LECCIONES DE LA CAÍDA La tragedia del pecado

Texto completo

(1)

LECCIONES DE LA CAÍDA

La tragedia del pecado

(2)

Genesis 3 explica

los orígenes de la tentación

y del pecado

, y ofrece la esperanza de la

redención. Es una miniatura de la historia del

universo y del plan de Dios para la salvación

del hombre.

Queremos resaltar su enseñanza

con respecto a la familia

, lo que sucedió con

esta como resultado de la caída y cómo

Dios prometió usarla dentro del plan de la

redención.

(3)

En la familia es donde nosotros vemos

las

manifestaciones más hediondas del pecado

:

adulterio,

abandono,

violación,

violencia física,

mentiras e hipocresía

(4)

Dios todavía espera que

esas instituciones

estén caracterizadas por

:

• la monogamia,

• la fidelidad,

• la heterosexualidad,

• la fertilidad,

• la complementariedad y

• la durabilidad.

(5)

El enemigo de nuestra alma ve en la familia

el reflejo de la gloria de Dios que tanto odia.

Por esa razón,

nuestra batalla es contra las

fuerzas del mal

que están ocupadas en

manchar el reflejo de la gloria de Dios en el

espejo llamado familia.

(6)

Contexto

Después de dos capítulos iniciales de

extrema

belleza,

Génesis

revela

las

consecuencias horribles y desfigurantes del

pecado

. El pecado nos ataca en el corazón

de nuestra condición femenina y masculina.

(7)

La transición de Genesis 2.25 a 3.1 es sombría.

Existe un juego de palabras en el texto original que

prepara el escenario para el siguiente drama, así

como al lector para el peligro que está al asecho.

La palabra “

desnudos

” (2.25, “arumím”)

(8)

Por lo tanto, el escenario está preparado para que

se desarrolle la trama. El texto nos instruye en

muchos niveles, pero nuestro enfoque será el

impacto que la caída tuvo en el plan divino para

la humanidad y,

específicamente, para la familia

.

También describiremos el ciclo de vida de la

tentación, antes de tratar con el triunfo de la

gracia.

(9)

Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo

que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer:

¿Conque Dios

os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?

Y la mujer

respondió a la serpiente:

Del fruto de los árboles del huerto podemos

comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo

Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis

. Entonces

la serpiente dijo a la mujer:

No moriréis

; sino que sabe Dios que el día

que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios,

sabiendo el bien y el mal. Y vio la mujer que el árbol era bueno para

comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para

alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su

marido, el cual comió así como ella. (Gen 3.1-6)

(10)

Para acentuar el hecho de nuestra

triste realidad, el relato de Genesis

muestra cómo, en el mismo paraíso,

el

hombre y su esposa no estaban

contentos

.

(11)

El primer paso en el camino de la tentación es

dudar del carácter de Dios y de la Palabra de

Dios. Satanás pervierte el orden divino de

liderazgo masculino y ayuda femenina, cuando

aborda a la mujer y no al hombre. Después de

todo, ella no estaba presente cuando Dios dio

sus órdenes a Adán sobre su gerencia del jardín.

1.El recorrido del pecado

(12)

¿Conque Dios os ha dicho…?

Cuestiona la bondad y provisión de la

gracia de Dios

. Eva ya está a la

defensiva. La Palabra de Dios y el

carácter de Dios están en juego.

1.El recorrido del pecado

(13)

Ya sea que nos demos cuenta o no, los

seres humanos estamos involucrados en un

conflicto espiritual cósmico (…)

en el que el

matrimonio y la familia son áreas de suma

importancia

dentro de las cuales se libran

las batallas espirituales y culturales.

1.El recorrido del pecado

(14)

Satanás

aprovecha

la

oportunidad,

aborda a la mujer (probablemente en la

presencia del hombre, como es indicado

en el v. 6) y pone su lente de aumento

sobre la prohibición, y no sobre la

permisión:

¿Conque Dios os ha dicho:

No comáis

de

todo árbol del huerto? (3.1).

1.El recorrido del pecado

(15)

Mientras el tentador torció la Palabra

de Dios y sutilmente cuestionó el

carácter de Dios,

Eva falla tres veces

con respecto a la Palabra.

1.El recorrido del pecado

(16)

Los cambios hechos sugieren que

ella ya estaba siendo

engañada

, que tal vez

ella no tomó en serio la Palabra

de Dios

, y muy probablemente que

Adán había fallado

en la transmisión de la Palabra

que se le había confiado.

Cuando recordamos que, como todo indica, él estaba

presente (3.6), el hecho de que no interfirió mientras la

serpiente seducía a su mujer, también sugiere que él fue

omiso y pasivo.

El precedente establecido en la Caída continúa evidente

en los descendientes de Adán y Eva y en nuestros

matrimonios.

1.El recorrido del pecado

(17)

La tentación de Adán y Eva nos

recuerda otra tentación – la del postrer

Adán – siglos después (cf. Mt 4.1-11).

1.El recorrido del pecado

(18)

Cuando comparamos Génesis 3.2-3 con 2.16-17, descubrimos

tres cambios hechos por Eva al citar la Palabra:

1.El recorrido del pecado

A. Duda (vs. 1-3)

Dios dijo (2.16-17) Eva dijo (3.2-3)

Comiendo comerás (comerás libremente)

Podemos comer

Muriendo morirás (ciertamente morirás)

Para que no muráis

Del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás

(19)

El segundo paso en el recorrido de la tentación

es

la negación descarada de la Palabra de Dios

.

Satanás, el padre de la mentira (Jn 8.44), osa

acusar a Dios de mentiroso cuando grita:

“Ciertamente no moriréis”.

1.El recorrido del pecado

(20)

Sugiere que Dios no era bueno

, que él no

tenía el bien de la pareja en mente, que

existía pasto más verde del otro lado de la

cerca, y que ellos podrían ser como Dios.

1.El recorrido del pecado

(21)

El deseo conquistó su corazón

en tres esferas:

lo físico (vio que el árbol era bueno para

comer),

lo emocional/estético (agradable a los ojos),

lo

intelectual

(deseable

para

dar

entendimiento).

1.El recorrido del pecado

(22)

¿Dónde estaba Adán?

Una traducción literal del final del v. 6 dice:

“tomó del fruto y comió,

dio también

al hombre con ella

”, y él comió.

1.El recorrido del pecado

(23)

Él estuvo allí

, oyó, vio y oyó todo y no dijo una sola

palabra. Le falló a su mujer. Falló en representar a Dios,

en su primera lucha espiritual. ¡Falló como hombre!

Adán no estuvo solo en su silencio.

Él fue un hombre no

muy diferente a nosotros

. El caos entró en su mundo y

escogió olvidar. Fue pasivo. Escogió el silencio y se

mantuvo ausente.

Su decisión de callar estableció el patrón para la

desobediencia de los hombres desde entonces.

1.El recorrido del pecado

(24)

El texto tiene

lecciones sobre el liderazgo

masculino

y la omisión y pasividad que minan el

fundamento del hogar. Y vemos cómo la mujer

que debía haber sido ayuda idónea terminó

siendo el tropiezo que llevó a la caída.

Cada uno abandonó su papel.

1.El recorrido del pecado

(25)

En el relato de Génesis, ¿quién “lidera y alimenta”?

No es el hombre; es la mujer

¿Quién responde en vez de iniciar?

No es la mujer; es el hombre

¿Y por qué no coopera el uno con el otro?

Desde aquel fatídico día en el jardín,

el

orden primoroso creado por Dios ha sido

dañado y tergiversado por el pecado

.

1.El recorrido del pecado

(26)

En cierto sentido, lo que

Eva

hizo, al

ofrecer el fruto a Adán, fue un acto de

usurpación; pero lo que

él

hizo, al

aceptarlo, fue un acto de abdicación.

1.El recorrido del pecado

(27)

Percibimos en nuestro mundo cómo los

precedentes establecidos en el primer

pecado continúan haciendo eco en nuestra

vida y en nuestro matrimonio:

• Mujeres

que toman el frente, y

• Hombres

que abandonan el liderazgo

espiritual del hogar.

1.El recorrido del pecado

(28)

1. La Palabra de Dios es central para que resistamos la

tentación y tiene que ser central en nuestros hogares.

Cuando Satanás tentó a Jesús en el desierto, usó la

Palabra fuera de contexto. Pero Jesús respondió con una

comprensión correcta de la Palabra. ¡Erramos porque no

conocemos las Escrituras!

Aplicaciones

2. Codicia e idolatría significan muerte para la familia.

3. Dios nos llama a amarlo por encima de todo: cónyuge,

hijos, comodidad y placer. Siendo así, hombres necesitan

ser proactivos en sus hogares, y no pasivos, enseñando la

Palabra de Dios a su familia. Y mujeres necesitan

someterse a Dios y a su orientación por medio de sus

esposos.

(29)
(30)

1. ¿Cuáles son las comparaciones y contrastes

entre la tentación de Eva y la tentación de

Jesús? (Mt 4)

Para discusión

2. Esposo, ¿qué patrones pecaminosos presentes

en el pecado de Adán está repitiendo usted?

3. Esposa, ¿qué patrones pecaminosos presentes

en el pecado de Eva está repitiendo usted?

4. ¿Cómo se pueden ayudar mutuamente para

revertir estos patrones pecaminosos?

(31)

LECCIONES DE LA CAÍDA

La tragedia del pecado

(32)

C. Deseo (v. 6)

A. Duda (vs. 1-3)

B. Negación (vs. 4-5)

(33)

2. Las consecuencias del pecado

(Gen 3.7-13)

C. Miedo (vs. 8-10)

A. Vergüenza (v. 7a)

B. Religiosidad (v. 7b)

(34)

Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron

que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de

higuera, y se hicieron delantales. Y oyeron la voz de

Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día;

y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de

Jehová Dios entre los árboles del huerto. Mas Jehová

Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? Y él

respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque

estaba desnudo; y me escondí. (Gen 3.1-6)

(35)

A. Vergüenza (v. 7a)

Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales.

Los ojos de la pareja se abrieron. Vieron su desnudez. Solo que ahora, con el sentimiento de culpa y vergüenza. No más desnudez inocente, sin vestigio de vergüenza. Ahora, una desnudez vergonzosa. Ellos se sintieron expuestos. Se fue su inocencia y la autenticidad de su relación. Se sintieron sucios, cubiertos con la polución de su pecado.

(36)

¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena

conducta sus obras en sabia mansedumbre. Pero si tenéis celos

amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis

contra la verdad; porque esta sabiduría no es la que desciende de lo

alto, sino terrenal, animal, diabólica. Porque donde hay celos y

contención, allí hay perturbación y toda obra perversa. St. 3.13-16

(37)

B. Religiosidad (v. 7b)

Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales.

“Religión” (del latín religare, o sea, el intento de “volver a unirse” a Dios) representa el esfuerzo humano para volver a unirse con Dios, cubrir su pecado, apagar la vergüenza, sacar la culpa. Los actos religiosos son intentos vanos según la voluntad del hombre, y no de Dios. Es el vano esfuerzo de echar mano de un remedio humano para el pecado, una religión hecha por el hombre

(38)

B. Religiosidad (v. 7b)

Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? Y él respondió:

Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí.

Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta. Hb. 4.12,13

Físicamente hablando, Adán y Eva habían cubierto en algo su desnudez; pero

delante del mirar penetrante y omnisciente del Creador, su alma estaba

expuesta. Espiritualmente, estaban desnudos.

(39)

B. Religiosidad (v. 7b)

Como está escrito:

No hay justo, ni aun uno; No hay quien entienda,

No hay quien busque a Dios.

Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. Rom. 3.10-12

La verdadera religión primero desciende

de lo alto y no del polvo de la tierra.

(40)

C. Miedo (vs. 8-10)

Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto. Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí.

Entonces, sucedió lo peor. El propio Dios descendió al jardín para pasear con sus hijos, sus amigos. Pero se habían ido. La “imagen de Dios”, hecha para ser vista y reflejar la gloria de Dios, estaba escondiéndose detrás de los árboles del jardín. La criatura huyendo del Creador.

(41)

Una de las mayores tragedias del pecado es el miedo que el Creador causa en nosotros. Se rompió la comunión. Se corrompió la adoración. En su lugar quedó el miedo de la justa y santa ira de Dios que debe caer sobre toda iniquidad (Rom 18.18), de la cual también nosotros nos hicimos objetivo cuando Adán, nuestro primer padre, comió de aquel fruto prohibido.

C. Miedo (vs. 8-10)

Y el ángel de Jehová no volvió a aparecer a Manoa ni a su mujer. Entonces conoció Manoa que era el ángel de Jehová. Y dijo Manoa a su mujer: Ciertamente moriremos, porque a Dios hemos visto. Jueces 13.21,22

(42)

C. Conflicto Conyugal (vs. 8-10)

Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses? Y el hombre respondió: La mujer

que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí. Entonces Jehová

Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí.

Además de la vergüenza de la desnudez y la complicidad en la huida, percibimos otras consecuencias horribles del pecado en la vida conyugal.

(43)

El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia Proverbios 28.13

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para

perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. 1 Juan 1.9

C. Conflicto Conyugal (vs. 8-10)

Infelizmente, la pareja desperdició la oportunidad de confesar, dejar su pecado y clamar por misericordia. Prefirió seguir en su descenso pecaminoso.

(44)

Adán, en vez de admitir su culpa, pasividad, idolatría, desobediencia y rebeldía, continúa descendiendo la escalera hacia el sótano del pecado, transfiriendo la culpa a Eva y, finalmente, a Dios (la mujer que [TU] me

diste). Todo el mundo estaba equivocado, menos él.

C. Conflicto Conyugal (vs. 8-10)

Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte. Apocalipsis 12.10-11

(45)

C. Conflicto Conyugal (vs. 8-10)

Adán Cristo

Acusa a su esposa. Extiende sus brazos para perdonar a Su esposa. Transfiere la culpa a su

esposa Asume la culpa de Suesposa. Busca salvarse,

condenando a su esposa a una muerte fulminante.

Entrega su vida a la muerte para que Su esposa viva eternamente.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :