ES U A45C 13/10. Número de publicación: REGISTRO DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL. Número de solicitud: U

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

k

19 REGISTRO DE LA

PROPIEDAD INDUSTRIAL

ESPA ˜NA

N´umero de publicaci´on:

1 001 176

k 21umero de solicitud:

U 8601615

k 51Int. Cl.4:

E05B 15/06

A45C 13/10

k

12

SOLICITUD DE MODELO DE UTILIDAD

U

k

22Fecha de presentaci´on: 15.12.86 k

71 Solicitante/s: Cristina Colomer Kammuller

Doctor Carulla, 31 08017 Barcelona, ES

k

43Fecha de publicaci´on de la solicitud: 16.04.88 k

72 Inventor/es: Colomer Kammuller, Cristina

k

74 Agente: Gonz´alez Mart´ın, Luis Aurelio

k

54 T´ıtulo: Cerradura blindada empotrable en maletas, maletines y similares.

ES

1

001

176

(2)

DESCRIPCION

Cerradura blindada empotrable en maletas, maletines y similares.

Este tipo de cerraduras, por lo general consta de una pluralidad de ruedecillas que rigen los

movimientos de diversos casquillos cuya posici´on

determina la posibilidad de abrir o no la cerra-dura; tales cerraduras son denominadas de

com-binaci´on.

Por otra parte existen las ya muy conocidas cerraduras de llave, e incluso las cerraduras que

incorporan el sistema de llave y el de combinaci´on

al tiempo.

Todos estos sistemas constan de un meca-nismo mas o menos complejo de bloqueo, y de un

pestillo sobre el que act´ua un gancho de manera

que al trasladar dicho pestillo longitudinalmente,

el gancho queda libre pudi´endose entonces abrir

la maleta o malet´ın.

Pues bien, hasta la fecha, estas cerraduras pre-sentaban una serie de inconvenientes, que han motivado un completo estudio con la finalidad de

suprimir al m´aximo tales defectos.

En principio estas cerraduras ten´ıan que ser instaladas manualmente una a una, lo cual supone

una velocidad de producci´on muy baja y por lo

tanto poco rentable.

Estas cerraduras eran instaladas o bien con

re-maches, lo cual quedaba realmente antiest´etico, o

bien mediante pesta˜nas lisas que presentaban el

inconveniente de su poca rigidez lo cual provocaba en multitud de ocasiones su doblado defectuoso.

A la vez, estas cerraduras equipadas con pesta˜nas

de sujeci´on, ten´ıan que ser ineludiblemente

asis-tidas por un marco de apoyo, ya que la caja pro-tectora del mecanismo dejaba al descubierto el pestillo, por lo tanto, la abertura preparada para albergar la cerradura en el malet´ın, era ostensi-blemente mayor que dicha caja, con lo cual, las

pesta˜nas, que son soldadas a la misma, no pod´ıan

apoyarse con seguridad en el borde de dicha aber-tura si no era con la ineludible ayuda de una pieza intermediaria en forma de marco que cubriese los

espacios donde las pesta˜nas no pod´ıan llegar,

pro-porcionando as´ı un apoyo suplementario.

Por otra parte, si las pesta˜nas se soldasen a la

cara posterior de la placa portadora de los distin-tos mandos de accionamiento, con el fin de poder abarcar con facilidad todo el per´ımetro de la

aber-tura, ´estas no recibir´ıan el apoyo lateral de la caja,

con lo cual resultar´ıan extraordinariamente

ende-bles, desencaj´andose la cerradura de su asiento a

poco que fuese forzada.

Otro inconveniente que implica el quedar al descubierto el pestillo, es la posibilidad de que cualquier pieza de tela o astilla del propio ma-let´ın, que hubiesen quedado sueltas al instalar la cerradura, atasquen dicho pestillo bloqueando as´ı todo el mecanismo de apertura.

Tales inconvenientes han motivado un remo-delaje de estos antiguos sistemas del cual es fruto

5 10 15 20 25 30 35 40 45 50 55 60

es imposible que ´este quedase atascado por las

pe-que˜nas piezas de tela y astillas que puedan

presen-tar los asientos para la cerradura de los maletines, maletas, etc.

En segundo lugar, como la caja blindada cu-bre todo el mecanismo de cierre, inclu´ıdo el

pes-tillo, ´esta ocupa todo el volumen del asiento para

la cerradura previsto en el malet´ın no haciendo falta entonces ninguna pieza suplementaria para

su correcto anclaje ya que las pesta˜nas se

adap-tan perfectamente al contorno de la abertura del asiento, recibiendo en todo momento el apoyo la-teral de la caja blindada.

En tercer lugar, las pesta˜nas soldadas a la caja

blindada presentan un nervio longitudinal que les proporciona mayor rigidez as´ı como una pronun-ciada punta, lo cual les permite traspasar per-fectamente el material de forrado del malet´ın, y

en el caso de las pesta˜nas de anclaje del gancho

de sujeci´on, incluso atravesar la l´amina de

ma-dera, aluminio o cualquier otro material con el que se fabrique el cuerpo o estructura del malet´ın. Esto permite que las cerraduras puedan ser

insta-ladas autom´aticamente mediante una matriz

do-ble, quedando entonces las piezas perfectamente encaradas la una contra la otra de manera

mu-cho m´as precisa que con el procedimiento manual

empleado hasta entonces.

Con objeto de ilustrar cuanto hasta ahora

he-mos expuesto, se acompa˜na a la presente

memo-ria descriptiva formando parte integrante de la misma, una hoja de dibujos, en la cual se ha

re-presentado, de forma simplificada y esquem´atica,

un ejemplo de fabricaci´on, ´unicamente ilustrativo

y no limitativo de las posibilidades pr´acticas de

realizaci´on.

En la figura 1 se ha representado una vista

late-ral de la invenci´on.

En la figura 2 se ha representado una vista

fron-tal de la invenci´on.

En la figura 3 se ha representado una vista de la

parte inferior de la invenci´on.

La invenci´on, consta de una caja (1) que

pro-tege el mecanismo de bloqueo as´ı como el pestillo,

y que se ajusta a la parte inferior de una car´atula

(2) en la cual se sit´uan los distintos mandos de

ac-cionamiento, de manera que la caja queda total-mente cerrada no pudiendo entrar en su interior ni astillas ni trozos de tela que pudiesen atascar los mecanismos internos.

En los laterales de esta caja se sit´uan dos

pesta˜nas (3) terminadas en punta (4) y reforzadas

con un nervio longitudinal (5). Igualmente el

gan-cho (6) dispone de otras dos pesta˜nas (7) acabas

en punta y reforzadas con un nervio longitudinal (8) de manera que con una doble matriz pueden ser colocadas ambas piezas a la vez, y perfecta-mente encaradas la una con la otra ya que dichas

(3)

Hecha la descripci´on a que se refiere la me-moria que antecede, es preciso insistir en que los

detalles de realizaci´on de la idea expuesta, pueden

variar, es decir, que pueden sufrir peque˜nas

alte-raciones, basadas siempre en los principios fun-damentales de la idea, que son en esencia los que

quedan reflejados en los p´arrafos de la descripci´on

hecha.

En efecto, en la vigente ley de patentes se esta-blece como no patentables, los cambios de forma, dimensiones, proporciones y materias de un

ob-5 10 15 20 25 30 35 40 45 50 55 60 65

jeto ya patentado, fijando as´ı el criterio del le-gislador en el sentido de que patentada una idea

que pueda dar lugar a una realidad pr´actica e

in-dustrializable, nadie podr´a apoyarse en ella para,

a pretexto de haber introducido ligeras modifica-ciones, presentarla como nueva y propia.

Establecido el concepto expresado, en cuanto

a la amplitud que debe darse a la protecci´on

soli-citada, se redacta a continuaci´on la Nota de

Rei-vindicaciones, sintetizando as´ı las novedades que se desea reivindicar.

(4)

REIVINDICACIONES

1. Cerradura blindada empotrable en

male-tas, maletines y similares, caracterizada

esen-cialmente por constar de una caja que cubre el mecanismo de bloqueo y el pestillo, situada en la

parte inferior de una car´atula en la que se

dispo-nen los mandos de accionamiento de la cerradura. 2. Cerradura blindada empotrable en

male-tas, maletines y similares, seg´un reivindicaci´on

anterior,caracterizadaesencialmente porque en

los laterales de la caja protectora se sit´uan dos

pesta˜nas terminadas en una punta pronunciada

5 10 15 20 25 30 35 40 45 50 55 60

y reforzadas por un nervio longitudinal en cada caso.

3. Cerradura blindada empotrable en

male-tas, maletines y similares, seg´un reivindicaci´on n◦

1,caracterizada esencialmente porque el pesti-llo inmoviliza a un gancho cuya base de anclaje

tambi´en se ha dotado con dos pesta˜nas

termina-das en punta y reforzatermina-das con un nervio longitudi-nal, con el fin de poder colocar toda la cerradura

de forma autom´atica con una matriz doble.

4. Cerradura blindada empotrable en maletas, maletines y similares.

(5)

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :