Itinerario del viaje. Portugal, 8 Días A tu aire en coche Ruta del Arte Manuelino

Descargar (0)

Texto completo

(1)

Portugal: Ruta del Arte Manuelino

Portugal, 8 Días · A tu aire en coche

Ruta del Arte Manuelino

La historia y el arte son dos parámetros para medir la grandeza de un pueblo. Y Portugal respira historia y arte por todos sus puntos cardinales. Por eso hemos seleccionado para ti los mejores lugares que albergan muestras de arte manuelino. Este estilo, tan propio del siglo XVI portugués, ha elevado hasta la categoría de “joyas” a decenas de edificios a lo largo de la geografía local. En Lisboa y en sus alrededores encontrarás una gran representación. Dos ejemplos muy conocidos son la Torre de Belém y el Monasterio de los Jerónimos, aunque hay muchos más. Otra visita obligada será Óbidos, una magnífica ciudad amurallada. En su interior te espera el Paço dos Alcaldes, con dos ventanas y una puerta profundamente manuelinas. Después de un respiro marítimo en Nazaré y una visita a la espiritual Fátima, puedes poner rumbo a Coimbra, un privilegiado enclave luso que puede presumir ante el viajero de su amplio repertorio de arte manuelino. La Catedral Nueva, el Monasterio de la Santa Cruz o la Casa de Sub Ripas son algunos de los tesoros que te esperan. El arte portugués también llega a la gastronomía y a la música, ya amenizarán en todo momento esta ruta cultural plagada de enclaves únicos como son el Castelo Templario y el Convento de Cristo de Tomar. Es espectacular y, cómo no, alberga también varias muestras de arte manuelino. ¡No te lo puedes perder! Al igual que Santarem y Évora, deliciosos lugares donde pasear y disfrutar del mejor arte sacro gótico de Portugal. Por último, conduce hasta Sesimbra y Setúbal, donde los azulejos de color azul te marcarán el camino del arte manuelino. Si no conoces el origen y las características de este estilo tan especial, apunta: el estilo manuelino es característico del siglo XVI portugués, donde el gótico final mutó en una corriente arquitectónica propia. Los edificios comienzan a decorarse con ornamentaciones hasta ahora impensables, la mayoría relacionados con la vida marítima o con animales fantásticos, llegando a engalanarlos con gran elegancia.

Fechas de salida_ Salidas desde Agosto 2021 hasta Julio 2022 Desde_ Madrid, Valencia, Bilbao, Sevilla, Málaga, Barcelona, Palma De Mallorca

CULTURALES

(2)

DÍA 1 · CIUDAD DE ORIGEN - LISBOA

Salida del vuelo desde la ciudad de origen hasta Lisboa y recogida del coche de alquiler. ¡Prepárate para conocer Lisboa, la hermosa capital de Portugal! Enmarcada entre siete colinas, como la misma Roma, se encuentra esta ciudad salpicada de música mágica, divertidos tranvías, sabrosa gastronomía y gente muy cosmopolita. No te puedes perder sus principales símbolos: la Torre de Belém y el Monasterio de los Jerónimos, declarados Patrimonio de la Humanidad, y los dos iconos más fotografiados de la ciudad. Para paladear de verdad la urbe lisboeta te

recomendamos que visites el histórico barrio Alfama, donde se encuentra el ambiente más auténtico de la capital lusa, y el barrio de Santa Catalina, donde no dejarás de hacer fotos mientras te pierdes por sus laberínticas calles repletas de balcones y curiosos vecinos. Si lo que quieres es llevarte un gran recuerdo de la capital, algún souvenir que evoque para siempre este maravilloso viaje, la mejor opción es acudir al barrio de Chiado y visitar sus muchas y variadas tiendas, donde podrás adquirir por supuesto el famoso "Gallo de Barcelos", uno de los recuerdos más típicos de Portugal. Para esta primera noche, te animamos a que cojas el funicular y disfrutes de una agradable cenar en el barrio Alto. ¿Alguna recomendación gastronómica? Puedes probar platos típicos como las "Feijoadas" o las "Migas al Alentejo". Y de postre qué mejor que unas piñonatas o unos pasteles de Belém. Alojamiento en Lisboa.

DÍA 2 · LISBOA Y LA REGIÓN (ESTORIL - CASCAIS - SINTRA)

Conviene ponerse en marcha a una hora prudencial para exprimir al máximo las experiencias que ofrece esta animada Ruta en coche. Hoy disfrutarás de Lisboa y sus alrededores. Lo primero es coger fuerzas con un buen desayuno a la portuguesa: una taza de café expreso con crema y un pastel de nata, que está considerado como el dulce nacional. Cerca de Lisboa se encuentran 3 ciudades que bien se merecen una visita. Puedes elegir entre Estoril, Cascais y Sintra. Estoril se encuentra a menos de 30 minutos de Lisboa y aglutina muchas atracciones. Si eres amante de las motos sabrás que aquí se celebra uno de los Grandes Premios más importantes de la temporada de Moto GP, al igual que también se desplaza hasta aquí la Fórmula 1. Otro de los emblemas de Estoril es el Chalet Barros, una casa majestuosa con aires de castillo que se levanta imponente sobre la playa de Tamariza. Se encuentra ubicada frente al Casino, de fama internacional, que es una maravilla empezando por el mismo jardín. Cascais está a 10 minutos de Estoril, aún más al oeste, así que no deberías de invertir más de 45 minutos en llegar. Aquí, podrás pasear frente a los barcos que se encuentran amarrados en la bahía o acercarte al Palacio de la Ciudadela de Cascais y al Faro de Santa Marta. Algo más al oeste podrás asomarte a los acantilados más escarpados de la zona. Reciben el nombre de Boca del Infierno, así que ya te puedes hacer una idea... El resto del día lo puedes pasar descubriendo a pie este pequeño pueblo de pescadores y refrescándote los pies a orillas de su playa, una de las preferidas de los lisboetas. Pero que el tamaño de la localidad de no te engañe. Aquí se celebran grandes eventos, como el “Cascais Cool Jazz Festival” durante todo julio o diversos campeonatos de golf, en creciente expansión en la zona. Si dispones de tiempo, puedes ampliar la excursión de hoy hasta Sintra, a tan solo 25 kilómetros de la capital portuguesa. Es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, fue frecuentada por los monarcas portugueses y habitada desde tiempos remotos por soñadores, escritores, artistas, músicos y bohemios. Recorre sin prisas sus laberínticas callejuelas, repletas de comercios y establecimientos con encanto. Desde el pueblo, un sendero conduce a la tupida y frondosa Sierra de Sintra, donde sobresale encaramado en una de sus colina el vistoso Palacio da Pena, un palacio manuelino de cuento de hadas pintado con vivos colores y considerado como uno de los principales exponentes de la arquitectura

romántica portuguesa. Una agradable excursión por un entorno natural de gran belleza te llevará a las puertas del Castelo dos Mouros y el colosal Pozo Iniciático, en Quinta da Regaleira, una torre invertida que se adentra hasta 30 metros bajo tierra. (Nota. Desde esta localidad, se puede dar un paseo en tranvía hasta la playa de Maçãs). De regreso a Lisboa, te animamos a que cojas el funicular y te vayas a cenar en el barrio Alto y pruebes algunos de los platos típicos como las feijoadas o las migas al Alentejo. Y de postre qué mejor que unas piñonatas o unos pasteles de Belém. Harán las delicias de los más golosos. Alojamiento en Lisboa.

(3)

DÍA 3 · LISBOA - ÓBIDOS - ALCOBAÇA - NAZARÉ - FÁTIMA

Es interesante comenzar el día pronto, ya que tienes por delante una jornada muy intensa. En total, te esperan poco más de 200 kilómetros y 4 paradas inolvidables. ¡Comenzamos! La primera es Óbidos. Cruza las murallas y

descubrirás uno de los cascos antiguos más bonitos el país. Es como un pueblo de pescadores sin mar. Las

fachadas, las calles, todo está muy bien cuidado. Entre lo imprescindible, la Porta da Vila, forrada de azulejos, que da acceso a la rua Direita, que a su vez es la forma de llegar al Paço dos Alcaldes, la joya manuelina de Óbidos. Presta atención a sus dos ventanas y a una de sus puertas. Están ubicadas en el segundo piso, donde residían

temporalmente los alcaldes de la región. Si al concluir tu sobremesa es muy pronto, siempre puedes conocer la Laguna del mar, un semilago que se ha convertido en un centro de avistamiento de aves y de práctica de deportes náuticos. Si, en cambio, tu visita a Óbidos acaba tarde, siempre puedes degustar un buen vaso de Ginja de Óbidos, un licor macerado de cerezas, y partir. ¡Cuidado que a veces se sirve en vasos muy grandes! A 40 kilómetros al norte por la A8 llegarás a Alcobaça, donde te espera el Monasterio de Alcobaça, fundado por la orden del Císter y que cuenta con uno de los elementos fundamentales del arte manuelino: los árboles secos. En cuanto estés delante de ellos los reconocerás de inmediato. Antes de salir, pregunta por el sepulcro de Inés de Castro y pide a alguien que te cuente su historia; ¡es conmovedora! Al acabar, puedes refrescarte en la plaza 25 de abril degustando una copa de vino local. No tiene nada de manuelino, pero hay un edificio que nos encanta. Parece un edificio de dibujos animados o de cuento de hadas, pero en realidad es la Cámara Municipal de Alcobaça. Lo encontrarás en la Praça João de Deus Ramos y ¡te encantará! A 20 minutos de aquí, por la IC9, se encuentra Nazaré. Es sinónimo de playa, de sol y de olas, en concreto las más grandes del mundo. Los mejores surfistas han surcado sus big waves y han bautizado a Nazaré como la capital mundial del surf. Pero no todo son olas de más de 30 metros, también hay playa en Nazaré para los neófitos e incluso para los que sólo quieren refrescarse tranquilamente en el agua. Si cuando visites Nazaré no es época de playa sigue leyendo porque tienes mucha oferta donde elegir. Puedes visitar su puerto de pescadores, con sus casas de fachadas blancas, y ser testigo de la venta directa del género recién pescado. Y no te pierdas las vistas que te ofrece el funicular que te llevará hasta la parte alta de la ciudad, hasta el Mirador de Suberco. La panorámica desde aquí es una maravilla. Después de hacer las correspondientes fotos será el momento de partir hacia Fátima, la meta del día. Es uno de los lugares más conocidos dentro del catolicismo por ser el lugar en donde la Virgen se apareció a tres pastorcillos. Desde entonces, se ha convertido en un lugar de peregrinaje indispensable para cualquier creyente que recorra Portugal. Evidentemente, su visita pasa por acudir a la Cova da Iria, el lugar en donde se apareció la Virgen. Ten en cuenta que si vas los días 12 y 13 tanto de mayo como de octubre se conmemoran sus primeras apariciones, por lo tanto, suele estar lleno de gente. De hecho, llegan a ir hasta 100.000 peregrinos venidos de todo el mundo con flores y velas para honrar a la Virgen. La basílica se construyó en 1953 y, desde entonces, es habitual ver a más de un devoto cruzando la plaza de rodillas rezando el rosario. La Capela das Apariçoes también suele estar muy concurrida, ya que aquí se apareció la Virgen a tres jóvenes. Dos de ellos, Francisco y Jacinta, fueron beatificados en el año 2000 y están enterrados aquí mismo. Para poder albergar a todo este gentío, Fátima está perfectamente preparada con gran diversidad de casas de huéspedes, restaurantes y tiendas. Alojamiento en Fátima.

(4)

DÍA 4 · FÁTIMA - COIMBRA

El día de hoy te llevará hasta Coimbra, conocida como la “Oxford portuguesa”, ya que el ambiente estudiantil se respira en cada esquina. No en vano, aquí tienen la universidad más antigua de Portugal y una de las primeras de Europa, que se fundó en 1290. No lo dudes y acércate a conocerla como un universitario más. La encontrarás en el Pátio das Escolas, con su conocida y fotografiada Torre del reloj. En su interior hay que visitar una de sus joyas escondidas: la Biblioteca Joanina, con más de 300.000 libros antiguos bajo preciosos frescos en lo alto. ¡No te olvides de mirar al techo! En referencia al arte manuelino, Coimbra es uno de los grandes estandartes. Alrededor del campus encontrarás varios ejemplos muy destacados. Puedes comenzar por la Catedral Nueva y detenerte en su pila bautismal de estilo manuelina. Del mismo estilo es el claustro del Monasterio de la Santa Cruz o la arquivolta de la fachada principal de la Casa de Sub Ripas, probablemente el más bello de todos los monumentos manuelinos de la ciudad. Algo más alejado, en la Rua do Correrio se encuentra otra casa, la Casa de los Alpoins. Tendrás que moverte en coche para poder llegar hasta allí porque está alejado del centro. Data del siglo XVI, la de la fachada que da a la Rua Correio es de estilo manuelino. Cuando la hayas contemplado en toda su magnitud, cruza el río Mondego de nuevo y aparca relativamente cerca de la zona de Rua da Sota, ya que es una buena localización para disfrutar de una agradable cena. Su oferta gastronómica es excelente y tiene muy buen ambiente al anochecer. Si tienes tiempo, te animamos a que visites uno de los locales en los que se sirve platos típicos de la localidad y se cantan fados en directo. Los de Coimbra son diferentes a los de Lisboa, ya que aquí manda la tradición que los canten los hombres. Era la forma que tenían antiguamente los hombres de comunicarse con las mujeres y cantarles serenatas bajo sus ventanas. Un encanto especial que sólo podrás escuchar en esta localidad del país. Alojamiento en Coimbra.

DÍA 5 · COIMBRA - TOMAR

La A13 es una de las mejores carreteras de peaje de todo Portugal. Es de pago, pero vale la pena si lo que quieres es llegar a Tomar sin muchas distracciones. Si prefieres ir por una carretera secundaria y detenerte por el camino, escoge la N110 -gratuita-, y diviértete parando en los pueblos que te apetezca. Bañada por el río Nabao, Tomar tiene un pasado templario, que se percibe sólo con contemplar el Castelo Templario y el Convento de Cristo. El complejo arquitectónico es de lo más espectacular que verás en este viaje, por lo que deberías reservar al menos dos horas para esta visita. La entrada cuesta 6 euros, un precio más que razonable a juzgar por la cantidad de cosas que podrás ver. Entre ellas una joya manuelina: la ventana del Capítulo del Convento de Cristo. Si tu visita coincide con el verano, el calor suele apretar con justicia. No te preocupes que tiene solución. Cruzando la ciudad, a escasos 15 minutos de la Ciudadela, se localiza una piscina municipal que por un módico precio te permitirá refrescarte. Después del baño, puedes aprovechar para comer antes de partir hacia el Aqueduto dos Pegoes, una obra de ingeniería que fue

construida en 1593. Tiene una longitud de 6 kilómetros y una altura que llega a los 30 metros en su punto más alto. Lo que queda de tarde puedes destinarlo a pasear entre las capillas, ermitas e iglesias que hay en el centro de la ciudad. Las iglesias de Santa Maria do Olival y Sao Joan Baptista y la Capela de Santa Iria son las más conocidas. ¿Alguna recomendación especial? Aprovecha la visita para reponer fuerzas en el conocido “Café Paraíso”. Sus precios populares y sus raciones generosas te sacarán una sonrisa. Otra sugerencia es que revises la agenda cultural del día, puesto que es posible que durante tu visita se celebre algún destacado evento cultural o musical. Alojamiento en Tomar.

DÍA 6 · TOMAR - TORRES NOVAS - SANTAREM - ALMEIRIM - CORUCHE - MONTEMOR-O-NOVO - ÉVORA

La etapa de hoy es muy intensa porque antes de que acabe el día habremos visitado 6 localidades, todas ellas con una estrecha relación con el arte manuelino. La primera de ellas es Torres Novas, a 28 kilómetros de distancia. Famosa por sus toallas y bañada por el río Almonda, comprobarás enseguida que es una ciudad deliciosa, en la que se respira aire puro gracias a que está en el corazón del Parque Natural de las Serras de Aire y Candeeiros. Puedes visitar su castillo, en lo alto de la colina, las abundantes ruinas romanas que nos recuerdan el pasado histórico de la ciudad o pasear por la Praça 5 de Outubro. Es majestuosa y te invitará a sentarte en alguna de sus terrazas a tomar el primer café del día. Como colofón, puedes viajar en el tiempo, hasta el Jurásico. Hay huellas de dinosaurios datadas hace 175 millones de años. Cuando hayas acabado tu viaje al pasado puedes seguir tu recorrido hasta Santarem. Sabemos que estás deseando conocer todas las maravillas que esconde la ciudad. Te hemos preparado un circuito de 3 kilómetros en el que incluimos gran parte del arte sacro y arquitectura religiosa de todo el lugar, considerado la capital del gótico en Portugal. Puedes hacerlo utilizando el coche o caminando, tú decides. Empezaríamos por la Fonte das Figueiras, construida en el siglo XIV, que representa uno de los escasos ejemplos de arquitectura civil gótica en el país. A continuación, por la Calçada das Figueiras llegarás hasta el Convento de Sao Francisco. Si las tareas de conservación lo permiten podrás contemplar su claustro, uno de los ejemplos de arte manuelino de Santarem. Déjate seducir por algunos de los dulces de la pastelería que hay frente al Convento y coge fuerzas para

(5)

Santarem. Déjate seducir por algunos de los dulces de la pastelería que hay frente al Convento y coge fuerzas para seguir el resto del camino, que te llevará al Jardín de la República. Pasea por sus caminos y disfruta de la escultura que lo preside -el niño y el pato- antes de llegar a la Praça do Municipio y al Palacio Eugénio Silva o Palacio de los Meneses, la familia que lo construyó y lo poseyó hasta 1954, cuando pasó a manos públicas. Es un edificio sobrio y elegante que fue proyectado y construido a finales del siglo XVII. A una calle de distancia se encuentra el Mercado Municipal, un lugar donde deleitarse con los olores y colores de un género de primera. ¡Compra algo de fruta para merendar y contrarrestar los dulces que compraste antes en la pastelería! Al concluir la visita al mercado prosigue tu camino hasta la Catedral de Nuestra Señora de la Concepción y el Museo Diocesano, que colindan uno con el otro. Ambos edificios y la Estátua Sá da Bandeira son el inicio de la Rua Serpa Pinto, una de las calles principales del centro de la ciudad. Por aquí te irás cruzando con la Praça do Visconde Serra do Pilar y la Iglesia da Marvila, que conserva un pórtico manuelino excepcional. Y no sólo eso, porque este templo, fundado por los templarios, acumula también alguno de los símbolos manuelinos por excelencia: la flor de lis, la esfera armillas y las armas heráldicas. Cuando concluya la Rua Serpa Pinto, la misma calle pasará a llamarse Rua de Sao Martinho, donde te estarán esperando la Iglesia de Sao Joao de Alporao y la Torre das Cabaças -conocida también como la Torre del Reloj-, desde obtendrás unas vistas panorámicas de la ciudad. Cuando finalices el recorrido, busca un restaurante. Los hay de dos tipos, los especializados en pescado de río gracias a la proximidad con el río Tajo y los que basan su carta en carne de vacuno criada en los pastos salvajes de la zona. Cualquiera de las dos opciones es buena. Eso sí, no te olvides de regar tu comida con alguno de los vinos locales, excepcionales sin lugar a dudas. Con el estómago lleno regresa a la carretera y dirígete hacia Évora. El camino es muy cómodo y ya verás como los 121 kilómetros que separan ambas ciudades se te pasan rápido. En gran medida porque te aconsejamos que te detengas en 3 lugares antes de llegar a Évora. Son Almeirim, Coruche y Montemor-o-Novo. Almeirim tiene una riqueza patrimonial impresionante, empezando por la Iglesia Parroquial de Sao Joao Baptista, el Palacio de la Quinta da Alorna o el Pórtico de Pazo de los Negros. Son también exquisitos sus jardines y sus parques, como el Jardín de la República o el Jardim das Portas do Sol. La siguiente parada es Coruche, el paraíso del arroz. Aquí verás kilómetros y kilómetros de arrozales, regados con agua del río Sorraia. Entre los lugares más visitados de la ciudad encontramos sus iglesias. Las más destacadas son la Iglesia de Nuestra Señora del Castillo, la Iglesia de San Pedro y la Iglesia de San Antonio. Por último, sin abandonar la IC10 llegarás a Montemor-o-Novo. Probablemente llegues aquí a media tarde, por lo que debes afanarte para llegar a Évora con suficiente tiempo como para descubrirla como se merece. Lo más destacado de Montemor-o-Novo es su castillo medieval, el Convento da Sudaçao y el Convento de Sao Domingos. Al finalizar tu visita, toma la A6 y en media hora llegarás a Évora. Comienza tu estancia en la ciudad en el acueducto de Água de Prata y visita sus murallas, para luego dar comienzo a un agradable recorrido por el casco antiguo. Un buen punto de partida es el Templo romano de Évora, dedicado a la diosa Diana. Está conservado en un estado excepcional y te permitirá contemplar sus columnas corintias con todo lujo de detalles. A continuación, puedes dirigirte a la catedral de Évora por la calle Largo do Marqués de Marialva. Además de contemplar su exterior y disfrutar su interior, te animamos a que asciendas hasta el tejado para contemplar unas bonitas vistas panorámicas de la ciudad. Como estas no encontrarás ningunas. En cuanto desciendas, regresa a las callejuelas empedradas y acércate a la Capilla de Huesos. Sólo si no eres aprensivo, porque se trata de una capilla construida y decorada íntegramente con huesos humanos exhumados del cementerio de la ciudad. Para cenar, escojas lo que escojas, no te olvides de probar un buen vino alentejano. Te encuentras en el corazón del Alentejo, así que es sinónimo de buen comer y de buen beber ¡Disfrútalo! Alojamiento en Évora.

(6)

DÍA 7 · ÉVORA - PALMELA - AZEITAO - SESIMBRA

A 133 kilómetros y al otro lado del Parque Natural de Arrábida se encuentra Sesimbra. Es un destino habitual de vacaciones de los lisboetas, por lo que está perfectamente preparado para el turismo. Eso se traduce en una gran oferta de servicios, unas playas preciosas y un ambiente muy agradable. Pero antes de llegar, ya en el tramo final del recorrido, te animamos a que te detengas en dos lugares: en Palmela y en Azeitao. Palmela es famosa por su imponente Castelo, que es, a su vez, el corazón de la Orden de Santiago. En cierto modo, pasear por el centro histórico de la localidad te recordará ligeramente a Évora, pero sin ningún turista a tu alrededor. Puedes visitar la Igreja de Santiago, de estilo gótico, las ruinas de la Igreja de Santa María y alguna de sus bodegas. Las más famosas son las de José Maria da Fonseca, Balcalhoa Vinhos de Portugal y Quinta de Alcube. Cualquier opción es buena para comprar alguna botella de vino local para llevarse de recuerdo a casa. Cuando concluyas tu estancia en Palmela, puedes regresar a la carretera N379 en dirección Azeitao. Nos encantan los jardines de José María de Fonseca, el queso de oveja y la casa de la familia Quinta da Bacalhoa. Además de comprar un queso, puedes optar por llevarte un azulejo de recuerdo. Hay una fábrica artesana en la que cada azulejo es hecho a mano con una destreza sin igual. Al acabar, puedes dirigirte hacia Setúbal, en concreto hacia su Castelo, para poder contemplar la ciudad en toda su plenitud. La entrada es gratuita. El camino en coche no te comportará ni 5 minutos, pero si te apetece caminar un poco, que sepas que el castillo está a escasos 30 minutos de la base. Es una excursión sencilla y popular, que te permitirá respirar el aire puro de Sesimbra y disfrutar de otro modo del castillo y sus alrededores. En el interior de la fortaleza encontrarás un templo, la joya manuelina de la ciudad. Está decorada con azulejos azules, un hecho que le dota de una personalidad única y de una belleza superlativa. Al descender, podemos refrescarnos en la Laguna de Albufeira, un pequeño lago ideal para ir con los más pequeños de la casa. A la hora de comer, disfruta de un buen plato de marisco o de pescado fresco en cualquier marisquería acompañado de una copa de vino de Azeitao. Las mejores marisquerías se encuentran en la zona pesquera. Igualmente recomendable es la siguiente propuesta. Cabo Espichel es el lugar ideal para ver un atardecer espectacular. Posee un faro desde el que verás ocultarse el sol como en pocos lugares en el mundo. Además, puede presumir de contar con huellas de dinosaurios, algo poco usual. El día lo puedes acabar degustando un plato de pulpo o pez espada, dos de los platos locales estrella. Alojamiento en Sesimbra.

DÍA 8 · LISBOA - CIUDAD DE ORIGEN

Presentación en el aeropuerto con suficiente tiempo de antelación para devolver el coche de alquiler y vuelo de regreso a la ciudad de origen. Llegada. Fin del viaje y de nuestros servicios.

Tu viaje incluye

Tu viaje incluye  Vuelo de ida y vuelta. 

Estancia en el hotel seleccionado en Lisboa.

Régimen seleccionado en Lisboa.

Estancia en el hotel seleccionado en Fátima.

Régimen seleccionado en Fátima.

Estancia en el hotel seleccionado en Coimbra.

Régimen seleccionado en Coimbra.

Estancia en el hotel seleccionado en Tomar.

Régimen seleccionado en Tomar.

Estancia en el hotel seleccionado en Évora.

Régimen seleccionado en Évora.

Estancia en el hotel seleccionado en Sesimbra.  Régimen seleccionado en Sesimbra.  Coche de alquiler.  Seguro de viaje. Tu viaje no incluye 

Tasas de alojamiento en Lisboa pago directo en establecimiento.

Posible pago de peajes.

(7)

Lisboa Estoril Cascais

Sintra Óbidos Alcobaca

Nazaré Fátima Coimbra

Tomar Torres Novas Santarem

Almeirim Coruche

Montemor O Novo Évora

(8)

Palmela Azeitão

Sesimbra

- Las habitaciones triples en Europa son generalmente habitaciones con dos camas individuales o una doble, en las que se instala una cama plegable para acoger a la tercera persona, con las consiguientes molestias que ello supone, por ello, desaconsejamos su uso en la medida de lo posible.

- Las excursiones y visitas sugeridas para cada día son orientativas, pudiendo el viajero diseñar el viaje a su medida, de acuerdo a sus gustos y necesidades.

- La tarjeta de crédito está considerada una garantía, por lo que, a veces, su uso es imprescindible para poder registrarse en los hoteles.

- Normalmente los hoteles disponen de cuna para los bebés. De lo contrario, tendrán que compartir cama con un adulto.

- Para la recogida del coche de alquiler se requerirá una tarjeta de crédito (no de débito) a nombre del titular de la reserva, quien además deberá ser el conductor principal del vehículo.

Figure

Actualización...

Referencias