A Quien dice Educar

Texto completo

(1)

A QUIEN DICE EDUCAR

Informe final para obtener el título de especialista en Desarrollo Humano con énfasis en procesos afectivos y creatividad

Dalila Hernández Perico

Universidad Distrital Francisco José de Caldas

Bogotá

(2)
(3)
(4)

INDICE

Objeto ... 5

Justificación... 6

Bases Conceptuales ... 8

Dominación Simbólica y Dominación Masculina ... 8

Mecanismos de construcción de sujetos sujetados, la escuela en peligro de serlo ... 9

¿Qué es ser profesor? ... 9

¿Entonces porque juzgar a los maestros si sacrifican su vida? ... 10

Lolita ... 12

Descripción del proceso de creación ... 13

(5)

¡A quien dice Educar!

Objeto

(6)

Justificación

La escuela como institución de reproducción simbólica debe pensar-se constantemente para no servir inconscientemente a la eternización de formas de dominación. Sin embargo dentro del espacio escolar es recurrente encontrar algunos casos de dominación simbólica especialmente sobre las mujeres. Consisten en esquemas de percepción desiguales, excluyentes, abusivos y patriarcales que son cómodamente aceptados y validados en la cotidianidad, constituyéndose en la aceptación sumisa de las formas simbólicas del poder y la subordinación inconsciente de las propias victimas. Dicho aporte a la dominación simbólica dentro del sistema educativo (en un país que sumergido en la guerra, la exclusión, la pobreza, la violencia, segregado socialmente y saboteado políticamente) sólo puede reproducir la sumisión del pensamiento a través del poder de la envestidura magistral para la consecución de intereses privados o exclusivamente personales, estancando aún más el desarrollo de la nación al desvanecer los fines educativos contemporáneos con el acto. Por tanto, con la incomodidad de saber aquello ¡y más! acerca de los grandes obstáculos para el desarrollo de mi país, solo pretendo que mi pequeño aporte a través de un tema tan determinante como la Educación, pueda hacer sentir más allá de lo que escribo en una sociedad que adolece de

procesos que propician el Desarrollo Humano como libertad. Mis líneas NO pretenden

referirse al injusto pago de maestros, a las políticas educativas de turno, a Fecode, las ministras, el decano, los padres, rectoría, el viento, la marea…tampoco al trasnochado enfoque en contenidos, a la evaluación como medición, ni mucho menos a la confusión aún reinante entre didáctica y método ó entre educación y pedagogía, porque son cuestiones tangibles y solo es necesario querer actuar sobre ellas, cosa diferente es luchar contra aquello que difícilmente se ve y por consiguiente no hace mención pública en el profesorado (para este caso la dominación simbólica masculina silenciosa e invisible pero con efectos en el cuerpo).

(7)
(8)

Bases Conceptuales

Las bases conceptuales para la elaboración de una carta como esta, dan cuenta de una

vida que piensa, siente y desea actuar para transformar el statu quo; no solo de unas

referencias, aunque las expondré:

En primera instancia pongo como bandera mi formación académica en la Universidad Pedagógica Nacional, la cual es el centro de formación de pedagogos más grande de Colombia, en retrospectiva mis años como estudiante de jardín publico, educación básica y media (privada) sumado a los escasos pero determinantes años en mi experiencia como Licenciada.

Si de autores se trata, algunos personajes con ideas sino subversivas a su época por lo menos fuera de uso, encabezan la lista de autores que leo actualmente y con los cuales discuto mis inquietudes educativas. Vienen de todas partes y de cualquier época. Se encuentran conmigo para tal fin personajes como Virginia Woolf quien me lanza al compromiso de escribir una carta como personaje, aunque con elementos autobiográficos, Así mismo, recurro a la ayuda de Pierre Bourdieu que dedicó mucho tiempo de su vida a pensar lo invisible por no decir lo naturalmente aceptado, quién también dedica algún capitulo a Woolf. Este sociólogo se despliega en conceptos tan complejos como Habitus, capital social, capital cultural, dominación, dominación masculina entre otros más que conforman la base conceptual y orientadora de este trabajo creativo.

Dominación Simbólica y Dominación Masculina

(9)

Mecanismos de construcción de sujetos sujetados

Hace unas décadas, el mecanismo por excelencia para llenar de ideas ajenas las mentes de las personas, le pertenecía a los medios televisivos, ahora, con la llega del internet se ven multiplicados los bombardeos publicitarios y el tiempo de exposición de las mentes a esto. Lo que resulta en que, por ejemplo; la gente con características sociales similares, siempre se informa de la misma fuente y recurre casi siempre a la mismas paginas. Esto no quiere decir de ninguna manera, que el internet deba abandonarse olvidando que ha constituido uno de los mayores avances de la ciencia y la tecnología, sino que urge reflexionar sobre su uso. No obstante, se requiere que los sujetos desarrollen la libertad de pensar por si mismos, de elegir con criterio y no por imposición silenciosa. Sabemos que la escuela se ubica en un papel privilegiado, por ello no se puede descuidar cualquier mecanismo o hecho que se filtre en ella como una forma de adormecimiento o sumisión del pensamiento para fines ajenos al desarrollo como libertad.

¿Pero que otros mecanismos existen? Popularmente se dice que saber es poder y no se encuentra tan lejos de la realidad, pues en el contexto educativo el profesor tuvo que haber pasado por un proceso de estudio, acerca del crecimiento y maduración de un individuo y las diferentes etapas de desarrollo que propician ciertas actitudes y dan cuenta de la potencialidad o capacidades de una persona. Por tanto, el maestro como profesional que sabe- que sabe, no se puede permitir utilizar ese saber con fines personales (debería hacer parte de la posición ética-política de quién se llama así mismo profesor). Es así, que el saber sí se presenta como una forma de poder porque se puede ejercer en cualquier relación, para el caso, la relación maestro/estudiante con diferentes fines a la enseñanza/aprendizaje. Vemos pues, que los mecanismos de dominación no son solo las redes sociales, la televisión o la radio, sino también el conocimiento representado en un sujeto; y la escuela es un lugar de reproducción de los sistemas con sujetos poderosos en su conocimiento.

¿Qué es ser profesor?

(10)

la educación, si bien, una de esas manifestaciones de la libertad se decanta ciertamente en el suceso que tiene un sujeto de hablar por si mismo, de no ser hablado, de no ser pensado y tener la posibilidad de actuar sin estar sujetado o manipulado. Por ello, como lo pronunciará el movimiento pedagógico el rol del docente es el de ser un “trabajador (y pensador constante) de la cultura”, un “transformador social” y un gestor de cambios en búsqueda del Desarrollo Humano para la libertad, educando sujetos responsables de sí mismos que se puedan agenciar en una sociedad que les proporciona ciertas herramientas.

Ser maestro en Colombia es llevar una responsabilidad social que naufraga en la desigualdad y las políticas educativas de turno, es una ruta que conlleva al sacrificio propio en búsqueda de la justicia social y los derechos que tiene toda persona de educarse, por el amor a su labor, algunos maestros mueren sin haber hecho mella en un sistema social que fácilmente los olvida. Otros sacrifican no su vida, sino el tiempo de su vida, su propio sueldo, su salud, su prestigio y su comodidad. Que triste es darse cuenta que aún así, surgen casos en que se colabora en la sumisión del pensamiento, desde actos aparentemente aislados como propiciar y sostener una relación sentimental/sexual con una estudiante.

Ciertamente la libertad es un concepto complejo, sin embargo todos alcanzamos a intuir algunos de sus alcances. La siguiente lista, son sutilezas, de aquellas relaciones que impide el desarrollo de la libertad en cualquier sistema social:

Manipulación – Dependencia – Abuso – Dominación – Violencia – Ignorancia – Pobrezas – Ocultamiento – Idealización – Dogma – Credulidad – Obediencia – Deuda.

¿Entonces porque juzgar a los maestros si sacrifican su vida?

(11)

¿Es posible que una adolecente se enamore de su maestro sin que él haya tenido alguna intromisión en su pensamiento? ¿Es posible que ella sepa realmente que quiere? ¿es posible que el profesor crea que se enamoraron de él realmente? ¿Es posible que a causa de una relación sentimental con su maestro se afecte el proceso de desarrollo en la adolecente? ¿Si la estudiante no es adolecente, es posible que colabore en la sumisión de su pensamiento y tenga una relación sentimental con el profesor? ¿cuántos casos conocemos al respecto? ¿ si usted esta enamorada de su profesor y lo volviera a conocer por fuera del ámbito académico se enamoraría de él nuevamente? ¿Cómo podría enamorar un profesor a una estudiante, sin emplear flores, chocolates y palabras tradicionales de amor? ¿ Alguna vez a comenzado una relación sexual y/o sentimental por efecto de cuestiones académicas y/o intelectuales? ¿ Considera que si la estudiante da muestras de interés hacía el profesor, no existe falta si accede a las peticiones propuestas por la estudiante?

Acceder a los coqueteos, seducir o enamorar a una estudiante aún con su consentimiento lo considero como un acto de dominación simbólica, en tanto el profesor tiene la posibilidad de ver y no ser visto como, dado que pedagógicamente es “quien sabe que” sabe que características motiva dichas actitudes en una estudiante, que decir para que las cosas se desenvuelvan a su manera, y poder orientar el suceso, pero además, es quién ha estudiado previamente las etapas de desarrollo de los niños y los jóvenes, sabe el poder de seducción de la filosofía, la política, la matemática o la historia representada en un sujeto y por tanto, sabe lo que se encuentra en juego. Esto es lo que llamo un ejemplo más de la dominación masculina pero en la escuela. Sobre la mujer/estudiante por parte del maestro/hombre, que puede llegar a generar dependencia simbólica a través de la ejecución de actos con fines personales que afectan desde los casos particulares (que no son pocos) el desarrollo de un país, gracias a la construcción de estructuras de pensamiento dependientes en los sujetos que contribuyen a su propia dominación sin saberlo porque fueron educados para ello y son felices con su esclavitud en cualquier ámbito. Al tema ya Bourdieu hace bastantes reflexiones y explicaciones acerca de la dominación masculina a través de los sentimientos de respeto, lealtad, y admiración que es lo que una adolecente puede llegar a sentir por su maestro.

(12)

para sugerir que semejantes actos no tienen consecuencias nefastas para los sujetos y la sensación que evocan mis líneas y la inquietud que espero dejar con este informe, para que menos mujeres sean cosificadas en la lógica panóptica; el maestro ve, la estudiante no y hay que Ser maestro, no solo hacer de maestro.

Lolita

La historia de Vladimir Nabokov, en la que un profesor inicia una relación con una adolecente que es su hijastra, se replica de alguna manera, en los centros educativos de Colombia, sin causar vergüenza alguna por parte de su comunidad, por el contrario, muchas jovencitas aspiran ser lolitas y se comportan como tal, se sienten tan seductoras y controladoras de la situación, que no pueden ver su subordinación y complicidad en la dominación; son esclavas felices que no dejan de ser pequeñas mujercitas llenas de fantasías de princesas que algún día fueron vistas por sus “cualidades únicas” lo que las hace sentirse especiales y labrar la ruta de su propia ficción en medio del desconocimiento propio.

Las lolitas, símbolo sexual e historia preferida para muchos hombres en las películas porno, son la manifestación clara de la cosificación de la mujer en la escuela y la forma aparentemente romántica con la que un hombre, mediante un mecanismo de poder, como la envestidura de profesor, logra sus objetivos personales por no decir sexuales, arrebatándole la posibilidad de desarrollar un pensamiento libre dentro de su formación para dejarla desprovista de cualquier independencia simbólica.

(13)

Desnaturalizar semejante acto, contribuye a que las mujeres, conquisten el agenciamiento de su propia vida, a través, de la voz autentica de su pensamiento y la expresión manifiesta, del empoderamiento de sí mismas, con el control de su sexualidad, el cuidado de su cuerpo y el logro de una independencia tanto material como simbólica. ¡No más lolitas!

http://luna.typepad.com/weblog/2007/02/el_seor_nabokov.html

19:45 Noviembre 2 – 2015

(14)

Descripción del proceso de creación

En cuestiones académicas qué vehículo contundente puede tener mayor potencia que la palabra, sino es la palabra escrita. ¿Con que cuenta un maestro en tiempos hostiles sino es con su creatividad y portátil? Recurro a la literatura para hacer sentir más allá de lo que puedo decir y hacer pensar más allá de lo que yo misma pienso, pues la dominación simbólica es el resultado de cientos de años de trabajo que se actualiza, al ritmo de la ciencia y la tecnología.

Caos de pensamientos, sensaciones, insatisfacciones y desacuerdos culturales invaden mi cabeza al momento de escribir, nada más repugnante para una mujer que sentirse culpable de aquello que es victima. Procuro fragmentar la sensación en palabras, pensar lo que otras han pensado, Virginia Woolf por ejemplo, desentrañar la reproducción mas natural en la cultura. A continuación una descripción breve pero paso a paso del proceso de creación y la ruta construida en el proceso mismo:

Ruta seguida:

1. Delimitación del problema: La dominación simbólica en la relación maestro-

hombre/estudiante-mujer, constituye a la mujer como victima de las estructuras de percepción dominante, convirtiéndose en colaboradora de su propia dominación, asunto que requiere ser enunciado y denunciado para tocar la sensibilidad de sus propios actores frente al tema. Previo a la delimitación de este problema se ha hecho un estudio de las teorías de Pierre Bourdieu, Amartya Sen, Foucault y la literatura de Virginia Woolf entre otros.

2. ¿Qué hacer con el problema? Denunciar a través de un mecanismo que pueda

sensibilizar a la vez que denuncia.

3. ¿A través de qué denunciar el problema? ¡La literatura! ha sido una de las cómplices a

la hora de denunciar los hechos de una época. En ella convergen la creatividad y la libertad de pensamiento por tanto es la perfecta aliada.

4. ¿Tipo de literatura? Epistolar, para poder expresar ideas de un sujeto sujetado (mujer)

(15)

5. Establecer historia y tiempo más conveniente (pasado, presente, futuro) para la escritura del texto: resultado tiempo presente es mucho más impactante a la hora de leerlo aunque se habla de cosas que pasaron.

6. Escoger el remitente y el receptor: remitente es la propia victima de dominación

simbólica (mujer de 17 años) y el receptor (hombre/profesor) el dominador también victima de su propia dominación.

7. Enfrentarse a la hoja en blanco y superar su pulcritud con las ideas más relevantes

aunque metafóricas de lo masculino y lo femenino: abierto/cerrado, húmedo/seco, alto/bajo, oscuro/claro, secreto/publico, etc.

8. Buscar evocar conceptos de justicia, libertad, dominación, ingenuidad, esquemas de

percepción acerca de lo femenino y masculino, construidos desde la cuna de la cultura occidental y por lo tanto actualizados históricamente hasta llegar al presente siglo.

9. Varias veces la carta fue destruida pues no lograba concretarse su sentido y estuve a

punto de cambiar de tema.

10. Tuve que recurrir a la teoría literaria para poder iniciarla de nuevo y obtener un mejor resultado.

(16)

Resultados

(17)

Referencias Bibliográficas

Bourdieu, P, (2000), La dominación Masculina, Barcelona España, Anagrama.

Woolf, V, (1938), Tres Guineas, Barcelona España, Edición 2013 Lumen.

Sen, Amartya, (1999), Desarrollo y Libertad, Barcelona España, Planeta.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :