APARATO DIGESTIVO 1. INTRODUCCIÓN 2. REGULACIÓN DEL APARATO DIGESTIVO

Texto completo

(1)

APARATO DIGESTIVO

1. INTRODUCCIÓN

Es un tubo largo que tiene 10-11 m de longitud, comienza en la boca y termina en el ano. A ese tubo largo se van a incorporar las secreciones de varios órganos y glándulas: glándulas salivares, hígado, vesícula biliar y páncreas.

Se encarga de la ingestión, digestión y absorción de los alimentos.

(2)

La regulación del aparato digestivo tiene varios niveles:

Regulación extrínseca: es mediada por el Sistema Nervioso autónomo o vegetativo;

el simpático tiene efecto de inhibir los procesos digestivos, mientras que el parasimpático los estimula.

Regulación intrínseca: propia de la pared del aparato digestivo. Existen unos plexos

nerviosos a distintos niveles, regulados por el Sistema Nervioso, que van a intervenir en los movimientos peristálticos o en el tránsito intestinal.

o Plexo submucoso de Meissner

o Plexo muscular de Auerbach: capa muscular

Regulación hormonal: las hormonas circulan por la sangre y llegan al aparato

circulatorio:

o Gastrina: actúa a nivel del estómago haciendo que segregue más ácido

clorhídrico.

o Colescitocinina: relaja el esfínter de Oddi (válvula muscular que regula el

contenido biliar del conducto biliar y pancreático a nivel del duodeno) para que secreten las secreciones al duodeno.

(3)

3. SALIVACIÓN, MASTICACIÓN, DEGLUCIÓN Y TRÁNSITO

ESOFÁGICO

3.1 MASTICACIÓN

Conducta consciente y voluntaria para triturar los alimentos, convirtiéndolos en partículas más pequeñas, para que actúen mejor las enzimas que hay en la superficie. Es llevaba a cabo por los dientes y también podemos denominarla digestión física.

3.2 SALIVACIÓN

Acto reflejo regulado por el Sistema Nervioso Autónomo: el simpático tiene la acción de inhibir y el parasimpático la de estimular la producción de la saliva. Producimos al día de 1-1,5 litros de saliva. La saliva es una solución hipotónica respecto al plasma, es decir que tiene menor concentración de solutos que él (pH 6,8-7).

La saliva se fabrica en tres glándulas:

1. Parótida: produce la secreción serosa 2. Submaxilar: produce la secreción mixta 3. Sublingual: produce la secreción mucosa

La saliva se compone de un 99,5% de agua y un 5% de componentes inorgánicos (fosfatos, bicarbonatos, flúor, calcio, sodio, potasio). También libera enzimas como la amilasa salivar o

ptialina, que inicia la digestión de los glúcidos (almidón, pasta, pan). Para que este enzima

actúe, necesita de un pH entre 6,8 y 7, por lo que en el estómago, con un pH en torno a 2-3, dejará de actuar. También encontramos otro enzima denominado lisozima, con función bactericida y antimicrobiana.

(4)

Además de las funciones ya descritas, la saliva humedece, amasa, ablanda el alimento para ser ingerido.

3.3 DEGLUCIÓN Y TRÁNSITO ESOFÁGICO

Podemos diferenciar 3 fases:

1. Bucal: es voluntaria y con la ayuda de la lengua se traslada ese material hacia la faringe.

2. Faringe-esófago: es involuntaria. Se produce el reflejo de la deglución, que consiste en la estimulación de los receptores faríngeos por el bolo alimenticio. A partir de aquí, se envía información desde el noveno par o nervio glosofaríngeo hasta el bulbo raquídeo, en el cual se encuentra el centro del reflejo de la deglución.

A través del décimo par, nervio vago o neumogástrico (parasimpático), se produce el reflejo de la deglución, el cual consiste en el cierre de las cuerdas vocales y de las fosas nasales, por lo que el bolo alimenticio encuentra sólo un camino, hacia el esófago, y se dirigirá hacia el estómago. Durante este proceso, el esfínter esofágico se relajará. Durante este proceso se permanece 2 segundos más o menos sin respiración, para que el bolo alimenticio pase al esófago.

3. Zona esofágica: es involuntaria. El esófago es un tubo de unos 25 cm de longitud, cuya función es la de trasladar el material al estómago. El material ingerido, al pasar, provoca una estimulación de las paredes y del plexo nervioso, distendiendo la pared y produciendo ondas peristálticas que hacen que progrese.

Cuando la onda de relajación llega al esfínter esofágico inferior, éste y el cardias se abren y el material entra en el interior del estómago.

(5)

 Puede ser que no abra bien y se produzca una acalasia. El esófago se distiende, acumulando el material ingerido. En este caso, las personas desarrollarán un megaesófago con vómitos y tendencia a la desnutrición.

 También puede ocurrir que no se cierre bien el esfínter esofágico inferior. En este caso, la persona tendrá un reflujo. El problema de esta patología radica en el pH ácido del estómago (pH 3), ya que el jugo gástrico sube por el esófago, provocando ulceraciones en él, ya que éste no posee barrera mucosa gástrica.

4. ESTÓMAGO

Víscera abdominal, que podríamos decir que es una dilatación del tubo digestivo de unos dos litros de capacidad, con 3 paredes musculares gruesas. De zona interna a externa tenemos:

 Capa longitudinal

 Capa circular

 Capa oblicua

En contacto con el bolo alimenticio observaríamos la mucosa gástrica, en la cual se encuentran glándulas gástricas, encargadas de la producción de la secreción gástrica del estómago, estimada en 1 a 2 litros al día.

Sus funciones son:

Reservorio para alimentos ingeridos. Irá enviando pequeñas cantidades de material al

duodeno, en función de lo que éste pueda ir procesando.

Mezclar los alimentos con los jugos gástricos.Digerir determinados principios inmediatos.

En las paredes de la mucosa gástrica encontramos:

Células colugnales o mucosas del cuello: ubicadas en la zona alta del estómago,

son productoras de moco, y su función es la formación de la barrera mucosa gástrica y la protección frente a la acidez del estómago. Esto no lo posee ni el esófago ni el duodeno. Si no se produjera moco, no existiría la barrera mucosa gástrica.

Células principales o peptídicas: situadas en la parte inferior, están encargadas de

la secreción de una proteasa inactiva que es el pepsinógeno, el cual se tranformará en pepsina activa por la acción del ácido clorhídrico (pH 3).

(6)

Células parietales u oxínticas: dispuestas en la zona inferior de la glándula, se

encargan de la secreción de:

o Ácido clorhídrico: tiene función bactericida, también posee la función de preparar el hierro procedente de la dieta, para que pueda ser absorbido; es necesario para la digestión de las proteínas.

o Factor intrínseco: es indispensable para la absorción de la vitamina B12

Células G: productoras de una hormona denominada gastrina

El control de las secreciones gástricas se lleva a cabo por:

a) Control nervioso: tiene una serie de fases

Psíquica: es una fase condicionada, que consiste en que el pensamiento en

comida, la visión, el olor de la comida, mediante unas vías de asociación cerebrales, en las cuales se envía información al bulbo raquídeo y mediado por el parasimpático o vago, producirá la secreción del jugo gástrico.

Cefálica: la presencia de alimentos en la boca estimula los receptores y, por

medio de los nervios gustativos, se informa al bulbo raquídeo; gracias al parasimpático se produce la secreción gástrica.

Gástrica e intestinal: la distensión a nivel del estómago por los alimentos,

produce la estimulación del bulbo raquídeo y, mediado por el parasimpático, se produce la secreción del jugo gástrico.

(7)

b) Control hormonal: tiene dos fases:

Gástrica: cuando en el estómago existen cantidades elevadas de aminoácidos, péptidos de los alimentos, éstos estimulan a las células G, las cuales producen gastrina, liberándola a la sangre, circulando a través de ella y regresando al estómago, el cual producirá la secreción del jugo gástrico en forma de ácido y pepsinógeno. Es decir que los aminoácidos regulan su propia secreción.

Intestinal: cuando el material del duodeno (quimo) es ácido, se producirán

unas hormonas (secretina, péptido inhibitorio gástrico -GIP-) que pasarán a la sangre, circulando y dirigiéndose hacia el estómago; sus células diana serán las células G, produciendo la inhibición de la gastrina y estabilizando el pH. De esta forma se protegerá al duodeno.

Cuando el ayuno es prolongado, aparecen unas contracciones gástricas vigorosas, denominadas del hambre, debidas a la estimulación del parasimpático; pudiendo ser dolorosas.

El material, desde el estómago, avanza hacia el duodeno por el peristaltismo iniciado en el esófago.

El reflejo del vómito o antiperistaltismo consiste en que, cuando se produce una estimulación de la mucosa bien por alimentos en malas condiciones, fármacos o irritación mecánica, se producen, mediante un acto reflejo, señales sensoriales eferentes hacia el centro del vómito, localizado en el bulbo raquídeo, desde el cual, mediante una vía aferente o efectora por medio del parasimpático, se produce:

(8)

 Elevación del paladar blando, tapando las fosas nasales

 Contracción de los músculos abdominales

 Contracción del diafragma, por tanto la cavidad abdominal se comprime y además se producen:

o Contracciones del antro y del píloro

o Relajación del cuerpo del estómago

o Relajación del cardias

5. INTESTINO DELGADO

Posee unos 6 metros de longitud. Comienza en el esfínter pilórico y finaliza en la válvula ileocecal, que lo comunica con el intestino grueso. Se divide en 3 porciones: duodeno, yeyuno e íleon. En él se finaliza la digestión y se absorben los principios inmediatos y el agua.

La digestión finalizará en la primera porción, el duodeno, de unos 10 cm y con forma de C, donde se vierten la bilis y los jugos pancreáticos. (Explicado más adelante).

En el yeyuno e íleon se absorberán los principios resultantes de la digestión a través de las vellosidades intestinales. Son como una especie de pelos en cuyo interior se encuentra una arteria, una vena y un vaso linfático.

(9)

En el intestino delgado el quimo avanza gracias al peristaltismo que comenzó en el esófago y a un nuevo movimiento llamado segmentario, que consiste en unas contracciones rítmicas sin progresión, cuya finalidad es la de mezclar ese contenido para que se digiera y se absorba. Se produce la contracción en la zona posterior, después en la anterior, de manera que se mezcle pero no progrese.

La regulación del tránsito intestinal se lleva a cabo a través de 2 reflejos:

Ileogástrico: consiste en que, cuando el íleon está lleno, la propia distensión del íleon

produce un enlentecimiento en el vaciado del estómago

Gastroileal: cuando existe mucha motilidad y secreción gástrica, se produce un

aumento de la motilidad en el íleon.

(10)

El páncreas es un órgano abdominal situado detrás del estómago, con una doble función:

exocrina, produce el jugo pancreático para concluir la digestión en el

duodeno, al terminar de digerir los glúcidos y proteínas y digerir los lípidos.

endocrina, encargada de la producción de hormonas (insulina, glucagón y

somatostatina).

Estas hormonas se fabrican en los islotes de Langerhans, en los que encontramos varios tipos de células:

Células beta: productoras de insulinaCélulas alfa: productoras de glucagón

Células gamma: productoras de somastostatina, relacionada con la regulación

(11)

En cuanto a la cantidad de jugos pancreáticos, produce una secreción diaria de unos 1,5 litros, en cuya composición encontramos:

 Bicarbonatos, para neutralizar al quimo ácido que proviene del estómago;

 Diversos tipos de iones.

 Enzimas como la amilasa pancreática, que realiza la digestión de los hidratos de carbono; lipasa pancreática, que interviene en la digestión de las grasas, y proteasas, que se liberan de forma inactiva como el tripsinógeno y el quimotripsinógeno, liberados al duodeno, donde se activan. Estas se activan en el duodeno, porque si esto ocurriera en el páncreas podrían actuar sobre las propias proteínas del organismo, produciendo una pancreatitis. Incluso el páncreas secreta un inhibidor de la tripsina para evitar la activación de la misma dentro el páncreas. También libera nucleasa que interviene en la degradación de los ácidos nucleicos, transformándolos y liberando nucleótidos simples.

El control de la secreción pancreática se lleva a cabo a través del sistema nervioso y hormonal:

a) Nervioso: tenemos dos fases:

Psíquica: El pensamiento, la visión y el olor, mediante unas vías que estimulan

al bulbo raquídeo y gracias al vago, provocan la secreción pancreática y la relajación del esfínter de Oddi.

Cefálica: la presencia de alimentos en la boca estimula los nervios gustativos,

con la posterior información del bulbo raquídeo, interviniendo el parasimpático y estimulando la secreción pancreática.

b) Hormonal: cuando llega el quimo ácido, éste produce la estimulación de la secretina, producida en el duodeno, que actuará sobre el páncreas produciendo un jugo pancreático con una elevada presencia de bicarbonatos. Cuando el quimo es graso,

(12)

se producirá la estimulación de la colecistocinina (CCK), cuya función es la de relajar el esfínter de Oddi.

7. HÍGADO

Se localiza en el hipocondrio derecho. De color rojizo, es la más voluminosa de las vísceras y una de las más importantes por su actividad metabólica. Es un órgano glandular al que se le adjudican funciones muy importantes, tales como la síntesis de proteínas plasmáticas, la función desintoxicante, el almacenamiento de vitaminas y glucógeno, además de la secreción de bilis. La bilis se forma en los hepatocitos (células del hígado) y se almacena en la vesícula biliar. La bilis es un líquido rico en bicarbonatos, y además posee ácidos biliares, ácidos cólico y dexosicólico, colesterol y bilirrubina.

8. VESÍCULA BILIAR

Víscera hueca pequeña, con forma de pera, con un tamaño de 5 a 7 cm de diámetro. Se conecta con el duodeno por el conducto colédoco. Su función es la acumulación de bilis, que previamente ha fabricado el hígado. Puede contener un volumen de alrededor de 50 ml de bilis. Se encuentra justo debajo del hígado. La cantidad diaria de bilis oscila entre ½ litro y 1 litro.

(13)

Actúa emulsionando las grasas para que puedan actuar sobre ellas las enzimas lipolíticas. Si no poseemos bilis, se absorbería menos de la mitad de las grasas.

Control del vaciamiento de la vesícula biliar por medio de la regulación:

a) Nerviosa:

Psíquica: igual que la pancreática.

Cefálica: vías anatómicas, productoras de la contracción de la vesícula biliar y

de la relajación del esfínter de Oddi.

b) Hormonal: cuando el contenido es graso, se libera colecistocinina, que sobre la vesícula produce contracción y relajación del esfínter de Oddi.

La presencia de cálculos en la vesícula biliar se denomina litiasis; son cristales de colesterol que forman piedras y se acumulan. El paciente presentará cólicos hepáticos, que se desencadenan cuando el afectado toma grasas en la dieta.

(14)

9. EL INTESTINO GRUESO

El intestino grueso es la penúltima porción del tubo digestivo, formada por el ciego, el colon, el recto, siendo la última porción el ano. El intestino delgado se une al intestino grueso en el abdomen inferior derecho a través de la válvula ileocecal. El intestino grueso es un tubo muscular de aproximadamente un metro y medio de largo. La primera parte del intestino grueso se llama ciego, de donde sale el apéndice vermiforme. El intestino grueso continúa absorbiendo agua y minerales de los alimentos y sirve como área de almacenamiento de las heces.

Cuando el material pasa al intestino grueso, se considera que es un material fecal, que no se absorbe y que hay que eliminar. En el intestino grueso, se absorbe agua (unos 1,5 litros más o menos) y algunos iones. Las bacterias contenidas en el colon van a sintetizar las vitaminas K y B12. En el propio intestino grueso, estas vitaminas serán absorbidas hacia la sangre.

(15)

El reflejo de la defecación consiste en que el material que llega al recto produce una distensión de las paredes del recto, que es captada por unos receptores y por una vía aferente o sensitiva, la cual envía información a la médula (reflejo medular) y mediante una vía efectora o motora que produce:

 Aumento de las contracciones a nivel del colon sigmoideo

 Relajación del esfínter anal interno

 Contracción de los músculos abdominales

El esfínter anal externo no participa en el reflejo de la defecación, ya que es voluntario. Cuando el material del recto no posee agua, se perderá la protusión en las paredes, perdiéndose así el deseo de la defecación.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...