Texto completo

(1)

1

TEMA 8: SISTEMA LOCOMOTOR

1 INTRODUCCIÓN--- 2

2 SISTEMA ESQUELÉTICO --- 2

2.1 CLASIFICACIÓN DE LOS HUESOS SEGÚN SUS DIMENSIONES --- 2

2.2 TEJIDO ÓSEO --- 3

2.3 CRECIMIENTO Y REMODELACIÓN ÓSEOS --- 6

2.4 ARTICULACIONES --- 7

2.5 HUESOS DEL CUERPO --- 8

3 MÚSCULOS ESQUELÉTICOS --- 11

3.1 FIBRA MUSCULAR ESTRIADA--- 11

3.2 RETÍCULO SARCOPLÁSMICO --- 13

3.3 MECANISMO DE LA CONTRACCIÓN MUSCULAR --- 15

(2)

2

1

INTRODUCCIÓN

El sistema locomotor está formado por el esqueleto, un conjunto de huesos articulados, y los

músculos esqueléticos, que se insertan en los huesos.

Los huesos proporcionan el sostén del cuerpo y brindan protección a otros órganos. También son el

punto de apoyo para los músculos.

Las articulaciones son las estructuras que conectan a los huesos

entre sí. La mayoría de ellas permite la movilidad de los huesos que ponen en contacto; otras son inmóviles. Los músculos esqueléticos, bajo el control directo del sistema nervioso, son los responsables del movimiento.

2

SISTEMA ESQUELÉTICO

El esqueleto humano está formado por 206 huesos, algunos de ellos pares y otros impares.

El esqueleto puede ser dividido en dos partes: axial y apendicular.  El esqueleto axial (de “axis”: eje) se encuentra en la línea media del cuerpo. Incluye el cráneo, la columna vertebral y la caja torácica.

 El esqueleto apendicular comprende el esqueleto de las extremidades y las cinturas óseas, los huesos que conectan a las extremidades con la columna vertebral.

Su función principal es actuar como soporte a los músculos, pero posee otras funciones en el organismo como son:

 Estructura general del organismo.  Situación de órganos.

 Protección de órganos sensibles.  Reserva de calcio.

 Órganos hematopoyéticos.

2.1 Clasificación de los huesos según sus dimensiones

Los huesos tienen formas variables. Por su morfología se distingue entre tres tipos de huesos:

Huesos planos.

Dos dimensiones mayores y una menor.

Hueso compacto en el exterior (tablas) y esponjosos en el interior. Suelen ser protectores o como inserción de músculos.

Ejemplos: Cráneo, omoplato.

Huesos largos.

Una dimensión mayor que las otras.

(3)

3 hueso en su interior.

Su función es de palancas en el movimiento.

Ejemplos: Huesos de las extremidades.

Huesos cortos.

Todas las dimensiones parecidas.

Hueso compacto en el exterior y esponjoso en el interior. Función general de transmitir la fuerza.

Ejemplos: huesos de las muñecas o vértebras

2.2 Tejido óseo

Los huesos están formados primordialmente por tejido óseo, aunque éste es acompañado por tejido conectivo propiamente dicho y por tejido cartilaginoso.

El tejido conectivo forma el periostio y el endostio, membranas que revisten las superficies externa e interna de los huesos, respectivamente.

(4)

4 Cuando las células quedan completamente rodeadas por la MEC, reciben el nombre

de osteocitos. Éstas presentan un cuerpo central, donde se ubican el núcleo y la mayor parte del

citoplasma, y prolongaciones delgadas que les dan un aspecto araña.

Las prolongaciones de los osteocitos se extienden por el interior de canalículos que quedan excavados en la sustancia intercelular y, a través de los mismos, distintos osteocitos pueden conectarse entre sí. A medida que se produce el depósito de MEC alrededor de las células, durante la formación del hueso, quedan constituidas las laminillas de tejido óseo.

Las laminillas óseas pueden relacionarse unas con otras de diferente manera, determinando así dos variedades de tejido óseo: esponjoso y compacto.

 En el tejido óseo esponjoso, las laminillas se disponen formando trabéculas, que siguen distintas direcciones del espacio, en un entramado con huecos, semejante a una esponja. En los espacios del tejido esponjoso se aloja la médula ósea, un tejido blando cuya función, la hematopoyesis, consiste en la formación de células sanguíneas.  En el tejido óseo compacto, cada laminilla de tejido se superpone con

sus vecinas sin dejar espacios, en un íntimo contacto. La arquitectura de las laminillas depende de la disposición de las fibras colágenas en la MEC

(5)

5

Tipo de Hueso Ubicación del Tejido Óseo

Compacto

Ubicación del Tejido Óseo Esponjoso

Corto

Se dispone en la periferia del hueso, en laminillas paralelas a la superficie de cada una de las caras.

Ocupa el interior del hueso.

Plano Forma dos tablas, una en cada

cara del hueso.

Ocupa el espacio central, comprendido entre las dos tablas de hueso compacto.

Largo

Epífisis(Extremo)

La epífisis es similar a un hueso corto. El tejido compacto se dispone en la superficie de la epífisis.

Ocupa el interior de la epífisis.

Diáfisis (cuerpo)

Reviste la superficie externa de la diáfisis y delimita el canal medular, ubicado en el centro. Entre ambas capas se ubican los sistemas de Havers. (Ver aclaración).

Entre los sistemas de Havers.

La diáfisis o cuerpo de los huesos largos presenta un revestimiento de tejido óseo compacto,

(6)

6

2.3 Crecimiento y remodelación óseos

El tejido óseo es metabólicamente muy activo. Los huesos crecen durante la infancia y la adolescencia y realizan una continua actividad de remodelación a lo largo de la vida. La remodelación está influida por la actividad física desarrollada. El crecimiento y la remodelación de los huesos resultan de la acción combinada de los osteoclastos y los osteoblastos.

Los osteoclastos son células de gran tamaño, multinucleadas, formadas por la fusión de monocitos

provenientes de la médula ósea y con un elevado contenido de enzimas lisosómicas.

Cuando un hueso va a ser remodelado, los osteoclastos aparecen sobre la superficie del mismo. Interactúan con la MEC a través de una superficie secretora plegada (ribete en cepillo) liberando ácidos y enzimas que provocan la degradación de sus componentes. Este proceso se denomina resorción ósea.

El crecimiento de los huesos requiere resorción de algunas partes a cargo de los osteoclastos, y formación de nueva matriz, a cargo de los osteoblastos.

Después de la adolescencia, la remodelación del hueso continúa. En pequeñas placas dentro del hueso se van alternando procesos de resorción y formación de tejido. Sin embargo, ya no hay aumento de la masa ósea, porque ambos procesos se

compensan. A partir de los 35 - 40 años, la resorción se hace predominante, causando una pérdida gradual de masa ósea.

(7)

7

2.4 Articulaciones

Las articulaciones son conjuntos de partes duras y

blandas que conectan a dos o más huesos.

Las partes duras de la articulación corresponden a las superficies articulares de los huesos.

Las partes blandas incluyen estructuras conectivas, como las cápsulas y los ligamentos, formados por tejido conectivo denso. Éstos sostienen a la articulación, ayudando a mantener en su lugar las superficies óseas. También forman parte de las articulaciones distintos tipos de cartílagos. Las membranas sinoviales contienen un líquido seroso que favorece el deslizamiento de los huesos. Si bien la mayoría de las articulaciones están dotadas de

movilidad, existen articulaciones inmóviles. Estas últimas reciben el nombre de suturas y se encuentran entre los huesos de la cabeza. Las articulaciones más móviles se hallan en las extremidades.

Tipos de articulaciones

Los diversos tipos de articulación, que se pueden dividir en tres grupos principales:  Diartrosis, las más móviles y complejas.

(8)

8

(9)
(10)
(11)

11

3

MÚSCULOS ESQUELÉTICOS

Los músculos esqueléticos, situados entre el tejido adiposo subcutáneo y los huesos, se fijan

a estos últimos, permitiéndonos mantener la postura corporal y ejecutar infinidad de movimientos. Los músculos poseen una porción central, el vientre, donde se localiza el tejido muscular estriado, principal tejido de estos órganos y responsable de sus propiedades funcionales. Las células del tejido muscular, llamadas fibras, por su forma cilíndrica alargada, aparecen acompañadas por tejido conectivo. Éste forma vainas que envuelven a cada fibra muscular, a manojos de fibras musculares y al vientre en su totalidad. Dichas envolturas reciben, respectivamente, los nombres de endomisio, perimisio y epimisio.

La vaina conectiva se prolonga desde los extremos del vientre constituyendo los tendones, cordones fibrosos resistentes, cuya función es insertar el músculo en los huesos.

3.1 Fibra muscular estriada

Las células del tejido muscular estriado esquelético son largas y delgadas y reciben el nombre de fibras. Una fibra estriada proviene de la fusión de varias células, ocurrida durante la vida embrionaria. Los núcleos de las células precursoras se conservan, ubicándose en la periferia del citoplasma, por debajo de la membrana plasmática.

Las fibras estriadas son células con un alto grado de especialización morfológica, adaptadas para producir la contracción muscular. La especialización abarca principalmente al citoesqueleto, pero también a la membrana plasmática (llamada sarcolema, de sarco: carne y lema: membrana), al REL (llamado retículo sarcoplásmico) y a las mitocondrias (llamadas sarcosomas), que adquieren grandes dimensiones. Las mitocondrias proveen la energía para la contracción, en forma de ATP; por lo tanto, su número se incrementa de acuerdo con la actividad muscular.

(12)

12 Cada sarcómero consta de dos tipos de filamentos: los filamentos gruesos, constituidos por miosina, y los filamentos delgados, compuestos por actina y otras proteínas. Los filamentos gruesos y delgados se superponen parcialmente y el deslizamiento de unos sobre otros es lo que causa la contracción o acortamiento del sarcómero.

En un sarcómero se distinguen la banda I y la banda A (I proviene de “isótropa” y A de “anisótropa”. Estos términos se relacionan con el tipo de imagen que ofrecen las bandas al microscopio de luz polarizada.)

 La banda I está formada solamente por filamentos delgados. Éstos están unidos al disco Z.

(13)

13 Los filamentos gruesos están formados por miosina II. En los filamentos delgados hay microfilamentos de actina, y otras dos proteínas: tropomiosina y troponina. La tropomiosina consta de dos hélices que se ubican en el surco del microfilamento de actina. La troponina es un complejo de tres pequeñas proteínas.

3.2 Retículo sarcoplásmico

(14)

14 El retículo sarcoplásmico es un reservorio de calcio iónico (Ca2+). Dentro del retículo, la

concentración de este ión es muy alta, comparada con la concentración citoplasmática.

La neurona motora y la célula muscular establecen contacto en la llamada unión

neuromuscular o placa motora, donde se realiza una sinapsis química mediada por acetilcolina. Los

receptores para acetilcolina de la célula muscular son canales de Na+ regulados por ligando. Cuando

se produce la sinapsis entre la neurona motora y la membrana de la célula muscular, el Na+ ingresa a través de los canales y la membrana de la célula muscular se despolariza. El potencial de acción se transmite a la profundidad de la célula a través de los túbulos T.

Ante la llegada del potencial de acción, proteína de los túbulos T cambian su conformación y abren los canales de calcio de las cisternas terminales.El repentino aumento en la concentración de Ca2+ citosólico dispara la contracción del sarcómero.

(15)

15

3.3 Mecanismo de la contracción muscular

La contracción muscular se debe a un acortamiento del sarcómero producido por el deslizamiento de los filamentos delgados sobre los filamentos gruesos. Este deslizamiento tiene dirección opuesta en cada mitad del sarcómero, de manera que los discos Z de un mismo sarcómero se acercan entre sí. Durante la contracción, prácticamente se borra la banda H, a causa de la mayor superposición de filamentos delgados y gruesos.

La contracción muscular es un fenómeno cíclico que implica la formación y ruptura de puentes cruzados entre las cabezas de miosina que se proyectan desde los filamentos gruesos y las moléculas de actina que forman los filamentos delgados.

Por cada puente formado resulta hidrolizada una molécula de ATP. La velocidad de la contracción es de 15 micrómetros/seg.

En el estado de rigor o rigidez, la actina está unida a la cabeza de miosina en un ángulo de 45º. Cuando se inicia la contracción (1), la miosina queda libre para unirse a una molécula de ATP, separándose de la actina.

(16)
(17)

17

(18)

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :