Intercambiando los papeles en la clase en la enseñanza de terapéutica en el grado de medicina

Texto completo

(1)

INTERCAMBIANDO LOS PAPELES EN LA CLASE EN LA ENSEÑANZA DE TERAPÉUTICA EN EL GRADO DE MEDICINA.

Medina Asensio, Jesús1; Rodríguez Álvarez, Sergio J1; Busto Martínez, Maria José1;

Mateo Barrientos, María1; Suárez Sánchez, Mª Carmen3;San Frutos Diez, Mónica 2

; Henriques Alves Dos Santos, Valter Acides 2.

1: Departamento Clínico Facultad C.C Biomédicas. Universidad Europea de Madrid C/Tajo s/n, 28670. V. De Odón. Madrid

jesus.medina@salud.madrid.org 2: Alumnos del Grado de Medicina.

Facultad C.C Biomédicas. Universidad Europea de Madrid C/Tajo s/n, 28670. V. De Odón. Madrid

moni_sg_9@hotmail.com 3: Investigación y Docencia Hospital Universitario Quirón /UEM.

carmen.suarez@quiron.es

Resumen. En el 5º curso del Grado de Medicina ya se han dado la mayor parte de las materias médicas, y a partir de aquí los estudiantes deben realizar una labor de síntesis para integrar el conocimiento clínico conjuntamente con un conocimiento profundo de cómo se produce la enfermedad, cómo se manifiesta y cómo actúan los fármacos y sus efectos adversos.

En la asignatura de Terapéutica médica, que se imparte íntegramente en el aula hospitalaria, se pretende la integración de todos estos conocimientos adquiridos y su puesta en práctica mediante la inversión de las clases. Mediante esta metodología el alumno trabaja e invierte parte del tiempo de clase en realizar tareas que afianzan el conocimiento rentabilizando así su tiempo de estudio. A través de la actividad planteada a los alumnos y durante el trabajo en casa, el tiempo de aula y las exposiciones de todo el grupo, se desarrollan y fijan los conceptos más importantes de la asignatura. Además de tener una calificación propia, los contenidos de las exposiciones, están incluidos en el programa que al alumno se le evalúa y califica en las pruebas de evaluación teóricas de forma individual.

Con esta metodología se fomenta la participación de los estudiantes en el aula y se trabajan distintas competencias generales y específicas de la asignatura.

Palabras clave: clase invertida, competencias, medicina.

1. INTRODUCCIÓN.

1.1 Clase invertida en el Grado de Medicina.

En un modelo de enseñanza tradicional, los estudiantes deben estar presentes en cada sesión y el tiempo de clase se dedica principalmente a la exposición del profesor. A los

(2)

estudiantes se les plantean trabajos y actividades que tienen que realizar fuera del aula y a menudo presentan dificultades en su resolución. El diseño de las actividades que se plantean a los estudiantes debe ayudar a alcanzar las competencias generales y específicas de la asignatura y la titulación que están cursando (Escudero, 2009; De Miguel, 2009)

Mediante las clases invertidas, los estudiantes consideran la exposición (clase) antes de estar en el aula. Por lo que están preparados para debatir el tema y responder en grupo a las cuestiones planteadas (Benítez, 2012).

Los beneficios de las clases invertidas además permiten a los alumnos disponer de más tiempo para presentar el contenido y discutir temas complejos de forma individual con el profesor o con otros compañeros. Aumenta el tiempo de contacto entre el alumno y el profesor (Bergnam, 2011). Además para el profesor reduce el tiempo de contestar preguntas básicas y, en ocasiones, repetitivas y recibir feed-back de los resultados alcanzados en la enseñanza de una determinada materia permitiendo una rápida adaptación de los contenidos para responder a las nuevas necesidades de aprendizaje. Por otro lado las exposiciones o debates se pueden grabar y utilizar como material para distintas secciones del curso. La clase invertida adecuadamente planificada es de gran ayuda en la educación superior y responde a las expectativas de estudiantes y profesores para optimizar la enseñanza (Lauge, 2000).

En 5º curso del grado de Medicina ya se han dado la mayor parte de las materias médicas, a partir de aquí el estudiante tiene que realizar una labor de síntesis en el que se tiene que integrar el conocimiento clínico (criterios diagnósticos y criterios de cuando iniciar, cambiar y finalizar unas pautas terapéuticas) conjuntamente con un conocimiento profundo de cómo se produce la enfermedad, como se manifiesta y como se adapta a ella (campo de la etiopatogenia, semiología y fisiopatología) y cómo actúan los fármacos y sus efectos adversos (farmacología). En la asignatura de terapéutica médica se pretende la integración de todos estos conocimientos adquiridos y su puesta en práctica mediante la inversión de las clases ( Prober, 2012).

1.2 Asignatura Terapéutica médica.

La asignatura Terapéutica Médica del Grado de Medicina de la Universidad Europea de Madrid pertenece al Módulo formación clínica humana, es obligatoria, y se imparte en 5º curso de forma semestral en los Hospitales Universitarios de Quirón y Getafe.

El objetivo general de esta materia es aplicar el conocimiento adquirido en Farmacología y en las asignaturas clínicas, integrándolo con las fuentes de información de los medicamentos y evaluar la efectividad, seguridad y coste de los mismos para disponer de una base firme para desarrollar una correcta prescripción terapéutica.

Con esta asignatura se desarrollan las siguientes competencias generales de la titulación ( ANECA, 2005):

x Planificación: el alumno debe gestionar adecuadamente su tiempo para ser capaz de organizar a lo largo del curso la preparación de trabajos así como el tiempo de estudio personal de la asignatura.

(3)

x Desarrollo de espíritu crítico: el alumno debe ser capaz de realizar una lectura crítica de artículos sobre eficacia y seguridad de los medicamentos.

x Fundamentos Científicos de la Medicina: el alumno comprenderá los fundamentos de acción, indicaciones y eficacia de las intervenciones terapéuticas, basándose en la eficacia científica disponible.

x Habilidades Clínicas: el alumno debe ser capaz de realizar un correcto tratamiento farmacológico de las patologías más frecuentes.

x Habilidades Comunicativas: se trabajarán mediante la realización trabajos y su exposición oral.

Respecto a las competencias específicas que se trabajan, se detallan a continuación:

x Saber prescribir y administrar adecuadamente los principales grupos farmacológicos en las diferentes situaciones fisiológicas y patológicas que condicionan la respuesta individual a los medicamentos.

x Conocer los fundamentos de la monitorización terapéutica de los fármacos.͒

x Conocer el concepto de adherencia al tratamiento, sus condicionantes e implicaciones.

x Conocer los sistemas de farmacovigilancia vigentes.͒

x Conocer los fundamentos de la farmacoeconomía.

x Conocer y utilizar las diferentes fuentes de información de medicamentos.͒

x Metodología de evaluación de la eficacia, efectividad, seguridad y coste de los medicamentos.

x Aprender a utilizar de forma racional los medicamentos, selección de medicamentos y elaboración de planes terapéuticos.

x Algoritmos terapéuticos

x Valoración coste-efectivo de los diferentes grupos terapéuticos.

Para trabajar estas competencias y lograr los objetivos de la asignatura se usan diferentes metodologías de aprendizaje adaptadas a cada uno de ellos: clases magistrales, actividades en grupo y trabajo individual .

La clase invertida se ha utilizado como parte de la metodología de la asignatura, destinando en el programa y cronograma un espacio denominado seminarios.

Para realizar los seminarios se distribuye parte del temario entre los alumnos, teniendo que trabajarlo de forma individual con ayuda del profesor y ser expuesto al resto del

(4)

grupo en horario de aula. Los seminarios constan de un caso clínico completo complejo (comorbilidad, efectos adversos, etc.) que se tiene que explicar en detalle siguiendo un guión de trabajo para centrar el tema. En clase lo tiene que exponer y el profesor modera la sesión con preguntas al ponente y al resto de la clase. El contenido total de los seminarios impartidos por todos los alumnos forma parte de la materia que tiene que estudiar todo el grupo y se ponen disposición de los alumnos.

Los objetivos que los docentes nos hemos propuesto mediante esta actividad en la asignatura de Terapéutica Médica han sido los siguientes:

x Mejorar las capacidades de los estudiantes para resolver problemas relacionados con la terapia aplicada a los pacientes mediante el uso de la clase invertida. x Fomentar competencias generales y específicas relacionadas con la asignatura.

x Homogeneizar metodologías entre los grupos de los distintos hospitales donde se imparte la titulación de Medicina.

2. METODOLOGÍA

Para llevar a cabo esta experiencia docente se ha introducido “La clase invertida” como

parte de la metodología y evaluación de aprendizaje de la asignatura Terapéutica médica de 5º curso del Grado de Medicina. La metodología propuesta ha sido común a todos los grupos que han cursado la asignatura en los cursos 2012-13 y 2013-14. La experiencia ha sido desarrollada en cuatro grupos de alumnos matriculados en dos de los hospitales asignados para la docencia del Departamento Clínico de Medicina de la Universidad Europea de Madrid e impartida por profesores clínicos de diferentes especialidades siguiendo el mismo esquema metodológico.

A los alumnos al inicio de la asignatura se les plantearon casos relacionados con diferentes partes del temario. Cada alumno eligió dentro de las posibilidades planteadas y durante un tiempo estimado para ello aquella parte que prefería trabajar y exponer.

En la planificación de la asignatura se coordinaron los profesores de los dos hospitales para planificar el desarrollo de las clases invertidas y la evaluación en los diferentes grupos siguiendo un patrón común y elaborando el temario y los casos para trabajar de forma centralizada. Se plantearon distintas situaciones de enfermedad en pacientes con diferentes enfermedades asociadas (comorbilidad) y posibles efectos adversos a fármacos y el estudiante tuvo que responder siguiendo un guion básico que consistía en describir el problema clínico con la explicación de los síntomas y su prevalencia, la fisiopatología y efectos que podría tener el tratamiento y valorar los factores de riesgo y enmarcar el caso con su comorbilidad asociada. A continuación debía plantear una estrategia basada en el conocimiento actual médico (mediante búsqueda bibliográfica y el conocimiento de las guías de diagnóstico y terapéutica disponibles). Con todo esto se encuadró el caso clínico y se hacía un plan terapéutico completo con las opciones no farmacológicas y las farmacológicas teniendo en cuenta los efectos adversos y explicando los mecanismos de acción de los diferentes fármacos que pudieran utilizarse. También el alumno tenía que valorar si había una prevención para evitar recaídas, progresión e incluso conocer las medidas para que se pueda evitar la enfermedad.

(5)

Un tema de debate interesante que surgió en las clases que prepararon los estudiantes y despertó la curiosidad y el espíritu crítico fue la valoración de las áreas de incertidumbre en el tratamiento y una comparación entre las diferentes guías y las diferencias de importancia entre unas y otras.

El trabajo realizado se presentó previamente al profesor para preparar la exposición final al resto de la clase y resolver dudas que pudieran surgir. La exposición de los estudiantes se adaptó al tiempo de aula, estimando un tiempo para presentación y también para el debate y dudas de sus compañeros y aportaciones de los profesores. Las exposiciones realizadas duraron una media de 30-40 minutos con preguntas del profesor dirigidas al estudiante que exponía y al resto de la clase para aumentar la participación. El trabajo se presentó en dos formatos uno inicial en un procesador de texto que debía describir todos los puntos con su documentación bibliográfica y se corrigió aportando el profesor la corrección de errores, el alumno debía explicar aspectos que estaban incompletos. Cuando el trabajo estaba completo se presentaba en clase (ambos formatos tenían calificación por separado). Para ser lo más objetivos posibles se adjuntó a la planificación de la actividad una hoja de evaluación con los ítems que serían calificados y que conocían previamente los estudiantes. Al finalizar la clase que exponían se les entregó la puntuación obtenida en el total de la actividad. En la siguiente Tabla se muestran los ítems evaluados y el peso de cada uno en la calificación. En total suman 10 puntos y esta tarea equivale al 30% de la nota de la asignatura Terapéutica Médica.

Responder de forma clara y correcta las preguntas expuesta en la guía del estudiante

2 puntos

Utilización adecuada de la bibliografía 1 punto

Revisión ortográfica y gramatical 1 punto

Preparación de la presentación 1 punto

Cómo comunica el tema basado en la presentación y ajuste del tiempo

2 puntos

Responder a las preguntas que se le haga sobre el tema y dominio del tema

3 puntos

Calificación de la actividad 10 puntos

Tabla1. Items calificados en el desarrollo de las “clases invertidas”.

Los temas trabajados en clase y expuestos por los alumnos estaban incluidos en los contenidos a evaluar en las pruebas teóricas de la asignatura. A los estudiantes se le

(6)

exigió que fueran concretos y se evaluó la claridad y calidad de la exposición, ya que este material lo tendrían que estudiar el resto de sus compañeros (Rabajoli, 2012).

3. RESULTADOS.

Esta forma de plantear la asignatura lleva en marcha dos cursos académicos. La actividad se ha realizado en los 5 grupos que hasta ahora han cursado la asignatura de Terapéutica en el Hospital Universitario Quirón (H.U.Q) y en el Hospital Universitario de Getafe (H.U.G). La metodología empleada y la participación de los estudiantes fueron similares en los dos hospitales, los resultados que se exponen de esta experiencia son de los grupos que ya han sido evaluados y calificados. Participaron profesores que imparten clases en diferentes asignaturas, de diferentes especialidades médicas y de distintos ámbitos hospitalarios.

La participación en el aula fue muy alta y se consiguió un clima agradable donde todo el grupo pudo preguntar, debatir y aclarar ideas.

Desde un punto de vista cualitativo a los alumnos les ayudó a mantener al día la asignatura y aunque inicialmente pueda suponer un reto para el estudiante por la participación tan directa e importante en la asignatura, el feed-back que transmitieron a los profesores una vez finalizada la actividad y el curso fue muy positivo en todos los grupos. Refirieron haber afianzando los conocimientos ya adquiridos y encontrarse más seguros a la hora de plantear un tratamiento y exponer las decisiones tomadas a terceros.

En las clases invertidas han participado 90 alumnos, la nota media obtenida de esta actividad ha sido de 7 sobre 10 y la nota final de los alumnos en la asignatura en los tres grupos en los que se ha implantado esta metodología se relaciona con la obtenida en la actividad.

H.U.G H.U.Q

Figura 1. Proporción de alumnos en los Hospitales participantes.

(7)

En el siguiente gráfico se exponen a modo de ejemplo los resultados obtenidos en un grupo: la calificación obtenida sobre 10 por los 20 alumnos en la clase invertida (azul) y de forma comparativa la nota final de la asignatura (rojo).

0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20

Figura 2. Calificaciones comparativas en distintos momentos de la asignatura.

4. CONCLUSIONES

x Invertir los papeles de los alumnos en clase haciéndoles trabajar de forma autónoma explicando parte de la materia fomentó la participación del estudiante en su propio aprendizaje y su implicación con el aprendizaje del grupo contribuyendo a obtener mejor rendimiento en la evaluación global de asignatura.

x No se han podido comparar los resultados con experiencias docentes previas en esta asignatura porque se ha implantado esta actividad desde el inicio de la asignatura y de la titulación.

x El entorno clínico asistencial y la participación activa en la toma de decisiones terapéuticas favoreció el desarrollo de las competencias generales y específicas que tienen que desarrollar los estudiantes de medicina.

x Con el diseño y desarrollo de esta actividad se ha fomentado la coordinación de contenidos y evaluación de las asignaturas entre grupos de diferentes hospitales y también contenidos de forma longitudinal a lo largo de distintas asignaturas en

(8)

la titulación del Grado de Medicina.

5. BIBLIOGRAFÍA

Benítez M. 2012. La clase al revés: the flipped classroom. Disponible en: http://enmarchaconlastic.educarex.es/2012/11/14/la-clase-al-reves-the-flipped-classroom/

Bergnam J, Overmyer J, Wilie B. 2011. The flipped class: what it is and what is not. The Daily Riff. Disponible en: http://www.thedailyriff.com/articles/the-flipped-class-conversation-689.php

De Miguel, M. Metodología de enseñanza y aprendizaje para el desarrollo de competencias. Orientación para el profesorado universitario ante el EES. Alianza. Madrid. 2009.

Escudero Muñoz JM. Las competencias profesionales y la formación universitaria. SIPS-Revista interuniversitaria de Pedagogía social (ISSN-1139-1723) Nº16. Murcia. 2009.

Lage Maureen , Platt Glenn, Treglia Michael. 2000. Inverting the Classroom: A gateway to Creating an Inclusive. Learning Environment, Journal of Economic Education.

Libro blanco del Título de Grado de Medicina. ANECA. 2005.

Prober CG, Heath C. 2012. Lecture Halls without Lectures-A Proposal for Medical Education. N Engl J Med ; 366:1657-1659.

Rabajoli G. 2012. Flipped Classroom: ¿una nueva metodología o solo una resignificacion?. Disponible en: http://pidoayuda.blogspot.com.es/2012/05/una-nueva-metodologia-o-solo-una.html

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...