«SINDROME DEL PENE ABURRIDO»

12  12  Descargar (0)

Texto completo

(1)

«SINDROME DEL

PENE ABURRIDO»

(2)
(3)

GABRIEL GUTIERREZ GIRALDO

SINDROME DEL

PENE ABURRIDO

TODO SOBRE LA IMPONTENCIA O DISFUNCION ERECTIL

SIC Editorial ltd. Bucaramanga 1999.

(4)

PRIMERA EDICION

Diciembre de 1999

DIAGRAMACIÓN E IMPRESIÓN (Sic) Editorial Ltda.

Centro Empresarial Chicamocha Of. 303 Sur Telef: (97) 6343558 - Fax (97) 6455869

Bucaramanga - Colombia

ISBN: 958-8108-12-8

Prohibida la reproducción parcial o total de esta obra, por cualquier medio, sin autorización escrita del autor

Impreso en Colombia

Nota del Editor

(5)

CONTENIDO

IMPOTENCIA O DISFUNCION ERECTIL ... 9 CALAMIDADES DE LA IMPOTENCIA O DISFUNCION ERECTIL ... 10 QUE ES LA IMPOTENCIA O DISFUNCION ERECTIL? ... 11 QUE NO ES IMPOTENCIA O DISFUNCION ERECTIL?. ... 13 CAUSAS DE LA IMPOTENCIA O DISFUNCION ERECTIL ... 15 IMPOTENCIA O DISFUNCION

ERECTIL DE TIPO ORGANICO ... 16 IMPOTENCIA O DISFUNCION

ERECTIL DE ORIGEN PSICOLOGICO... 19 MANERAS D E LLEGAR A SER IMPOTENTE ... 32 TRATAMIENTO DE LA IMPOTENCIA O

DISFUNCION ERECTIL ... 41 ANTE LA IMPOTENCIA O DISFUNCION ERECTIL, QUE HACER?. ... 42 LA MUJER ANTE LA IMPOTENCIA O

DISFUNCION ERECTIL DE SU MARIDO ... 47 LA POTENCIA SEXUAL A LOS

CUARENTA AÑOS ... 50 IMPOTENCIA O DESAMOR:

(6)
(7)

9

IMPOTENCIA O DISFUNCION ERECTIL

Se tienen pocos datos sobre la impotencia o

disfunción eréctil, pero es un problema que crece

en nuestra sociedad. El hombre, generalmente, lo calla. Acaso, lo padece y lo sufre también en silencio su propia mujer; pero la realidad es que el tratamiento de cualquier impotencia o disfunción

eréctil, puede depender de soluciones muy simples,

que evitarían muchos conflictos en la pareja. Con la intención de evitar problemas, quizá de aliviar alguna situación de culpabilidad y, sobre todo, de remediar, queremos abordar este tema. Las respuestas, tratan de ser prácticas y de orientar, persiguiendo así una mejor y más completa convivencia en la pareja.

Su lectura está recomendada tanto al hombre como a la mujer, y tanto al hombre que haya conocido la amenaza de algún tipo de impotencia o disfunción

eréctil, por leve que sea, como también al que jamás

sospecha que un día se le pueda presentar. La mujer tiene que representar un importante papel en el remedio de toda impotencia o disfunción eréctil

masculina, sobre todo si con él es la protagonista del amor. Confiamos en que en esta monografía, como en las que vendrán, no quede ninguna pregunta, ninguna duda, sin responder.

(8)

10

CALAMIDADES DE LA IMPOTENCIA O

DISFUNCION ERECTIL

En algún caso, sin duda, la impotencia o disfunción

eréctil, puede suponer un verdadero drama para

una pareja. Pero esto ha de ser algo excepcional, porque, la impotencia o disfunción eréctiltotal o

absoluta, apenas se da.

Sin embargo, hay que reconocer y anotar, que sí es un hecho más corriente del que nos imaginamos la

impotencia o disfución eréctilparcial u ocasional,

y que miles de hombres viven en algún momento de su vida sexual, alguna forma de impotencia o

disfunción eréctil.

Cuando el hombre le sobresalta alguna de estas formas de impotencia o disfunción eréctil, pueden ocurrir dos cosas: o no le concede importancia y su problema tienda a progresar, o, por el contrario, una deficiencia leve la problematice exageradamente con una consecuencia fatal. El hecho aún más claro es que, cualquier tipo de

impotencia o disfunción eréctil, por ligera que sea,

y por culpa de los silencios que el hombre se impone a sí mismo ante este tema, puede ser causa, (y con frecuencia lo es), de pequeños dramas o calamidades que atormentan a una pareja, o dificultan su convivencia.

El tema lo abordamos con verdadera amplitud, para poder ofrecer todo tipo de respuestas, siempre

(9)

11

desde un ángulo práctico y también optimista. Se sabe que al hombre le aterra y le averguenza confesar su impotencia o disfunción eréctil, por leve que sea; sin embargo, y pese a la falta de datos generales y estadísticos, se sabe también que una situación de impotencia o disfunción eréctil, es un caso muy general y las calamidades que crea cualquier impotencia o disfunción eréctil, se pueden evitar.

QUE ES LA IMPOTENCIA O

DISFUNCION ERECTIL?

La impotencia o disfunción eréctil sexual masculina,

es un hecho que se da. Sin embargo, se usa y se abusa de este término la mayoría de las veces sin especificar. Qué es exactamente la impotencia o

disfunción eréctil?.

Existen dos clases de impotencia o disfunción

eréctil, que pueden acercarnos a comprender mejor

este fenómeno. La primera es la denominada

impotencia o disfunción eréctil total o absoluta.

La segunda es la impotencia o disfunción eréctil

parcial o relativa.

Es muy difícil, por no decir imposible, hablar en términos absolutos sobre la impotencia o

disfunción eréctil. De ahí la afirmación muy común

(10)

12

disfunción eréctiltotal, no pase de ser un mito, o,

si se quiere, una palabra vacía. Convendría más bien, pues, hablar de insatisfacciones o insuficiencias sexuales.

Con estas reservas, vamos a tratar de comprender qué es la impotencia o disfunción eréctil masculina. En primer lugar, la denominada impotencia o

disfunción eréctil absoluta, consiste en la total y

absoluta falta de erección del pene o la imposibilidad de llegar a ella. Ya hemos dicho que esta clase de impotencia o disfunción eréctil, es muy rara que se dé, a no ser por ciertas causas de carácter orgánico, o ciertos conflictos psicológicos profundos. Generalmente, un hombre normal y sano, está apto para la erección.

La impotencia o disfunción eréctil relativa, consiste

en la erección rara o poco duradera, o inapropiada y con falta de intensidad. O solo en determinadas ocasiones.

Por lo que aquí se refiere, hablaremos más bien de la más común, la impotencia o disfunción eréctil

relativa. Pero no se olvide que, a pesar de la rareza

de la impotencia o disfunción eréctilabsoluta, se dan casos, en los que los conflictos siguen y terminan por convertir la impotencia o disfunción

eréctilrelativa en absoluta. O, si se prefiere, para

evitar el término terrible de absoluta, en una

impotencia o disfunción eréctil instalada y

(11)

13

A parte de estas dos clases de impotencia o

disfunción eréctil, se dan frecuentemente los casos

de dificultad concreta y anecdótica, -en un determinado momento, con una determinada mujer, etc.-, en los que la capacidad de erección se siente como disminuida. Casos en que las cosas no marchan tan bien como de costumbre. Situaciones en las que existen ciertas dificultades, sin que éstos sean casos de impotencia o disfunción eréctil, pero que pueden hacer pensar en ella.

Las preocupaciones que estas dificultades suelen producir, pueden acentuar más el miedo. Del miedo, puede pasarse a la obsesión. Y la obsesión, es, -lo sabemos muy bien todos-, la madre de impotencias

o disfunciones eréctiles masculinas.

QUE NO ES IMPOTENCIA O

DISFUNCION ERECTIL?.

No hay que confundir la impotencia o disfunción

eréctil, con la eyaculación precoz. Esta, consiste

en la rapidez de la eyaculación y del orgasmo, y aquella radica en la erección. Aunque las dos sean insuficiencias sexuales masculinas parecidas. No hay que confundir, tampoco, la impotencia o

disfunción eréctil, con la falta de eyaculación. Puede

darse una erección perfecta, estable y duradera, con orgasmo y placer, sin que haya eyaculación o expulsión de esperma. Algunas personas son de

(12)

14

esta constitución. Y no pueden ser llamadas

impotentes.

Tampoco, hay que confundir la impotencia o

disfunción eréctil, con la fertilidad. Esta depende

del semen y de los espermatozoides que en él se encuentran. Aquélla, -ya lo hemos dicho-, radica en la erección. Un hombre puede ser estéril o infecundo y eso no quiere decir que sea impotente. Y, al revés, un hombre puede ser impotente y ser, sin embargo, fecundo. Son dos cosas distintas. Otro punto de confusión es la llamada «virilidad

condicionada». Se dan casos de fetichismo muy

condicionantes para la relación sexual por parte del hombre. Modos, posturas, atuendos, circunstancias, etc., que si no se dan provocan una imposibilidad para la relación sexual. Pueden ser considerados como impotencias especiales. Pero, en realidad, pertenecen a otro campo. No son, pues, estrictamente hablando, problemas de impotencia. El término de impotencia o disfunción eréctil, concluyendo, hay que aplicarlo a la falta de erección. No obstante, bien puede verse aquí la ambiguedad y pobreza del término. A falta de otro, nosotros seguimos empleándolo. Quede, sin embargo, esto claro.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :