Expediente de Evidencias de la función de Dirección y la Ruta de Mejora Argumentada

16 

Texto completo

(1)
(2)
(3)

Manual Operativo para la elaboración del

Expediente de Evidencias de la función de Dirección

y la Ruta de Mejora Argumentada

Jesús Velásquez Patricia Frola

(4)

© Editorial Frovel Educación ISBN:

Primera Edición agosto de 2016.

Derechos exclusivos reservados para todos los países. Prohibida su reproducción total o parcial, para uso privado o colectivo, en cualquier medio impreso o electrónico, de acuerdo a las leyes.

(5)

5

Índice

Presentación, 7

Módulo 1

La evaluación del personal con funciones de dirección y supervisión. ¿qué, cómo y con qué?, 10

¿Qué indican los indicadores?, 12

El perfil de referencia y la tabla de especificaciones, 13 La tabla de especificaciones, 14

Actividades, 17

Módulo 2

¿Cómo se integra el expediente de evidencias de la función de dirección?, 21

Redacción del texto de análisis del expediente de evidencias de la función de dirección, 25 Actividades, 30

Módulo 3

La ruta de mejora. Condiciones previas a su argumentación, 33

Contexto interno y externo de la escuela, 38 Actividades, 40

Módulo 4

Desarrollo de la argumentación de la Ruta de Mejora, 43

Un primer acercamiento a la argumentación, 46 La evaluación de la ruta de mejora con RÚBRICAS, 49 Protocolo de calificación por jueces para las rúbricas, 50 Actividades, 52

Módulo 5

Dos ejemplos comparados de Ruta de mejora argumentada, 57

Análisis comparativo, 92 Consideraciones finales, 93 Bibliografía, 94

(6)
(7)

7

La evaluación del personal con función directiva, de acuerdo a los documentos oficia-les tiene tres propósitos fundamentaoficia-les:

• Valorar el desempeño para garantizar un nivel de suficiencia en quienes ejercen esta función y garantizar de esta manera un servicio educativo de calidad para niños y adolescentes.

• Identificar necesidades de formación que permita generar acciones sistemáticas de formación continua, tutoría y asistencia técnica dirigidas a mejorar su desempe-ño en la función directiva y apoyar su desarrollo profesional.

• Regular la función directiva, en la medida en que la evaluación del desempeño ser-virá de base para definir los procesos de promoción en esta función de reconoci-miento profesional y de permanencia.

En este sentido, los autores del presente manual práctico hemos entendido con toda claridad la gran responsabilidad que tienen los directivos para lograr el principal fin de la educación: el aprendizaje.

Una buena forma de empezar con la preparación que conlleve a esa ambiciosa finali-dad es identificando las características que debe tener un buen directivo, usando para ello el estudio sistemático del perfil que corresponde a la función que desempeña cada uno de los actores educativos de quienes se han definido las dimensiones, pará-metros e indicadores, que son el referente de la evaluación y la capacitación posterior que se derive de ese diagnóstico.

Las fuentes oficiales de las que emana la definición de responsabilidades de un direc-tivo, establecen, entre otras más específicas, las siguientes funciones:

(8)

• Impulsar la mejora del trabajo en el aula

• La creación de ambientes propicios para el aprendizaje

• La generación de espacios de reflexión entre los docentes para la mejora de prac-ticas docentes

• La gestión de espacios físicos y materiales adecuados.

Y para ello deben contar con conocimientos sólidos sobre:

• El contenido de los planes y programas de estudio • Los procesos de aprendizaje de los alumnos • Las practicas de enseñanza

• La autonomía de gestión escolar • El desarrollo profesional

• Los principios legales y filosóficos que sustentan el servicio público educativo • La atención a la diversidad sociocultural y lingüística de los alumnos,

• La relación entre la escuela y la comunidad.

Todos los retos y dominios enlistados implican la necesidad de una revisión detallada de la situación actual en que se encuentra cada profesional y por consecuencia lógica la toma de decisiones encaminadas a la formación continua en las áreas de debilidad, sin embargo, este proceso debe ser sistemático y la evaluación del desempeño que tiene como base un perfil definido con anticipación es una buena manera de iniciar con los trayectos formativos.

La presente obra es un manual práctico que busca darle orden y coherencia al proce-so de fortalecimiento de la función directiva, facilitando en la medida de lo posible el entendimiento de las etapas e instrumentos que se van a considerar para evaluar el desempeño del personal que realiza funciones directivas.

(9)

Módulo 1

La evaluación del personal con

funciones de dirección y supervisión

¿qué, cómo y con qué?

(10)
(11)

11

La evaluación necesita referentes, y en el caso de la evaluación del desempeño perso-nal con funciones de dirección, éstos los constituyen las cinco dimensiones, los pará-metros y los indicadores, mismos que varían para cada función que se desempeña ya sea por el nivel o la modalidad del trabajo.

Para motivos de un primer acercamiento al perfil personal con funciones de dirección pondremos algunos ejemplos que servirán como guía para ir familiarizándonos con los aspectos a evaluar, y corresponderá a cada quien profundizar en dicho análisis según sus necesidades.

Las dimensiones, parámetros e indicadores para el personal con funciones de direc-ción y supervisión

Para cada nivel educativo y para cada función, se han establecido cinco dimensiones que abarcan aspectos relacionados con el dominio de diversas áreas complementa-rias que son necesacomplementa-rias para que un profesional de la educación cumpla cabalmente con su función, se abarcan por ello rubros teórico-prácticos y del marco legal, ético y contextual inherentes a las diversas tareas que los docentes y directivos deben reali-zar en el día a día. De cada dimensión se derivan parámetros e indicadores. Los tres elementos juntos constituyen el referente obligado de la evaluación del desempeño por lo que un primer paso será el conocerlos y comprenderlos con cierta profundidad. En este sentido, la primera tarea clave será comprender el perfil que corresponde a tu función y entender que para cada rubro se llevará a cabo un proceso de evaluación distinto a los cuales se les han llamado “etapas”, ¿sabes cuáles son y en qué consiste cada una?

(12)

Etapa 1: Expediente de evidencias de la función de dirección Etapa 2: Examen de conocimientos y habilidades directivas Etapa 3: Ruta de mejora argumentada

Dimensión 1. Un director que conoce a la escuela y el trabajo en el aula, así como las formas de organización y funcionamiento escolar para lograr que todos los alumnos aprendan

Dimensión 2. Un director que ejerce una gestión escolar eficaz para la mejora del tra-bajo en el aula y los resultados educativos de la escuela

Dimensión 3. Un director que se reconoce como profesional que mejora continua-mente para asegurar un servicio educativo de calidad

Dimensión 4. Un director que asume y promueve los principios éticos y los fundamen-tos legales inherentes a su función y al trabajo educativo, con el fin de asegurar el derecho de los alumnos a una educación de calidad

Dimensión 5. Un director que reconoce el contexto social y cultural de la escuela y establece relaciones de colaboración con la comunidad, la zona escolar y otras ins-tancias, para enriquecer la tarea educativa

¿Qué indican tus indicadores?

Los indicadores del perfil del personal con funciones de dirección y supervisión, se-ñalan los aspectos más cercanos a lo que deben ser las prácticas educativas ideales, recordemos que de cada dimensión se derivan los parámetros y de éstos se derivan los indicadores, lo cuales nos van llevando de lo general a lo particular, si queremos entonces formarnos una idea de cómo está nuestra práctica en relación con el refe-rente oficial que se ha determinado en los documentos normativos, un buen ejercicio lo constituye el enlistar TODOS los indicadores de cada dimensión y hacer un análisis personal y honesto de cómo estamos en cada uno, lo cual nos permitirá ir

(13)

bosquejan-do nuestras áreas de formación a partir de la detección de las debilidades encontra-das.

Si lees por ejemplo cada uno de los indicadores siguientes, te darás cuenta que se refieren a aspectos muy concretos de lo que debe hacer y conocer un directivo para llevar a cabo de mejor manera su trabajo, por lo que constituyen un elemento de au-toanálisis muy efectivo.

1.1.1. Reconoce que la tarea fundamental de la escuela es lograr los propósitos educa-tivos con todos los alumnos

1.1.2. Reconoce a la escuela como un espacio de formación integral y desarrollo de habilidades para convivir armónicamente

2.1.1. Realiza diagnósticos sobre la situación educativa de la escuela, los logros de los alumnos y las áreas de mejora en el trabajo escolar

2.1.2. Organiza el diseño, el desarrollo, la implementación y el seguimiento del Plan Anual de Actividades

2.1.3. Dirige el desarrollo de las actividades del Consejo Técnico Escolar y del Consejo de Participación Social, con el fin de fomentar la mejora de los resultados educativos de la escuela

2.1.4. Utiliza formas de comunicación que permiten el intercambio oportuno y respon-sable de la información en la escuela, con las familias y con las autoridades educativas

Algo que debes saber: Los indicadores son la materia prima a través de los cuales el organismo evaluador elaborará sus rúbricas con las cuales serán valorados tus des-empeños.

El perfil de referencia y la tabla de especificaciones

El perfil de referencia es un documento muy útil e ilustrativo que nos permite direc-cionar esfuerzos y enfocar la atención en los aspectos relevantes de cada tipo de eva-luación. Es la delimitación del objeto que se pretende medir, como referente para la

(14)

práctica profesional de los directores a lo largo de su trayecto y que da cuenta de las particularidades en que se inscribe su función. Entonces el examen medirá eso y no otra cosa.

El PR sirve como un referente basado en criterios previamente definidos de mane-ra colegiada, consensuada y validada por un grupo representativo de la academia, siguiendo el propósito de la evaluación, es la entidad que delimita los aspectos sus-tanciales a ser considerados en la evaluación del desempeño de los directores: la planeación, programación, coordinación, ejecución y evaluación de las tareas para el funcionamiento de las escuelas con el marco jurídico y administrativo aplicable; la ge-neración de un ambiente escolar conducente al aprendizaje; la organización, apoyo y motivación del personal docente; la realización de tareas administrativas, la dirección de procesos de mejora continua y la promoción de la comunicación entre la escuela, la familia y la comunidad.

La tabla de especificaciones

Es una de las más importantes entidades metodológicas previas a la elaboración de reactivos, en la tabla de especificaciones se define la estructura del examen, consiste en un formato convencional representado por un cuadro de doble entrada en donde por un lado (horizontales) aparecen los componentes temáticos y su desdoblamiento, en términos de resultados (objetivos) de aprendizaje observables, medibles y cuantifi-cables y por el otro (verticales) se ubican el nivel cognoscitivo o taxonómico y el núme-ro de reactivos que se desprenderán de cada resultado de aprendizaje, hasta comple-tar la cantidad establecida en el perfil de referencia. La tabla de especificaciones es un “retrato hablado del examen”, resulta una herramienta metodológica imprescindible para el elaborador de reactivos pues orienta su trabajo y hace las precisiones finas para que se logre el reactivo con la profundidad cognoscitiva, la cantidad de reactivos requeridos para que se pondere el aprendizaje conforme a lo acordado, y se ajuste a los procedimientos estandarizados de calidad para la medición de conocimientos retenidos por el evaluado.

(15)

Ejemplo de una tabla de especificaciones

En el caso de la evaluación del desempeño del personal con funciones de dirección, la tabla de especificaciones determina a través de qué instrumentos serán evaluados los directivos según los diferentes niveles, modalidades y tipo de servicio educativo en que se desempeñan.

Es importante que cada sujeto de evaluación analice con detenimiento cuáles son los indicadores que se incluyen en cada etapa de la evaluación, en el siguiente ejemplo se hace un concentrado de los indicadores que se incluyen en cada etapa de la edu-cación básica.

Etapas de la evaluación Indicadores Expediente de evidencias de la función de Dirección 2.1.3; 2.3.1;

3.1.1; 3.3.2; 5.2.4

Examen de conocimientos y habilidades directivas 1.1.1; 1.1.2; 1.2.1; 1.2.3; 1.2.5; 1.3.1; 1.3.3; 1.4.1; 2.3.3; 2.3.4; 2.4.2; 2.5.3; 2.6.2; 2.6.3;

3.1.3;

4.1.2; 4.1.5; 4.1.6; 4.2.1; 4.2.2; 4.2.5; 4.3.2; 4.4.1; 4.4.3; 4.4.4; 5.1.2; 5.3.2

Ruta de mejora argumentada 1.2.2; 1.2.4;

2.1.1; 2.1.6; 2.2.3; 2.3.2; 2.3.5; 4.1.8;

5.2.1; 5.2.5; 5.3.3

Componente

temático Resultado del aprendizaje esperado. El examinado será capaz de: TaxonomíaNiveles 1C 2C 3A Evaluación

y conceptos afines

Define los conceptos de evaluación educativa. Evaluación del aprendizaje 2r Ejemplifica las fases del proceso evolutivo 1r Comprende el concepto de medición y de cualificación los diferencia 1r

Total reactivos 4r

Tipos de ins-trumentos de evaluación

Reconoce varios instrumentos de evaluación y clasifica los Cuali y los cuanti Ejemplifica los atributos de los instrumentos de evaluación

Comprende y explica los estándares de calidad de las pruebas objetivas

Total reactivos 5r

Lineamientos para elaborar reactivos

Aplica los lineamientos para la base de reactivos 1r Aplica lineamientos para las opciones de reactivos 1r Identifica los diferentes formatos de reactivos 2r

Total reactivos 4r

(16)

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects : Ruta de Mejora Argumentada