Presentación. Hazlo tú misma, hazlo en manada, hazlo gozosamente

Texto completo

(1)

 

Hazlo tú misma, hazlo en manada, hazlo gozosamente

Presentación

Muchas gracias por el interés en el taller de ginecología autogestiva que comenzaremos en febrero.

Nuestra propuesta se inspira en el trabajo de diversos colectivos de mujeres que recorrieron o recorren estos caminos de autoconocimiento desde hace varias décadas. Especialmente nos reconocemos como herederas simbólicas del movimiento de mujeres feministas que, en los años setenta, iniciaron una revolución que pasaba por la relación más íntima, la que construimos con nosotras mismas. Esta propuesta implica, entre otras cosas, un posicionamiento político y práctico sobre la salud, el autocuidado, y la relación con el propio cuerpo y su funcionamiento.

La ginecología, que no es otra cosa que la ciencia de la mujer, se ha construido en occidente sobre la base de un saber especializado, de difícil acceso, que genera explicaciones universales para entender el funcionamiento de los cuerpos menstruantes que, además, tienen la posibilidad de gestar. Esta visión ha derivado, entre otras cosas, en el despojo de la posibilidad de conocer, entender, leer y nombrar el cuerpo que somos. Además, ha convertido en patologías, o problemas médicos, eventos del ciclo vital que se expresan habitualmente en los cuerpos que tienen esta cualidad gestante.

Al expropiarnos el cuerpo, no sólo perdemos los conocimientos para mantenernos saludables de manera autónoma, además, se merma nuestra posibilidad de sentir y estar en el cuerpo, con todo el goce y las posibilidades de aprendizaje que esto supone. Parece entonces, que somos analfabetas de nuestro propio cuerpo, no contamos con las herramientas, el conocimiento ni la confianza para saber que podemos descifrar de qué manera preservar la salud, sanar y sentirnos más situadas en el cuerpo que somos.

(2)

 

Hazlo tú misma, hazlo en manada, hazlo gozosamente Conocer y apropiarnos el cuerpo implica, entonces, habitar a plenitud el ser que cada una es. Sin miedo ni restricciones. Implica también identificar el placer, la posibilidad de ser autónomas y tomar decisiones libres e informadas sobre lo que es benéfico para nosotras, cada una en sus propios términos y situación particular.

Ese es el recorrido que estamos haciendo desde hace algunos años y que queremos compartir contigo.

Un recorrido que cada una debe hacer, por sí misma, para el que no hay atajos ni veredas rápidas, mucho menos recetarios ni prescripciones, y que es poderoso en la medida en que nos permite tomar lo que es nuestro.

Desde luego, te debes estar preguntando de qué se trata todo esto en términos prácticos, si es pertinente para ti y qué es lo que podrías aprender, en caso de que decidas participar. Empezamos por el temario y la logística y, posteriormente, te contaremos sobre el enfoque y la metodología de trabajo.

El recorrido que proponemos parte de la certeza de que no hay un camino único para practicar ginecología autogestiva. Aunque hay herramientas en las que más o menos coincidimos todas las que andamos por estos caminos de meternos los dedos y apropiarnos el cuerpo, consideramos que la ginecología autogestiva es mucho más que la suma de dos, tres o veinte herramientas, o la generación de muchos textos que se leen y se aprenden. Implica un trabajo personal de posicionamiento para entender cómo vive cada quien su relación con su cuerpo, su ciclo y su salud. Por ello, reconocemos que el único punto de partida posible es el lugar en el que cada una se encuentra, de acuerdo a su contexto y situación específica. Buscamos construir conocimiento situado, que es el que construyes por y para ti. El taller es el detonante de un camino que elaborarás de manera cotidiana y en tus propios términos, de acuerdo a tus necesidades y expectativas.

(3)

 

Hazlo tú misma, hazlo en manada, hazlo gozosamente

La primera parte se centra en un conjunto de herramientas que hemos diseñado con las que podrás explorar en dónde te encuentras respecto a tu salud, tu cuerpo y tu ciclo. Este posicionamiento es el que te permitirá iniciar un diagnóstico que será el arranque de tu camino de gine autogestiva. Así, propuestas como la “biografía menstrual” o el ejercicio “mi relación con mis mujeres”, te serán de utilidad para transitar de manera gradual y sin dolor por este proceso de situarte. En esta etapa del taller, se escribe, se dibuja, se traza, se corta y se pega, es un recorrido muy manual y reflexivo.

Una vez que has identificado tu posición, aprenderás las herramientas básicas así como las posibles formas de leer y descifrar tu cuerpo. Te enseñaremos, paso por paso, cómo realizar los ejercicios “clásicos” de gine autogestiva y otros más que hemos diseñado. ¿Qué te dice tu sangrado mensual? ¿Qué información te brindan tus senos? ¿Cómo sabes si tu vagina está saludable? Toda esta parte es muy práctica y corporal y, para reforzarla, también va acompañada de información precisa que podrás revisar para tener una referencia y complementar lo que estás aprendiendo en tu cuerpo. Así, toda esta fase se trabaja en un esquema de referencia y contra referencia, tu cuerpo como punto de partida, en diálogo con explicaciones más “técnicas” que te permitirán tener un punto de contraste.

Duración y contenidos

El taller se realiza a lo largo de 11 semanas y se desarrolla en tres momentos:

1  

2  

(4)

 

Hazlo tú misma, hazlo en manada, hazlo gozosamente

Finalmente, en el tercer momento, compartiremos contigo un conjunto de información que te servirá como base para armar tu camino de gine autogestiva. Aquí incluimos también protocolos básicos para la atención a padecimiento comunes, así como información y guías para identificar la mejor forma de gestionar la fertilidad y la salud. Compartimos las medicinas que hemos aprendido y te enseñamos cómo la usamos y para qué.

Dinámica de trabajo DIT (Do it together, hagámoslo juntas)

Nuestra apuesta es a la construcción de conocimiento colectivo y situado. Creemos que hace falta hablar, nombrar, pensar, sentir, soñar, llorar, escuchar, reflexionar y todo lo que haga falta, en compañía de otros cuerpos con vulva. Por ello, hemos diseñado el taller en una modalidad que apuesta por la colaboración. Aunque la primera parte del taller se desarrolla de manera individual, para que cada una se sitúe, consideramos que la “vuelta a la práctica”, es decir, el momento en el que construyes conocimiento concreto y aplicable en el ámbito cotidiano, se realiza mucho mejor en manada. Entonces, tendrás materiales descargables y además podrás participar en una plataforma virtual en la que realizaremos ejercicios conjuntos, tendrás acceso a un foro y podrás elegir entre alguno de los temas que investigaremos colectivamente en el laboratorio. Por razones obvias, nuestra apuesta metodológica no permite grupos numerosos y por ello el taller tiene un cupo limitado.

Fechas clave

• Período de inscripciones: 2 de diciembre - 21 de enero

• Asignación de claves y contraseñas para ingresar al aula: 25 de enero – 30 de enero

• Fecha de inicio del taller: 1 de febrero de 2016

3  

(5)

 

Hazlo tú misma, hazlo en manada, hazlo gozosamente

Costos y opciones de pago

• Precio reducido (2 al 18 de diciembre): $1,700 pesos mexicanos

• Precio regular: (19 de diciembre al 21 de enero): $2,200 pesos mexicanos

Si estás en México, puedes pagar por PayPal o mediante una transferencia interbancaria Si estás en otro país, puedes pagar por medio de PayPal.

¿Quieres inscribirte? Escríbenos y te damos las indicaciones para la realización del pago

vstalleresgineautogestiva@gmail.com

¿Quieres saber más?

Sigue leyendo sobre el enfoque y la metodología con la que desarrollamos el taller

Enfoque y metodología.

Nuestra planteamiento metodológico apuesta por la creación de conocimiento situado. Esto significa, que asumimos que es indispensable reconocer la posición, circunstancia e historia de cada quien. Esto no sólo tiene qué ver con una cuestión contextual, que desde luego es importante, también implica tomar en cuenta el ambiente en el que cada una se encuentra, sus valores, marco sociocultural,

(6)

 

Hazlo tú misma, hazlo en manada, hazlo gozosamente

económico y experiencia de vida. Nuestro posicionamiento entonces, implica que no asumimos que lo que es benéfico para una mujer necesariamente lo será para otra. También implica problematizar la idea de que existen explicaciones universales para todos los cuerpos, en cualquier circunstancia. En nuestra experiencia, hemos encontrado que las explicaciones únicas no suelen ser las más pertinentes.

Igualmente, descubrimos que hay multiplicidad de experiencias, de configuraciones hormonales (lo que llamamos la variedad de cocteles) y que culturalmente no estamos formadas para lidiar con esta diversidad. Frecuentemente, encontramos posiciones que, tal como lo hace la medicina occidental, pretenden construirse como la única posibilidad, como la única explicación, como la única alternativa.

Frente a eso, nosotras rescatamos lo plural, lo diverso, lo particular. Y nos basamos en un enfoque que reconoce que el punto de partida es la experiencia propia, que hay que dar cabida a la mayor multiplicidad de voces y que el proceso de apropiarse del propio cuerpo pasa por un posicionamiento en el que pueden caber las aparentes “contradicciones”.

Por ello, no nos nombramos como promotoras de ginecología “natural”, de hecho problematizamos esta idea de lo “natural” y, reconociendo la potencia del artificio, apostamos a que cada una construya y practique lo que mejor le salga de los ovarios y la vulva (con vellos o sin ellos). Desde luego, no toda la medicina es igual y, como ya han señalado las feministas que trabajan temas de bioética, los efectos adversos de muchos medicamentos y prácticas médicas están mermando la salud y la vida de miles de mujeres en el planeta. Entonces, reconociendo esto, promovemos medicina con plantas, con aceites esenciales, con acupuntura, y también hablamos de fármacos, abortos quirúrgicos y anticonceptivos repletos de hormonas sintéticas, brindando la información necesaria para que cada una sepa los posibles costos de la decisión que está tomando. Estamos seguras de que cada persona puede desarrollar la capacidad y la posibilidad de decidir lo que le sienta mejor en un momento determinado

(7)

 

Hazlo tú misma, hazlo en manada, hazlo gozosamente

de su vida. En la semana cero del taller entregamos un documento completo sobre este punto, por si te interesa profundizar más.

¿Por qué nosotras?

Intentar venderte la idea de que nosotras y sólo nosotras y nuestro “maravilloso taller” podemos

“ayudarte”, es una forma de marketing que no nos interesa y que no resuena con nuestro posicionamiento político. Hay muchos caminos, muchas formas de aprender y este recorrido que te platicamos es sólo uno de ellos, habrá a quienes les guste, habrá quienes requieran otro tipo de aprendizaje y acompañamiento. Lo que sí podemos contarte es que somos un equipo de investigadoras formadas, tanto a nivel académico como práctico, para investigar críticamente y de manera sistemática.

También podemos contarte que somos unas apasionadas del movimiento y la teoría feminista, los estudios de género, que nos interesa la antropología médica (para bien y para mal en la villa de las vulvas abundan los posgrados en antropología social), la pedagogía y la bioética feministas, que una de nosotras se formó en metodologías provenientes de la educación popular y que desde allí construimos la propuesta metodológica. Nuestro taller es una mixtura de todo eso, una tela formada con retazos de conocimientos (podríamos llamarle patchwork vulvar autogestivo) y reflexiones que unimos después de filtrarlo por nuestro propio cuerpo y experiencia. Porque, desde luego, somos promotoras y practicantes de ginecología autogestiva y cada una está construyendo su propuesta personal a través de su práctica cotidiana. Experimentamos con distintas medicinas y buscamos la manera de integrar elementos de medicina tradicional herbolaria y el manejo de aceites esenciales, sin descartar la medicina convencional en lo que se requiera y cuando sea necesaria. Cuando no sabemos algo, lo investigamos, preguntamos, contrastamos, indagamos más, y así es como llegamos a los contenidos del

(8)

 

Hazlo tú misma, hazlo en manada, hazlo gozosamente

taller. Hemos aprendido de plantas y menjurjes en el camino, escuchando a otras mujeres y, por supuesto, investigando y usando lo que proponemos. Con mucho entusiasmo y empeño elaboramos nuestra propuesta, pero no somos mejores que ninguna otra mujer, no tenemos todo en la vida resuelto, y no, no estamos curadas para todas las reencarnaciones por venir. Somos privilegiadas por nuestra posición que nos ha permitido estudiar, aprender, leer, ir a talleres, hacer círculos de mujeres y sumar talentos y conocimientos para pensar estos temas de manera sistemática. El taller de gine autogestiva es una síntesis de lo que hemos aprendido desde el cuerpo y la praxis ginecológica (que en muchas ocasiones es muy experimental –y divertida).

Si aún tienes preguntas o inquietudes manda un mensaje a

vstalleresgineautogestiva@gmail.com

La revolución empieza en el propio cuerpo

Colectivo Vulva Sapiens

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :