Anatomia y Morfologia de Reptiles y Anfibios

147  Descargar (0)

Texto completo

(1)

MORFOLOGIA Y ANATOMIA DE LOS REPTILES Y ANFIBIOS MORFOLOGIA Y ANATOMIA DE LOS REPTILES Y ANFIBIOS REPTILES

REPTILES

Los reptiles son Vertebrados

Los reptiles son Vertebrados amniotasamniotas (con embrión provisto de(con embrión provisto de amnio

amnio o membrana que envuelve al feto), yo membrana que envuelve al feto), y  poiquilotermos poiquilotermos (con(con incapacidad para regular la temperatura de su propio cuerpo). incapacidad para regular la temperatura de su propio cuerpo). Aparecieron a finales del periodo Carbonífero superior (hace unos Aparecieron a finales del periodo Carbonífero superior (hace unos 280 millones de años), y fueron muy abundantes durante toda la 280 millones de años), y fueron muy abundantes durante toda la era secundaria (hasta hace unos 65 millones de años).

era secundaria (hasta hace unos 65 millones de años). Características generales

Características generales

Los reptiles presentan cuerpo de forma variable, generalmente Los reptiles presentan cuerpo de forma variable, generalmente recubierto con un exoesqueleto de escamas epidérmicas córneas, recubierto con un exoesqueleto de escamas epidérmicas córneas, a veces con placas dérmicas óseas; las que cubren la cabeza (y en a veces con placas dérmicas óseas; las que cubren la cabeza (y en ocasiones otras partes del cuerpo), reciben nombres especiales ocasiones otras partes del cuerpo), reciben nombres especiales que determinan habitualmente el tipo de especie. La piel carece de que determinan habitualmente el tipo de especie. La piel carece de glándulas y puede presentar coloraciones muy variadas; en las glándulas y puede presentar coloraciones muy variadas; en las tortugas y galápagos la piel es muy gruesa, transformándose enlos tortugas y galápagos la piel es muy gruesa, transformándose enlos escudos del caparazón

escudos del caparazón..

Tortuga marina de las aguas de

Tortuga marina de las aguas de HawaiHawai

El esqueleto de los reptiles está muy modificado con respecto a los El esqueleto de los reptiles está muy modificado con respecto a los anfibios. Por ejemplo, en los cocodrilos existe una separación entre anfibios. Por ejemplo, en los cocodrilos existe una separación entre vía digestiva y respiratoria por medio de un

vía digestiva y respiratoria por medio de un  paladar  paladar óseoóseo secundario

(2)

realizar movimientos complejos, que les faculta además para airear y estimular el órgano vomeronasal encargado del olfato; en el caso de los saurios la lengua constituye un excelente órgano gustativo y táctil. Igualmente, se distingue un hígado y páncreas bien desarrollados.

La musculatura está especialmente desarrollada en las extremidades adaptadas para la locomoción; éstas, salvo en las serpientes, son habitualmente pentadáctilos (poseen cinco dedos). En la mandíbula de determinados reptiles cobra importancia la presencia del hueso dentario. La cintura torácica se compone de: clavícula, interclavícula, precoracoides y coracoides; y la pelviana, de ilion, isquion y pubis.

La respiración de los reptiles es pulmonar; el aire penetra a la boca por los orificios nasales, sigue por la tráquea, que posee una tapa cartilaginosa (glotis), y llega a los pulmones a través de los bronquios. Los reptiles no pueden recibir oxígeno a través de la piel, por eso disponen de pulmones bien desarrollados divididos en múltiples alvéolos, para conseguir una mayor efectividad de la función pulmonar. Los ofidios carecen de pulmón izquierdo o lo tienen muy reducido.

Los reptiles presentan el cuerpo generalmente recubierto con un exoesqueleto de escamas epidérmicas córneas. Pueden mostrar coloraciones muy variadas. En la imagen una serpiente de morro largo ( Ahaetulla nasuta)

El corazón de los reptiles consta de tres cámaras (cuatro en el caso de los cocodrilos, que les facultan para una mejor separación

(3)

de la sangre arterial y venosa); el aparato circulatorio es en general muy similar al de los anfibios. El aparato excretor lo constituyen dos riñones dorsales, cada uno de los cuales desemboca en un uréter de la vejiga; la orina es conducida a la cloaca a través de la papila urogenital. Una característica de la orina en las especies de ambientes secos es su concentración en ácido úrico, que les permite conservar el máximo de agua; contrariamente, las especies de ambientes acuáticos (como las tortugas) suelen excretar amoníaco.

El sistema nervioso de los reptiles, en comparación con los anfibios, destaca por poseer un encéfalo mucho más complejo. Los órganos sensitivos (ojos, oído, olfato y equilibrio) están bien desarrollados. El órgano vomeronasal complementa el sentido del olfato. Un sentido característico de algunos reptiles (serpientes) es el órgano de Jacobson, consistente en dos fosas que se sitúan entre los ojos y la nariz, y con capacidad para detectar las presas mediante el calor que emiten.

A excepción de algunos lagartos y tortugas terrestres herbívoros, la mayoría de reptiles son depredadores, algunos muy voraces y temibles, ejemplo de las serpientes constrictoras o los cocodrilos. Todos, a excepción de las tortugas, poseen dientes; en la cavidad bucal disponen de numerosas glándulas, especialmente las glándulas venenosas de los ofidios, cuya sustancia tóxica es capaz de desencadenar graves reacciones orgánicas y celulares que pueden desembocar en la muerte.

Los reptiles son mayoritariamente depredadores. Algunos poseen glándulas que segregan venenos muy potentes capaces de causar la muerte

(4)

La actividad vital de los reptiles está limitada a las épocas más cálidas, precisamente por su característica de animales poiquilotermos, y por la cual la temperatura corporal queda determinada por la temperatura ambiental; de ahí que sea muy común observar a los reptiles literalmente "tomando el sol". Habitan variados ambientes; los hay marinos, como muchos quelonios y algunos ofidios e iguanas; de agua dulce, como los galápagos, variados ofidios como las culebras, y los cocodrilos; y también terrestres, de terrenos secos (ejemplo de los saurios), montañosos o boscosos, e incluso subterráneos (como la culebrilla ciega), o de vida arborícola (como el camaleón).

Los reptiles son fundamentalmente ovíparos y de sexos separados; también se da el viviparismo y ovoviviparismo, como en las víboras y otras serpientes. La hembra suele enterrar los huevos y dejar que se incuben al calor del sol. La fecundación es interna (los machos poseen órganos copuladores).

(5)

CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LOS ANFIBIOS

Los Anfibios presentan dos formas básicas en su anatomía externa: la de tritones, salamandras y gallipatos, con cuerpo alargado y una cola bien desarrollada; y la de las ranas y sapos, que carecen de cola y tienen el cuerpo más rechoncho o abombado. Tanto unos como otros son de escasa altura. Las extremidades se dirigen lateralmente; en las ranas se distingue un par posterior mucho más desarrollado que les faculta para dar largos saltos. Las formas de vida acuática suelen poseer membranas interdigitales para nadar mejor.

Los tritones, salamandras y gallipatos (Urodelos ) se caracterizan, además de por  su cuerpo alargado, por presentar una cola bien desarrollada

Los Anfibios respiran por pulmones (salvo las larvas, que lo hacen por branquias). Los pulmones consisten en dos sacos pequeños que se sitúan detrás y a ambos lados de la faringe, separados de ésta por una superficie cartilaginosa llamada glotis . Aspiran el aire a través de las fosas nasales que comunica con la cavidad bucal, motivo por el que deben cerrar forzosamente la boca durante ese acto. También pueden recibir oxígeno a través de la piel (que carece de escamas y está muy vascularizada), contribuyendo a la función respiratoria de manera importante.

La piel de los anfibios posee numerosas glándulas agrupadas que presentan una superficie muy granulada

La piel está constantemente húmeda, esto es debido a la secreción de numerosas glándulas mucosas que poseen, las cuales pueden estar muy agrupadas presentando una superficie muy granulada, como suele suceder en muchas especies de sapos. Determinadas especies disponen de glándulas salivares parótidas transformadas, capaces de realizar secreciones toxicas de carácter  defensivo.

(6)

locomoción en el medio terrestre. Las extremidades anteriores poseen tres segmentos: el húmero; el radio-cubital (dos huesos fusionados); y el tercero compuesto por una serie de huesos carpianos, metacarpianos y falanges de cinco dedos. Las extremidades posteriores se distribuyen en número y forma similar: el fémur; el tibio-peroneo (dos huesos fusionados); y el conjunto de tarsianos, metatarsianos y las falanges de los cinco dedos del pie. Es de destacar que este esquema de extremidades básico se repite en el resto de vertebrados, tanto reptiles, como aves y mamíferos, salvo algunas modificaciones de adaptación a los distintos tipos de locomoción.

El aparato circulatorio de los Anfibios presenta un corazón con un ventrículo y una aurícula dividida en dos cavidades por lo que, en comparación con los peces, se mejora la separación de la sangre arterial y venosa.

 Anatomía de la rana

El sistema nervioso de los Anfibios, aunque con escasos cambios, si está muy mejorado en lo que respecta a los órganos sensitivos. Por ejemplo, se aprecia por  primera vez una capacidad para captar sonidos, al aparecer un hueso en el oído medio llamado columela , apoyado en la membrana del tímpano por un extremo (el otro extremo se apoya en la ventana del oído interno). También se distinguen ojos con dos párpados con una membrana lateral (nictitante). No se aprecia un olfato especialmente desarrollado, aunque sí existe capacidad para detectar el olor de los alimentos, gracias al órgano vomeronasal que se sitúa en el interior de las fosas nasales. También existen receptores táctiles dispersos por la piel, capaces de captar sensaciones de frío, textura, etc.

El tubo digestivo está básicamente constituido de las mismas partes que la mayoría de los vertebrados. El aparato excretor ya muestra alguna modificación importante, tal como la aparición de vejiga urinaria en el grupo de la subclase de los Anuros, así como la reducción de la longitud de los riñones.

(7)

Los Anfibios son ovíparos. La reproducción es por sexos separados, mediante fecundación externa (ésta se realiza siempre en el agua). Los huevos y larvas se desarrollan en el agua y sufren una acusada metamorfosis.

Clasificación

os anfibios se clasifican en tres subclases: Ápodos (cecilias), Anuros  (ranas y sapos), y Urodelos (tritones y salamandras).

Existe una subclase fósil, los Estegocéfalos , que fueron los primeros anfibios en surgir.

 Ápodos

Los Ápodos , también llamados cecilias , son un grupo de animales muy reducido, de cuerpo largo y cilíndrico (como el de una serpiente), piel provista de numerosos surcos anulares y en ocasiones con pequeñas escamas. Los ojos son rudimentarios. Pueden llegar a presentar hasta 200 vértebras. Son ciegos y no poseen patas. Viven en regiones fundamentalmente tropicales, en galerías escarbadas bajo tierra, de forma muy semejante a como lo hacen las lombrices de tierra. Con frecuencia son vivíparos.

Un anfibio ápodo o cecilia (Rhinatrema bivittatum )  Anuros

Los Anuros , también llamados saltadores , son los conocidos vulgarmente como ranas (de hábitos acuáticos) y sapos (de hábitos terrestres). Se trata de anfibios desprovistos de cola en el estado adulto, de cuerpo rechoncho, con la cabeza unida al cuerpo por un cuello muy corto; las extremidades anteriores disponen de cuatro dedos libres, mientras que las posteriores (largas, musculosas y adaptadas al salto) tienen cinco dedos unidos por una membrana. En las especies arborícolas (que viven en los árboles), ejemplo de la Rana de San Antonio (Hyla  arborea ), o la rana verde arborícola (Litoria caerulea ), los extremos de los dedos disponen de discos adhesivos.

(8)

Rana verde arborícola (Litoria caerulea )

La piel de los Anuros presenta cromatóforos de diferentes tipos, que les faculta para habilitar una amplia variedad de colores en función del entorno. Algunas especies tienen glándulas que segregan sustancias tóxicas. Los machos de los  Anuros tienen la capacidad de emitir sonidos, haciendo circular el aire de los pulmones a través de las cuerdas vocales de la laringe, y que en la mayoría de especies este sonido suele quedar amplificado gracias una caja de resonancia en forma de sacos bucales. Poseen una lengua extensible y pegajosa con la que capturan fácilmente presas voladoras, generalmente insectos.

Las extremidades posteriores de los anuros son largas, musculosas y adaptadas al salto

La columna vertebral de los Anuros es más corta que en el resto de vertebrados. El esqueleto es óseo y cartilaginoso. Como en la mayoría de anfibios, respiran por 

(9)

pulmones, pero intensifican esa función mediante la absorción de oxígeno a través de la piel (aunque las larvas respiran por branquias).

Se reproducen por huevos, que depositan habitualmente en el agua, de donde saldrán las larvas o renacuajos, los cuales poseen cola hasta su fase de adulto, en que la pierden y aparecen las patas. Algunas especies de sapos incuban los huevos en bolsas que sitúan sobre sus patas, ejemplo del sapo partero, o en repliegues de la espalda, ejemplo de la rana americana. La fecundación es siempre externa.

Urodelos

Los Urodelos , también llamados caudados (en alusión a que poseen cola), son los conocidos como tritones y gallipatos (de hábitos acuáticos o espacios cenagosos), y salamandras (fundamentalmente de hábitos terrestres).

 Algunas familias de Urodelos disponen de pulmones escasamente desarrollados, conservando las branquias externas durante toda la vida, ejemplo de los llamados Nécturos y Ajolotes americanos, y Proteos europeos. Poseen un cuerpo más o menos alargado, con extremidades anteriores tetradáctilas y posteriores pentadáctilas (éstas últimas están ausentes a menudo).

Salamandra

La fecundación es interna o externa. La metamorfosis es mucho más sencilla que en los Anuros (las larvas se asemejan mucho a los adultos). Viven fundamentalmente en el hemisferio boreal, y más raramente en algunas áreas del hemisferio austral.

Los Urodelos comprenden las familias Hinóbidos , Criptobránquidos , Sirénidos , Salamándridos , Anfiúmidos y Pletodóntidos .

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :