Hemoptisis: revisión de 70 casos

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

Original

Correspondencia: José A. Ros Lucas Comuneros, 5, 3º A

30003 Murcia E-mail: jarl77@yahoo.es

Fecha de recepción: 4-2-2005 Fecha de aceptación: 17-11-2005

RESUMEN

O

bjetivos: Conocer las características etiológicas de los

pacien-tes ingresados en la sección de Neumología por hemoptisis y su distribución en nuestro medio con relación a otras series.

Métodos: Se realizó un estudio retrospectivo revisando las historias

clí-nicas de los pacientes diagnosticados de hemoptisis en el servicio de neumología del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca, durante el año 2002.

Resultados: Se estudiaron 70 pacientes, de los cuales 15 (21,4%) eran

mujeres, y 55 hombres (78,5%). La edad media fue de 58,7 años. Fu-madores y exfuFu-madores de menos de 10 años constituyeron el 48,6%, exfumadores de más de 10 años 17,14%, no fumadores 35,7%. Los diagnósticos obtenidos fueron: bronquiectasias 24,3%, cáncer de pul-món 20%, infecciones respiratorias 12,8%, criptogenéticas 11,4%, bronquitis crónica 8,5%, TBC activa 7,1%, lesiones residuales por TBC 4,3%; abscesos 2,8%; sobredosificación por dicumarínicos 2,8%, mal-formaciones vasculares 2,8%, aspergiloma 1,4% fibrosis pulmonar 1,4%. Por rangos de edad encontramos diferencias, presentándose co-mo primera causa en pacientes en mayores de 80 años y entre 50-59 años el cáncer de pulmón, entre 60 y 79 años las bronquiectasias y en los menores de 50 las infecciones respiratorias. El cáncer, también su-pone la primera causa en los pacientes fumadores y exfumadores des-de hace menos des-de 10 años. Entre los exfumadores des-de más des-de 10 años destacan las bronquiectasias y en los no fumadores las infeccio-nes respiratorias. En cuanto al diagnóstico la TC es diagnóstica en el 61,1%, la RX tórax en el 44,4% y la broncoscopia en el 11,1%; aun-que localiza el sangrado en hasta el 47,2%.

Conclusiones: La causa más frecuente de hemoptisis en nuestro

me-dio es la secundaria a bronquiectasias, seguidas del cáncer de pulmón y de las infecciones respiratorias.

ABSTRACT

Hemoptysis: a review of 70 cases

O

bjectives: The aim of this review is know the etiology of

he-moptysis in pneumology´s patients and its distribution in ours area compared with others series.

Methods: We have made a restrospective and descriptive study about

the clinical records of patients with diagnosis of hemoptysis in pneumo-logy section from our hospital during the year 2002.

Results: We have studied 70 clinical reports: 15 (21.4%) were women

and 55 men (78.5%). The mean age was 58.7 years. Smoker and ex-smoker of less than 10 years were 48.6%, ex-smoker of more than10 years were 17.14% and non-smoker were 35.7%. The result included the following diagnosis: bronchiectasis 24.3%, lung cancer 20%, respiratory infecctions 12.8%, criptogenic 11.4%, chronic bron-chitis 8.5%, active TBC 7.1%, residual lesions of TBC 4.3% abscess 2.8%, overdosis of anticoagulants 2.8%, vascular malformation 2.8%, aspergilloma 1.4% pulmonary fibrosis 1.4%. For age intervals we found differences: In the intervals 81-90 years and 51-60 years the main cause were lung cancer, between 61-80 years were bronchyec-tasis and <50 years respiratory infecitons. The lung cancer were also the most important cause the hemoptysis among the smokers and ex-smokers of less than 10 years. In non-smokers were the bron-chiectasis.

Conclusion: Bronchiectasis, lung cancer, and respiratory infections

are the most common causes of hemoptysis in our area. In the same way that others series, we have found a important descent of impact of tuberculosis, but not in the bronchiectasis, as in others mediterra-neans countries, where in their series is the main cause of hemopty-sis.

Hemoptisis: revisión de 70 casos

J. A. Ros Lucasa, D. Malia Alvaradob, B. Fernández Suáreza, M. D. Sánchez Caroa, M. Lorenzo Cruza,

F. Sánchez Gascóna

aSERVICIO DENEUMOLOGÍA. HOSPITALUNIVERSITARIOVIRGEN DE LAARRIXACA. MURCIA. bS

ECCIÓN DENEUMOLOGÍA. HOSPITAL“LOSARCOS”. SANTIAGO DE LARIVERA(MURCIA).

(2)

INTRODUCCIÓN

La hemoptisis supone hasta el 15%1de las urgencias en Neumología. Se define como la emisión de sangre provenien-te de la región subglótica, habitualmenprovenien-te por el mecanismo de la tos. En la definición se va a incluir desde el esputo con sangre, hasta la hemoptisis que puede comprometer la vida del paciente, es decir la hemoptisis amenazante.

Puede presentarse de forma súbita, como único signo pa-tológico, o en el contexto de una enfermedad crónica2; pero su importancia radica no solo en el hecho de que puede ser el dato inicial de una enfermedad grave, sino que por si misma puede suponer un peligro para la vida del paciente.

La hemoptisis constituye un signo muy inespecífico2,3; se

han descrito multitud de causas posibles de hemoptisis4,5, y la etiología va a variar en las diferentes series, según la localiza-ción geográfica y la época en la que se ha realizado el estu-dio, así como de las pruebas diagnósticas empleadas (Tabla 1). En un 95% de los casos el sangrado va a proceder de las arterias bronquiales, y por lo tanto de la circulación sistémica, y solo en un 5%, de las arterias pulmonares2,6,7.

MÉTODO

Se realizó un estudio retrospectivo revisando las historias clínicas de 70 pacientes diagnosticados de hemoptisis en el Servicio de Neumología del Hospital Universitario Virgen de

TABLA 1. Causas de hemoptisis

Enfermedades vasculopulmonares Tromboembolismo pulmonar. Hipertensión venosa pulmonar. Insuficiencia cardíaca. Estenosis mitral.

Enfermedad veneoclusiva pulmonar. Enfermedades vasculares. Aneurisma34

Malformaciones y fístulas arteriovenosas. Telangiectasias bronquiales.

Hipertensión pulmonar primaria o secundaria. Endocarditis tricuspídea.

Prótesis vasculares8

Mixoma de aurícula derecha. Fístula aortobronquial9

Neumopatías tóxicas, por inhalación o aspiración Aspiración gástrica o tóxicos10

Inhalación de humos o gases tóxicos. Aspiración de cuerpo extraño11

Causas yatrogénicas Neumopatías por fármacos. Broncoscopio.

Biopsia pulmonar. Catéter de Swan-Ganz. Linfangiografía. Hemoptisis criptogenética Miscelánea

Diátesis hemorrágica. Síndrome Goodpasture. Linfangeoimiomatosis.

Hemosiderosis pulmonar idiopática. Broncolitiasis.

Endometriosis (Hemoptisis catamenial). Uremia.

Coagulación intravascular diseminada. Fístula broncopleural.

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Enfermedades infecciosas o inflamatorias.

Bronquitis aguda. Bronquiectasias.

Neumonía necrotizante o absceso pulmonar. Micosis pulmonar.

TBC activa y lesiones postTBC. Histiocitosis X.

Neumoconiosis. Quiste hidatídico. Parasitosis. Causa tumoral

Carcinoma broncogénico. Adenoma bronquial (T. Carcinoide). Metástasis bronquiales.

Tumor pulmonar primario. Metástasis pulmonares. Enfermedades congénitas

Fibrosis quística. Secuestro pulmonar.

Cardiopatía congénita cianótica16

Vasculisis

Granulomatosis de Wegener. Enfermedad de Bechet. Síndrome de Churo-Strauss. Schölein-Henoch. Patología traqueal

Tumores traqueolaríngeos. Traqueopatía osteocondroplástica. Traumatismos

(3)

la Arrixaca, durante un periodo de un año. Se recogieron los datos referentes a etiología, edad, sexo, hábito tabáquico y métodos diagnósticos empleados.

RESULTADOS

Etiología

Se estudiaron las historias clínicas de 70 pacientes, de los cuales 15 (21,4%) eran mujeres y 55 hombres (78,5%). La edad media global fue de 58,7 años, de 60 en las mujeres y de 56,3 en los hombres. Fumadores y ex-fumadores de menos de 10 años constituyeron el 48,6%, ex-fumadores de más de 10 años 16,7%; no fumadores 34,7%.

En nuestro estudio la primera causa con un 24,3% lo constituyeron las bronquiectasias seguidas del cáncer de pul-món (20%) y de las infecciones respiratorias (12,8%). (Tabla 2).

Según el intervalo de edad analizado encontraremos algu-nas diferencias: Entre 81-90 años y 51-60 años la primera causa la constituye el cáncer de pulmón, entre 61 y 80 años las bronquiectasias y en los menores de 50 las infecciones respiratorias y las malformaciones vasculares (Tabla 3).

Se estudió la diferencia según el hábito tabáquico, distri-buyendo a la población en tres grupos, según fuesen fumado-res activos o exfumadofumado-res desde hace menos de 10 años, ex-fumadores de más de 10 años y en no ex-fumadores. En el primer grupo la primera causa de hemoptisis lo constituyó el cáncer de pulmón, en el segundo grupo las infecciones respi-ratorias y en el tercero las bronquiectasias (Tabla 4).

El cáncer de pulmón supone la segunda causa de hemoptisis

TABLA 2. Etiología de 70 casos de hemoptisis

Etiología Frecuencia

1. Bronquiectasias 17/70 (24,3%)

2. Cáncer de pulmón 14/70 (20%)

3. Infección respiratoria 9/70 (12,8%)

4. Criptogenética 8/70 (11,4%)

5. Bronquitis 6/70 (8,5%)

6. TBC 5/70 (7,1%)

7. Lesiones residuales por TBC 3/70 (4,3%)

8. Absceso pulmonar 2/70 (2,8%)

9. Sobredosis de dicumarínicos 2/70 (2,8%) 10. Malformaciones vasculares 2/70 (2,8%)

11. Aspergiloma 1/70 (1,4%)

12. Fibrosis pulmonar 1/70 (1,4%)

Total N: 70

TABLA 3. Etiología de la hemoptisis por grupos de edad

Rango de Frecuencia Etiología más frecuente edad

> 80 años 6/70(8,5%) 3/6 (50%) Cáncer broncogénico 2/6 (33,3%) Criptogénica 1/6 (16,6%) Infección respiratoria

70-79 años 13/70 (18,6%) 6/13 (46,1%) Bronquiectasias 2/13(15,3%) Cáncer broncogénico 1/13 (7,6%) TBC

1/13 (7,6%) Lesión residual TBC antigua. 1/13 (7,6%) Bronquitis

1/13 (7,6%) Sobredosis de acenocumarol 1/13 (7,6%) Criptogénica

60-69 años 24/70 (34,3%) 7/24 (29,1%) Bronquiectasias 5/24 (20,8%) Cáncer broncogénico 3/24 (12,5%) Bronquitis 3/24 (12,5%) Infección respiratoria 3/25 (12,5%) Criptogénica

1/24 (4,2%) Lesión residual TBC antigua. 1/24 (4,2%) Malformación arteriovenosa

pulmonar

1/24(4,2%) Fibrosis pulmonar idiopática

50-59 años 10/70(14,3%) 3/10 (30%) Cáncer broncogénico 2/10 (20%) Bronquiectasias 1/10 (10%) Bronquitis

1/10 (10%) Infección respiratoria (neu-monía)

1/10 (10%) Sobredosis de acenocumarol 1/10 (10%) Aspergiloma

1/10 (10%) Criptogénica

40-49 años 9/70 (12,8%) 3/9 (33,3%) Infección respiratoria 1/9 (11,1%) Cáncer broncogénico 1/9 (11,1%) Bronquiectasias 1/9 (11,1%) TBC 1/9 (11,1%) Bronquitis 1/9 (11,1%) Absceso pulmonar 1/9 (11,1%) Lesión residual de TBC

an-tigua

30-39 años 2/70 (2,8%) 2/2 (100%) TBC

20-29 años 5/70 (7,1%) 1/5 (20%) Infección respiratoria (bron-coneumonía)

1/5 (20%) TBC

1/5 (20%) Absceso pulmonar 1/5 (20%) Bronquiectasias 1/5 (20%) Criptogenética

(4)

en nuestra serie (19,4% de los casos), con dos picos de edad im-portantes, de los 81-90 años y de los 51 a 60 años. También con mayor incidencia en los fumadores y exfumadores de menos de 10 años. En cuanto a su distribución según su histología, los más frecuentes son los no microcíticos 85,7% y entre ellos el epidermoide 78,5%, con mayor distribución central (Tabla 5).

Antecedentes

El 16,6% presentaba antecedentes de hemoptisis, siendo la bronquitis crónica la principal causa de recidiva; un 50% de los casos presentaban antecedentes de hemoptisis, seguida de las infecciones respiratorias (33,3%) (Tabla 6).

En los pacientes con antecedentes de EPOC, la principal causa de hemoptisis fue el cáncer de pulmón (Tabla 7).

Métodos diagnósticos

En cuanto al diagnóstico la tomografía computadorizada (TC) fue diagnóstica en el 61,1%, siendo siempre la técnica

de elección en el diagnóstico de las bronquiectasias (TC de alta resolución). La RX tórax fue diagnóstica en el 44,4% y la fibrobroncoscopia en el 11,1%, principalmente lesiones de la pared del bronquio u obstrucciones del bronquio (Tabla 8).

Criptogenética

Hoy día es necesario incluir una TC de tórax normal, ya que en casi el 50% de los casos la RX de tórax y la fibrobron-coscopia pueden ser normales4. En nuestro estudio hemos ob-tenido un 11,1% de hemoptisis de causa desconocida.

DISCUSIÓN

La tuberculosis continua siendo la primera causa de he-moptisis a nivel mundial2debido a su alta prevalencia en el tercer mundo3,12,13. En España y en el mundo occidental en

ge-TABLA 4. Etiología de la hemoptisis según hábito tabáquico

Fumadores y 34/70(48,6%) 11/34 (32,4%) Cáncer broncogénico. exfumadores 5/34 (14,7%) Bronquitis

desde hace 4/34 (11,7%) Bronquiectasias <10 años 3/34 (8,8%) TBC

3/34 (8,8%) Criptogénicas 2/34 (5,8%) lesiones residuales TBC 2/34 (5,8%) Infecciones respiratorias 1/34 (2,9%) Sobredosis de dicumarínicos 1/34 (2,9%) Malformaciones AV 1/34 (2,9%) Fibrosis pulmonar 1/34 (2,9%) Absceso pulmonar

Exfumadores 12/70(17,4%) 4/12 (33,3%) Infecciones respiratorias (>10 años) 3/12 (25%) Criptogénicas

2/12 (16,7%) Bronquiectasias 2/12 (16,7%) Cáncer broncogénico 1/12 (8,3%) Bronquitis

No 25/70(35,7%) 11/25 (44%) Bronquiectasias fumadores 3/25(12%) Infección respiratoria

2/25(8%) TBC 2/25(8%) Criptogénica

1/25(4%) Lesiones residuales de TBC 1/25(4%) Cáncer broncogénico 1/25(4%) Absceso de pulmón 1/25(4%) Malformación AV 1/25(4%) Aspergiloma

1/25(4%) Sobredosis de dicumarínicos

TABLA 5. Histología de cáncer causante de hemoptisis

No microcitico 12/14 (85,7%): • Células grandes: 2/14 (14,3%) • Epidermoide: 11/14 (78,5%) • Adenocarcinoma: 1/14 (7,1%)

Microcítico: 2/14 (14,3%)

TABLA 6. Causas de hemoptisis recidivante

Antecedentes % por patología

Hemoptisis 12/70 (17,4%) 3/6 (50%) Bronquitis crónica 3/9 (33,3) Infección respiratoria 1/14 (7,1%) Cáncer broncogénico 3/17 (17,6%) Bronquiectasias 1/8 (12,5%) Criptogénica

TABLA 7. Causas de hemoptisis en enfermos con EPOC

Antecedentes % por patología

EPOC 16/70 (22,8%) 7/14 (50%) Cáncer broncogénico 1/6(16,6%) Bronquitis crónica 2/17(11,7%) Bronquiectasias 3/9 (33,3%) Infección respiratoria 2/8 (25%) Criptogénicas

(5)

neral, a pesar del incremento que tuvo la tuberculosis en la década pasada a consecuencia del VIH14y a la inmigración, ha disminuido debido a los programas de control12,14.

Ya en las series de Johnston y Reisz15(1989) se muestra una importante disminución de la tuberculosis como causa de hemoptisis. En las principales series nacionales17,18consideran que se ha producido una disminución de la incidencia de la tuberculosis y en menor medida de las bronquiectasias2,17,19,20 como causas de hemoptisis, constituyendo la bronquitis cróni-ca y el cróni-carcinoma broncogénico2,17,20-22, las principales causas en el momento actual. Este cambio se ha relacionado tanto a la mejora producida en los tratamientos médicos como al uso de nuevas técnicas diagnósticas2,15,17.

En nuestra serie la principal causa de hemoptisis la han constituido las bronquiectasias (23,6%) seguidas de las neo-plasias (19,4%) y las infecciones respiratorias (12,5%),

que-dando la bronquitis crónica en quinto lugar con una incidencia del 8,3%, muy alejada del resultado de las otras series (Johns-ton y Reisz 37%, Plaza 29%, Haro 19,4%). Las bronquiecta-sias constituyen también la primera causa de hemoptisis en otras series de países mediterráneos, como Hirshberg20en Isra-el (20%) o Fidan14en Turquía (28%). En una serie anterior re-alizada en nuestro hospital durante el año 2000, las bron-quiectasias constituyeron la segunda causa (27,3%) detrás de las bronquitis e infecciones respiratorias que conjuntamente fueron el 30,3%19.

La incidencia de TBC (6,9%), es similar a la serie de Pla-za (7%), algo mayor del 1,7% de la de Haro y 1,4% de Hirsh-berg, pero sí demuestra un importante descenso en relación a series de hace unos 20-30 años, con una incidencia de un 37%23.

Las neoplasias continúan siendo una de las causas más importantes de hemoptisis, entre el 19% y el 28% según la se-rie (Johnston y Reisz 19%, Plaza 28%, Haro 28%) y en el tra-bajo de Haro constituye la primera causa de hemoptisis. Des-de el punto Des-de vista histológico el más frecuente lo constituye el carcinoma epidermoide (en torno al 30-50%), por su locali-zación más central, frente al adenocarcinoma que produce he-moptisis en torno al 7-12%, con una preferencia a localizarse periféricamente.

Hay autores que consideran que la frecuencia de las bron-quiectasias puede estar infradiagnosticada en algunas series por no incluir en el diagnóstico la TC, atribuyendo la causa a la bronquitis crónica24. Johnston y Reisz no utiliza la TC su-poniendo las bronquiectasias un 1%. En los casos en los que la TC se utiliza en todos los pacientes con hemoptisis la inci-dencia es del 25%2, próxima a la alcanzada en nuestro estudio (23,6%). En nuestra serie se usó la TC en los casos de sospe-cha de neoplasia de pulmón o bronquiectasias, al igual que en las series de Haro (14,5%) y Plaza (10%).

La hemoptisis suele presentarse en la séptima década de la vida (muy raro encontrarla en la edad pediátrica16) con ma-yor incidencia en los hombres que mujeres (4:1), y entre fu-madores o exfufu-madores.

En el manejo del paciente con hemoptisis, en primer lugar tenemos que confirmar que el sangrado procede del árbol tra-queobronquial, y posteriormente, en función de la gravedad y la etiología, tratarla21. Para confirmar que la sangre procede del árbol traqueobronquial y no de otra localización: cavidad oral, faringe, fosas nasales, laringe tubo digestivo17,20, es nece-sario una historia clínica detallada y una exploración física exhaustiva. Se debe incluir un examen de la cavidad oral y fo-sas nasales, exploración ORL, descartar una posible pseudo-hemoptisis (infecciones por Serratia marcescens que produce un pigmento rojo, o por el uso de la isoetarina como

bronco-TABLA 8. Procedimiento diagnóstico en 70 casos de hemoptisis

Prueba % % por patología

diagnóstica diagnóstico

RX de tórax - 33/70(47,1%) 8/9(88,8%) Infecciones respiratorias 5/5 (100%) TBC

2/2 (100%) Abscesos

3/3 (100%) Lesiones residuales de TBC 1/1 (100%) Fibrosis pulmonar 9/14 (64,3%) Cáncer broncogénico 5/17 (29,4%) Bronquiectasias

TC torácico 44/70 (62,8%) 17/17 (100%) Bronquiectasias 14/14 (100%) Cáncer broncogénico 2/2 (100%) Abscesos

1/1 (100%) Fibrosis pulmonar 1/1 (100%) Aspergiloma 2/5* TBC

5/9* Infecciones respiratoiras 3/3 (100%) Lesiones residuales TBC

Broncoscopia Localiza el 4/6 (66,6%) Bronquitis sangrado 10/17(58,8%) Bronquiectasias 34/70(47,2%) 3/3 (100%) Lesiones residuales de TBC

2/2 (100%) Malformaciones vasculares 8/14 (57,14%) Cáncer broncogénico 1/9 (11,1%) Infecciones respiratorias 1/5 (20%) TBC

3/8 (37,5%) Criptogénicas

Diagnóstica 8/14 (57,14) Cáncer broncogénico 8/70% (11,4)

(6)

dilatador)4así como realizar un correcto diagnóstico diferen-cial con la hematemesis (Tabla 9). Sangrados nocturnos de origen nasal o gingival pueden manifestarse por la mañana como una expectoración sanguinolenta e interpretarse errónea-mente como una hemoptisis.

La gravedad de la hemoptisis viene definida por la canti-dad de la sangre expectorada4,24. En función de la gravedad se determinará la rapidez del estudio y las medidas terapéuticas oportunas25,24. Se clasificación según la gravedad en Leve: me-nos de 30 ml al día, Moderada: de 30 a 200 ml día, Grave: de 200 a 600 ml día y Masiva: > 600 ml día o > 150 ml/h. Las causas de hemoptisis masiva no han variado en las diferentes series; se incluyen principalmente la TBC (aneurisma de Ras-musen), las bronquiectasias, el carcinoma broncogénico y el aspergiloma. Las hemoptisis masivas sólo suponen el 1,5% de las hemoptisis26, pero hay que tener en cuenta que su aparición es impredecible2,21,27y presenta un alto índice de mortalidad24.

La hemoptisis recurrente es aquella que aparece en un in-tervalo inferior a 30 días desde el primer episodio14.

La hemoptisis amenazante25,28se define más que por la cantidad de sangrado, por el riesgo que representa para la vida del paciente y viene determinado por: volumen y la velocidad del sangrado y por la función pulmonar previa. Hay que tener en cuenta que el volumen de sangrado no va permite diferen-ciar entre las distintas causas2,7,29,30.

Las principales pruebas en el diagnóstico son la Rx tórax, la broncoscopia y la TC14,20. A todo paciente con hemoptisis se le realizará una serie de EXPLORACIONES INICIALES4: RX tórax PA y lateral, Gasometría arterial o pulsioximetría, hemograma, bioquímica con control renal, coagulación, orina, ECG y ZN de esputo si sospecha de TBC. Existe controversia acerca del uso inicial de la fibrobroncoscopia frente a la TC24. La fibrobroncoscopia (FB) detecta fácilmente las lesiones de la mucosa y tumores bronquiales, frente a las lesiones peri-féricas visibles en la TC4,20,24,35La FB localiza en casi el 50% el origen del sangrado (47,2% en nuestro estudio). Pino12 en su serie de 500 broncoscopias llega al diagnóstico en hasta el

67,2% de los casos. En pacientes estables debe realizarse an-tes de las primeras 24-484,21,26. En caso de hemoptisis impor-tantes se recomienda el uso del broncoscopio rígido4,26al per-mitir un mayor aspirado, y tratamiento de la causa24,26.

La TC es diagnóstica en casi un 70%24,31,32de los casos, permitiendo detectar lesiones no visibles tanto en la Rx tórax como en la FB (tumores pequeños de localización periférica y bronquiectasias26,38). La TC de alta resolución se considerada la técnica de elección en el diagnóstico de las bronquiecta-sias14,33.

La Rx tórax es diagnóstica en el 20-82% de los casos se-gún la serie21,24,31. Nos va ha permitir ver lesiones del parénqui-ma pulmonar (lesiones cavitadas, infiltrados y tumores). En ocasiones sangrado intraalveolar puede verse como una imagen reticulonodular, dando un diagnóstico erróneo de neumonía4,26.

Hoy día para considerar que una hemoptisis es de origen desconocido (11,1% en nuestro estudio, muy próximo al en-contrado en otras series24,26,36,37) es necesario incluir una TC de tórax normal, ya que en casi el 50% de los casos la RX de tó-rax y el fibrobroncoscopio pueden ser normales4. En pacientes fumadores mayores de 40 años con hemoptisis criptogénetica, el seguimiento debe de ser de al menos 3 años, ya que se ha visto la existencia de riesgo de desarrollar un cáncer bronco-génico4,24,39. En estos pacientes también debemos de incluir la citología de esputo en el diagnóstico26.

En conclusión, la hemoptisis constituye un síntoma de multitud de cuadros, cuya prevalencia va a depender de múlti-ples factores. En los países occidentales entre ellos España, se ha producido una importante disminución de la incidencia de tuberculosis como causa de hemoptisis, a pesar de constituir la primera causa a nivel mundial; a expensas de la bronquitis crónica, las bronquiectasias y el cáncer broncogénico. En nuestro medio a diferencia de otras series nacionales las bron-quiectasias no han disminuido como causa de hemoptisis, constituyendo la principal causa. En el diagnóstico etiológico debemos de incluir tanto la RX de tórax, el fibrobroncoscopio y la TC de tórax.

TABLA 9. Diagnóstico diferencial

Hemoptisis Hematemesis

Forma de emisión sangre Con la tos Con vómito

Antecedentes Enfermedad cardiorrespiratoria Enf. gastrointestinal.

Síntomas Tos, disnea, dolor torácico. Náuseas, vómitos, melenas

Aspecto de la sangre Roja brillante, espumosa Marrón o negra

pH de la sangre. (Labstix®) Alcalino Ácido.

Material mezclado Secreciones respiratorias o esputos, con macrófagos con hemosiderina. Restos alimentarios

Asfixia Posible Rara

(7)

BIBLIOGRAFÍA

1- Soto Campos JG, Rodríguez Becerra E, Álvarez Gutiérrez FJ, Valenzuela

Mateo F, Peñafiel Colás M, Castillo Gómez J. Atención urgente extrahospi-talaria en neumología. Un método para aliviar la presión asistencial de ser-vicios de urgencias hospitalarios. Arch Bronchoneumol 1997;33:268-71.

2- Haro M, Vizcaya M, Jiménez J, Tornero A. Etiología de la hemoptisis:

análisis prospectivo de 752 casos. Rev Clin Esp 2001;201:696-700.

3- Abal AT, Nair PC, Cherian J. Haemoptysis: aetiology, evaluation and

outcome- a prospective study in third-world country. Respir Med 2001; 95:548-52.

4- Lenner R, Shilero GJ, Lesser M. Hemoptysis: Diagnosis and

Manage-ment. Comp Ther 2002;28:7-14.

5- Boyars MC. Hemoptysis: Current strategies for diagnosis and therapy. J

Respir Dis 1996;17:959.

6- Remy J, Remy-Jardin M, Voison C. Endovascular management of

bron-chial bleeding. In: The bronbron-chial Circulation. Butter J (Ed). New York, Marcel Dekker, 1992, pp 667-723.

7- Cahill BC, Ingbar DH. Massive hemoptysis: Assement and management.

Clin Chest Med 1994;15:147-68.

8- Fácila Rubio L, Nuñez Villota JE, Losada Casares A, Otero Coto E,

Ma-rín Pardo J, Ferreres Franco J, et al. Hemoptysis as an inusual manifestation of righ atrial myxoma. Inter J Card 2003;87:103-5.

9- Hynes JE, Whitehouse R. Haemoptysis: a rare case. Br J Radiol

1997;70:317-8.

10- Hernández Martínez J, Ruiz López FJ, Martínez Garcerán JJ, Abellán

Martínez MC, Méndez Martínez P, Sánchez Gascón F. Lesiones en el árbol traqueobronquial tras la aspiración de una tableta de sulfato ferroso. Arch Bronconeumol 1997;33:50-1.

11- Abellán Martínez MC, Méndez Martínez P, Sánchez Gascón F,

Hernán-dez Martínez J, Ruiz López FJ. Hemoptisis de repetición por aspiración bronquial de cuerpo extraño: presentación de un caso y revisión de la litera-tura. An Med Interna 2000;652-4.

12- Pino Alfonso PP, Gassiot Nuño C, Hernández Lima L, Hernández Pino

Y. Estudio endoscópico de 500 pacientes con hemoptisis. Rev Cubana Med 2002;41:4.

13- Frías Salcedo A, Alcántara PA, Carrillo LO. Hemoptisis por

tuberculo-sis pulmonar y su tratamiento con arteriografía bronquial y embolización. Rev Sanid Milit Mex 2000;54:188-94.

14- Fidan A, Özdogan S, Oruc Ö, Salepci B, Öcal B, Çaglayan B.

Hemopty-sis: a retrospective analysis of 108 cases. Respir Med 2002;96:677-80.

15- Johnston H, Reisz G. Changing spectrum of hemoptysis. Underlying

Causes in 148 patients undergoing diagnostic flexible fiberoptic bronchos-copy. Arch Bronconeumol 1989;149:1666-8.

16- Martínez Algar JL, García Entrena A, Castillo Martínez CM, Azcón

González de Aguilar P, Gualda Cantón J, Ortega Martos L. Hemoptisis en paciente con cardiopatía congénita cianótica. An Esp Pediatr 1997;47:80-2.

17- Plaza V, Serra Batlles J, Falcó M y Brugues J. ¿Han variado las causas

de hemoptisis? Análisis de 213 pacientes sometidos a exploración fibro-broncoscópica. Ach Bronconeumol 1995;31:323-7.

18- Haro M, Vizcaya M, Jiménez J, Tornero A. Etiología de la hemoptisis:

análisis prospectivo de 752 casos. Rev Clin Esp 2001;201:696-700.

19- Malia D, Bernabeu R, Miranda A, Sánchez MD, Aguayo C, Martínez J,

et al. Aproximación diagnóstica de la hemoptisis en Urgencias. Revisión de 12 meses. Neumosur 2001;13:69.

20- Hirshberg B, Biran I, Glazer M, Kramer MR. Hemoptysis: Etiology,

Evaluation, and Outcome in a Tertiary Referral Hospital. Chest 1997;112: 440-4.

21- Jougon J, Ballester M, Delcambre F, Mac Bride T, Valat P, Velly JF, et

al. Massive hemoptysis: What place for medical and surgical treatment. Eur J Cardioth Surg 2002;22:345-51.

22- Reisz G, Stevens D, Boetwell C, Nair V. The cause of hemoptysis

revi-sited a review of the etiologies of hemoptysis between 1989 and 1995. Missouri Medicine 1997;94:633-5.

23- Souder CR, Smith AT. The clinical significance of hemoptysis. New

Engl J Med 1952;254:790-3.

24- Revel MP, Fournier LS, Hennebicque AS, Cuenod CA, Meyer G,

Rey-naud P, et al. Can CT replace broncoscopy in the detection of the site and cause of bleeding in patient with large or massive hemoptysis? AJR 2002; 179:1217-24.

25- Roig J, Ortega FJ, Orriols R, Segarra A. Manejo de la hemoptisis

fulmi-nante. Arch Bronconeumol 1997;33:31-40.

26- Jean Baptiste E. Clinical assessment and management of massive

he-moptysis. Crit Care Med 2000;5:1642-7.

27- Conlan AA, Hurwitz SS, Krige L, Nicolaou N, Pool R. Massive

he-moptysis. Review of 123 cases. J Thorac Cardiovasc Surg 1983;85:120-4.

28- Roig Cutillas J, Llorente Fernández JL, Ortega Morales FJ, Orriols

Martínez R, Segarra Medrano A. Normativa sobre el manejo de la hemopti-sis amenazante. Arch Bronconeumol 1997;33:31-40.

29- Johnston H, Reisz G. Changing spectrum of hemoptysis. Underlying

causes in 148 patiens undergoing diagnostic flexible bronchoscopy. Arch Intern Med 1989;149:1666-8.

30- Hirshberg B, Biran Y, Glazer M, Kramer MR. Hemoptysis: etiology,

evaluation and outcome in a tertiary referral hospital. Chest 1997;122:440-4.

31- Hsiao EI, Kirsch CM, Kagawa FT, Wehner JH, Jensen WA, Baxter RB.

Utility of fiberoptic broncoscopy before bronchial artery embolization for massive hemoptysis-. AJR 2001;177:861-7.

32- Knott-Craig CJ, Oostuizen JG, Rossouw G, Joubert JR, Barnard PM.

Management and prognosis of massive hemoptysis: recent experience with 120 patients. J Thorac Cardiovasc Surg 1993;105:394-7.

33- Stanford W, Galvin JR. The diagnosis of bronchiectasias. Clin Chest

Med 1988;9:691-9.

34- Ferretti GR, Arbib F, Bertrand B, Coulomb M. Haemoptisys associated

with pulmonary varices: Demostration using computed tomographic angio-graphy. Eur Respir J 1998;12:989-92.

35- Poe RH, Israel RH, Marin MG. Utility of fiberoptic bronchoscopy in

pa-tients with hemoptysis and non-localizin roentenograms. Chest 1988;90:70-5.

36- Alderman M, Haponick EF, Blecker ER. Cryptogenetic hemoptysis.

Ann Intern Med 1985;102:829-34.

37- Adelman M, Haponick EF, Bleeker ER, Britt EJ. Cryptogenic

hemopty-sis: clinical features, bronchoscopic finding, and natural history in 67 pa-tients. Ann Intern Med 1985;102:829-34.

38- Haponik EF, Britt EJ, Smith PL. Computed chest tomography in the

evaluation of hemoptysis: impact on diagnosis and treatment. Chest 1987; 91:80-5.

39- Herth F, Ernst A, Becker HD. Long-term outcome and lung cancer

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...