plantea un cierto comportamiento de las variables seleccionadas en relación a su impacto en la función de utilidad de cada individuo (Tabla 3.1). Dado el problema de identificabilidad de las constantes modales que se produce en los modelos logit (ver Ortúzar, 2000), se define al esquema DiurnoFijo como modo de referencia, quedando el resto de los esquemas en relación a este último.. 31.

(43) Se espera que cualquier esquema que implique horarios de trabajo en horario nocturno sea peor percibido que uno que sea íntegramente diurno. Se espera también que una mejor calidad de colación y un mayor sueldo tengan un efecto positivo para el individuo. Dentro de los esquemas propuestos se espera que el SemiNocturno sea mejor percibido que el NocturnoFijo y que el MásHrsMásDíasLibres, peor que este último. Tabla 3.1: Signos Esperados de Atributos Seleccionados para el Modelo Atributo. Valores. Signo Esperado. Esquema NocturnoFijo. 1 si corresponde; 0 si no. Negativo. Esquema DiurnoFijo*. 1 si corresponde; 0 si no. -. Esquema SemiNocturno. 1 si corresponde; 0 si no. (“Menos”) Negativo. Esquema MásHrsMásDíasLibres. 1 si corresponde; 0 si no. (“Más”) Negativo. Incremento de Sueldo. $0; $25M; $50M; $75M. Positivo. 1 Buena; 0 Regular. Positivo. Calidad de Colación. *Esquema de referencia; el resto queda en relación a éste. Las variables asociadas a los esquemas son excluyentes entre sí. Se espera que las modalidades del esquema SemiNocturno sean mejor percibidas que las del NocturnoFijo y este último a su vez mejor percibido que el MásHrsMásDíasLibres.. 3.4. Primera Encuesta Piloto. Debido a la necesidad tanto práctica, de probar la encuesta a realizar; como teórica, de obtener parámetros a priori para los distintos atributos (dada la metodología de diseños eficientes); se realizó una encuesta piloto con los reponedores de dos locales de la empresa, uno con régimen diurno y el otro con régimen nocturno de reposición. 3.4.1. Modelación y Valores Supuestos a Priori. Como se expuso en la sección 2.2.2, la metodología de diseño eficiente de preferencias declaradas requiere información a priori acerca de la forma funcional de la función de 32.

Show more

Nuevo documento

Para apuntar al cumplimiento de estándares educativos formulados por el Ministerio de Educación, a las metas curriculares de la institución educativa, a los fines de la docente y a la

El tercer capítulo, Proceso de lectura literaria en el aula: un camino a la construcción de la experiencia estética, se refiere a la descripción detallada de las actividades con

CAPÍTULO III: PRÁCTICAS DE LECTURA LITERARIA EN LA ESCUELA COLOMBIANA En este capítulo presentamos algunas experiencias de aula que ilustran el trabajo desarrollado con la lectura

El análisis e interpretación de las baterías o test psicológicas aplicado a los estudiantes de la Unidad Educativa Chillanes demostraron que el 60% de estudiantes presentan impulsividad

Igualmente, se diseñó una estrategia didáctica basada en textos e imágenes con el objetivo de mejorar el nivel de comprensión lectora inferencial La estrategia se compuso de 18 unidades

Interpretación: Luego de realizada la tabulación respectiva se puede notar que el apego seguro está muy relacionado con la autoestima elevada, debido a que un buen apego en la infancia

Un ejemplo de lo anterior se evidencia en el Plan Distrital de Lectura y Escritura, “Leer es Volar”, cuyo objetivo es garantizar el acceso de todos los habitantes de Bogotá a la cultura

INTRODUCCIÓN El presente trabajo de investigación sobre ¨La Tolerancia a la Frustración y las Distorsiones Cognitivas en los Estudiantes con Consumo de Alcohol de Segundo año de

Título: Lectura literaria: aportes para una didáctica de la literatura Resumen Puntos de Breve síntesis del documento convergencia con mi en la que se presente el Datos investigación

Dentro de los avances de investigación realizadas desde el énfasis Escenarios Educativos en esta misma fundación y en aras de hacer aportes al área de prácticas, en los tres últimos