56-1 no en fa

Download (0)

Full text

(1)

EI histerocele puede definirse como el paso to-tal 0parcial del utero a traves de un orificio nat u-ral (anillo umbilical, anillo inguinal) 0artificial de la pared abdominal, no estando separada la piel. La perra esta naturalmente predispuesta a la her -nia inguinalen raz6n de una disposic6n anat6m i-ca particular merced al paso delligamento redo n-de a traves n-del trayecto inguinal y su inserci6n a nivel de la regi6n perineal.

En los grandes animales, la hernia es practica-mente siempre ventralyelaccidente reconoce ge -neralmente un origen traumatico: cornadas, coces, palos, rotura de suturas musculares en interven-ciones quirurgicas, etc. EI aumento de la tensi6n abdominal asociada ala infiltraci6n edematosa de los musculos abdominales puede considerarse co-mo la causa, al menos predisponente, de las her-nias observadas en Iii gemelaridad, yen la hidro-pesia de las membranas fetales. La hernia ventral sesitua ya delante del pubis, ya a nivel de la.parte postero-inferior de los flancos. EIaccidente impro -piamente l1amado rotum de tendon prepubiano se debe a la disociaci6n y a la rotura de las fibras musculares abdominales a nivel de la uni6n musculo-tendinosa; presentandose este accidente en la yegua yen la vaca. Algunos autores estiman que es raro en esta ultima especie enraz6n al gran desarrollo del tend6n y a sus particularidades de inserci6n, merced ados ramas funiculares inser -tadas sobre las eminencias ilio-pectineas yuna r a-ma central, enclavada entre las precedentes, yque se inserta bajo la sinfisis pubiana. Hemos obs er-vado este accidente en diversas ocasiones en lav a-ca y en la yegua yhabiendo seguido esos anima-les hasta el matadero, hemos comprobado que el

tend6n estaba ensusitio pero que las fibras mus -culares estaban desgarradas.

Sintomas

La hernia ventral de origen traumatico es de aparici6n brutal. Parece un tumor devolumen va -riable, poco doloroso, 0 indolente, adematoso, elastico ygeneralmente reductible. Cuando la i n-flamaci6n se desarrol1a, la exudaci6n sobreviene yla sensibilidad aparece.

Ocurre que la abundante infiltraci6n s ero-hemorragica hace dificil la percepci6n del anil10 herniario. Cuando la reductibilidad es posible es

flicil, despues de reponer los 6rganos ectopiados 'Fig. 56-1

no en faI'll

Fig. 57-1 prepubiano

(2)

() uri-,rante lp nic-ap ue-e so -im ien-a pue-af ue-) es de nen va-natoso, pia in-lreviene n s ero-r anillo sible es Dpiados

Fig. 55- Hernia velltral. Rotura del tendon prepubia

-no en layegua.

'Fig. 56- Hernia ventral, ROlUra del tendon prepubia

-no en la vaca.

Fig. 57- Hernia ventral. Rotura unilateral del tendon prepubiano en la vaca.

en la cavidad abdominal, darse cuenta de la ex -tension de la perforaci on.

En muchas de estas hernias, el saco no existe,

pues elperitoneo seha desgarrado por accion t rau-matica yel organa ectopiado se encuentra di rec-tamente en contacto con eltejido conjuntivo sub -cutaneo, protegido solamente por la pie!.

Un pseudo-saco puede formarse yexistir ad he-rencias entre este y los organos que contiene.

A falta deintervencion, la tumefaccion se ac en-tua a medida que avanza la gestacion yel feto pu

e-de ser apercibido directamente bajo la pie!. La

«ruptura del tendon prepubiano» se caracteriza

por un hundimiento progresivo de la pared abdo-minal a partir del pubis; este hundimiento 10 mas a menudo simetrico, va precedido de fenomenos

edematosos que puede interesar atoda la pared ab-dominal inferior. Los trastornos evolucionan

ge-neralmente deforma bastante rapida: la def orma-cion se precis ayse amplia, la pared abdominal se

hunde mas y mas, hasta tal PUntO que la mama

toea casi el suelo, los flancos se ahondan

fuerte-mente, la estacion se hace mas ymas difkil, la co-lumna vertebral se encorva, elanimal se situa co-locando los 4miembros abiertos yacaba por po

-nerse en decubito al no poder levantarse. La re

s-piracion ylos movimientos cardiacos se aceleran. La hernia inguinal de la perra se caracteriza por la existencia a nivel de las ultimas mamas de una

tumefaccion que puede adquirir gran des dimen

-siones de consistencia blanda, indolora, y

reduc-tible al principio, pero la tumefaccion puede

ha-cerse irreductible a medida que progresa la gesta

-cion, yes posible, por palpacion, reconocer la

pre-sencia del feto. La hernia uterina puede compli

-carse con la hernia intestinal yla aparicion de tras

-tornos generales ydigestivos, tales como anorexia, colicos y estrerumiento.

Diagn6stico

En los grandes animales, el diagnostico se basa enla aparicion brusca de una deformacion a

con-secuencia de un traumatismo, en sus caracterist

i-cas y en la percepcion del saco herniario.

La hernia ventral debe diferenciarse de un he-matoma, 0 un abceso; una pun cion exploratorio despejara las dudas a este respecto.

El hundimiento unilateral 0 bilateral de la pa

-red abdominal pOI delante del pubis, asociado a dificultades de estacion yde locomocion, a

lordo-sis, yaumento progresivo de la base de sust enta-cion constituyen los elementos esenciales de diag-nostico de la disociacion de los musculos abdo-minales a nivel de su insercion prepubiana. La pal-padon rectal permite igualmente precisar el diagnostico.

(3)

re-gi6n inguinal debe hacer sospechar la hernia; ha-biendo tiempo de establecer un diagn6stico dif e-rencial con un tumor, un quiste, 0 un abceso.

Tratamiento

La cura de una hernia ventral no puede sersino quirurgica. EI momento de la intervenci6n puede, sin embargo, diferirse hasta el parto si el acciden-te es de exacciden-tensi6n limitada y siocurre alfinal de la gestaci6n.

EI parto puede ser normal ylIevarse a cabo por lasvias naturales despues de haber colocado even-tualmente a la parturienta en decubito supino co-mo forma de acceder mas facilmente al fetoyde facilitar su introducci6n en el estrecho pelviano. En caso de distocia se realizara la operaci6n ce-satea tomando como punto de elecci6n el lugar herniario 10que permitira la sutura directa del ani-110.Las adherencias senin resecadas y la sutura se asegurara por aplicaci6n de puntos en U con

cat-gut del 6. '

Algunas hernias y principalmente ia lIamada «prepubiana» son de pron6stico desfavorable pues el desgarro muscular es tal que toda sutura es prac-ticamente irrealizable. Habiendo experimentado personalmente estas dificultades rehusamos hacer una intervenci6n de estos casos. Estimamos que esta mas indicado desencadenar el parto 10 mas rapidamente posible 0 retirar el feto inmediata-mente antes del sacrificio. Hemos obtenido de es-ta forma, en 1971,una pequeiia potra que fue cria-da artificialmente, se desarro1l6 bien y es hoy una yegua de cria. Es evidentemente dificil criar un po-tro huerfano si no se dispone de una yegua nodriza.

Hemos procedido de la misma forma, en otras ocasiones, de «ruptura del tend6n prepubiano» en la vaca.

La operaci6n de la hernia inguinal de la perra no plantea ninguna dificultad.

Despues de la anestesia del animal, la regi6n guinal es afeitada, lavada y antiseptizada. La in-cisi6n cutanea se realiza ligeramente por fuera del pez6n de la mama inguinal; la regi6n encierra a:me-nudo conglomerados de grasa que seran separados con cuidado como forma de aislar el saco herni a-nio bastante fnigH y transparente. Liberado este se fija la punta del saco con ayuda de una pinza larga y, por presi6n directa se intenta rechazar al abdomen los 6rganos ectopiados. 8i el saco con-tiene un utero gravido, la reintroducci6n de este apenas es posible sin aumento previo del anillo in-guinal superior; aumento que se obtiene por sec-ci6n de la comisura anterior en una distancia de 2 a 3 cm; se evitara cuidadosamente la comisura posterior en raz6n a la presencia, a este nivel, de un gruesotronco venoso. Rechazados los 6rganos en la cavidad abdominal, se abre el saco herniario en su punta y se explora con el dedo de 'forma que se pueda romper la uni6n de ligamento redondo y las eventuales adherencias.

8i la intervenci6n se realiza en el momento del parto, p.ayinteres en lIevar a cabo la histerotomia a nivel del cuerno ectopiado antes de reintegrar el 6rgano a la cavidad abdominal.

EI saco herniario es a continuaci6n retorcido, despues suturado en la base yextirpado; la liga-dura sera consolidada por transfisi6n.

Laoperaci6n setermina por la sutura directa del anillo herniario y de los pianos subcutaneo y cutaneo.

Los cuidados consecutivos que se necesitan son los de toda intervenci6n abdominal. ,Los resulta-dos operatorios son por general 10mas favorable. Es necesario, sin embargo, sef\.alar la posibilidad de una colecci6n serosa a nivel del tejido celular subcutaneo en los 3 a 4 dias siguientes a la opera-.ci6n; ala cual se Ie da salida por punci6n merced

a un ligero desbridamiento.

La rotura uterina en el curso de la gestaci6n es poco frecuente; ha sido seiialada, sin embargo, en la mayoria de las especies y la hemos observado personalmente, en diversas ocasiones en lavaca, perra y gata. Esta rotura tiene lugar al final de la gestaci6n y esta condicionada por diversos facto-res tales como movimientos impetuosos del feto,

choques traumaticos violentos, anomalias topogra-ficas y adelgazamiento de las paredes.

Puede producirse en sentido transversal 0 lon-gitudinal; el desgarro transversal se situa en la ve-cindad del cuello, donde puede ser la consecuen-cia de una torsi6n uterina diagnosticaday trata-da, no 10suficientemente pronto; el desgarro

lon-Sfntomas El acciden ficaciones b. abatimiento, gia interna, Las envoL aguas fetales to puede ab dad uterina r con la pared ci6n pueda El diagn6s generales, p . ploraci6n ree tomia explo En la expl La acumul amni6tico (hi (hidroalantoi taci6n bastan senta tam bien nalmente en 1 ce en la segun~ en la vaca, enn deplassche y 0 mas frecuente Etiologfa 8i la afecci61 del equilibrio li esta clara y el que se ha inv~ fetales 0 mateflJ ben, preferent~ principal causa fetales estan si~ sidades coriale1

(4)

- retorcido,

0; la

liga-gitudinal situado a nivel del cuello 0de loscu er-nos, se encuentra favorecido por el aumento del

volumen uterino, adelgazarniento de las paredes

del organo, 0traumatism os.

Eldesgarro uterino puedeocurrir enel cursodel

parto a consecuencia de los esfuerzos expulsivos

de la parturienta a causa de posicion fetal anar-malo como consecuencia demaniobras incorrec -tas en el enderezarniento de la cabeza 0 de un

miembro desviado. Sintomas

El accidente se traduce generalmente por modi -ficaciones bru3cas del estado general: anorexia,

abatirniento, calicos,sintomas deshock,hemorra -gia interna, 0 peritonitis.

Las envolturas fetales pueden romperse y las

aguas fetales pasar a lacavidad peritoneal; elfe -to puede abandonar parcial 0totalmente lacav

i-dad uterina ycolocarse directamente encontacto

con la pared abdominal. Es raro que una gesta -cion pueda continuarse en tales condiciones.

El diagnostico esdificil; se basa en:los signos

generales, palpacion y puncion abdorninales, ex -ploracion rectal en lasgrandes especies,y lapar a-tomia exploradara en todas.

En la exploracion rectal, el feto esdificilmente

accesible pues el utero puede haber sufrido una

cierta retraccion; los cotiledones pueden

conser-var su volumen normal, recayendo la retraccion

principalmente enlosespacios inter-cotiledonarios.

Losdesgarros quesobrevienen en el momenta delparto son de mas facil diagnostico, merced a la exploracion rectal y vaginal.

Tratamiento

Realizado el diagnostico hayque efectuar la la-parotomia, extraer el feto y realizar la sutura del

utero. El resultado esta en funcion del estado

ge-neral del animal, dela rapidez de la intervenci6n despues del accidente, de la situacion yde la

ex-tension del desgarro.

Es en el momento de la intervenci6n cuando se podra, con todo conocimiento de causa, pronun-ciarse sobre la gravedad de la situaci6n. En

algu-nos casos la solucioneconornica sera la masjuiciosa Enlaspequenas especies,la laparotomia, segui-da de histerectomia,va generalmente coronada por el exito.

Losdesgarros parciales, producidos en el

mo-mento delparto ysitu ados en lavecindad 0a ni-vel del cuello pueden suturarse directamente par viavaginal.

La acumulacion anormal yexcesiva de liquidos

amni6tico (hidroamnios) 0de liquido alantoideo (hidroalantoides) respresenta un trastorno de ges -taci6n bastante frecuente en lavaca, pero se pre-senta tam bien en la yegua, oveja, cerda, y ocasio-nalmente en108carnivoros. La afeccion se produ-ce en la segunda mitad de la gestacion: 5~6°mes

en lavaca, entre el 7°y10°mes enlayegua (Van

-deplassche y col.). El hidroalantoides es mucho mas frecuente que el hidroamnios.

Etiologia

Si la afeccion aparece como una perturbaci6n del equilibrio hidrico feto-uterino, la etiologia no esta clara y el determinismo no es preciso. Aun-que se ha invocado la intervenci6n de trastornos fetales0maternales, lostrastornos placentarios de-ben, preferentemente ser considerados como la principal causa de esta afeccion. Las membranas fetales estan siempre muyedematosas ylasv ello-sidades coriales presentan lesiones degenerativas;

pudiendo superar su peso 3 0 4 veces el normal. Hemos comprobado hasta 15 kg en la vaca.

Algunos casos de hidropesia de las membranas estan asociados a hidronefrosis fetalyse ha esta-blecido, a veces, una relacion entre estos dos tras-tornos, condicionando el.segundo al primero.

Es-ta hipotesis es poco verosimil, si se tiene en

cuen-ta que la evacuacion delliquido alantoideo va se-guida rapidamente de una nueva exudacion yde

la reaparicion del trastorno.

La torsi6n del cordon umbilical se ha invocado igualmente como causa predisponente si no deter-rninante: este accidente es raro en la vaca debido a la brevedad del cordon, siendo mas frecuente en la yegua pero sin haber concordancia en la apari-ci6n de los dos trastornos. Asi pues los trastornos circulatorios de origen fetal 0 maternal no pare-cen tener que considerarse como factores etiologicos.

No se ha demostrado la intervencion de trastor-nos hormonales, principalmente bajo forma de un

(5)

desequilibrio estrogeno-progesterona; nitampoco

la incompatibiidad inmunologica madre-feto (Art -hur). Un hecho debe considerarse, lafrecuente a

so-ciacion de la hidropesia fetal con la insuficiencia de desarrollo fetal 0 anomalias fetales; terneros buldogs, fetos acondroplasicos, 0 celosomianos,

fetos afectados de braquignatismo 0 de contrac

-turas, esquistosomas reflexus, etc.

Debemos senalar que la hidropesia fetal se en -cuentra mas en la gemelaridad que en la unipari -dad, siendo excepcional en las primiparas.

Williams ycol., han indicado la frecuencia re-lativa de la afeccion en la hibridacion entre el v

i-sOn americano y la vaca domestica 0 entre el vi -son y la cebra.

Sintomatologia

La primera parte de la gestacion se desarrolla

normalmente; no estando afectado el estado ge -neral del madre. De manera bastante subita elvo

-lumen abdominal aumenta, elvientre se distiende

de forma sensiblemente simetrica; los flancos se hunden, elanimal adelgaza y los ligament oss

acro-ciMicos se mantien tensos. La prueba de sacudida

externa, para percibir el feto es casi siempre pnic

-ticamente negativa. A medida que el exudado con -tinua la respiraci6n se hace difkil ydisneica; elani -mal se mantiene 10 mas a menudo de pie, en pos i-cion ortopneica, pues la posicion acostada vuelve

la respiracion mas penosa y Ieesdificillevantarse. El pulso se acelera y se vuelve debil y filante.

El animal tiene tendencia a beber abulJdante -mente y paradojica-mente se produce una progr

e-siva deshidratacion a menudo asociada a la apa -ricion de edemas a nivel de la region subventral

y de los miembros posteriores.

Las constantes sanguineas se mantienen largo tiempo sin modificacion pero finalmente aparece

hipocalcemia e hipoproteinemia.

El transito intestinal se ralentiza; la miccion y la defecacion se acompanan de esfuerzos expulsi

-vos; la exploracion rectal sevuelve diffeil, pues el

utero fuertemente distendido se dirige hacia el sa -cro y la region pel viana, rechazando los organos digestivos. Generalmente es imposible la percep

-cion fetal.

Pron6stico

Por si sola la hidropesia conduce fatalmente al

debilitamiento progresivo de la madre. Esta for -malmente indicado intervenir provocando lainte

-rrupcion de la gestacion; siendo las cosecuencias, generalmente favorables desde el plano vital, ymas

reservadas en el plano ginecologico.

Tratamiento

Si el animal esui cerca del fin, su sacrificio pue

-de consi-derarse; sin embargo,se corre elriesgo de

que lacanal sea decomisada a causa de la infil tra-cion acuosa. La conducta mas racional consiste en poner fin a la gestacion ya seaprovocando elabor -to, ya sea realizando la operacion cesarea.

La terapeutica abortiva se basa esencialmente, como seindica mas adelante (pag. 118)en el e

m-pleo de corticoides, pero sobre todo de estrogenos

y de la prostaglandina F2a, a 105que se asocia, principalmeme en la yegua, oxitacina.

Recordemos que elDES se administra a la do

-sis de 150a 200 mg en lavaca; 40 mg en la yegua y las prostaglandinas alas dosis respectivas de 5 a 25 mg si se trata de la prostaglandina natural,

yde 500/lg de cloprostenol (en la vaca) 0 de 250

/lg de fluprostenol en la yegua. La oxitocina se emplea principalmente en esta ultima; adminis

-mindose en perfusion intravenosa lenta arazon de

50 VI en 30 minutos.

La dilatacion manual del cuello es una buena tecnica en la yegua; el cuello sera progresiv amen-te reblandecido por fomentos calientes y muci

la-ginosos, despues sera entreabierto progresiva y pr

u-dentemente por la introduccion de uno, dos, tres dedos yfinalmente dela mano; las membranas se desprenden en varios centimetros junto al cuello ydespues se agujerean para permitir la evacuacion

del liquido fetal. La perforacion manual de las membranas esaveces necesaria en el aborto pro -vocado por los estrogenos 0las prostaglandinas. Rotas las membranas, los liquid os fetales pueden

eliminarse bajo el efecto de la contraciones uter

i-nas 0abdominales; frecuentemente, sin embargo, la inercia uterina es tal que la expulsion esta muy reducida. En este caso la evacuacion se obtendra por sifonaje introduciendo un tubo degoma atr

a-yeS del cuello hasta la cavidad uterina; la evac

ua-cion sera.vigilada e interrumpida de vez en

cuan-do para evitar una descomprension demasiado

brutal.

Despues de la eliminacion de los liquidos f eta-les, el cuello puede dilatarse suficientemente para permitir terminar el parte por las vias naturales;

pero a veces, sin embargo, la inercia uterina es

to-tal y la distension anormal del organa hace dificil el acceso al feta; es logico en este caso recurrir a la operacion cesarea. Bsta ultima se indicara in -mediatamente, si la dilatacion del cuello no ha po

-dido obtenerse; sera realizada con precaucion ylos liquid os evacuados progresivamente. Debeni pa-liarse elposible colapso cardiaco por elempleo de

corticoides a fuertes dosis 0por la utilizacion de

tonicos cardiacos, tales como la efedrina, cora

mi-na, 0 adrenalina. La muerte sos perfodos de trastomos monales. En va generalm mo en las pi ren al mism En alguno nido en la formaciones: cuello queda y enflsema fi na por in£ . germenes de La momifi cion aseptica cuente en la zas (Guem -(Gilmore-As recesivo.Pueli las causas . cuencia de laI la oelusion aIantoideo se los se encog timamente a tal forma qu en una masa puede sufrir . mente a una bre de «lito La momifi la yegua, ce malia se obse dad; generaln tos muere en

(6)

lciopue -:iesgo de a infilt ra-nsiste en el abor -rea. 'almente, enel em-6genos " asocia,.

La retenci6n de las membranas fetales ydelos loquios es una consecuencia practicamente cons -tante de la afecci6n; la extracci6n manual, en los plazos normales esamenudo diffcilenraz6n ala

fuerte adherencia corio-uterina. Una buena anti -sepsia uterina se impone en el curso de este perio -do.En layegua la extracci6n delas secundinas pue -defacilitarse por lainyecci6n intravenosa de30 a

50 UI de oxitocina. Losloquios seraneliminados

sistematicamente por sifonaje, diario, ysu elimi

-naci6n ira seguida deun lavado uteri no con una soluci6n antiseptica caliente,con el fin de esti mu-lar la contracci6n del 6rgano ysu retracci6n.

Untratamiento generaladecuado completara la terapeutica local. El porvenir gineco16gicoes in-cierto; estando indicado no introducir la hembra

ala reproducci6n sino despues deun periodo de

Figure

Updating...

References

Related subjects :