Discípulos para la Misión en el nuevo testamento

Download (0)

Full text

(1)

www.paulinas.org.ar EDITORIAL

1030 BUENOS AIRES: Larrea 44/50 (Estacionamiento para clientes) Telefax (011) 4952-5924 y líneas rotativas. Fax directo de 18 a 9 hs, Línea de fax gratuita para clientes: 0-800-333-7717, editorial@paulinas.org.ar DISTRIBUIDORA

1030 BUENOS AIRES: Larrea 44/50 (Estacionamiento para clientes) Telefax (011) 4952-5924 y líneas rotativas. Fax directo de 18 a 9 hs, Línea de fax gratuita para clientes: 0-800-333-7717, ventas@paulinas.org.ar LIBRERÍAS

3760 AÑATUYA (Santiago del Estero): Av. 25 de Mayo 69, Telefax (03844) 421661, paulinasanatuya@yahoo.com.ar 8000 BAHÍA BLANCA (Buenos Aires): Zelarrayán 132, Tel. (0291) 4502740, paulinasbb@yahoo.com.ar

1419 BUENOS AIRES: Nazca 4249, Tel. (011) 4572-3926,Fax 4571-6226, librerianazca@paulinas.org.ar, (Estacionamiento propio para clientes) 1032 BUENOS AIRES: Pueyrredón 528, Telefax (011) 4962-4848, libreriacapital@paulinas.org.ar

3400 CORRIENTES: San Juan 936, Telefax (03783) 429974, paulinascor@arnet.com.ar 5500 MENDOZA: San Martín 980, Telefax (0261) 429-1307,

paulinasmz@speedy.com.ar

1744 MORENO (Buenos Aires): Carlos M. Joly 656,

Tel. (0237) 466-6323, paulinasmor@speedy.com.ar, paulinasmor@yahoo.com.ar 3500 RESISTENCIA (Chaco): Arturo Illia 178,

Tel. (03722) 427188, Fax (03722) 442110, paulinasres@arnet.com.ar

2000 ROSARIO: Maipú 812, Telefax (0341) 448-1832, paulinasro@yahoo.com.ar 4000 SAN MIGUEL DE TUCUMÁN: Maipú 320,

Telefax (0381) 4217837, paulinastucuman@arnetbiz.com.ar 3000 SANTA FE: San Jerónimo 2134, Telefax (0342) 4533521, paulinassfe@arnetbiz.com.ar

6300 SANTA ROSA (La Pampa): Lisandro de la Torre 163, Telefax (02954) 421454, paulinassr@yahoo.com.ar 11100 MONTEVIDEO (Uruguay): Colonia 1311,

Tel. (00598) 29006820, Fax (00598) 29029907, paulinas@adinet.com.uy ASUNCIÓN (Paraguay): Azara 279 (casi Iturbe),

Tel. (00595) 21440651, Fax (00595) 21440652, paulinas@pla.net.py FAMILIA CRISTIANA

1030 BUENOS AIRES: Larrea 44/50 (Estacionamiento para clientes) Telefax (011) 4952-5924 y líneas rotativas. Fax directo de 18 a 9 hs, Línea de fax gratuita para clientes: 0-800-333-7717,

familiacristiana@paulinas.org.ar RADIO SOLIDARIDAD

3700 ANATUÑA (Santiago del Estero): Av. 25 de mayo 69, Telefax (03844) 421611, amsolidaridad@yahoo.com.ar

Pbro. Luis Heriberto Rivas

Discípulos para la Misión

en el nuevo testamento

(2)

Diseño de cubierta e interior: Mariana Cremades

1a edición: octubre de 2010

Con las debidas licencias - Queda hecho el depósito que ordena la ley 11.723.

© Paulinas de Aso cia ción Hi jas de San Pablo, Nazca 4249, 1419 Buenos Aires.

Impreso en la Ar gen ti na - Industria argentina.

ISBN: 978-950-09-1680-6

Este libro se terminó de imprimir en el mes de octubre de 2010 en COSMOSPRINT, E. Fernández 155, Avellaneda. Bs As.

Distribuye Paulinas

Larrea 44/50, C1030AAB Buenos Aires, Argentina

Tel. (011) 4952-5924 y líneas rotativas. Fax directo de 18 a 9 hs Línea de fax gratuita para clientes: 0-800-333-7717

E-mail: editorial@paulinas.org.ar - www.paulinas.org.ar Luis H. Rivas

Discípulos para la misión : en el Nuevo Testamento.

- 1a ed. - Buenos Aires : Paulinas HSP, 2010.

56 p.; 19x13 cm.

ISBN 978-950-09-1680-6 1. Discipulado. I. Título CDD 266.66

prologo

«Discipulado y misión son como las dos caras de una misma medalla» dijo el Papa Benedicto XVI en su Discurso In- augural de la V Conferencia, Aparecida (n.3.).

La tarea misionera no es una inquietud personal de al- gunos, pocos o muchos, que además de ser discípulos quieren ser misioneros. Todo discípulo es misionero.

El presente trabajo intenta hacer un recorrido por las páginas de los evangelios y las cartas de san Pablo para en- contrar el verdadero rostro del discípulo-misionero así como lo presenta la Palabra de Dios. Y en ese recorrido se ve de manera muy clara que todos los autores que escribieron las pá- ginas del Nuevo Testamento coinciden en que un discípulo de Jesucristo es alguien llamado para un envío, para una misión.

Con diferentes conceptos o con diversas metáforas, todos los escritores sagrados expresan lo mismo, y para ninguno de ellos existe la figura del discípulo que no es misionero.

Jesucristo eligió discípulos para enviarlos a una misión, así como él había sido enviado por el Padre. El Padre lo envió para revelar al mundo el verdadero rostro de Dios. Y al final de su paso por este mundo, pudo decir: “He cumplido la obra que me encomendaste... he revelado tu nombre a mis hermanos”, y volviéndose hacia los discípulos que había reunido, les dijo:

“Así como el Padre me envió, yo los envío a ustedes...”

Los discípulos, viviendo en la comunidad de la Iglesia, son los misioneros a los que se les ha confiado la misión de mostrar al mundo la verdadera imagen de Dios revelada por Jesucristo.

(3)

7

1. En los Evangelios

Características del llamado al disci- pulado y a la misión. 1

El término “discípulo” se deriva del verbo latino “disco”, que traducido al castellano tiene el sentido de “aprender”. El

“disci pulus” es entonces “el que aprende”. Lo mismo se podría decir del término “talmid” en hebreo y “mathetés” en griego.

Una característica del movimiento de Jesús es que siem- pre aparece rodeado de personas que llevan el nombre de “dis- cípulos”, y que se diferencian de la gente en general. En otros tiempos se ha explicado esta situación mostrando las semejanzas con los filósofos griegos y sus discípulos. Salvo alguna excepción, esta comparación ha sido dejada de lado porque esas escuelas filosóficas pertenecían a otro ambiente cultural, muy distante de aquel en el que se movían Jesús y sus discípulos.

Por esa razón, a muchos les ha parecido que se debe ex- plicar como algo análogo a la relación maestro-discípulo como era practicada por los escribas y las posteriores escuelas rabí- nicas. Efectivamente, a primera vista, hay aparentes grandes semejanzas, pero también hay considerables diferencias, que se refieren tanto a la enseñanza como a la persona. Se pueden señalar algunas de estas diferencias:

Los estudiantes rabínicos, mediante la enseñanza de su maestro, se ligaban con la Ley. Los discípulos, en cambio, se adherían a la persona de Jesús.

La relación del aprendizaje rabínico estaba limitada a un período de tiempo. Esta relación dependía del tiempo que se requería para aprender el método para interpretar la Ley.

Los estudiantes rabínicos intentaban llegar a ser maestros, y

1 Hans Weder, “Disciple, Discipleship”, en: The Anchor Bible Dictionary, Vol. 2 (David Noel Freedman, edit.), New York, Doubleday, 1992; 207-210.

(4)

8 9

cuando llegaban a ser capaces de interpretar la Ley, se conside- raban ‘maestros’ y se independizaban del que los instruía. Pero en el discipulado de Jesús no hay signos de limitación tempo- ral: siempre se sigue siendo discípulo, porque la relación con el Maestro no se establece sobre la base del aprendizaje de una disciplina o una ciencia, sino con el mismo Jesús. Además, los discípulos de Jesús se caracterizan por una diferencia cualitati- va insuperable con su Maestro. Ellos nunca dejan de ser discí- pulos ni alcanzan el mismo nivel de Jesús como ‘Maestro’.

El maestro de las escuelas rabínicas, el Rabbí, era elegido por sus estudiantes. Cada estudiante podía elegir a su maestro y hacía alarde de haberse inscripto en la escuela del maestro más riguroso o más fiel en la interpretación de la Ley. Los discí- pulos de Jesús, en cambio, llegan a ser tales como resultado del llamado de Jesús. Es característico el “Sígueme” de Jesús (Mt 4, 19 y par.; Mt 9, 9 y par; Jn 21, 19), y en los evangelios no se registran casos de personas que hayan ‘seguido’ a Jesús por propia iniciativa. Los evangelios recogen el caso de alguien que se ofreció como discípulo, pero Jesús le respondió con palabras más bien disuasivas: “«¡Maestro, te seguiré a donde vayas!»

Y Jesús le respondió: «Los zorros tienen sus cuevas...»” (Mt 8, 19-20; Lc 9, 57-58). El evangelio de Juan lo resume con la frase

“No son ustedes los que me eligieron a mí, sino yo el que los elegí a ustedes” (Jn 15, 16).

En vista de estas diferencias que son fundamentales y no sólo de detalles, se piensa que se debe buscar el punto de com- paración en otra clase de relaciones. La analogía más cercana al discipulado de Jesús es la vocación profética: El profeta no elige ser profeta, sino que es llamado por Dios, y a veces hasta contra la voluntad del mismo profeta. El que llama es Dios, y el profeta nunca se independiza para transmitir un mensaje pro- pio, sino que siempre sigue dependiendo de Dios. Jesús está en el lugar de Dios, y su llamado es el llamado de Dios. De aquí la naturaleza incuestionable e incondicional del discipulado.

Jesús elige (Mc 1, 17; 2, 14; Jn 15, 16)...

Se es discípulo cuando se es llamado por el mismo Jesús (Mc 1, 17; 2, 14). Jesús solo tiene la iniciativa; fuera de este llamado no hay motivos visibles para que alguien se convierta en discípulo de Jesús. No se dice que alguno de los discípulos haya sido llamado por sus especiales cualidades personales.

Más bien, viendo la actuación de los discípulos en los evange- lios, habría que decir que no venían recomendados por ningún mérito personal.

La conciencia de Jesús que vio en su persona la irrupción de algo totalmente nuevo (el Reino de Dios; cf. Lc 11,20; 17, 21) se refleja en el llamado con el que crea el discipulado. El llamado es el indicio de la cercanía de Dios, que se anticipa a la búsqueda humana. Él entra inesperadamente en la vida humana y sin ser invitado.

Para ser “pescadores de hombres” (Mt 4, 19; Mc 1, 17; Lc 5, 10)

Los maestros rabinos instruían a sus discípulos con la fi- nalidad de que estos también llegaran a ser maestros; Jesús, en cambio, los llama para enviarlos a una misión: deben ir a proclamar el Reino de Dios (Mt 10, 7). Tendrán que reunir per- sonas, así como un pescador recoge los peces en una red (Mc 1, 17).

Para poder llevar a cabo esta misión, Jesús les da el po- der de exorcizar y curar las enfermedades de la gente (Mt 10, 1. 8). Los discípulos no se deben limitar a proclamar de palabra la llegada del Reino de Dios, sino que deben actuar para hacer retroceder el reino del mal (exorcismos) y procurar el bienestar de la gente (curar, resucitar, purificar...).

Por este poder que reciben los discípulos, ellos quedan unidos de una manera muy estrecha con el Maestro que elige

(5)

Í n d i c e

Prólogo………...

1. En los Evangelios………...

Características del llamado al discípulado y a la misión…………

Jesús elige (Mc 1, 17; 2, 14; Jn 15, 16)………...

Para ser “pescadores de hombres” (Mt 4, 19; Mc 1, 17;

Lc 5, 10)…………...

Ruptura con todo lo demás (Mt 10, 37; 19, 29; Mc 8, 34s; Lc 14, 26)…….…...

El discipulado significa entrar en una relación vital con Jesús (Mc10, 39)……...

2. Marcos………...

La relación con los anuncios de la pasión………...

Actitudes negativas:...………...

rechazo de la cruz (Mc 8,34ss).………...

querer ser el mayor (Mc 9, 33ss).………...

buscar las precedencias (Mc 10, 35ss)………...

Los tres éxitos sobre las exigencias del Discipulado:..……….

El matrimonio (Mc 10, 2-12)………...

Las riquezas (Mc 10, 17-30)………..………....

Las precedencias (Mc 10, 35-45)………...……….

El modelo es el mismo Jesucristo (Mc 10, 45)……….

3. Mateo……….………….

Los candidatos al discipulado:...………....

las bienaventuranzas (Mt 5, 1-12)………....

Ser sal de la tierra y luz del mundo (Mt 5, 13-16)………

Justicia mayor que la de los escribas y fariseos (Mt 5, 20)..

Obediencia a la voluntad de Dios así como es interpretada por Jesús…………...

Ser perfectos como el Padre celestial (Mt 5, 48)...

Formar una comunidad: la Iglesia ……….……...

Vicisitudes del “seguimiento” (Mt 8, 18-27)……….……...

Defectos que los discípulos deben evitar………

5 7 7 9 9 10 11 13 13 14 14 15 16 17 17 18 18 18 21 21 21 22 23 24 26 26 28 29

Ir por todo el mundo para hacer “discípulos”

(Mt 28, 19-20)………...

4. Lucas……….……...……

Exigencias para el seguimiento……….……..

Discípulos y “discípulas” (Lc 8,1; 10, 38ss; Hch 9, 36)………..

La vida en comunidad (Hch 2, 42-47; 4, 32-35; 5, 12-16)…..

Es necesario “ser testigos” (Lc 24, 48; Hch 1,8)………..

5. Juan………....…..

Es necesario “ser llamado”……….

“Permanecer en la Palabra” (Jn 8, 31-32)………..

Es necesario “dar fruto” (Jn 15, 8)…………...……….

Distinguirse por el amor (Jn 13, 34-35)………

“Que sean uno para que el mundo crea” Jn 17, 21)………..

El modelo es el “discípulo amado”……….

6. Pablo………....

“Ser de Cristo”. “Estar en Cristo”………...

La obra misionera………...

El modelo es Cristo……….

29 31 31 35 36 39 43 43 43 44 45 45 46 49 49 50 50

Figure

Updating...

References

Related subjects :