BRICOLAJE - CONSTRUCCIÓN - DECORACIÓN - JARDINERÍA. Calderas de gasoil: elementos de seguridad, chimeneas, depósitos y mantenimento

Texto completo

(1)

Calderas de gasoil:

elementos de seguridad, chimeneas, depósitos

y mantenimento

BRICOLAJE - CONSTRUCCIÓN - DECORACIÓN - JARDINERÍA

w w w . l e r o y m e r l i n . e s

(2)

Elementos de seguridad 1

Todas las calderas de gasoil deben llevar unos elementos de seguridad que garantizan su funcionamiento y que son los siguientes:

• Termómetro

Mide la temperatura de salida de agua caliente para calefacción.

• Medidor de presión

Controla el correcto funcionamiento de la caldera frente a posibles roturas, fugas u obturaciones del circuito.

Cada caldera trabaja a una presión determinada. Generalmente, entre 0.8 y 1.2 kg/cm2.

• Regulador/limitador de temperatura Te permite seleccionar la temperatura de la caldera y regularla en función de tus necesidades.

Estos tres elementos normalmente están situados en la consola principal de la caldera para facilitar su manejo y utilización.

• Vaso de expansión

Dispositivo encargado de soportar las variaciones de presión producidas por el aumento de la temperatura, protege el circuito de roturas o fisuras por sobrepresión.

Se suele instalar en la parte posterior de la caldera, de forma que esté accesible para realizar el mantenimiento.

• Válvula de seguridad por sobrepresión

Mecanismo que permite la descarga de agua siempre que la presión sea superior a la de trabajo de la caldera.

Algunas calderas vienen taradas a un máximo de 3 kg/cm2. Si por cualquier causa la presión del circuito de tu calefacción supera este máximo, u otro establecido por el fabricante, la válvula se encargará de expulsar la suficiente cantidad de agua y garantizar una presión de trabajo adecuada.

Es recomendable incluir un sistema de evacuación mediante tuberías o canalizaciones adecuadas en un lugar visible.

C O N S E J O

(3)

El gasoil es un combustible líquido derivado del petróleo que, frente a otros combustibles tradicionales, reduce las emisiones contaminantes y mejora el rendimiento de los aparatos de calefacción.

Al ser inflamable, su uso y almacenaje se controla por una estricta normativa. De acuerdo con ella, cualquier instalación de elementos que utilicen gasoil como combustible, debe acompañarse de un proyecto y permiso del Ministerio de Industria.

A T E N C I Ó N

A continuación te describimos los dos tipos de calderas que puedes encontrar. La principal diferencia entre ellas se basa en la entrada de aire y la expulsión de los gases.

2 Tipos de calderas de gasoil y chimeneas

• Calderas abiertas o de tiro natural

Toman el aire necesario para la combustión del propio local donde están instaladas y expulsan los gases al exterior por un tubo de evacuación que aprovecha el efecto chimenea (tiro natural).

Por motivos de seguridad, es muy importante garantizar el tiro de la chimenea para evitar el retroceso de los humos hacia la propia caldera y, por tanto, al interior de la vivienda.

No se puede cubrir con ningún objeto y, además, hay que respetar unas medidas mínimas de perímetro libre de objetos alrededor de la caldera. Este tipo de calderas están más bien pensadas, hoy día, para su instalación en casetas exteriores o en lugares donde no se desarrollen actividades.

Disponen de un ventilador que recoge del exterior el aire que utilizan para la combustión y envía los gases de combustión al exterior. La circulación del aire y de los gases se canaliza a través de dos conductos aislados, uno de aspiración y otro de expulsión, que suelen ser concéntricos y que se encuentran en la misma chimenea. Estas chimeneas son especiales y deben contar con

• Calderas estancas

(4)

Estas calderas ofrecen mayor seguridad, puesto que el circuito de combustión no tiene comunicación alguna con la atmósfera del local donde están instaladas. Debido a ello, las calderas estancas no tienen limitaciones de ubicación y se pueden tapar u ocultar.

Sea cual sea el tipo de caldera que elijas, la instalación la debe realizar un instalador autorizado, que disponga de carné de instalador y que firme el boletín de la caldera.

A T E N C I Ó N

• Chimeneas

En ambos tipos de calderas, la salida de humos debe acometerse de tal forma que garantice un tiro ininte- rrumpido. Así, por ejemplo, en una vivienda independiente la salida de humos tiene que superar el punto más alto del tejado.

Para una caldera estanca es necesario instalar una chimenea especial con retorno. En el resto de las calderas, conviene seleccionar una chimenea de acero inoxidable de doble pared, que permite un mejor aislamiento y evita las condensaciones. Estas condensaciones son muy corrosivas y dificultan el tiro, lo que provoca además una pérdida de eficacia en el funcionamiento de la caldera.

La pieza de arranque de la chimenea debe ser una "T"

con una tapa inferior. De esta forma, la chimenea se puede deshollinar quitando la tapa sin peligro de obstruir los quemadores de la caldera al hacerlo.

La pieza de remate de la chimenea es una corona que evita la entrada de agua. Si quieres conocer el paso a paso de la instalación de estas chimeneas, consulta la ficha proyecto “Instalar estufas e inserts”.

Para la instalación del depósito debes tener en cuenta dos aspectos: su calidad y capacidad y, una vez que determines su tamaño, el lugar en el que lo vas a instalar.

3 Tipos de depósitos y lugar

de instalación

(5)

Lo que diferencia a los distintos depósitos para gasoil es el material en el que están fabricados y que dispongan o no de doble pared.

Todos deben llevar una tubería de ventilación de un mínimo de 25 mm, siempre que la capacidad del depósito sea menor de 3.000 litros.

La normativa permite su instalación tanto en exterior como en interior.

A la hora de adquirirlo es importante que elijas siempre uno homologado ya que, de lo contrario, tienes que tramitar su homologación. Si el depósito no es de doble pared, debes comprar también un cubeto, que es una especie de balsa que lo rodea y que sirve para paliar los efectos de una rotura accidental del depósito. Este cubeto también puedes construirlo de obra aplicándole un aislamiento especial para hidrocarburos.

Estos son los materiales más habituales en los que están fabricados los depósitos:

A. TIPOS DE DEPÓSITOS

• Chapa de acero

De pared simple o doble, son muy resistentes pero pesan mucho y son poco manejables. Se pueden adquirir bajo pedido en medidas especiales.

Los depósitos fabricados con este material ofrecen resistencia y rigidez. Su ligereza y economía hace que sean los más solicitados. Se fabrican en varias medidas estándar.

• Polietileno de alta densidad (HDPE)

• Plástico reforzado con fibra de vidrio

O con otros materiales que garantizan su estanqueidad. Estos depósitos suelen ser los de precio más elevado.

(6)

Por lo que respecta a su conexión con la caldera de gasoil, la tubería debe ser de fundición dúctil: acero, cobre, plástico u otros materiales adecuados para la conducción de productos derivados del petróleo.

Especifica cuando la compres que es para ese fin.

Instalar el depósito en el exterior supone aprovechar mejor el espacio en casa y proporcionarle un lugar suficientemente ventilado. Si además colocas un depósito de gran capacidad, ganas en comodidad porque tendrás que rellenarlo con menos frecuencia.

Existe la posibilidad de enterrar el depósito, pero en ese caso se deben establecer sistemas de detección de fugas.

Si el depósito dispone de patas, puedes apoyarlo directamente sobre el terreno siempre que éste sea firme. En el caso de que el depósito no tenga patas o, aún teniéndolas, el suelo no sea firme, tendrás que construir una bancada de hormigón donde asentarlo debidamente nivelado. Encontrarás los detalles para la construcción de esta bancada en la ficha proyecto

"Instalar barbacoas".

Como norma general, la distancia entre el depósito y cualquier pared o muro no debe ser inferior a 0,50 m. De esta forma podrás acceder sin ningún problema a cualquier punto del depósito.

B. INSTALACIÓN EN EL EXTERIOR

Cuando instales el depósito, asegúrate de que queda perfectamente protegido contra una rotura accidental. Así, por ejemplo, si van a pasar vehículos junto a él construye un murete de protección

C O N S E J O

(7)

Si utilizas tubería de cobre, está establecido que sea de 1 mm de espesor como mínimo. Las conexiones se realizan con los acoples correspondientes al material que estés utilizando. Si utilizas acoples rápidos tienes que comprarlos sin juntas tóricas de goma (ver ficha proyecto "Cómo montar conducciones de agua sin soldadura").

Si entierras las tuberías en lugares de paso debes hacerlo de manera que aguanten cargas. Para ello, sitúa sobre ellas una capa de hormigón acorde con el tipo de tránsito que tenga la zona.

Asegúrate de aislar correctamente las tuberías tanto de la humedad como de las variaciones de temperatura. Si las entierras, protégelas y pon señalizadores por encima de su nivel para localizarlas fácilmente en caso de excavación. No olvides probar su estanqueidad antes de cubrirlas.

Procura que las tuberías tengan el menor número de conexiones en su recorrido pues, a mayor número de uniones, más posibilidades hay de fuga de combustible.

C O N S E J O

La instalación en el interior no se diferencia demasiado de la del exterior. También aquí es necesario que el depósito se asiente sobre una base estable y correctamente nivelada.

Si el depósito no dispone de doble pared, tienes que dotarlo de un cubeto, o recipiente exterior de recogida, para evitar el riesgo de filtración en caso de derrame. Este recipiente estará constituido por una bandeja de un 10% de la capacidad del depósito, si ésta es inferior a 1.000 litros, o de un cubeto con el 100% de su capacidad si fuera más grande. Si el cubeto está realizado en cualquier material poroso debes aplicarle un impermeabilizante resistente a los hidrocarburos.

La distancia mínima entre el depósito y cualquier pared debe ser de 0.50 m.

Así, podrás acceder sin ningún problema a cualquier parte del mismo.

El depósito se puede instalar junto a la caldera, siempre que se respete 1 m de separación. Si la distancia tiene que ser menor (pero nunca por debajo de 0,50 m) se puede solucionar construyendo una separación con un murete de obra C. INSTALACIÓN EN EL INTERIOR

(8)

Las conexiones con la caldera se realizan de la misma manera que cuando se instala el depósito en el exterior.

Si la capacidad del depósito supera los 3.000 litros, el llenado se efectúa mediante un acople rápido macho-hembra que garantice una trasferencia de combustible estanca y segura.

En depósitos de menor capacidad, esta operación puede realizarse a través de una boca de llenado en la que se introduce la manguera de la cisterna de gasoil. Recuerda que el distribuidor de gasoil comprobará que dispones de la certificación del Ministerio de Industria cada vez que acuda a tu domicilio para rellenar el depósito.

En cuanto al mantenimiento del depósito, se recomienda limpiarlo cuando los sedimentos alcancen una altura de 5 cm o, en su defecto, cada cinco años. También es importante vigilar si se produce algún goteo de gasoil, pues puede indicar que existe una fisura.

D. CARGA Y MANTENIMIENTO

4 Mantenimiento básico de la caldera

Es imprescindible que el propio servicio técnico realice un mantenimiento anual de la caldera. Esto repercute directamente tanto en la seguridad como en el gasto de energía, ya que una caldera con los quemadores sucios puede llegar a consumir el doble de combustible. Este mantenimiento contempla, además de la limpieza de los quemadores, la verificación de los sistemas de la caldera.

Otros aspectos que debes cuidar:

- Limpia el depósito de gasoil una vez cada cinco años o cuando la capa de sedimentos sea mayor de 5 cm.

- Vigila que las uniones de la salida de humos no presenten manchas de hollín. Esto indicaría que hay una fuga.

- Verifica periódicamente la presión de la caldera. De esta forma controlas la cantidad de agua que tiene el circuito de la calefacción.

Purga todos los radiadores hasta obtener una lectura correcta de la presión.

- En las calderas con filtro de aspiración, es recomendable que limpies este filtro cada 6 meses.

- Comprueba el funcionamiento de la válvula de seguridad para que expulse agua y arrastre los sedimentos que puedan taponarla.

(9)

Asegúrate de deshollinar anualmente la chimenea de la caldera, sobre todo es un tubo de acero galvanizado sin aislamiento. El sedimento de alquitrán, bistre, obtura la salida produciendo una mala combustión y es una sustancia inflamable que puede arder descontroladamente.

A T E N C I Ó N

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :