PARCELAS DE ENRIQUECIMIENTO CON

Texto completo

(1)

MEDICIONES DE ALTURA Y DIáMETRO EN PARCELAS DE ENRIQUECIMIENTO

CON Cedrela balansae Y Toona ciliata VAR. australis A LOS 30 MESES

DE PLANTACIÓN EN LA FINCA RÍO SECO, PROV. DE SALTA.

CHOCOVAR Alcira Nélida Ester1 RESUMEN

Este trabajo resume el comportamiento a los 30 meses de plantación de dos especies de alto valor maderero como son la nativa Cedro Orán (Cedrela balansae C. DC.) y la exótica Toona o Cedro australiano (Toona ciliata Roemer var. australis (F.V.M.) C. DC.) en una disposición de fajas de enriquecimiento de 3 metros de ancho dentro de un bosque subtropical degradado de escasa regeneración, sito en la Finca Río Seco, al Norte de la Provincia de Salta. Ambas especies enfrentaron circunstancias adversas durante el lapso mencionado: la Toona soportó heladas leves y el Cedro el ataque de la oruga Hypsipyla grandella Zeller; sufrieron por igual el ataque de hormigas y cochinillas. A pesar de todo y con un adecuado mantenimiento hasta el 2º año, en promedio de 280 árboles en total, la Toona creció en altura 5,13 m y el Cedro 3,37 metros; en diámetro (DAP) 5,93 cm y 4,80 cm respectivamente.

SUMMARY

This paper discusses the behaviour of two sub-tropical tree species of high economic value: Cedro Orán (Cedrela balansae C. DC.) and Toona or Australian Cedar (Toona ciliata Roemer var. australis (F.V.M.) C. DC.) introduced in enrichment strips in Finca Río Seco, Province of Salta, so that this silviculturee system may contribute to the so needed reinstatement in the logged forest. After 30 months alter plantation Toona has attained a mean 5,13 metres high and 5,93 cm DBH, meanwhile Cedro Orán was up to only 3,37 m in height and 4,80 cm in DBH o.b (outside bark).

Palabras clave: Cedro Orán; Cedro Australiano; enriquecimiento; Provincia de Jujuy INTRODUCCIÓN

Las fajas de enriquecimiento son sistemas silviculturales destinados a la reposición de madera de alto valor comercial en bosques degradados. Se supone que en un esquema de rendimiento sostenido, la tasa de aprovecha-miento de un bosque debe ser menor o cuando menos igual a la tasa de recuperación del mismo. En las reservas forestales de la Guayana Venezolana (bosque tropical alto), tal recuperación se obtiene por el crecimiento del bosque remanente, el manejo de la regeneración natural y por el establecimiento de fajas de enriquecimiento. De acuerdo con la experiencia venezolana, entre las varias especies ensayadas en la opción de fajas, sólo una especie comercial –Cordia alliodora– parece prometedora, esperándose un diámetro mínimo de corta de 40 cm alrededor de los 50 años (Lozada et all., 2003).

Al noreste de la ciudad de Orán, Provincia de Salta, se encuentra la finca “Río Seco” donde el Pro-yecto Alto Bermejo (Fundación ProYungas) viene concretando estudios a mediano plazo relacionados con la estructura del bosque y su dinámica. Por su parte, y ante la evidencia de un reclutamiento muy deficiente de las especies económicamente más requeridas, el propietario de dicha finca inició en el año 2004 el establecimiento de parcelas de ensayo según la modalidad de enriquecimiento en fajas con varias especies de valor comercial, principalmente el Cedro “Orán” (Cedrela balansae) y la Toona o “Cedro australiano” (Toona ciliata var. aus-tralis). Como esta tarea tiene un elevado costo de implantación y mantenimiento, la rentabilidad de este sistema de enriquecimiento deberá ser evaluada cuidadosamente. Los trabajos realizados en Venezuela indican que el bosque tropical alto tiene la capacidad de cicatrizar rápidamente sus heridas, pero esto constituye un obstáculo a los intentos de mejorar la productividad mediante enriquecimiento del bosque, pues el control del material cicatrizante resulta costoso (Vincent, 1993).

Con respecto a la introducción de Toona ciliata, dado que esta especie posee las mismas características tecnológicas y decorativas que la madera del Cedro Orán (Cedrela balansae), el desarrollo de plantaciones comerciales de Toona bien podría disminuir la presión de extracción de Cedro en el bosque nativo (Mangia-lavori et al., 2003). Este trabajo pretende dar una idea de la tasa de crecimiento inicial de las especies arriba mencionadas mediante los promedios de altura y diámetro logrados en 18 fajas de enriquecimiento unifilares, 9 de cada especie, al cabo de 30 meses desde la plantación de las mismas.

(2)

DESCRIPCIÓN DEL áREA RELEVADA

La finca Río Seco se halla ubicada a los 22,9244º S; 64,1412º W y 619 m. s.n.m., (al Oeste de la loca-lidad de Campichuelo). La topografía va desde quebrada en las estribaciones de la Serranía de San Antonio, hasta plana hacia el Oriente. La superficie se halla cubierta por un bosque degradado en las áreas más bajas y accesibles, habiendo soportado varias intervenciones selectivas a partir de comienzos del siglo XX. Entre las especies arbóreas características en la finca se encuentran: Acacia visco; Amburana cearensis; Anadenanthera colubrina; Astronium urundeuva; Callicophylum multiflorum; Cedrela balansae; Maclura tinctoria; Cordia trichotoma; Enterolobium contortisiliquum Lonchocarpus lilloi; Myroxylon peruiferum; Ocotea puberula Patagonula americana; Phyllostilon rhamnoides; Pterogyne nitens; Myrsine laetevirens; Tabebuia impetigi-nosa; Terminalia triflora y Tipuana tipu. Para señalar la diversidad existente, baste recordar que en una parcela de 1 hectárea se censaron 441 árboles pertenecientes a 40 especies, 37 géneros y 22 familias (Blundo, 2008). Actualmente las especies efectivamente interesantes desde el punto de vista comercial no pasan de la docena –A. urundeuva (Urundel); A. cearensis (Roble criollo); A. colubrina (Cebil colorado y moro); C. multiflorum (Palo blanco); C. balansae (Cedro Orán); C. trichotoma (Afata); M. peruiferum (Quina colorada); P. americana (Lanza blanca); P. rhamnoides (Palo amarillo); P. nitens (Tipa colorada); T. impetiginosa (Lapacho rosado); T. tipu (Tipa blanca)– (Picchi, 2008).

En cuanto al clima de la región, para la estación Campichuelo del FFCC Belgrano, la serie pluviométrica 1979-90 muestra un promedio de lluvias de 920 mm anuales; se estima que la zona del ensayo recibe actual-mente unos 980 mm al año, con una elevada concentración durante el semestre húmedo (Nov.-Abr.) del orden del 90 por ciento. La temperatura media anual se aproxima a los 21ºC pudiendo las máxima y mínima abso-lutas alcanzar los 43º y -5,5º respectivamente. Para la ciudad de Orán, unos 25 Km al Sur de Río Seco, se cita una evapotranspiración potencial de 1557 mm (Papadakis, 1974). De acuerdo con los datos de la Dirección de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Prov. de Salta (1996), en la localidad de Colonia Santa Rosa distante unos 45 km del sitio aquí tratado, la menor intensidad del viento se registra durante los meses secos (6,2-7,7 km/h ) y la mayor en la estación lluviosa (9,0-9,7 km/h). Para Orán el Servicio Meteorológico Nacional (1981) menciona una media de 4,3 km/h en invierno y 5,3 en verano. Los suelos sobre los que se plantó este ensayo son en general pardos, profundos y poseen una textura franco-arenosa de escasa estructura, con un pH de 7,4-7,6 y escaso contenido de materia orgánica (1 %), siendo por lo tanto pobres en nutrientes y de escasa retención hídrica.

MATERIAL Y MÉTODOS

Para este ensayo comparativo de vigor se utilizaron plantas de unos 30-40 cm de altura provistas por viveros particulares. Las picadas se abrieron en dirección perpendicular al camino de acceso, para facilitar el cuidado de la plantación y la futura cosecha. De esta manera resultaron fajas con diversas orientaciones. Dentro de las picadas se eliminaron casi todos los árboles y arbustos excepto los renovales de las especies valiosas como Amburana, Cedrela, Cordia, Myroxylon, Tabebuia, Lonchocarpus lilloi y Enterolobium contortisiliquum (estas dos últimas utilizadas sólo para la fabricación de terciados y multilaminados). Luego de esta apertura se aplicó glifosato para mantener las fajas relativamente limpias hasta la plantación que tuvo lugar entre febrero y abril de 2004. Se han abierto fajas de dos tipos: las unifilares de 3 metros de ancho con interfajas de bosque de 14 m de ancho, y las bifilares de 5 m con interfajas de 28 metros; las mediciones presentadas en este trabajo se refieren solamente a las fajas de 3 metros de ancho (6 fajas con un total de 18 m de ancho más 6 fajas de bosque con un total de 84 metros por cada 102 metros de ancho). La longitud de las fajas varía entre 100 y 130 metros aproximadamente, conteniendo entre 30 y 40 árboles c/u. Las distancias entre plantas dentro de la fila es de 3 metros.

(3)

RESULTADOS

En trabajos recientes, entre ellos el producido por la Fundación ProYungas en relación a Rio Seco, se ha puesto de manifiesto el escaso reclutamiento observado en las especies de interés industrial, por ej.: 3,0 indi-viduos < 10 cm DAP / hectárea para el Cedro; 1,3 en Palo blanco; 1,1 en Lapacho (amarillo y rosado); 0,6 en Quina colorada; 0,2 en Urundel, etc. (Badinier y Eliano, 2007). Estos guarismos contrastan con los obtenidos en la década del ’30 en una fracción muy similar a la aquí descripta (Bosque de Palo amarillo y Palo blanco) con más de 400 individuos inferiores a 31 cm de DAP / ha y en la maraña del cebilar con hasta 960 arbolitos menores de 20 cm de DAP / ha (Koutche y Melillo, 1935).

Lo que hoy existe en Río Seco es un bosque aprovechado y repasado con presencia de ganado intruso de poco probable recuperación a menos que se intente la introducción de pequeños macizos o fajas de enriqueci-miento manejadas con especies de valor que en un par de décadas proporcionen madera industrial permitiendo la recuperación natural del bosque remanente entre ellas. En efecto, esto es lo que se está intentando en la actualidad con la plantación, como en este primer ensayo de fajas angostas uniespecíficas, o posteriormente en dobles y triples filas intercalando distintas especies. .

Para tener una idea más acabada de las temperaturas y lluvias que soportan las dos especies tratadas en sus respectivos lugares de origen se transcriben en las tablas 1 y 2 los siguientes valores mensuales comparados:

Tabla 1. Valores para Toona ciliata (Sur de Queensland y Nueva Gales del Sur)*

*Datos convertidos del Bureau of Meteorology (1956) Tabla 2. Valores para Cedrela balansae (Orán)*

*Datos tomados del SMN (1981)

Como puede apreciarse las diferencias más notables son las temperaturas algo más bajas en junio y julio en Orán y las mayores lluvias desde abril hasta noviembre en Australia; la posible limitante para la adaptación de la Toona en Río Seco sería entonces el riesgo de heladas en invierno.

En la tabla 3 se presentan los valores medios de altura total y diámetro a 1,3 m (DAP) de los 280 árboles que integraron las 18 parcelas o fajas medidas. No se tomaron en cuenta los diámetros inferiores a 1 cm a 1,3 m sobre el suelo.

(4)

Tabla 3. Fechas de plantación, Altura y DAP medios de las 18 fajas de Cedro y Toona.

(5)

Tabla 4. Valores dendrométricos medios obtenidos del muestreo considerando los 280 árboles

Como se puede apreciar en el cuadro de mediciones de alturas y diámetros máximos (tabla 5) la Toona aventajó a Cedrela en 2,45 metros en altura y 3,5 cm en DAP. En otras palabras, el cedro “Orán” más alto creció sólo el 68,2 % de la “toona” más alta, y el cedro de mayor DAP logró sólo el 69,6 % del diámetro de la “toona” más gruesa.

Tabla 5. Valores dendrométricos máximos de altura y DAP a los 30 meses de plantación.

Considerando una faja de Toona de 3 m de ancho con una longitud media de 115 metros y sin fallas (aproxi-madamente 350 m2), a los 2,5º años se tiene un AB (área basal) de 2,9 m2, con plantas de un llamativo vigor. Para el caso del Cedro, con una supervivencia del 87 % y en los mismos 350 m2 se logra un AB de 1,7 m2. Sin embargo todos estos datos representan volúmenes juveniles alcanzados en condiciones muy controladas, con cuidados culturales que normalmente no se continúan más allá del 2º año. Otra cuestión a tomar en cuenta próximamente es la referida a la captación lumínica, en particular la de la Toona; en ensayos realizados en Horco Molle, Prov. de Tucumán, se comprobó que la exigencia en luz de la Toona es equivalente a la de una plantación a cielo abierto (Riera, 1974).

En lo referente a la presencia de plagas ambas especies son atacadas por una cochinilla entre los meses de abril y julio, pero se la combate fumigando efectivamente con Furadán. En la Provincia de Misiones se ha citado la presencia de pulgones con revestimiento algodonoso en hojas y tallos de ejemplares de Toona que recibían poca iluminación (Sanchez et all., 1988). Las hormigas atacaron al Cedro y aparentemente a la Toona en mayor medida. El Cedro no resultó afectado por las heladas; la Toona es menos tolerante al frío pero los individuos afectados rebrotaron en casi todos los casos. En un reducido ensayo establecido en la Estación Forestal San Pablo (Jujuy) las Toonas rebrotaron varios años consecutivos luego de reiteradas heladas de hasta 3ºC bajo cero en abrigo pero los árboles resultaron muy deformados. Hasta el presente el problema más grave lo consti-tuye el gusano barrenador u oruga de los brotes (Hypsipyla grandella) que ha atacado tanto al Cedro Orán (C. balansae) como a las pequeñas parcelas introductorias de Cedrela odorata, C. mexicana y Caoba (Swietenia macrophylla). Fassola (1988) trabajando con Toona en la localidad de San Antonio, Misiones, halló al 11º año de plantación un 67 % de árboles enfermos, observando engrosamientos en el fuste o ramas cuyo leño presenta una coloración rojo-violácea y podredumbre alrededor de la médula a la altura del tocón.

Es probable que en poco tiempo más la Toona –de buen desempeño inicial– decline esta tasa de creci-miento en razón de las características propias de los suelos en los que fue implantada. Como se mencionó en la descripción del área relevada, se trata de suelos poco fértiles, de textura franco-arenosa y capacidad de campo reducida; entre las exigencias ecológicas de la especie se mencionan los suelos ricos en nutrientes pues no soporta suelos sueltos y pobres (Varela et all., 1993). Por tratarse de una especie intolerante, en el caso de su cultivo en fajas necesita una rápida apertura del dosel lindero pues de lo contrario los jóvenes árboles quedan oprimidos y disminuyen su crecimiento (Marmol y Ortin, 1988).

(6)

CONCLUSIONES

En el sistema silvicultural de enriquecimiento en fajas con Celdrela balanae y Toona ciliata var. australis) emprendido en Río Seco para recuperar la productividad del bosque nativo largamente degradado, la Toona a pesar de su menor tolerancia a las heladas que el Cedro Orán y a hallarse en un sitio de plantación con lluvias –si bien similares en valores absolutos a los del área de origen pero de régimen monzonal–, ha demostrado un comportamiento temprano muy satisfactorio, con elevado vigor y buena recuperación luego de las heladas (IMA en altura = 2,05 m; IMA en AB = 1,16 m2). El Cedro, con menor supervivencia, logró aceptable crecimiento aunque inferior al de la Toona (IMA en altura = 1,30 m; IMA en AB = 0,68 m2); el mayor problema visualizado localmente en este Cedro es su susceptibilidad al ataque del barrenador que si bien no llega a matar todos los árboles, los debilita, deforma y atrasa en su crecimiento.

Claro está que estos valores medidos a los 30 meses no son necesariamente extrapolables a un estadio más avanzado de las mencionadas fajas de enriquecimiento, y las posibles adversidades futuras podrían alterar sustancialmente los resultados obtenidos hasta el presente. Habrá que considerar igualmente el manejo que requieran ambas especies, podas, raleos, liberación de las paredes del bosque por el llamado “efecto tunel”, etc., pues el destino de las mismas es madera de calidad y no simplemente volumen, y ello conlleva un costo que deberá ser evaluado en el futuro. Es recomendable para las futuras plantaciones efectuar una fertilización de arranque que evite la competencia por la maleza dentro de las fajas.

REFERENCIAS BIBLIOGRáFICAS

Arias, M. y Bianchi, A. 1996. Estadísticas Climatológicas de la Provincia de Salta. (Cnia. Santa Rosa, pág. 127) Secretaría de la Producción de la Prov. de Salta. DMAyRRNN. Salta.

Blundo, C. 2008. Plan de manejo forestal piloto “Finca Río Seco”: Monitoreo de diversidad y estructura forestal. Proyecto Alto Bermejo (informe inédito)

Bureau of Meteorology. 1956. Climatic Averages. Melbourne, Australia.

Fassola, H. 1988. Resultado de la introducción de la Toona ciliata M. Roem. var. australis (F.V.M.) C.DC. en San Antonio, Mi-siones. VI Congreso Forestal Argentino, Tomo II, pág.367. Santiago del Estero.

Lozada, J., Moreno, J. y Suescun, R. 2003. Plantaciones en fajas de enriquecimiento: experiencias en 4 unidades de manejo forestal de la Guayana Venezolana. Scientific Electronic Library Online. Interciencia: Vol. 28, Nº 10.

Mangialavori, A., Minetti, J. y Moscovich, F. 2003. Dasometría en plantaciones comerciales de toona (Toona ciliata var. australis) en la prov. de Salta. SAGPyA Forestal, Nº 29.

Mármol, L. y Ortin, A. 1988. Estudios sobre introducción y adaptación de Toona ciliata var. Australis en la Provincia de las Yungas. VI Congreso Forestal Argentino, Tomo II, pág. 298-299. Santiago del Estero.

Papadakis, J. 1974. Ecología: Posibilidades agropecuarias de las provincias argentinas. Enciclopedia Argentina de Agricultura y Jardinería. Tomo II (pág. 29). Editorial ACME S.A.C.I. Buenos Aires.

Picchi, C. 2008. Ingreso a Planta de productos forestales provenientes de las fincas “Río Seco” y “La Lucrecia” durante el lapso 2007-08. San Pedro de Jujuy. Informe Inédito.

Riera, R. 1974. Respuesta de una plantación de Toona ciliata a distintas intensidades de luz, en Horco Molle, Tucumán, Argentina. Revista Forestal Argentina. XVIII (4):111.

Sánchez, J., Gotz, I y Segovia, W. 1988. Enriquecimiento de bosques nativos de Misiones: implantaciones bajo cubierta, segunda comunicación. VI Congreso Forestal Argentino, Tomo I, pág.193-195. Santiago del Estero.

SMN 1981. Estadística meteorológica 1961-1970. (Orán Aero, pág. 153). Fuerza Aérea Argentina. Buenos Aires.

Varela, R., Gil, M. y del Castillo, E. 1993. Cultivos forestales alternativos en la Selva Subtropical. Congreso Forestal Argentino y Latinoamericano, Comisión VI, 13 pp. Paraná, Entre Ríos.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :