Cámara de Diputados LXIV Legislatura Grupo Parlamentario del PRI

Texto completo

(1)

PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA AL EJECUTIVO FEDERAL, PARA QUE A TRAVÉS DE LA SECRETARÍA DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO Y LA SECRETARÍA DEL BIENESTAR, EVALÚEN LA PERTINENCIA DE IMPLEMENTAR UN PROGRAMA FEDERAL DE COMEDORES COMUNITARIOS QUE BRINDE ATENCIÓN A LA POBLACIÓN DE ESCASOS RECURSOS QUE DERIVADO DE LA CRISIS ECONÓMICA RELACIONADA CON LA PANDEMIA QUEDARÁ EXPUESTA A CONDICIONES DE INSEGURIDAD ALIMENTARIA.

Honorable Asamblea.

La diputada Dulce María Sauri Riancho y a nombre de diversos integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional en la LXIV Legislatura, con fundamento en artículo 58 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, someto a consideración del H. Congreso de la Unión, el presente punto de acuerdo con base en las siguientes:

CONSIDERACIONES

En el artículo 4° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, establece que toda persona tiene derecho a la alimentación nutritiva, suficiente y de calidad, siendo el Estado quien garantizará dicho derecho, sin embargo, la crisis alimentaría en México continúa siendo una realidad y un tema pendiente.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT), en 2018 el 44.5%de los hogares en México se identificaron con seguridad alimentaria. En

contraparte, el 22.6% de los hogares en México presentó inseguridad alimentaria

moderada y severa, el 32.9% restante inseguridad leve. Asimismo, se identificó que

el 22.2% de la población de 0 a 4 años se identifica con riesgo de sobrepeso.1

De acuerdo con el Programa Especial para las Seguridad Alimentaria, el concepto de Seguridad Alimentaria surge en la década del 70, basado en la producción y disponibilidad alimentaria a nivel global y nacional, posteriormente en los años 80, se añadió la idea del acceso, tanto económico como físico y finalmente en la década del 90 se incorpora al concepto actual la inocuidad y las preferencias culturales, y

se reafirma la Seguridad Alimentaria como un derecho humano2.

1 Secretaría de Salud, Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018, consultado el 18 de mayo de 2020 en

https://ensanut.insp.mx/encuestas/ensanut2018/doctos/informes/ensanut_2018_presentacion_resultados.pdf

(2)

Según el Instituto de Nutrición para Centroamérica y Panamá (INCAP), la Seguridad

Alimentaria Nutricional ¨es un estado en el cual todas las personas gozan, en forma

oportuna y permanente, de acceso físico, económico y social a los alimentos que necesitan, en cantidad y calidad, para su adecuado consumo y utilización biológica, garantizándoles un estado de bienestar general que coadyuve al logro de su desarrollo”.3

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura define

a la inseguridad alimentaria como la “Insuficiente ingestión de alimentos, que

puede ser transitoria (cuando ocurre en épocas de crisis), estacional o crónica (cuando sucede de continuo).4

Para el Mtro. Nuria Urquía-Fernández5, “la seguridad alimentaria y nutricional en

México presenta un panorama de grandes contrastes. Si bien la oferta de energía alimentaria disponible en México sobrepasa los requerimientos para cubrir la demanda, las fuertes deficiencias en el acceso originan un panorama heterogéneo de grandes carencias que requiere de intervenciones focalizadas en ciertos grupos de población y en ciertas regiones” y refiere que “…La erradicación de la inseguridad alimentaria requiere un rediseño de una política y estrategias orientadas a tal fin, en un proceso participativo que considere la multidimensionalidad de la seguridad alimentaria, la institucionalidad que asegure la coordinación y coherencia de las políticas sectoriales y la propuesta de los recursos indispensables”6.

Por otro lado, los Objetivos del Desarrollo Sostenible, en su meta denominada

“Hambre Cero”, establece que el sector alimentario y el sector agrícola ofrecen soluciones claves para el desarrollo y son vitales para la eliminación del hambre y la pobreza. El objetivo principal de esta meta es poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible. Considerando que el hambre y la malnutrición hacen que las personas sean menos productivas y más propensas a sufrir enfermedades, por lo que no suelen ser capaces de aumentar sus ingresos y mejorar sus medios de vida. Hay casi 800 millones de personas que padecen hambre en todo el mundo, la gran mayoría en los países en desarrollo.7

Como dato estadístico, se destaca que una de cada nueve personas en el mundo está subalimentada en la actualidad; esto es, alrededor de 815 millones de persona, la pobre nutrición causa cerca de la mitad (45 por ciento) de las muertes en los niños

menores de 5 años – 3.1 mil niños cada año.8

3Ibidem

4http://www.fao.org/in-action/pesa-centroamerica/temas/conceptos-basicos/es/ 5

http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0036-36342014000700014

6 Organización de las Naciones Unidas (ONU), Objetivos de Desarrollo Sostenible, consultado el 18 de mayo de 2020 en

https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/hunger/

7https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/wp-content/uploads/sites/3/2016/10/2_Spanish_Why_it_Matters.pdf 888 https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/hunger/

(3)

En este sentido, algunos de los objetivos de esta meta internacional son:

• Para 2030, poner fin al hambre y asegurar el acceso de todas las personas,

en particular los pobres y las personas en situaciones vulnerables, incluidos los lactantes, a una alimentación sana, nutritiva y suficiente durante todo el año y

• Poner fin a todas las formas de malnutrición, incluso logrando, a más tardar

en 2025, las metas convenidas internacionalmente sobre el retraso del crecimiento y la emaciación de los niños menores de 5 años, y abordar las necesidades de nutrición de las adolescentes, las mujeres embarazadas y lactantes y las personas de edad

Por su parte, en el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 10 “Reducción de

las desigualdades”, se establece la meta de que para el 2030 se potencie y promueva la inclusión social, económica y política de todas las personas, independientemente de su edad, sexo, discapacidad, raza, etnia, origen, religión o

situación económica u otra condición.9

Derivado de que la alimentación nutritiva, suficiente y de calidad, es una obligación del Estado mexicano y además compromiso internacional, la alimentación debe ser uno de los fines primordiales del Estado, la cual debe darse desde una perspectiva de inclusión, lo que implica enfocar la acción del Estado en garantizar el ejercicio efectivo de los derechos sociales que les permita desarrollarse plenamente como individuos, dan prioridad a aquellas personas en condición de extrema pobreza o con carencia alimentaria severa.

Aunado a lo anterior, la crisis generada por la pandémica de COVID-19, vino a agravar la situación que atraviesan las familias de escasos recursos y que destinan sus ingresos generados diariamente a la alimentación, por lo que muchos de los hogares cuyos ingresos provenían de actividades no esenciales, se encuentran en situación de inseguridad alimentaria.

Ejemplo de ello el reciente estudio del Consejo Nacional de Evaluación de la Política

de Desarrollo Social (CONEVAL) denominado “La política social en el contexto de

la pandemia por el virus SARS-Cov-2 (COVID 19) en México”10 permite analizar el

próximo escenario que enfrentará nuestro país como consecuencia del COVID 19. El documento expone que los pronósticos estiman una caída del PIB que varía entre 2 y 6 por ciento, según los trabajos realizados por instituciones internacionales, nacionales y las áreas especializadas en estudios económicos de la actividad bancaria (SHCP, OCDE, FMI, CEEY, BBVA, CITIBANAMEX, 2020) y que cerca de 9 Ídem.

(4)

700,000 personas, que antes se encontraban laborando en el sector formal, dejaran de tener seguridad social.

En dicho documento, el CONEVAL estimó los efectos potenciales que la actual coyuntura podría generar en los niveles de pobreza por ingresos de la población. Se construyeron dos escenarios, en función de la distribución del impacto entre diversos grupos de población. En el primer escenario se simula una caída generalizada en el ingreso equivalente a 5 por ciento; en el segundo, una reducción en el ingreso más pronunciada para los hogares en pobreza urbana. Los resultados permiten identificar lo siguiente11:

• En ambos escenarios, el total de personas en situación de pobreza por ingresos se incrementa, entre 7.2 y 7.9 puntos porcentuales (entre 8.9 y 9.8 millones de personas).

• El número total de personas en situación de pobreza extrema por ingresos

se incrementa entre 4.9 y 8.5 puntos porcentuales (6.1 y 10.7 millones de personas).

• Sin políticas públicas que atiendan a la población con ingreso medio la cantidad de personas en situación de pobreza por ingreso puede aumentar.

• La crisis puede cambiar las condiciones de ingresos de la población.

Se destaca en este estudio respecto a la Alimentación, que en el corto plazo se deben tomar en cuenta los recursos materiales, económicos y humanos existentes para proveer a la población insumos necesarios para contar con una alimentación nutritiva, suficiente y de calidad. Para ello, podrían adoptarse las siguientes medidas:

• Garantizar la operación del Programa de Abasto Social de Leche (LICONSA) y del Programa Abasto Rural (DICONSA).

• Fortalecer el Programa de Precios de Garantía.

• Impulsar la producción agropecuaria en el país a través del Programa Especial Concurrente para el desarrollo Rural Sustentable (PEC).

• Dar seguimiento al comportamiento del mercado para detectar a tiempo alzas injustificadas en los precios de productos a través de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO).

• Otorgar despensas a las familias de los menores que son beneficiados con la provisión de alimentos en las escuelas, en tanto las clases se encuentran suspendidas, a través, por ejemplo, del Fondo de Aportaciones Múltiples en

(5)

su componente Asistencia Social (FAM-AS). Este fondo cuenta con recursos que financian la Estrategia Integral de Asistencia Alimentaria, que contempla la entrega de despensas a la población más vulnerable (niñas, niños, mujeres embarazadas, personas con discapacidad y adultos mayores).

• Otorgar cupones para la adquisición de alimentos durante la contingencia sanitaria, como mecanismo para mejorar la seguridad alimentaria de los hogares

Lo anterior, es preocupante y debe poner en alerta a las autoridades para efecto de implementar las políticas sociales adecuadas para hacer frente a esta severa crisis, particularmente aquella relacionada con el desempleo y la alimentación de las familias mexicanas de escasos recursos.

La rápida acción del gobierno será pieza clave para contrarrestar los efectos negativos de esta crisis y por ello se requiere la implementación de políticas públicas que puedan permear e integrar de manera sencilla en la población, con una estructura probada y sobre todo de fácil implementación. Una propuesta es revisar con lupa los programas sociales de la administración pasada y rescatar aquellos que puedan perfeccionarse en beneficio de las y los mexicanos.

Un ejemplo de lo anterior, podría ser el programa de “Comedores Comunitarios” el cual la administración anterior construyo a partir del Decreto por el que se estableció el Sistema Nacional para la Cruzada contra el Hambre (SINHAMBRE) cuyo objetivo principal era mejorar las condiciones nutricionales de la población de niños y niñas de 0 a 11 años de edad, mujeres en gestación y lactantes, personas con alguna discapacidad, adultos mayores de 65 años.

Dichos comedores se crearon con el propósito de dar solución a las necesidades de alimentación de personas cuya condiciones de edad, discapacidad, pobreza extrema y de carencia alimentaria, brindando alimentos nutritivos y la transformación de hábitos alimenticios para una vida saludable. Lo anterior bajo el esquema de organización comunitaria involucrando a la población en la operación

de los comedores. 12

Como objetivos específicos consideraba cero hambre a partir de una alimentación y nutrición adecuada de las personas en pobreza multidimensional extrema y carencia de acceso a la alimentación, así como eliminar la desnutrición infantil aguda y mejorar los indicadores de peso y talla de la niñez y promover la

participación comunitaria para la erradicación del hambre13

12

https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/23774/Lineamientos_Prog_Comedores_Comunitarios.pdf

13 Secretaría del Bienestar, Lineamientos Específicos del Programa de Comedores Comunitarios, en el marco de la Cruzada contra el Hambre,

consultado el 18 de mayo de 2020 en

(6)

Dicho programa, se proyectó implementar en 405 municipios seleccionados conforme a la incidencia de pobreza extrema, por lo que significaba un gran avance en la implementación de medidas concretas en contra de la crisis alimentaria. Sin embargo, en el Presupuesto de Egresos del año 2019 se dejó de contemplar un

presupuesto para dicho programa, el cual para ese momento contaba con5 mil 565

locales y en 2018 tuvo un presupuesto de 3 mil 205 millones de pesos. Dicha medida, implicó que todos los beneficiarios regresaran a la situación en la que se encontraban antes del programa.

No escapa a nuestra atención que si bien existieron diversos cuestionamientos sobre la implementación del programa de comedores comunitarios los cuales se tienen identificados en diferentes informes de la Auditoria Superior de la

Federación14, no implica que los procedimientos y reglas de operación no puedan

ser mejorados para dar óptimos resultados.

Ejemplo de ello es la Ciudad de México que actualmente mantiene la vigencia del

Programa de Comedores Comunitarios15 el cual promueve la economía social de

todas las personas que habitan o transitan en la Ciudad de México a través de la

operación de comedores populares que proporcionan apoyos alimenticios a bajo costo para el ejercicio del derecho a la alimentación.16

Por todo lo anterior, rescatar la esencia del programa antes descrito implementando un esquema de apoyo social y comunitario para atender la crisis alimentaria que vendrá como consecuencia de la pandemia será fundamental para apoyar a las familias de escasos recursos que ante la alza del desempleo será la alimentación y la adquisiòn de productos de la canasta básica su mayor preocupación.

En vez de partir de cero, se podrían revisar y mejorar las reglas de operación, se tienen detectados los puntos frágiles para su implementación, se cuenta con resultados medibles y padrones de beneficiarios, además de que ya existen mecanismos a nivel local que permitirían una mejor implementación y coordinación entre dependencias.

Por lo anterior, es importante que el Ejecutivo Federal, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la Secretaría de Bienestar, evalúen la pertinencia de implementar un programa federal de comedores comunitarios que brinde atención a la población que como consecuencia de la crisis económica relacionada con la pandemia quedará expuesta a estar en condiciones de inseguridad alimentaria.

14

https://www.asf.gob.mx/Trans/Informes/IR2014i/Documentos/Auditorias/2014_0225_a.pdf 15 https://www.dif.cdmx.gob.mx/programas/programa/programa-comedores-populares

(7)

Por todo lo anteriormente expuesto y fundado, la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión aprueba el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.- La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta al Ejecutivo Federal, para que a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la Secretaría del Bienestar, evalúen la pertinencia de implementar un programa federal de comedores comunitarios que brinde atención a la población de escasos recursos que derivado de la crisis económica relacionada con la pandemia quedará expuesta a condiciones de inseguridad alimentaria.

Atentamente

Dip. Dulce María Sauri Riancho Dip. Rene Juárez Cisneros Dip. Mariana Rodríguez Mier y Terán Dip. Brasil Alberto Acosta Peña

Dip. Luis Eleusis Leónidas Córdova

Morán Dip. Lenin Nelson Campos Córdova Dip. Lourdes Erika Sánchez Martínez Dip. Norma Guel Saldívar

Dip. Claudia Pastor Badilla Dip. Ivonne Liliana Álvarez García Dip. Cruz Juvenal Roa Sánchez Dip. María Lucero Saldaña Pérez

(8)

Dip. Juan Ortiz Guarneros Dip. Margarita Flores Sánchez Dip. Benito Medina Herrera Dip. Ximena Puente De La Mora Dip. Juan José Canul Pérez Dip. Laura Barrera Fortoul Dip. Martha Hortencia Garay Cadena Dip. Ma. Sara Rocha Medina

Dip. Ernesto Javier Nemer Alvarez Dip. Soraya Pérez Munguía Dip. Eduardo Zarzosa Sánchez Dip. Ana Lilia Herrera Anzaldo

Dip. Enrique Ochoa Reza Dip. Frinné Azuara Yarzábal

Dado en el Salón de Sesiones del H. Congreso de la Unión a los 26 días del mes de mayo de 2020.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :