PARA JUZGAR SI EL CAMINO INFINITO ES SU HOGAR ESPIRITUAL JOEL S. GOLDSMITH PREFACIO

47 

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

1 Bertus :

Este escrito tienen los derechos del autor. Solo para proprio estudio.

Doy las gracias a traductora Alica por su asistencia.

======================================

PARA JUZGAR SI EL CAMINO INFINITO ES SU HOGAR ESPIRITUAL

JOEL S. GOLDSMITH

PREFACIO Bertus:

Algunos llegan directamente, otros llegan al Camino Infinito a través de otras enseñanzas. Cuantas menos "estaciones intermedias" hubiera, más puro será el sentido y menor el acondicionamiento debido a las otras enseñanzas.

JOEL dice en su libro "Living Now", página 19: Joel:

... porque algunos estudiantes aún no han aprendido como establecer contacto con la Conciencia Superior y se encuentran

(2)

2

todavía absorbidos en vivir sus propias vidas. No se han aceptado como parte de la Conciencia del Camino Infinito y por consiguiente viven parte de su vida siguiendo este Camino y parte de ella, adoptando alguna otra forma de metafísica, o a veces a través de seis formas diferentes.

Tales estudiantes no abrazan plena e incondicionalmente los principios de ninguna enseñanza en particular y en consecuencia sus conciencias no se unen a nada...

Bertus:

Además JOEL dice en la misma página: Joel:

… Desde el momento en que un estudiante percibe que El Camino Infinito es su camino y se une a él, comienza a descubrir que el conocimiento del Camino Infinito mantiene para él su libertad…

Bertus:

¿Cómo puede usted por si mismo descubrir si El Camino Infinito es su Hogar Espiritual?

Joel – según sus palabras - ha ideado una especie de “prueba” que usted encontrará a continuación:

Yo, Bertus, en conformidad con la enseñanza de JOEL: Considere esta “prueba” seriamente, antes de leer, penetre en su interior, y en oración y meditación diríjase - careciendo de una terminología mejor – a “Dios” o al “Padre”o similares y ruegue para obtener Su Guía o Dirección, según instrucciones: Padre, ilumíname, para entender lo que voy a leer. Este es el camino de vida que Tu tienes en Mente para mí…

(3)

3

“Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová.” (Isaías 55:8)

Después de la oración, proceda con la lectura de la “prueba” y podrá entonces descubrir, por si mismo, si en realidad El Camino Infinito es su Hogar Espiritual.

ALGO ACERCA DE LA ENSEÑANZA DEL CAMINO INFINITO

Si bien es imposible resumir los muchos libros, las grabaciones de cinta y similares, en pocas palabras, le ofrezco a Usted, como elemento “suplementario” de la Prueba antedicha, otra información sobre la Enseñanza de El Camino Infinito, así podrá formarse una mejor idea de este Camino. Naturalmente se recomienda el estudio más detallado de la misma.

INSTRUCCIONES PARA EL ESTUDIO

Finalmente Bertus hace alusión al estudio de “Mysticism for Today” (La Mística para Hoy) por Lorraine Sinkler y las “Instrucciones para el estudio “ que encontrará en su página Internet en idioma español.

Del libro “Living Now” página 152: Joel:

Usted puede ahora saber si es o no capaz de responder al Camino Infinito y cualquier nuevo buscador puede juzgar por si mismo si es posible para él alcanzarlo. Pase una semana

(4)

4

viviendo en el Capítulo Diez “Meditation on a life by Grace” (Meditación sobre la vida por la Gracia) en el libro “Contemplative Life” ( “La vida Contemplativa”.) *)

Si esto hace cantar su corazón, este mensaje del Camino Infinito es su Hogar Espiritual. Entonces Usted estará listo para comenzar a elaborar una nueva conciencia a partir del inicio de este libro, el resto de los escritos del Camino Infinito se abrirán para usted como un capullo se abre en la flor.

*) MEDITACIÓN SOBRE LA VIDA POR LA GRACIA Las más grandes bendiciones espirituales que Usted recibe a través de su experiencia, son alcanzadas no tanto por lo que sabe sobre la Verdad sino por el grado de silencio que puede alcanzar. Lo que Usted conoce de la Verdad, es decir de la letra de la Verdad, actúa solamente como cimiento para la demostración real o verdadera de la vida Espiritual.

Aparte de algunas declaraciones simples de la Verdad que cada Verdad-estudiante debe entender y realizar, hay poco de una naturaleza complicada o difícil que Usted tenga que saber sobre el conocimiento de la Verdad. La parte difícil, es la de aprender a desarrollar un estado de Conciencia que le facilite tranquilidad o inmovilidad interior.

A excepción de la realización de la naturaleza verdadera de la oración que lleva consigo la comprensión de que Dios no puede ser dirigido o utilizado y que toda presencia, sustancia, fuerza y ley de Dios está donde Usted está, el silencio es en alto grado más valioso que todas las palabras, que todas las enseñanzas que pueden ser dadas. Esto es porque, generalmente, una persona puede hacer, mayores trabajos como “practitioner”

(5)

5

(practicante) que como profesor, porque el profesor es constantemente llamado a hablar y lo que dice, desvía a veces de la realización interna que Dios ES.

Poder habitar en el ES de Dios es mucho más valioso que todas las enseñanzas o discursos del mundo. No es lo que dice una persona que hace grandes trabajos, sino la realización quieta y pacífica.

La primera y muy simple regla no es la de alcanzar a Dios desde afuera para obtener algo, asegúrese de que usted no cree que necesita un Dios-Poder y repita constantemente que su única necesidad es la realización de la Gracia de Dios. Aparte de esto, el ejercicio, hace que hable menos sobre lo que sabe que es mejor para su persona, y es por eso que Usted está ayudando.

Esto es especialmente verdad para los que son profesores, porque es cuando no están enseñando que están viviendo lo más cerca de su Centro Espiritual. Entonces, ellos no están pensando o hablando a través de la mente, diciendo cosas que a menudo resultan absurdas. Las palabras siempre suenan absurdas para el profesor verdadero, porque cualquier persona que ha avanzado al punto de ser profesor, sabe que no se alcanza a Dios con discursos o con pensamientos: Dios se alcanza solamente a través del silencio.

Hay una excusa legítima: Para expresar la Verdad hay que enseñarla, y la única razón para recordar, así sea una pequeña parte de la Verdad, es que Usted puede penetrar en lo más profundo de sí en unión consciente con Dios y de este modo en unión con su propio bien.

(6)

6

La mayoría de las personas creen que hay una fuerza del bien y una fuerza del mal y están siempre intentando atraer la fuerza del bien y luchar contra la del mal.

A medida que Usted incorpora la Vida Espiritual a su existencia, se dará cuenta muy pronto de que todas las enseñanzas místicas y especialmente las revelaciones de Cristo Jesús, están basadas

en el concepto o la idea de: ”No resistáis al mal”, (Mateo 5:39)

y “no temáis” (Lucas 12:32).

El punto principal que cada uno debe recordar constantemente en su trayectoria Espiritual es que no se está buscando una Fuerza, incluso un Dios-Poder que pueda hacer algo por uno o para cualquier otra persona. No es que no se necesite ese Dios-Poder porque El está siempre presente, pero nadie puede atraer el Poder de Dios a su experiencia rogando por El, pidiendo por El, sacrificándose, siendo bueno, u observando los rituales.

Dios es Omnipresente, “…el lugar donde tu estás, tierra santa

es” (Éxodo 3; 5), porque la presencia de Dios está allí. Por eso Usted no puede perder tanto tiempo preguntándose cómo alcanzar a Dios, cómo atraerlo a su experiencia o cómo hacerse

digno de El, sino “vivir, moverse y ser” (Hechos 17; 28) en la

realización porque, dondequiera que Usted está, Dios Es, y su función es simplemente la de mantener vivo el recuerdo, pero no trate de que eso suceda porque ya es verdad.

Nunca se olvide de que Usted no debe pedirle a Dios cualquier cosa, Dios ya está más cerca de Usted que su respiración; Dios ya Es omnipresente donde Usted está; y más que esto, Dios es Toda Inteligencia que conoce de antemano sus necesidades. Por lo tanto no pierda tiempo diciéndole a Dios lo que Usted necesita o cuándo lo necesita o cuánto necesita “porque el Padre se complace en daros el Reino” (Lucas 12; 32)

(7)

7

PORQUE NO EXPERIMENTAMOS EL REINO La pregunta puede aparecer en su mente:

¿Si Dios está presente, si Dios ya conoce mis necesidades, si el Padre se complace en darme el Reino, por qué entonces no lo estoy experimentando?

La única respuesta a esta pregunta es esta: En vez de reconocer que Dios Es, que Dios está presente donde Usted está, que Dios conoce de antemano sus necesidades y que el Padre se complace en darle el Reino, Usted quizás acostumbra ir a un determinado lugar en busca de Dios, tratando de conseguir al Dios-Poder con el fin de descubrir cómo Usted puede hacer para atraer a Dios a su experiencia. De este modo Usted está mirado en la dirección equivocada, Usted está mirando donde no está Dios, o sea, donde Dios no está, hasta su inmediata demostración de armonía está comprometida.

Quizás Usted está esperando que Dios le otorgue salud, provisión, compañerismo o un hogar, y si Usted es, Usted está orando erradamente. “Pedís y no recibís, porque pedís mal” (Juan 4; 3.)

El Señor es muy claro en ese punto: “No os congojéis por

vuestra vida, que habéis de comer, ó que habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, que habéis de vestir: ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?” (Mateo 6: 25), …”Si estuviereis en mí y mis palabras estuvieren en vosotros, pedid todo lo que quisiereis, y os será dado” (Juan 15: 7.)

¿Cuáles palabras? Las palabras que Dios ES y que Dios ES donde Usted está, que Dios conoce sus necesidades y se las otorga libremente, y que su función es relajarse y ser un espectador, dejando que la Gracia de Dios se revele.

(8)

8

Siendo Dios infinito, no puede darle a Usted ninguna cosa, excepto a SI-MISMO, y cuando usted reza para pedir algo con

excepción de Dios, “pedís mal”. Cuando reza para que Dios le

otorgue salud, provisión, paz en la tierra, hogar o compañero, Usted está rezando como los paganos que comenzaron esta práctica de súplica-rezo hace miles de años.

Hay solamente una cosa legítima que Usted puede pedirle a Dios y es la realización de la Presencia de Dios y el Poder de Dios. Es legítimo que usted ofrezca a Dios su si-mismo, pero a cambio de nada. De hecho, no hay nada que cualquier persona pudiera necesitar o desear.

Cuando Usted ha logrado la realización del SI-MISMO de Dios, usted reconocerá cuán sabia y verdadera es la declaración del Señor, “y todas estas cosas os serán dadas por añadidura” (Lucas 12: 31), solamente asegúrese de que usted no está pensando en esas cosas y que su único deseo es alcanzar la comprensión de Dios:

Donde estoy, Dios ES, y Dios sabe todo sobre mí, conoce mi necesidad antes de que yo lo sepa y el Padre se complace en darme el Reino. Me relajaré y descansaré en Su Palabra; No intentaré utilizar un Dios-Poder, ni procurar influenciar a Dios. Muy probablemente durante el día las discordias se presentarán a Usted, y frecuentemente en la forma de personas erróneas. Si es así, será llamado a considerar que en la presencia de Dios hay solamente la persona de la Creación de Dios.

Otras veces el mal puede presentarse a Usted como una especie de ley negativa: una ley de la materia, tiempo o clima y será

(9)

9

necesario que usted sepa que siendo Dios Espíritu Infinito, la Única Ley debe ser la Ley Espiritual.

Cuando su oración descansa completamente en la Palabra, Usted estará satisfaciendo los requisitos del rezo, el rezo que es la Presencia y el Poder de Dios.

DIOS ES SU MORADA

Muchas personas han enseñado que si Usted desea algo, debe orar para obtenerlo. Si necesita un nuevo hogar, puede orar específicamente para lograrlo, o efectuar un “trabajo mental” sobre lo deseado. Pero, para ese hecho, en el Camino Infinito o en cualquier otra enseñanza mística, nadie haría un “trabajo mental” es decir, usar el pensamiento y rezar sobre como lograr o adquirir un hogar. Lo que el Camino Infinito haría, sería enseñarle a Usted como penetrar en lo profundo de sí mismo en meditación y si le resultara difícil aquietarse podría comenzar diciendo:

Puede haber solamente un hogar porque yo vivo y moro en Dios; Vivo y me muevo y soy en Dios. ¿Quién desearía vivir en otro lugar? El cielo prohíbe que desee cualquier hogar con

excepción del “abrigo del Altísimo” (Salmo 91: 1) o que

siempre desee no estar en otro lugar excepto en el de

“manifestar en Su Presencia”; (Hebreos 4: 13) establecido en mi Hogar Espiritual en el Seno del Padre. "El que habita al abrigo del Altísimo” (Salmo 91: 1) tendrá siempre un hogar hermoso, y si Usted considera esta idea de su lugar verdadero por unos minutos, se sentirá muy tranquilo.

Ahora Usted no tiene ningún deseo, ahora no está luchando para conseguir algo y cuando Usted suelta su deseo de poseer cualquier cosa en este mundo, se encontrará automáticamente

(10)

10

convicción: “Dónde está Dios, Soy. Estoy siempre en SU

Presencia porque “Yo y el Padre somos uno” (Juan 10: 30),

“Hijo, todas mis cosas son tuyas” (Lucas 15: 31).

Esto constituirá su rezo o meditación y entonces logrará la realización de su unidad con Dios, lo que Usted llama: su lugar físico, su casa, u hogar, aparecerá. Usted no tendrá nada que perseguir, ni nada que buscar, su unidad con Dios buscará para usted hasta que encuentre lo que necesita.

EL TRATO DE SUS PROBLEMAS DIARIOS

Si su problema fuera el de encontrar un empleo para sí o un miembro de su familia, la única cosa que Usted nunca haría, sería la de hacer “trabajo mental” para conseguirlo. Usted se dirigiría otra vez al Padre que mora en su interior:

Dios ES Infinito y por lo tanto Dios debe ser el Único Patrón; pero puesto que Dios es Infinito también debe ser el Único Empleado. Patrón y Empleado no son dos seres mutuamente separados y apartados. Dios es Patrón y Empleado, uno no do, inseparable e indivisible.

El Padre dice, “Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis

cosas son tuyas” (Lucas 15: 31) así que, cualquier empleo que el Padre tiene, el hijo también lo tiene. Y esto no es en el futuro, esto es en el tiempo actual – ahora. Todo lo que el Padre tiene es mío, toda actividad, todo empleo, todo reconocimiento, y toda recompensa.

Todo lo que el Padre tiene es mío, porque “Yo y mi Padre somos

uno” (Juan 10: 30), no somos dos; no estamos separados el uno del otro; no somos divisibles: somos indivisibles: somos uno: tanto como el patrón y el empleado son uno.

(11)

11

Aquí donde estoy, Yo y el Padre somos uno y en esta unidad está mi totalidad, y mi perfección.

Después, Usted no tiene que buscar una casa, no tiene que buscar un empleo. El empleo lo buscará a Usted porque ya es parte de su unidad con Dios. Puesto que en su unidad con Dios Usted es inseparable, Dios es también inseparable de su bien, su vivienda, de su empleo, y de su abastecimiento.

Dios ES mi Abastecimiento: Dios ES mi Carne, mi Vino, mi Pan y mi Agua, Dios es todas estas cosas. Cuando Dios se da a SI-MISMO, Él me está dando el pan, la carne, el vino, y el agua. El SI-MISMO de Dios es mi Alimento, mi Ropa, mi Morada, y mi Transporte.

En otras palabras: cuando Usted alcanza la realización consciente de su unidad con Dios, Usted tiene abastecimiento. Orar para el abastecimiento, es “trabajo mental” o buscar el Poder de Dios para conseguirlo, actuaría realmente como barrera a la demostración de su suministro. La única demostración del aprovisionamiento que Usted puede hacer es la demostración de la unidad consciente con Dios.

¿Cómo puede Usted orar por salud cuando Dios es la salud de su semblante?

Dios no tiene salud alguna para dar: Dios Mismo es la salud y cuando Usted tiene a Dios Usted tiene también salud. Cualquier oración para la salud o cualquier “trabajo mental” es una pérdida de tiempo porque la única demostración verdadera de la salud permanente es el logro de Dios.

SOLAMENTE UN DESEO LEGÍTIMO

Puesto que Dios Es y ya está más cerca de Usted que su respiración, realmente comprenderá que no puede alcanzar a

(12)

12

Dios: solamente puede alcanzar la realización de la Presencia de Dios puesto que está siempre con Usted. Cuando deje de buscar la salud y entiende que hay una sola cosa que puede conseguir y ésa es la realización de Dios, Usted se sentirá tranquilo. Cuando deje de desear hacia afuera algo maravilloso le sucederá interna y exteriormente.

No busco nada afuera de mí; nada ni nadie. No tengo ningún deseo para ninguna cosa de este mundo, excepto conocerte a Ti

“… es la vida eterna: que te conozca el sólo Dios verdadero “ (Juan 17: 3).

Puedo renunciar al resto de los demás deseos porque al conocer el sólo Dios verdadero, soy Uno con mi entera demostración de la vida, de la armonía, del todo-en-todo, de lo completo, y de la perfección.

Permítame ahora decirle a usted, a usted mi estudiante, que después de todo el trabajo que ha estado haciendo durante estos muchos meses y años, lo ha traído a esta altura de la realización en donde usted debe ahora tener la capacidad de soltar todos los deseos terrenales. Todo lo que ha ocurrido en estos últimos meses y años le ha dado a usted un conocimiento que ahora puede tener la capacidad de cerrar los ojos y penetrar en lo más profundo de sí con esta convicción:

El reino de Dios está dentro de mí. (Lucas 17: 21) No tengo

que asomarme al exterior al “…hombre, cuyo hálito está en su

nariz; porque ¿de qué es el estimado?”. (Isaías 2: 22) No necesito mirar hacia fuera, a los “príncipes,” (Salmos 146: 3) a la persona, lugar, cosa, circunstancia, o condición. No necesito ir a las montañas santas, templos santos, ni aún a los libros santos.

(13)

13

Todo lo que ahora necesito y todo lo que siempre necesitaré ya está dentro de mí. Todo lo que podría esperar alcanzar a través de la oración, el estudio, y la meditación, todo eso, ahora está dentro de mí, y yo no necesito mirar hacia fuera. No necesito intentar rezar. Ahora puedo comulgar con Dios en mi interior, soltando todo deseo de cualquier cosa terrenal.

Usted siempre puede saber si está o no orando correctamente. ¿Usted piensa en el Logro o en la adquisición de alguna cosa terrenal? Si es así, usted no está rezando correctamente. Cada uno puede utilizar esto como criterio: ¿”Qué estoy deseando? ¿Cuál es el objeto de mi rezo?” Si es cualquier cosa terrenal, y si ésta, está en el reino exterior, Usted “pide mal” (Santiago 4:

3.) Pero cuando Usted ora, y sabe que su deseo es conocer a

Dios y realizar SU Gracia; cuando su deseo es “…habitar al

abrigo del Altísimo” (Salmo 91; 1) de modo que usted pueda conocer SU Voluntad, entonces Usted está rezando correctamente.

“Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi

corazón delante de Ti, ¡Oh! Jehová, roca mía y redentor mío” (Salmo 19: 14) Permite que “los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón “ sea una canción continua de alabanza y de alegría. El Reino de Dios está dentro de mí. ¡Cómo amo TUS Leyes, TUS Leyes Espirituales! ¡Cómo amo TU Gracia! ¿Cómo amo el tabernáculo en TU Presencia - vivir, moverse y tener mi existencia en una interna comprensión que TU estás siempre conmigo.

“En lugares de delicados pastos me hará yacer: Junto a aguas de reposo me pastoreará. Aunque ande en valle de sombra y de muerte, no temeré mal alguno; porque TU estarás conmigo: (Salmo 23.)

(14)

14

¡Oh Señor! Que pueda vivir mi vida en TI, para TI, y Contigo y pueda ser siempre bendecido con el gran regalo de TU

Gracia. “De Jehová es la tierra y su plenitud” (Salmo24: 1) -

“Hijo, Tu siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas” Lucas 15: 31) ¿Cómo puedo entonces desear algo de cualquier otra persona? ¿Cómo puedo desear condición o circunstancia?

Puedo habitar solamente en el Centro de mi ser y comprender, con gratitud, que en quietud y confianza está mi paz: no usando

el pensamiento, no buscando el Poder de Dios, sino en “quietud

y confianza” ( Isaías 30: l5) encuentro mi paz, mi descanso, mi abundancia, mi compañero, y mi morada. Solamente cuando tengo a Dios aparece mi compañero y aparece armonioso; solamente cuando tengo a Dios tengo provisión abundante; solamente cuando tengo a Dios tengo salud.

Dios ahora está en su interior y Usted ahora está en Dios; Usted ya tiene la Presencia de Dios donde Usted está; pero es el recuerdo consciente de esa Presencia que hará que se

manifieste. “…buscad primero el Reino de Dios y su justicia y

todo os será dado por añadidura” (Mateo 6: 33) Asegúrese de que Usted no está buscado cosas, entrénese para no tener ningún deseo, porque el más grande deseo es conocer a Dios. No tengo ningún deseo, excepto el de caminar con Dios, servir a Dios, y amar a Dios. No deseo nada, sino la Gracia de Dios que pueda revelarse a mí, que la Ley de Dios pueda dárseme a conocer, y que la Voluntad de Dios pueda expresarse en mí. Todos mis deseos están relacionados con Dios y no con cualquier cosa o persona fuera de mí.

El Reino de Dios ya está dentro de mí. ¿Qué más puedo pedir? Mientras habito en ese Reino y me tranquilizo, la sensación de

(15)

15

la Presencia de Dios se hace viva en mí; tengo el convencimiento de que soy uno con Dios y ese Dios está presente. No tengo más que hacer: solamente aquietarme y dejar que mí corazón desborde de gratitud.

SUS PROPIAS NECESIDADES VENDRÁN A USTED La Conciencia Iluminada que se alcanza es Ella-Misma la salud, el pan, la carne y el vino. No se trata de obtener la iluminación y luego hacer algo con ella; al contrario, cuando recibe la iluminación usted no tiene otra cosa que hacer, porque Ella lo está haciendo y siendo. Usted solamente contempla lo que hace esa Luz.

La Luz se logra en el momento en que usted no tiene ningún deseo externo, cuando usted tiene la certeza de que es solamente la Gracia de Dios, la Voluntad de Dios y la Ley de Dios que está deseando conocer. Ella trabaja como un hechizo. En el momento en que usted deja de perseguir algo, ese algo, comienza a perseguirlo: en el momento en que usted deja de desear algo, el deseo viene a su experiencia; en el mismo momento en que usted deja de perseguir cualquier cosa, esa cosa, comienza a perseguirlo.

Cuando su deseo para cualquier cosa, situación, o persona en el mundo exterior desaparece, usted comienza a vivir esta vida interior de unidad consciente con Dios, y entonces su vida exterior comienza a tomar cuidado de sí misma.

Hay una Presencia invisible, Algo que usted no puede ver, oír, probar, tocar u oler, y “Yo iré delante de ti y enderezaré las

(16)

16

tortuosidades” (Isaías 45: 2) y “prepararé un lugar para vosotros” (Juan: 14: 2), y atraeré a sus necesidades.

Es mucho, como dice Burroughs en su poema “waiting” (esperando):

Burroughs:

Sereno, cierro mis manos y espero

ni cuidado a pesar del viento, la marea o el mar no más deliro contra tiempo o destino

Pues, mirad! Mis necesidades vendrán a mí. Joel:

Cuando Usted ya no desee las cosas de este mundo y esté convencido de que es para su bien, cuando esté dispuesto a dejar a Dios satisfacerse en Usted, y cuando habite solamente en el anhel

---

Cuando Usted ya no desee las cosas de este mundo y esté convencido de que es para su bien, cuando esté dispuesto a dejar a Dios satisfacerse en Usted, y cuando habite solamente en el anhelo de la Realización Espiritual, entonces percibirá que sus necesidades vendrán a Usted, su morada, su transporte, su alimento, su ropa, su hogar, su empleo y sus inversiones. Lo que es de una naturaleza legítima que debe ser parte de su experiencia humana, vendrá a Usted porque es una ley … y el Verbo se hizo Carne (Juan 1: 14) el Verbo se convierte en

(17)

17

experiencia, forma y efecto, no en virtud de lo que usted puede hacer, sino simplemente en virtud de su vida interior, de la

contemplación y de la realización. Una vida de: Vivir, moverse

y ser (hechos 17: 28) en Dios, y hacer que Dios: Viva, se mueva y sea en Usted, de modo que Dios y Usted sean eternamente Uno en la Realización. Es verdad que Usted ya es Uno en la Realización, pero sin el conocimiento consciente de esa unidad es como si Dios no estuviera en su experiencia.

Sensación consciente, conocimiento consciente, realización consciente; recuerde siempre estas palabras importantes. Usted debe ser consciente de algo antes de que pueda ser manifestado en su vida. Por lo tanto, si Usted desea a Dios y la Gracia de Dios en su vida, Usted debe constantemente percibir en forma consciente la Presencia de Dios.

Indudablemente, hay gente en el mundo cuyo único deseo es el de ganar dinero, nombre y fama, y si están dispuestos a luchar y dedicar sus doce, catorce o dieciséis horas diarias al logro de esas cosas, muy probablemente las ganarán. Pero, ¿Cuántos que han tenido éxito han comprobado después de lograrlo que era polvo en sus manos y que ese éxito no les trajo ninguna satisfacción, paz o comodidad y a veces ni seguridad?

Por otra parte, los que pasan sólo algunas horas del día conscientes de la Presencia Interior de Dios como Sustancia de su bien y como Fuente de paz y seguridad, encuentran que

Dios es su “roca mía y castillo mío, y mi libertador” (Salmo

(18)

18

solamente a SI-MISMO, pero en Dios hay seguridad. Dios no puede dar paz a cualquier persona: Dios puede darse solamente a SI-MISMO, pero en Dios hay paz.

BÚSQUEME

“En tu Presencia hay plenitud y alegría” (Salmo 16: 11) …” donde está el Espíritu del Señor, hay libertad…”( 2 Corintios. 3: 17) ¿Usted no puede ver que el mundo ha perdido su camino buscando paz, seguridad, hogar, aprovisionamiento y compañerismo, cuándo a toda hora la gran necesidad era buscar a Dios, buscar la Realización de la Presencia de Dios e intentar conocerlo? Vuelva a su interior una y otra vez, así:

El Reino de Dios está dentro de mí. No debo ir a lugar alguno, ni buscar cosa alguna. Solamente necesito saber: “ Estad quietos, y conoced que Yo soy Dios. (Salmo 46: 10) Estad quietos y conoced que Yo - Dios - quién le habla desde su interior, es EL; Sea en la paz; No tenga miedo. Yo soy Él y

Yo estoy con Usted; Yo estoy con Usted desde “Antes que

Abraham fuese” (Juan 8: 58)…” Yo estoy con vosotros, todos los día, hasta el fin del mundo” …(Mateo 28: 20) ¿Por qué entonces busca cualquier cosa? ¿Por qué desea cualquier cosa? ¿Por qué reza para obtener cualquier cosa? Yo estoy aquí en el centro de su ser y Yo le daré todas las cosas: más de lo que Usted mismo podría pedir, saber, o desear siempre. Pero déjeme a MI.

Yo estoy aquí en su interior. Confíe en MI; escuche MI Voz. Aquiétese, y sabe que Yo aquí, en su centro, soy Dios. Aquiétese y sabe que Yo estoy más cerca de Usted que su

(19)

19

respiración… Usted no necesita luchar, … “no es con ejército,

ni con fuerza, sino con MI Espíritu” (Zach 4 :6) por el Yo que está en su interior. Relájese, siéntese de nuevo y aquiétese. "En quietud y en confianza” (Isaías 30: 15), todas las cosas le serán reveladas. En mi Presencia hay realización. Donde está mi Presencia hay paz, satisfacción, seguridad y armonía.

MI Gracia está funcionando en su interior – La Gracia de Dios - relájese en Ella. “ Bástate mi gracia. “ ( 2 Cor 12 :9)

descanse, habite en la Palabra y deje que la Palabra habite en Usted.

“ No te desampararé, ni te dejaré…” (Heb 13 :5) Relájese, Yo

“estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”. (Mat 28 :20) No luche; ¡No se esfuerce, Yo en Usted y Usted en MI! ¿Qué otro hay? ¿Qué más hay? Soy su Pan, Carne, Vino y Agua. Soy la Resurrección de su cuerpo, Yo, esta Fuerza dentro de Usted es la Resurrección.

Reconstruiré su cuerpo si lo años de la langosta lo ha comido (Joel 2 :125) “Destruid este templo, y en tres días lo levantaré” (Juan 2 :19) Yo en su centro interior, no alguien en la cima de una montaña santa o alguien en un templo santo. No, Yo en el centro de su ser levantaré el templo de su cuerpo, un cuerpo totalmente nuevo. En el mismo instante en que Usted se relaja

en MI, tenga la certeza de que Yo estoy con Usted desde “Antes

que Abraham fuese” (Juan 8: 58) y Yo no te desampararé ni te dejaré…” (Heb 13 :5)

Yo soy la Resurrección de su cuerpo, la Resurrección de su hogar, la Resurrección de su fortuna y de su fama. Yo siempre soy la Resurrección de cualquier cosa que Usted haya perdido alguna vez. Yo soy la Resurrección y Yo soy la Vida, y este Yo

(20)

20

que Soy, es el Yo que está en su interior, más cercano a Usted que su respiración y más cercano que sus manos y sus pies.

No me busque por los panes y peces; búsqueme a Mí; busque habitar en Mí; busque conocerme a Mí desde su centro interior. Busque encontrar su paz y seguridad dentro de Mí. No busque panes y peces, busque la realización de Mí y Yo seré la

Presencia que “…iré delante de ti, y enderezaré las

tortuosidades” (Isaia 45 :2) Yo seré el Amor que saluda en cada alma.

LA ENTREGA DE SI MISMO

Ahora, en meditación, totalmente relajado, renuncie a este mundo, renuncie a todos los deseos. Ahora Usted tiene la capacidad de soltar todos los deseos excepto el de conocer a Dios, suelte su preocupación por la salud, provisión, hogar, suelte toda ansiedad por sus amigos o familiares, abandone todo en Dios porque si Dios no puede tomar cuidado de Sí, ciertamente Usted tampoco puede; pero Dios sí puede si Usted está dispuesto a entregar sus preocupaciones y sus deseos.

Recuerde, que Usted no puede retener cosa alguna y entregarla. Usted no puede entregar cosa alguna y retenerla. En ambos casos, o Usted irá a retenerla y aprenderá en última instancia que no podría entregarla o irá directamente a entregarla.

Entregue toda ansiedad por Usted mismo o por otros. Entregue todo lo concerniente a Usted mismo u a otros:

(21)

21

TE entrego todas las cosas: No estoy reteniendo nada. No tengo ninguna imagen mental en mi mente para preocuparme. Mi único deseo es conocerTE, para vivir por siempre en la certeza de que TU estás en mí, y que TU Reino está dentro de mí. Descanso en TU Gracia; descanso en TU Paz.

Padre, perdóname, si he buscado otra cosa en cambio de buscar TU Paz y la salud en cambio de TU Rostro. Padre perdóname si siempre he buscado cualquier otra cosa en lugar de buscar TU Gracia o he sentido la falta de cualquier otra cosa en vez de sentir la falta de TU Gracia.

“Bástame TU Gracia. Vivo por TU Gracia. Vivo porque soy “heredero de Dios, y coheredero de Cristo”(Rom 8 :17)

Suelto, dejo caer todas las aflicciones y las preocupaciones terrenales, porque estoy en casa, en TI, porque soy Uno Contigo. TU estás en mí y yo en TI y por esa razón somos Uno. En esa unidad está mi totalidad, mi todo-en-todo, mi perfección. Si te tuviera a TI y al mundo entero, no desearía tener otra cosa si sólo te tuviera a TI

Vivo constantemente en la Realización, donde TU estás yo estoy, somos inseparables, indivisibles y TU conoces mis

(22)

22

(Lucas 12 :32), el Reino de Dios que se ha establecido dentro de mí.

“ … Yo no te desampararé, ni te dejaré” (Hebreos 13 :5) Si soy bueno o malo, rico o pobre, enfermo o sano, TU no me

desampararás ni me dejarás. A través de esta Realización, “…y

os restituiré los años perdidos por la oruga, la langosta, el pulgón y los gusanos “ (Joel 2 :25), estoy nuevamente sano por la Realización de TU Presencia, por la Realización de Inseparabilidad y de Indivisibilidad. Dios es el Padre y Dios es el Hijo, y somos Uno. En esta unidad consciente está mi perfección.

El sol, la luna y las estrellas del cielo son regidas bajo el Gobierno de Dios, las mareas fluyen y refluyen bajo el Gobierno de Dios; Los árboles, las hierbas, y las plantas crecen; las flores florecen; la fruta madura, todo bajo la Gracia de Dios.

“ Y los millares de animales en los collados.” (Salmo 50 :10)

bajo la Gracia de Dios. El carbón y los diamantes están en la tierra y las perlas en el mar, todo bajo la Gracia de Dios. Las sustancias que hoy utilizamos en la tierra, fueron puestas allí hace millares de años, las que serán necesarias en el futuro hoy se están formando en la tierra y en el agua.

Cada necesidad es suministrada por la Gracia de Dios. La Gracia de Dios bástame. Todas las cosas me han sido dadas por la Gracia de Dios; no por la fuerza, no a través de la oración, sino por la Gracia de Dios. Entonces me abandono en Dios y recibo el Mismos Dios-Gobierno que rige la tierra y todas las

(23)

23

actividades. Estoy en TI y TU estás en mí, y nosotros somos Uno.

Ningún pensamiento de ansiedad que lo perturbe para resolver todas las cosa en el Reino exterior; No tenga miedo de ninguna persona en este mundo. El Reino de Dios y la Gracia de Dios es suficiente y está en su interior; “bástate” (2 Corintios 12 :9 ) ¡Tranquilícese!

ALGUNAS COSAS SOBRE LA ENSEÑANZA DEL CAMINO INFINITO

Bertus:

Usted no tendrá duda alguna cuando estudiará el mensaje del Camino Infinito MEDITACION porque la Meditación es un principio básico. Lo que Joel entiende por MEDITACIÓN lo encontrará a continuación: M E D I T A C I O N JOEL:

(24)

24

Nuestras meditaciones deben ser mejores y más fructíferas con cada mes que pasa, porque ahora sabemos que no debemos intentar lograr cualquier cosa en la meditación.

La meditación no es un esfuerzo mental,

La meditación no es el intento de alcanzar algo, puesto que en el centro de nuestro ser siempre está el que nos gobierna, por lo tanto nuestra función consiste en relajarnos suficientemente de modo que podamos ser conscientes de ese Gobierno y someternos a El.

La meditación, no es un esfuerzo mental, no es esforzarnos ni buscar cualquier cosa, la meditación es más bien una forma de abandono.

La meditación es como invitar a Dios a entrar en nosotros, para que nos hable o para que se haga conocer.

La meditación no es una tentativa de alcanzar a Dios, puesto que Dios es Omnipresente. “Donde está Dios, soy; Dondequiera que esté, Dios está, pues somos uno”. No es necesario que hagamos el esfuerzo de alcanzar a Dios, el propósito es aquietarnos y dejar que el conocimiento de Dios nos penetre. La actividad es siempre de Dios hacia nosotros y no de nosotros hacia El.

No estamos esforzándonos para alcanzar a Dios. Comenzamos con la certeza de que donde estoy, Dios ya Es, por eso buscamos un estado de calma en el cual podamos ser conscientes de esa Presencia. La Presencia ya está, en la enfermedad o en la salud, en estado de carencia o abundancia, pecado o pureza, siempre, la Presencia de Dios ya Es. No hay que buscarla, no hay que esforzarse, se comienza con esa certeza. Dios Es, Dios está

(25)

25

adonde yo estoy, “… Yo y el Padre somos uno” (Juan 10 : 30).

En esa certeza, Usted se abandona e invita al Padre que se le

revele: “Habla, Jehová, que tu siervo escucha” ( 1 Sam 3 :9)

Esta es realmente la función principal de la meditación.

La meditación es esa capacidad de reconocer que Dios Está donde estoy y de aquietarme y dejar fluir. Eso es lo que hace difícil la meditación, puesto que nos han enseñado a orar con los pensamientos de nuestra mente, como si Usted pudiera alcanzar a Dios con los pensamientos. Nadie puede alcanzar a Dios con los pensamientos. Nadie puede alcanzar a Dios con la mente ni con el pensamiento consciente. Usted sólo puede alcanzarLo con receptividad. Sin embargo, Usted puede preparase para alcanzar a Dios con el pensamiento consciente. Usted puede prepararse aceptando conscientemente esto:

Yo y el Padre somos Uno” (Juan 10 : 30) …”Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas” (Lucas 15 :31) … “El lugar en el que TU estás, tierra santa es” (Éxodo 3 : 5)

Donde estoy, Dios está. En el infierno o en el dolor, en el miedo, pecado, o carencia, exactamente allí está Dios. Estoy recordándoLo conscientemente, pero en realidad, eso no es alcanzar a Dios. Eso es solamente una preparación para alcanzarLo, de modo que recordando esas Verdades puedo ahora relajarme y decir: “puesto que ahora sé eso, Padre, haz

TU Entrada. “Habla Jehová, que tu siervo escucha”. ¡Usted,

escuchará SU Voz!

Haga solamente un minuto de silencio en esa paz interior y su meditación será completa. Porque realmente no importa si Usted ve visiones, colores, o recibe mensajes, eso está todo cerca de la punta. Eso a veces sucede, pero no es necesario. La única cosa necesaria es la capacidad de prepararse para la entrada de Dios en sus pensamientos conscientes, silenciarse

(26)

26

para esa mitad de minuto o dos minutos y luego puede dedicarse a sus quehaceres.

Ha abierto el camino y en cualquier momento, después de eso y siempre que se presente la necesidad Dios se hará conocer. Puede conseguir o no esa seguridad en el momento de la meditación. Puede ser despertado de su sueño para recibirLo, o puede recibirLo cuando está ocupados durante los quehaceres domésticos, cuando está cocinando, cuando va de compras o en su oficina. Usted nunca sabe cuando Dios le hablará o de que manera, pero de esto puede estar seguro: si vive en meditación, durante suficientes períodos para mantener este contacto, Usted estará bajo el Gobierno de Dios y eso significa que en cualquier momento ese anhelo será una necesidad y Dios le hablará. ////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////// ////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////// ////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////// /////////////////////

M E D I T A C I Ó N

La Meditación es el medio por el cual obtenemos el reino de Dios y así vivimos por la Gracia. El estado último de la meditación es el estado de silencio total interior. Surge entonces la pregunta natural: Para quien no ha aprendido el arte del silencio interior, como se realiza la meditación ? Sin lugar a dudas no es esta una tarea sencilla de realizar, porque es muy difícil aquietar la mente. Sin embargo hay una manera de meditar que eventualmente conduce a dejar de pensar, que nos deja en un estado sublime de quietud interior. En este santuario interior sagrado y secreto de nuestro ser, entran solo los pensamientos de Dios.

(27)

27

Hay muchas maneras de meditar, por lo cual es muy importante para el principiante evitar su deseo de más allá de su comprensión del momento. Con el fin de meditar exitosamente y sin que entren pensamientos que disturben y angustien, el estilo de la meditación contemplativa es apropiada y conducirá al estudiante paso a paso hacia formas más elevadas de meditación.

En la práctica de la meditación contemplativa, el estudiante trasciende el deseo de decirle ó pedirle a Dios cualquier cosa. Contempla el sol, la luna, las estrellas, las olas y todas las cosas vivientes , recordando que la tierra está llena de todas las cosas que el hombre necesita para vivir. El observa todas las cosas como emanaciones de Dios, que demuestran la gloria de Dios, las leyes de Dios y el amor de Dios por sus hijos. En estado de paz y quietud, las palabras de la Sagradas Escrituras son plenamente realizadas. " Tu mantendrás en perfecta paz a aquel cuya mente permanece en Ti ... En todas tus cosas reconoce al Padre y El dirigirá tus pasos."

Cuando nos encontramos en el campo, en las montañas o en la océano en un estado de paz, quietud y reflexión nos hacemos conscientes de las maravillas y de la belleza de la tierra. " Los cielos declaran la gloria de Dios y el firmamento muestra su destreza." En los atardeceres Yo contemplo la cantidad y el brillo de los millones de estrellas en el firmamento y observo particularmente la constelación llamada de la Cruz del Sur. Su aparición regular, perfecta evidencia el cumplimiento de una ley, de un orden y de una actividad que gobierna este suceso. <Igual sucede con el ordenado movimiento de la luna y su aparición, con el fluir de la marea y con la producción de todo lo viviente en la estación apropiada.

(28)

28

Al contemplar a Dios y la naturaleza de su trabajo se nos revela una ley infinita e inmutable que gobierna este universo, que nos llena de paz y elimina toda ansiedad y preocupación. Que absurdo e innecesario sería rezar para que la Cruz del Sur apareciera todos las noches en el cielo, u orar para que las olas se sucedan en el mar. No sería acaso pecado rezar para que florecieran las flores, cuando ante nuestros ojos el misterio de la vida se manifiesta, se nos revela en todo su esplendor sin ningún esfuerzo ? Los grandes profetas de la antigüedad observaron que el hombre no necesita hacer nada acerca de estos milagros, excepto observarlos, disfrutarlos y estar agradecido porque existe una Sabiduría y un Amor Divino que ha creado todas estas cosas para Su propia gloria. Esto significa para gloria suya y mía, porque la existencia de Dios se manifiesta como usted y como yo.!

Sin lugar a dudas, si Dios creó los cielos, la tierra y los océanos, si Dios llenó la tierra con todas las cosas buenas, podemos acaso dudar por un momento que El creó todas las cosas para nuestro uso, placer y expresión? Cuán vano resulta entonces orar ó meditar cuando percibimos la actividad invisible del Espíritu, que se manifiesta externamente en la armonía de la vida.

En la media en que nos envolvemos en la actividad de observar el trabajo de Dios, cada día, llegamos a un estado de consciencia en el cual el pensamiento, por si mismo, comienza a disminuir y finalmente se detiene. Entonces un día, en un segundo de silencio, la presencia de Dios se anuncia a si misma en nosotros y entonces sabemos en verdad que el reino de los cielos está dentro de nosotros. A partir de ese momento dejamos de buscar nuestro bienestar en el mundo externo; dejamos entonces de depender de personas, cosas o condiciones externas..

(29)

29

La experiencia humana se da en el mundo de tiempo y espacio y esto precluye el ser espiritual en la naturaleza. Por lo tanto, recordemos que la meditación puede ser sobre cualquier tema, con la sola condición que no sea sobre algo de este mundo. El universo del espíritu es una actividad eterna de Dios. Todo lo que ocurre en el mundo del tiempo y del espacio, como lo entendemos humanamente, no deberíamos aceptarlo en su valor aparente. Recordemos que cualquier aparición de humanidad buena ó mala, es una imagen mental en el pensamiento, sin ningún valor real, ni ley, ni sustancia, ni causa ni efecto. Al reconocer esto, las limitaciones que crean los cinco sentidos comienzan a desaparecer. Comenzamos entonces a ser capaces de "ver" profundamente, en la consciencia y a observar lo que es verdaderamente, la eternidad en lo que aparenta ser pasado, presente y futuro. Nos encontramos libres en términos de "aquí" ó "allá" "ahora" ó "más allá". Se crea una manera de ser sin el sentido de tiempo ni de espacio, una realización sin niveles, un realización del ser sin objetivo..

En este estado de consciencia desaparece el sentido finito y la visión es sin límites. La vida es vista y comprendida libre de trabas y de belleza ilimitada. Toda la sabiduría de la eternidad es comprendida en un instante. Es esta la realidad de la inmortalidad, vista y entendida claramente. Es una visión de la vida sin comienzo y sin final. Es la realidad traída a la luz. En este estado de consciencia no hay barreras de tiempo y espacio. La visión abarca el universo: Esta hace puente entre el tiempo y la eternidad e incluye al ser total.

Esta meditación en la actividad de Dios en nuestra experiencia, podemos practicarla mientras se realiza cualquier tarea humana. Bien sea en el cumplimiento de las tareas del hogar, de negocios, podemos reservar una parte de nuestra consciencia

(30)

30

para la contemplación de la presencia y actividad divina. No es necesario retirarnos del mundo para contemplar la gracia divina, solo es necesario tomar un poco de tiempo durante el día y la noche para estar cerca de Dios. Elevemos nuestro pensamiento a Dios, abramos nuestro oído interior para escuchar el susurro divino y observar el universo con nuestra visión interior, aunque nuestros ojos físicos se encuentren ocupados con las actividades humanas.

Entonces en verdad estaremos en el mundo, pero no seremos del mundo.

La contemplación de Dios y la manera como operan sus leyes, hace que la mente permanezca en Dios. De una manera sosegada, amable y pacífica el estudiante observa la actividad divina en la tierra y en el cielo, observa la gloria de Dios, reconoce a Dios y es testigo claro del hecho de que la gracia divina es su satisfacción plena.

Una vez que logramos la realización de que la Gracia de Dios es nuestra satisfacción plena, estamos viviendo una vida continua de meditación. Oramos sin cesar y no deseamos ni pedimos nada, mucho menos tratamos de influenciar a Dios de cualquier forma. No hay tensión obsesiva porque no buscamos realizar o conseguir algo.Al realizar la gracia de Dios, que ha poblado la tierra y la ha llenado de todas las cosas buenas para el beneficio del hombre y que su gracia es nuestra plena satisfacción, nos encontramos en el estado de oración permanente. La sabiduría , el amor de Dios es nuestra plenitud para todo lo necesario en la tierra.

Nuestra única necesidad es la comprensión de la naturaleza y del gobierno de Dios. La contemplación de de su naturaleza y de su gobierno nos conduce a otras formas más elevadas de meditación y de consciencia. Eventualmente, somos

(31)

31

conducidos a ese estado de consciencia en el cual la meditación es el silencio total, sin pensamientos, un estado de consciencia en el cual existe una alerta interna, un despertar interno, un estado de receptividad y de expectativa en el cual se manifiesta la presencia de Dios. Alcanzado esto no necesitamos nada . Es preferible llegar a esta realización que conquistar toda la fama y la fortuna del mundo, porque esta conquista es la fuente que multiplica los panes y peces, y se manifiesta como salud, riqueza, compañía y reconocimiento. Cualquiera que sea la necesidad inmediata, la presencia de Dios es el cumplimiento inmediato de esa necesidad..

En nuestra ignorancia nos hemos separado, individualmente de la experiencia directa de Dio, por lo cual debemos pedir a Dios que se revele. Tenemos que pedir por sabiduría, por luz, por gracia, pero solo eso. Esta forma de orar es sabiduría, aquella otra de acosar a Dios pidiéndole que nos provea de esto y aquello, seguridad, paz, es una tontería a los ojos de Dios. Abundancia, seguridad y paz son regalos eternos que ya poseemos y que solo esperan que realicemos nuestra armonía con la ley divina para manifestarse.

Al pasar revista a la naturaleza del trabajo de Dios en la tierra y observar que hay una sabiduría divina y un amor divino que gobiernan este universo, nos dará tal sentimiento de paz que nos llegaremos a preguntar que es aquello que nos ha hecho preocupar tanto sin necesidad. Una simple declaración de que Dios es sabiduría y amor infinito no tendrá gran valor. Tiene que darse la experiencia interna real de la presencia divina, como resultado de la contemplación de Dios.

En la medida en que persistimos en esta contemplación, Dios será una experiencia real. Viviremos en la constante manifestación de Dios en nuestra vida. Con una convicción

(32)

32

absoluta sabremos que el reino de los cielos está dentro de nosotros. Como resultado de este estado elevado de consciencia, tendremos una gran armonía de mente, cuerpo, en nuestro bolsillo, familia y relaciones interpersonales. Permanezcamos en paz y en calma, permitamos que la Gracia de Dios llene nuestra mente, nuestra alma, nuestro ser, nuestro

cuerpo y con una sonrisa nos demos cuenta de que: Tu sabiduría

es mi satisfacción plena; Tu amor es todo para mí; Yo permanezco en Tu presencia.

El único deseo legítimo es el deseo inmenso de realizar a Dios, por las cosas y los pensamientos de Dios. Nuestros pensamientos no son los pensamientos de Dios, pero los pensamientos de Dios pueden convertirse en nuestros pensamientos si aprendemos a contemplar a Dios antes que pedir o esperar algo. Esperar puede ser en si misma meditación siempre y cuando la expectativa se convierta en observar como un capullo se convierte en flor, ó en observar cómo la obscuridad de la noche se ilumina con el titilar de las luz de las estrellas y con la suave luz de la luna, ó en la espera de la aparición del sol, de su luz y su calor que nos envuelve en la vida. Pero cuando la espera significa que Dios debe salirse de su órbita para obedecer nuestras instrucciones, súplicas o deseos personales , tal espera se convierte entonces en pecado. Por medio de la meditación, recibimos la Gracia de Dios en toda su belleza, abundancia, en nuestra actividad, alegría y paz. En la meditación nos abraza la Divinidad.

Dios ama a sus hijos pues, creó cielos y tierra para ellos, para usted y para mi. Es más reconfortante saber que Dios nos ama que saber que nosotros lo amamos. El amor divino se expresa como nuestro amor. Sin el amor de Dios por nosotros, no podríamos amar a Dios, porque solo existe un amor el amor de Dios y todo amor es de Dios. Este amor de Dios por su universo

(33)

33

y su hijos es una forma de meditación en el cual no hay ningún deseo de que Dios nos ame más de lo que ya nos ama ni ningún sentimiento de que Dios debería hacer más de lo que ya hace. Si hay algún deseo este debería ser de que podamos apreciar más el amor de Dios y lo que hace en nuestra mente, en nuestra Alma, en nuestro cuerpo y en nuestro bolsillo. Analicemos la abundancia que tenemos en nuestras manos y

observemos que nada de esto sería posible sin el amor de Dios por sus hijos. Dios nos dio el sol para que tengamos luz en el día y la luna para que tengamos luz en la noche. Nos dio la tierra y el mar para que nos podamos alimentar , nos dio la suave brisa para que nos podamos refrescar. Dios nos ha dado todo lo que necesitamos.

La meditación es la contemplación de las maneras infinitas en que Dios nos ama y de las formas infinitas de su amor por toda la creación. Nunca más nos volvemos a Dios para pedirle nada, solo lo haremos para exponernos alegremente al amor y gracia de Su presencia,

No debemos preocuparnos mucho por nuestro amor a Dios , este amor se manifestará en forma normal y natural y ya encontraremos la forma de expresarlo. Por lo general no son aquellos que hablan de su amor por Dios los que poseen el amor más grande. El amor de Dios que se manifiesta en el silencio y en secreto, se revela en actos de amor y cariño. En el amor de Dios no hay crítica, juicios o condenas.

En el amor de Dios no existe el ayer. El amor de Dios fluye ahora. No se detiene ni se da. El amor de Dios es un estado de Ser, de permanencia del Ser y a través de la meditación y contemplación de Dios este Amor penetra nuestra consciencia.

(34)

34

Es tal su manifestación en nuestro ser que la oración es una constante y un estado continuo de nuestro de ser.

Orar es contemplar el amor de Dios por su creación. Es la realización de la presencia de Dios llenando todo el espacio, es una consciencia de paz, de regocijo, de abundancia, de estabilidad y silencio interior, una abstinencia de pensamientos y deseos. La oración es observar y dar fe de la Gracia de Dio, es realizar lo que Es, es la contemplación sagrada:

Donde Tu estás, Yo estoy, donde Yo estoy, Tu estás. " Hijo, tu siempre estás conmigo y todo lo que tengo es tuyo," La gracia de Dios me llena a plenitud en todas las cosas; el amor de Dios me envuelve junto con el universo. La paz de Dios está en el mundo. " El Señor es mi pastor, nada me falta." Donde quiera que Yo esté el Señor está.

La oración es la contemplación del Ser. Dios es! La vida es! El Amor es! El júbilo es! La oración es una expresión de gratitud porque Dios nos dio el cielo y la tierra para nuestra gloria. La oración es un corazón henchido de gratitud por las revelaciones que recibiremos en oración. " Tu me mostrarás el sendero de la vida: en tu presencia está mi júbilo, a tu mano derecha están los placeres por la eternidad."

Dentro de cada individuo, en lo más profundo de su ser , escondido en lo más recóndito de su ser, existe aquella parte que está y es de Dios. En verdad, es el Yo Divino que se manifiesta como el ser individual, espiritual.

Este Yo nunca es tocado por los sucesos de nuestra experiencia, Este Yo nunca lo afecta ni el nacimiento, ni la edad ni la muerte. Por toda la eternidad este Yo de usted y mío solo le conciernen " Los asuntos del Padre", que se desarrollan y manifiestan en el plan divino. Nunca fluctúa ni se desvía de su estado eterno, de

(35)

35

su labor. Este Yo es nuestra identidad espiritual, a través del cual funciona eternamente la voluntad de Dios. La gracia de Dios está siempre alimentándolo y apoyándolo. Dios es la sabiduría, la Vida y alma misma del ser individual ,espiritual. Dios es nuestra identidad y nuestra individualidad.

La criatura que no nace, el joven soldado que muere en el campo de batalla, las multitudes que perecen en una epidemia o plaga, ninguna de estas experiencias nos toca, ni a usted ni a mi, ni a ellos. Detrás de estos sucesos, nuestro Yo verdadero permanece imperecedero e imperturbable, sin enterarse del hipnotismo del sentido mortal. Bajo el hechizo del hipnotismo, la vida del sujeto continúa sin problema, sin percatarse de nada y sin conocimiento de las travesuras que el hipnotista induce a su víctima a cometer. Al despertar del trance, el sujeto resume su vida normal sin ser consciente delo que sucedió cuando estaba bajo el hechizo. De igual manera al despertar de la ilusión de la enfermedad, de la carencia ó del pecado, el "Yo" de sentido material desaparece. YO vivo, pero no "Yo", el sentido humano de "Yo", es ahora Cristo quien vive mi vida. Ahora nuestra plenitud es Dios. Ya no dependemos de ninguna persona o condición en el mundo externo. Dios es todo, nuestra plenitud. Lo buscamos solo a El, Este "El que está en mi" para todo aquello que es necesario en nuestra experiencia. Ahora entendemos que YO nunca los dejaré ni desampararé. Ahora sabemos que Dios es nuestra plenitud en todas las cosas.

La capacidad de comulgar con Dios no es dada por la Gracia, como un regalo de Dios. Los regalos de la profecía y de la sanación son del Espíritu y se manifiestan cuando la Gracia aquieta las facultades mentales.

Por la Gracia nuestro Ser está inundado de luz, aunque no necesariamente de luz visible; el cuerpo no tiene peso ni

(36)

36

sensaciones; hay unidad con toda la creación. Esto no es ser parte de la naturaleza, ni de Dios. Es ser parte misma de la fábrica de Vida misma. El Ser aletea en la hojas del árbol y es la sustancia y el sabor de su fruta. Uno se siente parte de la esencia del mar , de la subida y caída de las olas, del movimiento de la marea, e la belleza de las rocas, de las piedras y de los corales bajo el agua.

La Vida es Una. El Ser Divino Infinito Unico se expresa a través de todo ser como Vida y amor. Una Alma une toda la creación en Su abrazo y es la Vida de toda la creación. Esta Alma no existe ni está separada de ninguna forma de vida. El Alma no está en ningún ser o en ninguna forma, ni está separada del Ser, el Alma es Ser.

Yo no estoy en la tierra, ó en el árbol, ó en el ave: YO SOY eso. Y O SOY el movimiento suave de las nubes, más aún la cualidad que las hace lucir como copos de algodón; YO SOY el brillo del sol y su movimiento. YO SOY la brisa en el aire, el movimiento de las hojas de las palmas, la palma misma. YO miro desde las estrellas, y al ser el cielo mismo YO sostengo las estrellas en Mi. Bajo ellas hay mundos y mundos dentro que YO abarco, mientras desde ellos miro a las estrellas. YO SOY la vida y el color del jade en mi anillo y la consciencia de los órganos de mi cuerpo. No hay un lugar donde YO no esté porque todo es uno. YO fluyo a través de todo, en todo como todo. YO SOY también el flujo. YO ESTOY en los sonidos musicales y YO SOY el sonido mismo. De toda la creación YO SOY la esencia, la fibra, la fábrica, la forma, la acción, la mente misma, la vida misma.

El sol brilla y decimos "Es el sol", nunca decimos ES. Los árboles crecen, el riachuelo corre, la lluvia cae, la criatura nace. Nosotros lo decimos así; ello no es así.!

(37)

37

La inmortalidad del ser es tan evidente que necesitamos decir que no lo es. La armonía del ser es la Gracia del Invisible y no es producido ni influenciado por lo nosotros podamos decir. No es por el poder de nuestro pensamiento ni de nuestra voluntad, sino por el Espíritu que los aves vuelan, que el pez nada y que los perros juegan. Por El la luna brilla, las olas suben, las parejas se aparean y el ser jubiloso canta.

Reposa. En las aguas quietas, reposa. Acuéstate. En verdes pastares acuéstate y no digas: "Yo estoy descansando" o " Yo estoy acostado".

"Mi paz os dejo, mi paz os doy" pero no lo digas, deja que sea. " Sus brazos me soportan " no lo digas, vívelo. "Nunca te dejaré, nunca te abandonaré", pero no lo pronuncies, reconócelo simplemente.

No busques armonía ó salud, ni siquiera busques a Dios. Esto no se encuentra, esto Ya existe. " Permanece quieto y silencioso". Solo en el silencio profundo y sin pensamientos, solo si abandonamos la búsqueda de Dios, de paz, de abundancia, de compañía, solo así podremos obtenerlas. Puedes " ver " lo que estoy diciendo? Dios, salud, abundancia, libertad, amistad, no son entidades o identidades, son experiencias. Y esta experiencia de Dios es lo que se manifiesta en nosotros a través del proceso que conocemos como meditación.

Traducción libre y espontánea de Luis e. Molina del capítulo VIII del libro Living the Infinite Way, Viviendo el Camino Infinito de Joel S. Goldsmith.

M Í S T I C A P U R A Bertus:

(38)

38

El Camino Infinito es una Enseñanza mística pura. Es mística occidental, así como un mensaje único con principios únicos. No hay conexión con otras enseñanzas aunque la misma terminología puede ser utilizada.

JOEL:

Desde las 1958 Cartas del Camino Infinito, página 140/141

Que el Camino Infinito es una Enseñanza referente a una forma de vida mística o espiritual ha sido un hecho evidente en nuestro “First Chicago Class 1958” ( primer curso-conferencia, Chicago 1958) cuando el tema de la primera semana versó sobre la forma de vida mística.

Las grabaciones de esta conferencia se podrán oír en breve en cada ciudad y en cada país donde están disponibles las cintas del Camino Infinito.

El significado de las palabras “místico “ y “misticismo” se comprende poco debido a un malentendido: Se piensa que la mística es algo indeseable. Una de las razones de esto es que un diccionario bastante bien conocido define a estas palabras como algo misterioso, oscuro y a veces malo.

El diccionario de Webster, en cambio, da la definición que es entiende correcta según el uso común de hoy y como tan bien se entendía en los siglos pasados. Una enseñanza mística es toda enseñanza que revele la posibilidad de recibir comunicaciones directas de Dios o de alcanzar la unidad consciente con Dios.

Esta definición es la que describe exactamente el Camino Infinito, que enseña que a través de la meditación es posible

(39)

39

alcanzar el Reino de Dios en el interior de uno mismos y allí hacer ese contacto y eventualmente oír “La Voz Pequeña y Tranquila” (1 Reyes 19 :12)

De hecho, el propósito de la Enseñanza del Camino Infinito es traer nuevamente a los buscadores de Dios a la Enseñanza original de Jesús Cristo y a la Enseñanza de otros místicos que siempre han enseñado que, puesto que el Reino de Dios está dentro de Usted y de mí, es posible a través de la oración, meditación y la confraternidad, darse cuenta en forma consciente de esta Presencia Divina y experimentarla como el Cristo o Hijo de Dios dentro de nosotros, viviendo efectivamente nuestras vidas por nosotros.

El propósito de esta forma de vida espiritual o mística es traer a Dios a nuestra experiencia diaria y de tal modo asegurarse una vida vivida por la Gracia de Dios más bien que por el sudor de nuestra frente “ el sudor de tu frente” (Génesis 3 :19) Es nuestra primogenitura (Gen 25 :34) como niños de Dios a vivir

cono herederos de Dios; y comprender que: “no con ejercito, ni

con fuerza, sino por Mi Espíritu “ (Zac 4 :6), y que esta batalla de vida no es nuestra sino de Dios y que podemos en silencio y quietud ser testigos de la salvación – la experiencia – de Dios en nuestros asuntos individuales.

A través de todas las edades esto se ha descrito como la búsqueda del Santo Grial, la búsqueda de Dios, la búsqueda de la Verdad o la búsqueda de la Ultima Realidad.

De: “Conscious Union With God” (Unión Consciente con Dios) página 222:

El significado verdadero de la mística es toda filosofía o religión que enseñe la unidad con Dios. La Mística revela la posibilidad de recibir comunicación o dirección directamente de Dios, de comulgar con Dios, de estar consciente con el único

(40)

40

Dios sin intermediarios. Por lo tanto la Enseñanza del Camino Infinito es mística porque, sobre todas las cosas, su propósito es …alcanzar la unión consciente con Dios.

Una de las más elevadas declaraciones místicas que se conoce, la que le da a Usted acceso al cielo, la armonía de la mente, cuerpo y negocios, salud y abundancia y el resto de las cosas es: Su unidad con Dios constituye su unidad con todo el Ser Espiritual.

Pagina 230/231:

Joel

La más elevada declaración mística de la Verdad que yo

conozco es: “Mi Reino no es de este mundo” (Juan 18 : 36)

Dudo que Jesús haya dicho algo de una naturaleza más mística

que esa. El pudo decir más adelante “Yo he vencido al mundo”

(Juan 16 :33) debido a su realización de “mi Reino no es de este mundo”. Esa declaración inmediatamente nos libera del deseo de persona, lugar, cosa, circunstancia o condición. Nos libera del mundo de efectos y permite que vivamos en la unidad consciente con la Causa, vivir en Dios.

SILENCIO Y LA NATURALEZA DEL ERROR Bertus:

Esta enseñanza es una enseñanza de silencio, penetre en lo más profundo de sí mismo y por medio de la meditación y la oración establezca contacto con la Fuente pero, no por cierto para discutir la Verdad.

A continuación hay un fragmento de la Carta Mensual de Joel del año 1992 en la cual se explaya sobre este tema. También

(41)

41

Usted encontrará otro principio único del Camino Infinito, a saber: el mal es impersonal.

En otras enseñanzas la batalla entre el bien y el mal se entiende, en gran parte, como la necesidad de buscar el Poder de Dios para conquistar el mal, … en el Camino Infinito, tal idea ha sido superada. Asegura que el mal es impersonal, una creencia en dos poderes. Todo el Poder es de Dios y la Creación de Dios Es Perfecta. Es como luz y oscuridad. Donde hay luz, simplemente no hay oscuridad.

JOEL:

Epístola mensual, Noviembre 1992, página 2, 3, 4:

No se interese por la opinión de cualquier persona. Puedo asegurarle que no hay nada que discutir sobre la Verdad. La discusión de la Verdad es una pérdida de tiempo total porque no hay nada para ser discutido.

¡Usted es el Cristo (en su Identidad Verdadera) y eso es todo! Si alguna persona desea discutir esta idea con Usted, déjela ir para que lo discuta en su casa consigo mismo. No pierda el tiempo.

La Verdad es: Todo el mal es impersonal, es una fe impersonal en dos poderes. Es una influencia errónea o el anticristo universal. No hay modo de discutirlo…es la Verdad.

Discutirlo con la persona no la cambiará, ella hasta puede hacerlo dudar sobre esta Verdad. Sin embargo, sosteniéndoLa, habitándoLa, y provándoLa, esa, es toda la historia.

Por eso, cuando la Verdad se le presenta, tenga Usted mucho cuidado de no presentarseLa a cualquier persona. Tenga mucho

(42)

42

cuidado en mantenerLa encerrada en su interior como un secreto sagrado hasta … que pueda demostrarLa.

Si en cambio habla o discute sobre Ella, corre el riesgo que alguien le diga que Usted divaga y provocarlo: “¡pruébelo!”. Entonces tendrá Usted que hacer como ese hombre que dijo: “Oh, no, no, yo enseño la Verdad pero no curo espiritualmente”. Ahora Usted sabe que no puede ser más que un instructor de aviones que enseña sin saber pilotear. Con seguridad Usted no aceptaría que le enseñara a volar si supiera que él no sabe hacerlo.

La verdad no está sometida a discusión. Hay ciertas leyes de la Verdad que han sido transmitidas por los místicos enviados de Dios e inspirados por Dios. Cuando Usted oye o lee estas Verdades, Usted ya sabe que eso es Verdad o Usted no está listo para Ella.

Si Usted no está listo para Ella, absténgase de buscar. Si en cambio, Usted siente la exactitud de lo que oye o de lo que lee, manténgala en lugar sagrado y muy secreto. Enciérrela dentro de si-mismo y practíquela porque todo está ocurriendo en su sentir interior, en su conciencia. Entonces, cuando Usted comience a atestiguar sus frutos y le pregunten: “¿Cuál es la Verdad?” puede comenzar a explicar lo que Usted mismo ha aprendido y está demostrando. No obstante: no permita que nadie le discuta. No haga eso. Puedo asegurarle que, “probarán “ que Usted no tiene razón.

Hay una razón por la cual el Señor enseñó que no se debe orar para ser visto por los hombres.

Cuando Usted ora, retírese en el santuario interno de su ser y rece allí adentro, y deje que la evidencia de su rezo se manifieste

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :