LA CUENTA SATÉLITE DE TURISMO (CST) DESDE UNA PERSPECTIVA HISTÓRICA: CONTRIBUCIÓN DE LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DEL TURISMO (OMT)

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

LA CUENTA SATÉLITE DE TURISMO (CST) DESDE UNA PERSPECTIVA HISTÓRICA:

CONTRIBUCIÓN DE LA

ORGANIZACIÓN MUNDIAL DEL TURISMO (OMT)

Presentación general

1. Una vez aprobado por la Comisión de Estadística de las Naciones Unidas (CENU) el diseño metodológico de la cuenta satélite de turismo (CST) en el año 2000, la comunidad internacional dispone de una nueva norma para todos los países que deseen evaluar la incidencia del turismo en su economía.

2. La Organización Mundial del Turismo (OMT) ha considerado oportuno difundir una parte del material elaborado desde 1979, fecha en la que, por primera vez, aparece acuñado, en Francia, el término “Cuenta Satélite de Turismo”. Esta recopilación se estructura en dos partes y, tanto en una como en otra, una Introducción precede a los documentos hoy ya históricos. 3. La primera parte: "The design of the methodological framework of the

Tourism Satellite Account” pretende hacer un repaso de cómo se creó la cuenta satélite de turismo en la OMT, dejando constancia de cuáles fueron los temas debatidos, del desarrollo de estos debates y de los proyectos que fueron consolidando la construcción de este marco conceptual.

4. Su intención es también mostrar la CST como un marco general para la discusión de temas que están aún abiertos a discusión. Como veremos, si bien la elaboración del proyecto de la CST se centró en algunos temas específicos, otros no se analizaron ni se desarrollaron con la misma intensidad.

5. En algunos casos, se sugerirán líneas futuras de trabajo para cubrir algunos aspectos que siguen necesitando un mayor desarrollo. Cuando la reflexión haya avanzado suficientemente y se cuente con más experiencia en un determinado aspecto del sistema, y si se cree oportuno, puede que llegue el momento de actualizar el presente marco conceptual.

(2)

6. Ambos objetivos, rememorar el pasado y estudiar las perspectivas de futuro, se presentarán simultáneamente, ya que los descubrimientos de hoy hunden sus raíces en las discusiones que tuvieron lugar antes de la aprobación de la CST y que siguen aún abiertas en la mayoría de los países que están trabajando en el tema, así como en el Comité sobre Estadísticas y Análisis Macroeconómico del Turismo de la OMT.

7. A lo largo de los cinco años que duró el proceso, se elaboraron una gran cantidad de documentos que fueron presentados tanto al Comité de Seguimiento de la OMT como a los dos Grupos de Trabajo creados. De todos ellos se han seleccionado quince (15) textos que se incluyen como Anexos a esta primera parte, aunque sólo algunos de ellos están en español.

8. La segunda parte, “La Cuenta Satélite de Turismo: pasado, presente y futuros desarrollos”, se ha diseñado con el objetivo de ilustrar los principales pasos seguidos por el desarrollo de la estadística turística desde 1979 hasta la publicación del texto oficial de la CST.

9. El documento central es relativamente corto, habiéndose optado por hacer una síntesis orientada a toda aquella persona interesada en el análisis económico del turismo y en el uso de las estadísticas, en vez de presentar una visión histórica sobre esta evolución.

10. Por lo tanto, esta segunda parte contiene cinco Anexos (*):

• Los tres primeros (Anexos 16, 17 y 18) corresponden a textos particularmente interesantes, preparados por Francia (1979), por la OMT (1983) y por Canadá (1991), y que constituyeron hitos en el proceso del diseño de la CST.

• El Anexo 19 reproduce el informe presentado por el Secretario General de la OMT, Sr. Francesco Frangialli, a las 63ª y 64ª reuniones del Consejo Ejecutivo de la OMT, en el que se destaca el carácter estratégico que para la OMT tiene la CST.

• Finalmente, el Anexo 20 incorpora un texto que merece quedar asociado al desarrollo de la “Conferencia mundial Enzo Paci sobre la evaluación de la incidencia económica del turismo” de junio de 1999. Fue presentado por la OMT a la misma y señala posibles desarrollos futuros de la CST.

11. En los casi veinte años que median entre los textos aquí recogidos hay dos fases bien diferenciadas:

- la primera, que culmina en 1993, con la aprobación, por parte de la CENU1, de un primer conjunto de elementos que permiten la

(*) Al igual que ocurre en la parte primera, no todos estos anexos están disponibles en español.

1 Recomendaciones sobre Estadísticas de Turismo, Informes Estadísticos, Serie M No. 83, Publicación de

(3)

consolidación del Sistema de Estadísticas de Turismo (SET) 2. Dicho sistema, concebido como un apartado del Sistema General de Estadísticas, se elaboró con el fin de garantizar la comparabilidad internacional de las estadísticas en el campo del turismo como actividad económica y, por ello, contiene conceptos, definiciones, clasificaciones e indicadores, en su mayoría, no monetarios.

- la segunda fase empieza en 2000 con la aprobación de la segunda Recomendación Internacional relativa a la elaboración de la CST concebida como marco unificador de la mayoría de los componentes del SET.

12. Ambas recomendaciones responden a la responsabilidad institucional de la OMT en el campo de la estadística: la formulación de normas y directrices internacionales para la comparabilidad internacional de los datos relacionados con el turismo.

13. Dado su carácter satélite, la CST comparte con el Sistema de Cuentas Nacionales los mismos conceptos, definiciones y clasificaciones. Sin embargo, dado que las primeras Recomendaciones de 1993 se diseñaron en un momento en que todavía no estaba cerrado el diseño de lo que ahora conocemos como el SNA933, no debe extrañar que en las nuevas Recomendaciones del 2000 4 fuera necesario actualizar algunos elementos de las primeras Recomendaciones para asegurar la coherencia con el Sistema de Cuentas Nacionales.

14. Las modificaciones introducidas se refieren tanto a la interpretación o definición de los conceptos incluidos en aquéllas, como a cambios en la propia cobertura del SET, para permitir la medición de los impactos económicos del turismo, en coherencia con el marco metodológico de la CST.

15. Respecto al primer grupo de modificaciones, debe destacarse el caso del concepto de “consumo del visitante” que, además del componente “gasto en efectivo del consumo final del visitante” (que representa siempre el componente más importante del consumo total del visitante o por cuenta del visitante, mientras que en las Recomendaciones de 1993 se consideraba equivalente a los términos “consumo del visitante” o “demanda turística”), incluye ahora, de manera explícita, componentes tales como “gasto de

2 Las recomendaciones anteriores, como por ejemplo, « The provisional guidelines of statistics of

international tourism », presentadas en 1978 por las Naciones Unidas, estaban enfocadas exclusivamente a las estadísticas del turismo internacional.

3 Comisión de las Comunidades Europeas, Fondo Monetario Internacional, Organización de Cooperación

y Desarrollo Económicos, Naciones Unidas y Banco Mundial, Sistema de Cuentas Nacionales, 1993 (Bruselas/Luxemburgo, Nueva York, Paris, Washington D.C., 1993).

4

- Recomendaciones sobre Estadísticas de Turismo – Informes estadísticos – Serie M No. 83 - Publicación de las Naciones Unidas Número de venta : S.94.XVII.6 - 1994

- Cuenta Satélite de Turismo : Recomendaciones sobre el marco conceptual – Publicación de las Naciones Unidas No. de venta : S.01.XVII.9 ST/ESA/STAT/SER.F/80 – Publicación conjunta : OMT-OCDE-Eurostat, 2000.

(4)

consumo turístico en especie”, “transferencias sociales turísticas en especie” y “gastos turísticos de las unidades productoras”.

Otros ejemplos de este tipo de cambios tienen su explicación en la propia práctica del trabajo estadístico en estos años (y que ha puesto en evidencia la necesidad de reinterpretación en algunos conceptos, como es el caso de los “visitantes del día (excursionistas) en tránsito”, en la mayor precisión en la definición del concepto de “consumo del visitante” asociado a las diferentes formas de turismo por la diferenciación entre el destino del viaje y el entorno en que ocurre el consumo (muy concretamente, en el caso del “turismo interno”), etc.

16. Por lo que se refiere al segundo tipo de modificaciones (las más numerosas y relevantes), debe destacarse que es consecuencia de que la CST constituye el marco unificador de la mayor parte de los elementos del SET, por lo que éstos han de ampliarse por los propios requerimientos de una cuantificación rigurosa de los impactos económicos del turismo. A modo de ejemplo, en las nuevas Recomendaciones del 2000, se han introducido cambios tan significativos como:

• la modificación y ampliación de las clasificaciones a utilizar en la estadística turística (es el caso, por ejemplo, de la incorporación de listas de productos y actividades específicas y características del turismo – basadas en la Clasificación Central de Productos (CPC) y la Clasificación Industrial Uniforme de todas las actividades económicas (CIIU), respectivamente -);

• la definición de nuevos agregados como “consumo colectivo turístico”, “empleo turístico”, “valor añadido turístico”, “formación bruta de capital fijo turística”, etc.;

• el criterio de identificación, para distintos productos o actividades, de qué proporción de su oferta se corresponde con el consumo de los visitantes;

• la inclusión de distinto tipo de “bienes duraderos de consumo turístico”, así como su correspondiente tratamiento;

• etc.

17. Con el fin de evitar al usuario el tener que hacer un ejercicio de análisis comparativo entre uno y otro conjunto de Recomendaciones, la OMT ha incluido en su sitio Web una aplicación informática (accesible en inglés, español y francés) denominada “ Referencias básicas sobre estadísticas de turismo”, donde pueden consultarse las definiciones actualizadas de los elementos básicos que configuran la estructura del SET. Coherentemente con cuanto se ha dicho, en su elaboración se ha seguido el siguiente criterio: en el caso de que el texto oficial de la CST modificase la definición de un concepto que ya figuraba en las primeras Recomendaciones de 1993, se toma la referencia más actual.

(5)

18. Además de este tipo de modificaciones a las primeras Recomendaciones, no es menos cierto que, mirando al futuro, es inevitable arbitrar un procedimiento de actualización permanente del SET que permita resolver ambigüedades que puedan producirse en su aplicación nacional y que puedan considerarse relevantes para la comunidad internacional. Dicho en otros términos, la propia experiencia estadística aconseja una actualización de los conceptos, definiciones y clasificaciones del SET al objeto de que éste siga siendo un sistema relevante.

Sin embargo, y a diferencia de aquellas modificaciones que pudieran afectar a partes importantes del SET (y que deberían, en consecuencia, incorporarse en futuras Recomendaciones), la naturaleza de este otro tipo de modificaciones sería bien diferente.

Se trataría de modificaciones de carácter editorial, rectificaciones en materia de traducción de textos, así como clarificaciones sobre algunos temas que pueden ser objeto de consenso.

Ejemplo de uno y otro tipo de modificaciones pueden ser:

- la definición operativa del concepto de “entorno habitual”,

- la clasificación de las actividades realizadas,

- la identificación del motivo principal y de los motivos secundarios,

- la identificación de aquellos visitantes que regresan a su país de referencia,

- etc.

Antes de iniciar la preparación de unas eventuales terceras Recomendaciones, la OMT entiende que, bien a petición de sus estados miembros, bien a iniciativa propia, deberá asumir su responsabilidad institucional presentado sugerencias y formulando orientaciones generales sobre éstos y otros temas que, en su momento, pudieran ser objeto de presentación ante la CENU.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :