CONFEDERACIÓN GENERAL DEL TRABAJO Personería Jurídica del 14 de julio 1975 Nit

Descargar (0)

Texto completo

(1)

1886 -2013

127 AÑOS DE LUCHA

POR QUE LA CLASE TRABAJADORA DEL MUNDO CONMEMORA EL PRIMERO DE MAYO COMO EL DÍA INTERNACIONAL DE LOS

TRABAJADORES

El primero de mayo de 1886 Estados Unidos registró la mayor parálisis laboral de toda su historia. Más de 12 mil fábricas cerraron sus puertas debido a una huelga generalizada; en Detroit, 11.000 trabajadores marcharon en un desfile de 8 horas; en Nueva York, una marcha de antorchas de 25 mil obreros se desplazó rauda entre Broadway y Union Square; según las crónicas de la época más de 40.000 hombres, mujeres y niños se declararon en huelga.

El malestar seguía extendiéndose; en Cincinnati un batallón obrero con 400 rifles Springfield encabezó el desfile; en Louisville, Kentucky, más de 6.000 trabajadores, negros y blancos, marcharon por el Parque Nacional violando deliberadamente el edicto que prohibía la entrada de gente de color a ese sitio emblemático. En Chicago, que era el baluarte de la huelga, paró casi completamente la ciudad. 30.000 obreros se declararon en cese de actividades, aunque empresas como en la fábrica de materiales de Mc Cormick y alguna otra se dieron a la tarea de contratar esquiroles. Al segundo día se realizó un mitin de los obreros despedidos de Mc Cormick para protestar por los 1.200 despidos y los brutales atropellos policiales.

Se iniciaba así una dura lucha por lograr por lograr el establecimiento de la jornada laboral de 8 horas diarias.

Represión sangrienta

Mientras August Spies, uno de los dirigentes de la protesta dirigía su discurso a un grupo de 6.000 a 7.000 trabajadores, unos cuantos

(2)

centenares fueron a recriminar a los esquiroles que en ese momento salían de la planta. Las crónicas de la época relatan que rápidamente llegó la policía, cuya acción dejó seis muertos y gran cantidad de heridos. La indignación se propagó. Spies corrió a las oficinas de la imprenta donde se imprimía el periódico Arbeiter Zeitung y allí publicó un manifiesto que fue distribuido en todas las reuniones obreras: " Si se fusila a los trabajadores responderemos de tal manera que nuestros amos lo recordarán por mucho tiempo", rezaba una de las consignas. El 3 de mayo, el crecimiento de la huelga era imparable; en el movimiento participaban más de 340.000 trabajadores por todo el país, 190.000 de ellos en huelga; solo en Chicago, 80.000 hacían huelga. En este momento candente, el Arbeiter Zeitung hizo un llamamiento a la lucha armada, como siempre lo había hecho, salvo que ahora tenía un claro tono de urgencia:

"La sangre se ha vertido; ocurrió lo que tenía que ocurrir, la milicia no ha estado entrenándose en vano. A lo largo de la historia el orígen de la propiedad privada ha sido la violencia... La guerra de clases ha llegado; mientras en las chozas mujeres y niños cubiertos de retazos lloran por maridos y padres en el palacio hacen brindis , con copas llenas de vino costoso por la felicidad de los bandidos sangrientos del orden público... Séquense las lágrimas, pobres y condenados: anímense esclavos y tumben el sistema de latrocinio..."

Hierve Chicago

Intensos debates se llevaban a cabo en las reuniones de los proletarios para decidir la respuesta a la represión del llamado "tigre capitalista". Se convocó a una reunión popular en la plaza Haymarket de Chicago para la noche del 4 de mayo. Era el lugar ideal por ser un espacio abierto ante la posibilidad de una emboscada. Al despuntar el alba de ese 4 de mayo todo Chicago estaba en huelga.

Por la mañana la policía atacó a una columna de 3.000 huelguistas; por toda la ciudad se formaron grupos de trabajadores; al atardecer, Haymarket era una de las muchas reuniones de protesta con 3.000

(3)

participantes. Los discursos se sucedieron uno tras otro. Comenzó a llover y la reunión se disolvió.

De repente, cuando solamente quedaban 200 asistentes, un

destacamento de 180 policías fuertemente armados se presentó y un oficial ordenó a los manifestantes dispersarse, a pesar de tratarse de un mitin legal y pacífico. Cuando el capitán de policía se volvió para dar las órdenes a sus hombres, una bomba estalló en sus filas. La policía

transformó entonces, a Haymarket en una zona de fuego indiscriminado contra la multitud, matando a varios e hiriendo a muchos manifestantes. En el barrio reinaba el terror; las farmacias estaban apiñadas de heridos. Siete agentes murieron, la mayoría a causa de balas de armas de los mismos policías.

El juicio

La clase dominante usó este incidente como pretexto para desatar su planeada ofensiva en las calles, en los tribunales y en la prensa. Comenzó una cacería de brujas en contra, principalmente, de los anarquistas. Se clausuraron los periódicos, se allanaron las casas y locales obreros y los mítines fueron prohibidos a lo largo y ancho de todo el país. Los medios de comunicación del sistema enfilaron baterías contra todo signo de protesta y a los mil vientos lanzaban proclamas pidiendo la horca y el patíbulo para los dirigentes del movimiento.

El 5 de mayo en Milwaukee, la milicia del Estado respondió con una masacre sangrienta en un mitin de trabajadores; acribillaron a ocho trabajadores polacos y a un alemán por violar la ley marcial. En Chicago, se llenaron las cárceles de centenares de revolucionarios y huelguistas. Arrestaron a todo el equipo de la imprenta del Arbeiter Zeitung y la policía detuvo a 8 anarquistas: George Engel, Samuel Fielden, Adolf Fischer, Louis Lingg, Michael Schwab, Albert Parsons, Oscar Neebe y August Spies. Todos eran miembros de la IWPA (Asociación Internacional del Pueblo Trabajador), asociación de corte -de lo que años después se denominaría como- anarcosindicalista.

El juicio fue totalmente manipulado, en todos los sentidos, siendo más bien un linchamiento. Se les acusaba de complicidad de asesinato aunque nunca se les pudo probar ninguna participación o relación con el

(4)

incidente de la bomba ya que la mayoría no estuvo presente y uno de los dos que estuvieron presentes, Spies, era el orador en el momento que la bomba fue lanzada.

Se conformó entonces un jurado para juzgar a los presuntos responsables; estuvo conformado por hombres de negocios, un pariente de uno de los policías muertos y un alguacil, lo que demuestra la parcialidad de los juzgadores.

La ejecución

Lógicamente, todos los inculpados fueron encontrados culpables y sentenciados a muerte , a excepción de Oscar Neebe condenado a 15 años de prisión.

Los cronistas de la época relataron así los momentos previos a la ejecución. "salen de sus celdas; se dan la mano, sonríen... Les leen la sentencia, les sujetan las manos por la espalda con esposas, les ciñen los brazos al cuerpo con una faja de cuero y les ponen una mortaja blanca como la túnica de los catecúmenos cristianos. Abajo está concurrencia, sentada en hilera de sillas delante del cadalso como en un teatro... Firmeza en el rostrode Fischer, plegaria en el de Spies, orgullo en el de Parsons mientras Engel hace un chiste a propósito de su capucha. Les bajan las capuchas, luego una seña, un ruido, la trampa cede, los cuatro cuerpos caen y se balancean en una danza espantable".

Más de medio millón de personas asistieron al cortejo fúnebre. Años después, en 1893, Fielden, Schwab y Neebe fueron perdonados y puestos en libertad. Cada 1 de mayo, en muchos países del mundo, los anarquistas de Chicago son recordados como símbolo de dignidad de la clase trabajadora. En 1938 se impuso la jornada laboral de 8 horas en todo el país.

En síntesis, el Día del Trabajo tiene su origen en la reunión de partidos socialistas celebrada en París en 1889 y de la que salió la II Internacional Socialista. En esa reunión se acordó conmemorar todos los 1 de mayo el

(5)

homenaje a los obreros ejecutados en Chicago por reivindicar la jornada laboral de 8 horas.

Curiosamente, la conmemoración del Día Internacional del Trabajo se celebra en casi todo el mundo el 1 de mayo menos en Estados Unidos. Ellos lo hacen el 1 de septiembre. Según explicó la embajada de Estados Unidos en Bogotá, se escogió esa fecha para que quedara alejada de otras dos celebraciones nacionales: el Día de la Independencia y el Día de Acción de Gracias.

Los retos de hoy

Aunque las circunstancias actuales son diferentes, el fondo sigue siendo el mismo. Hoy las organizaciones sindicales enfrentan retos para hacer frente a las políticas neoliberales que amenazan con arrasar las conquistas logradas por los trabajadores aún a costa de su propia vida como las de los mártires de Chicago.

Este primero de mayo coincide con nuestra lucha por lograr la formalización laboral; el establecimiento de mecanismos de protección del empleo; facilitar la negociación colectiva; por un trabajo digno con salario decente; la eliminación definitiva de las cooperativas de trabajo; la erradicación del desempleo y del trabajo infantil; la dignificación del trabajo doméstico; por el derecho a la salud y por el establecimiento de un verdadero régimen pensional; entre otros.

Son conquistas que se deben alcanzar en el corto y mediano plazo para evitar estragos en la nuestra economía y la destrucción del empleo como consecuencia de la crisis económica que afrontan los países desarrollados.

El presidente de la Confederación General del Trabajo, Julio Roberto Gómez Esguerra dijo que su preocupación es mayor luego del

pronunciamiento de la OIT que acaba de advertir que el estancamiento

de la economía europea va a persistir generando incertidumbre en la economía.

El dirigente señala que transcurridos 127 años de nuestra histórica fecha, debemos registrar la profunda validez del sindicalismo

(6)

entendiendo que gracias a el se ha mantenido la llama de la libertad, evitando que el sacrificio de los mártires de Chicago quede en el olvido. La CGT de Colombia, en medio de la conmemoración invita a la clase trabajadora colombiana para que continuemos la lucha por el trabajo decente, los derechos de organización, la negociación colectiva y huelga.

Comité Ejecutivo CGT

Julio Roberto Gómez Esguerra Miryam Luz Triana Alvis

Presidente Secretaria General

Departamento de Información y Prensa Abril 30 de 2013

(7)

Figure

Actualización...

Referencias

Related subjects :