Evaluación de variedades de naranjas para la altillanura colombiana:

17  Download (0)

Full text

(1)

(2) EVALUACIÓN DE VARIEDADES DE NARANJAS PARA LA ALTILLANURA COLOMBIANA AVANCES DE INVESTIGACIÓN Guillermo A. León M.¹ Laura V. Arango W.² Javier Orlando Orduz R.³. Villavicencio, Meta, Colombia. 1. I.A. Especialista en MIP. Investigador Corpoica C.I. la libertad. Líder proyecto de cítricos de la altillanura colombiana. gleon@corpoica.org.co 2. I.A. M. Sc. Recursos genéticos. Investigadora Corpoica, C.I. La Libertad. larango@corpoica.org.co 3. I.A. Ph.D. Fisiología de Cultivos. Investigador Corpoica, C.I. La Libertad. jorduz@corpoica.org.co.

(3) Orduz, R., Javier Orlando; León, Guillermo A.; Arango W., Laura Victoria. / Evaluación de variedades de naranjas para la Altillanura colombiana. Corpoica. 2009. 16 p. Palabras clave: NARANJA DULCE; VARIEDADES; ALTILLANURA-COLOMBIA. Esta publicación es resultado del proyecto “Adaptación y prácticas de manejo de naranjas y limas ácidas para la Altillanura colombiana (fase 2006-2009)”, el cual fue financiado por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural –MADR- y Asohofrucol con recursos del Fondo Nacional de Fomento Hortifrutícola -FNFH-ejecutado por Corpoica en el período 2006 - 2009. PR08100241.. © Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, CORPOICA. CI, La Libertad ISBN: CUI: CA: Boletín Técnico: Primera edición: Tiraje: Edición:. 978-958-740-014-4 335 PR08100241 No. 52 Julio de 2009 500 Ejemplares César Augusto Jaramillo Salazar. Linea de atención al cliente: 018000121515 atencionalcliente@corpoica.org.co www.corpoica.org.co Producción editorial Diagramación, impresión y encuadernación. Tel: 4227356 - Bogotá, D.C. www.produmedios.org Diseño: Diego Villate Impreso en Colombia Printed in Colombia.

(4) EVALUACIÓN DE VARIEDADES DE NARANJAS PARA LA ALTILLANURA COLOMBIANA. CONTENIDO Pág. Presentación....................................................................................................4 Introducción....................................................................................................5 Características de las principales variedades de naranja dulce.......................6 Rendimiento de variedades de naranjas en evaluación................................13 Conclusiones y recomendaciones.................................................................15 Bibliografía....................................................................................................16. 3.

(5) EVALUACIÓN DE VARIEDADES DE NARANJAS PARA LA ALTILLANURA COLOMBIANA. PRESENTACIÓN Dentro de los cítricos, la naranja es la fruta más cultivada tanto en el mercado interno como en el mercado internacional. Se consume directamente como fruta fresca o como jugo de naranja. Otro uso es el de concentrado de jugo de naranja en el cual se destacan dos regiones: Sao Paulo en Brasil y La Florida en Estados Unidos, que ostentan más de 80% de la producción mundial. En Colombia se tienen cinco regiones productoras de naranja que presentan cosechas complementarias y casi la totalidad se utiliza para el consumo de los hogares. El principal limitante que presenta este cultivo en los Llanos Orientales es el escaso número de variedades cultivadas, lo que ocasiona concentración de la cosecha con la consiguiente disminución del precio de la fruta para el agricultor. Corpoica realiza desde 1999 en el Meta, la evaluación de nuevos cultivares de naranja, en los Llanos Orientales en el C.I. La Libertad en Villavicencio y desde el 2003 en la Estación Experimental Taluma en la altillanura plana, ubicada en el eje Puerto López – Puerto Gaitán. Teniendo en cuenta que para la recomendación de nuevas variedades puede llegar a necesitarse más de 12 años, pero con el ánimo de difundir algunos de los logros alcanzados, se pone a disposición de los interesados este documento con el fin de que llene un vacío de información sobre el tema en la región. En el presente documento se presenta información general sobre las variedades de naranjas más cultivadas en las principales regiones citrícolas del mundo, así como los avances obtenidos en la evaluación de variedades en la altillanura colombiana, durante cinco años, con algunas referencias sobre su comportamiento en el piedemonte del Meta con resultados de nueve años.. Jaime Triana Restrepo Director C.I. La Libertad Corpoica. 4.

(6) EVALUACIÓN DE VARIEDADES DE NARANJAS PARA LA ALTILLANURA COLOMBIANA. INTRODUCCIÓN La altillanura colombiana es una región que cuenta con más de 50.000 hectáreas de suelos aptos con grandes posibilidades para el desarrollo de una citricultura tecnificada, contando para ello con ventajas comparativas como el adecuado suministro y distribución de lluvias que permite obtener altas producciones de cítricos sin necesidad de aplicación de riego, del precio de la tierra y suelos profundos de topografía plana que permiten mecanización. La cercanía a Bogotá, principal centro de mercado y consumo de alimentos de Colombia, facilita la comercialización de la fruta. En la actualidad se estima que existen alrededor de 6.500 ha cultivadas con cítricos en los Llanos Orientales, plantadas casi en su totalidad en el piedemonte del departamento del Meta. Teniendo en cuenta el aumento de la población, incrementos en el consumo per cápita, la disminución de la producción en otras regiones de Colombia y las posibilidades de exportación, se calcula que el área con cítricos se puede duplicar en los próximos diez años. Con el mejoramiento vial en la altillanura y el desarrollo empresarial de los últimos años se espera que esta subregión tenga establecidas de 1.000 a 1.500 ha de cítricos para el 2015. Esta área podría producir alrededor de 30.000 toneladas de fruta para el abastecimiento del mercado nacional. Uno de los limitantes para el desarrollo de la citricultura en los Llanos Orientales es el uso de una sola variedad por cada especie cultivada, lo que ocasiona una excesiva concentración de la cosecha; esto es muy grave para la mandarina arrayana, aunque no tanto para la naranja Valencia, la cual puede permanecer en el árbol por varios meses después de su maduración. Desde 1999 Corpoica introdujo materiales de cítricos para evaluar en condiciones del piedemonte llanero en el Centro de Investigación La Libertad en Villavicencio, Meta. Los materiales provinieron de diferentes orígenes: la zona central cafetera, el disponible en fincas de productores de la región y selecciones hechas por los citricultores de las variedades cultivadas (clones regionales). En la actualidad se tienen en evaluación 53 cultivares situados en el C.I. La Libertad. Los mejores materiales se plantaron entre el 2003 y el 2005 en la Estación Experimental Taluma de Corpoica representativa de la altillanura plana colombiana, que se vislumbra como una región con un amplio potencial para el establecimiento de un núcleo productivo citrícola tanto para el mercado interno como el de exportación. Esta última actividad se ha ejecutado con la cofinanciación del Ministerio de Agricultura y del Fondo Nacional de Fomento Hortofrutícola (FNFH), administrado por Asohofrucol. Paralela a asta actividad, Corpoica ha realizado trabajos para el uso de correctivos y fertilización, evaluación de patrones y prácticas de manejo del cultivo, lo que permite ofrecer recomendaciones para la producción de naranja en particular y cítricos en general a los inversionistas interesados en desarrollos citrícolas en la región.. 5.

(7) EVALUACIÓN DE VARIEDADES DE NARANJAS PARA LA ALTILLANURA COLOMBIANA. CARACTERÍSTICAS DE LAS PRINCIPALES VARIEDADES DE NARANJAS DULCES Las naranjas dulces es el grupo cítrico más cultivado en el mundo y tienen su origen, posiblemente, en noreste de la India y China central. Se denominan dulces porque sus frutos tienen en general contenidos de ácidos bajos o moderados y los porcentajes de sólidos solubles tienden a ser altos. Los naranjos dulces proporcionan las mayores producciones entre los cítricos comerciales y comprenden tres grandes grupos: nável, blancas y sanguinas. 1. Grupo nável En Colombia son las llamadas naranjas ombligonas, porque dentro del fruto principal tiende a desarrollarse un segundo fruto muy pequeño y la fruta queda con la apariencia de tener un ombligo. En regiones tropicales se recomienda su cultivo entre los 1200 a 1800 msnm. No se recomienda en el trópico bajo debido a que presentan bajos rendimientos y deficiente calidad de la fruta como se ha comprobado con las introducciones realizadas en la región. Las principales variedades de este grupo son: naranja Washington nável, la naranja Lane late y la naranja valle Washington.. Figura 1. Naranja valle Washington. Árboles de cinco años en la altillanura colombiana. Estación Experimental Taluma, Corpoica, 2009. 2. Grupo blancas En este grupo se encuentra la gran mayoría de las variedades de naranjas. Se destacan Valencia, Salustiana, Pera, Parson Brown, Hamlin y Pinneaple, entre otras. La característica más notable de este grupo de naranjas es la ausencia de ombligo en sus frutos y además, tienen en general una acidez inferior a la de otros grupos de naranja.. 6.

(8) EVALUACIÓN DE VARIEDADES DE NARANJAS PARA LA ALTILLANURA COLOMBIANA. • Naranja Valencia: se identificó en Portugal antes 1865, pero es muy probable que sea se origen chino. Es la naranja dulce tardía más cultivada en las principales regiones citrícolas del mundo. El jugo presenta altos niveles de sólidos solubles totales y buen color. Esta variedad de naranja sirve para su consumo como fruta fresca y también para la agroindustria. El fruto es de tamaño medio a grande, esférico o ligeramente alargado, de color intenso o algo pálido y de corteza espesa pero fina. Es la más sembrada en el piedemonte llanero. En condiciones de la altillanura colombiana se han obtenido excelentes resultados de adaptación de esta variedad, con buen crecimiento y desarrollo en los primeros años y producciones experimentales que superan las 2 toneladas en el cuarto año y las 10 toneladas por hectárea a partir del quinto año.. Figura 2. Naranja Valencia Olinda. Árboles de cinco años en la altillanura colombiana. Estación Experimental Taluma, Corpoica, 2009. Figura 3. Naranja Valencia frost. Árboles de cinco años en la altillanura colombiana. Estación Experimental Taluma, Corpoica,2009. 7.

(9) EVALUACIÓN DE VARIEDADES DE NARANJAS PARA LA ALTILLANURA COLOMBIANA. Existen varios clones de naranja Valencia; Corpoica tiene en evaluación para los Llanos Orientales las valencias Frost, Cutter, Delta, Midknight, Rhode Red y Olinda.. Figura 4. Naranja Valencia clon regional. Producción en la altillanura colombiana. Estación Experimental Taluma, Corpoica, 2008. Árboles de cinco años injertados en Cleopatra.. • Naranja Salustiana: originada probablemente en Valencia, España, por mutación espontánea de la variedad común a finales de la década de 1940. Árbol vigoroso, de tamaño medio a grande y con cierta tendencia a la formación de ramas verticales que lo distinguen de las otras variedades (Agustí, 2003). Es de cosecha tardía que puede mantener frutos maduros en el árbol durante largos períodos sin perder sus cualidades. Sin embargo, presenta años de alternancia en la producción y tamaño pequeño que disminuyen su productividad, con una regular producción promedia pero con buena calidad de la fruta; es de madurez intermedia. Posee un buen comportamiento en la zona central cafetera con altura superior a 1000 msnm. Con la información de diez años obtenida en el C.I. La Libertad de Corpoica, sus rendimientos son inferiores a los clones de Valencia y a otras como Cuban Queen o Pineapple.. Figura 5. Naranja Salustiana. Árboles de cinco años en la altillanura Colombiana. Estación Experimental Taluma, Corpoica, 2009. 8.

(10) EVALUACIÓN DE VARIEDADES DE NARANJAS PARA LA ALTILLANURA COLOMBIANA. • Naranja Parson Brown: se originó en 1856 por la germinación de una semilla, cerca de Webster, Florida, de un fruto que llegó a Savannah, Georgia, desde China. En 1874 se propagó mediante material de injerto del árbol madre y se le dio el nombre de Parson Brown. El árbol es vigoroso, grande y muy productivo. La pulpa y el zumo no están bien coloreados en comparación con variedades más tardías como la Pineapple y la Valencia; no obstante, es dulce, de agradable sabor y contiene mucho jugo.. Figura 6. Naranja Parson Brown. Árboles de cinco años en la altillanura colombiana. Estación Experimental Taluma, Corpoica, 2009. • Naranja pera de río: el origen de esta importante variedad brasileña es desconocido. El árbol es vigoroso, con hábito de crecimiento erecto, grande y muy productivo. El fruto, más pequeño que el de la Valencia, madura antes, por lo que se considera una variedad de cosecha intermedia (Pío et al., 2005). En Sao Paulo (Brasil) esta variedad presenta de tres a cuatro floraciones anuales, lo que garantiza la producción de frutos en todo el año, mientras que en el piedemonte del Meta presenta una floración y cosecha principal. Es la variedad más cultivada en Sao Paulo para su uso en la industria de concentrado de jugo de naranja.. Figura 7. Naranja pera del río. Árboles de cinco años en la altillanura colombiana. Estación Experimental Taluma, Corpoica, 2009. 9.

(11) EVALUACIÓN DE VARIEDADES DE NARANJAS PARA LA ALTILLANURA COLOMBIANA. • Naranja Pineapple: se cree que su origen se debe a la germinación de unas semillas procedentes de frutos llevados desde China a Carolina del Sur, Estados Unidos. Es un importante cultivar de época de cosecha intermedia utilizado en La Florida, con algunas plantaciones en Sudáfrica y Brasil. El jugo tiene color intenso y los sólidos solubles son altos, por lo cual es una variedad demandada para procesamiento de jugos (Davies y Albrigo, 1994).. Figura 8. Naranja Pineapple. Árboles de cinco años de desarrollo en la altillanura colombiana. Estación Experimental Taluma, Corpoica, 2009. • Naranja Lerma: introducida al Centro Nacional de Investigación Agropecuaria Palmira, en la región del Bolo, en 1955 (ICA, 1980). En el trópico medio presenta alta producción, frutos de buena calidad y resistentes al transporte. Existen cultivares de esta variedad en las áreas citrícolas más importantes del país.. Figura 9. Naranja Lerma. Árboles de cinco años de desarrollo en la altillanura colombiana. Estación Experimental Taluma, Corpoica, 2009. 10.

(12) EVALUACIÓN DE VARIEDADES DE NARANJAS PARA LA ALTILLANURA COLOMBIANA. • Naranja Hamlin: es originaria de La Florida y fue introducida a Palmira en 1933. Posiblemente es la variedad de maduración temprana más importante del mundo. En climas semitropicales, produce frutos de buen tamaño para el mercado de fruta fresca, aunque su calidad no es excelente. En climas subtropicales áridos, es pequeña y su calidad satisfactoria. En el piedemonte y altillanura ha presentado alta producción por planta, sin embargo sus frutas son pequeñas; esta característica no es favorable para recomendar su cultivo. Existen experiencias semicomerciales en la región que han comprobado este comportamiento indeseable para las exigencias del mercado de fruta fresca.. Figura 10. Naranja Hamlin. Árboles de cinco años de desarrollo en la altillanura colombiana. Estación Experimental Taluma, Corpoica, 2009. 3. Grupo sanguinas Este tipo de naranja tiene importancia comercial en países del Mediterráneo, incluyendo Italia, España, Marruecos y Argelia. No se cultivan mucho fuera de estas regiones. Se distinguen porque la pulpa de la fruta y la corteza de los árboles tienen una coloración rojiza debido a la presencia de antocianinas. Dentro de este grupo se destaca la Moro Blood y existe una variedad tipo nável que es una mutación presentada en Venezuela y se conoce como cara cara nável y es la de mejor comportamiento del grupo de sanguinas en la región. Esta última variedad puede llegar a tener algún interés comercial para la citricultura llanera si se consiguen nichos de mercado interno o externo para una variedad de estas características. • Naranja Moro Blood: se cultivó ampliamente en las décadas de 1950 y 1960 en Italia, especialmente al este de Sicilia donde es en la actualidad la variedad más importante. El fruto es de mediano a pequeño, y no se puede hablar de una Moro típica dado que tamaño, forma, textura de la corteza y color son características muy variables. Resultados de investigación durante diez años en C.I. La Libertad señalan una baja producción por árbol y nula demanda en el mercado por lo que las variedades de este grupo no presentan interés para su cultivo en el mediano plazo y por tanto no se recomiendan en la región. Esta variedad también se encuentra en evaluación para la altillanura colombiana en la Estación Experimental Taluma de Corpoica.. 11.

(13) EVALUACIÓN DE VARIEDADES DE NARANJAS PARA LA ALTILLANURA COLOMBIANA. Figura 11. Naranja Moro Blood. Árbol de cinco años de desarrollo en la altillanura colombiana. Escaso desarrollo que señala una deficiente adaptación a la región. Estación Experimental Taluma, Corpoica, 2009. • Naranja Sweet Orange: variedad de naranja poco conocida. Es cultivada en California y de la cual no se tienen referencias de producción en condiciones tropicales. Se encuentra en evaluación en la altillanura y como se observa en la fotografía la planta tiene un buen comportamiento productivo.. Figura 12. Naranja Sweet Orange. Árbol de cinco años en la altillanura colombiana. Estación Experimental Taluma, Corpoica, 2009. 12.

(14) EVALUACIÓN DE VARIEDADES DE NARANJAS PARA LA ALTILLANURA COLOMBIANA. RENDIMIENTO DE VARIEDADES DE NARANJA EN EVALUACIÓN Desde 1999 Corpoica inició la introducción de materiales de cítricos para evaluar en condiciones del piedemonte llanero en el Centro de Investigación La Libertad en Villavicencio. Los materiales provinieron de diferentes orígenes, aprovechando el germoplasma en evaluación de Corpoica en la zona central cafetera, el disponible en fincas de productores de la región y en selecciones hechas por los citricultores de las variedades cultivadas (clones regionales). En la actualidad se encuentran en evaluación 53 cultivares situados en el C.I. La Libertad. Los mejores materiales se plantaron entre 2003 y 2005 en la Estación Experimental Taluma de Corpoica ubicada en Puerto Gaitán (Meta) y están siendo evaluados en condiciones de la altillanura colombiana.. Figura 13. Cultivo experimental de naranja Valencia en la altillanura colombiana. Estación Experimental Taluma, Corpoica, 2008. De acuerdo con los resultados de rendimiento de nueve variedades de naranjas evaluadas en condiciones de la altillanura colombiana en la E.E. Taluma de Corpoica, se obtuvo la producción experimental para árboles de cinco años de edad sobre patrón Cleopatra. Las producciones estuvieron entre 9 y 100,5 kilos de fruta promedio por árbol. La variedad que menos produjo fue Salustiana con 9 kilos de fruta por árbol y las variedades de mayor producción fueron Frost Valencia, Hamlim, Sweet orange, Parson Brown, Valencia Olinda y Pineapple, con producciones entre 40 y 100 kilos de fruta por árbol (figura 14). Al generar el estimativo de producción con los resultados de rendimiento para la altillanura colombiana, es posible obtener producciones hasta de 20 toneladas por hectárea en el quinto. 13.

(15) EVALUACIÓN DE VARIEDADES DE NARANJAS PARA LA ALTILLANURA COLOMBIANA. Figura 14. Rendimiento de nueve variedades de naranja con cinco años de edad, altillanura colombiana. Estación Experimental Taluma, Corpoica, 2009. año con la variedad Valencia frost. Se encuentran cuatro variedades que producen de 11 a 12 toneladas. Las variedades Hamlin, Sweet orange y Pinneaple se estiman en más de 12 toneladas por hectárea y la Parson Brown cercana a 12 toneladas. Entre las variedades que producen de 5 a 9 toneladas por hectárea se encuentran la Valencia Olinda, la pera del río, la Valencia Cutter y la Salustiana. En la tabla 1 se resumen los resultados de estas producciones.. Tabla 1. Producción de nueve variedades de naranja con cinco años de edad, altillanura Colombiana, Estación Experimental Taluma, Corpoica, 2009 *Estimado para una distancia de siembra 8 x 6 y 208 árboles/hectárea. Variedad de Naranja. Promedio de frutos por árbol. Peso promedio del fruto (g). Peso de fruta/ árbol (kg). Producción kg por hectárea*. Valencia Frost. 325. 310. 100,55. 20,91. Hamlin. 332. 179. 59,40. 12,35. Pinneapple. 317. 195. 61,65. 12,82. Sweet Orange. 287. 205. 58,75. 12,22. Parson Brown. 255. 220. 56,05. 11,65. Valencia Olinda. 188. 220. 41,20. 8,56. Pera del Río. 194. 200. 38,66. 8,04. Valencia Cutter. 107. 225. 24,05. 5,00. Salustiana. 45. 200. 9,00. 1,87. 14.

(16) EVALUACIÓN DE VARIEDADES DE NARANJAS PARA LA ALTILLANURA COLOMBIANA. Los resultados de producción de estas variedades son preliminares puesto que se refieren a la primera cosecha y su comportamiento y producción en las mismas condiciones pueden modificarse al tener un número mayor de cosechas en los años futuros; por lo tanto, esta información sirve como orientación para la selección de las variedades de mejor comportamiento durante los primeros cinco años de cultivo en condiciones de la altillanura colombiana. En el piedemonte del Meta se siembra ampliamente una selección regional de naranja Valencia desde la década de 1960 que presenta un excelente comportamiento productivo y buena calidad de la fruta. Se desconoce de cuál clon ha sido seleccionada esta variedad regional, pero algunos citricultores sugieren que puede ser la Campbell, variedad ampliamente utilizada en La Florida y California a mediados del siglo XX. Este material regional, imprime una amplia confianza para su uso en nuevos cultivos y por eso se recomienda, mientras se consolida información de los nuevos clones de Valencia en investigación. Actualmente esta selección representa más de 95% de los cultivos de naranja Valencia en la región.. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES • Las variedades del grupo de naranja evaluadas en la altillanura colombiana presentan precocidad y producciones sobresalientes en las primeras cosechas obtenidas. • La información obtenida en la E.E. Taluma (altillanura) hasta el sexto año después del transplante señala producciones de las principales variedades equivalentes a las del piedemonte del Meta y de otras regiones productoras, pero con menores costos. • Para evaluar la viabilidad de la producción de cítricos en la altillanura se debe tener en cuenta el mayor valor de los fletes tanto para el transporte de insumos como para la cosecha, que son mayores comparados con los del piedemonte del Meta. • El desarrollo de variedades necesita de financiación constante para poder contribuir a la modernización del cultivo de cítricos en los Llanos Orientales.. 15.

(17) EVALUACIÓN DE VARIEDADES DE NARANJAS PARA LA ALTILLANURA COLOMBIANA. BIBLIOGRAFÍA. Agustí M. 2003. Citricultura. Ediciones Mundi-Prensa, Barcelona, pp 39-49. Corpoica – Asohofrucol. 2009. Adaptación y prácticas de manejo de naranjas y limas ácidas para la altillanura colombiana (fase 2006-2009). Informe final proyecto, Corpoica C.I. La Libertad, Villavicencio, Meta. Davies FS y Albrigo LG. 1994. Citrus. CAB International, Wallingford, U.K. 254 p. ICA. 1980. Fruticultura colombiana. Cítricos, Manual de asistencia técnica N° 42. IICA – MADR, 2005. Cadena de cítricos. En: La competitividad de las cadenas agroproductivas en Colombia. Análisis de su estructura y dinámica (1991-2004). Observatorio de Agrocadenas. Anuario 2004. Bogotá, pp. 613-670. Orduz JO y Baquero J. 2003. Aspectos básicos para el cultivo de los cítricos en el piedemonte llanero. Revista Achagua 7, pp. 7-20. Pío RM, De Figuereido O, Sanches E y De Barros SA. 2005. Variedades copas. En: Citros. De Mattos J, De Negri J, Pío R y Pompeu J (eds). Centro APTA Citros Sylvio Moreira, Brasil, 39-57 pp. Reuther W y Ríos-Castaño D. 1969. Comparison of growth, maturation and composition of citrus fruit in subtropical California and tropical Colombia. Proceedings of the First International Citrus Symposium 3, 277-300.. 16.

(18)

Figure

Figura 1. Naranja valle Washington. Árboles  de cinco años en la altillanura colombiana

Figura 1.

Naranja valle Washington. Árboles de cinco años en la altillanura colombiana p.7
Figura 3. Naranja Valencia frost. Árboles de  cinco años en la altillanura colombiana

Figura 3.

Naranja Valencia frost. Árboles de cinco años en la altillanura colombiana p.8
Figura 5. Naranja Salustiana. Árboles de  cinco años en la altillanura Colombiana.

Figura 5.

Naranja Salustiana. Árboles de cinco años en la altillanura Colombiana. p.9
Figura 4. Naranja Valencia clon regional.

Figura 4.

Naranja Valencia clon regional. p.9
Figura 7. Naranja pera del río. Árboles de  cinco años en la altillanura colombiana.

Figura 7.

Naranja pera del río. Árboles de cinco años en la altillanura colombiana. p.10
Figura 8. Naranja Pineapple. Árboles de  cinco años de desarrollo en la altillanura  colombiana

Figura 8.

Naranja Pineapple. Árboles de cinco años de desarrollo en la altillanura colombiana p.11
Figura 9. Naranja Lerma. Árboles de cinco  años de desarrollo en la altillanura  colombiana

Figura 9.

Naranja Lerma. Árboles de cinco años de desarrollo en la altillanura colombiana p.11
Figura 12. Naranja Sweet Orange. Árbol de  cinco años en la altillanura colombiana.  Esta-ción Experimental Taluma, Corpoica, 2009

Figura 12.

Naranja Sweet Orange. Árbol de cinco años en la altillanura colombiana. Esta-ción Experimental Taluma, Corpoica, 2009 p.13
Figura 11. Naranja Moro Blood. Árbol de cinco años de desarrollo  en la altillanura colombiana

Figura 11.

Naranja Moro Blood. Árbol de cinco años de desarrollo en la altillanura colombiana p.13
Figura 13. Cultivo experimental de naranja  Valencia en la altillanura colombiana.

Figura 13.

Cultivo experimental de naranja Valencia en la altillanura colombiana. p.14
Tabla 1. Producción de nueve variedades de naranja con cinco años de edad,  altillanura Colombiana, Estación Experimental Taluma, Corpoica, 2009

Tabla 1.

Producción de nueve variedades de naranja con cinco años de edad, altillanura Colombiana, Estación Experimental Taluma, Corpoica, 2009 p.15
Figura 14. Rendimiento de nueve variedades de naranja  con cinco años de edad, altillanura colombiana

Figura 14.

Rendimiento de nueve variedades de naranja con cinco años de edad, altillanura colombiana p.15

References