Hay Semillas para un Millón de Hectáreas Comerciales?

Texto completo

(1)

¿Hay Semillas para un

Millón de Hectáreas

Comerciales?

Enrique Trujillo N IF MSc.

El semillero SAS.

U

na de las principales metas que ha fijado el Gobierno

nacional para el sector forestal, es la de llegar a un millón de hectáreas reforestadas; meta sin duda ambiciosa y de visión de largo plazo, que apuesta al sector refores-tador como una de las locomotoras para impulsar el de-sarrollo del sector agropecuario del país, redimiendo con desarrollo, ingresos y empleo, una importante área del territorio nacional definida como de “vocación forestal”; pero ¿hay semillas suficientes para cumplir la meta? ¿Hay semillas de calidad?

Iniciemos definiendo lo que es calidad. La palabra impli-ca dos conceptos, uno fisiológico que facilita que la se-milla germine, que tenga aceptables condiciones físicas, lo que sin duda es muy importante, pero secundario con relación al segundo punto: la calidad genética, que define realmente la productividad de la plantación; es ahí donde se enfoca la necesidad de contar con material vegetal idó-neo, para lo cual el Gobierno nacional desde el Ministerio de Agricultura y por conducto del ICA, promulgó la Reso-lución ICA 2457 para el control de la producción de semi-llas y plántulas de vivero, regulando el tema de la calidad. La expedición de esta resolución pretende nivelar a Co-lombia con otros países de avanzada en la actividad re-forestadora y, especialmente, proteger la reforestación

Fot

o:

El Semiller

o

(2)

nacional del uso de material vegetal no apto para un buen desarrollo de las plantaciones. Con excepción de un pequeño grupo de reforestadores conscientes y conocedores, una sig-nificativa mayoría de inversionistas no dan la relevancia a este aspecto crucial para el éxito de plantaciones, y utilizan material vegetal descono-cido; es allí donde cobra relevancia la resolución 2457 para proteger los reforestadores y desde el punto de vista del Estado, prever que los in-centivos que se ofrecen para estimu-lar la reforestación, tengan el mejor resultado.

Las Elegidas para la

Reforestación Comercial

Con el tema anterior resuelto, al me-nos en principio, surge la pregunta sobre la capacidad que tiene nuestro país para abastecerse del material vegetal que demanda la meta pro-puesta; la pregunta implica identifi-car las principales especies objeto de

reforestación comercial en

Colom-bia, así como también el pequeño grupo que tienen paquete tecnológi-co, una respuesta positiva en campo, ejemplos de escala, investigación y mercado, y que a razón de la verdad lo componen la Teca, Melina,

Aca-cia mangium, Ceiba roja, Eucalyptus spp., Pinus spp., y el Ciprés.

Otras especies nativas, como el No-gal, Roble, Cedro rosado y Cedro de altura, Tambor frijolito, Aliso y Balso entre otras varias, no se incluyeron de manera intencional en la lista de las recomendadas, pues se ha esti-mado que aún no están lo “suficien-temente domesticadas” y en general, han mostrado dificultades a causa de problemas sanitarios o genéticos expresados en plantaciones muy he-terogéneas, así como torceduras y bifurcaciones aún insuperables, en-tre otros aspectos; de hecho, aun no se registra ningún ejemplo notable de éxito con cualquiera de estas es-pecies, con al menos un proyecto de 500 ha., verificables en campo, que demuestren su viabilidad y avalen la inversión.

Con excepción de la Ceiba roja, las especies nativas son factibles y re-comendables, por el momento, para la reforestación ambiental o para ser aprovechadas en algunos casos exi-tosos de proyectos productivos en agroforestería como Nogal y Café, esquema tradicional de excelente re-sultado, otras para cercas vivas o sil-vopastoreo, pero no en reforestación industrial en plantación densa.

Consideraciones de las

Fuentes Semilleras

La oferta de semillas o material ve-getal de fuentes mejoradas genéti-camente es limitada en Colombia; se considera una fuente semillera mejo-rada, aquella que ha surtido proce-sos de manejo de los árboles a favor de la mejora genética de la semilla, tales como el huerto semillero o ro-dal semillero, cuyas definiciones se presentan a continuación, a nivel ge-neral; en la resolución del ICA antes mencionada, se encuentra el detalle técnico de sus características.

• Huerto semillero: Plantación con

arreglo especial que ha sido estable-cido con el fin de producir semilla de calidad genética superior y que debe recibir un manejo intensivo

Plantación de Teca de 5 años con semilla mejorada. Arjona Bolívar. Fot o: Semillas certific adas de T ec a Semillas certificadas de Teca. Fot o: Semillas certific adas de T ec a

(3)

para que produzca frecuentes co-sechas y su recolección sea senci-lla. Puede ser originado a partir de semilla sexual, en cuyo caso recibe el nombre de huerto semillero de semilla, o tener origen a partir de semilla asexual, caso en el cual se denomina huerto semillero clonal. El producto de cualquiera de estos huertos puede ser, a su vez, semilla sexual o semilla asexual.

• Huerto semillero genéticamente

comprobado: Huerto con respaldo

de pruebas de progenie, estableci-das y evaluaestableci-das en los sitios poten-ciales de plantación y que ha sido sometido a los aclareos de

depura-ción genética necesarios para dejar,

únicamente, los árboles que hayan

demostrado su superioridad.

• Huerto semillero no comprobado:

Huerto que no cuenta con respaldo de pruebas de progenie u otro tipo de pruebas de evaluación genética o éstas, debido a su corta edad, aún no han aportado los resultados su-ficientes para realizar los aclareos genéticos respectivos.

• Rodal semillero: Grupo de árboles

vecinos de la misma especie, natu-rales o plantados, con característi-cas fenotípicaracterísti-cas deseables para uno o varios caracteres, que presentan buen estado sanitario y son utiliza-dos para la producción de semilla. Por lo general, este grupo es me-jorado mediante la remoción de individuos indeseables y manejado para favorecer la producción fre-cuente y abundante de semilla de mejor calidad.

• Fuente seleccionada: Es un grupo

de árboles vecinos de la misma es-pecie, naturales o plantados, con características fenotípicas desea-bles para uno o varios caracteres, que presentan buen estado sanita-rio, son utilizados para la produc-ción de semilla y que no ha sido mejorado mediante la remoción de individuos indeseables. Esta cate-goría se constituye en la básica de un área productora de semilla.

Bajo esta clasificación se deduce que el ideal es que la reforestación se abastezca de semilla de huertos se-milleros; en la práctica, en el país son muy contados, dado que para su es-tablecimiento se requiere un proceso de largo plazo, altamente costoso y que demanda la intervención de per-sonal especializado; hecho complica-do si se considera que además, exis-ten pocos genetistas en Colombia. En principio, son casi inexistentes los PhD en el tema, y los profesionales que se dedican a esta área –aun-que tienen práctica y cursos cortos o pasantías– no les es posible suplir la larga formación requerida por un PhD, por lo que el país se ha visto abocado a recurrir a genetistas con PhD externos, procedentes de Costa Rica, Chile o CAMCORE (Cooperativa de Mejoramiento Genético, auspi-ciada por la Universidad de Carolina del Norte), que han respaldado el desarrollo e investigación de algunas

de las principales empresas refores-tadoras nacionales como Smurfit ka-ppa Cartón de Colombia, Pizano S.A, Refocosta SAS y Kanguroid.

Como alternativa a la escasez de huertos semilleros, en el corto y me-diano plazo, lo más realista es esta-blecer rodales semilleros de varias de las especies comerciales, con ajuste a la mencionada resolución.

En la práctica, hoy se depende en gran escala de la importación de se-millas, por fortuna ya probada, que viene, principalmente, de países cen-troamericanos con especies como Teca, Melina, Pinus tecunnumanii, Pinus oocarpa, Pinus maximinoi, Pi-nus caribaea; recientemente se han comenzado a importar materiales de Brasil, especialmente Eucalyptus grandis y urograndis, de los cuales ha sido posible obtener, recientemente, permisos fitosanitarios para su im-portación en el ICA.

Rodal Semillero Teca - Santa Cruz - Costa Rica.

Rodal semillero Pinus oocarpa Guatemala.

Fot

os:

El Semiller

(4)

Especies Comerciales con Semilla

Mejorada Genéticamente y/o Certificada

para Colombia

Son varios los problemas identificados que afectan la produc-ción de semillas certificadas en Colombia, en primer lugar, el país no cuenta con un sistema de información estadística que permita cuantificar la capacidad de producción de semi-llas, así como tampoco hay un censo de viveros para el caso de las plántulas. Por tal razón y dado que las especies objeto de la reforestación comercial son relativamente pocas, para la estructuración de esta nota se ha recabado información directamente con los exportadores y con las empresas refo-restadoras más importantes, que adicionalmente producen semillas, para consolidar datos preliminares e informales, pero con estimativos realistas aunque sujetos a ajuste. Los datos en este artículo presentados, no gozan de un rigor estadístico o metodológico en la recolección de la información, pero se consideran confiables por ser en-tregados por los productores tradicionales, que son muy pocos a nivel nacional. Es de anotar que las cantidades de semillas o fuentes semilleras pueden aumentar, significa-tivamente, de una manera programada, si se demandan con suficiente antelación.

• Acacia mangium: Es una especie que ha tenido un

im-portante desarrollo en los últimos años. En Informes se estima que a corto plazo, es posible obtener material de fuentes semilleras manejadas, planeando cosechas con suficiente anticipación; probablemente se pueden obte-ner cerca de 750 Kg año, los cuales son suficientes para unas 1.350 hectáreas anuales. Aunque se han importado al país procedencias de Centroamérica, Republica Domi-nicana y Tanzania, en la actualidad se utilizan principal-mente procedencias nacionales mejoradas. Con planifi-cación se puede aumentar significativamente la cosecha.

• Ceiba roja: Es la única nativa en la lista, su plantación ha

bajado sensiblemente los últimos años. En semillas se cuenta con una producción media potencial de 25 Kg. año de semilla del huerto semillero ubicado en Monte-rrey Forestal y 15 Kg. del huerto semillero de CATIE Costa Rica, con las cuales es posible establecer unas 800 ha. / año, asumiendo 20 ha/Kg. La especie cumple con tener paquete tecnológico, mercado, plantación probada a es-cala y garantía de material vegetal de calidad, pero su lar-go periodo de producción ha restringido su uso.

• Ciprés: Es una especie tradicional, cuenta con fuentes

ge-néticas, mercado y comportamiento conocido. Con semilla de huerto semillero, cálculo estimativo y muy aproximado, la industria forestal, podría contar con 100 Kg. anuales, suficiente para la plantación de unas 2.000 ha/año. Con previsión puede aumentar, significativamente, la cosecha.

(5)

Eucalyptus

Del grupo, de los eucaliptus, son varias las especies con las cuales se pueden desarrollar proyectos de reforestación comercial.

• Eucalyptus globulus: Prácticamente

la única especie del género definida para zonas altas, sin que sobrepasen los 2.900 msnm. Su plantación se ha visto muy disminuida en los últimos años debido a los bajos precios re-gistrados por la venta de su madera –cuando se comercializa para pul-pa– y por la dificultad actual de pro-ducción de postes. Existe un único huerto semillero con la especie ubi-cado en El Parque de la Florida en la Sabana de Bogotá, perteneciente al IDRD, cuya capacidad de producción es baja, no mayor de 20 Kg. año, suficientes para establecer no más de 1.000 ha/año. Este huerto está en riesgo de desaparecer dado que se pretende dar otra destinación al predio, con lo cual el país perdería esta importante fuente semillera.

• Eucalyptus grandis: Es una de las

principales especies para climas medios. En la actualidad, las fuen-tes genéticas las ha desarrollado Smurfit Kappa Cartón de Colombia, y se estima una capacidad de pro-ducción anual de 30 Kg, suficientes para plantar 1.600 ha, calculada por lo bajo, pues esta cifra incluye el potencial de semilla procedente de Brasil, dado que el ICA, recien-temente, posibilitó su importación. La eventual ventaja de las proce-dencias brasileras, es que permi-tirían establecer plantaciones con bajo porcentaje de rajado, dado que algunas de ellas han sido mejo-radas en este sentido; en este mo-mento las procedencias nacionales presentan el problema de las raja-duras, lo cual disminuye su poten-cial comerpoten-cial en el uso maderable o para postes, que es la mejor op-ción por su mayor precio de venta. Se estima que para postes, la oferta nacional raja, en promedio, 30 por ciento de acuerdo con los datos de

las inmunizadoras; queda la opción de pulpa que es la menos rentable. Con planificación y tiempo es posi-ble que el país pueda incrementar la producción de semillas. El ICA permite su importación.

• Eucalyptus urograndis: En la

actuali-dad, ha comenzado a popularizarse su uso en Colombia. Es considerado un hibrido (cruce de E. urophylla y

E. grandis) de alto rendimiento del

cual, el ICA ya permite su importa-ción, por lo que se puede proyec-tar entre procedencias nacionales y brasileras, al menos 23 Kg. de semilla de diferentes calidades ge-néticas, suficiente para producir 1.200 ha, presumiendo por lo bajo, 60.000 plantas/kg. reales en vivero.

• Eucalyptus pellita: Especie

amplia-mente probada en la Orinoquía que registra una capacidad de produc-ción nacional estimada de 50 Kg, de los cuales se puede proyectar una producción de 150.000 plántulas/ kg, suficientes para 6.750 ha.

• Eucalyptus tereticornis: La

capaci-dad de producción de semillas de esta especie, con desarrollo genéti-co, incluidos algunos híbridos, está liderada por la Reforestadora San Sebastián –RESS, ubicada en la Costa Atlántica; sin embargo a la fecha no se comercializan sus semillas pero en cambio si se ofrecen las plántulas bajo la modalidad de encargo. Refo-costa, por su parte, ha desarrollado un rodal semillero de la especie, cuya producción aún no se ha esti-mado. No hay cifras de producción, se presume un potencial de 50 Kg/ año susceptible de aumentarlo sig-nificativamente, con los cuales el país puede plantar 2.000 ha/año.

• Melina: Para el caso de melina, el

CATIE cuenta con el que es conside-rado, el mejor huerto semillero de la región, ubicado en Costa Rica, an-tes propiedad de Ston Forestal. Los resultados de esta procedencia cer-tificada en Colombia, han sido so-bresalientes aunque la limitante es la capacidad de producción y cupos

de semilla asignados a Colombia, que pueden estimarse en 250 Kg. De otros huertos y rodales semi-lleros de la especie, importados y nacionales susceptibles de ser certi-ficadas, probablemente sea posible obtener dos toneladas anuales de semilla suficientes para 1.125 ha/ año, asumiendo 2.0 Kg reales por ha. Es una especie de enorme po-tencial, subutilizada en Colombia, donde no se da el uso a su madera que tiene alto desempeño en trans-formación, en otros países.

Pinos

En cuanto a los pinos, el país tiene alta dependencia de las importaciones de Centroamérica y África para el caso del

Pinus patula. En Colombia se colectan

cantidades menores de semillas mejo-radas de Pinus patula, Pinus oocarpa,

Pinus tecunnumanii, Pinus maximinoi

con calidad genética procedentes prin-cipalmente de Smurfit Kappa cartón de Colombia.

• Pinus patula: De esta especie

exis-te una oferta nacional limitada de semilla de huerto semillero, proce-dente de Smurfit Kappa Cartón de Colombia y de importación de semi-llas de otros huertos y rodales que, en suma, pueden alcanzar cerca de 20 Kg si se programan con tiempo. Hay otras fuentes semilleras nacio-nales que no tienen respaldo real de manejo de su calidad genética,

Fot

o:

El Semiller

o

Fuente Semillera de melina CATIE - Costa Rica.

(6)

por lo tanto, no se cuantifican en esta nota. En principio podría estimarse una capacidad media de 1.000 hectáreas anuales, con permisos de importación del ICA, esta cifra puede aumentar significativamente. Una vez se agilicen los trámites de improtación, y sea posible que el país vuel-va a importar de África, las cifras pueden incrementarse.

• Pinus tecunnumanii: Es una especie altamente exitosa y

con fuerte demanda de sus semillas, pero las existencias usualmente son bajas por diferentes circunstancias. Con dificultad se pueden alcanzar –entre las semillas importa-das y nacionales– 40 Kg/año, los cuales tienen capacidad para plantar 1.260 ha. anuales, asumiendo un promedio de 35.000 plantas/kg. Las procedencias importadas provienen de fuentes naturales que normalmente no tienen manejo a favor de la producción de semillas, pero han mostrado bue-nos comportamientos en plantaciones en Colombia.

• Pinus maximinoi: Entre los pinos, es una de las que

re-gistra mayor demanda por su excelente desempeño en zonas altas; sin embargo, las fuentes son escasas y la se-milla tiene una importante demanda local en Centroamé-rica, que hace difícil la consecución de cantidades signi-ficativas; en la actualidad es factible obtener no más de 35 Kg. –entre procedencias nacionales e importadas de diferentes calidades– con 35.000 plántulas en promedio por Kg, suficientes para la plantación de 1.100 ha. anua-les. Las procedencias importadas provienen de fuentes naturales que normalmente no tienen manejo a favor de la producción de semillas, pero han mostrado buenos comportamientos en plantaciones en Colombia

• Pinos oocarpa: es una de las principales especies de pinos

para zonas medias, con procedencias probadas y Rodales Semilleros manejados, especialmente de Zacapa (Guate-mala), con la que reforestadores nacionales han establecido múltiples plantaciones exitosas desde los años 80. De esta especie es posible obtener, anualmente, y con una adecua-da planificación y antelación de al menos un año, 500 Kg/ año entre procedencias locales e importadas, con calidad desde fuente de bosque natural de procedencia comproba-da, hasta huerto semillero. Una media de 35.000 plántulas/ kg es suficiente para plantar al menos 15.500 ha/año. Ante la dificultad de conseguir semilla de P.

tecunnuma-nii, se planta para las mismas zonas P. oocarpa.

• Pinus caribaea: Cuenta con varias procedencias de

roda-les semilleros entre las que se destaca la de Poptún (Gua-temala), además de semillas de Honduras y Nicaragua. Algunos proyectos han utilizado, en menor escala, semi-llas originarias de Venezuela, de las cuales aún no existen reportes de su comportamiento en campo, aunque si hay certeza que esta procedencia no está ingresando al país con autorización del ICA –entra de contrabando– y el trá-mite legal para la autorización del Instituto puede tardar varios meses. Es posible de manera planificada y con al

(7)

menos un año de anticipación, que el país obtenga anualmente al me-nos 500 Kg., de semillas de bosques naturales, de procedencias ensaya-das en Colombia, pero sin mejora genética. Nacionalmente es posi-ble obtener unos 40 Kg de semilla mejorada que produce Refocosta. Presumiendo por lo bajo 20.000 plántulas por Kg, se puede estimar una capacidad anual para plantar de 9.000 ha/año.

• Teca: Los resultados han

demostra-do ampliamente el buen comporta-miento de las procedencias certifi-cadas de CATIE - Costa Rica, cuyos procesos de mejora garantizan un buen desarrollo de las plantaciones. Aunque no hay estadísticas o estu-dios claros que cuantifiquen la ofer-ta, se estima que estas procedencias importadas y nacionales, también de semilla escarificada que a futuro puedan certificarse en Colombia, podrían suplir al menos 15 toneladas anuales de semilla escarificada, las cuales son suficientes para 15.000 ha./año asumiendo un Kg/ha., en promedio. En Colombia aún no se cuenta con semilla certificada por parte del ICA de esta u otras espe-cies, pero hay perspectivas de oferta de semillas de huerto semillero, con una producción actual de 120 Kg. y potencial de 500 Kg.- 500 ha.

Producción Clonal

En cuanto a la disponibilidad de clones para plantaciones clonales, aunque las empresas han venido preparando, y algunas ya han desarrollado, proyec-tos de silvicultura clonal operativa, no hay una cuantificación de la capaci-dad instalada y es un tema de recien-te desarrollo. Es convenienrecien-te recien-tener en cuenta este potencial, dado que con una planificación de la producción es posible que el país tenga una cantidad significativa en varias especies que ya tienen protocolos de producción como Teca, Melina, Eucalytus spp y

Acacia mangium, principalmente.

En cuanto a los limitantes institucio-nales, la Presidencia de la República, el Ministerio de Agricultura y Desa-rrollo Rural y Planeación Nacional, están aunando esfuerzos y recursos para impulsar la actividad reforesta-dora; sin embargo, la obtención de semillas de especies y procedencias para aumentar el área y la producti-vidad de las plantaciones se ha visto seriamente limitada ante las dificul-tades para obtener permisos fitosa-nitarios de importación por parte del ICA, dado que una especie o una pro-cedencia nueva, implica que el ICA la clasifique en riesgo fitosanitario, lo cual es comprensible y lógico, pero para lograr la autorización, los trámi-tes son excesivamente largos y com-plejos, hecho que desestimula, en muchos casos, la inversión privada. Esta queja ya es reiterativa y no se advierten soluciones a corto plazo, mientras tanto el discurso de la pro-ductividad y el aumento del área plan-tada no corresponden con el apoyo y facilitación institucional que debe acompañar la iniciativa, y en cambio se restringe el uso de procedencias o calidades que darían un verdadero impulso a la reforestación y no se per-mite la competencia con otros países avanzados en el tema para la mejora interna de la productividad.

Potencial Actual de

Reforestación con

Fuentes Semilleras

En suma preliminar, con semilla cer-tificada y/o mejorada perteneciente a las fuentes semilleras antes men-cionadas, y sin tener en cuenta la re-forestación ambiental, que tiene exi-gencias genéticas menores, es posible reforestar en el país organizando las cosechas con miras a plantar en 2012, algo más de 51.000 ha/año comercia-les, cifra que puede incrementarse si se suma la capacidad de propagación clonal, actividad que requiere gran planificación, un aumento progresivo de la infraestructura y el estableci-miento y manejo de jardines clonales y, simultáneamente, la investigación de la relación clon/sitio para no incu-rrir en fracasos operativos.

Para cerrar y como consideraciones finales, podemos decir que hay voces que plantean proyectos con otras es-pecies distintas a las relacionadas, aún no probadas en escala, que pueden modificar la cifra presentada; es posi-ble que por la falta de método para el cálculo de las cantidades de semillas haya error, por carencia o sobreestima-ción, y sea posible un potencial mayor o menor de hectáreas plantadas.

Notas

Se presume en cálculos, una plantación de 1.100 árboles por ha, aunque se sabe que muchos pro-yectos plantan 1.600 árboles por Ha, lo cual disminuye la cifra presentada por que se requiere mayor cantidad de semillas.

Los datos de cosecha de semillas forestales son normalmente variables y erráticos, dado que es-tos daes-tos dependen del clima, especialmente del comportamiento de la precipitación, la ubicación geográfica, la edad, el volumen de cosechas anteriores y otros factores que limitan la posibilidad de una cifra confiable.

Los cálculos de semillas o plántulas por Kg. son promedio, pueden ser significativamente mayores o menores de acuerdo al manejo. No se tienen en cuenta datos de laboratorio, sino promedios prácticos en vivero.

No se incluyeron otras especies potenciales o incluso nuevos híbridos, de las cuales en la mayoría de los casos sólo hay presunción de sus buenos resultados basados en pequeños proyectos o in-cluso, árboles individuales sobresalientes; sólo se tuvieron en cuenta especies probadas en escala operativa que puedan respaldar seriamente una inversión.

Debe adelantarse un censo riguroso de fuentes que permita dar mayor confiabilidad a la cifra, o adelantar un estudio que cuantifique el potencial de reforestación, desde el punto de vista de la oferta real de material genético.

(8)

Para el presente texto, sólo se tuvieron en cuenta las espe-cies con semillas con algún grado de mejora genética o fuen-tes conocidas para el caso de los pinos de Centroamérica; no fue considerada la oferta de cantidades significativas de otras semillas con calidad desconocida que pueda ampliar la capacidad reforestadora. Las cifras de cosecha representan el potencial actual, pero es necesario al menos un año para la coordinación y potencialización de las cosechas.

Así las cosas, si el país pretende completar un millón de hec-táreas, y se parte de la base de que existen 350.000 planta-das, hacen falta para el cuatrienio 650.000 hectáreas para cumplir la meta. En los tres años restantes, partiendo de la base de una planificación eficiente para potenciar la capaci-dad de cosecha de semillas, el país tendría la posibilicapaci-dad de reforestar realmente una superficie cercana a unas 150.000 hectáreas, sin tener en cuenta la capacidad clonal de las em-presas que, en este momento, es muy corta.

Si realmente Colombia quiere cumplir la meta establecida, es necesario que los sectores privado y estatal piensen seriamen-te en invertir esfuerzos y recursos en fuenseriamen-tes semilleras, en infraestructura de propagación e investigación; que el ICA se fortalezca para agilizar los trámites que permitan contar con materiales importados, y revise si los requerimientos que hay

Fe de errata

En nuestra edición anterior, en el artículo “Pino caribe, el multipropósito fuerte en su género”, se hizo referencia a que el proyecto Gaviotas se inició con la Universidad de los Andes y el Centro Las Gaviotas; se aclara que el proyecto ha sido impulsado desde su inicio autónomamente por el Centro Las Gaviotas, fundación privada sin ánimo de lucro, aunque en su desarrollo han participado varias universidades nacionales y extranjeras, así como otras entidades oficiales y privadas.

que surtir son pertinentes y están verdaderamente relaciona-dos con el tema fitosanitario para facilitar el trámite. Otro pun-to es que se aumenten los presupuespun-tos para la reforestación, especialmente del CIF, proyectando el negocio desde el punto de vista del Estado como es, como una inversión para reco-gerla a futuro vía impuestos, generación de empleo y divisas, como ya lo han demostrado solventemente nuestros vecinos. A mediano plazo, si se desarrollan eficazmente los puntos anteriormente planteados, las cifras pueden incrementar-se significativamente, y sólo en eincrementar-se caso incrementar-se puede presu-mir que la semilla no sería un cuello de botella para cum-plir una meta ambiciosa de reforestación.

Fuente

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :