Qué significa ser salvo?

Texto completo

(1)

¿Qué significa ser

salvo?

(2)

2

¿Qué significa ser

salvo?

Introducción

En nuestro afán de

comunicarle las verdades eternas, hemos elaborado este tratado, para que usted conozca la verdad de las cosas en las cuales ha sido enseñado; es urgente que usted revise la doctrina que

está creyendo, porque

estamos viviendo en un tiempo saturado de tanta religiosidad y de repente nos hemos visto rodeados de un supermercado de salvación, donde se ofrece de distintas maneras.

¿Que significa la Salvación?

Si le dijéramos amigo lector que de cada mil personas, solo diez entienden que

significa ser salvo,

seguramente usted nos

rechazaría esta aseveración, pero le aseguramos que esto es una gran verdad, la mayoría de los que pretenden seguir a Cristo han sido

engañados, aunque con

corazón sincero muchos

concurran como inocentes ovejas a quebrantar la sed del alma a suntuosos templos que los dirigentes religiosos han levantado para vender una buena imagen de lo que predican, el concepto que convencionalmente se maneja sobre el tema de la salvación es: Ser llevados al cielo inmediatamente después que el cristiano fiel ha muerto, sí, todo mundo habla de la salvación que Jesucristo ofreció, y que consiste en llevar al hombre al cielo, esto se ha creído como una premisa, y no hay porque refutarlo. Si usted tiene interés de conocer la verdad seguirá leyendo atentamente

este tratado e irá

descubriendo cosas

sorprendentes, recuerde lo que Jesucristo nos dijo: “solo conociendo la verdad el hombre puede ser libre” ¿Podría algún teólogo mostrar un versículo de las Escrituras donde se lea que ser salvo es llevar al hombre al cielo?, pregúntele a su guía religioso sobre esto, y esté atento de lo que contestará. Otros grandes oradores religiosos trafican con estas preguntas: ¿Dónde

(3)

3 pasará usted la Eternidad?

¿En el cielo o en el infierno?

Al hacer un estudio

minucioso y exhaustivo sobre

este tópico, podemos

encontrar millares de

personas que han sido

engañadas en aceptar una salvación falsa. Es de absorbente interés entender todos los pormenores que presenta la Palabra de Dios sobre el tema de la Salvación del hombre; no es posible que lo más importante de nuestra vida como es la Salvación, deba tomarse livianamente. La verdad solo puede venir de la Santa y fiel Palabra de Dios, y a ella iremos a consultar y ordenar así

nuestros pensamientos:

“Palabra fiel y digna de ser recibida de todos, que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores de los cuales yo soy el primero” 1 de Timoteo 1: 15, estas palabras no solo conciernen a las personas religiosas, debe ser recibida de todos, sí, aquí lo incluye a usted amigo lector y a mi y a cuantos leyeren este

tratado, mediante sus

profetas el Eterno ha estado denunciando a todos los hombres que nosotros somos pecadores y por eso estamos destituidos de la gloria de Él, así se lee en Romanos 3:23. Todos los hombres hemos estado viviendo bajo pecado, el único hombre que estuvo en este planeta y no pecó, es Jesucristo; por lo tanto debemos entender: Que la

salvación es el maravilloso acto de salvar al hombre de

las consecuencias del

pecado.

El Efecto del Pecado

¿Cuál es el efecto del pecado?: ¡La muerte!: “Porque la paga del pecado es la muerte…” Romanos 6:23. Todos los mortales por orden genético

Estimado lector, permítanos preguntarle: ¿cuándo espera usted recibir la salvación? ¿Inmediatamente después de

morir? O ¿cuándo Cristo retorne?, ¿recibe el hombre la salvación inmediatamente

después que se convierte al Evangelio, o solo adquiere el

derecho a ser salvo? Le sugerimos que piense en todas estas preguntas que le

(4)

4

somos pecadores, y la

consecuencia de tener ese germen, es la muerte, pero Dios en su gran misericordia creó el gran acto de la salvación para rescatarnos de la muerte eterna. Cuando el hombre pecó fue destituido de la gloria de Dios, por lo tanto quedó condenado a la muerte, física y espiritual.

Ahora explicaremos ¿Que es

pecado? Muy a menudo se

oye decir que los hijos de Adán somos pecadores. Pero casi no se escucha la explicación sobre qué cosa es pecado, ¿Cómo apareció este germen que nos lleva cautivos

a la muerte eterna?:

“Cualquiera que hace pecado traspasa también la ley, pues pecado es transgresión a la ley” 1 de Juan 3:4.

Todos los hijos de Adán hemos violentado la Santa Ley de Dios, y ese acto de violentar la ley de Dios se conoce como pecado, y el acto de pecar tiene como resultado la muerte. Pero aunque el

hombre cometió

deliberadamente ese error, Dios le da una oportunidad en Cristo. El Eterno quiere darle

al hombre Vida Eterna, es que el Hacedor no hizo al hombre para que más tarde muriera,

no, de hecho el no se

complace con ver al hombre sufrir: “Porque no quiero la muerte del que muere, dice el Señor, convertíos pues y viviréis” Ezequiel 18:32, Él le ofrece al hombre el plan para rescatarlo de la muerte segunda o sea la muerte eterna, pero el hombre tiene que arrepentirse del mal

camino que tomó y

convertirse a una nueva vida según la voluntad de Dios. Si el hombre no aprovecha este

proyecto que Dios ha

diseñado para salvarlo de la muerte eterna, los hijos de Adán serían destruidos para siempre, porque el hombre terreno no tiene vida en sí mismo. Es justamente de

esto que Dios quiere salvar al hombre, de “la muerte eterna” Habiendo entendido

que es pecado, y las

consecuencias por pecar ahora regresemos un poco y retomemos el punto del resultado o consecuencia de pecar, no olvide que usted ya se dio cuenta que pecar es violentar la ley de Dios, esto

(5)

5 es básico en la doctrina de

Cristo, porque si usted

entiende que pecar es

violentar la ley de Dios, está entendiendo a la vez que la ley de Dios está vigente. Pues ¿Cómo vamos a señalar el pecado sino hay ley?: ¿Pues qué diremos, la ley es pecado? En ninguna manera, empero yo no conocí el pecado sino por la ley, porque tampoco conociera la concupiscencia, si la ley no dijera no codiciarás” Romanos 7:7.

Aquí encontramos otra

confusión religiosa, la cual es necesario aclarar a la luz de la Palabra. Es muy común

encontrar predicadores,

muchos de ellos sinceros, hablando en contra del pecado, pero luego cuando se les pregunta de la ley de Dios ellos la rechazan y dicen que no tenemos porqué obedecer los preceptos divinos. ¿Cómo se puede señalar el pecado sino hay ley?, bien está escrito: “No se imputa pecado no habiendo ley” Romanos 5:13.

Así que el predicador que no cree en la observancia de la ley de Dios, debe callarse

porque no tiene autoridad para hablar en contra del pecado sin antes aceptar que la Santa Ley está vigente, pues está escrito: no se puede imputar a nadie de pecado si no hay ley; ahora con esta reveladora verdad en su

mente juzgue usted si

tenemos razón cuando al principio le dijimos que al mundo le están presentado una salvación falsa.

¿El Alma es Inmortal?

Lector amigo en lo que va de

nuestro tratado hemos

entendido que el hombre es mortal y que si Dios no interviene por él, éste se quedaría perdido en la muerte

eterna, además hemos

descubierto que Dios quiere darle vida y por cierto en

abundancia, porque el

hombre no tiene vida en si mismo. ¡Sí!, usted y yo no tenemos un alma inmortal! El Eterno quiere regalarnos la

inmortalidad porque

obviamente no la tenemos, Jesucristo mismo dijo: “…yo he venido para que tengan vida y que la tengan en abundancia” Juan 10: 10, si Él viene para darnos vida es

(6)

6

justamente porque no

tenemos un alma inmortal.

No, esta es una falacia del

enemigo de Dios,

absolutamente nada del

hombre es inmortal, desde el preciso momento que este fue destituido de la gloria de Dios, también se convirtió en ser mortal, el Eterno lo confirma mediante su profeta: “He aquí que todas las almas son mías, como el alma del padre, así el alma del hijo es mía, y el

alma que pecare esa

morirá” Ezequiel 18: 4, ¿Acaso habrá un alma en este mundo que no haya pecado?, la Palabra revela esta esclarecedora verdad, no tenemos un alma inmortal,

porque somos pecadores

¿Porqué entonces los

religiosos, los que ostentan ser egresados de esta o de

aquella “Universidad

teológica” enseñan a su grey

que tienen un alma inmortal? Afirman que los cristianos que

ya murieron están en el cielo con el Señor, estas son las doctrinas básicas que se imparten en los suntuosos templos de este mundo. Esto es una aberración, es un falso evangelio, en su propia biblia usted puede leer dos veces en un mismo capítulo donde se revela que el alma es mortal: “… el alma que pecare esa morirá” Ezequiel 18:20, el

pobre argumento que

presentan los que predican esta herejía de perdición es: Que dentro de este cuerpo

mortal se encuentra

encerrado un cuerpo

inmortal; amigo, deténgase a pensar un momento ¿Cómo es

posible que lo mortal

aprisione lo inmortal?

La Inmortalidad Envolverá

a lo Mortal

Ahora prepárese bien para que entienda lo que va a leer, es todo lo contario de lo que las doctrinas convencionales enseñan: “Porque es necesario que esto corruptible sea vestido de incorrupción, y esto mortal sea vestido de inmortalidad. Y cuando esto corruptible fuere vestido de incorrupción y esto mortal

¿Ha encontrado usted alguna parte de las Sagradas Escrituras que

afirmen que el hombre posee un alma inmortal?

(7)

7

fuere vestido de inmortalidad, entonces se efectuará la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte con victoria” 1 de Corintios 15:53 al 54. Que clara es la Palabra revelada por Dios. Note usted que cuando lo mortal haya

sido absorbido por la

inmortalidad, entonces el hombre habrá alcanzado la victoria, para ese tiempo sí

estará disfrutando de

inmortalidad, porque su salvación estará consumada y no ahora, pues hoy: “Él único que tiene inmortalidad, es el Eterno” 1 de Timoteo 6:16.

Se necesita estar revestido de todos los poderes crísticos para creer fielmente que nos iremos a la inconsciencia, pero no eternamente, porque el Señor así como sacó a Lázaro de la tumba, nos sacará también en el día postrero. Y si estamos vivos nos transformará de cuerpo mortal a cuerpo inmortal 1 de Corintios 15:52. Esta es la gran salvación; rescatarnos de la muerte y regresarnos a la existencia.

En este plan de Salvación Dios no nos ha prometido salvarnos de la muerte primera, Pablo mismo escribe: “¡Miserable de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte?” Romanos 7:24 La promesa de Salvación es: Rescatarnos de la segunda muerte resucitándonos en el día postrero: “Bienaventurado

y santo el que tiene parte en la primera

resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán

sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años” Apocalipsis 20:6

Y los que estén vivos cuando Él vuelva, serán transformados, del cuerpo

terreno a un cuerpo de gloria.

Jesucristo vino a salvarnos de la muerte eterna, de otra manera

nos iríamos a la

inexistencia para siempre y definitivamente dejaríamos de ser, porque

somos mortales, pero el Cristo Viviente dijo: “El que crea en mi no morirá eternamente, porque yo le

resucitaré en el día postrero” Juan 11:26 y finalmente Jesús preguntó

y pregunta hoy: “¿Crees esto?”

(8)

8 La muerte eterna es la muerte

segunda, y se operará cuando el hombre comparezca ante el Tribunal Eterno, y si este no aceptó el plan de Salvación será incinerado: “… Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda” Apocalipsis 20:11-14.

Cuando esto acontezca en la consumación de los tiempos entonces comprenderemos en toda su magnitud la gran

Salvación que nos dio

Jesucristo.

Hoy el hombre no es

Inmortal

Como dejamos ya bien

establecido y más a allá de cualquier duda, que nosotros los humanos somos mortales debido al pecado de Adán y a los pecados nuestros, así que usted y yo no hemos nacido con vida inherente, Cristo mismo dijo: “Lo que es nacido de la carne, carne es” Juan 3:6, usted y yo somos tierra: “El primer hombre es de la tierra terreno…” 1 de Corintios 15: 47, nosotros los terrestres dependemos de un soplo para vivir, sino respiramos el próximo aliento no tendremos vida, ningún hijo de Adán puede darse vida así mismo, No hay vida Eterna en el hombre, al haber sido este destituido de la gloria de Dios, esto quiere decir que el hombre fue separado de su Hacedor, y esa separación le vino justamente por el

pecado: “Mas vuestras

iniquidades han hecho división en vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho mil años” Apocalipsis 20:6

Y los que estén vivos cuando Él vuelva, serán transformados, del cuerpo

terreno a un cuerpo de gloria.

(9)

9

ocultar su rostro para no oír.” Isaías 59: 2.

Dios dejó al hombre andar en sus propios caminos, para que éste entendiera al fin de los tiempos que es un inepto, pero los hijos de Adán con su mentalidad eclipsada no lo

han podido comprender,

porque: “… el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos para que no les resplandezca la luz del evangelio de Cristo” 2 de Corintios 4: 4.

El hombre separado de Dios por el pecado se constituyó en un ser mortal, ¿Cómo podrá alcanzar la vida, sí esta solo proviene de la Vida misma?, de la muerte no sale vida, el hombre no puede darse vida así mismo mucho menos darle vida a otro. Fue por eso que vino Jesucristo para volver a ligar al hombre con Dios: “En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres” Juan 1:4

Jesucristo nos preparó el Camino para llegar al Padre: “Así que hermanos teniendo libertad para entrar en el santuario por la sangre de

Jesucristo, por el Camino que Él nos preparó nuevo y vivo por el velo, esto es por su carne·” Hebreos 10: 19 y 20 Jesucristo con su sacrificio en la cruz dio inicio al gran proyecto de la salvación humana, y el primer paso que el hombre tiene que dar para obtener el derecho a la salvación es Volverse a Dios: “Deje el impío su camino y vuélvase a Dios el cual será amplio en perdonar” Isaías 55:7.

El Todopoderoso mediante su Espíritu Santo hace que el hombre se sienta redargüido y cuando esta experiencia sucede en el mortal, descubre que ha delinquido contra la ley de Dios y reconoce su pecado.

Cuando al hombre le entra

este compungimiento es

porque ha logrado entender que ha estado ofendiendo a Dios, quebrantando su santa ley, entonces el hombre siente en su conciencia que su Hacedor le está ordenando que se Arrepienta: “Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a

(10)

10

los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? Pedro les dice; Arrepentíos y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo” Hechos 2:37 y 38.

¿Qué es Arrepentimiento?

Arrepentimiento es: EL

CAMBIO TOTAL en la vida humana, sentir pesar por haber ofendido a Dios en la vida de ignorancia. Cuando el hombre alcanza este primer nivel espiritual, es justamente cuando interviene el perdón de Dios mediante la sangre de Jesucristo, el Señor le dispensa al hombre todas sus faltas. Pero lea bien lo que sigue: “Siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en sus paciencia, los pecados pasados” Romanos 3: 24 y 26.

Todas las faltas que el hombre haya cometido en la vida de ignorancia Dios las olvida, el Eterno dice mediante su profeta: “Venid luego, dice el Señor, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana” Isaías 1:18. Pero cuidado con esto, no juguemos con la gracia de Dios, porque no encontramos en su Santa Palabra que Dios ofrezca el perdón de nuestros pecados futuros, los que

deliberadamente hacemos

después de haber pactado con Él, claramente se nos habla

del perdón a nuestros

pecados pasados, hay quienes piensan que cómo la gracia de Dios los perdonó ellos pueden

seguir pecando

deliberadamente las veces que quieran y que el Perdón de Dios está siempre para ellos, repito Dios perdona nuestros pecados Pasados, pero en ninguna manera le ha dado al hombre licencia para seguir pecando deliberadamente: “¿Que, pues diremos? ¿Perseveraremos en pecado para que la gracia abunde? En

(11)

11

ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿Cómo viviremos aun en él? Romanos 6: 1 y 2.

Le rogamos no se olvide el punto de referencia que tomamos, que pecar significa quebrantar al ley de Dios,

esto quiere decir que

perseverar en pecado es seguir quebrantando la ley de

Dios, entonces no hay

muestras de arrepentimiento ni mucho menos conversión a la nueva vida en Cristo, si por la infinita misericordia de Dios hemos sido perdonados no debemos estar jugando con el perdón divino, cometiendo deliberadamente los mismos errores.

¿Cómo obtenemos el

Perdón?

¿Qué tramite hizo Dios para oficializar el perdón de nuestras faltas: “Siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar en su justicia, a causa de haber pasado por alto los

pecados pasados,” Romanos 3: 24 y 25, para el perdón del hombre el tramite es sencillo, que tenga fe que la sangre de Jesús derramada en la Cruz paga todas sus deudas que el pecador tiene con la ley de Dios; somos declarados sin culpa al acogernos en la Sangre Bendita de Jesús: “Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo,

mucho más estando

reconciliados, seremos salvos por su vida” Romanos 5: 9 y 10, justificar en términos legales es declarar sin culpa a un reo, la Santa Ley no quita las culpas del pecador, ella solo señala el pecado. Supongamos que una persona comprenda que ha pecado delante de Dios y ella corrige su error y no vuelve a quebrantar la Ley, pero ella no cree que la sangre de Cristo le puede borrar sus culpas pasadas, esta pobre persona está en deuda, no ha sido justificada, todavía están activas sus trasgresiones, porque simplemente el hecho

(12)

12 de respetar la ley de Dios no

le da acceso a ser perdonado. Lo mismo sucede en el otro caso, si alguien reconoce el gran sacrificio de la sangre de Cristo y acepta que Él perdona los pecados, pero la persona sigue quebrantando Ley de Dios, la sangre de Cristo no hace ningún efecto en dicha persona, porque Cristo no es ministro de pecado.

Justificado no significa

salvado

Recalquemos algo más en este punto sobre la sangre de Cristo, el hombre alcanza la justificación si se acoge a ese bendito sacrificio, al ser justificado entonces alcanza también a reconciliarse con su Hacedor: “Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida” Romanos 5:10,

pero no está salvado,

justificación no es salvación. El hombre tiene con la justificación el derecho a ser salvo, eso no se lo ganó, Dios se lo dio con la resurrección

de Jesucristo. Si Jesús no hubiera resucitado nosotros solo nos hubiéramos quedado justificados, el proyecto no se hubiera completado, pero el hecho que Dios me de este derecho de salvarme de la muerte eterna, eso no me da permiso a seguir pecando, sino perseveramos en la gracia de Cristo nuestra salvación no está segura: “Más el que perseverare hasta el fin éste será salvo” Mateo 24:13:

Perdone el estimado lector que hagamos tanto énfasis en esta parte El ser justificado

y reconciliado con Dios no significa ser salvado.

Recalquemos en esta parte del significado de la sangre de

Cristo, el hombre es

justificado por esa sangre que clama más que la de Abel, ya lo leímos: “Luego mucho más ahora siendo justificados en su sangre…” Romanos 5: 9, si el hombre cree en esta justificación entonces queda reconciliado con Dios. Pero

aún no está salvado,

permítame repetirle una vez más: justificar no es igual a salvar, al hombre ya le dieron

(13)

13 el derecho a ser salvo, pero

eso todavía pertenece al futuro, claramente se lee: “Mucho más ahora estando reconciliados seremos salvos por su vida” Romanos 5:10, la muerte de Cristo nos justificó y con su resurrección ganó nuestra salvación, ¿Qué es la

salvación? Es hacernos

partícipes de su vida, es rescatarnos de la muerte eterna y darnos vida en abundancia, es envolvernos con su inmortalidad, esto se

operará en la primera

resurrección, y los fieles que

estén vivos serán

transformados; cuando esto suceda el hombre podrá asegurar que está salvo de quedarse perdido en la muerte eterna: “Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción y esto mortal sea vestido de inmortalidad, y cuando esto corruptible fuere vestido de incorrupción y esto mortal sea vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: sorbida es la muerte con victoria” 1 Corintios 15: 53 al 55. Ya tenemos la promesa de ser salvos, esto se cumplirá

cuando podamos decir las proféticas palabras: “Sorbida es la muerte con victoria” 1 Corintios 15: 54. Tengamos la plena confianza en lo que dijo el apóstol: “El que inició la obra en vosotros la perfeccionará en el día postrero” Filipenses 1:6.

Cuando eso se cumpla

nuestro cuerpo estará

constituido de otra naturaleza la cual ya no será carne ni sangre: “Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios… Porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; y no solo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo. Porque en esperanza fuimos salvos: pero la esperanza que se ve, no es esperanza; porque lo que

(14)

14

alguno ve, ¿a que esperarlo? Romanos: 8:19 al 24.

Ahora pruebe su memoria

1. ¿Qué es pecado?

__________________________ __________________________ __________________________ 2. Cite los textos donde se

afirma que el alma es mortal __________________________ __________________________ 3. ¿Qué es justificación? __________________________ __________________________ __________________________ __________________________ 4. ¿Cuál es la consecuencia de “Pecar”? __________________________ __________________________

5. ¿De qué muerte ha

prometido el Señor

salvarnos?

_____________________________ _____________________________ _____________________________ 6. ¿Qué le acontecerá a los

fieles que estén vivos cuando venga Jesús?

__________________________ __________________________ __________________________ 7. Y los fieles que estén

muertos, en la venida de Jesús ¿Qué se operará en ellos para su salvación? __________________________ __________________________ __________________________ __________________________

8. Los que no sean salvados ¿Cómo terminarán? __________________________ __________________________ __________________________ 9. ¿Qué es la muerte segunda? __________________________ __________________________

10. ¿Para qué sirve la Ley de Dios? __________________________ __________________________ __________________________ Horario de Reuniones Miércoles y Viernes de 5:50 a 6:50 p.m. Sábados de 8:00 a.m. a 10:00 a.m. y de 3:00 a

5:00 p.m.

(15)

15 Comayagüela: Res. Centro América,

4ta.Etapa, Calle # 26 y 27 Santa Ana:

Las Quebraditas, Calle Principal a Santa Ana. El Paraíso:

- Güinope:

Galeras, Calle Principal a Güinope

Cortés:

- San Pedro Sula:

Bo. Cabañas 17 calle, 13 y 14 Ave. Sureste

- Omoa:

Bo. San Antonio Valle:

- San Lorenzo: Comunidad de El Comercio, Carretera a Coyolito, Frente a la Escuela Choluteca: - Pespire: Río Chiquito y Cacautare Macuelizo, San Antonio de Flores Comayagua: - Siguatepeque:

Bo. Suyapita, Contiguo a Beneficio de Arroz. Yoro: El Progreso, Las Minas

Colón:

- Tocoa:

Zamora, Colonia Rivera. Santa Bárbara:

- Gualala: Guacamaya

Escuche “La Voz del Tercer Ángel” De Lunes a Viernes

De 8:00 a 8:30 p.m.

A través de 1450 AM Tegucigalpa Y 1420 AM Zona Sur de Radio Alfa.

Y Súper “K” 89.5 FM De Lunes a Sábado de 6:00 p.m. a 6:30 p.m. San Lorenzo, Valle, Choluteca y

alrededores.

Usted puede apoyar este ministerio con una ofrenda de amor, Nuestro número de Cuenta es 001100099496, de Iglesia Esperanza de Israel (Cta. de Cheques Bco.

Atlántida)

Y recuerde que: “El que trabaja para

Dios, Dios trabaja para él”

Nuestro Apdo. Postal 2185, Tegucigalpa, M.D.C. Honduras, C. A.

Tel. 2209-0066, 2227-2680 y 2224-2526 Nuestro Sitio Web: www.esperanzadeisrael.org

E-mail: esperanzadeisrael@mail.com Dirección Práctica para llegar a

nuestras instalaciones:

Usted aborda un rapidito de la Residencial Centro América Este en la terminal ubicada entre la antigua casa presidencial y el puente soberanía. Luego al llegar a la colonia, usted baja en la terminal, entra a la 4ta Etapa de la Residencial Centro América Este, después de la caseta de vigilancia. Llega a la calle No. 27, y al final encontrará nuestro Templo, de color verde.

¡Lo estaremos esperando con todo el corazón!

(16)

16

Con el ferviente deseo de que usted se dé cuenta de las verdades

eternas que se encuentran en los Documentos de Dios, hemos

preparado abundante literatura, la cual le estamos ofreciendo

completamente gratis, como los siguientes:

Isaac y Jesucristo.

Sus Caminos notificó a Moisés.

La Casa del Alfarero.

¿Quiénes verán a Dios?

El Negocio con las Almas.

Los Reinos del mundo y el Reino de Dios

Sed salvos de esta perversa generación.

El Maestro de Capernaum.

Las Sagradas Escrituras.

Controversias sobre la ley de la Alimentación.

Un Embajador entre Cadenas.

Controversias sobre la ida al cielo.

Sombra y realidades sobre la ley ceremonial.

¿Quién heredará el cielo?

(17)

Figure

Actualización...

Related subjects :