Por la señal de la Santa Cruz, De nuestros enemigos, Líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, Del Hijo, Y del Espíritu Santo, Amén.

Texto completo

(1)

rGuía  –  Rosario  del  Perdón  

 

Para  rezar  el  Rosario  del  Perdón.  Popular  rosario  para  ser  rezado  durante  el  tiempo  de   Cuaresma.  

 

Rosario  traído  a  ustedes  por  rezaconmigo.com    

Inicio   Por  la  señal  de  la  Santa  Cruz,   De  nuestros  enemigos,   Líbranos  Señor,  Dios  nuestro.    

En  el  nombre  del  Padre,     Del  Hijo,  

Y  del  Espíritu  Santo,   Amén.  

  Rezar  el  Credo  

en  la  Cruz     del  Rosario                    

Creo,   en   Dios,   Padre   todopoderoso,   creador   del   cielo   y   de   la   tierra.   Creo   en   Jesucristo,   su   único   Hijo,   nuestro   Señor;   que   fue   concebido   por   obra   y   gracia   del   Espíritu   Santo,   nació   de   Santa   María   Virgen;   padeció   bajo   el   poder   de   Poncio   Pilato,   fue   crucificado,   muerto   y   sepultado;  descendió  a  los  infiernos,  al  tercer  día  resucitó  de  entre  los   muertos;  subió́  a  los  cielos  y  está  sentado  a  la  derecha  de  Dios  Padre;   desde  allí ́  ha  de  venir  a  juzgar  a  los  vivos  y  a  los  muertos.  Creo  en  el   Espíritu  Santo;  la  Santa  Iglesia  Católica;  la  Comunión  de  los  Santos;  el   perdón   de   los   pecados;   la   resurrección   de   los   muertos;   y   la   vida   eterna.  Amén.  

  Rezar  el   Magníficat   en  la  cuenta   grande  o  del   Padre  Nuestro  

 

Y  María  dice:  “Mi  alma  glorifica  al  Señor,  mi  espíritu  exulta  la  alegría,   en  Dios,  mi  Salvador,  porque  miró  su  pobre  sierva.    Por  esto,  desde   ahora,   me   proclamarán   bienaventurada   todas   las   generaciones,   porque  realizó  en  mí  maravillas  aquel  que  es  poderoso  y  cuyo  nombre   es  Santo.    Su    misericordia  se  extiende,  de  generación  en  generación,   sobre  los  que  le  temen.  Manifestó  el  poder  su  brazo:  desconcertó  a   los   corazones   de   los   soberbios.   Derribó   del   trono   a   los   poderosos   y   exaltó  a  los  humildes.  Sació  de  bienes  a  los  indigentes  y  despidió  de   manos   vacías   a   los   ricos.   Acogió   a   Israel,   su   siervo,   recordando   su   misericordia,   conforme   prometiera   a   nuestros   padres,   a   favor   de   Abrahán  y  su  posteridad,  para  siempre”.  (Lc  1:46-­‐55)  

 

Primer  Misterio   “La  oración  de  Jesús  en  el  huerto”  –  Pido  perdón  a  Jesús,  pues  Él  oró   y  sudó  sangre  en  el  jardín  de  los  olivos,  porque  muchas  veces  yo  me   dejo  llevar  por  el  orgullo,  egoísmo,  vanidad,  rabia  y  odio.  

(2)

Rezar  en  cada   Cuenta  Pequeña  o  

de   la  Decena     en  vez  del     Ave  María  

“Yo  amo  y  perdono,  yo  perdono  y  amo”.             Final   Decena    

Gloria  al  Padre,  y  al  Hijo,  y  al  Espíritu  Santo.  

Como  era  en  el  principio,  ahora  y  siempre,  por  los  siglos  de  los  siglos.   Amén.  

 

“Señor  Jesús  ,  bendice    

(Ahora  menciona  el  nombre  de  cada  persona  que  deseas  perdonar)   y  ayúdame  a  perdonarlas,  amarlas,  bendecirlas  y  aceptarlas  como   ellas  son”.  

  Rezar  el   Magníficat   en  la  cuenta   grande  o  del   Padre  Nuestro  

 

Y  María  dice:  “Mi  alma  glorifica  al  Señor,  mi  espíritu  exulta  la  alegría,   en  Dios,  mi  Salvador,  porque  miró  su  pobre  sierva.    Por  esto,  desde   ahora,   me   proclamarán   bienaventurada   todas   las   generaciones,   porque  realizó  en  mí  maravillas  aquel  que  es  poderoso  y  cuyo  nombre   es  Santo.    Su    misericordia  se  extiende,  de  generación  en  generación,   sobre  los  que  le  temen.  Manifestó  el  poder  su  brazo:  desconcertó  a   los   corazones   de   los   soberbios.   Derribó   del   trono   a   los   poderosos   y   exaltó  a  los  humildes.  Sació  de  bienes  a  los  indigentes  y  despidió  de   manos   vacías   a   los   ricos.   Acogió   a   Israel,   su   siervo,   recordando   su   misericordia,   conforme   prometiera   a   nuestros   padres,   a   favor   de   Abrahán  y  su  posteridad,  para  siempre”.  (Lc  1:46-­‐55)  

 

Segundo  Misterio   “La  Flagelación  de  Nuestro  Señor”  –  Pido  perdón  a  Jesús,  pues  Él  fue   azotado  en  la  casa  de  Pilato,  porque  muchas  veces  yo  me  dejo  llevar   por  los  celos,  envidia,  autosuficiencia,  hipocresía,  pecados  de  la   lengua,  pereza  y  mentira.  

 

Rezar  en  cada   Cuenta  Pequeña  o  

de   la  Decena     en  vez  del     Ave  María  

“Yo  amo  y  perdono,  yo  perdono  y  amo”.             Final  

Decena   Gloria  al  Padre,  y  al  Hijo,  y  al  Espíritu  Santo.  Como  era  en  el  principio,  ahora  y  siempre,  por  los  siglos  de  los  siglos.   Amén.  

 

(3)

(Ahora  menciona  el  nombre  de  cada  persona  que  deseas  perdonar)   y  ayúdame  a  perdonarlas,  amarlas,  bendecirlas  y  aceptarlas  como   ellas  son”.  

  Rezar  el   Magníficat   en  la  cuenta   grande  o  del   Padre  Nuestro  

Y  María  dice:  “Mi  alma  glorifica  al  Señor,  mi  espíritu  exulta  la  alegría,   en  Dios,  mi  Salvador,  porque  miró  su  pobre  sierva.    Por  esto,  desde   ahora,   me   proclamarán   bienaventurada   todas   las   generaciones,   porque  realizó  en  mí  maravillas  aquel  que  es  poderoso  y  cuyo  nombre   es  Santo.    Su    misericordia  se  extiende,  de  generación  en  generación,   sobre  los  que  le  temen.  Manifestó  el  poder  su  brazo:  desconcertó  a   los   corazones   de   los   soberbios.   Derribó   del   trono   a   los   poderosos   y   exaltó  a  los  humildes.  Sació  de  bienes  a  los  indigentes  y  despidió  de   manos   vacías   a   los   ricos.   Acogió   a   Israel,   su   siervo,   recordando   su   misericordia,   conforme   prometiera   a   nuestros   padres,   a   favor   de   Abrahán  y  su  posteridad,  para  siempre”.  (Lc  1:46-­‐55)  

  Tercer  

Misterio   “La  Coronación  de  Espinas”  –  coronado  de  espinas  porque  yo  me  dejo  llevar  por  los  malos  Pido  perdón  a  Jesús,  pues  Él  fue   pensamientos,  malas  palabras,  juicios  y  condenas,  impurezas  e   infidelidades.  

  Rezar  en  cada   Cuenta  Pequeña  o  

de   la  Decena     en  vez  del     Ave  María  

“Yo  amo  y  perdono,  yo  perdono  y  amo”.             Final   Decena    

Gloria  al  Padre,  y  al  Hijo,  y  al  Espíritu  Santo.  

Como  era  en  el  principio,  ahora  y  siempre,  por  los  siglos  de  los  siglos.   Amén.  

 

“Señor  Jesús  ,  bendice    

(Ahora  menciona  el  nombre  de  cada  persona  que  deseas  perdonar)   y  ayúdame  a  perdonarlas,  amarlas,  bendecirlas  y  aceptarlas  como   ellas  son”.  

  Rezar  el   Magníficat   en  la  cuenta   grande  o  del   Padre  Nuestro  

 

Y  María  dice:  “Mi  alma  glorifica  al  Señor,  mi  espíritu  exulta  la  alegría,   en  Dios,  mi  Salvador,  porque  miró  su  pobre  sierva.    Por  esto,  desde   ahora,  me  proclamarán  bienaventurada  todas  las  generaciones,   porque  realizó  en  mí  maravillas  aquel  que  es  poderoso  y  cuyo  nombre   es  Santo.    Su    misericordia  se  extiende,  de  generación  en  generación,   sobre  los  que  le  temen.  Manifestó  el  poder  su  brazo:  desconcertó  a   los  corazones  de  los  soberbios.  Derribó  del  trono  a  los  poderosos  y  

(4)

exaltó  a  los  humildes.  Sació  de  bienes  a  los  indigentes  y  despidió  de   manos  vacías  a  los  ricos.  Acogió  a  Israel,  su  siervo,  recordando  su   misericordia,  conforme  prometiera  a  nuestros  padres,  a  favor  de   Abrahán  y  su  posteridad,  para  siempre”.  (Lc  1:46-­‐55)  

 

Cuarto  Misterio   “Jesús  con  la  Cruz  acuesta  camino  al  Calvario”  –  Pido  perdón  a  Jesús,   pues  Él  cargó  la  cruz  porque  yo,  muchas  veces,  cometo  pecados  por   falta  de  aceptación,  por  reclamar  y  murmurar,  no  queriendo  llevar  mi   cruz.  

  Rezar  en  cada  

Cuenta  de   la  Decena     en  vez  del     Ave  María  

“Yo  amo  y  perdono,  yo  perdono  y  amo”.           Final   Decena    

Gloria  al  Padre,  y  al  Hijo,  y  al  Espíritu  Santo.  

Como  era  en  el  principio,  ahora  y  siempre,  por  los  siglos  de  los  siglos.   Amén.  

 

“Señor  Jesús  ,  bendice    

(Ahora  menciona  el  nombre  de  cada  persona  que  deseas  perdonar)   y  ayúdame  a  perdonarlas,  amarlas,  bendecirlas  y  aceptarlas  como   ellas  son”.  

  Rezar  el   Magníficat   en  la  cuenta   grande  o  del   Padre  Nuestro  

 

Y  María  dice:  “Mi  alma  glorifica  al  Señor,  mi  espíritu  exulta  la  alegría,   en  Dios,  mi  Salvador,  porque  miró  su  pobre  sierva.    Por  esto,  desde   ahora,   me   proclamarán   bienaventurada   todas   las   generaciones,   porque  realizó  en  mí  maravillas  aquel  que  es  poderoso  y  cuyo  nombre   es  Santo.    Su    misericordia  se  extiende,  de  generación  en  generación,   sobre  los  que  le  temen.  Manifestó  el  poder  su  brazo:  desconcertó  a   los   corazones   de   los   soberbios.   Derribó   del   trono   a   los   poderosos   y   exaltó  a  los  humildes.  Sació  de  bienes  a  los  indigentes  y  despidió  de   manos   vacías   a   los   ricos.   Acogió   a   Israel,   su   siervo,   recordando   su   misericordia,   conforme   prometiera   a   nuestros   padres,   a   favor   de   Abrahán  y  su  posteridad,  para  siempre”.  (Lc  1:46-­‐55)  

 

Quinto  Misterio   “La  Crucifixión  y  Muerte  de  Nuestro  Señor  Jesucristo”  –  Pido  perdón   a  Jesús,  pues  Él  fue  crucificado  por  causa  de  la  falta  de  confianza  que   yo  tengo  y  por  causa  del  miedo.  

  Rezar  en  cada   Cuenta  Pequeña  o  

de   la  Decena    

“Yo  amo  y  perdono,  yo  perdono  y  amo”.    

(5)

en  vez  del     Ave  María         Final   Decena    

Gloria  al  Padre,  y  al  Hijo,  y  al  Espíritu  Santo.  

Como  era  en  el  principio,  ahora  y  siempre,  por  los  siglos  de  los  siglos.   Amén.  

 

“Señor  Jesús  ,  bendice    

(Ahora  menciona  el  nombre  de  cada  persona  que  deseas  perdonar)   y  ayúdame  a  perdonarlas,  amarlas,  bendecirlas  y  aceptarlas  como   ellas  son”.  

  Rezar  

Salve  Reina   Dios   te   Salve,   Reina   y   Madre   de   misericordia,   vida,   dulzura   y  esperanza  nuestra;  Dios  te  Salve.  A  Ti  llamamos  los  desterrados  hijos   de   Eva;   a   Ti   suspiramos,   gimiendo   y   llorando,   en   este   valle   de   lágrimas.   Ea   pues,   Señora,   abogada   nuestra,   vuelve   a   nosotros   tus   ojos  misericordiosos;  y  después  de  este  destierro  muéstranos  a  Jesús,   fruto  bendito  de  tu  vientre.  

 

¡0h  Clemente!,  ¡Oh  Piadosa!,  ¡Oh  Dulce  siempre  Virgen  María!  Ruega   por  nosotros,  Santa  Madre  de  Dios.  

 

Para  que  seamos  dignos  de  alcanzar  y  gozar  las  promesas  de  Nuestro   Señor  Jesucristo.  Amén.  

  Oración  Final  

  Señor  Jesús,  desde  lo  alto  de  la  cruz  el  Señor  me  enseño  a  perdonar.  Ayúdame  a  perdonar  y  amar  a  las  personas.    

Despedida   En  el  nombre  del  Padre,     Del  Hijo,  

Y  del  Espíritu  Santo,   Amén.                                            

(6)

                                                                                                                         

Esperamos que disfrute de todo lo que rezaconmigo.com tiene que ofrecer. Por favor visitarnos para otras oraciones o para sugerencias de cómo podemos mejorar este formato. Gracias

Te invitamos a unirte a nuestra comunidad en línea como fan de rezaconmigo en Facebook. ¡Simplemente visita Facebook y presiona el botón “Me gusta” para unirte a la conversación! – También te invitamos a seguirnos Twitter. ¡Visitanos en Twitter para crear cadenas de oración y mantenerte al tanto! – Para descargar todas las oraciones y podcast te sugerimos

iTunes ¡Suscríbete!

www.rezaconmigo.com • facebook.com/rezaconmigo • twitter.com/rezaconmigo

   

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :