INDICADORES FUNDACIÓN ESTE PAÍS. A la orilla de la

Texto completo

(1)

E S T E P A Í S 1 8 5 59 A G O S T O 2 0 0 6

U n nuevo paradigma económico recorre el mundo desde hace décadas:

la economía de la información y el conocimiento. No existe un con- senso claro sobre su definición, pero hay evidencia de que el proceso productivo hace un uso cada vez más intensivo de la información y se sustenta de manera creciente en la capacidad creativa de las personas y las sociedades. La apli- cación del conocimiento en el proceso de producción se remonta por lo menos a la Revolución Industrial del siglo XIX, pero lo que es mucho más reciente es la velocidad y alcance con que se genera nueva información y conocimiento, y cómo éste se incorpora en la producción, distribución y consumo de bienes y servicios, agregando valor a lo que las personas hacen, venden y compran.

La economía del conocimiento se apoya, quizá más que en ningún otro factor, en las habilidades y competencias de las personas, adquiridas por medio de una educa- ción de calidad, para analizar información a su disposición, generar conocimiento, resolver problemas y aprender dentro y fuera de la escuela. Este modelo económico se apoya también en la inversión que se hace en ciencia y tecnología, que representan la estructura que permite y fomenta el desarrollo de las capacidades de innovación de una sociedad.

Existen países y regiones cuyas economías han venido mejorando la calidad de su educación e impulsando la ciencia y la tecnología desde hace décadas. Estos países son los ganadores actuales en la economía del conocimiento. Pero otros parecen encontrarse a la orilla de la economía del conocimiento, dados sus rezagos en materia de educación, ciencia y tecnología. América Latina es una de esas regiones.

En esta edición, la Fundación Este País muestra indicadores básicos que permiten apreciar cuáles son los principales rezagos de América Latina en materia de educa- ción, ciencia y tecnología.

A la orilla de la

economía del conocimiento

Indicadores sobre educación, ciencia y tecnología en América Latina

indicador agosto.indd 1 7/20/06 1:42:45 PM

(2)

INDICADORES

FUNDACIÓN ESTE PAÍS

E S T E P A Í S 1 8 5 60 A G O S T O 2 0 0 6

Educación de calidad para todos:

una meta sin concretarse

La mayor parte de los indicadores educativos de los países de América Latina (AL), sean de acceso (escolaridad promedio), eficiencia (repetición), equidad (desigualdades educativas) o calidad (resultado de evaluaciones), arrojan una conclusión clara: la educación es uno de los retos de desarrollo más importantes que enfrenta AL.

Sin una población educada, con las habilidades necesarias para com- prender la información a su alcance, generar nuevo conocimiento, comunicarlo y compartirlo con otros, atributos necesarios en la econo- mía del conocimiento, las sociedades y economías de los países de AL competirán en condiciones de desventaja con el resto del mundo.

A continuación se presentan tres indicadores que ofrecen evidencia de la dimensión del desafío ante el cual se encuentra la región en la materia.

Para competir en la economía del conocimiento se estima que son necesarios 12 años de educación formal. En América Latina el promedio es de la mitad:

6 años de escolaridad

Escolaridad promedio de la población de 15 años y más, en países seleccionados, 1960 y 2000

Nota: No hay datos disponibles sobre China para 1960.

Fuente: Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Educación, Ciencia y Tecnología en América Latina y el Caribe. Compendio Estadístico de Indicadores, 2006, Washington, D.C.

Escolaridad promedio: indicador del acceso educativo

Actualmente, en América Latina hay más niños asistiendo a la escuela que en ningún otro mo- mento en su historia. En los últimos 40 años, la escolaridad promedio de la población de 15 años y más, que muestra el nivel de acceso de la población a la escuela, pasó de 3.5 años a poco más de 6 años en la región. En algunos países, la escolaridad promedio aumentó en más del doble en el mismo periodo, como México, que pasó de 2.8 años en 1960 a 7.3 años en 2000.

Pero la expansión del acceso educativo en AL ha sido insuficiente: sigue habiendo un rezago importante frente a otros países de mayor desarrollo. Un caso ilustrativo es Corea, que en 1960 tenían niveles de escolaridad promedio

inferiores a los de algunos países de AL. Impul- sada por un crecimiento rápido y sostenido, y políticas orientadas a mitigar las desigualda- des, entre 1960 y 2000 Corea incrementó en más del doble la escolaridad promedio de su población de 15 años y más (de 4.2 a 10.8 años). La lección para AL es clara: es posible (y necesario) lograr un progreso educacional mayor que el alcanzado en las últimas déca- das. Sólo así podrá competir en la economía del conocimiento: la mayoría de las estimacio- nes indican que en este modelo económico, los trabajadores necesitan tener 12 años de educación formal para garantizar un nivel de vida decoroso y mantenerse al ritmo de las exigencias y cambios de un mercado laboral cada vez más globalizado.1

��

��

��� ��� ��� ��� ��� ��� �� �� �� �� �� ���

� � �� �� �� ��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

12

10

8

6

4

2

0

Brasil América Chile México Argentina China Finlandia Corea Estados

Latina Unidos

10.8

8.5 12

10

4.2 5.4 6.4 5.2

8.7 7.3 7.3 6.1

5.2

3.5 2.8 4.6

3

1960 2000

��

��

��� ��� ��� ��� ��� ��� �� �� �� �� �� ���

� � �� �� �� ��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

indicador agosto.indd 2 7/20/06 1:42:46 PM

(3)

��

��

��� ��� ��� ��� ��� ��� �� �� �� �� �� ���

�� �� �� ��

��

��

��

��

��

��

��

��

���

��

��

���

��

��

���

��

��

���

E S T E P A Í S 1 8 5 61 A G O S T O 2 0 0 6

En el año 2002, uno de cada 10 alumnos de primaria en América Latina repitió año

Ineficiencias del sistema educativo

Un sistema educativo es ineficiente cuando no logra que los alumnos egresen de la escuela en el tiempo que deben hacerlo y permanecen en ella más años de los que normativamente deben estar: la repetición es un síntoma claro de un problema de ineficiencia. Aunque la repe- tición ha disminuido en general en los últimos 10 años en AL, el porcentaje de alumnos que repiten año en primaria es aún alto: 10.5% en

promedio en la región en 2002. Hay variaciones importantes entre países: mientras que uno de cada 40 (2.3%) alumnos de primaria repite año en Chile, uno de cada cinco (20.6%) alumnos del mismo nivel educativo repitió año en Bra- sil en 2002. La pobreza, la exclusión social, los costos de la educación y los métodos de en- señanza son algunos factores que provocan la repetición escolar en América Latina.

Según los

resultados de PISA 2003, 40% de los estudiantes de 15 años de Uruguay tienen competencias insuficientes en lectura.

En Finlandia, el porcentaje es de sólo 6%

Repetición escolar en primaria, en países seleccionados, 2002 (%)

Nota: El indicador se refiere al número de estudiantes matriculados en el mismo grado que el año anterior, como porcentaje de todos los estudiantes matriculados en primaria.

Fuentes: Banco Mundial, Indicadores Mundiales de Desarrollo, www.worldbank.org y BID, Educación, Ciencia y Tecnología en América Latina y el Caribe. Compendio Estadístico de Indicadores, 2006, Washington, D.C.

��

��

��� ��� ��� ��� ��� ��� �� �� �� �� ���

�� �� �� ��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

◗ El reto mayúsculo de la calidad educativa

La baja calidad de la educación es un pro- blema endémico en América Latina. Incluso los países de la región que participaron y ob- tuvieron los mejores resultados en el Progra- ma para la Evaluación Internacional de Estu-

diantes (PISA) en 2003 (Uruguay y México), de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), se encuen- tran muy por debajo de los países con los re- sultados más altos (Finlandia y Corea).

Porcentaje de estudiantes por niveles de desempeño en lectura, en países seleccionados, (PISA 2003)

Notas: El PISA mide qué tan preparados están los estudiantes de 15 años de edad para utilizar las habilidades y conocimientos adquiridos en su educación. El nivel 1 o inferior se considera de competencias insuficientes; los niveles 2 y 3, de competencias suficientes, y los niveles 4 y 5 se consideran de competencias elevadas. Los porcentajes pueden no sumar cien debido al redondeo.

Fuente: BID, Educación, Ciencia y Tecnología en América Latina y el Caribe. Compendio Estadístico de Indicadores, 2006, Washington, D.C.

��

��

��� ��� ��� ��� ��� ��� �� �� �� �� �� ���

�� �� �� ��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

���

��

��

��

���

��

��

��

���

��

��

��

���

20.6

0 5 10 15 20 25

Brasil AL Argentina México Chile India Finlandia China

10.5 5.9

5.7 2.3

3.7 0.5

0.3

Brasil México Uruguay Estados Unidos OCDE Corea Finlandia

50 52

40

19 19

6 6

25 28 24 23 23 17 15

17 16 20

28 29 33 32

6 4

11 21

21 31 33 5

9 8

12 15 2

Nivel 2 Nivel 3 Nivel 4 Nivel 5

Nivel 1 o inferior

��

��

��� ��� ��� ��� ��� ��� �� �� �� �� ���

�� �� �� ��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

indicador agosto.indd 3 7/20/06 1:42:47 PM

(4)

INDICADORES

FUNDACIÓN ESTE PAÍS

��

��

��� ��� ��� ��� ��� ��� �� �� �� �� �� ���

�� �� �� ��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

E S T E P A Í S 1 8 5 62 A G O S T O 2 0 0 6

La ciencia y la tecnología son la estructura que permite y fomenta el desarrollo de la capacidad de innovación, esencial para la competitividad y el crecimiento bajo el modelo de la economía del conocimiento. América Latina muestra un gran rezago respecto de los países más avanzados tecnológicamente en medi- ciones clave de innovación y capacidad instalada en ciencia y tecnología.

A este respecto, es común escuchar de la “brecha digital” como un problema que separa a unos países de otros en el acceso a las tecnologías de información y comunicación (telefonía, computadoras e Internet), pero el rezago en investi- gación y desarrollo (IyD) es otra brecha tecnológica que requiere de igual aten- ción. A continuación se ofrece información de dos indicadores que dan cuenta de la brecha que separa a AL de otros países en IyD.

Nota: El indicador se refiere al total de investigadores por cada 1,000 personas económicamente activas. Los investigadores incluyen a los profesionales que trabajan en la investigación militar y civil en el gobierno, las universidades, los institutos de investigación y en el sector privado. En Corea, las cifras excluyen las ciencias sociales y humanidades. En Estados Unidos, la cifra de 2002 es estimada. En Argentina, no hay datos disponibles para 1995. En el caso de Brasil, las cifras están subestimadas.

Fuentes: BID, Educación, Ciencia y Tecnología en América Latina y el Caribe. Compendio Estadístico de Indicadores, 2006, Washington, D.C., y Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), OECD Factbook 2006: Economic, Environmental and Social Statistics, Science and Technology, Researchers, www.oecd.org

En América Latina, el total de investigadores por cada mil trabajadores aumentó 9%

entre 1995 y 2002, mientras que entre los países de la OCDE el aumento fue de 17%

Total de investigadores por cada 1,000 trabajadores, en países seleccionados, 1995 y 2002

Investigadores: corazón de la investigación y el desarrollo

Los investigadores, profesionales que parti- cipan en la creación de nuevo conocimiento, productos, procesos, métodos y sistemas, y quienes están directamente involucrados en la administración de proyectos, son el elemento central del sistema de IyD.

La cantidad de investigadores que hay en Amé- rica Latina es significativamente inferior a la de otros países. Argentina, país de la región con la mayor cantidad de investigadores en rela- ción con su fuerza laboral (1.6 investigadores

por cada mil trabajadores, en 2002), tiene 10 veces menos investigadores que Finlandia, país ubicado en el primer lugar en el índice de eco- nomía del conocimiento del Banco Mundial.2 Mientras que el aumento de investigadores ha sido marginal entre 1995 y 2002 en AL (de 9%), en otras regiones, como la OCDE, el aumento fue muy superior (17%), lo que ha ocasionado un incremento de la brecha entre AL y el resto del mundo en el número de investigadores en proporción a la fuerza laboral.

��

��

��� ��� ��� ��� ��� ��� �� �� �� �� �� ���

�� �� �� ��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

��� El rezago en investigación y desarrollo:

la otra brecha

18 16 14 12 10 8 6 4 2 0

América México Brasil Chile Argentina China Corea OCDE Estados Finlandia

Latina Unidos

0.63 0.58 0.7 0.5 0.9 0.8 1.2

0.9

1.6 1.1 0.8

6.4

4.9

8.3

7

9.6

8.1 8.2

2002 1995 16.4

indicador agosto.indd 4 7/20/06 1:42:49 PM

(5)

E S T E P A Í S 1 8 5 63 A G O S T O 2 0 0 6

Gasto en investigación y desarrollo

El gasto en investigación y desarrollo (IyD) es un indicador de los esfuerzos del gobierno y el sector privado para obtener ventajas compara- tivas en ciencia y tecnología, que pueden redun- dar en beneficios económicos. La investigación y el desarrollo comprenden el trabajo creativo que se realiza de forma sistemática con el pro- pósito de incrementar el conocimiento existente y su utilización. La IyD cubre tres actividades:

investigación básica, investigación aplicada y desarrollo experimental.3

Con la excepción de México, Brasil y Trinidad y Tobago, donde el gasto en IyD como porcen- taje del Producto Interno Bruto (PIB) aumentó entre 1995 y 2002, en el resto de los países de AL dicho gasto ha disminuido o se ha man-

tenido en niveles similares entre ambos años.

Dos casos son notables: Venezuela y Bolivia disminuyeron su gasto en IyD en casi 40% y 30%, respectivamente.4 En contraste, en China, el gasto en IyD aumentó al doble en el mismo periodo y en Finlandia el aumento fue de 50%.

El gasto en IyD de los países de AL para los que hay información disponible, pasó de 9.5 a 11 mil millones de dólares entre 1995 y 2002. Este total es menor que la inversión de Corea en IyD (12 mil millones de dólares) en 2003. Tres países de AL concentran más del 70% del gasto en investigación y desarrollo.

Brasil es el país que más invierte, con 42%, seguido por Argentina y México, con 20% y 11%, respectivamente.5

Tres países concentran la inversión en investigación y desarrollo

en América Latina:

Brasil (42%), Argentina (20%), y México (11%)

Nota: En Corea, se excluyen las ciencias sociales y las humanidades. En Estados Unidos, se excluye el gasto de capital y la investigación y desarrollo de los gobiernos estatales y locales. En Argentina, no hay datos disponibles para 1995.

Fuentes: BID, Educación, Ciencia y Tecnología en América Latina y el Caribe. Compendio Estadístico de Indicadores, 2006, Washington, D.C., y OCDE, OECD Factbook 2006: Economic, Environmental and Social Statistics, Science and Technology, Researchers, www.oecd.org

Gasto en investigación y desarrollo como porcentaje del PIB, en países seleccionados, 1995 y 2002

��� ��� ��� ��� ��� ��� �� �� �� �� �� ���

�� �� �� ��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

4

3

2

1

0 Argentina México América Chile Brasil China OCDE Corea Estados Finlandia

Latina Unidos

0.4 0.4 0.3 0.570.59 0.7

0.6

0.9 0.9 1.2

0.6

2.2 2.1

2.5 2.4

2.6 2.5 2.3

3.4

��� ��� ��� ��� ��� ��� �� �� �� �� �� ���

�� �� �� ��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

2002 1995

indicador agosto.indd 5 7/20/06 1:42:50 PM

(6)

INDICADORES

FUNDACIÓN ESTE PAÍS

E S T E P A Í S 1 8 5 64 A G O S T O 2 0 0 6 Notas

1 BID, Educación, Ciencia y Tecnología en América Latina y el Caribe. Compendio Estadístico de Indicadores, 2006, Washington, D.C.

2 Dahlman, C., et al., Finland as a Knowledge Economy, 2005, Banco Mundial. 3 La investigación básica es trabajo experimental o teórico original realizado principalmente para adquirir nuevo conocimiento sobre los fundamentos de fenómenos y hechos obser- vables, sin aplicación particular o uso inmediatos. La investigación aplicada también es trabajo original orientado a adquirir nuevo conocimiento, pero se enfoca a objetivos prácticos específicos. La investigación experimental es trabajo que se sustenta en cono- cimiento ya existente, encaminada a producir nuevos materiales o productos, instrumentar nuevos procesos, sistemas y servicios o para mejorarlos. OCDE, OECD Factbook 2006: Economic, Environmental and Social Statistics, Science and Technology, Researchers, www.oecd.org 4 BID, Educación, Ciencia y Tecnología… op cit. 5 Ibid. 6 Ibid.

El proyecto cultural Este País surge con el propósito

de incorporar nuevas herramientas analíticas al estudio

de las ciencias sociales.

La Fundación Este País coordina la investigación, el análisis y la consultoría de este proyecto.

Escriba a:

info@fep.org.mx Visite nuestra página web:

www.fep.org.mx Consejo Directivo

Presidente Federico Reyes Heroles

Consejeros Rosa María Rubalcava Fernando Serrano Migallón

Director Ejecutivo Eduardo A. Bohórquez Coordinación Académica

Roberto Castellanos C.

Coordinación Administrativa Bárbara Castellanos R.

Unidad de Investigación Laura Crespo, Amanda de la Garza,

Erick Rodríguez Unidad de Comunicación

Estratégica Aldo González, Vania Montalvo, Aziyadé Uriarte, Alejandro Vázquez

Asesoría de proyectos Adriana Amezcua, Iris Montero

Este País

Tres lustros de tomarle el pulso a México

15

Tecnologías de la información y la comunicación:

hardware de la economía del conocimiento

En el modelo de la economía del conoci- miento, las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) son fundamentales ya que aumentan el acceso a la información y pueden contribuir a la disminución de su costo para los individuos y agentes econó- micos. Las TIC pueden influir en aumentar el impacto y la eficiencia de las actividades económicas y sociales.

Los indicadores de acceso a las TIC son útiles para hacer comparaciones entre países, pero ofrecen información parcial sobre el impacto

de las TIC en el desarrollo, para lo cual resulta necesario saber más sobre sus usos.

A pesar de que ha habido un progreso significativo en aumentar el acceso a las TIC en los últimos años en AL, aún existe una am- plia brecha entre los países de la región y las economías más desarrolladas. En términos generales, las dos principales barreras para el acceso a las TIC en AL son la limitada in- fraestructura en telecomunicaciones y los cos- tos relativamente altos en el acceso a dichas tecnologías para la mayoría de las personas.6

Acceso a tecnologías de la información y la comunicación

por cada 100 habitantes, en regiones seleccionadas, 2001-2004

Nota: EAAD significa "Economías Asiáticas de Alto Desempeño" e incluye a Hong Kong, Singapur, Corea y Taiwan.

Fuente: BID, Educación, Ciencia y Tecnología en América Latina y el Caribe. Compendio Estadístico de Indicadores, 2006, Washington, D.C.

��

��

��� ��� ��� ��� ��� ��� �� �� �� �� �� ��� �� �� �� ��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��� ��� ��� ��� ��� ��� �� �� �� �� �� ���

�� �� �� ��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

�� 100 ���

80 60 40 20

0 2001 2002 2003 2004

54.2 53.8 53.5 53.1

51.4 49.5 52.7 52.1

15.7 15.9 16.1 17.3

2001 2002 2003 2004

100 80 60 40 20 0

79.2 87.7 93.8 96.2

74 81 62 67.9

14.7 20 24.6 32.9

Líneas telefónicas fijas Suscriptores de telefonía móvil

��

��

��� ��� ��� ��� ��� ��� �� �� �� �� �� ���

�� �� �� ��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

100 ���

80 60 40 20 0

2001 2002 2003 2004

52.7 56.5 41.6 49.1

31.7 36.2 39.2 48.3

11.3 14.4 5.7 8.9

Usuarios de Internet

��

��

��� ��� ��� ��� ��� ��� �� �� �� �� �� ��� �� �� �� ��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

���

��

��

��

��

��� 100 80 60 40 20

0 2001 2002 2003 2004

43.4 50.5 53.9 57.5

37.7 45 33.6 36.6

5.8 6.4 6.5 8.1

Computadoras personales

EAAD OCDE América Latina

indicador agosto.indd 6 7/20/06 1:42:52 PM

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :