Folleto de información al paciente

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

Folleto de información al

paciente

Angina

Apartados de este tema: Introducción Causas Diagnóstico Tratamiento Complicaciones Prevención Definición Referencias Enlaces seleccionados Introducción

La angina de pecho no es una enfermedad. Es un dolor síntoma de una enfermedad muy extendida denominada ateroesclerosis, que afecta a numerosas arterias.

En este caso afecta a las arterias coronarias del corazón. Estas dos arterias y sus

ramificaciones suministran al corazón, músculo de gran actividad, la sangre que necesita para seguir latiendo. Si el volumen de sangre que proporcionan es suficiente para que el músculo cardíaco reciba la cantidad de glucosa y oxígeno que necesita como suministro de energía, el corazón sigue latiendo sin dolor.

Pero si las arterias coronarias se han estrechado y no pueden hacer llegar la sangre al músculo cardíaco con la suficiente rapidez, se acumulan en los músculos unos niveles anormales de sustancias hasta el punto de causar dolor. Este dolor recibe el nombre de angina de pecho.

El nombre completo del síntoma es angina pectoris. Ésta es la traducción latina de dolor de pecho. Este síntoma se da con mayor frecuencia en los hombres que en las mujeres premenopáusicas. Después de la menopausia, las mujeres que no estén sometidas a un tratamiento de terapia hormonal sustitutiva (THS) serán tan propensas a la angina de pecho como los hombres, ya que no cuentan con el mismo nivel de protección hormonal.

Causas

La angina de pecho se produce cuando la arteriosclerosis ha causado tanto estrechamiento de las arterias coronarias que no pueden suministrar suficiente sangre al músculo cardíaco durante el ejercicio.

(2)

En la mayoría de los casos, la angina nunca se produce cuando se está descansando. Pero cuanto mayor o más prolongado sea el ejercicio, mayor será la cantidad de sangre que necesita el corazón.

Las arterias coronarias sanas pueden dejar pasar suficiente sangre para permitir al corazón alcanzar su rendimiento máximo sin dolor. Pero el estrechamiento de las arterias coronarias siempre significará que hay un límite en el ritmo al que la sangre puede llegar al músculo cardíaco, a pesar de sus necesidades.

Los síntomas de la angina de pecho se desarrollan cuando el corazón exige más oxígeno del que se le puede suministrar o cuando el suministro cae por debajo de la demanda.

Diagnóstico

El dolor de pecho que siempre está relacionado con el ejercicio es una indicación bastante segura de sufrir una angina. El diagnóstico puede ser confirmado por una prueba especial llamada electrocardiograma (ECG) que produce un trazo de la actividad eléctrica del corazón.

Tratamiento

El fármaco gliceril trinitrato (nitroglicerina) es altamente eficaz a la hora de controlar el dolor de la angina de pecho. Se puede tomar en forma de pastilla que se disuelve bajo la lengua y, por lo general, el dolor se alivia al cabo de dos a tres minutos. El fármaco también se puede administrar en forma de parches cutáneos (parches transdérmicos) y en spray (también aplicado debajo de la lengua), y todas sus modalidades se pueden comprar en la farmacia sin receta.

Los nitratos tienen una potente acción a la hora de ensanchar (dilatar) las arterias, incluyendo las arterias coronarias, mejorando así el suministro de sangre al músculo

cardíaco. Téngase en cuenta que no se debería tomar Viagra (sildenafil) si se está tomando gliceril trinitrato.

El tomar una pequeña dosis de aspirina diariamente ayuda a impedir los coágulos de la sangre y reduce el riesgo de infarto de miocardio. Una angina de pecho leve o moderada puede necesitar tratamiento con fármacos tales como los betabloqueantes (por ejemplo, el antenolol) o los bloqueantes de los canales de calcio (por ejemplo, la nifedipina).

Los fármacos activadores de los canales de potasio ayudan también a ensanchar las arterias coronarias. Estos fármacos pueden retardar la fuerza de contracción del corazón y dilatar las arterias coronarias, reduciendo así la demanda de oxígeno e incrementando el suministro de sangre al corazón.

(3)

Para anginas de pecho inestables, el tratamiento es una dosis diaria de 300 mg de aspirina, y en los hospitales se administran anticoagulantes inyectables, tales como la heparina. Los nitratos y los betabloqueantes también podrían ser necesarios.

Un tratamiento eficaz de la angina de pecho es ensanchar las arterias coronarias

estrechadas por medio de un procedimiento llamado angioplastia coronaria. Esto se realiza utilizando un tubo de pequeño calibre llamado catéter-balón. Éste tiene un segmento de balón de forma cilíndrica cerca de uno de los extremos y se empuja hasta la parte más estrecha de la arteria. Entonces, se infla el balón para ensanchar la arteria estrechada. Los resultados son excelentes, pero podría ser necesario tener que repetir el procedimiento. En otros casos, podría considerarse más apropiado realizar una operación de bypass. Se utilizan segmentos de vena para proporcionar un nuevo canal por el que se puede hacer pasar la sangre evitando la parte bloqueada de la arteria. Algunos cirujanos prefieren conectar una arteria local de la pared torácica a la arteria coronaria estrechada más allá del punto de bloqueo.

Complicaciones

La angina inestable es una forma severa y peligrosa de angina de pecho que se debe a la rotura de una placa de ateroesclerosis en las arterias coronarias y a la formación de un coágulo de sangre (trombosis) en la superficie .

También puede producirse tensión en la arteria coronaria (espasmo). El dolor se hace más frecuente y prolongado e, incluso, puede producirse durante el descanso. Ya no es posible predecir el inicio del dolor con relación a una cantidad conocida de ejercicio, y el riesgo de un infarto de miocardio es alto.

La angina inestable requiere hospitalización para poder proporcionar la atención y el alivio del dolor necesarios durante un ataque agudo y para impedir un infarto de miocardio.

Prevención

El mantenerse dentro de los límites del ejercicio puede impedir la frecuencia y gravedad de los ataques de angina. Si usted ya tiene angina, no es demasiado tarde para intentar

mejorar la situación tratando de hacer tanto ejercicio como sea posible, siempre que sea seguro.

Se recomienda una baja dosis diaria de aspirina (por ejemplo, 75-150 mg), y quizás se debería considerar un fármaco reductor de lípidos para reducir el riesgo de ataques.

(4)

Enlaces seleccionados

• Angina [unstable] and coronary syndromes: glycoprotein IIb/IIIa inhibitors (Instituto

Nacional de Excelencia Clínica)

• British Heart Foundation (Fundación Británica del Corazón)

• Management of stable angina (NHS - Centro de Revisiones y Diseminación)

• Coronary angioplasty (BMJ BestTreatments)

• Coronary artery bypass (BMJ BestTreatments)

• Cholesterol test (Pruebas de Laboratorio Online UK)

Definición

El dolor de la angina de pecho está relacionado con las demandas realizadas sobre el corazón, más comúnmente por el rendimiento del ejercicio físico, pero también para poder hacer frente a las reacciones emocionales. El dolor se origina normalmente tras una cantidad fija de esfuerzo excesivo, como andar una distancia determinada.

El dolor de la angina de pecho puede ser de gravedad variable, incluso en una misma persona, y puede variar en función de factores tales como el tiempo frío, cambios bruscos de temperatura, como cuando se sale de una casa caliente, la fuerza del viento, el estado de ánimo o el período de tiempo transcurrido desde una comida.

El dolor puede ser tan leve que apenas si parece un dolor, más bien una sensación de malestar o presión en el pecho; o puede ser tan grave que le impida moverse. Con

frecuencia ocasiona dificultad al respirar y eructos, y cuando cesa el ejercicio, se produce la angina de pecho.

Es muy frecuente que una angina de pecho se mantenga en un nivel bastante constante de gravedad durante años. En tales casos, la persona afectada sabrá exactamente qué

distancia puede recorrer antes de que empiece el dolor. Pero con otros pacientes, todos los síntomas de la angina de pecho pueden variar. En algunos casos, la angina de pecho puede estar ausente durante semanas, meses o incluso años. En otros, puede

incrementarse en frecuencia y gravedad hasta que se produce una discapacidad grave o la muerte.

(5)

Referencias

National Service Framework for Coronary Heart Disease, Capítulo 4 Stable Angina. (Department of Health), 2000.

References to support chapter text: http://www.doh.gov.uk/nsf/coronarych4.htm#refs

Management of stable angina. NHS Centre for Reviews and Dissemination. Effective Health Care Bulletin 1997, volumen 3, páginas 1-8.

Exercise-based rehabilitation for coronary heart disease (Cochrane Review). Jolliffe JA et al. The Cochrane Library, Edición 1, 2002. Click Here!!

Resource allocation for chronic stable angina: a systematic review of effectiveness, costs and cost-effectiveness of alternative interventions. Sculpher MJ. Health Technology Assessment 1998, volumen 2, número 10. Click Here!!

Intravascular ultrasound-guided interventions in coronary artery disease: a systematic

literature review, with decision analytic modelling, of outcomes and cost-effectiveness. Berry E. Health Technology Assessment 2000, volumen, 4, número 35. Click Here!!

Coronary artery stents in the treatment of ischaemic heart disease: a rapid and systematic review. Meads C. Health Technology Assessment 2000, volumen 4, número 23. Click Here!! A rapid and systematic review of the clinical effectiveness of glycoprotein IIb/IIIa antagonists in the medical management of unstable angina. McDonagh MS. Health Technology

Assessment 2000, volumen 4, número 30. Click Here!!

A British Cardiac Society survey of the potential for the secondary prevention of coronary disease: ASPIRE (Action on Secondary Prevention through Intervention to Reduce Events). Bowker TJ et al. Heart 1996, volumen 75, páginas 334-42.

A European Society of Cardiology survey of secondary prevention of coronary heart disease: principal results. EUROASPIRE Study Group. (European Action on Secondary Prevention through Intervention to Reduce Events). European Heart Journal 1997, volumen 18, páginas 1569-82.

Coronary revascularisation in the management of stable angina pectoris: a national clinical guideline. Scottish Intercollegiate Guidelines Network (SIGN), 1998, páginas 19-21.

Nicorandil for angina. Drug & Therapeutics Bulletin 1995, volumen 33, páginas 89-92. Too many beta-blockers. Drug & Therapeutics Bulletin 1996, volumen 34, páginas 49-52.

(6)

Generic medicines - Can quality be assured? Drug & Therapeutics Bulletin 1997, volumen 35, páginas 9-11.

Safety of calcium-channel blockers. MeReC Bulletin 1998, volumen 9, páginas 13-16. The Use of Statins. Standing Medical Advisory Committee (Department of Health) 1997. Angina. Bandolier 1997, edición 40, página 3. Click Here!!

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :