Elisa Mújica: verdadera vocación por la escritura

16 

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)
(2)

Elisa Mújica:

verdadera vocación

por la escritura

NELLY RO CfO AMAYA M ÉN DEZ

Trnhnjn fo/Ográfico: Rafael Baenn

S

ON excepcionales las escritoras colombianas de las que puede decirse que con su obra han conquistado las más altas cimas del valor literario en

gé-neros como la novela. el cuento y el ensayo. y obtenido al mismo tiempo su consagración dentro del ámbito de las letras hispanoamericanas. Es el caso de doña Elisa Mújica. considerada modelo en el arte de escribir en Colombia gracias a su dedicación y disciplina durante decenios de continuo quehacer l itera-rio, siendo la primera mujer en ser admitida en la Academia Colombiana de la Lengua y como miembro correspondiente de la Real Academia Española 1

Aunque no hay duda de que la literatura femenina se ha ido consolidando de manera prolífica durante el siglo XX, cuando las mujeres, en plena alirmación de su ide nti-dad creadora, han sabido destacarse en los diferentes géneros literarios, vale la pena decir que el proceso de reconocimiento de la mujer escritora latinoameri ca-na ha sido lento y desigual, sometido a factores que tienen que ver menos con la calidad y real presencia de la mujer en las letras. Recordemos que después de ser precaria esta presencia durante los primeros siglos de la dominación española (XV I-XVII), la mujer fue irrumpiendo paulatinamente como autora y musa en el siglo XVIII (principalmente en salones donde se realizaban certámenes poéticos).

has-ta aparecer con fuerza en el siglo XIX. con diferentes matices temáticos que inclu-yeron las crónicas criollistas. indigenistas y de reivindicación sociaL y a principios del XX, con temas referidos a su situación social e histórica específica.

Por lo anterior. el caso de Elisa Mújica es particularmente representativo de esta evolución. con una temática que sobrepasa la limitada esfera de la subjetividad femenina para incursionar en otros campos del conocimiento. Pues. aunque en su obra puede leerse toda la iconografía que ha sido propia de la literatura femenina en Jos últimos tiempos, lo más importante es el haberle dado un tratamiento dif e-rente respaldado por una formación intelectual sólida y un conocimiento cabal de la literatura y su tradición, además del momento histórico que le tocó vivir. siendo además un monumento de perfección estilística y formal que constituye un verda-dero aporte para nuestra narrativa.

Como ella lo ha dicho, se considera ante todo una escritora colombiana. aunque la personalidad se vierta sobre lo que se hace, incluyendo el sexo, la nacionalidad y la época en la que se escribe. Una escritora además. habiwnt\.! de estos países su bde-sarrollados, que ha tratado de adquirir una nueva dimensión de las cosas:

tlltl l l l' t t i ii H\1 \ ttllll ll t.K\ I IClt, \ •11

'

!'-

,,,

.... ,,

:••• 1 [J]

Página anteriN:

Elisa Mújica retral<lda cuando era nsña en su ciudad natal ( Bucaramanga ).

1. En 1l)l'l2 fu<! ~.:!egida mí~.: m·

bro correspondiente:: de l<í

Academia Colnmhtana de la

Lengua. El 19 de.: novkmbrc.:

de 1984 11>mó post:sión ~·nm1>

micmhr1) de ntim~.:ro t.k la Academia. y .:1 _,11 l.k nü·

viemhrt: ut:l mismo l\ll{l fu~

..::.cogida cn Vtllactún :.cnc· 1<1 y un<ímmc C\,llll> micmbru

curre:.pnndtcntc hi~)>all1\·

amcncano de.: J.t Rc.d Axa·

Jc.:mia E ·par111l,1 l)c,Jc en·

wnc.:s. ha rcc!hu.lu numero· s<>s pn:mto~ ~ hom.:uaJ.:'

(3)

~ l:.llfrt'\ '·' ((/ ( , 111 /~h\11 . \4t Íj/( (1 ('X)(

Arda Calero de Konret7kn.

/-.11 llil<'' {rt l lllt'rfltl ,., 11/t/.\ tfi/i'n / ljlfc' t'/1 /f/1 11/c'dio COIJ/0 t'f t'lfi'O/It'O, ('//

clondt·

¡

,

,

,

ulturu ,,. /1,·/lc• dt•.,tlt' cJlft' uno nace C0/110 una cosa lltlf/fral .

. ·\tf/11 1111 ,., ll<llllrtd. ,., una co.'o ohtt'nicla con e.,'.fi~e.,.~c>. c·o11 JJIIIcln:,·imo

'"''' 1roht1Jo d,· lo c¡uc• f/i,•. ¡>or l'Jt'lllj>lo. para 111/tl ¡>ersona co1110

\Jorgtlnlo ) 'ourcc'lltll'. t¡uc· lrwlucitt los ¡>ue!a.' griegos desdt• los llllc'\'<'

ti/lO\ 1·. \ (J cfljlll \t'l'ltl 111111 C0,\(1 rft'/ll(ISilldO <'XCt'fJCÍOIIOf.

Por h> tanll'. 'u \'Jda :\(.' on~ntó d~:-;tk d comi~nzü a :-;up~rar las limit;Kion~s qu~

puc..:c.k imponc..:r un m(.·c.Jio como el nu~!\tro. c.Jando muL'stra~ tk \'L'rdackrn valor. di~L·ipltna ~ ' ocacion pnr la l.'~critur;L

D~ t.'II<L :-.ahcmo~ lllle de~tk In:- cuatro <~ilo~ de c..:dad aprc..:ndió a kc..:r. convirti~ndo­

:-c..: c..:n un<~ dt.·,·owdora in:-.aciahk lk todos los libro~ que..: encontró en la biblioteca

tk su padrL'. DL'ntro dd amhiL'ntc famili<~r. recibiría aquellos estímulos que marca

-ron par;l ~icmpr(.' :-;u SL'Il'ihilitlild d~ c:-critora: siendo la menor de tres hermanas. se

sintió un poco sula. lo que l<1 harí<l rl:fuginr~e en los libros. que.:: le parc.::dan d müs

helio de lo~ mundos. Allí c.::ncont raríH aqudl;1s historias que le permitirían asom<1r -se tcmpranarncnt~.· al mundo de los adultos. y que al contarlas a su manern. clcsper -laron el aplauso ~ la aprobación c.k los mayores. De aquellas primeras lecturas

recordar<J con c.::spc..:cial afecto los Clll.:nto~ infantiles que empezó a coleccionar sien

-do muy 1li1ia.

y

qth.: como Jo demuc.::~tra esta dedicatoria de un volumen de los Cuento:- i\lá~icos de la Editorial Calleja~. obsequio del escritor santandercano Bias

1 krn<índa al cumplir lu niiin los ~eis a1ios. hicieron de ella una kctora insaciable:

Todas 111i.\ fW(flld/({s mniguiras. al/legar cmuniRo al dulce rerreno rle las

con.fidenciw .. me han t'nS('Iiodo con gmciosos m ohínes de inconsciencia,

.'11 casiw de 111111kcas. donde los hehes ruhios v las damiselas morenas. sonreían con sus lahio.~ rerinros de rojo y mirahan orgullosos, con sus ojos negros a~ules. como .whedores de la adoración fetichisra de sus due!ias. U\'l(•d. mi /){lena a111iguira, m e ha enseñado en vez de aquel

rcsoro. uno de ,·erdudero t·rtlor. de más di1·ina helh~zo que m e reveM stt

clam inteligencia \' 1(/ rcc6ndiru raz.án de eso perenne y húmeda rrisreza que' olwnhm sus ¡m¡Jilos: uno cajira replela rle cuenlos f

...

f

Yo quiero que

és1os r¡tu' t·rlll o formar tuw mrís en su colección, hagan siquiera por un

raro sus delicia.\· y que como a:.ules y mágicos que son. siem hren para

siempre en s11 almo. la semilla del en.w eF!o que haciéndola t•er en wdo, la

mono prmecrom de los genios. llenen su camino de preciosas quimeras,

que si no mmen, a lo m enos sí sum·icen la aspereza

y

las amarguras de la t·idu ...

Nacida en Bucaramanga el 21 de enero de It)IH, en su ciudad natal conocería a

algunos escritores que verían en ella sus tempranas dotes literarias. Pero pronto

tendría que trasladarse con su ramilia H la capitaL cuando contaba ocho años ele

edad. en momentos en que se vivía en el país una verdadera ola de inmigrantes en

busca de mejores oportunidade ·, lo cual significaría para ella cambios radicales en su formación.

En aquel1a década de los veinte. la ciudad de Bogotá le ofrecía nuevos horizontes

-culturales que podría apreciar al lado de su padre. como las funciones del Teatro Colón (allí vería las mejores compañías españolas de la época. con obras como

L

os

andrajos

de púrpura de Jacinto Benavente, que. según recue rda. eran atrevi

-das para su edad) o d cinema. después de escucbar la retreta y montar en el carru

-sel deJ parque de la Independencia. Pero también estaban las librerías, especial

(4)

En un parque de Quito, el primer día de su llegada al Ecuador.

mente la d

e

d

o

n J

o

r

ge

Roa

y

Ca

macho Roldán

de

la

ca

ll

e

d

oce,

e

n

donde

r

ec

u

e

rda

haber

comprado

por

cinco

p

esos

lo

s

cuentos de

lo

s

h

e

rman

os

Grimm

o

d

e

And

e

r

se

n

,

o

la librería

Cos

m

os

,

una

s ca

ll

es

s

abajo (call

e

14

e

ntr

e ca

rr

e

ra

s

7

.

3

y

8.

3

) ,

e

n

donde leía

ca

da

se

man

a

la r

ev

i

s

ta Blanco

y Negro

co

n

s

u

s

upl

e

m

e

nt

o

infantil

d

e

aventuras

de

Ce

li

a,

p

o

r Helena

Fortún

.

Pue

s

en aquella

é

p

oca e

l

a

mbi

e

nt

e

cultural

ecléc

ti

co

qu

e se

r

espiraba

e

n

B

ogo

t

á

hacía po

s

ibl

e

es

tar

a

l t

a

nto d

e

la

s

última

s

n

ove

d

ades,

l

o

qu

e

e

n

v

idi

a

a c

ualqui

e

r

m

e

tr

ó

poli

europea

;

por

e

j

e

mplo

, e

n lo

s esca

p

a

rat

es

d

e

la

libr

e

a

de don

Jorge

(5)

~ L·IJ,a :-.luJlt'il "La' \'ll.'J:IS Jt.

hJl.'JJ:t'> h<,gPtan.h ... L'I11L'\'I',. tn Limp.ttd. num 107. \'lll XX\ '1

..¡. ~·Ja-; tHitk. a ~u 1 c~r~.·~o al

pnf)>. tk,L·mpdiaría tltrm cnr·

go; pühiJL'cl' Importante'>.

Dt: ll)_'íq a ll)h1. c:~t u \'O a C<\1·

go de la du cccJOll tk la il!!t:11·

l'l.l tic la < 'ap A~t a na en

Sopti fCundmamnrcu). ~ de

ll}fl1 a 19h7 fttc du cc10ra de

la Cap Agrana At·walmcn·

le 'e tlc'>cmpcñu corn,,

hl-hltOiccana t.k l.t Acadcmta

Colomhtan.t de la Lengua.

R P.I. cr.1 pt\~rhk t'TH:nntr:1r la~ ultima~ 110\'L.'d:ltk:-; de 0 :-;car \Vikk. Flaubcrl. :-..L1up~t:-~;1nt. Tur~lll'lllt'' · Z nl:1. D :llltkt. BtHlr~L'l. Luti. Amid. VL'rlainc.

J)'.-\nnunlit' ~ - pt)r tin una mujl.·r- 1\ lana Bashkirt:'t'\', muy admirn<..la.L.'Il\rL' otros. pnr Ju~l.· A:-unnnn Sih·.t. :-.. tudw~ t 11 tllu:- L.k dio:-; acababan de encetH .. krsL.' en París.

,jenJo ,·cndidt):- primt'rll con ~r,,n e:xitn en Bn~otü. lo cual hablaba clnramL'IHL.' dl.'

lo~ ~u~to~ Jc lt1 ~J"Ol'a.

Fmn hucncJ.\ lie'llll>os IWI'It la calle doce. /)c:stle la Colonia lwhía

cult¡uirlllo 111/tl tlfllltÍ.\'/('rll de n~finmnien/0 gracias a las platerías t¡ue

.fi111cionuhan allí. 1mr lo t'/{(/1 .\ l' la denominó calle de los plateros. Sinwdo mti., uf orienf<'. ,.¡,·inon las familios principales como las

Haraya. Ricaurre. /.('u y 7i·ujillo. /.os l.i<;l.anos l!al>iloron una casa de

do.' ¡Jisos c•n la esquino de la calle 12 con la carrera 7-''· Ji·eiHe a la

peluquería de' 1 'ínor 1/uard. c¡uc• inaugure) el primer salón pam selioras

que ihttn a com1rse el pt•lo "a la garron··. Desgraciadamente. con el

correr de los m-w s la 12 l)('rdirí su antigua alcurnia. Vendedores

wnhulonlcs. ca.f'etf'rías 1>o¡>ulares. _li-iwngns y. ¡>recisnmente alfado de é>sws. 1111 escusado 1)líh/ico. reemplw::.an los silios mnnh/es de anraiio-'.

P¡;ro atlemüs era una ciutlutl 4uc comenzaba a de!:>pertar de su sud\o colonial

para iniciar su met<lmorfosi~ y convt:nirsc en lo que es hoy. y que ella guarda

inLacLa L'n su memoria. Así conocería el primer rascacielos. que fue el edilicio

Cubillo. - hoy Antlcs- construido con ocho pisos. en la esquina tic la carrera

X:' con a'-cnida J iméncz tic QuL'sada. ackmüs de recordar los arcos de pinos

recortados. los surcos de llores de la plaza J c Bolívar. la ermita de la Nieves, d

convento dd Carmen

y

las iglesias eJe la Enscflanza. Santo Domingo y Santa Jnés.

Al morir su padre. cuando Elisa tenía quince años de edad. tuvo que trabajar para atcn<..lcr las necesidades económicas de su madre, aplazando la producción de su

obra para m<ís adelante. ya que el tiempo de lectura y cscrit ura se hacía cada vez

m<is difícil con un trabajo de oficina inlenso y agotador. Así fue de las primeras

mujeres que Sl.! impusieron el reto de trabajar en cargos públicos en el país, prim

e-ro como secretaria en el Ministe rio de Comunicaciones, luego como secretaria

privada tlcJ tloctor Carlos Lleras Rc~trcpo ( 1936-I9-t3). y más tarde como

funcio-naria dL' la embajada dL' Colombia en Quito ( 1943-1 945). lo cual Ja harían testigo privilegiado de los acontecimientos tic su época4. Esto no signiflcó para ella dejar

tic !aJo la lccLura y mucho menos la escritura. que esperaría el momento propicio

parél su publicación.

Así su primer viaje al Ecuador representó la oportunidad de escribir su primera novela .. impulsada por un ambiente beligerante y fértil. Allí conocería a intelec -tuales y escritores tic iz4uie.rda que influirían en su formación ideológica, como el

llamado Grupo de Guayaquil (José Cuadra. Enrique Gil Gilbcrt, Joaquín Galle-gos Lar a. De me trio Aguilcra Malta y Alfredo Pareja Diezcanseco ), que abrieron

el terreno hacia una literal ura de denuncia .. con una temática social que descubría todos los horrores que a nombre de la civilización se le impusieron al campesino

indígena. Así. después de una prolongada estadía en el vecino país. aparecería en

Colombia

Lo

s

do

s

ti

e

mpos

(Bogotá. Editorial Iqueima. 1949). cuando la autora

cumplía treinta y tres años. Con esta novela. Elisa Mújica incursiona en una te m

á-tica político-sociaJ inédita dentro de la literatura femenina colombiana, en mo-mentos en que la literatura no había salido aún de un costumbrismo que confundía

el nacionalismo con el colorido local.

(6)

En la Embajada de Colombia en Quito con una delegación de periodistas colombianos reciben

.las Uaves de la ciudad.

Con una comitiva de la Embajada de Colombia en Quito, en compañía del embajador, 1949.

La nov

e

l

a

es

bien r

ecib

id

a

por

l

a crí

ti

ca

colombiana

(

n

o

o

b

s

tant

e v

ivir

se

una

é

poca

de

especia

l intol

e

r

a

nci

a

política

e

n

e

l país

)

,

se

ñ

a

l

a

nd

o a

l

gu

n

as

falla

s e

n

s

u

es

tru

c

tura

un tant

o e

xp

e

rim

e

ntal

,

que,

seg

ún

.

la mi

s

m

a a

ut

o

r

a

,

obedec

i

ó

a

s

u

s

prop

i

as

co

nvi

c-ciones

p

olít

i

cas,

p

e

r

o

dejand

o

claro

s

u

s

cualidad

es es

tilí

s

ti

cas

y

s

ti

s

dot

es

lit

e

r

arias.

En

la n

ove

l

a, Ce

lin

a

Río

s,

una mu

c

ha

c

ha d

e

pr

ov

in

c

i

a

,

s

irv

e

d

e

hil

o co

ndu

c

tor

a

l

a

narraci

ó

n d

e s

ituaci

o

n

es s

in tr

asce

nd

e

ncia

apa

r

e

nt

e,

p

e

r

o

que det

e

rminan

e

n

s

u

s

actores

una posi

c

i

ó

n

ante

la

vida

.

L

a

prota

go

ni

s

t

a

va

c

r

ec

i

e

nd

o

e

n

co

n

c

i

e

n

c

i

a

so-cial, a

m

e

dida qu

e sa

l

e

ad

e

l

a

nt

e

por

mi

s

m

a

,

h

as

t

a

ll

ega

r

a

trabajar

e

n un

a

co

(7)

En compañía del famoso escritor y crítico Dámaso Alonso. Madrid (España), durante su estadía

en ese país.

Con Óscar Echeverri Mejía en casa de Vicente Aleixandre, premio Nobel de literatura 1977 y

una de las máximas figuras de la poesía española contemporánea.

pañía

co

lombo

-ec

uatoriana

e

n Quito, haci

é

ndos

e

criptocomunista

y

realizando

actividades proselitistas, ha

s

ta

s

u regre

so

a

s

u patria

,

acusada de

conspiración. Por

todo

esto,

la novela

es

considerada

un interesante estudio de lo

s

problemas

socia-le

s

que involucran especialmente a

la muj

er.

Posteriorment

e, s

u primer viaje a España (como corresponsal de El Tiempo),

du-rante la

época

del

dictador Franco (1952 a

1959)

,

le

significó

la

posibilidad

de

(8)

En Madrid con el escritor español Camilo José Cela. premio Nobel de literatura 1989. en casa

del poeta Eduardo Carranza.

Con el doctor Carlos Lleras Restrepo. de quien fue su secretaria privada entre 1936 y 1943. en la

Dirección Nacional Liberal.

incursionar

en

nu

evos géneros.

Allí

se encontró

co

n

l

o

s

a

nt

ece

d

e

nt

es

va

scos

d

e s

u

ape

llid

o

,

qu

e

l

a

indu

c

irían

a camb

i

ar e

l

acento

g

rav

e

d

e

s

u

ap

e

lli

do para

a

dopt

a

r

e

l

más

s

uge

s

tivo de Mújica

,

p

e

r

o

además emprendería

un

a ave

ntur

a

int

e

ri

or

qu

e

l

a

ll

evaría a cuestionarse

s

u

s

imp

a

tía

con

la

s

t

es

i

s

m

a

r

xistas,

e

n m

o

m

e

nt

os

e

n que

lo

s

hecho

s

político

s

d

e

l moment

o (co

m

o

la inv

as

i

ó

n

a

Hun

gría

e

n 1

957).

l

a

h

acía

n

dudar

de que

e

l

co

muni

s

m

o

fuera

l

a so

luci

ó

n

a

l

os

problema

s

d

e

l h

o

m

bre.

En

un

ambiente en

e

l

qu

e

Madrid

era el

ce

ntr

o c

ultur

a

l

de E

s

paña

y

qu

e.

seg

ún la

designación del mae

s

tro A

zo

rín,

acababa

d

e

pa

sa

r

por

e

l

seg

und

o

Sig

l

o

de Oro

españo

l

,

tendría

l

a oportunidad

d

e

conver

s

ar

y

a

lt

e

rn

a

r con vario

s esc

rit

o

r

es

im

-•

(9)

J1,)fl,llllL'' . tan!,) d~.· la ~~.·n~.·ra~.:·i\m lk·l '27 (de 1:1 talla tk D<imas(.) Ah)nso. Vic~.:'nte

:\kt\<lndr~.·. C.11nllo .1~):-L' C~.·la y P~.·dm Latn Entr;llg.n). como de la g.cncr:lción dd

q~ ( Pw B<lrUJ.I. o ~.·1 mi~llh) r\t~mn). con quienes comparte muchas de sus

cxpe-n~.·nci;t:-. bd1icndo almt:-mo ttL'll1(H) de la:- fuent es mismas de la litt.•r¡\lura l..'spañola.

En .ll~una tk c:-;b im:ur~ionl..':- literarias. s~.· ~.·ncontrú con los místiet)s

y.

de modo

nl)\ 10. con :-anta Tcrl'~a de t\,·ila. autora qu~.· :-.ignilicó para dla una revdación y

qu~.·. como bien lo diJo ulguten. k~·~) con dl..'\'tKión honda. justipreci6 - <.k mujer n

rnujl'r- y m;ís aún. ~.·n función de los biógrafos y cliticos m<ls pl..'rspicncl's, para

cuncluir qul..' todos. mü~ o mcnu:-. <llldamos en mora de la aventura que nos recon

-cilie cl>n cienl>~ ocasionnks. indabks anhelos superiores.

Tal era el caso de la Gnm Reformadora. según lo presentó su nueva, sorprendcntl..'

~.:·xcgcLa. En efecto. la Santa Doctora significó para ella el comienzo de un proceso

Lk con,·ersi<..'m a l<1 k c<ltl)lica que no ha abandonado <..ksde entonces. Así se dedicó

al ahondamil.!nto c:-;piritual <..k su obra. que ha quedado consignado en numerosos

escritos. pero principalm~.'ntc en ~u libro La m ·enwra demomda (Bogol<l. Presen

-cia. Jl)(n). cn donde. con excepcil)rwl penetración psicológ.ica. logra ahondar en la

!!randeza de su genio femenino. con talento crítico. l!still) v erudición. Pr

obable-~ ...

-mcntL' en l;t monja escritora cncont ró d arquetipo femenino de creación literaria

quc más se ajustaba a su temperame nto. pues. como ella misma Jo describe. hay

una difl'rencia sustancial cntre ~.·1 g.cnio de san Agustín (intelectual) y santa Teresa. c,·iJcncia. a tra\'~S dc lél :-.cnsihilidad. dl' una pena humana y divinu. ante In imagen

traspasada de Cristo.

Pero sería importante comprender que fue España d país curopeo que en ple no

Renacimiento creó un admirable movimiento místico. en prosa y en verso. dentro dd cual aparecen llguras tan notables como las de fray Luis de León, fray Luis de Granada. san Juan de la Cruz y santa Teresél de Jesús. Esto se explicaría por la

necesidad en la península de prolongur los ideales religiosos y morales del cristia

-nismo medieval. en momentos de crecie ntes convicciones políticas y descubrimie n-tos científicos que hucí<~n que las naciones europeas huscanm su reencuentro con la antigüedad clúsica. No es exrraiio. por lo tanto. que España, tierra de paradojas

y de contrastes. vi\'icra dentro de una temporalidad sui géneris. dispuesta a impo -nerse por encima de ~pocas y modas. de cambios sociales y de progresos. Así santa

Teresa sería un ejemplo excepcional. cuyo genio. entregado por un lado a un~\

acción sin preccdcnres (fundando y multiplicando los conventos del Carmclo. r

e-formando la orden. etc.). aparece de otro. consumido por una .llama de amor sa

-grado. que la conduce a una fecunda introversión. a una plenitud vital, a una fuer

-re y realista expresión en su lenguaje. como expresión paradójica de esta España

que la engendra.

Y<l para entonces. Elisa Mújica había publicado en España su primer volumen de cuentos. Ángela y el diohlo (Madrid. AguiJar. 1 953). evidenciando sus dotes de na

rrado-ra. con una temática de crítica social que apela a modelos elegidos del común de

la gente. dándoles verosimilitud a las soluciones propuestas. dentro de un con

-texto determinado.

Pero unos años después tendría la oportunidad de medirse en disciplina e ingenio.

realizando el índice onomástico total de las Reminiscencias de Santafé

y

Bogotá de

José María Cordovez Moure ( 1957). para la Editorial Aguilar. empresa difícil, que

con paciencia y dedicación logra convertir en una verdadera obra de arte, y cuyo

prólogo es obligado para comprender la importancia del cronista, testigo exce

(10)

En el acto de posesión como académica de número en la Academia Colombiana de la Lengua,

Bogotá, 1984.

cional del

siglo

XIX

,

quien r

e

gistró con minuciosidad la vida anecdótica d

e

la

ciu-,

dad de Santafé de Bogotá

,

dándola a

conocer en

los demá

s

paí

ses

d

e

habla

española.

No puede pasar desapercibido

el

hecho de haberse ocupado de

este

autor

,

nacido

en 1835 en Popayán

,

que

supo

venerar

el espíritu

d

e

progre

so

t

e

ndido

a

la Hum

a-nidad con mayúscula,

a

fin de rem

e

diar

s

us males, y ql:l

e

no

se

e

ncontraba inmerso

en

las tinieblas de la Colonia

,

lo

cual

despertó

su

admiración

,

como

lo

expresó

Elisa Mújica en aniversario de fundación de la Academia Colombiana de la Lengua

.

Veamos

sus

declaraciones:

Confieso que después de tantos años de trajinar sobre el contenido y

alcance de las Reminiscencias, persiste en mí un interés nacido desde el

comienzo: averiguar a qué se debe su popularidad extraordinaria [. .. } De

las Reminiscencias, por causas ajenas a la voluntad de editores y

lectores, no se encuentran en la actualidad tomos sueltos e incompletos,

selecciones y, si acaso, la colección de I957, que tuve la suerte de dirigir,

prologar y anotar en Madrid, o su reimpresión de I962. Ambas, con el

imprescindible índice onomástico, se persiguen ahora como agujas de un

pajar. Se me ha informado que por la primera, la de I957, no es raro que

se ofrezcan cien mil pesos5.

En la misma intervención

,

enumera la

s

cualidad

es

del

cronista

que le m

e

rec

e

n más

admiración:

su

decidida imparcialidad, el haber participado personalmente

en

los

su-cesos que narra,

su curiosidad

y preciosa

capacidad

d

e

saber

apreciar los detalles

,

y la

nostalgia de no hacer podido acompañar a

sus

camaradas

e

n

s

u

s

aventuras políticas

.

Con este bagaje intelectual

e

histórico

,

Elisa Mújica

se

lanza a la realización de

una obra con una dimensión claramente historiográfica

,

fruto de

s

u profunda

re-flexión y esfuerzo por encontrar el ambiente justo y adecuado

en

cada una de

s

us

obras

,

consolidando con cada nueva publicación

su carrera

lit

e

raria.

801~P.1(""' CULTURAL V 8t8110(HtÁFIC"0, VOl . J~. ''l)M. 56, lfJOI

[ II]

San café y Bogotá y su cronis·

ta don José María Cordovez

Moure. Discurso de doña Elisa Mújica, en la Sesión solemne del 6 de agosto de 1991, en el 1 19 aniversario de la fundación de la Corpora· ción. en Boletín de la A ca-demia Colombiana de la Lengua. Bogotá, vol. .p. núm. 173. julio-sepliembre de 1991. págs. JOO·I06.

(11)

La escritora santandereana recibe una medalla por su labor literaria durante la 1." Feria del libro

y IV Muestra regional del oriente colombiano. 1998.

~.;....-

... _.___.:...;....::1 t 1: :) 1

dt

En su apartamento de Bogotá recibe a la escritora y crítica literaria Montserrat Ordóñez, junto

con alumnas de la Universidad de los Andes.

Ya

p

a

ra

e

l

año

196

3,

cuando publica

s

u novela

Catalina,

escrita en España

,

obra

r

e

com

e

ndada por

e

l jurado

del

pr

es

tigio

s

o

pr

e

mio

literario

Esso

,

es considerada

una d

e

l

as

m

e

jor

es

prosi

s

ta

s

d

e

l

paí

s

,

ademá

s

de

s

er

la única narradora

de

una

g

e

n

e

ra

c

ión d

e

po

e

ta

s

entr

e

la

s

que

s

e

e

ncuentran

Emilia Ayarza

,

Dora

Castella

-no

s,

Matilde Espino

s

a

,

H

e

lvia

García

,

Sylvia

Lorenzo

,

Fanny

Osorio

,

Carmelina

'

Soto y

Maruja

Vi

e

ira

.

Pu

es,

como bien

lo

describe en

uno de

s

us discursos

,

"

Era-mo

s

di

e

z

se

ñorita

s

inclinada

s s

obre Colombia para cantarle y contarle cosas

"

.

La novela

demo

s

traba

madur

e

z y

dominio del

género

novelí

s

tico, encontrando el

e

quilibrio

necesario

entre el fondo y

la

forma. Comparada su

heroína

con

la de

Jfigenia

d

e

Ter

es

a de

la Parra

,

e

s

crita en la

década de los treinta

,

en

Catalina

la

protagoni

s

ta a

s

ume

el

matrimonio

,

para

luego desenmascarar un

ambiente

vicia-do

por

intrigas

,

rencillas

y

mezquindades

,

dentro de un

ámbito

feudal

,

en el

que las

tierra

s s

on

heredada

s

y

la

vida

de las mujeres

tiene

que transcurrir

en

la rutina de

(12)

En su biblioteca muestra a las alumnas sus entrañables tesoros literarios.

En su apartamento en el centro de Bogotá, desde donde observa la Academia Colombiana de la

Lengua y los cerros de la capital.

casas

y

solares.

Al se

r declarad

a estéril por un

facultativo

,

se

rebe

la co

ntra el

ma-trimonio

y

aun

contra

la Iglesia

, para busca

r por

misma

s

u propia

rea

li

zació

n.

Como

bien lo

anota

Montserrat Ordóñez,

el

eje estru

ctural

y

temático

d

e

la nove

la

es

la lucha

e

ntre

la

pa

la

bra

y

e

l sile

ncio

,

e

n donde

la

na

rració

n

si

gnifica ga

nar e

n

independencia

y

autonomía

,

a

la

vez

que recupe

rar la hi

storia prop

ia

y

aje

na.

Ade-más

existe el

manejo

s

ugere

nte

y

concentrado de

múltipl

es es

pacio

s s

ignifica

tivos

,

que

contrastan

con e

l red

ucido

espacio

que Catalina

recorre dentro

del

r

e

la

to

;

as

í

la nove

la nos re

mite

a

dife

re

ntes épocas hist

óricas

,

como la gu

e

rra de los

Mil Días

o

de la Independ

e

ncia, con sus espacios

de

pod

e

r

y a

mbición

eco

nómica

.

de

pro-ducci

ó

n social

,

del deseo

y

la violencia

e

n todas su

s

forma

s,

a

la vez q

u

e

no

s

da a

conocer e

l espacio de

las hi

storia

s

familiares

con

s

us

momen

tos

clave

s

d

e

la hi

s

to-ria del país.

(13)

h ( -,,m.:llh' puhlu:.tlldo .uiJ~·u­ ¡.,~ ,·ru.:ntu' .:nl.1 pt.:n,.l d.: B••!tPl.l 'ilt prunc:r ~-~~~·nt•'· /tu,/,• tft• 1'1\1/tl. :IJ':tl\.:l'lll .:11 H l.thc:r.ll .:1 1/1 d .. · llll\'IC:Ill -hr .. · dt: 19-17 ~ll pnmc.; r .rrtr

~.·uh' puhllr;1Ju .:11 l· l Tt.:lll· po. ".\l:1rn·lln;1 1111:1 anH~a

de: Bal1.a~· ... ¡;, un rom.:nta·

110 '''ht e: la h~t1gra! ia d._. :'\l..r~·..:ltna 1 }c<,hnt Ul''-· \ ';¡J. nl<ltc d.: St.:tan /,\\ 1:1)! 1-::-.1<1 arlt\'td.iJ J~,· n Hnc:ntadora d.: tema' nittl'•'' ~- culturak' 1.1 pr.,lon!!.l' dut.lntc l'<ht tr.:m -ta ,tño' 7 Pt c:m1n c:n 1 •>~'-.'· de la Du Cl' · n on Cultural J d 01\lllto para el nh:Jur rd.1to 1nlan11l. \ .tk l.t

1

~~.·n.t llll.'lh'I\Ht.tr l.t l:tb<.'r qu~.· dl)tl<l l:ti~a :\hijic t ~.k~<HTllllt) durante c1~1 1 n.'tll l.t .tt'h'' ~.·n r~,.•,·t:-l.t'- ~ dtari~,,, ~.·ulturak:-. n Hno pcriodist:l. critica y rc~ci1ista

Jc ltl"f•)' ' aut<.li"L'' J~,.· b~ m:t:- 'an:td:t~ Cl)tTi~.·ntc~ c~t.5tica:-. <.)como columnista en

r~.·' 1'-td:-- ~ ... h.tri~.h del p:ll'· l"nnn p:llmcnll.: ~.k la~ Lectur<tS Dnminicak s de El T iem

-J"O. ~.·uandu !.1:-- din~t;t l·duardu :'\kndl)/:t \ 'arda(\. Ouii'<Í~ ~e.t en L'Sta producción

~.·n JonJe mqor pu~.·~.kn J~.·dul'ir:-~.· :-;u:- preferencia::; culturales. ~u visión <.k la

htcr.ttur;• y ~.kl :tn~.·. lll~ ' alor~:- ~tll'll:o- que In ~uslL'tllan. su visión de In muj~r. ~le.

En ~.-u~tnto a 1:1 literatura launo~I111L'rtGltl<l. potl~.'mos Jecir quL' se d~tuvo espe

-nalm~.·ntc en aqul.'l lo~ :tutore~ que han stJ o rcprescntativos de unn nacionnlidad

~.·nm:trcado:-- tkntro J~.·l hoo/JI. cnn propucstas aménticas y univcrsak s. como

( iahriel (larcia 1\l;írquu. \';tr~HS Llo~~l. Fuc ntes. c~npenticr. d;\ndoks impor

-liltlCia por compr~ntkr qu~.· k s corrc~pondía el inventario J~ lo cotidiano y no

por ello ml.'no~ fahulu~o. al iado d~ rrecur~orc~ tan importnntes como Juan Rulfo

... ·n !\léxico ,-. ~ li.... !.!.UL'I r\n.... !.!.cl ;\~t urias en ( nwlL'mala. Pero casi nin... i!.Ún temn cultu -ral escapó a su intcré:- crítico. palpanJo la acw alidaJ twcional e internacional

con comcnt<~rio!> excelente:--. •• lu~ que aplicó su especial J o n Je síntesis y

profundizacit'>n ~.·n temas como lt~ pintura. la música. el teatro. la IHosofía. la reli -~ión. la ci~.·ncia . el arte <:olonial y mquitcctónico. el folclor. cte .. y siendo polémi

-ca al tratar al~uno:- de sensibilidad nacional como " El sentido de lo espafiol en

nuestra cultur<l ... o la conquisla Je América. a la que llamó "un d~safío lanzado por E~pat1a. ~in aro~ o en la rcalidnd". ckmostrando ser~nidad y compromiso

crítico con ~sta traJiciún ~sp<~t)ola. pero sin desco noce r Jos valores mestizos. crio

-llos~ indíg.c nas. con sus aport~:-. culturak s.

Al leer a ~sta c~critnra l:n su produccit)n literaria. se obtiene una experiencia est

é-tica y po.5tica a la ,·~z. rl..!~ultado de un trabajo lento y depurado que necesitó de su

autora un gran t rahujo J e invest igaci<'>n y dominio técnico. Por ejemplo. en su

producciún novelística posterior o en sus cuentos. se rclkja ~sa pr~ocupaci6n fun

-dame ntal por el r~conocimit.:nto de )¡¡ vida social en un determinado momento.

<.ksck una óptica feme nina. como el libro Ho~otú de las nuhes

(

B

o

g

o

t

á

,

Tercer

Mundo. Jt)X-J.). cn donde ~e vale <.k Myrcia. una humilde muchacha boyaccnse de

principios de siglo.

pa

n1

construir todo el relato. Aunque paradójicamente lu h

e-roína Jcvi~nc d~ fracaso en fracaso. marcada por un destino que se asemeja a la

mancha negruzca que k afea el cuello y parte de la barbilla (por lo que la apodan

"la lunarl.!ja "). en :-.u ori¡!cn provinciano está la explicación de su desarraigo

y

falta

de compromiso. adem<ís de los cambio~ ~xpcrimentados por la capital. con gentes

que ,·ivcn en función de la ~mulaciün y las apariencias. La novela. pese a la crítica

d~ su modelo femenino. introvt.!rtida y taciturna. que tie ne que refugiarse a menu

-do cn la Iglesia. no~ muc!>tra esta otra cara eJe la realidad. dejando ver situaciones

de marg.inalidad ~ocia!

y

emocional tan características de lo!:> procesos de desarr

o-llo de las grandes ciudmlcs inmersas e n la sociedad de consumo.

Vale la pena menciona r su producción cuentística. pues. además de ser una verd

a-<..lcra estudiosa del u.éncro. como lo demuestra su libro

La

s

alt

a

s

torres del humo.

Raices del c/u!nio popular en Cololllhia, con caTOrce cuentos de Margarita

(

B

o

g

o

t

á

,

Procultura, 1 <)Hs). allí se revela una faceta más intimista y lúdica que bien rcllcja

sus preocupaciones temáticas inn;cdiatas con tratamientos novedosos que apor

-tan un mejor conocimiento de los temas. En sus cuentos hallamos diferentes líneas

compositivas. dcs<..le el cuento clásico de tipo realista (Árbol de ruedas. La fienda

de imágenes). hasta el cuento de tradición popular (Cuentos para nilios de la Can

-delaria). el cuento instructivo-didáctico. como La Expedición Botánica contada a

lus niFws' . que surgió de una exposición sobre José Celestino Mutis, llegando a

compenetrar e tanto con la vida y obra del gran sabio; o su última producción

(14)

Uno de sus famosos pesebres navideños. lleno de motivos tí

-picos y bellas figuritas de trapo. con los que Elisa Mújica cel

e-bra sus navidades.

Elisa Mújica. foto estudio.

infantil

,

qu

e e

xplor

a

s

itu

ac

i

o

n

es

d

e

l

a v

ida

co

tidi

a

n

a,

co

n

pe

r

so

n

a

j

es

d

e

l

a

f

a

un

a,

l

a

fl

o

r

a

,

p

e

r

so

n

a

j

es

f

a

bulo

sos o

hi

stó

ri

c

o

s

qu

e

r

escata

d

e

l

a t

r

a

di

ció

n

o

r

a

l

pop

ul

a

r

,

y

qu

e

n

os

mu

es

tran fa

ce

t

as

ll

e

n

as

d

e

humor

,

co

n

te

n

i

d

o

hum

a

n

o y a

n

ecdó

ti

co

.

A

s

í

m

e

n

cio

n

e

m

os

algun

os

t

ul

os co

m

o

P

eq

u

e

ñ

o

bestia

r

io.

L

as

h

isto

ri

as d

e

mis pe

rr

os

y

g

a

tos

qu

e so

n tan di

vertidos

o

J

osé Ce

l

es

tin

o

y

e

l

d

r

agón

,

qu

e

han

t

e

nid

o basta

nt

e

é

xito

es

p

eci

alm

e

nt

e

d

e

ntr

o de

un

públi

co est

udi

a

n

ti

l

,

y

qu

e a

l

a a

ut

o

r

a

l

e

h

a

n

de

j

a

-d

o

mu

es

tr

as

d

e

gran

s

ati

sfa

c

c

i

ó

n

,

pu

es, co

mo

e

ll

a

l

o

di

ce,

qui

e

n

esc

rib

e

p

a

r

a

l

os

niñ

os, esc

rib

e

para

e

l

h

o

mbr

e e

t

e

rno

"

.

¿

En

nd

e

ubi

ca

r

,

p

o

r

l

o

t

a

n

to, a

esc

rit

o

r

a ta

n pr

o

lífi

ca

d

e

n

t

ro

de

nu

es

tr

o

p

a

n

o

r

a-m

a

lit

e

r

a

ri

o?

Un

a es

crit

o

r

a

qu

e

h

a

d

e

m

os

tr

ado

s

u

t

e

mpl

e

e

n div

e

r

sos

n

e

r

o

s

. co

n

g

r

a

n

ca

p

ac

idad

c

ríti

ca

,

y

qu

e

s

in

e

mb

a

r

go es

e

j

e

m

p

l

o

caba

l d

e

un

a

lit

e

r

a

tur

a

f

e

m

e-nin

a ca

p

az de e

xpl

o

r

a

r l

a v

id

a

pnv

a

d

a y

públi

ca

d

e

l

a

muj

e

r

e

n

d

if

e

r

e

n

tes esce

n

a

-rio

s soc

ial

es,

h

ac

i

e

ndo un

seg

uimi

e

nto jui

c

i

oso

d

e

l

a

hi

s

t

o

ria

c

olombian

a

e

n

to

d

os

s

u

s

matice

s

y ent

e

ndi

e

nd

o co

m

o

po

c

a

s

la

s

parti

c

ul

a

rid

a

d

es

d

e s

u

creació

n lit

e

r

a

ri

a

c

on

s

u

s ac

tuacion

es e

n l

os

m

ás

div

e

r

sos c

amp

os

d

e

l

a

vi

da

na

c

i

o

n

a

l. Pu

es

h

a

brí

a

qu

e

d

e

cir qu

e

ya

no

es

po

s

ibl

e

pr

esc

indir d

e

l

a

mir

ada

vi

ta

l

e

hi

s

t

ó

ri

ca q

u

e

n

os

tran

s

mit

e

Eli

s

a

Múji

ca e

n

e

l

m

o

m

e

nto d

e

r

eco

n

s

truir nu

es

tra m

e

mori

a co

l

ec

tiv

a

,

gracia

s a s

u

e

ntr

eg

a t

o

t

a

l

a

l

a

esc

r

i

tur

a,

qu

e

r

ec

up

era

p

a

r

a

n

oso

tr

os

l

os

l

ec

t

o

r

es,

l

a

hi

s

t

o

ria d

e

nu

es

tr

a

propi

a

hum

a

nid

a

d

,

qu

e

d

e o

tr

a

m

a

n

era

habr

ía q

u

eda

d

o pe

rdi

-da irr

e

mi

s

ibl

e

m

e

nt

e e

n

l

os

l

a

b

e

rint

os

d

e

l

a

m

e

m

o

ri

a o

e

l

o

l

v

id

o

,

l

o

qu

e

n

os rec

u

e

r

-da la vi-da d

e

maravillo

s

a

s esc

rit

o

r

as

que tuvi

e

ron

qu

e

r

e

nun

c

i

a

r

a

otr

os

p

a

r

a

p

oder

r

e

alizar

s

u

obra

:

S

e

lma

L

age

rl

o

f

,

Emily

Di

c

kin

so

n

o

V

i

r

g

inia Woolf

,

e

t

c.,

pu

es

s

e

g

ún la mi

s

ma

Eli

s

a

Múji

ca:

(15)

/ ,1 1 , , 1 1/tfltl /¡,¡ \lo/t 1 lif!.!t 1 1 lf<tf. t'flllcl.' 111/flOr/tlllft' Íll.\lrtllllt'l/1(1 c/c·

/1/,/tl..;o/t /r 111 cflt• t'lllf'lt'< 1 ' ' 1/lr,· /,1 <flh' ' ti\' l'l'llllllt'llft', ,,ohrc· lo I/ IIt' ¡lic'/1.\0 \' 'io'//fll tf,· 1111 1 ,¡, /rltfll<' 11/t' f'IJ¡/c·ll( .. / )¡, 110 .'<' .\i <'11 lodos 111i.' 1111/0I'l'S ctft:,rl ///( 1 1/1\( 1<'111<' ,.,, 1111 /11/.\( lihll 1/llt' /1(1 ·' '' 1'<'11/t ::llf't/11 1111//t't/ !101' Jllt'dio

,/, l llt.ttrunt~nlo. ¡>¡1/t/11<' ' 1 ' ,, 1111' llllhlt'l'tl <'tl.,cldll 110 llohr/a t'.\<'f'ito

/tfl l/<1\

1 '1.1 'IIU:tL.Hlll l'\1111J11'L'I1' Jl'k l'll lll1:1 L'¡1lll':l lk' tndi\'idu:di::-.llh1 L'::-.l'l~ptiC\1, L'tl la qul' Lt nllliL'r h:t ll'llldP que llJ'I<~ I pn1 un:t rl'idi;:tl·ion pl·r:-nn:d. tkjandn de l~1dn ntnl~

L''hiLT/(h 1!-!ll.d!lll..'niL' llllp\ll t:llllt.''- lllht.'l't.'lltes :1 :-.u natur;tll'/a {como la rcl;Kión

ill.h.lrL·-hqt>. que '-L' tr:1dlll'l' L' ll un lllL'' 11ahk duali~mo. d(llonl~(l ~ di!'nci:1dor). e~

cntll'.td:t p111 l:t 1111::-.lll<l .tutor:1. quL· :-;e :--i1' l' de la e:"p..:riL·ncia par:1 akrtnr :1 las

.ll'tll:tk:-- ~L'IlL'I :IL'HlllL';:... kl1ll'l111lil:-:

l 'no tle fo, f'l'lll<'t¡>olt•, ur.~II/Jit'/1/0, r¡ll<' esgrim ,.omo.\ los /'e111Í11istos

< ololllhltllltl.' tic· lo cft'<'Udu dt• In.' Clllln'lllll. l'ltlllldo tt<'lfthanto., ni

( ·~~n.~n''" tle /ti Ut•¡nihlinl c11 "''""/(•.,¡ocimw.' tumultuosas y elltusiosws"

dt'lllllllrltu· e•/ dc•rt•c·ho al \'Oto. co/ISI,ft"o c'll liSt•guror r¡tw, grli<'Ías" c'l.

<'llfl'lll'ill o jugllr en In' IISIIIIto' ¡~tíhlicu., Llllll t·isidu no IIIIÍillll'rol. si11o.

f'OI"f'l'i111t'rO t·c•::. IIIIC,I!.I'll \' C'l/IIÍ/if>mt/ll. /.aS fiiii'IIS C0/11/)fi,-ÍOS ('1111/fJ/it/as

eur ltl\ urt/¡enlc'' '"/rttgl.\ftt.' ingll'.\0,\ - l'<'l)('/ll111/0'-: con igual <'Oill'iccián

que• c·l/u,- f)('/'\(',!!.lf,.tl/1 COIIIll 11/C'Itl .\lt¡Jrc'JJ/a tle/'entler tle la igiiOI'fiiiCÍa y lll I,I!.IIOIJ/Ínio 11 lo' ltiio.\ ÍIIOCl'lll<". dig11i{icur el tiJJIOI' r semhmr lo ¡w-::_ en

lo c'.\'/t'II.\Í0/1 de! ¡llcutc'lll ... f·.·/1 lugor de c•so. t:t¡llcí lw ot'IIITir!o:J Como si

Wl /rudo lllftliuu,\lf ' l' /1/(hit•n¡ ¡Jro¡JIIt'\lo Íllf<'r(erir lo C'll/1'({(/ll

ohlcrfliii/C'/1/t' t'll t'\l't'llll tic fu llllljt•r. OfUIU'n'll col/trohC'cho' lo.\

fiU \fttf¡Jt/0\ ÍIIICWft''·

¡\ cb rando lo~ \'éllorL·~ !'cmvninos que tr<~nsnlil~ esta escritora. protagonista

y

port

a-dor<!. a t r:l\ 0:-. d~..· :-u litcmt ura. <.k todo~ lo~ dch;ltc..:s que :-;~ h:tn hc.:cho sobre la mujer

L'll n~<Í'- de.: medio ,j~lo. hoy ~..·llil 'iP,UL' ligada L':-piritualmcnte al catolicismo. !'>in tksco-nncer lo' a\ <trKI..''- tk 1;¡ mujc..:r en dif~rcnt~.., campo:-.. con una \'isión que ahoga por su

dignid:1d ,. concicnci:1 en tm.ln!-> lo~ <kde111.: ... PL·ro es en su ohra en donde encontramos

' .

l'l tL·~timonio l'l'itl tk su \'isi(>n del mundo y de la mujer. una visión indiscutiblemente

dinl<'l~ic;1. t<lll nece~ari;t hoy L'l1 Jí¡¡ par:1 <.:onstruir un mundo m<b humano que se

ahi:-.nw con profundo esccptici!'>mo en d !'iglo XXI. pero en el cual aún es posible :-ah·ar'-e. por medio de la <.:n.:aciún. l ·na e~critora

a

la que

se

le debe reconocer el

mejor de lm. homcnt~jc~: el <.k k c.:r '>U ohnt íntegra. con la atención que se merece.

OB R AS DE EL I SA M Ú JJ CA

f.o.\ dos tie111po.\ (novela). Bogotá. Iqueimn. I<J-+CJ·

;\ngelo y el t/i(fh/o (cuento!'>). M udricl. A guilar. HJ5]·

Edición proln~ada y anotad<~ de Reminiscencios de Santofé y Bogotá de José María Cordc)\'C7 tv'loure. :VIéH..lrid. A guiJar. 1957·

/.a m ·elltum de111oradn 1--'n,ayo sohre .mnta Teresa de Jesús, Bogotá. Presencia.

11.)(12.

Crualintl ( nov~l<t. premio literario Esso. I<)Ó2). M adrid. A guiJar. 1963.

/lrhol de m edos (cuentos). Bogotá. Editorial Revista Colombiana. ICJ72.

/.a Candelarit1 (crónicas y cuadros), Bogotá. Instituto Colombiano de Cultura. 1974.

lmroduccián a .\mlfa Tl'resa. Bogotá. In. tituto Colombiano de Cultura Hispánica.

J()H 1.

(16)

La E.rpedicián Rotúnica cm/lada u los niiios. Bogot<Í. Enka-Colcultura. 197X:

Bo-gotü.

Carlos

Valencia Editores. Il)XI.

Pequeño bestiario (literatura infantil). Bogotá. Carlos V~dcnci<~ Editores. ! l)X!.

Bugorá de las nuhes (novela). Bogotá. Tercer Mundo. 1 t)X-t.

··José Celestino y el dragón·· cuento infantil en Pasado y ¡)()n'eJiir de /u t.'xpedici(m

Botánica, prólogo de Eduardo Mcndoza Yarcla. Bogotá. Instituto Colombiano

de Cultura Hispánica-Litografía Arco. Il)X).

Edición prologada de Nm·e/as y owdros de cosrumhres de E ugenio Oíaz Castro.

dos romos. Bogotá. Procultura. H)X).

Las alws torres del humo. Raíces del cuenw popular en Colomhia. con ca rora cuellfos de Margarira. Bogotá. Procultura. Il)X5.

La tienda de imágenes (cuentos). BogottL Edjcioncs Fondo Cultural Cafetero, H)X7.

Sor Francisca Josefa del Cosrillo (estudio crítico y compi laci<ín). Bogot<'í. Procu 1 tura.

1

991.

Cuemos pam

niíios

de

La

Candelaria. Bogotá. Carlos Valencia Editores. ll)t)3.

Las casas que lwhlan. Guía histúrica del hurrio de Lo Candelaria de Sanw.f'é de

Bogorá. Bogotá. Biblioteca Nacional de Colombia y Corroraciün La

Candela-na. I9Y-+

·

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :