Resumen “La revolución en las ideas: la generación romántica de 1837 en la cultura y en la política argentinas”

14  11  Descargar (0)

Texto completo

(1)

Orígenes Orígenes

Los miembros de la primera generación romántica

Los miembros de la primera generación romántica fueron un producto de lasfueron un producto de las condiciones imperantes en el Río de la Plata

condiciones imperantes en el Río de la Plata en los años inmediatamente posteriores aen los años inmediatamente posteriores a la Revolución de Mayo

la Revolución de Mayo

A) Habían hallado un espacio cultural en gran medida «vacío! A) Habían hallado un espacio cultural en gran medida «vacío!

• "n abierto contraste con la situación cultural de otras regiones del antiguo"n abierto contraste con la situación cultural de otras regiones del antiguo

imperio español# como M$%ico# &er'# o aun (hile# el desarrollo intelectual y imperio español# como M$%ico# &er'# o aun (hile# el desarrollo intelectual y artístico de las provincias ahora agrupadas en la nueva rep'blica rioplatense artístico de las provincias ahora agrupadas en la nueva rep'blica rioplatense había sido casi nulo!

había sido casi nulo!

• Los grandes monumentos de una cultura barroca# católica y castia estabanLos grandes monumentos de una cultura barroca# católica y castia estaban

ausentes del territorio y la continuidad de la 'nica tradición la (ompañía de ausentes del territorio y la continuidad de la 'nica tradición la (ompañía de *es's+ había sido bruscamente interrumpida antes de la creación del ,irreinato! *es's+ había sido bruscamente interrumpida antes de la creación del ,irreinato!

• "n M$%ico o en (hile el peso de una tradición intelectual de -uerte raigambre"n M$%ico o en (hile el peso de una tradición intelectual de -uerte raigambre

católica amortiguaba la incorporación de nuevas prácticas y creencias culturales# católica amortiguaba la incorporación de nuevas prácticas y creencias culturales# en la Argentina la primera constatación de la nueva generación romántica -ue en la Argentina la primera constatación de la nueva generación romántica -ue .ue esa tradición no e%istía a nivel local

.ue esa tradición no e%istía a nivel local

• el prestigio local de la /lustración era menor el prestigio local de la /lustración era menor  •

• "l 'nico momento histórico .ue representaba una vida intelectual era el de la"l 'nico momento histórico .ue representaba una vida intelectual era el de la

generación inmediatamente anterior# enrolada en la e%periencia rivadaviana de generación inmediatamente anterior# enrolada en la e%periencia rivadaviana de los años 0123!

los años 0123!

4) &udieron combinar en el transcurso de la primera parte de su carrera los bene-icios 4) &udieron combinar en el transcurso de la primera parte de su carrera los bene-icios de un

de un Estado «institucionalizadorEstado «institucionalizador con a.uellos de con a.uellos de un Estadoun Estado

«desinstitucionalizador» ya que su propia formación intelectual era en gran «desinstitucionalizador» ya que su propia formación intelectual era en gran medida el producto de las reformas educativas promovidas por los gobiernos medida el producto de las reformas educativas promovidas por los gobiernos rivadavianos, mientras que su posibilidad de rpido ascenso en el medio cultural rivadavianos, mientras que su posibilidad de rpido ascenso en el medio cultural local derivaba de la ausencia de esas mismas instituciones !desmanteladas o local derivaba de la ausencia de esas mismas instituciones !desmanteladas o desactivadas por el r"gimen rosista! que pudieron #aber servido para frenar su desactivadas por el r"gimen rosista! que pudieron #aber servido para frenar su avance al oponerles situaciones consolidadas de poder acad"mico

avance al oponerles situaciones consolidadas de poder acad"mico

• "l "stado «institucionaliador era a.uel de las re-ormas rivadavianas#"l "stado «institucionaliador era a.uel de las re-ormas rivadavianas#

inspiradas en las doctrinas de la /lustración tardía y en la práctica de un "stado inspiradas en las doctrinas de la /lustración tardía y en la práctica de un "stado con-iado en su capacidad y en su derecho de incidir sobre todas las -acetas de la con-iado en su capacidad y en su derecho de incidir sobre todas las -acetas de la vida social!

vida social!

• La generación romántica se gestó en el seno de las instituciones educativasLa generación romántica se gestó en el seno de las instituciones educativas

rivadavianas# en el (olegio de (iencias Morales 50126+0163) primero# y en la rivadavianas# en el (olegio de (iencias Morales 50126+0163) primero# y en la

(2)

7niversidad de 4uenos Aires despu$s! 8odos compartieron una misma e%periencia cultural y venían de di-erentes provincias!

$arcas de la formación recibida%

&' Los egresados del (olegio y de la 7niversidad rivadavianas representaron la primera mani-estación de una elite intelectual para la cual su pertenencia a una nación argentina era tan importante como su pertenencia a un entorno provincial! Esa e(periencia le imprimió a la nueva generación un carcter nacional, ya que una porción

importante de los alumnos eran becarios provenientes de las provincias del interior)

*' La e%periencia educativa estuvo -uertemente marcada por las tendencias secularizadoras del r"gimen rivadaviano# .ue harían de ella no sólo una elite «nacional# sino tambi$n una elite cultural de procedencia y de con-iguración social laicas! Los escritores del movimiento de 0169 se constituyeron merced al proyecto  pedagógico rivadaviano la primera promoción de intelectuales rioplatenses cuya

identidad originaria no guardaba ning'n lao -ormal con las instituciones o las creencias de la religión católica!

"se desplaamiento seculariador tuvo dos mani-estaciones principales: en el orden de lo social y en el orden de las ideas:

• En el orden de las ideas: La trans-ormación operada en la -orma de concebir el

lugar de la /glesia y la religión en la sociedad constituyó el necesario punto de arran.ue de los escritores de 0169! La porpuesta rivadaviana reivindicaba el  papel -undamental de los procesos políticos y sociales «seculares# relegando

todo a.uello relacionado con las creencias y las prácticas religiosas a un mero compartimiento menor de la vida colectiva# pero no por ello llegaba a constituir al «catolicismo +entendido en t$rminos globales+ en enemigo absoluto a ser sometido desde el "stado 5como la generación del 13 lo va a ver)!

• En el orden social% el impacto de la -ormación rivadaviana sobre la primera

generación romántica constituyó un hito en la historia de los escritores y

 publicistas argentinos! "l hecho de recibir su educación en un establecimiento del "stado# .ue por su organiación tanto como por su ideología rectora estaba netamente deslindado de cual.uier relación orgánica con la religión o-icial# #izo de esta generación intelectual la primera que pudo concebir su lugar en la sociedad y en la cultura en t"rminos «modernos», en vez de #acerlo en los t"rminos #eredados del +ntiguo R"gimen)

a figura social del intelectual% "n la Argentina la instancia -undamental# la ruptura conceptual .ue instaura la -igura social del «intelectual# se sit-a en el momento de emergencia de la .ueva /eneración romntica! "l proceso -ue comple;o y no se completaría hasta las primeras d$cadas del siglo <<

(3)

• "n t$rminos de su autonomía -rente a los poderes constituidos de una sociedad

como el "stado# la /glesia# las corporaciones y clases tradicionales!

• "n reemplao del «letrado colonial o del «clerc de la tradición medieval# cuyo

 papel social estaba determinado por la e%igencia constitutiva de servir al orden  político establecido y de de-ender y propagar las «verdades reveladas de la -e

0' La permanencia de una parte del programa ilustrado en el pensamiento romántico argentino# aun al precio de cierta radical contradicción interna!

2«3lustración de los fines, #istoricismo de los medios»2 4prof) +lberini, &506, sobre el pensamiento de 7uan 8 7usto'

Motivos:

• "l n'cleo del currículum escolar rivadaviano estaba compuesto de las

 principales corrientes intelectuales pertenecientes al movimiento de la /lustración del siglo <,/// y principios del </<!

• "l clima intelectual de la $poca permeaba el ambiente escolar# y los postulados

del liberalismo# penetraron los recintos acad$micos en las ho;as de los diarios y  pan-letos .ue en 0123 y 0163 discutían apasionadamente las cuestiones

constitucionales y políticas .ue agitaban la región!

¿En qué habría consistido, sin embargo, esa actitud ilustrada en el interior del romanticismo local?

• "n una aceptación de un es.uema de valores universales cuya realiación debía

constituir una meta: el progreso económico# social# cultural y político

• La instauración de patrones de racionalidad en el con;unto de la sociedad#

mediante una e-ica acción del "stado sobre el cuerpo social y sus integrantes

• 7na creencia en la capacidad de la voluntad política para torcer el curso de los

hechos +creencia .ue representaría una contradicción directa al postulado central del historicismo# seg'n el cual los procesos históricos debían producirse

siguiendo leyes inmanentes# providenciales o naturales# al margen de los deseos humanos!

"s este contraste tan claro entre elementos ilustrados y románticos el .ue no parece estar  comprobado por la evidencia histórica!

=i bien una impronta >ilustrada? los acompañó pero la relación entre tópicos, creencias y actitudes ilustradas y romnticas fue a la vez ms densa y ms

(4)

suponer! 9ensa, porque los componentes ilustrados y romnticos en el pensamiento de la /eneración del 01 no e(istieron aislados)

:onsideraciones%

• "l baga;e cultural ad.uirido por la generación romántica en las escuelas

rivadavianas la legitimó como elite intelectual aun antes de .ue ella cristaliara su per-il ideológico en un movimiento político+literario de contornos precisos! =armiento# su e%clusión!

• Los e-ectos positivos .ue para la nueva generación tuvo esa legitimación

cultural se prolongaron en los primeros años de la etapa rosista# pro-undiándose en parte por e-ecto de la dispersión intelectual producida entonces# y en mayor medida por la ausencia de instituciones con capacidad de consolidar el carácter o-icial de una corriente ideológica o est$tica!

• La 7niversidad rivadaviana había sido reducida al estado de un -antasma por la

 política de relegación seguida por Rosas# y donde no e%istían tampoco otros canales institucionales alternativos para la legitimación de los prestigios intelectuales!

• la Argentina de &edro de Angelis distaba mucho de ser el (hile de Andr$s 4ello • La supremacía de &edro de Angelis y de los demás miembros de la anterior

carnada intelectual debió e;ercerse por la vía del debate p'blico y principalmente  por las discusiones desarrolladas en la prensa!

• (uando -inalmente «triun-a la vie;a guardia sobre la nueva corriente# no lo hará

en el plano intelectual# sino en el de la política -acciosa: el apoyo in-ormal otorgado por Rosas a &edro de Angelis y a otros publicistas de la vie;a

generación operará como instancia decisiva para la e%pulsión de los románticos de la arena p'blica y del país!

(ríticas a los análisis dedicados a la @eneración del 69:

Han en-atiado las -uertes oposiciones .ue ella debió en-rentar para con.uistar la hegemonía intelectual! resultan más llamativas la velocidad con .ue se naturalió la nueva corriente romántica en el ambiente porteño# y la -acilidad con .ue -iguras muy  ;óvenes pudieron constituirse en acreedoras de cierto prestigio# .ue la tenacidad de la

oposición intelectual dirigida contra el nuevo movimiento por la mayoría de los escritores p'blicos del rosismo!

i-erencias con los relatos heroicos de los orígenes del romanticismo en la mayoría de los países europeos: europeos suelen en-atiar los largos años de lucha ba;o condiciones adversas .ue -ueron necesarios para .ue triun-ara la nueva sensibilidad# en la Argentina $sta parece haberse impuesto casi sin di-icultad!

(5)

La ausencia de mecanismos institucionales e-icaces en el espacio de la cultura: la prensa era un arma de doble -ilo# ya .ue si podía colaborar en la deslegitimación del nuevo movimiento# podía tambi$n ser usada por $ste para socavar la posición de sus enemigos! &or esta raón# aun.ue los románticos pudieron eventualmente ser vencidos por medio de una represión política e;ercida desde el "stado# en el orden intelectual ellos lograron consolidar muy velomente su igualdad «de m$ritos -rente a los miembros de la

generación anterior! e esta manera# "cheverría# Alberdi y @uti$rre pudieron convertirse por un breve lapso# ante la opinión p'blica porteña de los años 0163# en re-erentes intelectuales alternativos a la «inteligencia ya consagrada +e Angelis# ,icente Lópe y &lanes+ o +e%clusivamente en el plano est$tico y el privado+ el emigrado unitario *uan (ru ,arela!

a #istoria del movimiento cultural

=e divide en cinco etapas!

0) La organiación del movimiento: entre 0163 y 0161+6B! &ublican sus primeros

ensayos intelectuales# se organian en un movimiento de per-iles relativamente nítidos# y de-inen# en los periódicos .ue redactan hacia el -inal de esos años# un temario de  problemáticas centrales y un «programa intelectual!

Resumen% La primera etapa argentina del movimiento romántico +.ue coincidió en t$rminos generales con la d$cada de 0163+ terminaba así con un proyecto de mayor

institucionaliación .ue# para en-rentar la clausura del espacio bonaerense e-ectuada por  Rosas# buscaría e%pandirse hacia el con;unto del territorio argentino

+«nacionaliándose de esa manera+ y hacia las rep'blicas limítro-es# (hile y 7ruguay! C Da habían llegado lecturas de los románticos

"l romanticismo irrumpió en la Argentina de la mano de "steban "cheverría en una -echa muy precisa# 0163# cuando dio a conocer sus primeras producciones po$ticas en la  prensa porteña!

esde los 'ltimos años de la política rivadaviana# publicaciones y noticias de las nuevas tendencias literarias# -ilosó-icas y culturales# habían estado entrando a 4uenos Aires# "cheverría encontraría un espacio de re-erencias simbólicas diseñado de antemano por las e%pectativas de un p'blico lector .ue se venía -ormando desde por lo menos un lustro atrás!

"cheverria &ublica Los consuelos 56E) y Las rimas 569) muy buena acogida!

C =alón Literario! Funcionó algunos meses del 69! &rácticas de sociabilidad literaria .ue se suponían condición necesaria para una cultura moderna! "l centro: "cheverría# Alberdi y *uan María @uti$rre

"sa corriente literaria y generacional alcanaría su primera instancia de cohesión grupal -ormal en el «=alón Literario# institución patrocinada por el librero Marcos =astre# aun.ue $ste pertenece a la generación anterior! =ólo -uncionaría durante algunos meses

(6)

de 0169# reconocía un importante antecedente local en la «=ociedad Literaria -undada  por Rivadavia en 0122! i-erencia: emergía del marco de una asociación surgida de la  propia sociedad# iniciativa autónoma de la elite intelectual porteña# y no de una

intervención especí-ica del "stado!

"l concepto original del «=alón ideado por =astre no era ni ;uvenilista# ni

especí-icamente generacionalG entre los asistentes regulares en un comieno muchas -iguras r de la generación anterior como &edro de Angelis y ,icente Lópe y &lanes! Fue el ale;amiento de estos 'ltimos# y el desagrado mani-estado por ellos ante una actitud de los más ;óvenes .ue sólo podían interpretar en t$rminos de soberbia y de desconocimiento a.uello .ue marcaría la ruptura

C La «Asociación de la *oven Argentina: La con-luencia de la ruptura romántica con una ruptura generacional: la trans-ormación del «=alón Literario en la primera organiación -ormal de la nueva corriente intelectual! (reación de una sociedad

 político+literaria cuyo propósito era el uni-icar a toda la «;uventud argentina +es decir a la «ueva @eneración+ en un movimiento dedicado a la regeneración social# cultural y  política de la nación argentina!

 principal entre la vie;a y la «ueva @eneración# y entre $sta y el r$gimen rosista con .ue los primeros se identi-icaban!

C Fue a trav$s de esta «Asociación y de los periódicos editados por sus miembros +en especial "l /niciador 50161+016B)+ .ue la corriente romántica porteña logró en un inicio e%pandir su radio de in-luencia!

Las «&alabras simbólicas# el «*uramento de la asociación y el ogma =ocialista en su  primera recensión de 016B# redactadas por "cheverría y Alberdi# se convertirían en un

lao e-ica de unión entre los miembros de la corriente romántica# .ue se verían obligados +uno tras otro+ a emprender el duro camino del e%ilio!

C "l e%ilio: Manuel *os$ Iuiroga Rosas vuelve a =an *uan y suma a =armiento a la corriente# antes de .ue parta a (hile! "n 8ucumán# el condiscípulo de Alberdi y -uturo «mártir de la lucha antirrosista# Marco Avellaneda# se dedicó en compañía de 4en;amín ,illa-añe a e%pandir la nueva corriente# mientras .ue en 7ruguay +principal sede de la  primera emigración romántica# entonces convulsionado por la guerra civil entre Manuel

Jribe y Fructuoso Rivera+ Andr$s Lamas y los argentinos Miguel (añ$# padre# *os$ Mármol y 4artolom$ Mitre +.ue en 016B acababa de cumplir dieciocho años+ se incorporaban tambi$n al movimiento!

C el es-uero hecho en el plano intelectual y literario por di-erenciarse de todas las corrientes anteriores se había e%tendido tambi$n al plano político# uniendo en una

misma recusación a «Federales y «7nitarios! espu$s se suavio por.ue los 7nitarios eran tb enemigos de Rosas! Jportunismo! Antes tambi$n Alberdi había ;usti-icado su acercamiento en-ático a Rosas sobre la base de argumentos atentos a la coyuntura: el  pragmatismo dictaba .ue si el de Rosas era el 'nico r$gimen posible para la coyuntura#

era legítimo colaborar con $l mientras se aguardaba el advenimiento de una etapa superior de la historia

(7)

2) El romanticismo convertido en facción política% entre 0161+6B y 01E2+EE! "sta segunda etapa tiene su origen en las condiciones política del Río de la &lata de entonces: la del «romanticismo revolucionario# integrado ahora en su totalidad por e%iliados# y concentrado casi e%clusivamente en el propósito de derrocar al r$gimen rosista! Articula en consecuencia un discurso p'blico signado por la violencia de su lengua;e y por la supeditación de toda otra consideración intelectual a las necesidades de la lucha en curso# y abraa una postura ideológica .ue sólo puede denominarse como «guerra de e%terminio!

• La acción política absorberá progresivamente las energías de los emigrados

románticos#

• y su propia identidad colectiva tenderá a diluirse en la de los unitarios# de mayor

 presencia y organiación en el teatro montevideano!

• Alberdi# secundado por *uan María @uti$rre# se convertirá en el principal gestor 

 político del movimiento# desplaando a "cheverría!

Los años de hegemonía alberdiana serán los de la aventura política# e%presada en dos decisiones osadas:

• el apoyo a la intervención -rancesa

• y la aliana entre románticos# unitarios# y -ederales «disidentes ba;o el

liderago militar de Lavalle!

• de la política -acciosa llevaba a disolver los -ueros del pensamiento en la

necesidad implacable y urgente de la acción 5acercamiento entre @uti$rre y *os$ Rivera /ndarte# un periodista y poeta .ue a pesar de su amistad con 4artolom$ Mitre# nunca -ue considerado por los otros románticos como una -igura respetable)

• impusieron el desaliento y -inalmente la retirada de la política activa de una

 porción importante de la elite romántica

6) 01E2+EE hasta 01K2+KE! =e escriben las obras mas importantes: Facundo, Recuerdos de provincia y Las bases. (ierta identidad com'n# a pesar de la dispersión geográ-ica de sus miembros# mientras .ue al concentrarse sucesivamente la mayor parte de los

románticos argentinos en (hile# las condiciones imperantes en ese país promoverán un desplaamiento hacia posiciones menos e%tremas .ue las del lustro anterior# y

 permitirán una renovada concentración en los debates y empresas intelectuales

asociados con el programa romántico! Al amparo de ese relativo amortiguamiento de las  peores consecuencias de la política -acciosa -ueron redactadas entonces varias de las

(8)

E y K) Las 'ltimas etapas re-ieren al romanticismo más .ue a la «@eneración del 69# ya .ue en los primeros años .ue siguieron a la caída de Rosas# ese grupo intelectual +cuya unidad ya estaba muy erosionada+ se disolvió enteramente en la política de -acciones del momento! 7r.uia o los «liberales# 4uenos Aires o la (on-ederación Argentina#

mitrismo o alsinismo# probelicistas y antibelicistas# autonomistas o te;edoristas# etc! &aradó;icamente# la «@eneración del 69 se disolvía como corriente orgánica en el mismo instante en .ue el sistema literario y de ideas promovido por ella con.uistaba una hegemonía indiscutida en todos los ámbitos de la cultura argentina!

&ese a las -uertes rivalidades entre las dos generaciones románticas# con la segunda generación romántica 5surgida entre 01EK y 01K2)# su con-luencia luego de 01K2 no había instigado a ning'n cuestionamiento de -ondo del ideario general ni de la visión del mundo de los escritores del 69! La aparición de los «dandys del 13# en cambio#

instauró una ruptura pro-unda con la sensibilidad y con los valores intelectuales y est$ticos de la hegemonía romántica!

E(ilio% $ontevideo y :#ile

En $ontevideo%Los escritores y publicistas .ue optaron por permanecer en

Montevideo -ueron absorbidos por el medio político y periodístico local# perdiendo gradualmente las características ideológicas distintivas .ue antes los habían separado de sus aliados unitarios# -ederales y colorados! =e abocaron al periodismo

os e%cepciones: *os$ Marmol y Mitre

• Marmol: eligió permanecer durante la mayor parte de su e%ilio en Montevideo!

incrementando su presencia en las discusiones p'blicas a medida .ue los otros románticos abandonaban la lucha# y si la calidad est$tica e intelectual de su obra es despare;a y en muchos casos in-erior a la de los escritores del /niciador y del  acional

• Mitre: Activo en política# como sus amigos el asesinado Rivera /ndarte y Andr$s

Lamas# participaría con este 'ltimo en la e%periencia semiparlamentaria de la «=ociedad acional en 01E9!

• ,icente Fidel Lópe: (uando la mayoría de sus compañeros de -ilas se dirigían

hacia (hile como el país más habitable de la región# o aceptaban resignadamente la perpetuidad de la dictadura rosista y volvían en silencio a 4uenos Aires# $l  pasaba de (hile a Montevideo# donde a partir de 01E9 conocería un relativo

$%ito en el -oro local# como de-ensor de pobres y menores# y como e%perto  ;urisperito +aleccionado por su padre y por los amigos de su padre# es decir# por

el &residente del 8ribunal =upremo de 4uenos Aires y por algunos de los  principales abogados de la Argentina+!

• "cheverria: "cheverría# en cambio# vivió su e%ilio oriental como un progresivo

descenso a la marginalidad y la insigni-icancia! (asi enteramente ausente de los debates p'blicos desde 016B# con-inado a su re-ugio de (olonia y encerrado en su en-ermedad# buscaría intervenir más activamente como educador en 01EE +cuando el gobierno de Montevideo lo comisionó# a instancias de sus amigos argentinos# para .ue redactara un manual escolar+ y en 01E como líder de la «Asociación de la *oven @eneración Argentina 5ahora rebautiada como

(9)

«Asociación de Mayo)! "n esos años veía cómo a o;os de muchos el título honorí-ico de principal poeta argentino le era arrebatado por *os$ Mármol# y discernía oscuramente .ue la entidad político+ideológica inventada por $l parecía haber de;ado de e%istir! &or ese motivo# a la ve .ue emprendía una campaña entre sus amigos para recuperar su prestigio po$tico con «"l ángel caído# decidió reimprimir el ogma socialista# con algunos leves reto.ues y

acompañado ahora de la «J;eada retrospectiva .ue buscaba dotar de un nuevo sentido a a.uellos eventos y creencias .ue tan rápido habían enve;ecido! La indi-erencia y la sorna con .ue esa propuesta -uera recibida

• Alberdi y @uti$rre abandonaron Montevideo para visitar "uropa# desde donde

volverían a =udam$rica# pero esta ve al país .ue desde los años 0163 se había convertido en el re-ugio más seguro de los e%iliados de las provincias del interior argentino: (hile! Al llegar a esa rep'blica en 01EE encontraron una nutrida comunidad argentina# integrada por antiguos próceres de la

/ndependencia como el general *uan @regorio de Las Heras# emigrados políticos de todas las provincias argentinas

• =armiento: La -igura más visible de a.uella emigración era omingo Faustino

=armiento# .uien había avanado desde su original colocación distante y marginal respecto de los líderes de la «Asociación de la *oven @eneración Argentina para convertirse en un persona;e de cuya importancia nadie dudaba ya! Amigo del líder del incipiente partido liberal chileno# *os$ ,ictorino

Lastarria# y seguidor de Manuel Montt# el líder de una de las más importantes -acciones «peluconas +en vías de trans-ormarse en partido conservador por obra de la «-usión Montt+,aras+# =armiento ocupó la misma posición de «enlace entre los emigrados románticos y la elite política local .ue Andr$s Lamas en 7ruguay! =in embargo# si =armiento había logrado convertirse# desde su e%ilio de-initivo en 01E0# en uno de los argentinos más e%itosos en el país trasandino# ello había sido 'nicamente a -uera de una lucha incesante contra enemigos .ue eran siempre más! "n consecuencia# la protección .ue podía brindar a sus

compatriotas podía resultar muchas veces más dañina .ue ben$-ica# como lo descubriría a su pesar ,icente Fidel Lópe luego de su arribo a (hile en 01E2! En c#ile

A lo largo de la d$cada de 01E3# la mayoría de los principales escritores románticos iría concentrándose en =antiago y ,alparaíso: a =armiento# Alberdi# @uti$rre y Lópe se sumarían eventualmente F$li% Frías 5por temporadas cortas)# 4artolom$ Mitre# y

algunos otros! 7no de los primeros en llegar# Manuel *os$ Iuiroga Rosas +autotitulado líder de la «(aravana &rogresista+ hallaría un destino romántico en su temprana muerte  por causa de una pulmonía# evocada por ,icente Fidel Lópe en una carta plena de  patetismo y citas apropiadas!

"n (hile# las condiciones imperantes contribuyeron a re-orar y a consolidar la retirada de la lucha -acciosa comenada en Montevideo# ya .ue la característica más destacada del medio era su alto grado de institucionaliación! &or poseer una vida institucional tan consolidada# los argentinos no encontraron ninguna brecha por donde inmiscuirse en la  política local# como sí lo habían hecho en 7ruguay! e esta -orma# los escritores

románticos se vieron -orosamente «recluidos# por así decirlo# en un espacio de

 producción intelectual completamente aislado de las presiones de la política -acciosa! "l "stado chileno les o-reció un ambiente de pa y algunos medios materiales para

(10)

 proseguir con sus investigaciones y con su escritura# pero a cambio de ello les vedó el camino de la política práctica +la 'nica e%cepción a esa regla -ue =armiento+! "n tanto  periodistas# =armiento# Alberdi# Lópe o @uti$rre pudieron escribir sobre política

chilena siempre y cuando lo hicieran dentro de un marco .ue puede de-inirse a grandes rasgos como «o-icialista!

3mpacto en su escritura% "n cierto sentido# puede decirse .ue este aspecto de la vida de los emigrados en (hile determinó su «pro-esionaliación como periodistas# .ue se re-le;aba en el per-eccionamiento de la destrea t$cnica de su escritura +puesta muchas veces al servicio de causas .ue apenas podían considerar suyas+G en la adopción de un estilo «editorialista# más pausado# olímpico .uiás# y puri-icado de e%cesos pasionalesG y en la «despolitiación de su discurso p'blico no re-erido a la política argentina!

3mpacto en su rol de intelectuales%

• =u sentimiento de pertenencia a una elite intelectual +no ya 'nicamente a escala

argentina# sino a escala continental+ se vio re-orada por los pro-undos des-asa;es .ue e%istían entre el estilo cultural chileno y el de los emigrados argentinos! Mientras .ue en (hile la cultura intelectual seguía -uertemente apegada a modos y estilos «tradicionales!

• "n (hile catolicismo# los argentinos poseían una e%periencia cultural marcada

 por la seculariación! "sa marca se mani-estaba en sus pre-erencias con respecto a toda la gama de o-ertas culturales# desde la novela hasta la m'sica# pasando  por las artes plásticas y la -iloso-ía! &or añadidura# en un ambiente más

autosu-iciente +o más «provinciano+ .ue el porteño# la modernidad y la

amplitud de las lecturas reales o imaginarias .ue podían invocar los argentinos operaba tambi$n como -actor de di-erenciación!

• "sta condición de «modernos inspiró la política del "stado chileno hacia ellosG

$ste percibió en los escritores una elite «tecnocrática per-ecta# desvinculada por  su e%tran;ería de los con-lictos políticos internos# y dotada de recursos t$cnicos en una cantidad de áreas .ue podían ser de gran utilidad para su propio proyecto moderniador!

• los emigrados románticos# amparados y utiliados por el "stado# se

constituyeron en un vehículo de la moderniación cultural chilena! "se papel de «moderniadores tambi$n lo e;ercieron en el espacio más e%puesto de la

discusión p'blica +endeble y poco desarrollado a'n+# donde las novedades literarias .ue aportaban# su -orma de argumentación y aun cierto estilo nuevo +signado por el desparpa;o

• a emergencia de un sentimiento de nacionalidad% Finalmente# en (hile

alcanó plena madure un proceso .ue se venía gestando desde los comienos del e%ilio de los románticos: la emergencia de un sentimiento de nacionalidad cuya re-erencia principal era «la nación argentina en lugar de una identidad americana o hispanoamericana# de aceptación ampliamente generaliada y acrítica hasta entonces! La corriente romántica argentina había proclamado desde sus inicios la importancia de e;ercer una -unción intelectual volcada hacia el estudio de lo propio +de «lo nuestro+ .ue sin renunciar a la necesaria tutela intelectual europea debía de todas -ormas tomar como elemento primordial de su

(11)

 propia e%periencia la pertenencia a una cultura americana! "n este sentido# a  pesar de .ue animaría al gobierno -ranc$s a .ue interviniera como portador de

civiliación en el medio «bárbaro americano# aceptaba implícitamente la -igura dotada de sentido «geopolítico por Rosas en su proclamado «=istema Americano: la identidad primordial .ue debía e%presar la ueva @eneración era la americana# aun.ue en la permanente oscilación .ue en sus escritos mani-estaba entre este

'ltimo vocablo y otros a-ines como «argentino# «porteño o «rioplatense delataba la imprecisión de su re-erencia

Los escritores del romanticismo argentino ad.uirieron una idea clara de la re-erencia nacional .ue proponían colocar en el centro de su programa intelectual reci$n como consecuencia de su e%periencia cultural chilena! Los saldos de esa e%periencia no se limitaron# sin embargo# 'nicamente a su contribución a la cristaliación de una

conciencia nacional argentina! 8ambi$n o-reció a los pensadores románticos un modelo de rep'blica y un modelo de sociedad# los cuales en el conte%to de la indeterminación constitucional .ue aun imperaba en Argentina# supieron calar hondo en el pensamiento de la «provincia -lotante argentina!

a construcción de un nuevo universo intelectual% las ideas de la

«.ueva /eneración» entre Ec#everría y ;armiento)

i-erencias con el romanticismo europeo:

abarcó una estructura de e%periencia no tan completa como la de los escritores europeos y menos pro-undamente sentida! "llo es así no sólo por los aares de la selección ni por la pobrea del medio intelectual local# sin las condiciones determinantes de ese medio .ue hallaban e%presión en disposiciones de sentimiento# en patrones de sensibilidad# en una organiación de la percepción intelectual distinta a la .ue había producido los romanticismos europeos# y .ue pueden resumirse en el hecho de la revolución! sus

contenidos ideológicos y est$ticos e%perimentaron una trans-ormación a veces pro-unda# a veces sutil# en sus signi-icados# por e-ecto del tami .ue oponía la organiación

cultural predominante! La sociedad rioplatense era una sociedad republicana# producto de una revolución política .ue había modi-icado los principios de legitimidad sobre los .ue reposaba el orden político y social local# mientras .ue la mayoría de los

romanticismos europeos# en su origen# eran e%presión de una sensibilidad de Antiguo R$gimen# articulada deliberadamente en oposición a la revolución y a la rep'blica!

<riple tamiz% Espa=a, >rancia y la rep-blica revolucionaria eran las tres estaciones que debían atravesar los romanticismos europeos antes de naturalizarse en el Río de la Plata, como forma de pensamiento autóctona)

• la cultura española heredada de los largos años de vida colonial no podía sino

(12)

tambi$n sociales+ .ue determinaba los límites posibles de la selección hecha en los romanticismos europeosG

• la permanente utiliación de Francia como periscopio para mirar las demás

culturas europeas implicaba .ue la selección e-ectuada por los argentinos debía necesariamente hacerse sobre otra ya preparada por la sensibilidad# por el gusto#  por el buen tono -ranceses! "spaña# Francia y la rep'blica revolucionaria eran las

tres estaciones .ue debían atravesar los romanticismos europeos antes de naturaliarse en el Río de la &lata# como -orma de pensamiento autóctona!

• La -iloso-ía alemana hoy denominada por algunos «romántica# cuyos mayores

representantes eran los idealistas Fichte# =chelling y Hegel# no tuvo ninguna  presencia real en el pensamiento «ueva @eneración Argentina# como tampoco

la tuvieron la -ilología ni el -ollore de esa misma procedencia +encarnada en las obras de los hermanos =chlegel y de los hermanos @rimm# respectivamente!

El canon romntico argentino%

-ue en este sentido enteramente -ranc$s

Lord 4yron y ,ictor Hugo# seguidos por una pl$yade de escritores menores# de entre los cuales Mariano *os$ de Larra merecería especial consideración por representar una  posibilidad concreta de radicación en suelo español +y por e%tensión en suelo español

americano+ de la nueva sensibilidad# de la nueva ideología!

"l romanticismo argentino# pese a sus propias y permanentemente declamadas

ambiciones# no -ue un movimiento literario tanto cuanto un movimiento de pensamiento social +entendido este 'ltimo t$rmino en su acepción más amplia+! &or ello# las

 principales -iguras .ue integran el canon romántico rioplatense# el diario de lecturas de casi todos los escritores de este movimiento# -ueron historiadores# -ilóso-os# críticos literarios# re-ormadores políticos y sociales# y ensayistas varios!

"n un principio# el romanticismo argentino se de-inió principalmente por a.uello .ue rechaaba en:

• "n las primeras declaraciones programáticas de "cheverría • en las discusiones entabladas entre «clásicos y «románticosG

• en la abundante producción de artículos periodísticos de re-le%ión literaria#

e esto emergió un temario de recusaciones .ue dio inicio a un camino de elaboración doctrinaria .ue hacia -ines de los años 63 alcanó mayor sistematicidad# sobre todo en los escritos .ue Alberdi y "cheverría publicaron entre 0169 y 016B! "l programa romántico enunciado por Alberdi en su «iscurso en el =alón Literario sobre la oble armonía entre el ob;eto de esta institución# con una e%igencia de nuestro desarrollo

socialG y de esta e%igencia con otra general del espíritu humano 50169) resumía en gran medida los temas y problemáticas .ue ocuparon el centro de re-le%ión de la ueva

@eneración hasta mucho despu$s de (aseros! 8res recusaciones:

(13)

• el neoclasicismo: La nueva escritura romántica debía encarnar un ideal de

originalidad en la producción artística# y por ello la est$tica neoclásica se le  presentaba como inaceptable +ya .ue en-atiaba el valor de la imitación de los

modelos literarios de la antigNedad griega y romana# y por.ue concebía al arte como actividad portadora de una clara -unción social# la de re-orar y e%pandir sus ideales de decoro y moralidad!

• la influencia literaria espa=ola: "n aras de esta e%igencia de originalidad# se

restó toda legitimidad al legado literario español en su con;unto! 8anto la literatura española clásica cuanto a.uella .ue los contemporáneos de la ueva @eneración estaban en proceso de escribir# eran representadas como

 pro-undamente a;enas a la realidad argentina +antit$ticas al espíritu de

nacionalidad+ y además de-icientes desde la perspectiva de los valores est$ticos del romanticismo! *uan María @uti$rre ad.uirió notoriedad como escritor  principalmente debido a su «Lectura ante el =alón Literario# «Fisonomía del

saber español# donde proclamaba la necesidad de .ue los americanos se «emanciparan de las tradiciones peninsulares# cuya nulidad absoluta representaba ba;o la -igura de un «lago monótono y sin pro-undidad!

• y la filosofía «materialista de la generación anterior! los propulsores de la

nueva concepción romántica consideraban .ue la «-iloso-ía de la $poca

rivadaviana era una prolongación de la -iloso-ía «materialista del siglo <,/// .ue debía ser recusada! "l siglo <,/// habría sido el de la -iloso-ía

«materialista o «sensualista# .ue por renunciar deliberadamente a toda consideración de las cosas del espíritu# sólo pudo dar una visión demasiado mecánica# empobrecida# del hombre! &ara algunos de estos escritores# la Revolución Francesa# ;ugada desde la perspectiva conservadora de la Restauración como una catástro-e# era la consecuencia ineluctable de tales concepciones! "n el siglo </<# en cambio# el progreso venía a consistir  ;ustamente en un redescubrimiento de los -ueros del «espíritu# .ue en su

versión más est$tica se presentaba ba;o el aspecto del «idealismo de mucha  poesía romántica# mientras .ue en sus versiones más -ilosó-icas abarcaba desde

el pensamiento social del catolicismo ultramontano hasta la vaga espiritualidad del «"clecticismo de ,ictor (ousin!

"n la Argentina# este tópico -ue repetido ad nauseam por "cheverría# por Alberdi# por @uti$rre# etc!# en casi los mismos t$rminos utiliados por sus modelos europeos! =in embargo# la -unción .ue ad.uirió esta transposición cultural -ue muy especí-ica y distinta de la .ue había e;ercido en Francia y otros  países europeos! &ara muchos de los antiguos alumnos del colegio y de la

universidad rivadavianos# la -iloso-ía .ue ellos habían aprendido +el

«7tilitarismo de 4entham# la «/deología de estutt de 8racy# de (abanis# de ,olney+ representaba una corriente de pensamiento perniciosa no tanto por su oposición e%plícita a una visión teoc$ntrica del mundo 5aun.ue para algunos románticos# como F$li% Frías# $ste era todo el problema) cuanto por su

articulación de una visión calculadora# -ría# o cínica del mundo!

Al desechar esa -iloso-ía «materialista# los románticos argentinos no recusaban la revolución +como sí lo hacían sus ar.uetipos europeos+# sino .ue creían estar deshaci$ndose de uno de los mayores estorbos para su plena realiación: el

(14)

egoísmo cínico de los «utilitarios argentinos! "n su lugar# proponían colocar el /deal# la «creencia social# la generosidad revolucionaria .ue +'nicamente+ podía recuperar el rumbo interrumpido por Rosas!

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...