Perfil nutricional en niños menores de cinco años de comunidades afrodescendientes del Paraguay

Texto completo

(1)

84   RRReeevvv...FFFaaaccc...CCCiieieennnccc...SSSaaallluuudddUUUDDDEEESSS(((BBBuuucccaaarrraaammmaaannngggaaa)))(((EEEnnnlllííínnneeeaaa)))–––VVVoooll.l..222–––NNNooo...222–––JJJuuullliiiooo---DDDiicicciiieeemmmbbbrrreee222000111555–––ppp...888444--8-88999...

in

Artículo de investigación científica

Perfil nutricional en niños menores de cinco años de comunidades afrodescendientes

del Paraguay.

Nutritional profile in children under five years of Afro-descendant communities in Paraguay.

Susana Sánchez-Bernal1, Kaori Riveros-Sasaki2, Virginia Alderete-Peralta3, Carolina Bravard-Radice4

Correspondencia: Susana Sánchez-Bernal, Carrera de Nutrición, Facultad de Ciencias Químicas. Universidad Nacional de Asunción-Paraguay. Dirección: Campus Universitario, San Lorenzo- Paraguay. Teléfono: +595-981249685. Correo electrónico: susana.sanchez.ber@gmail.com

Instituciones donde se realizó la investigación: Carrera de Nutrición, Facultad de Ciencias Químicas. Universidad Nacional de Asunción-Paraguay Fecha de recepción: 5 de Junio de 2015. Fecha de aceptación: 12 de Agosto de 2015.

Resumen

Introducción: En el Paraguay poco se sabe sobre la población afrodescendiente, es importante conocer sobre su situación nutricional, principalmente en la infancia para orientar acciones oportunas. Objetivo: Determinar el perfil nutricional en niños y niñas menores de 5 años de comunidades afrodescendientes del Paraguay y sus posibles factores asociados. Metodología: Diseño transversal, observacional con componente analítico, que incluyó niños/as <5 años, ambos sexos, sanos con al menos un familiar directo afrodescendiente. Se evaluó hábitos alimentarios y estado nutricional (criterios OMS). Se usaron los Software WHO Anthro y SPSS 16.0. Resultados: Fueron incluidos 150 niños/as, con mediana de edad de 26,9 meses (1,2- 59,9m); 50,7% fueron varones. La mediana de edad materna fue 28,3 años (16-49 años). Quienes recibieron lactancia materna exclusiva (LME, n=119) tuvieron duración promedio de 3,5±1,8 meses (1-7 m). 26,9% refirió LME hasta sexto mes. La mediana de edad de inicio de alimentación complementaria fue de 5,2 meses. 7,3% (n=11) presentó desnutrición global (DG, zP/E2DE). La desnutrición aguda (DA, zP/T2DE) fue de 1,3%(n=2). 12% (n=18) tenía desnutrición crónica (DC, zT/E <-2DE) y 6,7% (n=10) presentó obesidad. No hubo asociación del estado nutricional con sexo, edad del niño/a, área de residencia, escolaridad materna ni tiempo de LME (p>0,05). Niños/as con DG tuvieron menor edad de inicio de alimentación complementaria (1,7 vs 4,9 meses; p˂0,0001) que sus pares sin desnutrición. Conclusión: La desnutrición más prevalente fue la crónica afectando a 1 de cada 10 niños/as. El inicio precoz de alimentación complementaria podría ser un factor de riesgo para la desnutrición.

Palabras clave:Grupo de Ascendencia Continental Africana; nutrición del niño; estado nutricional; conducta alimentaria (Fuente: DeCS BIREME).

Abstract

Background: In Paraguay, little is known about the Afro-descendant population. It is important to know about their nutritional status, mainly in childhood, to guide appropriate action. Objective: To determine the nutritional profile of children under five years from the African descendants’ communities in Paraguay and its associated factors. Material and methods: A cross-sectional and observational design with analytical component was developed. It involved healthy male and female children under five years old, with at least one African descendant as immediate family. Dietary habits and nutritional status (WHO criteria) were assessed. WHO Anthro and SPSS 16.0 software were used.

Results: 150 children were included. The median of age was 26.9 months (1.2-59.9 m), and 50.7% were males. The median maternal age was 28.3 years (16-49 years). Children with Exclusive Breast Feeding (EBF, n=119) had a mean duration of 3.5±1.8 months (1-7m). 26.9% were exclusively breastfed during six months. The starting of complementary feeding was on average 5.2 months. The underweight prevalence (UW, zP/E <- 2SD) was 7.3% (n=11). The acute malnutrition (AM, zP/T <-2 SD) was 1.3% (n=2). The chronic malnutrition prevalence (CM, zT/E <-2SD) was 12% (n=18) and the obesity prevalence was 6.7% (n=10). There was no association of nutritional status by sex and age of children, residence area, maternal education or EBF time (p>0.05). Children with UW had a lower average of age of onset of complementary feeding (1.7 vs 4.9 months, p˂0.0001) compare with their pairs without malnutrition. Conclusion: Chronic malnutrition was the most prevalent chronic disease affecting over 1 in 10 children. Early initiation of complementary feeding could be a risk factor for malnutrition.

Keywords: African Continental Ancestry Group; child nutrition; nutritional status; feeding behavior (Source: DeCS BIREME).

Citación: Sánchez-Bernal S, Riveros K, Alderete V, Bravard C. Perfil nutricional en niños menores de cinco años de comunidades afrodescendientes del Paraguay. Rev. Fac. Cienc. Salud UDES. 2015;2(2): 84-9. http://dx.doi.org/10.20320/rfcsudes.v2i2.57

1 Pediatra, Magíster en Ciencias de la Nutrición Docente Cátedra Nutrición del Niño. Carrera de Nutrición, Facultad de Ciencias Químicas, Universidad Nacional de Asunción. San Lorenzo, Paraguay.

2 Nutricionista, Magíster en Gestión de proyectos, Magíster en Investigación en Nutrición y Marketing. Facultad de Ciencias Químicas, Universidad Nacional de Asunción. San Lorenzo, Paraguay.

3 Nutricionista. Facultad de Ciencias Químicas, Universidad Nacional de Asunción. San Lorenzo, Paraguay.

4 Nutricionista, Especialista en Gastronomía y Alta Cocina. Jefe de Trabajo Práctico de la Cátedra de Técnica Culinaria, Facultad de Ciencias Químicas, Universidad Nacional de Asunción. San Lorenzo, Paraguay.

(2)

R

RReeevvv...FFFaaaccc...CCCiiieeennnccc...SSSaaallluuudddUUUDDDEEESSS(((BBBuuucccaaarrraaammmaaannngggaaa)))(((EEEnnnlllííínnneeeaaa)))–––VVVooolll...222–––NNNooo...222–––JJJuuullliiiooo--D-DDiiiccciiieeemmmbbbrrreee222000111555–––ppp...888444--8-88999 85  

Introducción

El estado nutricional de los niños menores de 5 años ha sido reconocido como un valioso indicador que refleja el estado de desarrollo de una población (1). El estado nutricional de estos niños es el resultado de la ingesta alimentaria y el estado de salud, los cuales están determinados por el acceso a los alimentos, servicios de salud, las condiciones sanitarias y la educación. Estas últimas condiciones son a su vez causadas por factores económicos y sociales (2).

El interés de este artículo es aportar información nutricional sobre la situación de un grupo específico que tradicionalmente no ha merecido gran atención en el debate sobre la pobreza, la equidad y el desarrollo: los afrodescendientes (3). Este término alude a las personas descendientes de africanos esclavizados en América Latina y el Caribe (4).

En América Latina coexiste una realidad sociodemográfica muy compleja como consecuencia de la conquista, el colonialismo y la inmigración, procesos que han reunido en un mismo territorio a variados grupos étnicos. Actualmente los afrodescendientes constituyen una fracción muy significativa de la población regional, pues representan por lo menos el 30% (4). En el Paraguay, esta proporción es mucho menor pues la cantidad de familias es significativamente inferior a la de los países de la región y el Caribe (5).

Si bien históricamente este grupo poblacional se incluye entre las minorías con mayor inequidad, poco se conoce sobre la realidad del conjunto de esta población en el país, por lo tanto, no se puede demostrar la discriminación racial ya sea con respecto a sus condiciones de vida particularmente en cuanto a salud, educación, vivienda, empleo, seguridad social, participación política y participación en la vida cultural (6).

Las inequidades para las minorías étnicas como la de los afrodescendientes son más pronunciadas en la población infantil (7). Esta situación impactaría de manera negativa en la situación nutricional de los más vulnerables, en este caso de los niños y niñas afrodescendientes, sin embargo, poco se sabe de esta situación en Latinoamérica, por lo cual fue realizado el presente estudio a fin de conocer algunos aspectos sociodemográficos, prácticas alimentarias respecto a lactancia, alimentación complementaria y estado nutricional por antropometría de niños/as menores de 5 años afrodescendientes.

Materiales y métodos

Diseño y muestra

Estudio transversal, observacional y analítico realizado en las comunidades Kamba Cuá, Kamba Kokué, Ciudad de los Pardos Libres de Emboscada de los departamentos Central, Paraguarí y Cordillera respectivamente. La muestra estuvo compuesta por niños y niñas menores de 60 meses declarados

por sus padres como afrodescendientes y que consintieron su participación en el estudio.

Instrumentos y variables

Fue utilizada una encuesta semiestructurada previamente validada, para evaluar características sociodemográficas, de la alimentación y fueron consignados peso y talla para evaluar el estado nutricional por antropometría según puntaje z de Peso/Edad, Peso/Talla y Talla/Edad (8).

Análisis estadístico

Los datos se presentan como promedios o medianas y desviaciones estándar según su ajuste a la normalidad, así como también sus valores límites mínimo y máximo. Para determinar diferencias de promedios o medianas para variables continuas entre muestras independientes no homogéneas o de tamaños muy diferentes, se utilizó el test de Mann Whitney. Para buscar asociaciones entre variables categóricas se aplicó la prueba de Chi2 y el test exacto de Fischer. Un valor de p<0,05 implicó significancia estadística. Para análisis y procesamiento de datos fueron utilizados el software ANTHRO de la Organización Mundial de la Salud (9). Para el procesamiento y análisis de datos en primer lugar fueron ingresados a una planilla Microsoft Excel versión 2007, posteriormente fue utilizado el paquete estadístico SPSS 16.0.

Aspectos éticos

El estudio contó con aprobación del Comité de Ética de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Asunción. El presente estudio fue llevado a cabo teniendo en cuenta los principios éticos para investigaciones médicas, según Declaración de Helsinki de la Asociación Médica Mundial.

Resultados

Fueron incluidos 150 niños/as afrodescendientes menores de cinco años, 49,3% fueron mujeres (n=75). La mediana de edad de los/as niños/as fue de 26,9 meses (Valores límites mínimo y máximo: 1,2 a 59,9 meses).

En la ciudad de Emboscada se encontraba la mayor cantidad de niños/as y fue la única en la que los padres refirieron residir en área rural (Tabla 1).

Tabla 1. Distribución por área de residencia de niños/as menores de 5 años en 3 comunidades afrodescendientes.

Comunidad Rural n (%) Urbana n (%) Total n

Emboscada 78 (63,4) 45 (36,6) 123

Fdo. de la Mora 0 (0,0) 16 (100) 16

Paraguari 0 (0,0) 11 (100) 11

Total 78 (52) 72 (48) 150

Fuente: Elaboración propia.

Según su ascendencia étnica, la mayoría refirió al menos un padre o madre y de un abuelo/a como afrodescendiente (Tabla 2).

(3)

Sánchez-­‐Bernal  S,  Riveros  K,  Alderete  V,  Bravard  V.   PPPeeerrrfffiiilllnnnuuutttrrriiiccciiiooonnnaaallleeennnnnniiiñññooosssaaafffrrrooodddeeesssccceeennndddiiieeennnttteeesssdddeeelllPPPaaarrraaaggguuuaaayyy

86   RRReeevvv...FFFaaaccc...CCCiieieennnccc...SSSaaallluuudddUUUDDDEEESSS(((BBBuuucccaaarrraaammmaaannngggaaa)))(((EEEnnnlllííínnneeeaaa)))–––VVVoooll.l..222–––NNNooo...222–––JJJuuullliiiooo--D-DDiicicciiieeemmmbbbrrreee222000111555–––ppp...888444---888999... Tabla 2. Ascendencia étnica de niños/as menores de 5 años en 3

comunidades afrodescendientes

Ascendencia étnica

Emboscada Paraguarí de la Fdo. Mora Ambos padres

afrodescendientes % n 72,4 21 20,7 6 6,9 2 Dos o más abuelos n % 66,7 24 16,7 6 16,7 6

Un padre Afro n % 80,0 56 1,4 1 18,6 13

Un abuelo Afro n % 92,1 35 7,9 3 0,0

Fuente: Elaboración propia.

La mediana de edad materna fue de 28,3 años (valores límites: 16 a 49 años) y 8,2 años aprobados de escolaridad materna (valores límites: 2,9 a 15años). El 28,7% (n=43) de las madres trabajaba fuera del hogar con un promedio de 8 horas/día. En cuanto al ingreso económico familiar, el 42,7% refirió contar con menos de un salario mínimo mensual, 40,7% alcanzaba hasta un salario mínimo y el resto 2 o más salarios mínimos por mes.

Respecto a la fuente de agua para consumo, 64% de los hogares contaba con abastecimiento de agua proveniente de SENASA (Servicio Nacional de Saneamiento Ambiental) o de aguaterías privadas, el 31 % tenía conexión a red de la ESSAP (Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay S.A.) y solo un 5% se proveía desde pozos.

En cuanto a saneamiento básico, se consultó sobre el tipo de baño con que contaban y el 74,7% respondió que utilizaban baño moderno con pozo ciego, es decir sin conexión a red cloacal; en tanto que, el 22,7% mencionó que disponía de letrina común y 2,7% tenía letrina con tapa de losa.

Prácticas alimentarias

El 96% (n=144) de las madres refirió que su hijo o hija se alimentó con pecho materno. Para conocer la duración de lactancia materna exclusiva se excluyeron a aquellos que seguían con esta modalidad, encontrándose una media de 3,5±1,8 meses, con mínimo de un mes y máximo de 7 meses de duración total. No hubo diferencias en los promedios por comunidades (Kruskal-Wallis, p=0,34). El 26,9% (n=39), tuvo la duración recomendada de al menos 6 meses.

La edad promedio de incorporación a la dieta de fórmula artificial u otra leche diferente a la materna fue de 7,4 meses (Mínimo un mes, máximo 24 meses). Mientras que la alimentación complementaria fue iniciada en promedio a los 5,2 meses de edad en aquellos niños/as que ya iniciaron la introducción de alimentación sólida al momento de la investigación.

El consumo de frutas entre quienes ya consumían sólidos (n=134) tuvo una frecuencia diaria de 2 o más unidades al día en un 53,7% (n=72), el resto sólo una vez al día. Las verduras eran consumidas diariamente sólo en su forma cocida en 52% de los casos, mientras que tanto cruda como cocidas en 48%.

Valoración antropométrica

En la Tabla 3 se presentan los valores correspondientes a las variables antropométricas que fueron evaluadas para realizar diagnóstico nutricional en la población de niños/as menores de cinco años. No hubo diferencias estadísticamente significativas en los promedios de puntajes z por comunidad (Kruskal-Wallis, p˃0,05).

Tabla 3. Descripción de medidas de tendencia central, de dispersión y valores límites de variables antropométricas

Comunidad Nacim Peso (gramos)

n=137

Peso (gramos)

n=150

Talla (cm) n=150

zP/T

n=150 n=150 zT/E n=150 zP/E

E

X 3,4 11,7 83,8 0,16 -0,44 -0,17 DE 530,0 3,8 14,3 1,12 1,91 1,49 Min 2,3 3,5 49,3 -4,21 -5,6 -4,7 Max 5,0 27,4 115,5 2,98 7,18 5,59

P

X 3,4 13,4 86,6 0,90 0,49 0,79

DE 580,0 4,7 14,3 0,97 2,77 1,61 Min 2,5 6,4 64,0 -0,75 -3,67 -1,85 Max 4,2 21,5 110,5 2,16 6,45 3,59

FM

X 3,3 13,5 90,2 0,51 -0,07 0,38 DE 599,0 3,4 15,8 1,01 1,30 1,14 Min 1,4 7,9 61,0 -1,35 -1,94 -1,06 Max 3,9 19,1 111,5 2,89 2,6 3,67

Total

X 3,4 12,0 84,7 0,25 -0,33 -0,04 DE 539,0 3,9 14,5 1,11 1,93 1,48 Min 1,4 3,5 49,3 -4,21 -5,6 -4,7 Max 5,0 27,4 115,5 2,98 7,18 5,59 E: Emboscada. P: Paraguarí. FM: Fdo. de la Mora. X= Promedio. DE: Desviación Estándar. Min=Mínimo. Max= Máximo. zP/T= puntaje z Peso/Talla. zT/E= puntaje z Talla/Edad. zP/E= puntaje z Peso/Edad. Fuente: Elaboración propia.

Presentaron Desnutrición Global (z Peso/Edad ˂-2 DE) el 7,3% (n=11) de los niños y riesgo de desnutrir (z Peso/Edad entre -1 y -2 DE) el 14% (n=22).

Por otra parte, el parámetro z Peso/Talla también es importante de considerar pues permite evaluar tanto la Desnutrición Aguda (z Peso/Talla <-2 DE), así como también los niveles de exceso de peso: sobrepeso (z Peso/Talla entre +1 y +2 DE) y obesidad (z Peso/Talla >+2 DE). Como es de esperar los niveles de Desnutrición Aguda o Emaciación fueron menores a la Global (1,3%; n=2) así como también el riesgo de desnutrir (9,3%); sin embargo, en cuanto al exceso de peso se observó que 6,7% (n=10) de la población estudiada presentaba obesidad y el 18% (n=27) sobrepeso.

En la población estudiada, el porcentaje de niños/as con talla baja fue del 12% (n=18), mientras que el grupo de niños/as con riesgo de talla baja fue de 23,3% (n=35). No hubo diferencias de porcentajes de desnutrición entre niños menores y mayores de 2 años y tampoco en peso o por talla por ser niño o niña (13,3% vs 10,7%; (Chi2 p˃0,05). o por residir en área urbana o rural (12,8% vs 11,1%; c2 p˃0,05).

(4)

Sánchez-­‐Bernal  S,  Riveros  K,  Alderete  V,  Bravard  V.   PPPeeerrrfffiiilllnnnuuutttrrriiiccciiiooonnnaaallleeennnnnniiiñññooosssaaafffrrrooodddeeesssccceeennndddiiieeennnttteeesssdddeeelllPPPaaarrraaaggguuuaaayyy  

R

RReeevvv...FFFaaaccc...CCCiiieeennnccc...SSSaaallluuudddUUUDDDEEESSS(((BBBuuucccaaarrraaammmaaannngggaaa)))(((EEEnnnlllííínnneeeaaa)))–––VVVoooll.l..222–––NNNooo...222–––JJJuuulliliiooo---DDDiicicciiieeemmmbbbrrreee222000111555–––ppp...888444---888999... 87   No se hallaron diferencias en el porcentaje de talla baja en

relación con la práctica de lactancia materna exclusiva al sexto mes de edad con (9/87 vs 3/32, Chi2; Fisher p˃0,05) o

el bajo peso. Tampoco influyó la mediana de edad de inicio de la alimentación complementaria (4,3 vs 4,7 meses, Mann-Whitney p˃0,05).

Para evaluar asociación del estado nutricional y la escolaridad materna, ésta se agrupó en menor de 6 años de estudio (primaria incompleta) y con 6 años o más aprobados (primaria completa en adelante). El análisis de medianas de puntaje z Talla/Edad no mostró diferencias significativas cuando se comparó por grupo de madres con y sin primaria completa (-0,34±2,2 DE vs -0,18±1,9 DE; Mann-Whitney p=0,9). De igual forma, no hubo asociación entre la cantidad de niños/as con talla baja y escolaridad materna, pues el porcentaje fue de 5,6% (n=1) para aquellos con madres con primaria incompleta y de 13% (n=17) para aquellos con primaria completa (Fisher, p=0,3). No hubo niños/as con bajo peso con antecedentes de madre con primaria incompleta.

Discusión

Es bien sabido que históricamente este grupo étnico ha sufrido discriminación e inequidades en América Latina tal como lo describen Antón y cols. en la revisión sobre la visibilidad de los afrodescendientes y su situación en temas de derechos (10, 11). La situación es similar en el Paraguay a lo descrito para otros países de la región (12), pues la forma en la que se instala esta población como parte del todo tuvo que ver con la llegada de los esclavos africanos hacia los siglos XV y XVI, cuya densidad fue incrementándose hasta la ocurrencia de la Guerra de la Triple Alianza en la que hubo una merma intensa debido a la participación de los mismos en ella (13).

Actualmente la proporción de la población de afrodescendiente sería de 0,13% respecto al total del país, lo que de por sí lo ubica como una de las poblaciones minoritarias, incluso por detrás de los indígenas (6).

El presente trabajo tuvo como objetivo principal conocer el perfil nutricional de una población sobre la cual poco se sabe respecto a nutrición o salud se refiere. Incluso, las publicaciones internacionales existentes no mencionan lo relacionado a estos temas (14). Para ello se seleccionó al grupo de los menores de cinco años como referencia pues constituye uno de los grupos más vulnerables y en salud pública representa una prioridad en términos de políticas públicas.

El grupo estudiado representa a la población afrodescendiente con menos de cinco años del Paraguay, ya que, aunque pudieran existir más familias dispersas en el país con esta ascendencia étnica, las comunidades incluidas en el estudio (Pueblo de los Pardos Verdes, Kamba Cua y Kamba Kokue) se declaran como afrodescendientes.

La distribución de la población mostró una mayor concentración en la comunidad asentada en la ciudad de Emboscada acorde a lo hallado en el Censo de Población Afrodescendiente (6). Igualmente se encontró que esta última es la única que cuenta ya con población asentada en área rural.

Entre los determinantes sociales, la escolaridad materna representa un factor que influye positiva o negativamente en el desarrollo y crecimiento del niño o niña. En este estudio se halló un promedio de años aprobados similar a lo hallado en la población general e incluso la proporción hallada en este trabajo en cuanto a proporción de madres analfabetas (0,7%) estaba por debajo del promedio nacional (2,4%) y más aún si se compara con el 4% de analfabetismo de la población asentada en zonas rurales (14). La mayor proporción correspondió a madres con el ciclo secundario incompleto.

Un mejor perfil educativo de la madre representa un factor protector para niños y niñas pequeños/as de acuerdo a estudios realizados en el ámbito nacional por Sanabria M. y Sánchez S. (15, 16) por lo que en este aspecto se perfila un contexto positivo para lograr un entorno favorable para la población infantil de las comunidades afrodescendientes incluidas en el estudio. Es fundamental involucrar a las madres o cuidadores en las estrategias para mejorar las prácticas de cuidado o crianza desde la educación y comunicación (17).

Aspectos relacionados con el acceso a servicios básicos, demuestran en este estudio una mejor disponibilidad y acceso a los mismos si se los compara con otro grupo vulnerable como son los indígenas (18) puesto que, en el presente estudio, una proporción importante bebe agua considerada como segura pues provienen de sistemas de agua corriente y pocas familias utilizaban aún letrinas comunes como forma de baño. Esta situación en la que no se alcanza el ideal esperado se presentó principalmente en la comunidad de Emboscada en la que además la ruralidad es preponderante.

Una situación menos vulnerable que la descrita para la infancia indígena se verifica para los niños afrodescendientes, tanto en las zonas rurales como urbanas o comparado con la situación en países de la región puesto que se ven afectados por privaciones generales en este ámbito, cinco de cada diez niños afrodescendientes en las ciudades del Brasil, cuatro de cada diez en El Salvador, Ecuador y Colombia, tres de cada diez en Honduras, el 16,6% de los niños en Belice y menos el 1,1% en Costa Rica (7).

A pesar de lo hallado en la investigación, es necesario ahondar en varios otros aspectos del saneamiento básico ambiental de estas comunidades.

Desde el punto de vista de la situación de nutrición de los niños y niñas afrodescendientes participantes del estudio, se han evaluado aspectos relacionados con los hábitos y prácticas alimentarias, así como del estado nutricional.

(5)

Sánchez-­‐Bernal  S,  Riveros  K,  Alderete  V,  Bravard  V.   PPPeeerrrfffiiilllnnnuuutttrrriiiccciiiooonnnaaallleeennnnnniiiñññooosssaaafffrrrooodddeeesssccceeennndddiiieeennnttteeesssdddeeelllPPPaaarrraaaggguuuaaayyy

88   RRReeevvv...FFFaaaccc...CCCiieieennnccc...SSSaaallluuudddUUUDDDEEESSS(((BBBuuucccaaarrraaammmaaannngggaaa)))(((EEEnnnlllííínnneeeaaa)))–––VVVoooll.l..222–––NNNooo...222–––JJJuuullliiiooo--D-DDiicicciiieeemmmbbbrrreee222000111555–––ppp...888444---888999... Posterior a lo cual se analizó la existencia o no de asociación

de algunos factores independientes como la edad materna, su escolaridad, niveles de ingresos económicos entre otros.

En primer lugar, se destaca que la mayor parte de los niños/as había sido alimentado con leche materna, de hecho, la proporción hallada de Lactancia Materna Exclusiva (LME) hasta los 6 meses de edad fue del 27%, porcentaje mayor al 12,8% hallado para la población infantil estudiada en la Encuesta de Ingresos y Gastos y Calidad de Vida 2011-2012 (16). Este hallazgo revela que, si bien el promedio de duración de LME sigue siendo muy baja (3,5 meses), un porcentaje de la población estudiada cumple con las recomendaciones internacionales (19) y nacionales (20) con respecto a la alimentación del lactante y niño/a pequeño/a.

Por otra parte, la edad de inicio de alimentación complementaria de la población estudiada, en promedio fue de alrededor de los 5 meses de edad, y en este sentido, la recomendación de expertos es iniciarla a los 6 meses (21) por lo tanto no se aleja de las sugerencias para la alimentación de niños pequeños. Se podría inferir que esta práctica no sería el factor es determinante para la menor duración de la LME, sino que podría estar relacionado con la precoz introducción de leche artificial o similar. Si bien el presente trabajo refleja algunas características de la alimentación de menores de 5 años, su alcance es limitado ya que se precisaría de una encuesta nutricional más profunda para valorar aspectos relacionados con la disponibilidad y acceso a alimentos, así como también para explorar aspectos culturales y antropológicos.

El perfil nutricional de los niños y niñas menores de 5 años, presentó una realidad que en algunos aspectos es preocupante ya que duplica las últimas cifras nacionales de 3,4% en cuanto a la Desnutrición Global; sin embargo, la prevalencia encontrada de Desnutrición Crónica de 12% en afrodescendientes versus 11,8% hallado en la población general menor de 5 años (16).

Por otra parte, cuando se compara estas cifras con las poblaciones indígenas, la situación de los niños/as afrodescendientes es más alentadora pues los primeros presentan valores que triplican la prevalencia nacional en Desnutrición Global (10%) y es más del doble para la Crónica o sea niños/as con talla baja antes de los 5 años, que corresponde al 40% para los pueblos originarios indígenas (22). Sin embargo, de todas formas, los ubica en una zona vulnerable, por lo que se debe priorizarlos en las políticas públicas de alimentación y nutrición.

Es importante recalcar la necesidad de inclusión en la agenda de salud de esta población, que por su baja proporción es frecuentemente excluida, a fin de identificar mejor las situaciones emergentes en salud y nutrición a fin de dar respuesta oportuna con equidad e igualdad (23). La escasa información con relación a la situación de la niñez afrodescendiente (24) lleva a menudo a subestimar el

verdadero contexto en el que se dará o no su desarrollo plenipontecial. En este sentido, los hallazgos de este estudio permiten abrir una discusión sobre la necesidad de fortalecer y orientar acciones para lograr una mejor llegada de los servicios básicos a este grupo minoritario por su densidad poblacional.

Conclusiones

La población de niños y niñas menores de 5 años afrodescendiente, se caracterizó por residir principalmente en zona rural a expensas de la comunidad en Emboscada pues las demás son exclusivamente de zona urbana.

Los niños o niñas tienen ascendencia étnica afrodescendiente dado por al menos un padre, madre o abuelos afrodescendientes.

El nivel educativo de más de la mitad de las madres correspondió al ciclo de secundaria completa e incompleta al menos. Solo 1 de cada 5 completó el ciclo secundario (12 años de escolaridad). 8 de cada 10 hogares con niños menores de 5 años, tiene un ingreso económico igual o menor al sueldo mínimo y ninguno cuenta con acceso a red cloacal.

Más de la cuarta parte de los niños tuvo Lactancia Materna Exclusiva hasta los 6 meses. La mayor parte inicia la alimentación complementaria antes de esta edad.

La desnutrición más prevalente fue la Crónica dada por la talla baja que afecta a poco más de 1 de cada 10 niños/as.

Fuentes de financiación

Esta investigación fue autofinanciada.

Declaración de conflictos de interés

Las autoras declaran que no existe conflicto de interés de carácter económico, contractual, ético u otro.

Bibliografía

1. FAO. Guía de Referencia: Indicadores de nutrición para el

desarrollo. Montpellier, Francia: IRD Institut de Recherche pour le Développement; 2006.

2. Van de Poel E., Hosseinpoor A., Speybroeck N., Van Ourti T., Vega J. Socioeconomic inequality in malnutrition in developing countries. Bulletin of the World Health Organization 2008, 86 (4):282-91. http://dx.doi.org/10.2471/BLT.07.044800

3. Rangel M. La población afrodescendiente en América Latina y los objetivos de desarrollo del milenio. Un examen exploratorio en países seleccionados utilizando información censal. CEPAL, Fondo Indígena, CEPED, 2005.

4. Antón J., Del Popolo F. CEPAL. Visibilidad estadística de la población afrodescendiente de América Latina: aspectos conceptuales y metodológicos. Santiago, Chile; 2008.

5. Medina L., Medina JC., Benítez C. Censo de Población y Viviendas de Tres Comunidades Afro-Paraguaya. Fernando de la Mora: AAPKC/DGEEC; 2007.

6. Codehupy/RCTD/RPA/ Cladem-Py/CDIa. Informe Alternativo de las Coaliciones de la Sociedad Civil Organizada De Paraguay sobre la Implementación de la Convención Para La Eliminación de toda forma de Discriminación Racial (CEDR). Asunción-Paraguay; 2011.

(6)

Sánchez-­‐Bernal  S,  Riveros  K,  Alderete  V,  Bravard  V.   PPPeeerrrfffiiilllnnnuuutttrrriiiccciiiooonnnaaallleeennnnnniiiñññooosssaaafffrrrooodddeeesssccceeennndddiiieeennnttteeesssdddeeelllPPPaaarrraaaggguuuaaayyy  

R

RReeevvv...FFFaaaccc...CCCiiieeennnccc...SSSaaallluuudddUUUDDDEEESSS(((BBBuuucccaaarrraaammmaaannngggaaa)))(((EEEnnnlllííínnneeeaaa)))–––VVVoooll.l..222–––NNNooo...222–––JJJuuulliliiooo---DDDiicicciiieeemmmbbbrrreee222000111555–––ppp...888444---888999... 89  

7. CELADE-CEPAL, UNICEF. Pobreza infantil en pueblos

indígenas y afrodescendientes de América Latina. Santiago, Chile 2012.

8. OPS/OMS. Patrones de Crecimiento del Niño de la OMS Curso de Capacitación sobre la Evaluación del Crecimiento del Niño. Ginebra-Suiza; 2008.

9. OMS. Anthro versión 3.2.2. Disponible en:

http://www.who.int/childgrowth/software/es/

10. Antón J. Bello A, Del Popolo F, Paixão M, Rangel M. Afrodescendientes en América Latina y el Caribe: del reconocimiento estadístico a la realización de derechos. Serie Población y Desarrollo, CEPAL/UNFPA. Santiago de Chile; 2008. 11. CEPAL, Naciones Unidas, Puyana A. Desigualdad horizontal y

discriminación étnica en cuatro países latinoamericanos. México 2015. [acceso 30 de Agosto de 2015]. Disponible en:

http://www.cepal.org/es/publicaciones/37816-desigualdad-horizontal-discriminacion-etnica-cuatro-paises-latinoamericanos 12. Noreña-Herrera C, Leyva-Flores R, Palacio-Mejía LS,

Duarte-Gómez MB. Inequidad en la utilización de servicios de salud

reproductiva en Colombia en mujeres indígenas y

afrodescendientes. Cad. Saúde Pública 2015;31(12):2635-2648. http://dx.doi.org/10.1590/0102-311X00016515

13. Telesca I. La historiografía paraguaya y los afrodescendientes. En: CLACSO. Los estudios afroamericanos y africanos en América Latina: herencia, presencia y visiones del otro. Buenos Aires: CLACSO; 2008. p. 165-186. [acceso 28 de Agosto de 2015].

Disponible en:

http://biblioteca.clacso.edu.ar/clacso/coediciones/20100823032637/ 10tele.pdf

14. Arguello AM. CRESPIAL/UNESCO. Salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial de los afrodescendientes en America Latina: Capítulo Paraguay. 2009: 1-63. [acceso 1 de Septiembre de 2015].

Disponible en:

http://www.crespial.org/public_files/EAPCIA-Paraguay.pdf

15. Sanabria M, Sánchez-Bernal S. Factores protectores del estado nutricional de la niñez paraguaya. Dirección General de Encuestas, Estadísticas y Censos. Revista de análisis. Economía & Sociedad 2001(5):111-46.

16. Sanabria M, Sánchez-Bernal S, Osorio A, Bruno S, DGEEC, UNICEF. Análisis de la situación nutricional de los niños menores de cinco años en Paraguay A partir de la Encuesta de Ingresos y Gastos y de Condiciones de Vida 2011-2012. Asunción, Paraguay: UNICEF; 2014. [acceso 2 de Septiembre de 2015]. Disponible en: https://www.unicef.org/paraguay/spanish/unicefpy_analisis_situatio n_nutricional.pdf

17. Nieto Ariza M. La Comunicación, herramienta de construcción de liderazgos en organizaciones del Caribe colombiano. Encuentros. 2015;13(1): 37-46. http://dx.doi.org/10.15665/re.v13i1.347 18. DGEEC. Encuesta a Hogares Indígenas 2008. Fernando de la Mora,

Paraguay: DGEEC; 2008.

19. Pan American Health Organization, World Health

Organization. Guiding principles for complementary feeding of de breastfed children. Washington 2001. [acceso 2 de Septiembre de

2015]. Disponible en:

http://www.who.int/nutrition/publications/guiding_principles_comp feeding_breastfed.pdf

20. Sánchez-Bernal S, Sanabria M. Alimentación normal del niño y adolescente. En: Figueredo R., Moreno R. Nutrición en la Salud y la Enfermedad. Asunción-Paraguay: Editorial EFACIM; 2007. p. 85-107.

21. Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición, Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social. Guías Alimentarias para el niño y niña menor de 2 años. Asunción, Paraguay: Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social; 2015.

22. Sánchez-Bernal S, Sanabria M, Medina N. Perfil nutricional de niños y niñas indígenas menores de 5 años. EIH Indígena 2008.

Libro de resúmenes. XLVI Reunión de la Sociedad Latinoamericana de Investigación Pediátrica. Cusco, Perú; 2008.

23. CELADE-CEPAL, UNFPA, OPS-OMS. Lineamientos para

incluir la identificación de pueblos indígenas y afrodescendientes en los registros de salud. Santiago, Chile: CEPAL; 2013.

24. Del Popolo F. Naciones Unidas, OPS/OMS, CELADE/CEPAL. Los pueblos indígenas y afrodescendientes en las fuentes de datos: experiencias en América Latina. Santiago, Chile: CEPAL; 2008.

© 2015 Universidad de Santander. Este es un artículo de acceso abierto (Open Access), distribuido bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution (CC BY 4.0), esta licencia permite a otros distribuir, mezclar, ajustar y construir a partir de esta obra, incluso con fines comerciales, siempre y cuando se adjudique el crédito al autor original y se cite este manuscrito como la fuente de la primera publicación del trabajo.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...