IGLESIA DE SAN AGUSTÍN

11 

Texto completo

(1)

IGLESIA DE SAN AGUSTÍN

Santiago Bayón Pellicer 3º B Grado Hª del Arte Facultat de Geografia i Història Departament d’Història de l’Art Historia y Gestión del Patrimonio Artístico

(2)

IGLESIA DE SAN AGUSTÍN EVOLUCIÓN DE LA OBRA

La iglesia de San Agustín y Santa Catalina pertenece al convento de ermitaños de San Agustín, que se organizó en 1256. En el caso de Valencia el fundador del convento fue fray Francisco Salelles, cuya inauguración fue en 1307. El propio fundador está enterrado en el propio monasterio, que todavía conserva restos de policromía.

Convento en 1569

Poco se sabe de las construcciones primitivas del monasterio, que debió ocupar el lugar donde ahora se sitúa la iglesia, la actual calle Guillem de Castro. Este lugar estaba situado a extramuros de la ciudad, en terreno agrícola. El edificio de la iglesia del monasterio, pudo ser una sola nave con anchos arcos diafragmáticos, al modo de las llamadas iglesias de reconquista. Efectivamente la iglesia sigue sustancialmente el esquema de las iglesias góticas del sur de Francia y Cataluña, con una gran nave única, cubierta con bóvedas de crucería y capillas cubiertas por bóvedas cuatripartitas, situadas entre los contrafuertes, y un ábside poligonal. Al construirse las nuevas murallas de la ciudad, el convento quedo dentro de ellas.

La fachada del monasterio se levantaba mirando hacia el centro de la ciudad, hacia una plaza denominada de la Portería de San Agustín, donde hoy se encuentra la calle Huesca, donde la iglesia, orientada al este, mostraba su cabecera gótica y tenía la entrada al lado sur, ya que el acceso más antiguo, situado a los pies, quedaba casi clausurado debido al desarrollo de la muralla.

(3)

Monasterio de San Agustín en 1738 dentro de las murallas

Como otras muchas iglesias valencianas a lo largo de la segunda mitad del siglo XVII se recurrió a los recubrimientos de cargada decoración barroca para modernizar y adaptar al gusto de la época. En 1692 siendo prior fray José Milán de Aragón se renovó la decoración interna de la iglesia con planos de yeso adornados con dibujos esgrafiados a modo de adamascado y tallas con formas vegetales y numerosos angelotes. El campanario era muy esbelto y estaba situado al lado contrario a donde se sitúa el actual.

En el siglo XVIII el monasterio gozaba de una situación muy buena, lo que permitió la renovación del pórtico ante la puerta lateral de la iglesia y unos años después la obra de la nueva capilla de nuestra Señora de Gracia. Esta situación cambia radicalmente con la invasión de las tropas napoleónicas, el monasterio fue escogido para que lo ocuparan las fuerzas de artillería y los animales de tiro fueron instalados dentro de la iglesia. Esto perjudico mucho al edificio y a su mobiliario, todos los altares de la iglesia, con sus estatuas y la mayor parte de las pinturas desaparecieron entonces. Después del pillaje y del incendio también desapareció la biblioteca.

Después de ser declarada la iglesia para ser desamortizada, se llego a un acuerdo para ceder el convento para que se trasladasen los presos. El coronel Montesinos se encargó de ello. En primer lugar derribó la capilla de la Virgen de Gracia, para dar luz a un patio espacioso con un pozo y un pilón. Pero existían grandes protestas de los vecinos por tener a los presos, que fueron trasladados al Monasterio de san Miguel de los Reyes. El convento se otorgo mas tarde a la Junta ejecutiva que llevó a cabo el derribo del convento.

(4)

Iglesia y correccional de San Agustín en 1897

Durante ese tiempo se trasladó al templo de San Agustín, la antigua parroquia de Santa Catalina. Al ser trasladada la parroquialidad era necesario edificar un campanario, ya que el antiguo había sido demolido, por ello en 1912 se le encarga a Luis Ferreres Soler el proyecto, que no llego a terminarse. Ferreres diseñó una edificación neogótica y la ubicó al otro lado de la nave en el ángulo que recae hacia la plaza de San Agustín.

Terrenos del derribado Monasterio de San Agustín en 1908 Nave tras la guerra civil 1940

En 1936 la iglesia fue saqueada y quemada, después de esta catástrofe, la nave del templo fue utilizada como cuadra de los transporte del ejercito republicano durante la guerra civil. Los trabajos de restauración se iniciaron en 1945, el proyecto fu redactado por Javier Goerlich, pero en líneas generales el proyecto no siguió las líneas de Goerlich.

(5)

Proyecto de Goerlich en 1945 Interior de la nave restaurada en 1950

La restauración y rehabilitación de San Agustín fue gracias a la venta de los solares de la iglesia de la Preciosísima Sangre. La restauración se prolongó décadas, la apertura de la avenida del Oeste conllevo un nuevo alineamiento de la fachada a la plaza de San Agustín y el derribo de las capillas mayores de ese lado.

REMODELACIONES DE LA OBRA

Interior de la iglesia

Una de las partes que pertenecen a la restauración de Javier Goerlich es el coro, completamente renovado y con un gran órgano finalizado en el año 2003. Está formado por una bóveda oblonga sobre la cual descansa el órgano, situado junto a la puerta de los pies, también hecha durante la restauración. Debajo del coro hay una reja del siglo XX.

(6)

Coro y órgano de San Agustín

Detalle de la bóveda

Se trata de una bóveda sexpartita con dos claves secundarias y un escudo en la clave, también tiene nervios de una talla de piedra depurada debido a la restauración de Goerlich.

La entrada a la sacristía y al resto de dependencias que no forman parte de la propia iglesia sin contar la portada gótica, forman parte de la restauración del siglo XX, con una piedra bien labrada, sobre todo en los arcos.

(7)

Los ventanales son de alabastro, los del ábside son los mayores y los de la nave son más pequeños, pero no existe una proporción en los ventanales que aparecen en las capillas habiendo de varios tipos y longitudes debido a las remodelaciones sufridas por la iglesia.

(8)

Exterior de la iglesia

Lo que más destaca del exterior de la iglesia son sus dos portadas y el campanario. Todo el exterior de la iglesia es de piedra, excepto uno de sus lados que tiene parte de piedra, de ladrillo y mortero de revestimiento. La iglesia tiene una gran serie de renovaciones en su exterior, lo que hace que haya cambios en la piedra del muro, tanto de tamaño, como grosor.

Existe una gran diferencia en el muro exterior de la iglesia, las piedras situadas en la zona de la portada barroca se aprecia una diferencia en la piedra.

Parte del muro de San Agustín

En la unión con la sacristía también se aprecia una diferencia en el muro.

(9)

En el lado contrario a la portada barroca se encuentra el muro formado por ladrillo, piedra y mortero de revestimiento. Este lado de la iglesia tiene un estado bastante lamentable debido a la demolición de partes antiguas de la iglesia, por lo que ha quedado al descubierto.

Muro exterior de San Agustín

Arcos de las antiguas partes que unían el convento a la iglesia, ahora están tapiados y tienen un mortero de revestimiento, se conserva bastante mal y con un estado bastante mejorable.

Partes del muro con ladrillo y piedra

Esta es la zona que peor se conserva, a diferencia de este muro, el exterior del ábside que está muy logrado. Otra parte que tiene una restauración bastante importante, es la portada de los pies y el campanario. La portada de los pies es una portada goticista, también posee un rosetón y una especie de pilastras que se elevan. Esta obra ha sido discutida por varios autores al igual que la torre-campanario. La portada esta revestida de piedra y tiene una estatua de la virgen en el tímpano.

(10)

Portada de los pies

La torre-campanario es otra de las grandes obras realizadas durante la restauración, Goerlich revistió el anterior campanario, paso del cuerpo cuadrado al octógono mediante biseles de ángulo y elevo otros dos cuerpos, el primero con cuatro ventanales, con cuatro cuadrifolios ciegos, bajo arcos apuntados; el segundo con ventanal por lado, cuadrifolios abiertos y pináculos sobre la cornisa de separación. Nada que ver con el antiguo.

(11)

BIBLIOGRAFÍA

VV.AA, ed. de Joaquín Bérchez, Catálogo de Monumentos y Conjuntos de la Comunidad Valenciana, Valencia, 1983

BENITO, D., El templo de San Agustín de Valencia, de monasterio a parroquial, Valencia, 2007 VV.AA, El icono de Nuestra Señora de Gracia de Valencia, Valencia, 2007

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...