Las Palabras de Manul

Texto completo

(1)

Las palabras de Manul.

Las palabras de Manul.

La plebe porteña y la política en los

La plebe porteña y la política en los años revolucionarios

años revolucionarios

- Gabriel Di Meglio – 

- Gabriel Di Meglio – 

Tiempo y espacio: Febrero de !" – #$angadores %rente a una tienda& $ablando de lo Tiempo y espacio: Febrero de !" – #$angadores %rente a una tienda& $ablando de lo sucedido unos días antes 'ue tenía convulsionada a la ciudad& en particular& a los barrios de sucedido unos días antes 'ue tenía convulsionada a la ciudad& en particular& a los barrios de Monserrat y #oncepci(n.

Monserrat y #oncepci(n.

)ec$o: *argentos& cabos y soldados del tercer tercio cívico& es decir& del cuerpo de pardos y )ec$o: *argentos& cabos y soldados del tercer tercio cívico& es decir& del cuerpo de pardos y morenos de la milicia de la ciudad& $abían desobedecido la orden del Gobierno y del morenos de la milicia de la ciudad& $abían desobedecido la orden del Gobierno y del #abildo de abandonar sus casas para acuartelarse

#abildo de abandonar sus casas para acuartelarse y $abían tomado las armas para resistir la y $abían tomado las armas para resistir la medida.

medida.

+llí es donde tiene lugar el discurso de *antiago Manul

+llí es donde tiene lugar el discurso de *antiago Manul,,& el cual va $ilando el trabao de Di& el cual va $ilando el trabao de Di Meglio.

Meglio.

“Aquí no tenemos padre ni madre, vamos a morir en defensa de n

“Aquí no tenemos padre ni madre, vamos a morir en defensa de n uestros deruestros derechos. El echos. El   gobierno es un ingrato, no atiende a nuestros servicios

 gobierno es un ingrato, no atiende a nuestros servicios, nos quiere hacer esclavos, yo fui, nos quiere hacer esclavos, yo fui con seis cartuchos al cuartel y por el momento conseguí quien me diese muchos” con seis cartuchos al cuartel y por el momento conseguí quien me diese muchos”

Discurso de *antiago Manul Discurso de *antiago Manul

rop(sito del autor: - Descomponer al escena y el discurso& para reconstruir no s(lo el rop(sito del autor: - Descomponer al escena y el discurso& para reconstruir no s(lo el le

levavantntamamieientnto o mimililicicianano o dedel l veverarano no de de !!" " sisino no tatambmbi/i/n n la la cacaracracteteríríststicica a de de lala  participaci(n plebeya en la política porteña en los años revoluc

 participaci(n plebeya en la política porteña en los años revolucionariosionarios

- +tender a c(mo %ue la participaci(n política de la plebe porteña - +tender a c(mo %ue la participaci(n política de la plebe porteña 0#u1l es la

0#u1l es laplebeplebe o obajo pueblobajo pueblo22 La

La totalidad totalidad de lde los os habitantes habitantes de de Buenos Buenos Aires Aires que que no no eran consieran considerados derados de de colorcolor blanco

blanco –los negros& pardos& trig –los negros& pardos& trigueños- eran parte de ueños- eran parte de la plebe& pero tambi/n $abía una granla plebe& pero tambi/n $abía una gran

cantidad de plebeyos blancos& 'ue no recibían antes de sus nombres el título de don3doña. cantidad de plebeyos blancos& 'ue no recibían antes de sus nombres el título de don3doña.

 4bligar a la tropa a permanecer en el cuartel en previsi(n de alguna alteraci(n del orden  4bligar a la tropa a permanecer en el cuartel en previsi(n de alguna alteraci(n del orden  p5blico 67+89.

 p5blico 67+89.

, *oldado del tercer tercio cívico. , *oldado del tercer tercio cívico.

(2)

+'uellos 'ue tenían ocupaciones sin cali%icaci(n& la mayoría de 'uienes realiaban tareas manuales& los mendigos y pobres tambi/n eran parte de la plebe.

La plebe porteña incluía en sus %ilas a todos los 'ue compartían una posición subalterna en la sociedad por su color& su ocupación& su falta de “respetabilidad” –el

título de don3doña-&su pobreza material&su lejanía de las áreas de decisión política&sus lugares de sociabilidad& su inestabilidad laboral&su movilidad espacial frecuente y sus dificultades para formar un hogar propio. 8sta amplia %rana de poblaci(n de la ciudad

de ;uenos +ires era un grupo altamenteheterogneo& multitnico y multiocupacional&

internamente erar'uiado.

!ui con seis cartuchos al cuartel

8sta a%irmaci(n& remite a la %unci(n militar de *antiago Manul. 8l autor en este apartado va a dar cuenta de las características de la milicia en la sociedad colonial.

La milicia era una organización fundamental  en la sociedad colonial. Todos los

$ombres de entre"# $ %& a'os eran milicianos& yse agrupaban por arma&color de piel y lugar de procedencia de sus miembros. *olamente los pobladores con undomicilio fijo

entraban en la milicia& para lo cual estaban inscriptos en un padr(n. Duranteocho a'os& un

miliciano debía $acer un servicio activo. (i era movilizado recibía un estipendio& pero

%uera de esos momentos no se le pagaba nada. #umplido el período activo& el miliciano se convertía en pasivo& es decir 'ue s(lo era convocado en caso de emergencia.)n miliciano no era un militar* sino un vecino en armas+ su ,nica función era la defensa del propio

territorio-Tras la reconquista& la nueva milicia tom( el ordenamiento del reglamento borb(nico:

los batallones se organiaron de acuerdo al lugar de origen y color de piel. <acieron así tres  batallones de .atricios 6nacidos en la patria& ;uenos +ires9& uno deArribe'os 6originarios

de las provincias de arriba& del <orte9& uno de/aturales $ 0astas 6separados internamente

en indios& pardos y morenos libres9& una compañía de1ranaderos de Liniers 6el $/roe de

la 7econ'uista9& cinco tercios de españoles nacidos en la enínsula: 1allegos& 0atalanes& 2izcaínos&Andaluces y 3onta'eses= y tambi/n surgi( un cuerpo de esclavos armados con

lanas y cuc$illos. La milicia era localista por definición- 4n la nueva estructura miliciana se tendieron lazos por fuera de la administración imperial entre la elite porte'a* que formó el grueso de la oficialidad* $ la plebe* que integró el grueso de la

(3)

tropa- 8sa relaci(n %ue estrec$a= en primer lugar & por'ue al principio los o%iciales eran

elegidos por sus propios soldados. Además& la moviliaci(n signi%ic( el traslado de recursos

$acia la plebe urbana& a trav/s de la paga 6el prest9 'ue recibía la tropa. 8l servicio devino

en un modo de subsistencia estable para muc$os milicianos.

50ómo van mutando las funciones de la milicia6

 )acia !>"& cuando estall( en ;uenos +ires un movimiento del #abildo -con apoyo de

algunos cuerpos milicianos peninsulares- en contra del virrey *antiago de Liniers& /ste obtuvo la ad$esi(n de cuerpos m1s poderosos como los patricios& arribeños& el batall(n de castas y los granaderos. 4s decir* que las milicias comenzaron su e7periencia en movilizaciones que e7cedían su teórica función militar para definir situaciones de poder

local- 8n mayo de !>& cuando #isneros %ue desplaado y se erigi( una ?unta de Gobierno

-cuyo presidente *aavedra era el comandante del regimiento de patricios-& /sta de%ini( una serie de cuerpos de e/rcito regular en base a la milicia y los mando a e@pediciones para $acerse obedecer al araguay y al +lto er5& lo 'ue iba en contra de la tradici(n por el cual el miliciano no podía ser convertido en veterano& pero el entusiasmo del momento revolucionario logr( 'ue esa operaci(n no generara resistencias.

8esde entonces los miembros de la plebe porte'a participaron de dos e7periencias militares paralelas a lo largo de la dcada de "9":; muchos integraron las fuerzas revolucionarias que marcharon a las campa'as de la que pronto devino en guerra de independencia+ muchos otros siguieron vinculados a la milicia- La di%erencia entre unos

y otros no era social o racial sino de relaciones= 'uienes contaban con una larga residencia y un domicilio reconocido goaban de cierta protecci(n contra el alistamiento por parte de  pe'ueñas autoridades urbanas.

  Durante los primeros dos años revolucionarios& la situaci(n de la milicia %ue muy

con%usa puesto 'ue %ue trans%ormada en e/rcito regular.

  osteriormente& en maro de !,& el gobierno impuls( su reorganiaci(n para la

de%ensa de la ciudad& dividiendo a la ciudad en dos cuerpos milicianos: uno del norte y uno del sur. 8ste intento no lleg( a buen t/rmino y en septiembre del mismo año& el gobierno dispuso otro sistema. *urgieron así los tercios cívicos& organiados de acuerdo a la

(4)

espacialidad urbana y a la di%erencia racial: elprimer tercio& agrupaba a la gente del centro

de la ciudad –era m1s pe'ueño y alistaba a muc$os miembros de la elite-= elsegundo tercio

en los barrios m1s aleados del centro incluía a muc$os plebeyos en sus %ilas= y el tercero& a

 pardos y morenos libres de toda la ciudad. 8n este 5ltimo $ubo en cambio respecto al  período colonial& ya 'ue desde mayo de !A& se nombraron varios o%iciales Bde su claseC.

Los orígenes de este nuevo sistema no fueron mu$ auspiciosos $a que los cuerpos tenían una capacidad operativa limitada $ estaban pobremente

armados- 7eci/n en !A la milicia volvi( a cobrar importancia& durante el alamiento liderado

 por el #abildo en abril de !A contra el Director *upremo #arlos de +lvear.

 +l poco tiempo& %ue sancionado el 8statuto rovisional& donde se decidi( 'ue los tercios

cívicos 'uedaban bao el mando del #abildo de ;uenos +ires& 'ue designaba a los e%es y a los o%iciales. 8ra tambi/n el encargado de pagarle a la o%icialidad y a los cabos y sargentos. 8ste 8statuto establecía 'ue eran soldados cívicos todos los pobladores americanos y e@traneros con cuatro años de residencia& entre los A y los > años. +un'ue los cuerpos debían obedecer al gobierno& si el #abildo sostenía 'ue a'uel no $abía cumplido con el 8statuto rovisional& la milicia 'uedaba e@enta de esa subordinaci(n.

 #on el 8statuto de !E& el gobierno recuper( cierta autoridad sobre los cívicos al

empear a elegir /l a sus o%iciales& pero los tercios siguieron %uertemente ligados al #abildo. *u peso militar %ue aumentando por el $ec$o de 'ue la duraci(n de la guerra $io 'ue el

e/rcito regular en ;uenos +ires tuviera una presencia cada ve menor= y tambi/n se increment( su peso político& dado 'ue en la segunda mitad de la d/cada de !> 'uien

'uisiera realiar cual'uier acci(n política en la ciudad no podía dear de tener en cuenta la %uera de la milicia.

7evistar en los distintos cuerpos militares cre( laos $oriontales ine@istentes  previamente en los plebeyos. +simismo& un e%ecto de esta militariaci(n urbana %ue 'ue los soldados& cabos y sargentos comenaron a identi%icarse como miembros de un mismo cuerpo militar: granaderos& caadores& dragones& $5sares& cívicos& etc. De esa identi%icaci(n interior a los cuerpos militares devinieron las rivalidades entre los di%erentes regimientos 'ue muy a menudo originaron peleas. ero tambi/n %ue la base para el surgimiento de acciones colectivas.

(5)

La sociedad colonial era legalmente desigual& pero con la 7evoluci(n $ubo un cambio muy importante en esta cuesti(n: los hombres movilizados militarmente tuvieron la posibilidad de reclamar de modo menos ordenado* con las armas en la mano- La cuestión de los derechos fue una de las que más generó acciones populares entre "9": $ "9<:* en forma de motines

militares-  8l primero %ue el Bmotín de las trenzasC& en !. ste se inici( cuando& ante la

ausencia de varios soldados en la lista realiada en el cuartel del cuerpo la noc$e del  de diciembre& un teniente anunci( 'ue cortaría la trena de a'uel 'ue %altase en otra ocasi(n. Tras ser in%ormado el comandante del regimiento& Manuel ;elgrano& orden( 'ue si se movían los acabasen a balaos& pero a poco de su partida estall( la sublevaci(n. Liberaron a los presos del cuartel al tiempo 'ue obligaron a los o%iciales a abandonar el recinto.

n rasgo %undamental del motín %ue 'ue sus dirigentes eran sargentos& cabos y soldados& es decir& plebeyos. 8l petitorio redactado esa misma noc$e de%inía como ee del reclamo B'ue se los trate como %ieles ciudadanos libres y no como tropa de líneaC. La protesta se origin( en 'ue la tropa del cuerpo 'uería ser considerada miliciana: eran ciudadanos y no soldados veteranos. +dem1s& los rebeldes solicitaron un cambio en la o%icialidad&  proponiendo al capit1n ?uan ereyra como comandante en lugar de ;elgrano.

?unto a las protestas centrales se percibe un aspecto social: un resentimiento por la vestimenta 'ue usaba la elite –levitas& casacas y trae- a di%erencia de los sectores medios y la plebe –c$a'uetas o ponc$os-.

8l Triunvirato e@igi( 'ue para considerar el petitorio los rebeldes debían abandonar las armas& pero tras un aumento de la tensi(n& los patricios se rindieron perdiendo su posici(n de n5mero uno del e/rcito y %ue relegado al 'uinto lugar& siendo el nombre de patricios e@tendido a todos los cuerpos militares.

 8n %ebrero de !"& $ubo otrogran motín miliciano donde tuvo lugar el discurso de

*antiago Manul. 8l conte@to por el cual se desat( este motín incluy( una gran se'uía 'ue $abía elevado el precio del pan& la noticia de la consolidaci(n de la dominaci(n portuguesa en la ;anda 4riental generaba muc$o malestar& la prensa in%ormaba de los avances de los  preparativos de una gran e@pedici(n española para invadir el 7ío de la lata y corrían rumores de distintas conspiraciones 'ue se preparaban en contra del gobierno central ubicado en ;uenos +ires. 8n ese conte@to& el Director *upremo decidi( enviar a la mayoría de las tropas porteñas regulares a doblegar a los santa%ecinos y entrerrianos& 'ue no

(6)

obedecían al gobierno central y 'ue $abían sido atacados varias veces sin resultado. 8sta medida contradecía el derec$o miliciano de servir sin abandonar su residencia.

8n el sumario 'ue se levant( a los pocos días para ugar a los responsables& /stos de%endieron su actuaci(n apelando a 'ue se $abían violado susderechos milicianos.

La 7evoluci(n abri( la posibilidad de discutir lo legítimo con las armas en la mano y esto preocupaba a la elite porteña& lo 'ue $acía 'ue se condenase a un movimiento como este tipo como un tumulto: una reuni(n clandestina& ilegal y por ende ilegítima.

8n los años comprendidos entre ambos episodios $ubo varios del mismo tenor pero de menor alcance: !HH& !II& !AA y !. Todos los motines se desencadenaron como una acci(n destinada a $acer cumplir lo 'ue se percibía como un derec$o violado& la %alta de pago o el abuso en el trato.

4l gobierno es un ingrato

08stuvieron los plebeyos ligados a los acontecimientos 'ue %ormaron un gobierno aut(nomo en !>2

+ partir de los testimonios de los contempor1neos 6)alperín Dong$i& Levene& 7omero& aos& entre otros9& Di Meglio da cuenta 'ue la participaci(n de algunos plebeyos parece cierta& aun'ue es claro 'ue el cambio %ue %undamentalmente protagoniado por integrantes de la elite porteña.

)no de los efectos de la =evolución fue que acercó mucho al gobierno a toda la población porte'a-  *e $io m1s presente 'ue antes tanto por su presi(n para ganar 

ad$esiones populares y recursos& como por la 'ue eerci( para perseguir a los enemigos de H Levantamiento por encontrarse el capit1n apresado y la tropa lo 'uería libre para 'ue

 pudiera llevarles dinero para sus $aberes.

I Frustrado intento de rebeli(n de los granaderos de Jn%antería.

A Dos sargentos acusados de persuadir a otros sargentos para %ormarse en la laa con todos los cañones y pedir 'ue se les pagase.

 Karios sargentos y soldados enviados a *anta Fe& %ueron acusados de impulsar una sublevaci(n para remover a los e%es& robar los %ondos del e/rcito y pasarse a la gente sublevada 'ue se $allaba en 7osario.

(7)

la nueva situaci(n. 4l bajo pueblo porte'o empezaría a cumplir el posible papel de una plebe capitalina* participando en eventos que provocaron cambios en un gobierno cu$as decisiones afectaban a buena parte del que fue hasta "9": el 2irreinato del =ío de la

.lata- rimera intervenci(n popular en las ornadas del A y  de abril de !: di%erencia entre

morenistas y saavedristas. 8stos 5ltimos organiaron una moviliaci(n 'ue se present( ante el #abildo y entreg( en nombre del pueblo un petitorio para ser dirigido a la ?unta. La solicitud %ue aprobada y desemboc( en la e@pulsi(n de los vocales morenistas& 'ue %ueron desterrados de la ciudad.

0or 'u/ los plebeyos participaron del movimiento2 Muc$os %ueron siguiendo a los alcaldes& pero /stos no s(lo apelaron a su in%luencia sino 'ue tambi/n utiliaron un argumento 'ue %igur( primero en el petitorio dada su importancia: B'ue se e@pulsen de ;uenos +ires a todos los europeos de cual'uier clase o condici(nC. #omo los morenistas $abían de%endido la permanencia de los peninsulares en la ciudad& la identi%icaci(n entre unos y otros %ue %1cil. 8l $ec$o de 'ue los saavedristas decidieran impulsar una moviliaci(n popular obedeci( a 'ue %ue la 5nica manera 'ue $allaron de legitimar su acci(n. 8l pueblo e@igía la modi%icaci(n. 8stas ornadas permitieron 'ue una moviliaci(n  popular lograra cambios en el gobierno.

  8n septiembre del mismo año& se organi( un #abildo +bierto 'ue despla( a los

saavedristas por un Triunvirato. Los protagonistas intentaron evitar la participaci(n popular& lo 'ue da cuenta de 'ue /sta ya era parte del uego político.

 8n ulio de !,& se dio la conspiraci(n de laga& 'ue agit( a la poblaci(n y no la

calm( ni si'uiera el $ec$o de 'ue los implicados %ueran condenados a muerte y eecutados.

 8n octubre de !,& se reunieron en la laa de la Kictoria los cuerpos militares& grupos

de plebeyos y varios miembros de la elite 'ue respondían a la Logia Lautaro. *e present( en nombre del pueblo& un petitorio al #abildo solicit1ndole 'ue reasumiera el mando y 'ue el gobierno renunciara. La presencia plebeya en esta oportunidad se debi( a la acci(n de uno de los e@ integrantes del Triunvirato& ?uan ?os/ aso& 'ue se sum( a la moviliaci(n  promoviendo sus propios intereses& ya 'ue su $ermano tenía estrec$os vínculos con dos

abastecedores de %orrae de algunos cuarteles militares. ste parece $aber conducido una BpeonadaC a la plaa. La reelecci(n de aso como triunviro %ue indudablemente asegurada  por la presencia de un numeroso grupo de ad$erentes.

(8)

 Durante el predominio de la Logia Lautaro& se increment( la presi(n gubernamental para

obtener soldados. Las levas se $icieron m1s intensas& los esclavos empearon a ser  rescatados por el 8stado para servir el e/rcito y los presos %ueron enviados a combatir. 8n maro de !A& la moviliaci(n de muc$os peones de panadería& perudic( la producci(n de este alimento b1sico y la aplicaci(n de un impuesto sobre el pan para %inanciar la guerra&  provoc( un aumento en su precio. 8sta medida a%ect( a la plebe urbana y contribuy( al odio  popular contra el segundo Director *upremo. 8sto llev( al #abildo a reasumir el mando& en abril de !A& apoyado por buena parte de la poblaci(n porteña. 8l Director se vio obligado a renunciar y tuvo 'ue marc$ar al e@ilio.

4s decir* que la =evolución trajo una intervención activa* subordinada pero decisiva* de los plebe$os en asuntos ligados con el

gobierno-/o atiende a nuestros servicios

8l no reconocimiento de sus servicios era la causa por la cual Manul acusaba al gobierno de ingrato. 5.ero a qu servicios se refería6 8n primer lugar& pareciera 'ue a los 'ue

$abían cumplido comomilicianos. +l mismo tiempo& podría estar aludiendo a los servicios

'ue el grupo al cual dirigi( sus palabras& plebeyos& cumplieron por lapatria.

8l $aber prestado servicios a la patria se convirti( en un elemento %undamental para legitimar las acciones de una persona. Jncluso las mueres 'ue no tenían participaci(n militar& acudían a este motivo en sus solicitudes. +'uellos 'ue sostenían 'ue $abían servido a la patria creían 'ue esa acci(n les $abía brindado derec$os en el sistema a cuya con%ormaci(n $abían contribuido.

La identi%icaci(n con la patria empe( a incluir así un aspecto social. La disyuntiva del momento era americano o sarraceno –remitía a los moros& combinando la situaci(n de e@tranero con la de $eree-& polariaci(n 'ue contribuy( a integrar del lado americano a todos los 'ue no eran peninsulares.

La 7evoluci(n se proclam( como una regeneraci(n política& y apel( a la identi%icaci(n de la poblaci(n de ;uenos +ires en contra de sus nuevos enemigos& los mandones& 'ue  progresivamente %ueron identi%icados a su ve con los europeos. Las sospec$as contra los

sarracenos continuaron a lo largo de toda la guerra de independencia.

na serie de citas da cuenta de c(mo se e@tendía una cadena de conceptos positivos: nuestro sistema – +m/rica – la causa – la patria= y /stos se en%rentaban con los mandones – 

(9)

sarracenos – la 8uropa – el 7ey. La viea tríada –Dios& atria y 7ey- se $abía roto: la religi(n no se discutía& pero a$ora el rey se oponía a lo 'ue result( m1s importante: la

patria-#on el %in de la guerra& el aleamiento de la amenaa española y el triun%o del sistema republicano& la tensi(n con los peninsulares 'ue seguían residiendo en la ciudad perdi( intensidad. Mientras los 'ue no $abían $ec$o nada se $abían apropiado de la ri'uea en los años revolucionarios& los 'ue arriesgaron su vida por la causa de la patria& y las viudas de los 'ue la perdieron& estaban inmersos en la pobrea. 8sto contribuy( a crear un clima de descontento social 'ue estaría presente en la %undamental participaci(n popular en la  política porteña de las d/cadas de !,> y !H>.

/os quiere hacer esclavos

ara muc$os la patria comen( a ser un $orionte de libertad& en particular para los $ombres& dado 'ue varios %ueron comprados por las autoridades a sus amos o a veces donados por /stos para la guerra. La promesa de ser libres aguardaba al %inal del servicio.

8n cuanto a su lugar de subalterno& se mantuvo& pero simb(licamente tuvieron un ascenso al entrar en el bando americano. La libertad de vientres sancionada en !H contribuy( sin duda a la ad$esi(n de los negros a la causa revolucionaria& y varios empearon a apelar a esa decisi(n para buscar su libertad.

8n ese motín de !"& la tensi(n racial estuvo m1s 'ue presente. +l acusar al gobierno de 'ue Bnos 'uiere $acer esclavosC& Manul acudía a lo 'ue posiblemente %uera la mayor  a%renta para un grupo de negros libres.

Aquí no tenemos padre ni madre

La %rase de Manul pudo $aber remitido a la %alta de arraigo de algunos negros en ;uenos +ires& pero tambi/n a la sensaci(n de ruptura de la relaci(n con las autoridades& de las 'ue muc$as veces se esperaba un comportamiento paternal. <o es casualidad 'ue la

 participaci(n política de la plebe porteña desde !> $ubiera sido en buena medida articulada por el #abildo. + /l se dirigieron las peticiones de los Bmovimientos de puebloC como los de abril y septiembre de ! o el de octubre de !,& mientras 'ue en otras ocasiones& %ue el mismo #abildo el 'ue convoc( a la poblaci(n a la acci(n política.

(10)

>abiendo sido reunidos en la puerta de mi tienda varios negros changadores

La politización de los espacios permiti( la di%usi(n y la transmisi(n del repertorio de

 pr1cticas políticas populares moldeado en !: la intervenci(n en las luc$as %acciosas& la  presencia en %iestas y otras mani%estaciones p5blicas& los motines militares dirigidos por los  plebeyos. La permanente movilidad del bao pueblo –residencial por las di%icultades para  pagar al'uileres& laboral por la %ragilidad de la estructura ocupacional& geogr1%ica por la guerra y las migraciones- conllev( a la propagaci(n de ideas y recuerdos& comunicados en  pulperías& las plaas& los mercados& los atrios de las iglesias y los cuarteles militares. Todos

empapados de política.

Las reuniones in%ormales en espacios p5blicos& como la 'ue us( Manul para decir sus opiniones& era una de las vías principales para la reproducci(n de las pr1cticas políticas.

)n final $ un legado

Durante !,>& la situaci(n política %ue sumamente convulsionada y la inestabilidad %ue la regla. La sucesi(n de compleos en%rentamientos %acciosos& en los cuales la milicia tuvo un papel decisivo& se cerr(en octubre tras un levantamiento del segundo $ tercer tercio cívico* junto al peque'o batallón fijo 6del e/rcito regular9.

La causa %ue el rec$ao de esos grupos& aliados con el #abildo& al retorno al poder del grupo 'ue $abía dirigido el gobierno entre ! y !,>& al 'ue consideraban de regreso con la designaci(n del general Martín 7odrígue como gobernador. 8l alamiento %ue liderado  por el #abildo y por algunos militares 'ue goaban de popularidad en la ciudad. 7odrígue volvi( a la ciudad a la cabea de %ueras milicianas de la campaña y se dispuso asaltar la laa de la Kictoria. +nte el inminente ata'ue& los dirigentes del levantamiento procuraron conseguir un acuerdo& pero mientras negociaban& %ueron atacados sorpresivamente. Finalmente& la victoria %ue de 7odrígue.

0omo consecuencia de este episodio* el 0abildo perdió la conducción de las milicias cívicas* que quedaron bajo la jurisdicción del gobernador de Buenos Aires- Al a'o siguiente* los tercios fueron disueltos $ se reorganizó la milicia urbana* con menos efectivos* en la denominada Legión .atricia-  La elite triun%ante buscaba eliminar las

 posibilidades de desorden& y tambi/n las vías de intervenci(n plebeya en la política.

(in embargo* la política porte'a no iba a poder separarse de su impronta plebe$a; ese fue el legado de gente como (antiago

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :