Vigésimo Séptimo Domingo del Tiempo Ordinario 3 de octubre de 2021

Texto completo

(1)

Vigésimo Séptimo Domingo del Tiempo Ordinario

3 de octubre de 2021

Iglesia Católica San Francisco de Asís

Apopka, Florida

(2)

Ritos Iniciales

Canto de Entrada

Tú Nos Invitas, Jesús

1. Tú nos invitas, Jesús.

Para ti siempre somos importantes.

En tu mesa nos das la comida mejor:

el pan de la vida y el amor, el pan de la vida y el amor.

Estribillo

Dejad que los niños se acerquen;

dejad que vengan a mí.

Dejad que los niños se acerquen;

dejad que vengan a mí.

2. Un mismo pan se nos da, es el pan de tu cuerpo y de tu sangre que nos une en familia y nos llena de Dios,

el pan de la vida y el amor, el pan de la vida y el amor.

3. Para crecer y vivir

cada día tendré que alimentarme;

para el alma nos das la comida mejor:

el pan de la vida y el amor, el pan de la vida y el amor.

© 1984, Cesáreo Gabaráin. Obra publicada por OCP. Derechos reservados.

(3)

Saludo

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

. Amén.

El sacerdote saluda al pueblo. El pueblo responde:

. Y con tu espíritu.

Acto Penitencial

Yo confieso ante Dios

todopoderoso y ante ustedes, hermanos, que he pecado mucho

de pensamiento, palabra, obra y omisión.

Por mi culpa, por mi culpa por mi gran culpa.

Por eso ruego a Santa María, siempre Virgen, a los ángeles, a los santos y a ustedes,

hermanos, que intercedan

por mí ante Dios, nuestro Señor.

Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.

. Amén.

Kyrie

Señor, Ten Piedad de Nosotros Cristo, Ten Piedad de Nosotros Señor, Ten Piedad de Nosotros

(4)

Gloria

Estribillo

Gloria, Gloria a Dios en el Cielo y en la tierra a los hombres paz. (x2)

Estrofas: Coro

Oración Colecta

(5)

Liturgia de la Palabra

Primera Lectura: Gn 2, 18-24

En aquel día, dijo el Señor Dios: “No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle a alguien como él, para que lo ayude”.

Entonces el Señor Dios formó de la tierra todas las bestias del campo y todos los pájaros del cielo y los llevó ante Adán para que les pusiera nombre y así todo ser viviente tuviera el nombre puesto por Adán.

Así, pues, Adán les puso nombre a todos los animales domésticos, a los pájaros del cielo y a las bestias del campo;

pero no hubo ningún ser semejante a Adán para ayudarlo.

Entonces el Señor Dios hizo caer al hombre en un profundo sueño, y mientras dormía, le sacó una costilla y cerró la carne sobre el lugar vacío. Y de la costilla que le había sacado al hombre, Dios formó una mujer. Se la llevó al hombre y éste exclamó:

“Ésta sí es hueso de mis huesos y carne de mi carne.

Ésta será llamada mujer,

porque ha sido formada del hombre”.

Por eso el hombre abandonará a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer y serán los dos una sola cosa.

Palabra de Dios.

. Te alabamos Señor.

Salmo Responsorial: Benedicat nobis Dominus – Salmo 127, 1-2. 3. 4-5. 6

℟. (cf. 5) Dichoso el que teme al Señor.

Dichoso el que teme al Señor y sigue sus caminos:

comerá del fruto de su trabajo, será dichoso, le irá bien.

(6)

℟. Dichoso el que teme al Señor.

Su mujer, como vid fecunda, en medio de su casa;

sus hijos, como renuevos de olivo, alrededor de tu mesa.

. Dichoso el que teme al Señor.

Esta es la bendición del hombre que teme al Señor:

“Que el Señor te bendiga desde Sión, que veas la prosperidad de Jerusalén todos los días de tu vida”.

. Dichoso el que teme al Señor.

Que veas a los hijos de tus hijos.

¡Paz a Israel!

. Dichoso el que teme al Señor.

Segunda Lectura: Heb 2, 8-11

Hermanos: Es verdad que ahora todavía no vemos el universo entero sometido al hombre; pero sí vemos ya al que por un momento Dios hizo inferior a los ángeles, a Jesús, que por haber sufrido la muerte, está coronado de gloria y honor. Así, por la gracia de Dios, la muerte que él sufrió redunda en bien de todos.

En efecto, el creador y Señor de todas las cosas quiere que todos sus hijos tengan parte en su gloria. Por eso convenía que Dios

consumara en la perfección, mediante el sufrimiento, a Jesucristo, autor y guía de nuestra salvación.

El santificador y los santificados tienen la misma condición humana. Por eso no se avergüenza de llamar hermanos a los hombres.

Palabra de Dios.

. Te alabamos, Señor.

(7)

Aclamación antes del Evangelio: Si diligamus – 1 Jn 4, 12

. Aleluya, aleluya.

℣. Si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece en nosotros

y su amor ha llegado en nosotros a su plenitud.

. Aleluya.

Evangelio: Mc 10, 2-16

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús unos fariseos y le preguntaron, para ponerlo a prueba: “¿Le es lícito a un hombre divorciarse de su esposa?”

Él les respondió: “¿Qué les prescribió Moisés?” Ellos contestaron: “Moisés nos permitió el divorcio mediante la entrega de un acta de divorcio a la esposa”. Jesús les dijo:

“Moisés prescribió esto, debido a la dureza del corazón de ustedes. Pero desde el principio, al crearlos, Dios los hizo hombre y mujer. Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su esposa y serán los dos una sola cosa. De modo que ya no son dos, sino una sola cosa. Por eso, lo que Dios unió, que no lo separe el hombre”.

Ya en casa, los discípulos le volvieron a preguntar sobre el asunto. Jesús les dijo: “Si uno se divorcia de su esposa y se casa con otra, comete adulterio contra la primera. Y si ella se divorcia de su marido y se casa con otro, comete adulterio”.

Después de esto, la gente le llevó a Jesús unos niños para que los tocara, pero los discípulos trataban de impedirlo.

Al ver aquello, Jesús se disgustó y les dijo: “Dejen que los niños se acerquen a mí y no se lo impidan, porque el Reino de Dios es de los que son como ellos. Les aseguro que el que no reciba el Reino de Dios como un niño, no entrará en él”.

(8)

Después tomó en brazos a los niños y los bendijo imponiéndoles las manos.

Palabra del Señor.

. Gloria a ti Señor Jesús.

Homilía

(9)

Prefación de fe

Creo en un solo Dios,

Padre Todopoderoso,

Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible.

Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos:

Dios de Dios, Luz de Luz,

Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado,

de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho

que por nosotros, los hombres,

y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo

se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre;

y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato;

padeció y fue sepultado,

y resucitó al tercer día, según las Escrituras,

y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre;

y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a, vivos y muertos, y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo,

que con el Padre y el Hijo

recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia,

que es una, santa, católica y apostólica.

Confieso que hay un solo Bautismo para el perdón de los pecados.

Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén.

Oración Universal (Oraciones de los Fieles)

(10)

Liturgia Eucaristía

Preparación del Altar Oración de San Francisco

1. Hazme un instrumento de tu paz, donde haya odio lleve yo tu amor, donde haya injuria, tu perdón, Señor,

donde haya duda, fe en ti.

2. Hazme un instrumento de tu paz, que lleve tu esperanza por doquier, donde haya oscuridad lleve tu luz,

donde haya pena, tu gozo, Señor.

3. Maestro, ayúdame a nunca buscar ser consolado sino consolar, ser entendido sino entender,

ser amado sino amar.

4. Hazme un instrumento de tu paz, es perdonando que nos das perdón,

es dando a todos que tú nos das, y muriendo es que volvemos a nacer.

Letra: Basada en la oración atrib. a San Francisco de Asís, 1182–1226. Letra y música © 1967, 2003, OCP. Derechos reservados. Dedicado a Mrs. Frances Tracy.

(11)

Oren, hermanos, para que este sacrificio, mío y de ustedes, sea agradable a Dios, Padre todopoderoso.

℟. El Señor reciba de tus manos este sacrificio, para

alabanza y gloria de su nombre, para nuestro bien y el de toda su santa Iglesia

Plegaria Eucarística

℣. El Señor este con ustedes.

. Y con tu espíritu.

℣. Levantemos el corazón.

. Lo tenemos levantado hacia el Señor.

℣. Demos gracias al Señor, nuestro Dios.

. Es justo y necesario.

Oración sobre las Ofrendas

Santo

Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios del Universo.

Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.

Hosanna en el cielo.

Bendito el que viene en nombre del Señor.

Hosanna en el cielo.

Misterio de la Fe

Cada vez que comemos de este pan y bebemos de este cáliz,

anunciamos tu muerte, Señor, hasta que vuelvas, Señor.

Doxología

Por Cristo, con él y en él, a ti, Dios Padre omnipotente, en la unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos.

. Amén.

(12)

Rito de la Comunión Padrenuestro

La Paz

La paz del Señor esté siempre con ustedes.

℟. Y con tu espíritu.

Fracción del Pan

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, danos la paz.

Comunión

Éste es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.

Dichosos los invitados a la cena del Señor.

℟. Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme.

(13)

Canto de Comunión Celebración de Unidad

Estribillo

Con trigo que se hizo pan y vino sobre el altar, celebramos hoy con Dios

este banquete de amor.

Tú lo transformas, Señor, en cuerpo y sangre de ti,

fiesta de la salvación, celebración de unidad.

1. Hoy tú nos llamas otra vez a servir contagiados de tu amor.

Haz que podamos celebrar con gran fe el banquete de unidad.

2. Tú que eres fuente del amor lograrás acercarnos más y más,

y con perdón y con bondad nos traerás al festín de la hermandad.

3. Ya no debemos cultivar el afán de buscar el propio bien.

No hay un amor más singular, ni mayor, que la vida misma dar.

© 1997, Eleazar Cortés. Obra publicada por OCP. Derechos reservados.

(14)

Oración después de la Comunión

Rito de Conclusión

Saludo & Bendición Sacerdotal El Señor esté con ustedes.

. Y con tu espíritu.

La bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo,  y Espíritu

Santo, descienda sobre ustedes.

. Amén.

Pueden ir en paz.

℟. Demos gracias a Dios.

(15)

Canto De Salida

Amor Es Vida

1. Amor es vida, vida es alegría;

quien nunca amó vivió sin ilusión.

Alegres cantan sus melodías, las ansiedades del corazón.

Alegres cantan sus melodías, las ansiedades del corazón.

Estribillo

Alegre estoy, cantando voy, éste es el día que hizo el Señor.

Alegre estoy, cantando voy, éste es el día que hizo el Señor.

2. Cuando recuerdo aquel amor divino, que siendo Dios, al suelo descendió:

mi alma canta, mi alma goza, porque la vida me dio el Señor.

Mi alma canta, mi alma goza, porque la vida me dio el Señor.

3. Yo soy feliz por cada día nuevo, por la ilusión de ver amanecer,

por las estrellas y por el cielo, por la alegría de renacer.

Por las estrellas y por el cielo, por la alegría de renacer.

4. Por los caminos áridos del mundo, busco la huella de un amor feliz;

soy peregrino, soy vagabundo, un cielo eterno brilla hoy en mí.

Soy peregrino, soy vagabundo, un cielo eterno brilla hoy en mí.

Adapt. © 1980, Martín Verde Barajas y San Pablo Comunicación. Derechos reservados.

Administradora exclusiva en EE. UU. y Canadá: OCP.

(16)

Reverend Mathew Vettath Joseph, S.D.V., Parochical Administrator Reverend Robinson González Herrera, S.D.V., Parochial Vicar

ST. FRANCIS OF ASSISI CATHOLIC CHURCH 834 South Orange Blossom Trail | Apopka, Florida 32703

407-886-4602 | www.stfrancisapopka.org

RECONOCIMIENTOS

Los materiales registrados reimpresos con permiso bajo OneLicense.net licensia # A-723667. Derechos reservados.

Portada: Christ Blessing Little Children. Charles Lock Eastlake, 1793-1865. Public domain.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :