Fondo para contingencias relacionadas con emergencias

Texto completo

(1)

Noviembre 2015

Fondo para contingencias

relacionadas con emergencias

El Fondo para contingencias relacionadas

con emergencias de la OMS:

• Permite adoptar medidas inmediatas

destinadas a evitar que se agraven las

consecuencias sanitarias derivadas de

las emergencias.

• Tiene por objeto ayudar a salvar vidas,

promover la seguridad sanitaria mundial

y proteger los activos económicos.

• Forma parte integrante de un nuevo programa

OMS de gran envergadura para intervenir en

situaciones de emergencia.

• Prevé una dotación de US$ 100 millones,

financiados mediante contribuciones

voluntarias de carácter flexible.

(2)

Bienvenida

Como Directora General de la OMS, he

asumido el compromiso de construir una

Organización dotada de la cultura, los sistemas

y los recursos necesarios para dirigir la

acción de respuesta en situaciones de brotes

epidémicos y otras emergencias sanitarias.

La Organización que todos queremos.

La Organización que el mundo necesita .

(3)

El Fondo para contingencias relacionadas con emergencias (FCE) de la OMS 4 El Fondo para contingencias relacionadas con emergencias (FCE) de la OMS 5

¿Qué es el Fondo para contingencias

relacionadas con emergencias (FCE)

de la OMS y cuál será su función?

El Fondo para contingencias relacionadas con emergencias (FCE) de la OMS viene a cubrir las acuciantes necesidades de financiación, a menudo desatendidas, que se dan entre el estallido de una crisis y el momento en que empiezan a movilizarse los recursos de otros mecanismos. El FCE está disponible de forma permanente para financiar la respuesta inicial de la OMS, a partir del momento mismo en que se notifica un incidente.

El Fondo permite a la Organización proceder de inmediato a desplegar recursos y poner en marcha las operaciones requeridas. Nada más estallar una emergencia, un importante número de recursos humanos de la OMS y del Cuerpo mundial de profesionales sanitarios para emergencias – incluidos grupos de apoyo de reserva, el Grupo de Acción Sanitaria Mundial, y los asociados de la Red Mundial de Alerta y Respuesta ante Brotes Epidémicos– se pondrán manos a la obra para salvar vidas.

El FCE financiará la labor de liderazgo y coordinación de la OMS en las respuestas sanitarias de emergencia, por ejemplo mediante: la contratación y el despliegue de recursos humanos para la fase inicial de las emergencias; la coordinación de equipos médicos de urgencia; el envío de expertos técnicos a los lugares donde más se necesitan; la instalación de sistemas de tecnología de la información según sea preciso; la adquisición y entrega de suministros médicos; las tareas de recopilación, análisis, cartografía y comunicación relacionadas con la información sanitaria y de respuesta a las emergencias; el establecimiento y funcionamiento de las oficinas sobre el terreno; y la prestación de asesoramiento técnico a las autoridades locales sobre todos los aspectos relacionados con la respuesta a la emergencia.

El FCE financiará operaciones de emergencia de la OMS, y/o dirigidas por la OMS, de una duración no superior a los tres meses. Sus recursos no se podrán destinar a financiar los costos ordinarios de programas de emergencia de la OMS ni el acopio de suministros.

La FCE se financiará a través de:

i) contribuciones voluntarias de carácter flexible; y ii) financiación retroactiva para emergencias

específicas a partir de otras fuentes de financiación para emergencias.

¿Cómo se ha establecido el FCE y a qué

mecanismos de rendición de cuentas

está sujeto?

El FCE fue creado el 26 de mayo de 2015 por la Asamblea Mundial de la Salud, órgano decisorio supremo de la OMS.

El funcionamiento del Fondo hace hincapié en la previsibilidad, la oportunidad y la implicación de los países; en los principios humanitarios de neutralidad, humanidad, imparcialidad e independencia; y en las buenas prácticas en materia de donaciones humanitarias.

Para garantizar la debida transparencia y rendición de cuentas, el Fondo está sujeto al Reglamento Financiero y las Normas de Gestión Financiera de la OMS; al mismo tiempo, debe estar dotado de la suficiente flexibilidad intrínseca para permitir un rápido acceso.

Todos los ingresos y gastos del FCE deben consignarse en informes financieros que se presentarán a la Asamblea Mundial de la Salud con periodicidad anual.

Asimismo, se rendirá anualmente cuentas sobre el FCE a los donantes; los informes pertinentes se publicarán en el sitio web de la OMS.

Las aportaciones al FCE no estarán asignadas a ningún un fin específico y se juntarán en un solo fondo. Se imputarán a las contribuciones gastos de apoyo a programas equivalentes al 7%. El FCE trabajará de forma concertada con los mecanismos de financiación para emergencias de las Regiones de la OMS, el sistema de las Naciones Unidas y el Banco Mundial.

El FCE está sometido a la autoridad del Director General de la OMS, a cuya discreción quedarán los desembolsos con cargo al mismo. Cuando utilice el FCE, el Director General dará prioridad a las operaciones sobre el terreno en los países afectados.

¿Cómo encaja el FCE dentro de la

nueva plataforma de respuesta a las

emergencias de la OMS?

En el marco de su reforma global, la OMS tiene previsto mejorar su forma de responder a los brotes y emergencias con consecuencias sanitarias y humanitarias en todas las etapas del ciclo de gestión de riesgo (preparación, respuesta y recuperación temprana). Para ello, adoptará un programa unificado de respuesta a las emergencias que le permita gestionar esa tarea; la Organización se orientará además por un marco integral de gestión de riesgos en emergencias sanitarias. Los procedimientos operativos estándar del FCE se ajustarán al marco de gestión del riesgo en emergencias sanitarias de la OMS, así como a sus procedimientos de gestión de situaciones de emergencia y a los protocolos y procesos del Cuerpo mundial de profesionales sanitarios para emergencias.

El Cuerpo mundial de profesionales sanitarios para emergencias recurrirá al FCE para financiar el despliegue y la dotación de recursos humanos en la fase inicial de las respuestas de emergencia.

¿Qué procedimiento regirá los

desembolsos del FCE?

Los desembolsos del FCE se efectuarán por medio de tres mecanismos:

1. Cuando surja una emergencia, se desembolsarán de inmediato unas cuantías iniciales.

2. Para los desembolsos de mayor envergadura, habrá que presentar un plan debidamente presupuestado en las 24 a 48 horas siguientes al comienzo del incidente. Habrá disponibles sistemas de información sobre programas de emergencia que permitirán elaborar rápidamente planes presupuestados, sobre la base de una serie de modelos estándar de cálculo de costos para diversas situaciones hipotéticas, incluidos brotes y emergencias con consecuencias para la salud.

3. Para los desembolsos de nivel superior, se exigirá un plan de acción interinstitucional del Grupo de Acción Sanitaria dirigido por la OMS que deberá ser preparado en el plazo de 72 horas por el principal responsable de la gestión del incidente, sobre la base de los acuerdos, protocolos y modelos de cálculo de costos previamente negociados.

Los procedimientos operativos estándar del FCE se ajustarán a los procedimientos operativos normalizados de gestión financiera aplicables al programa de emergencia en su conjunto, en particular en lo que respecta a las salvaguardias para garantizar la rendición de cuentas y transparencia en situaciones complejas en las que las transacciones se efectúan comúnmente en efectivo, con el importante riesgo de desviación de fondos de ayuda humanitaria que ello implica. El marco de gestión de riesgos de la OMS proporcionará un mecanismo común, rápidamente accesible y transparente, para orientar y facilitar la adopción de medidas inmediatas sobre la base de criterios de desempeño por todos conocidos. Este enfoque está en consonancia con las disposiciones del Reglamento Sanitario

Internacional (2005) relativas a la declaración de una emergencia de salud pública de importancia internacional.

El marco de gestión de riesgos de la OMS estará en coherencia con el sistema internacional de respuesta a emergencias, en particular con el Comité Permanente entre Organismos.

(4)

El FCE y el Mecanismo de

financiación de emergencia

para casos de pandemia del

Banco Mundial

El Mecanismo de financiación de emergencia para casos de pandemia, aún en fase de diseño, se está concibiendo como un sistema mundial de financiación que permita la rápida canalización de fondos a los gobiernos de los países

afectados, así como a las entidades intervinientes internacionales y nacionales, en particular los organismos multilaterales y las ONG, para financiar la respuesta a brotes epidémicos peligrosos antes de que alcancen proporciones pandémicas. La propuesta de creación del Mecanismo, actualmente en fase de elaboración, prevé dos opciones, que no son mutuamente excluyentes: 1. un producto de seguros, desarrollado con

asociados privados del sector en cuestión, que permitiría efectuar desembolsos poco después de producirse un brote; y

2. una estructura de financiación basada en promesas de contribuciones a largo plazo para contingencias realizadas por asociados para el desarrollo, que permitiría al Grupo del Banco Mundial adelantar fondos para las respuestas a las crisis.

El Mecanismo adquiriría una cobertura de seguro del sector privado en nombre de los países en desarrollo afectados para cubrir los costos asociados a la acción de respuesta a brotes epidémicos. Al momento de activarse un nivel de alerta paramétrico (basado en datos públicos observables), el sector privado efectuaría los pagos acordados al Mecanismo, que a su vez desembolsaría los fondos a los asociados colaboradores en la ejecución que reúnan las condiciones exigidas, con el fin de financiar las medidas de contención que se consideren esenciales.

Los desembolsos del Mecanismo serían administrados por el Banco Mundial y se efectuarían, una vez confirmado el cumplimiento de las condiciones exigidas, a los gobiernos afectados, así como a los intervinientes nacionales e internacionales, incluida la OMS. Los fondos en cuestión estarían disponibles de forma inmediata, nada más activarse el nivel de alerta previamente acordado.

Las diferencias entre los mecanismos de financiación arriba descritos se resumen en el cuadro siguiente.

FCE de la OMS

Dispositivo de

seguros del Mecanismo

de financiación de

emergencia para casos

de pandemia

Financia acciones de respuesta

a brotes epidémicos Sí. Sí. Financia acciones de respuesta

a emergencias humanitarias de la OMS y/o dirigidas por la OMS

Sí. Eventualmente se efectuarían desembolsos a la OMS y otros organismos, dependiendo de la capacidad del país afectado por el evento.

Financia gastos de personal Sí. Posiblemente; se exigiría que el uso de los fondos se ajustase al plan de respuesta elaborado para el brote en cuestión. Financia funciones de

vigilancia de la morbilidad, sistemas de información y tareas conexas durante un brote

Sí. Sí, de acuerdo con el plan de respuesta al brote.

Asegura la disponibilidad de fondos desde el inicio mismo de una emergencia

Sí. No. Antes del desembolso debe alcanzarse, y notificarse, previamente el nivel de activación.

(5)

El Fondo para contingencias relacionadas con emergencias (FCE) de la OMS 8 El Fondo para contingencias relacionadas con emergencias (FCE) de la OMS 9

Desempeño e impacto

La Red Mundial de Alerta y Respuesta

ante Brotes Epidémicos (GOARN)

permite desplegar los recursos humanos

adecuados, en el lugar adecuado y en el

momento adecuado

La Red Mundial de Alerta y Respuesta ante Brotes Epidémicos (GOARN) es un mecanismo de colaboración técnica a nivel mundial coordinado por la OMS. Comprende más de 700 instituciones técnicas y redes capaces de proporcionar asistencia internacional.

GOARN ofrece un apoyo técnico rápido y multidisciplinario para las acciones de respuesta ante brotes epidémicos.

Al 20 de septiembre de 2015, GOARN había realizado más de 130 operaciones en 80 países, con más de 2 500 despliegues y 65 000 personas/ día sobre el terreno.

GOARN ofrece experiencia técnica en servicios de laboratorio, manejo de casos, logística, control de infecciones, epidemiología y coordinación.

La OMS estableció un conjunto de criterios de

desempeño en su respuesta al terremoto que

sacudió Nepal

El 25 de abril de 2015, Nepal se vio golpeado por un terremoto de magnitud 7,8. El 27 de abril Margaret Chan, Directora General de la OMS, declaró la crisis una emergencia de grado 3, que requería una respuesta a gran escala por parte de los tres niveles de la Organización (la oficina en el país, la oficina regional y la Sede). La OMS se puso en marcha rápidamente para atender las necesidades sanitarias de la población con el envío de suministros médicos y medicamentos esenciales para atender a 120 000 personas durante un periodo de tres meses, así como botiquines quirúrgicos y de atención traumatológica. Inmediatamente después se procedió a la movilización de expertos técnicos y de equipos médicos de urgencia coordinados por la OMS, que ayudaron a tratar a los miles de heridos, además de atender otras necesidades sanitarias. La OMS también ayudó al Ministerio de Salud y Población de Nepal a establecer un centro de operaciones sanitarias de emergencia.

Las funciones y actividades principales de la OMS en la respuesta a las necesidades sanitarias de la población de Nepal se basaron en el marco de gestión de riesgos en emergencias sanitarias, en particular en el componente centrado en las intervenciones de respuesta, con especial hincapié en los elementos que siguen.

Liderazgo:Se trata de prestar liderazgo al Grupo de Acción Sanitaria (que en Nepal reunió a más de 30 organizaciones asociadas) y coordinar la movilización de los equipos médicos de urgencia.

Información: La prioridad es recopilar, analizar y cartografiar información sobre la magnitud de los daños sufridos por el sistema de salud, las necesidades sanitarias, los riesgos y las actividades de respuesta.

Conocimientos técnicos especializados:Se presta al Gobierno afectado y sus asociados asistencia técnica sobre una amplia variedad de aspectos, como la atención traumatológica, las enfermedades transmisibles, la salud reproductiva, el manejo de cadáveres, la gestión segura de desechos, la salud mental y los servicios psicosociales. Servicios esenciales:Se ofrecen servicios relacionados con la adquisición de equipo y suministros médicos, el establecimiento de oficinas, la contratación y el despliegue de personal de movilización rápida.

Los procedimientos operativos estándar llevan

incorporados una serie de indicadores de desempeño

que miden la observancia de los sistemas de vigilancia

e información de la OMS, así como de sus instrumentos

de seguimiento y evaluación. Se informará a través de

un portal web sobre el modo en se recaudan, se

programan y se gastan los fondos del FCE.

Ninguna institución puede ofrecer por sí sola

todas las funciones abarcadas por GOARN;

hace falta una red para ello.

(6)

La mejor manera de gestionar las amenazas de enfermedades epidémicas o pandémicas, o las consecuencias sanitarias asociadas a las emergencias, es invirtiendo en sistemas de salud y mecanismos de preparación y respuesta ante emergencias. El FCE desempeña un papel esencial en esta estrategia de inversión en la reducción de riesgos.

El FCE permitirá ampliar rápidamente las intervenciones destinadas a salvar vidas, reducir el sufrimiento, facilitar atención médica a quienes más la necesitan, instaurar sistemas de preparación y vigilancia en zonas colindantes

que se encuentren en situación de alto riesgo y, siempre que sea posible, abordar con prontitud los factores susceptibles de intensificar una emergencia dada.

El FCE, a través de la facilitación de intervenciones de respuesta en caso de emergencia, contribuirá a reducir las pérdidas económicas y a mejorar la seguridad sanitaria.

La OMS se está reformando para poder ofrecer una capacidad de respuesta ante emergencias a la altura de lo que demanda el mundo actual. El cometido del FCE es garantizar que la Organización cuente con los recursos necesarios para ello.

Para más información sobre cómo contribuir

al FCE de la OMS, póngase en contacto con:

financingdialogue@who.int

Las contribuciones al

FCE son una inversión en

seguridad sanitaria

La OMS necesita recursos para su labor

de respuesta

Les ruego que nos ayuden a hacer realidad la constitución

del Fondo para contingencias relacionadas con emergencias de la

OMS, aportando contribuciones para su capitalización. Se trata

de un fondo sujeto a reposiciones que contribuirá a mejorar

y fortalecer la labor de respuesta a emergencias de la OMS,

salvando vidas e impidiendo la intensificación de las crisis. Al

contribuir a dotar al FCE de los fondos requeridos, nos estarán

ayudando a reforzar un componente esencial de la arquitectura

de la seguridad sanitaria mundial .

(7)

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :