DIos nos sale al encuentro

Texto completo

(1)

DIos nos sale al encuentro

DIOS ES AMOR SIN EXCLUSIONES: para construir una Pastoral de Juventud que anuncia al Dios de la Vida y del Amor Humano, es un material que abre

el diálogo, iluminado desde el magisterio de nuestros obispos argentinos y el del Papa Francisco, partiendo de la Palabra de Dios y buscando

hacer vida el anuncio del Dios de la vida.

(2)

Descubramos juntos

Nos ponemos en marcha

El documento “El Dios de la Vida y del Amor Humano”.

El valor de la escucha sinodal que requiere su lectura y análisis.

https://youtu.be/GkwyzR2cSp4

La misma intención (la del CVII— GS 1) es la que nos mueve hoy a asumir “el gozo y la esperanza, la tristeza y la angustia” que vivimos en orden a dos realidades

fundamentales de la existencia del hombre: la Vida y el Amor Humano. Al respecto, queremos acercarnos a los hombres y mujeres de nuestro tiempo con nuestra propuesta cristiana, que nos impulsa a reconocer al otro, sanar las heridas, construir puentes, estrechar lazos y ayudarnos «mutuamente a llevar las cargas» (Ga 6,2). (DVAH 5,2)

Se ha convertido en un lugar común la constatación de que estamos atravesando una época de profundas

transformaciones, a tal punto que se la ha calificado como un verdadero cambio de época. En ella debemos aprender a convivir mediante el diálogo, el respeto por las diferencias y el anhelo en procurar siempre el bien del otro.

Con esta reflexión esperamos contribuir a una auténtica cultura del encuentro, de

la vida y del amor humano, junto con todos aquellos que estén abiertos a una intercomunicación personal y pluralista, y buscan since-ramente el bien de todos, sin marginar ni excluir a nadie. En esta prolongada época transicional, el

Espíritu Santo sigue suscitando “la nueva creación”, la humanidad nueva a la que la evangelización debe conducir,

mediante la unidad en la variedad que la misma evangelización querría provocar en la comunidad cristiana. (DVAH 8,3)

Van cayendo los viejos sistemas de pensamiento y este derrumbe nos

pone ante el desafío de abrirnos a una humanidad más libre y tolerante.

Qué nos dicen nuestros pastores

2

(3)

Qué nos dice tu palabra

Jesús llegó a una ciudad de Samaría

llamada Sicar, cerca de las tierras que Jacob había dado a su hijo José. Allí se encuentra el pozo de Jacob. Jesús, fatigado del camino, se había sentado junto al pozo. Era la hora del mediodía. Una mujer de Samaría fue a sacar agua, y Jesús le dijo: «Dame de beber» .Sus discípulos habían ido a la ciudad a comprar alimentos. La samaritana le respondió: «¡Cómo! ¿Tú, que eres judío, me pides de beber a mí, que soy

samaritana?». Los judíos, en efecto, no se trataban con los samaritanos.Jesús le respondió: «Si conocieras el don de Dios y quién es el que te dice: “Dame de beber”, tú misma se lo hubieras pedido, y él te habría dado agua viva». «Señor, le dijo ella, no tienes nada para sacar el agua y el pozo es profundo. ¿De dónde sacas esa agua viva?¿Eres acaso más grande que nuestro padre Jacob, que nos ha dado este pozo, donde él bebió, lo mismo que sus hijos y

Nos dice Francisco:

Para disponerse a un verdadero encuentro con el otro, se requiere una mirada amable puesta en él. Esto no es posible cuando reina un pesimismo que destaca defectos y errores ajenos, quizás para compensar los propios complejos. Una mirada amable permite que no nos detengamos tanto en sus límites, y así podamos tolerarlo y unirnos en un proyecto común, aunque seamos diferentes.

sus animales?». Jesús le respondió: «El que beba de esta agua tendrá

nuevamente sed, el que beba del agua que yo le daré, nunca más volverá a tener sed. El agua que yo le daré se convertirá en él en manantial que brotará hasta la Vida eterna». «Señor, le dijo la mujer, dame de esa agua para que no tenga más sed y no necesite venir hasta aquí a sacarla». (Jn 4, 1—15)

Jesús sale de su territorio y cruza fronteras para ir al encuentro del otro diferente, extranjero e incluso hostil.

Jesús espera, observa, escucha, atiende…

se pone en diálogo (siempre evangelizador).

Jesús acoge la vida como viene sin juzgar y ofrece Su agua-Vida eterna.

3

EL AMOR AMABLE GENERA VÍNCULOS , CULTIVA LAZOS, CREA NUEVAS REDES DE

INTEGRACIÓN, CONSTRUYE

UNA TRAMA SOCIAL FIRME.

(4)

Una Iglesia a la defensiva, que pierde la humildad, que deja de escuchar, que no permite que la cuestionen, pierde la juventud y se convierte en un museo. ¿Cómo podrá acoger de esa manera los sueños de los jóvenes?

Aunque tenga la verdad del Evangelio, eso no significa que la haya comprendido plenamente; más bien tiene que crecer siempre en la comprensión de ese tesoro inagotable. (CV 41)

Nos encontramos dialogando:

2 1

Nuestro Compromiso

La Iglesia «en salida» es una Iglesia con las puertas abiertas. Salir hacia los demás para llegar a las periferias humanas no implica correr hacia el mundo sin rumbo y sin sentido. Muchas veces es más bien detener el paso, dejar de lado la ansiedad para mirar a los ojos y escuchar, o renunciar a las urgencias para acompañar al que se quedó al costado del camino. A veces es como el padre del hijo pródigo, que se queda con las puertas abiertas para que, cuando regrese, pueda entrar sin dificultad. (EG 46)

¿Somos conscientes de que hay personas que han vivido en la Iglesia experiencias dolorosas? ¿Eso puede condicionar el encuentro y el diálogo? ¿Cómo es posible sanar esa situación?

¿Somos capaces de escuchar al otro con la misma ternura con la que nos escucha Jesús? Señalemos algunos rasgos de una escucha "al modo de Jesús".

4

¿Qué acciones concretas estamos llamados a realizar para reconocer al otro, sanar sus heridas, construir puentes, estrechar lazos y ayudarnos "mutuamente a llevar las cargas"?

3

¿Con cuánta paz y libertad interior abordamos el diálogo que une, acogiendo las diferencias? Compartí algunas actitudes que contribuyan a este estilo de diálogo.

5

¿Cómo asumimos esta misión en nuestras familias, comunitariamente y especialmente en los que servimos? Procuremos dar ejemplos concretos.

Queremos “convivir mediante el diálogo, el respeto por las diferencias “. Por eso...

4

(5)

Compartimos la oración:

Le pedimos a María, a quien el Señor de la Vida eligió como Madre suya y la entregó como Madre nuestra, que nos acompañe e interceda para que, junto a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, contemplemos, cuidemos y promovamos siempre la belleza de la vida y el amor humano. Amén. (DVAH 39,3)

GLosario

(GS) Gaudium et Spes. La Iglesia ante el mundo actual – Concilio Vaticano II, 1965.

(EG) Evangelii Gaudium – Exhortación apostólica postsinodal – Francisco, 2013.

(CV) Christus Vivit – Exhortación apostólica postsinodal- Francisco, 2019.

(DVAH) El Dios de la vida y el Amor Humano- Conferencia Episcopal Argentina, 2019.

5

www.institutopironio.org.ar

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :